Trabajo con el inconsciente personal, imaginación activa en Sabadell

BLOG


La sombra de tu inconsciente, autoconocimiento y superación personal

La sombra de tu inconsciente. Aceptar la sombra. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

Robert Johnson en su libro “Aceptar la sombra de tu inconsciente” nos habla del Arquetipo de la sombra. Y nos cuenta una triste historia:

Nuestra sombra personal contiene una gran fuente de energía si sabemos alquimizarla, consulta en Sabadell

El agua. Arquetipo de vida, sanación y purificación

El Agua de la Vida brotaba libre y alegre a través de un pozo. Esta Agua tenía virtudes sanadoras y revitalizantes de las que se beneficiaba todo aquel que bebía de ella. Y ella, en su generosidad, se ofrecía a todo aquel que se acercara para conocerla.

Pero unos usureros pretendieron aprovecharla.
Levantaron vallas alrededor del pozo y la comercializaron.

El Agua enfadada, decidió brotar a través de otro pozo. Y así, la que manaba del pozo inicial, perdió todas sus mágicas propiedades.

Sin embargo, sucedió lo mismo con otros usureros. Y así seguió sucediendo. De este modo, el Agua de la Vida sigue apareciendo, cada vez, en lugares insospechados donde nadie pueda enriquecerse con usura de ella.

Y los pozos que va dejando, a su paso, solo ofrecen agua turbia.
Sin embargo, el Agua sigue manando en algún lugar y está lista, siempre para ser recibida.

¿Qué tiene que ver esta metáfora con nuestra psicología?

Esta historia nos habla de los intereses egocéntricos por apoderarse de un bien que pertenece a la Vida. Nuestro ego actúa de un modo parecido. Ignora algunas zonas de nuestra psique. Todo aquello que no obedezca a los intereses egocéntricos es reprimido, negado, sepultado. De tal modo, aquello que era en un principio algo natural, se vuelve turbio. Tal y como sucede en los pozos de los que ya no mana el Agua de la Vida.

La sombra de tú inconsciente y el lugar en el que brota el Agua de la Vida

Ese lugar donde podemos encontrar el Agua no está muy lejos.

Sanar nuestras heridas emocionales, consulta en Sabadell

En nuestro inconsciente el arquetipo de la sombra espera a ser descubierto

Está más cerca de lo que sospechamos, solo que… un poco escondido. Es, efectivamente, nuestro inconsciente. Y en él, Jung postuló la existencia de algo que llamó el arquetipo de la sombra. Más específicamente dejó escrito:

“La figura de la sombra personifica todo lo que el sujeto no reconoce y que, sin embargo, le fuerza una y otra vez, directa o indirectamente.”

 

¿Cómo puedes encontrar indicios del arquetipo de la sombra en tu inconsciente?

Imagina que alguien, con su conducta o actitud te exaspera en sobremanera. Aun cuando pueda parecer una persona molesta, si tu respuesta emocional es exagerada, esa es una pista.
La sombra de tu inconsciente reacciona como una herida al contacto con agua salada. ¡¡Escuece!!. Esa conducta, esa actitud está entonces en ti, en tu sombra. Esta respuesta emocional es conocida como proyección de la sombra

Puede parecer algo contradictorio aceptar nuestra parte oscura. Sin embargo, es importante aclarar que reconocer no quiere decir actuar según su dictado.

 

La luz de la sombra de tu inconsciente.

Por otra parte, aunque de esto hablaré en otro artículo, también podemos “reconocer” en otros partes maravillosas de nuestra sombra. Es importante aquí destacar que, en sí, la sombra es solamente lo que rechazamos en nosotros.

Las emociones reprimidas en el hombre y el patriarcado, consulta en Sabadell

Las cualidades negadas a la masculinidad por el patriarcado yacen en una sombra luminosa.

Por ejemplo, un hombre que (por los dictados del patriarcado) rechace en sí su sensibilidad, ternura, delicadeza… es fácil que se enamore de una mujer que manifieste estas cualidades. De hecho el enamoramiento, según la psicología analítica, es visto como una proyección de lo luminoso en otra persona.

Reconocer la propia sombra, “el tío del gimnasio”, un ejemplo.

Voy a relatar un diálogo con un cliente en consulta (por supuesto es un resumen. Cuento con su permiso y mantengo el más estricto anonimato).

El consultante acude a un gimnasio regularmente. Un día apareció en esas instalaciones un hombre que le exasperó de un modo exagerado. Así que, indagué un poco.

Este fue más o menos el diálogo que sostuvimos.

Cliente: Entonces apareció por ahí ese tío. Andando como un pavo real.
Josep: ¿Cómo crees que anda un pavo real?
C: Pues llamando la atención, contoneándose, en plan chulo.
J: Y eso te molesta
C: Sí, mucho.
J: ¿Y cómo es ese mucho en una escala del 1 al 10?
C: Pues…. (Aquí se detuvo un poco…) ¡Yo diría que un 9!
J: Un nueve por alguien que ni siquiera se metió contigo. Sólo por su forma de andar
C: Sí, pero es que (y aquí enfatizó lo que ocurría) ¡¡Iba llamando la atención!!

 

El arquetipo de la sombra filtra y distorsiona nuestra percepción de la realidad

Es curioso como el “llamar la atención” pueda molestar tanto a

La sombra de tu inconsciente. Reconocer la sombra de nuestro subconsciente para aprender a reconocer la realidad.

Aprender a reconocer la sombra para tomar conciencia de cómo distorsiona la realidad.

alguien. Pero hay algo más. “Andar contoneándose” puede ser una descripción de hechos. Sin embargo, inferir de ello que quería llamar la atención es una interpretación, algo que dedujo el cliente a partir de sus filtros personales.

Por otra parte, su radical rechazo apuntaba a algo más. Conozco al cliente y sé que es un hombre extremadamente discreto, cauteloso y reservado, así que le lancé el reto.

 

Aceptar la sombra de tu inconsciente, “llamar la atención”

J: ¿Tú nunca has querido llamar la atención?
C: Bueno… sí pero no de esa manera….
J: Y cuando lo has querido… ¿lo has hecho?
C: Pues no, creo que cada cual debe arreglar sus propios problemas.

“Cada cual debe arreglar sus propios problemas”.

Esto, por supuesto, es una creencia, y en un hombre, aunque joven, “clásico”, suele ser un indicio de que no quiere mostrar su vulnerabilidad.

Es aquí donde apareció su sombra. “Llamar la atención”, para mi cliente, equivale a “necesitar la ayuda de los demás”. A esto en PNL se le llama una equivalencia compleja . Él sólo desea llamar la atención cuando tiene algún problema entre manos, pero, por supuesto no se lo permite. Sin embargo, su deseo de compartir, de ser aliviado acaso, existe… en su sombra.

Ocupar “todo el espacio disponible”

C: Pues sí, llegó colocó su toalla en un aparato de musculación y se fue a hacer bici.
J: ¿Te molestó eso?
C: Pues ¡es evidente! (cuidado con las afirmaciones vehementes, suelen esconder algo “sombrío). ¿Qué derecho tiene a ocupar todo el espacio? (Ahora una generalización)
J: ¿Todo el espacio?
C: Bueno… ya me entiendes, si está en la bici ¿por qué tiene que ocupar con su toalla otro aparato que podría utilizar otra persona?
J: Bueno… si llega otra persona le puede decir que aparte la toalla, ¿no te parece?
C: Sí claro, ¡a mí también me gustaría! tenerlo todo a mi disposición, pero no se debe hacer eso.

Importante este párrafo. El cliente no deja de tener razón, pero…

¡Aquí no interesa la razón, interesa lo que surge!.

En primer lugar indica: “¡a mí también me gustaría…”! y es obvio y razonable que en un lugar con recursos compartidos a todos nos gustaría tenerlos a nuestra disposición en todo momento. Recordemos que reconocer la sombra no quiere decir seguir su dictado, sólo reconocerla.

Sigue con un “pero”. El pero en una frase, a efectos psicológicos, desvirtúa lo afirmado previamente (1). El “a mí también me gustaría” (la reivindicación de la sombra) queda como ninguneado al efecto de ser reconocida.

“No se debe”. Nos encontramos con lo que en terapia Gestalt denominamos un “introyecto”.Mandatos generalizados e impuestos sobre lo que se debe y no hacer. Fritz Perls, el padre de la terapia Gestalt los llamó los “Debería”.

Pero hay más…. (Por eso elegí este ejemplo). Siguió quejándose de algo de lo que en el fondo tenía razón, pero….

Aceptar la sombra de tu inconsciente para reconocer el tesoro que encierra.

Aceptar la sombra de tu inconsciente. El tesoro oculto en la sombra. Consulta en Sabadell

El tesoro oculto en la sombra.

Veremos a continuación la sinuosidad con la que se mueve la sombra. Recordemos que solamente ponemos la atención en reconocer y aceptar la sombra, no en si tiene o no razón. El siguiente fragmento descubre algo interesante aunque no evidente.

C: El “tío” estaba ahí, mirando a todo el mundo y a todo. ¡Lo estaba controlando todo! (De nuevo una interpretación. Que “mire todo” no quiere decir necesariamente que “controle todo”)
J: ¿Y qué hay de malo en que mire a todo el mundo? ¿Eso quiere decir, necesariamente que “lo controle todo”.
C: Bueno…. ¡lo parece!
J: ¿Lo parece o te lo parece a ti? (Le reto a que traslade la generalización a la asunción de su responsabilidad por su interpretación)
C: Bueno… ¡me lo parece a mí, pero eso es de mala educación! (De nuevo un introyecto).

 

El arquetipo de la sombra y nuestras potencialidades no desarrolladas.

No seguiré con toda la transcripción. En este punto destacar que es típico en una persona extrovertida estar mirando su entorno. El extrovertido dirige su atención hacia el exterior. El introvertido, al contrario, dirige su atención hacia su interior. El cliente, un típico introvertido ve a un típico extrovertido, son la cara y la cruz de una misma moneda.
Y este es un aspecto muy interesante de la sombra. La posibilidad que nos ofrece de completarnos. Así, un introvertido hará bien en intentar aprender de la actitud extrovertida y viceversa. Pero mientras no reconozca esta posibilidad y siga viendo a “los del otro extremo” como enemigos, perderá una ocasión de oro.

Aceptar el arquetipo de la sombra. ¿Para qué hacer consciente lo inconsciente?

Hacer consciente lo inconsciente libera la energía que utilizamos para reprimirlo. De igual manera, al aceptar la sombra de tu inconsciente te vuelves una persona más completa. Como dijo Jung:

“Prefiero ser un hombre completo a un hombre bueno”.

Reconocer nuestra totalidad nos da la oportunidad de elegir

Aceptar la sombra y reconciliarse con ella, consulta en Sabadell

Reconciliarse con la sombra interior

conscientemente.

En el otro extremo, las actitudes maniqueístas y moralizantes conducen, a menudo, a conductas depravadas. No hace falta ahondar demasiado en los oscuros episodios que vive actualmente la iglesia católica. Solamente como un ejemplo entre otros tantos, por supuesto.

También es cierto que con este reconocimiento no termina todo el trabajo interior. Es, no obstante, un primer paso y, a veces el más difícil. Seguiré hablando de esto en otros artículos, hasta entonces recibe un cordial saludo.

Dedicaré otro artículo a las consecuencias de no reconocer y aceptar la sombra. No obstante te invito, mientras tanto, a leer mi anterior post: Yo creo mi propia realidad… pero…¿quién soy yo?

(1) Examinemos en qué modo diferente impacta : “Hoy llueve, pero mañana hará sol” a decir “Mañana hará sol, pero hoy llueve”

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com
Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica:

Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

 

 

La sombra de tu inconsciente. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y Terrassa

El centro y el centramiento, la base del coaching generativo y la PNL de tercera generación. Consulta de coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

BLOG


Relajación y Centramiento, ¿por qué en psicoterapia y coaching?

Relajación y centramiento. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

Relajación y centramiento nos facilitan acceder a nuestros recursos y hacerlos operativos. Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

Alineación de recursos en el centramiento

Creo que toda sesión terapéutica debe empezar con una alineación de recursos para un fin. Y este alineamiento debe ser consciente y relajado.

Relajación y centramiento son dos prácticas que utilizo a menudo para casi todo tipo de terapias. Y, precisamente, para alinear recursos y capacidades. Tanto si hablamos de adicciones como el tabaquismo, ludopatía, trastornos de alimentacióncomo para la ansiedad y/o el estrés o incluso para mejorar la autoestima

En todas estas situaciones, y muchas otras, la práctica de relajación y centramiento es un excelente apoyo. Pero, sobre todo, es un punto de partida que dota de solidez y conciencia al proceso. Los motivos los expuse en el anterior artículo El centramiento, estado de relajación alerta y fuente de recursos:

Actualmente se utiliza en las más recientes modalidades de coaching y psicoterapia.

En este post incluyo, al final, una relajación y meditación guiada para cultivar el estado de relajación alerta propio del centramiento.

 

¿Cuál es la diferencia entre meditación, relajación y centramiento?

De la mano del mindfulness se actualizaron ciertas técnicas de meditación, especialmente del budismo tibetano. Posteriormente, se adaptaron a intervenciones terapéuticas.

La relajación es el estado previo necesario para la meditación. La primera se refiere al cuerpo mientras que la segunda se centra más en la mente. Un cuerpo relajado es aquel que no mantiene más que las tensiones necesarias para expresar conductas.

Una mente meditativa es una mente atenta, pero no necesariamente al continuo parloteo mental. La meditación favorece una concentración relajada, por ejemplo en la respiración. También puede concentrarse en sensaciones corporales, sentimientos o pensamientos como objeto de observación. Siempre observando, sin juzgar ni pretender cambiar.

La práctica de relajación y centramiento nos pone en contacto con el inconsciente colectivo y la Sabiduría de los Arquetipos. Josep Guasch, coaching generativo y psicoterapia transpersonal en Sabadell y Terrassa

El centro nos ayuda a conectar con la Sabiduría Universal

Relajación y meditación son prácticas que suelen realizarse en entornos especiales. El centramiento, si bien es una práctica que puede reforzarse con disciplina, es por naturaleza una práctica que se extiende al día a día.

¿Te ha pasado alguna vez, que después de una práctica de relajación, yoga, meditación… sales como nuev@? ¿Y no te ha pasado que al poco de terminar, una tontería te saca de tus casillas?

Pues bien, el centramiento lo que pretende es precisamente ser una práctica operativa en la cotidianidad. No solamente una práctica restringida a espacios y momentos alejados del día a día. También un estado meditativo, alerta y sereno que despliega inteligencia emocional en lo cotidiano

Cómo se consigue esta serenidad alineada con los recursos internos en las tareas diarias

Para ello recurrimos a diferentes elementos heredados de la PNL y la hipnosis ericksoniana. Los citaré pero desplegar una explicación de cada uno excede la intención de este artículo. De todos modos los podrás intuir en la práctica anexa al final del post.

  • En primer lugar, las experiencias de serenidad y relajación alerta son específicas, concretas. No se trata de sugestiones vagas y difusas. Son momentos que el explorador ha vivido en su día a día.
  • Las experiencias de relajación y centramiento son evocadas a través de los recuerdos sensoriales, no mediante conceptos.
  • Son vividas en posición disociado y asociado. La primera facilita la observación, la segunda la exposición.
  • La experiencia es anclada, preferentemente con anclas táctiles. Esto es así para poder traerla a momentos de dificultad.
  • Durante la práctica se configura un “puente al futuro”. Mediante este imaginario puente, se asocia lo vivido con momentos específicos de la vida cotidiana.

La triple conciencia y la búsqueda de la excelencia personal

Siguiendo el trabajo de Robert Dilts y Stephen Gilligan, dos de los actuales “gurús” de la PNL, la conciencia puede diferenciarse en tres aspectos:

  • Conciencia somática.
  • » » cognitiva.
  • » » de campo.

Cada una de estas distinciones de la conciencia puede desarrollarse en tres grados:

  • El nivel primitivo: totalidad sin autoconciencia. Es el estado típico de un bebé.
  • La percepción del ego: autoconciencia pero habiendo perdido el sentido de totalidad. Nivel del hombre medio.
  • El nivel generativo: autoconciencia diferenciada en la totalidad.

Relajación y centramiento, la aproximación a nuestra autenticidad

el self es el observador que nos transfiere información objetiva sobre nosotros. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching generativo, psicoterapia transpersonal y pnl de tercera generación en Sabadell y Terrassa

El reflejo que, de nosotros mismos, nos ofrece nuestro centro

Un primer paso es reconocer en nuestras vidas esos destellos de conciencia generativa….El segundo paso es aprender a evocarlos para traerlos a la realidad terrenal. El tercer paso… practicar a menudo.

La práctica que al final incluyo nos ayuda a conectar con nuestro centro. Hay quien le llama esencia, self, sí mismoel nombre da igual, si bien, bajo mi punto de vista, el último término es el que más se aproxima . Lo importante es tu pericia para conectar con él en tu día a día. Y para ello la práctica es imprescindible.

Invocar nuestro centro, acordarnos de nosotr@s mism@s. La práctica

Hoy anexo una primera práctica para encontrarnos a nosotr@s mism@s en ese estado de relajación y centramiento. La grabación es casera pues una grabación así en un estudio profesional supone una inversión prohibitiva.

Ah!! Y antes de empezar con la práctica un par de instrucciones. Primero identifica tres o más momentos de tu vida en los que te sentiste especialmente relajad@ y empoderad@. Deben ser tres o más momentos específicos, concretos de los que recuerdes lugar, entorno, personas. En un momento de la práctica de relajación y centramiento te voy a pedir que los evoques. En segundo lugar, en un momento de la inducción te pediré que lleves ambas manos al centro de tu pecho. Será una especie de señal que luego podrás llevar a tu día a día.

Nota para las personas muy mentales y/o críticas

Esta inducción está diseñada según los parámetros del lenguaje (llamémosle) «ericksoniano». Se trata de unos giros y expresiones gramaticales para facilitar la relajación. Por ello, es probable que algunos tiempos verbales, predicados o construcciones te llamen la atención… o no.

No busco en este caso la corrección gramatical, sólo la eficacia. Sencillamente déjate llevar. Esta práctica te llevará tan lejos hasta donde tú te dejes. Para empezar la práctica, clica en el siguiente enlace.Duración 37 minutos

Ejercicio de relajación y centramiento

 

Nota legal: El anterior audio forma parte de un trabajo más amplio debidamente registrado y amparado por derechos de autor. Queda autorizada su divulgación y/o uso terapéutico siempre y cuando se mencione explícita o implícitamente su origen. No queda autorizado su uso con fines lucrativos o de promoción de otros productos, salvo consulta previa.

 

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de Facebook

 

 

Anterior artículo relacionado: El centramiento, estado de relajación alerta y fuente de recursos

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37
Mail: jspguasch@gmail.com
Web: Formulario de contacto

 

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica:
Sí quiero recibir la News Letter

 

Relajación y centramiento. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, etc…) en Sabadell y Terrassa

La apertura a un Poder Superior puede ser especialmente útil en coaching y psicoterapia, así como en procesos de rehabilitación de adicciones y alcoholismo. Consulta en Sabadell

BLOG


Aceptación y terapia divina, oración centrante y rendición del ego.

Aceptación y terapia divina, en psicoterapia y rehabilitación adicciones. Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa.

Los dos últimos artículos los he dedicado a la teoría y praxis de la llamada terapia divina. Ver psicoterapia divina y tradicional y la oración centrante, meditación y psicología transpersonal. Finalizo con este a modo de conclusión.

Recordemos que la idea que subyace es la de abrirnos a la

Meditación y oración centrante en psicoterapia y rehabilitación de adicciones como el alcoholismo. Consulta en Sabadell

Los diferentes tipos de meditación, como la oración centrante, nos ponen en contacto con nuestra esencia.

presencia y acción de Dios. Existe, pues, una aceptación y confianza en la acción de lo Divino en nosotros, más allá de nuestras expectativas. Aceptación y terapia divina van de la mano. A continuación examinaremos las implicaciones de esta aceptación radical partiendo de los beneficios de la oración centrante.

Aceptación y terapia divina. Beneficios de la oración centrante.

Algunos de los beneficios de esta disciplina tienen que ver con los esperados en cualquier práctica meditativa, a saber:

  • Aprendemos a habitar el momento presente con mayor presencia.
  • Desarrollamos una mayor serenidad y capacidad de concentración.
  • Al aprender a escucharnos, en primer lugar, avanzamos en nuestro autoconocimiento, en segundo lugar aprendemos a escuchar a los demás.
  • Esta capacidad de escucha, sin enjuiciar ni valorar, acrecienta una actitud más compasiva y empática.

Sin embargo, los seguidores de esta disciplina remarcan otro beneficio, este sí, genuino de esta práctica.

  • Emerge una confianza en dejar que sea Dios quien gobierne nuestras vidas.

Esto es, lo más difícil de aceptar. La rendición del ego a una instancia distinta. Sin embargo esto no es nuevo, tampoco en psicología.

Carl Gustav Jung popularizó el concepto de Sí Mismo como totalidad del hombre y de la psique. Comprende no sólo lo consciente, sino también lo inconsciente tanto en su ámbito personal como en el colectivo.

Así como el ego es el centro de la consciencia, el Sí Mismo lo es de la totalidad y va, por lo tanto, más allá de los objetivos o apetencias del ego. A su vez, como centro de la psique representa la meta de la vida, el destino que permanece, en parte, agazapado a los deseos de la conciencia. Confiere, por lo tanto, dirección y sentido a nuestro devenir.

Aceptación y terapia divina. Las imágenes arquetípicas como referentes.

Además, este principio organizador y estructurante de la psique, rige la integración de los opuestos. De tal modo que los alquimiza de contradictorios a complementarios. De hecho, en la praxis terapéutica observamos a menudo esta polaridad… “una parte mía quiere (hacer esto…) y otra (hacer lo otro…)

El Sí Mismo y su función sanadora, especialmente en procesos de rehabilitación de adicciones y alcoholismo. Consulta de psicoterapia y coaching en Sabadell. Aceptación y terapia divina

El mandala como un símbolo del Sí Mismo (punto central) alrededor del cual el ego sólo puede dar vueltas para aproximarse (circumambulación)

Siendo, pues, de esta magnitud el SÍ MISMO, ¿cómo podemos, de algún modo, aprehenderlo?

Según Jung, una de las posibles respuestas está en las imágenes arquetípicas que emergen de religiones o confesiones espirituales. Estas imágenes están dotadas de la suficiente carga numinosa como para estimular y establecer un puente consciente / inconsciente.

Por supuesto, otra de las posibilidades está en alguna práctica que ayude a silenciar nuestro ego. La meditación es una de las prácticas más extendidas en este sentido. Sin embargo, la práctica de la oración centrante y la aceptación y terapia divina cumplen ambos requisitos.

Cabe destacar también que si bien la terapia divina es de orientación cristiana, su mismo creador la declara abierta a cualquier tipo de confesión. Por lo tanto ese “poder superior” puede estar referido al Dios Cristiano o a cualquier otro tipo de Deidad.

Aceptación y terapia divina en los doce pasos

Uno de los modelos con más éxito para la recuperación de alcohólicos es el de “los doce pasos”.

Este modelo (implementado por alcohólicos anónimos) nació como una forma de recuperación para adictos al alcohol. Sin embargo su influencia ha ido extendiéndose a ámbitos más amplios. Así grupos como “narcóticos anónimos”, “comedores compulsivos”, incluso “neuróticos anónimos”, trabajan también con esta metodología. También existen redes de apoyo familiar como al-anon (familias de alcohólicos) o nar-anon (familiares de drogadictos) que utilizan los doce pasos.

¿Qué similitudes tiene el programa de los doce pasos con la terapia divina?

Observemos los tres primeros pasos de este programa, literalmente dicen:

1.-Admitimos que éramos impotentes ante el alcohol y que

Los doce pasos en psicoterapia y rehabilitación de adicciones y alcoholismo. Consulta en Sabadell

Una escalera de doce peldaños, metáfora de los doce pasos en la rehabilitación del alcoholismo.

nuestras vidas se habían vuelto ingobernables.

2.-Llegamos a creer que un Poder superior a nosotros podría devolvernos el sano juicio.

3.-Resolvimos confiar nuestra voluntad y nuestra vida al cuidado de Dios, según nuestro propio entendimiento de Él.

Por supuesto de cada uno de los pasos emerge un trabajo concreto, aquí simplemente he expuesto los tres primeros enunciados pues, en su esencia, contiene el mismo espíritu que la terapia divina, a saber:

  • En primer lugar la asunción de la impotencia para gobernar nuestras vidas, tal y como quiere nuestro ego. Esto es obvio para el adicto, pero también para todos y cada uno de nosotros. Veamos, si no, las tres necesidades básicas imposibles de resolver desde niños (ver artículo psicoterapia divina y psicoterapia tradicional). Por otra parte, no faltan ejemplos de personas que, aparentemente, lo tienen todo y caen en la depresión, drogadicción o incluso suicidios. Esta insatisfacción inherente a la condición humana parece no tener un modo “convencional” de ser calmada.
  • En segundo lugar, la confianza en un Poder Superior que otorgue dirección, sentido y satisfacción a nuestras vidas. De nuevo podemos observar a este Poder Superior como un arquetipo del Si Mismo, o como una Divinidad. Incluso ambas cosas a la vez.
Vemos pues que aceptación y terapia divina van de la mano.
  • Aceptación del Presente tal y como es (encomendado a Dios o al Sí mismo).
  • Aceptar los sentimientos difíciles de sobrellevar, por supuesto sin rendirse a ellos.
  • Aceptación de que sea Lo Divino (o el propio Sí Mismo) quien se encargue de ir disolviendo estas dificultades.
  • Y mantener la conexión mediante la práctica de la oración centrante.

Con este tercer artículo finalizo mi exposición de la Terapia Divina, así como algunas de sus conexiones e implicaciones. Creo que se abre un apasionante panorama que une lo místico con lo terapéutico. Probablemente, a la luz de la psicología transpersonal se harán brillantes avances en esta línea. De momento espero haber contribuido en algo a divulgar este apasionante e innovador escenario.

Un cordial saludo,

www.josepguasch.com

Aceptación y terapia divina, en rehabilitación adicciones y psicoterapia. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta en Terrassa y Sabadell

Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

BLOG


Como es adentro es afuera… pero también como es afuera es adentro

Como es adentro es afuera, Josep Guasch, coaching y psicoterapia transpersonal en Sabadell y Terrassa.

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Como es abajo es arriba. Tal y como es adentro es afuera

Quisiera compartir en este artículo lo que, solamente, es mi opinión acerca de ciertas tendencias que observo, ya hace un tiempo, en el mundo terapéutico.

Y es que creo que se ha llevado a límites irreales el concepto de que cada cual crea su realidad. Hasta el extremo de entender todo cuanto vivimos como una masiva proyección de material interior. Algo parecido a un proyector de cine que nos hace ver, literalmente, lo que está en nuestro interior, afuera.

Sí creo que nuestra visión “contamina” con un sesgo especial lo que ya existe. Pero lo que existe es obvio, y existe por sí mismo; cosa distinta es cómo lo interpretamos, es aquí donde está nuestra proyección, no en el objeto o hecho en sí, sino en nuestra interpretación.

Por otra parte, esta visión suscribe una visión egocéntrica de la realidad ¿Olvidamos, acaso, que los otros TAMBIÉN existen y Co-Crean una realidad compartida?

Una parte de esta tendencia suscribe que las opiniones y juicios que emitimos nos revelan. Como si esto fuera el corolario de este tipo de discurso. Por otra parte, yo creo que es así. Pero… ¿acaso hay algo «malo» en ello? Sinceramente creo que no. ¿Acaso debemos pasar por alto tantas injusticias y «personajes» que habitan nuestra realidad como si fuéramos nosotros ellos?

Cosa distinta, por supuesto, son los juicios de valor (aquellos desde lo que sencillamente expresamos nuestra opinión), de los juicios moralistas (los que pretenden decir que «se debe» o no hacer.

También creo que proyectamos «fuera» gran parte de nuestras miserias. Puedo admitir en su más profunda radicalidad esta creencia (es decir TODO es pura interpretación/proyección) Pero acaso no haríamos bien en cambiar, también, «lo de fuera» para así, modificar «lo de dentro»?

Creo que hay algo básico a entender en este lío.

Como es adentro es afuera, los niveles de la realidad.

Hasta donde sabemos, la realidad es compleja y multifactorial. Y cada nivel de la realidad precisa de una intervención propia de ese nivel.

Si, por ejemplo, trabajamos en un entorno limpio, ordenado y cuidado nos sentiremos mejor. Cuando nos sentimos mejor trabajamos más a gusto. Y, por supuesto, si trabajamos más a gusto seremos más productivos. Vemos pues una evidente conexión entre distintos niveles de realidad, en este caso, entorno, estado interno, conducta y productividad.

Otro ejemplo, puedo haber desarrollado una enfermedad orgánica de origen psicosomático. Imaginemos que el corazón está dañado por un ritmo de vida estresado y poco cuidado. Si tomo conciencia y modero mi ritmo de vida habré sanado la causa original. Con suerte, todo vuelve a su sitio y se restablece la salud. Ahora bien, si el corazón está dañado sin posibilidad de remisión, haré bien en cuidar el ritmo de vida…. pero ¡sin dejar de tomar la medicación que el médico haya prescrito!. Es decir, deberé actuar en dos niveles.

Sin perjuicio de que todos los niveles de realidad puedan estar conectados, cada nivel requiere una intervención específica.

Como es adentro es afuera y la Ley de la Atracción

Coaching y psicoterapia transpersonal sabadell

La acción más pequeña es mejor que muchas buenas intenciones.

Durante un tiempo formé parte de una asociación con un marcada vocación espiritual orientada al desarrollo personal. Un día, debatiendo acerca de «El Secreto» y la «Ley de la Atracción», uno de los representantes expuso el posicionamiento grupal. El Verdadero secreto no es otro que la ACCIÓN.

De nada sirven afirmaciones bienintencionadas, decretos, oraciones, sugestiones, meditaciones, invocaciones o hasta rituales si no hay acción. Lo anterior, por supuesto, nutre la acción y la inspira, no obstante hay un nivel de la realidad que es el material. Y en el plano material, los cambios se producen maniobrando en lo físico.

Para los representantes de esta asociación si en los planos sutiles (podríamos decir el subconsciente) alimentamos cierto tipo de ideas, pero en el plano físico (material) no hacemos algo al respecto, se crea una falta de armonía que se resuelve «dejando las cosas tal y como están».

Los psicólogos académicos a esto le llaman «Disonancia Cognitiva». Es decir, una contradicción entre pensamientos, creencias, emociones y comportamientos o entre estos.

Como es adentro es afuera y la PNL

En PNL se estudian los llamados niveles neurológicos. Es una forma de entender los distintos niveles que se mueven en la experiencia subjetiva y vital de una persona. Así tenemos de lo más sutil a lo más “denso” los siguientes estratos.

  • Transpersonal – Es decir el sentimiento de formar parte de algo mayor.
  • Identidad – El concepto de ser quienes somos.
  • Valores – Aquello que es importante para cada uno de nosotros.
  • Creencias – Lo que creemos ser cierto acerca de la vida, los demás o nosotros mismos.
  • Capacidades – Nivel de habilidades y competencias internas que se manifiestan en conductas.
  • Comportamiento – Conductas observables.
  • Entorno – El “cómo”, “dónde”, “cuándo” , “con quién” aparece esa/s conducta/s.

He simplificado mucho para no extenderme, a continuación desarrollo un ejemplo. No obstante, si te interesa, puedes ampliar a través de unos artículos que escribí ya hace tiempo en el portal Saludterapia.

Veamos cómo el aforismo «como es adentro es afuera», no siempre funciona si no se cumplen unos requisitos básicos.

Como es adentro es afuera… o no. El músico que creía ser músico

Imaginemos alguien a quien le encanta la música (Nivel valores). Incluso es capaz de vivir momentos de éxtasis sublimes escuchando ciertos temas (transpersonal). Tanto es así que se identifica como músico (Identidad) y cree serlo (Creencias). Incluso asiste a multitud de conciertos para afinar su oído y sensibilizarse a diferentes estilos (entorno).

Pero ese alguien mal aprendió, en algún momento, a tocar un instrumento. Cuando piensa en ello, le invade una pereza tremenda. Claro, significa retomar la teoría, la práctica, las interminables escalas, los trabajos intermedios antes de dominar un tema completo. Es decir, en el nivel del comportamiento actúa como si no fuera músico. No desarrolla, por tanto, las habilidades necesarias (nivel capacidades) para serlo.

Esta persona será, en todo caso, un amante de la música, pero no un músico. Es decir, si lo de «afuera» (comportamiento) no interactúa en consonancia con lo de «adentro» la identificación es falsa y lo que vive es pura fantasía nunca actualizada. Nunca será un músico por mucho que alimente la ilusión de identificación. La incoherencia entre los niveles nace de su nulo compromiso en el nivel del comportamiento. Insisto, no hay decreto, oración, meditación o ritual que valga ante una contradicción como esta. Y lo que muchas personas ignoran o no quieren ver, estas contradicciones, el ser interno (subconsciente, esencia, yo superior o como le queramos llamar), las registra. En el fondo de muchas fantasías ilusas este mecanismo es palmariamente operativo.

Interpretaciones y hechos, coaching y psicoterapia Sabadell

Cuidado con las interpretaciones que hagamos de la realidad, no vaya a ser que….

 

Como es adentro es afuera… pero cuidado no olvidemos intervenir en cada plano

Creo incluso que es probable que muchas de las creencias bienintencionadas, no son más que una tapadera. Y sí, una tapadera que nos aparta del nivel en el que debe cristalizar el cambio. ¿Las razones?. Bien podría equivocarme aunque sospecho que no….

¿No será que nos quieren lavar el cerebro para que obviemos HACER para transformar REALMENTE la realidad? ¿Acaso nos quieren hacer sentir culpables por no alimentar cándidos pensamientos?. Probablemente quieran que nos dediquemos a cultivar «pensamientos positivos» en vez de hacer que las cosas ocurran en este plano. Y para que esto último ocurra, la acción es irrenunciable.

Respeto mucho el mundo de lo transpersonal y la espiritualidad. Pero soy contrario a hacer de esta experiencia una válvula de escape para no enfrentar lo que se debe hacer, aquí y ahora, en el plano material. ¿Recuerdas esa frase «al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios?»

Los cabalistas tienen un aforismo que señala precisamente en esta dirección: «No hay harina sin Torá, pero tampoco hay Torá sin harina» (1)… Así que…..

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

(1) La harina (base del pan), en este contexto se entiendo como metáfora del alimento. La Torá es el libro sagrado del judaísmo y la cábala. Es el nombre que le dan a lo que conocemos como Pentateuco, los cinco primeros libros del Antiguo Testamento.

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

Como es adentro es afuera, Josep Guasch, psicoterapia y coaching transpersonal en Terrassa y Sabadell.

Los 4 Elementos. Consulta de coaching y psicoterapia transpersonal en Sabadell

BLOG


Los 4 elementos. Arquetipos y psicoterapia transpersonal

Los 4 elementos. Josep Guasch, coaching y psicoterapia transpersonal (Terapia Gestalt, PNL, Hipnosis). Consulta en Sabadell y Terrassa.

 

Los 4 Elementos. Consulta de coaching y psicoterapia transpersonal en Sabadell

Los 4 elementos también presentes en nosotros

Los 4 elementos forman parte de uno de los grupos de arquetipos más poderosos en diferentes culturas. Estos aparecen en distintas mitologías, metáforas, leyendas y cosmogonías.

La psicoterapia transpersonal ahonda en el estudio de estos núcleos de conducta y actitud humanos.

El trabajo con la Imaginación Activa sobre estos símbolos, nos ofrece una percepción muy enriquecedora y repleta de posibilidades.

Los 4 elementos en la tradición cabalística

La Cosmogonía Cabalística nos ofrece una versión enriquecedora, una comprensión diferente acerca de la creación. Para estos sabios, el Universo fue formado por la influencia de tres Letras Madres, Alef, Mem y Shin. Alef representa el Aliento de Dios, en una escala inferior elemento Aire, Shin el Fuego, Mem el Agua. Así nació en esta tradición la metáfora de los 4 Elementos.

Simplificando, esta metáfora postula que en un principio el Agua y el Fuego mantenían su dialéctica en una irreconciliable oposición. En términos elementales podríamos definir como la estructura TesisAntítesis.

Esta oposición entre opuestos no halló una solución creativa hasta que no intervino Alef/Aire. Gracias a esta resolución el cuarto Elemento, la Tierra fue traído a manifestación. Dicho de otro modo, la resolución creativa TesisAntítesis en una Síntesis.

En realidad Alef/Aire es la esencia de la que emanan Fuego/Shin y Agua/Mem. Sin embargo estudiar esta consideración desde su inicio nos llevaría demasiado lejos para este estudio superficial. Valga decir que, en cualquier caso, Alef/Aire está siempre presente como principio operativo que es.

Los 4 Elementos y el Proceso creativo

En modo metafórico el relato nos habla de cualquier proceso creativo para generar una realidad. La tensión de los opuestos es necesaria, pero siempre y cuando estén debidamente identificados y no confundidos. Exploremos bajo el punto de vista simbólico/arquetípico una situación cotidiana.

Imaginemos que siento rabia hacia alguien (de los 4 elementos, el fuego). Sigamos imaginando que esa rabia, hacia ese alguien, tiene su origen en sentirme amenazado (subproducto del miedo, por lo tanto aspecto sombrío del agua). El origen de esta rabia no está (simbólicamente hablando) en el fuego, está en el agua.

Por desgracia hay much@s que caen en el lenguaje simplón de emoción/símbolo, sin ver «el Sol detrás del Sol». No se puede reconciliar fuego con más fuego (la firme determinación de no sentir rabia). … Sí el fuego con el agua… siempre y cuando se reconozca el agua (miedo) detrás del fuego (rabia). Pero también el aspecto creativo del agua (aceptación/ternura) con el del fuego (determinación/claridad).

Este ha sido sólo un ejemplo del resplandor en el terreno de lo cotidiano de los 4 elementos.

También la sabiduría antigua, a través de los clásicos griegos, nos habla de estos cuatro elementos. Incluso en Oriente, con algunos matices, algunas escuelas, señalan la intervención de estos principios de la Naturaleza.

Podríamos decir que tal sincronicidad, a través de culturas tan distantes en el espacio e incluso en el tiempo, obedece al gran poder evocador de estos 4 arquetipos. Son símbolos que a un nivel psíquico profundo inspiran distintas dinámicas internas que incluyen actitudes, sensaciones y conductas consensuadas implícitamente en el lenguaje cotidiano. Es “apasionado como el fuego“, o “ligero como el Aire“. O bien “tiene los pies en el suelo (Tierra)” o incluso nos relajamos en un buen baño de Agua tibia…

Los 4 Elementos en la cotidianeidad

Los 4 elementos, mundo exterior e interior. Coaching y psicoterapia transpersonal en Sabadell

Lo que creamos en el mundo exterior, es un reflejo de lo que creamos en el mundo interior.

Cada uno de los 4 elementos constela contenidos psíquicos de naturaleza similar por un proceso analógico. Así el Fuego evoca la pasión, la energía, la determinación. Enfrentada a la energía del Fuego, el Agua invoca resonancias de los primeros momentos de vida inconsciente en el líquido amniótico. La indiferenciación en el seno materno y, con ello, sentimientos de paz profunda y ausencia de límites que facilita una apertura total en la que “lo de afuera” y “lo de dentro” se unen.

Podemos hallar en esta metáfora inspiradores reflejos conductuales y actitudinales que pueden enriquecer nuestro quehacer diario, pues, tal y como, según la metáfora, el Principio Inteligente creó el Universo, podemos plantearnos nosotros un esquema similar en la creación de nuestra realidad, nuestro pequeño y particular universo.

Así la dialéctica fuego-agua nos recuerda la tensión creativa entre los hemisferios cerebrales. El izquierdo (lógico, inductivo, deductivo, lineal, digital, ordenado…). Y el derecho (creativo, musical, poético, analógico, visual, “emocional”…). Mantenernos en uno u otro de estos dos estados, sólo puede aportar unilateralidad. Y esta unilateralidad se refleja como esterilidad o bien desorden en nuestras vidas.

Armonizando los 4 Elementos

Sólo la flexibilidad y ubicuidad del Aire pueden aproximarnos a esa parte nuestra más sabia, y que puede observar esta tensión desde la distancia suficiente para balancear la actividad.

Hay un momento para cada cosa, un momento para el reposo y otro para la actividad. Un momento para SER y otro para TENER. Un momento para soñar y otro para planificar estratégicamente. Del mismo modo que en la Naturaleza al verano se le opone el invierno a través de las suaves transiciones del otoño o la primavera.

Contrabalanceando, mejorando y destilando (rectificando como decían los alquimistas) podemos manifestar en la realidad concreta y sólida nuevos proyectos, conductas y actitudes.

Todo emprendimiento empieza en un sueño, pero se materializa mediante la reflexión y planificación.

Es el camino que se plantea tanto en Coaching como en psicoterapia, Acción con Conciencia. Reflexión en la Acción. Ser para Hacer pero también descubrir nuestro Ser en el Hacer.

Piensa como un hombre de acción;
actúa como un hombre de pensamiento”.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

Anterior artículo relacionado: Lo transpersonal, espiritualidad y expansión de conciencia.
Siguiente artículo relacionado: El término medio y el darse cuenta en terapia Gestalt.

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

 

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

 

 

 

Los 4 Elementos. Consulta de psicoterapia y coaching transpersonal en Terrassa y Sabadell.

Trabajo con sueños y terapia transpersonal. Consulta en Sabadell

BLOG


Lo transpersonal, espiritualidad y expansión de conciencia.

Lo transpersonal y la expansión de la conciencia. Coaching y Psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis) en Sabadell y Terrassa.

 

<<Es un libro que habla de lo que hablan casi todos los libros. De la incapacidad que las personas tienen para escoger su propio destino>>. (El alquimista)

Lo transpersonal, ego, conciencia y espiritualidad.

Lo transpersonal vincula el mundo del ego con sistemas mayores

La psicología transpersonal se ha abierto paso recientemente como una de las modalidades de intervención más completas. No sólo tiene la capacidad de atender a los temas clásicos de la psicoterapia. También da respuesta a muchas de las preguntas del hombre moderno acerca del sentido de nuestra experiencia vital. Pero… ¿qué es la experiencia transpersonal?.

Robert Dilts asocia la experiencia transpersonal a un «despertar«. Este despertar es un aspecto renovado de la conciencia que permite percibir la realidad con una visión y sentido enriquecidos. Como experiencia de vida tiene dos componentes básicos.

  • El sentirse formar parte, desde la propia individualidad, de un sistema mayor.
  • Un sentimiento de misión, sentido y propósito de vida más allá de nuestros intereses egoicos.

Permite, pues, experimentarnos a nosotros mismos (identidad) de un modo más posibilitador. Dilts utiliza la metáfora de “salir de la caja” desde la que hasta ahora percibíamos la realidad.

Los tres niveles de lo transpersonal

El sentimiento de transpersonalidad alcanza a tres modos distintos desde el cual lo vivimos. En este artículo, y sólo a efectos de distinguir los niveles, los he diferenciado con un nombre aunque no siempre coincide con el modo en que diferentes autores los identifican. Del mismo modo, cabe indicar que, a veces, los tres niveles se entremezclan y se confunden el uno con el otro, por lo que la diferenciación es meramente teórica.

Lo transpersonal en lo cotidiano y social

El sentimiento de pertenencia a un sistema mayor. La familia de origen es el primer sistema mayor que nos acoge al llegar a la vida. Posteriormente puede ser la escuela, un grupo de compañer@s, el barrio, la ciudad en la que nacimos.

Puede ser también sentirse formar parte de un colectivo profesional, a menudo articulado por colegios profesionales y/o gremios. En el mundo laboral, la calidad del vínculo con la empresa u organización en la que se trabaja.

Otros ejemplos son las ONG que incluyen en su programa valores de altruismo y solidaridad. En otros ámbitos, el sentimiento de patriotismo; hasta donde sé, los servicios de inteligencia de cada país procuran reclutar colaboradores con un fuerte sentimiento de patriotismo. Por supuesto, esto garantiza una mayor fidelidad en el ejercicio de funciones delicadas.

Lo transpersonal en lo psicológico y anímico.

Trabajo con sueños y terapia transpersonal. Consulta en Sabadell

Sueños y terapia transpersonal

Alcanza a todas las actividades que incluyen el trabajo con el subconsciente personal. Algunos ejemplos en el ámbito de la terapia la hipnosis clásica, la hipnosis ericksoniana, las dinámicas mentales, el trabajo con el niño interior, el trabajo con los sueños, entre otros.

Como he indicado al principio, algunas de estas vivencias pueden trascender el nivel anímico para fundirse en el anterior, o incluso en el superior. Un ejemplo muy típico es el del trabajo con el niño interior que se sustenta en el núcleo familiar, pero también puede trascender lo individual para pasar al siguiente nivel, el arquetípico.

Lo transpersonal, incosciente colectivo y arquetipos.

Carl Gustav Jung definió los arquetipos como sistemas de aptitud para la acción y, al mismo tiempo, imágenes y emociones.” Se trata de posibilidades comunes a toda la humanidad. Al tratarse de contenidos inconscientes, sus manifestaciones no se presentan de un modo directo pues no son accesibles en su núcleo interno a la conciencia. Por supuesto esto no nos exime de su influencia, antes bien, puede incluso hacernos esclavos de ella si no sabemos reconocerla y, en la medida de lo posible, alquimizarla.

La idea de fondo es que todo aquello que pertenece a este imaginario colectivo de los arquetipos, tenga una manifestación creativa en el plano de la autenticidad e individualidad de cada persona.

Al no ser accesible de un modo directo para la conciencia, se manifiestan veladamente a través de las imágenes arquetípicas. Las imágenes arquetípicas forman parte de cada cultura y momento histórico. Así, por ejemplo, el arquetipo del héroe no es el mismo en la Grecia Clásica (Ulises), que para la actual cultura (Supermán, Spiderman, o según sea el caso, Martin Luther King, Gandhi …).

Estas representaciones se deslizan en los cuentos, mitos, leyendas y diferentes cosmogonías y religiones.Es aquí donde hallamos ese nexo escurridizo entre psicología y religión.

Dejaremos para otro artículo el trabajo con dos de los arquetipos más poderosos en lo transpersonal, Espíritu y Alma. Entretanto te invito a visitar este relato que ofrece resplandores (siempre, apenas vislumbres) de lo transpersonal.

Lo transpersonal; cuando el hacer también hace al Ser. Un relato.

Arquetipo del Agua. Arquetipos y psicoterapia transpersonal

El arquetipo del agua, especialmente el mar. Un símbolo poderoso.

Cuentan que una vez, dos amantes, decidieron satisfacer uno de sus sueños. Nadar hacia el horizonte hasta que apareciera una país que imaginaban mágico. Un día, sin más, iniciaron la travesía. Sumergidos, mar adentro, notaron sus cuerpos cansados, pero no podían regresar, de tal modo que decidieron seguir.

Pasado un tiempo se dieron cuenta de las múltiples formas en que podían economizar esfuerzos. También aprendieron distintos ritmos para avanzar y otros para descansar. Fue entonces cuando empezaron a disfrutar de las aguas, de sus habitantes, y, por supuesto, también a alimentarse.

Y a medida que danzaban con las corrientes marinas, sus sentidos se iban haciendo cada vez más sensibles y certeros, mientras se fundían con los atardeceres y las transformaciones del tiempo. Y así, mientras avanzaban en busca de su anhelo, también descubrieron, otras formas de amarse.

Un día, a lo lejos, avistaron el perfil difuminado de la tierra a la que se dirigían. Redoblaron sus esfuerzos contentos de llegar a su meta. Por fin, tras días incontables, sus pies se hundieron en la arena de esa costa anhelada, y cuando sus cuerpos ya estaban despidiéndose de las aguas, les visitó el Instante. Un silencio denso les habitaba y con él la Certeza.

Se miraron y entonces lo supieron:

Volvieron su mirada al mar, se dieron la mano y se adentraron en las aguas para seguir nadando, mar adentro…

Este es, para mí un relato con un fuerte contenido transpersonal, aunque algo velado.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

Anterior artículo relacionado: ¿Qué es la conciencia? El liderazgo del alma.
Siguiente artículo relacionado: Los 4 elementos. Arquetipos y transpersonalidad

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 


Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

 

 

Lo transpersonal y la expansión de conciencia, Josep Guasch, psicoterapia y coaching, Consulta en Sabadell

Metáfora y cuentos jasídicos. Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

BLOG


Cuentos jasídicos. El cielo y el infierno.

Cuentos jasídicos. El cielo y el infierno. Josep Guasch, coaching y psicoterapia. Consulta en Sabadell y Terrassa

 

Metáfora y cuentos jasídicos. Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

La metáfora unión de consciente e inconsciente.

Los cuentos y relatos se utilizan a menudo en coaching y psicoterapia. Inspiran de un modo sutil la construcción y comprensión de nuevas narrativas. Y, por supuesto, también la revisión de las ya existentes.

La metáfora accede de un modo amable y no intrusivo en los sustratos generativos del mundo interior. Como “hablando de otro” nos ilustra a menudo resonando en nosotros. Como resultado, nos sentimos más próximos a nuevas formas de sentir y actuar.

Ser iguales y diferentes es una aparente paradoja, pero no lo es tanto cuando apreciamos la diferencia entre fondo y forma. Una misma experiencia interna subjetiva puede generar diferentes conductas en diferentes personas, esto parece una obviedad. Sin embargo no nos parece tan obvio que una misma conducta, en personas distintas, pueda obedecer a distintos recorridos interiores. Y esto es así pues contaminamos la experiencia sensorial observable con nuestros contenidos conscientes o sumergidos.

Cuentos jasídicos, como en el cuento en la realidad

Esta es la Magia del cuento, sin duda quien lo escribió lo hizo desde un “fondo” pero la forma que emergió puede ser leída desde diferentes perspectivas. Una de las disciplinas espirituales más prolíficas en cuentos es el Jasidismo.

Cuentos jasídicos. Espiritualidad pragmática. Coaching y psicoterapia en Sabadell

En los cuentos jasídicos existe una sabiduría repleta de espiritualidad pragmática.

De origen judío, el Jasidismo es un movimiento vinculado a la Cábala de la que hace una lectura comprometida con la cotidianeidad y muy próxima a la psicología práctica. Curiosamente y, como prueba de su compromiso con lo cotidiano, gran parte de los jasidistas, se han manifestado abiertamente en contra del sionismo.

Los cuentos jasídicos. Metáforas de Sabiduría

Una de las formas en que transmiten su sabiduría es a través de los cuentos jasídicos. Jane C. Goldberg, en su libro “El lado oscuro del Amor” nos regala este magnífico cuento Jasídico:

“Un rabino mantuvo una conversación con el Señor acerca del Cielo y el Infierno. “Te mostraré el Infierno”, dijo el Señor, y lo condujo a una habitación en medio de la cual había una mesa redonda muy grande.

La gente sentada a su alrededor estaba hambrienta y desesperada. En medio de la mesa había un gran puchero de cocido, lo bastante como para alimentarlos a todos y que todavía sobrara. El olor del cocido era delicioso y al rabino se le hizo la boca agua. La gente sentada alrededor de la mesa sostenía cucharas con mangos muy largos.

Cada uno descubría que era posible llegar hasta el puchero para tomar una sola cucharada de cocido, pero como el mango de la cuchara era más largo que el brazo de la persona, no podía llevarse la comida a la boca. El rabino se dio cuenta de que el sufrimiento de aquellas personas era terrible.

Cielo e infierno. Egocentrismo y solidaridad. Cuentos jasídicos. Coaching y psicoterapia en Sabadell

El cuento nos relata el egocentrismo de los habitantes del infierno y la solidaridad de los del cielo, y las consecuencias.

“Y ahora te mostraré el cielo”, dijo el Señor, y entraron en otra estancia exactamente igual que la primera. Allí estaba la misma gran mesa redonda y el mismo puchero de cocido. Las personas también estaban equipadas con las mismas cucharas de mango largo, pero aquí estaban todas bien alimentadas y rollizas, reían y hablaban entre sí. Al principio, el rabino no pudo comprender. “Es muy sencillo, pero exige un poco de habilidad – dijo el Señor -. Aunque tienen el mismo problema, ellos han aprendido a alimentarse los unos a los otros“.

Cuentos jasídicos un reflejo en el coaching organizacional

Por supuesto que las metáforas tienen un lugar en la realidad. Veamos un ejemplo:

Hace un tiempo un directivo me confesó que era muy triste ver cómo la empresa en la que ejercía sus funciones, no explotaba su potencial por la perspectiva interesada, egocéntrica y de “corto plazo” de muchos de los cargos organizacionales.

Para mí no todos los refranes son ciertos, pero sí en este caso aquello de “pan para hoy, hambre para mañana.”

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Participa en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado no olvides compartirlo y puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Anterior relato: Donde confluyen los ríos – un relato de coaching transpersonal

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com
Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Cuentos jasídicos. Josep Guasch,psicoterapia y coaching (Gestalt, PNL, Hipnosis). Consulta en Terrassa y Sabadell

El niño interior del adulto. Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

BLOG


El niño interior del adulto. Objeto de transición y símbolo.

El niño interior del adulto. Consulta de Coaching y Psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis Ericksoniana…) en Sabadell y Terrassa.

Vimos en el anterior artículo Imaginación activa y niño interior. La infancia redimida cómo lo que llamamos el niño interior del adulto, sigue vivo en cada uno de nosotros.

El niño interior del adulto. Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

El niño interior del adulto, interacción y comunicación.

Vimos también la relación entre el objeto de transición (para el niño) y el símbolo para el adulto. Para el primero representaba un motivo de tranquilidad. Para el adulto un impulso hacia la integración.

Seguimos en este artículo ahondando en este proceso interno.

El niño interior del adulto y la función simbólica

Jung califica concretamente el símbolo como la mejor expresión y representación de una situación problemática. Integra en un todo algo que la consciencia aún no ha reconocido. A su vez, ensambla los diferentes aspectos de una tensión psíquica.

El símbolo resume el estado de la psique, propone una orientación para resolver el conflicto con la contribución tanto del inconsciente como del consciente. El símbolo propone una orientación porque está subordinado a los arquetipos a través del inconsciente colectivo, auténtico terreno de experiencias colectivas.

Recordemos que el símbolo es el rastro del niño interior del adulto, la evolución del objeto transicional.

Además, conviene tener presente que Para Jung, la capa más profunda del inconsciente – inconsciente colectivo – es una psique objetiva, incluso autónoma. Una de las configuraciones más poderosas del inconsciente colectivo son los arquetipos. El niño interior es uno de los arquetipos por excelencia.

Entonces, ¿cómo se desarrolla la función simbólica que permite soportar las tensiones procedentes del mundo exterior, caótico e imprevisible?

El niño interior del adulto. Fantasía y realidad

El pediatra y psicoanalista Donald W. Winnicott contribuyó, gracias a sus investigaciones relativas a la función simbólica, a la comprensión del proceso por el cual llegamos a funcionar en la realidad.

Winnicott, con sus conceptos de área y objeto transaccionales, sacó a la luz el camino que recorre el niño de un universo omnipotente e ilusorio a un universo externo imprevisible y fuente de tensiones.

El niño interior del adulto. Terapia del niño interior Sabadell

La función simbólica reparadora de la otra mitad.

Este pediatra pasaba horas observando las interacciones de los lactantes y sus madres a fin de elaborar sus teorías. Desarrolló la idea de objeto transicional para describir el desarrollo de la función simbólica.

Cuando llega al mundo, el niño no distingue entre mundo exterior y mundo interior. Hasta los seis meses, cuando tiene hambre, siente que el alimento aparece cuando él lo desea. No existe una diferenciación entre su universo externo y él.

Esta sincronización perfecta permite al niño, en un principio, percibir su «poder» sobre el mundo, al que considera un apéndice de sí mismo. Todo funciona perfectamente, hasta el día en que el niño siente hambre sin que aparezca la satisfacción.

Aparición de la conciencia mundo interior/mundo exterior

En ese momento, el niño experimenta su primera fractura. Con la frustración, empieza a construirse el niño interior del adulto. Es cuando el niño toma conciencia de la existencia de un mundo exterior diferente a su mundo interior. Siente una angustia y una tensión que se resolverán con la aparición de la función simbólica.

Objeto de transición y terapia del niño interior en Sabadell

El objeto de transición un nexo intermedio

Esta función nace cuando obtiene, como objeto transicional, un objeto (por ejemplo un osito de peluche). Este objeto pasará a integrar a un tiempo el exterior, por la realidad objetiva del objeto, y el interior, por sus cualidades afectivas tranquilizadoras.

Se trata a menudo del olor de la madre incrustado en una sábana, olor que revive recuerdos vinculados a la satisfacción de sus necesidades y reduce por tanto la tensión.

Ese objeto deviene simbólico en el sentido en que une las dos dimensiones, exterior e interior. Del mismo modo calma la tensión suscitada por la distancia entre dos mundos. El símbolo, por tanto, establece un vínculo entre dos mundos, es lo que relaciona, lo que une.

El niño interior del adulto, diferenciación y angustia de separación

Y cuando el niño reconoce que él es diferente del otro (de su madre), entonces desarrolla el lenguaje. Aparece el primer balbuceo de la experiencia simbólica. Pero es también y sobre todo en ese espacio donde desarrollará su creatividad. Esta creatividad le permitirá sobrevivir en el mundo angustioso de las diferencias.

Angustia de separación y niño interior del adulto

Angustia de separación, diferenciación y niño interior del adulto.

Es por tanto en la consciencia de la diferencia donde el ser humano se desmarca del animal. Además, donde la dimensión simbólica y creativa (por ejemplo, el lenguaje) aparece como una característica típicamente humana.

Es así, tambien, como se constituye un área llamada intermedia, a mitad de camino entre la realidad y lo imaginario. Un área que engloba el lenguaje y todo el universo simbólico. Se trata de un área de juego que nos permitirá ser creativos con la vida en lugar de sufrirla directamente.

Más tarde, esa área transicional se ampliará cuando adopte la forma de cultura, arte, religión y espiritualidad. Estas esferas simbólicas se derivan todas de procesos transicionales y son necesarias para apaciguar el eterno conflicto entre lo que se percibe objetivamente y lo que se concibe subjetivamente.

La zona intermedia y los estados internos, el espacio para generar nuestra realidad

Esta es el área intermedia mediante la cual podemos “generar nuestra realidad” los cambios internos que repercuten, directa o indirectamente en el mundo interno. Hace apenas unos años, los investigadores más académicos demostraron algo que ya se sabía empíricamente hace tiempo. Y es que la calidad de nuestros estados internos, inciden directamente en los resultados que logramos en la consecución de nuestros objetivos.

Se deduce de lo expuesto que estos cambios en los estados internos no se producen solamente por tener la certeza de que “debería hacer esto o evitar aquello”. Esta no es más que una certeza de nuestro psiquismo racional, un instrumento de nuestro consciente.

El cambio se genera en la “zona de transición”, la zona intermedia que permite una interactuación entre lo consciente y lo inconsciente. La imaginación activa, juntamente con el trabajo con el niño interior han demostrado ser poderosas metodologías para favorecer este diálogo tan necesario.

Hasta el próximo artículo recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Imaginación activa y niño interior. La infancia redimida

Participa en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado no olvides compartirlo y puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:
Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

 

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

El niño interior del adulto. Josep Guasch, psicoterapia y coaching en Terrassa y Sabadell

Mito de la media naranja y función simbólica. Coaching y psicoterapia en Sabadell

BLOG


Imaginación activa y niño interior. La infancia redimida

Imaginación activa y niño interior. Consulta de Coaching y Psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis Ericksoniana…) en Sabadell y Terrassa.

 

Imaginación activa y niño interior. Coaching y psicoterapia Sabadell

El trabajo con la imaginación activa y el niño interior en coaching y psicoterapia.

Un concepto y trabajo habitual en coaching y psicoterapia, es la terapia del niño interior para salvar la fractura que vivimos en nuestro mundo emocional, especialmente cuando este sufre de apegos, dependencias y adicciones de todo tipo.

A menudo los psicoterapeutas y coaches proponemos el trabajo con la imaginación activa (sueños, fantasías, cuentos, teatro, arcilla…). Es especialmente útil para alcanzar una mayor coherencia entre nuestro niño interior y nuestra parte adulta. Esta relación suele sufrir una ruptura a consecuencia de los mandatos sociales de todo tipo. Al ser introyectados, se manifiestan a través de todos los “debería” y mensajes de auto-reproche y culpabilización.

IMAGINACIÓN ACTIVA Y NIÑO INTERIOR. EL TRABAJO CREATIVO

Este trabajo creativo, es recibido ocasionalmente, de un modo incrédulo por los clientes. Acostumbrados como estamos al continuo cuestionamiento conceptual, las preguntas basadas en el ¿por qué..? de todo cuanto acontece a través del tamiz de la racionalidad, olvidamos dimensiones de la experiencia vital que se apoyan en otras funciones de nuestro psiquismo como el sentir, la imaginación, la percepción sutil, la propiocepción etc.

Por supuesto es lícita y aconsejable esta búsqueda siempre y cuando no contamine la vivencia en toda su dimensión. Es, en este sentido, famosa la frase: “primero vivir, después filosofar”.

Afortunadamente, existe una explicación al “¿por qué funciona el trabajo con la imaginación?”. El texto del analista Jean François Vezina que adjunto, desarrolla el concepto del objeto transicional en el niño. Se trata del antecedente de la función simbólica en el adulto para salvar la añorada e intuida fusión con la unidad original.

Unidad a la que de adultos hemos de volver desde nuestra individualidad, – no desde el estado de indeferenciación del niño – para aportar al universo una nueva re-creación, una narrativa personal y universal; este es, en mi opinión, el recorrido auténtico y real de nuestra experiencia vital.

Leedlo y… ¡disfrutadlo!:

IMAGINACIÓN ACTIVA Y NIÑO INTERIOR. EN BUSCA DE LA MITAD PERDIDA

“Hemos mencionado los símbolos presentados por el Sí mismo, pero ¿qué es un símbolo? Etimológicamente, el símbolo se asocia al symbolon, una pieza de arcilla separada y luego vuelta a unir en la mitología griega. En su origen el symbolon era una moneda cortada en dos cuyas mitades encajaban perfectamente: Dos personas conservan una mitad cada una, dos huéspedes, el acreedor y el deudor, dos peregrinos, dos seres que van a separarse por mucho tiempo… Al unir las dos partes, reconocerá más tarde sus lazos de hospitalidad, sus deudas, su amistad.»

El objeto transicional retrotrae al bebé a la fusión con la madre (la unidad original). En este sentido le trae seguridad, calma y confianza, especialmente al dormir. Puede tratarse del chupete, un muñeco, o incluso un objeto impregnado del olor de la madre.

En este sentido, el objeto transicional es un símbolo que le ayuda en su proceso de maduración, pero en el fondo siempre quedan remanentes de esta necesidad en el adulto.

Objeto transicional y niño interior, símbolo y adulto

De la misma manera que el bebé es a su objeto transicional, es el adulto al símbolo. A ello (a esa añoranza) se suma un trayecto de vida adulta.

Nos pasamos la vida buscando nuestra mitad perdida, es decir, tratando de volvernos a unir a través del símbolo. Intentando llenar ese vacío inicial y encontrar en el mundo esa pieza que falta, como una búsqueda de sentido. Hay varias maneras de llenar ese vacío y dar sentido a la vida: el trabajo, la relación con el otro, el arte, el deporte, la religión, la espiritualidad, el ocio.

Mito de la media naranja y función simbólica. Coaching y psicoterapia en Sabadell

El mito de la media naranja y la función simbólica.

Una de las formas más equívocas es el mito del amor romántico de la media naranja

La función simbólica es lo que nos permite soportar la realidad angustiosa del mundo. Aunque el símbolo nos trae veladamente una reminiscencia inconsciente, también nos pone en contacto con lo desconocido, con el vacío, y siempre surge de una tensión y se manifiesta para estimular nuestra creatividad, para abrirnos a lo desconocido a fin de aflojar la tensión.

Aunque lo relatado en el párrafo final pudiera parecer contradictorio, no es así si tenemos en cuenta los dos niveles distintos en que transcurren estas dinámicas. Así existe una inercia hacia lo conocido por parte de nuestro consciente, como una excitación hacia lo desconocido (para nuestro consciente), pero conocido y/o añorado por nuestro inconsciente.

Concluyendo, se trata de hacer consciente lo inconsciente para alquimizar ambas energías.El trabajo con la imaginación activa y niño interior permite unificar ambas dinámicas vitales.

¿Por qué y cómo funciona la función simbólica en el trabajo con la imaginación activa y niño interior? Es algo que veremos en el próximo artículo. Hasta entonces, un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Participa en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado no olvides compartirlo y puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

Anterior artículo relacionado: El análisis transaccional (II). Guión de Vida. El niño interior, el padre y el adulto.

Siguiente artículo relacionado: El niño interior del adulto. Objeto de transición y símbolo

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com

 

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Imaginación activa y niño interior. Josep Guasch, coaching y psicoterapia. Consulta en Terrassa y Sabadell

El perdón- Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

BLOG


El perdón y las posiciones perceptivas.

Perdón y posiciones perceptivas en PNL. Coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

 

El perdón- Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

El perdón, un movimiento anímico terapéutico esencial

El perdón es el agua con la que exterminamos los incendios del alma.”

Esta frase de autor desconocido nos habla sobre el valor terapéutico del perdón, no sólo en las relaciones entre personas, sino incluso en las relaciones con uno mismo.

Pero..

  • ¿Quién es merecedor de perdón?
  • ¿Qué tiene que ver el perdón con las posiciones perceptivas?
  • ¿Cómo se puede otorgar a alguien el perdón?

Para ver cómo se relaciona, con las posiciones perceptivas de la PNL, para empezar hagámoslo con un cuento.

El Perdón del Rey

Cuentan que hace no mucho tiempo, y en algún lugar, no muy lejano, la autoridad llevó ante un juez un tendero indignado y un miserable indigente. El tendero se quejaba de que el mendigo le había robado arroz y 5 manzanas de su tienda.

– <<¿De qué se acusa a este hombre?>> Preguntó, en primer lugar, el juez

– <<De robar dos onzas de arroz y cinco manzanas>> respondió el tendero.

La gente del pueblo empezó a abuchear al tendero que era conocido por su usura y codicia.

-<<¿Es eso cierto?>> Preguntó, acto seguido, el juez al mendigo

-<<Sí, así es, pero paso hambre y no tengo cobijo ni qué comer>>

– <<¿Sabes cuál es la pena por robar?>> Preguntó el juez

El pobre indigente bajó la cabeza, todo el mundo lo sabía, a los ladrones se les cortaban las manos.

– <<Sí lo sé, pero poneos en mi lugar, ¿no habéis nunca temido por vuestra vida?>> y siguió, <<suplico vuestro perdón>> dijo dirigiéndose al tendero.

El tendero miró a otro lado con cara de indignación y desprecio, el pueblo vociferó a favor del pobre indigente, el juez quedó pensativo… pero prisionero de las leyes.

Aquel debate judicial duró un tiempo, hubo una gran movilización del pueblo a favor del perdón del mendigo, pero el tendero reclamaba el castigo, el juez (aún reconociendo lo injusto en ese caso) se amparaba en la ley (que debía ser igual para todos).

Cuando el juez abdica ante el rey

El símbolo de una corona, símbolo de altura de miras, y de la cuarta posición perceptiva de la PNL

Las coronas de la realeza, se sitúan en la cabeza, lo que (debería) simboliza(r) altura de miras.

Pero como la gente del pueblo amenazaba con revueltas importantes, el juez creyó oportuno llevar el asunto ante el rey.

El rey, después de examinar los antecedentes resolvió:

<<Cierto es, pobre hombre, que, en primer lugar, has desobedecido a la ley, y que esta es necesaria para la justa convivencia de los ciudadanos; pero también que esa desobediencia lo era en nombre de algo superior, la vida.>> Y siguió…

<<Y ¿qué sería de un pueblo que fuera incapaz de ser clemente con aquellos que lo merecen?>> Y concluyó…

<<Por lo que decido el perdón para el preso y la restitución de los bienes al tendero con cargo al erario público>>

Así resolvió el rey esta situación.

El Perdón y las posiciones perceptivas de la PNL

Este es un cuento de “final feliz” y predecible, pero lo he elegido expresamente para ilustrar con un ejemplo el alcance real y práctico de las posiciones perceptivas y la empatía, además de otros aspectos, tal y como ya indiqué en el anterior artículo sobre este tema.

La cuarta posición perceptiva de la PNL, visión holista. Coaching y PNL en Sabadell

La visión holística de la cuarta posición. perceptiva

Así, podemos ver la inamovible postura de primera posición en el tendero, que simplemente se mueve por sus intereses; el pueblo, sin embargo, al empatizar con las causas que llevaron al mendigo a robar, lo hacía en segunda posición, la posición básica de la empatía.

El mendigo, reclama para sí la segunda posición al juez “poneos en mi lugar”, sin embargo el juez queda trabado en la tercera posición, la de la imparcial (y ciega) ley.

En el anterior artículo, al referirme a la cuarta posición, escribí algo así como la cuarta posición requiere una visión holística, desde la que la experiencia de ser todo el sistema es básica; el bien común debe predominar en esta visión, que la diferencia de la tercera posición que es básicamente aséptica, ciega como se dice de la justicia.

Esto queda reflejado en las palabras del rey, pues en palabras de Robert McDonald, la clemencia es el <<quebrantamiento de las reglas al servicio del corazón>>. Concluyendo:

¿Quién merece ser perdonado?

Si te interesa ampliar algo más sobre el perdón, existe un libro fantástico sobre este tema (aunque también sobre muchos más. La Ley del Espejo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!:
Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica:

– Sí quiero recibir la News Letter

Anterior artículo relacionado: Las posiciones perceptivas de la PNL y la empatía

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el siguiente resumen .

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

 

 

El perdón, las posiciones perceptivas y la programación neurolingüística. Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Terrassa y Sabadell

En coaching y psicoterapia, el río está asociado a múltiples significados

BLOG


Donde confluyen los Ríos – un relato de coaching transpersonal

Consulta de Coaching y Psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis Ericksoniana…) en Terrassa y Sabadell.

Cuentos y relatos, coaching y psicoterapia – Introducción

Desde diferentes líneas terapéuticas como el coaching, pnl, gestalt terapia y, especialmente, la hipnosis ericksoniana, se ha incidido en la importancia del cuento para acceder, sutilmente, a zonas remotas de nuestro psiquismo; de este modo se las hace más receptivas a la transformación.

A continuación comparto un relato, expresamente simbólico y ambiguo… me gustaría escuchar vuestras resonancias

El Cuento

El símbolo de la tierra, presente en los relatos de coaching y psicoterapia

Un lugar mágico, desde el que parten muchas posibillidades.

Confluir…. Una bellísima palabra…. Un Fluir con….
Sintonía…. La unión de dos tonos…. La igualdad de dos frecuencias… acaso de dos almas…. unidas por un espíritu que despierta en modo distinto (alma) en un cuerpo diferente, (sistema nervioso)

El fluir de los cuatro ríos

A veces, imagino cuatro ríos que parten de un lugar mágico y transcurren por cauces distintos, cuatro ríos que, como todos, van a confluir al mar…

– Uno lleva agua de terrenos fangosos, terrenos húmedos.
– Otro lleva agua de terrenos áridos visitados por el fuego del sol.
– El otro lleva agua de terrenos ventosos, esas pocas tierras ligeras que pueden ser transportadas grácilmente por el aire.
– Y hay uno que lleva agua de tierras majestuosas, de planicies eternas y silenciosas.

– Uno lleva briznas de hierba verde y hojas frescas.
– El otro, motas de arena fogosa, visitadas por la aridez, ligera y esencial.
– Uno transporta miles de cosas divertidas y ligeras, que sólo el aire puede mover.
– El otro, minerales secretos que únicamente la tierra conoce.

Los cuatro ríos transcurren por cauces distintos, y no saben que saben que están hechos de lo mismo que otros ríos que no saben que son…también… lo mismo. Pero, sobre todo, siguen sus recorridos, sin saber que saben lo que saben…

Se dirigen…

En coaching y psicoterapia, el río está asociado a múltiples significados

El río es un símbolo asociado a multitud de significados, colectivos… e individuales.

…desde horizontes boreales, a extensiones meridionales, y sus senderos transcurren paralelos…. aunque a veces…, ¡¡se entrecruzan!!, y en ello empezaron, hace tiempo, a sospechar la existencia, los unos, de los otros…cada uno, escuchando, a veces, como un rumor, de sus otros tres compañeros….

…y a medida que escuchaban más y mejor el murmullo de los otros tres secretos viajeros, empezaron a darse cuenta, al principio, de un susurro… de otros cuatro ríos…. Parecían venir de Oriente…. Dirigiéndose hacia Occidente….

Y no sabían, si bien habían de saber, (que ahora sí saben) que todos iban a encontrarse, en la medida en que se reconocían, desde sus tierras distintas, en las mismas aguas hacia donde iban… en las mismas aguas que ahora ya conocen.

Los cuentos y sus resonancias en procesos de coaching

¿Qué es lo que, en común, busca el ser humano? ¿Qué es ese agua que todos transportamos?

Creo que alguna vez, escuché hablar de las aguas del espíritu…. Y … ¿tendrá eso que ver con significado, sentido, dimensión, profundidad….?

Y… de la misma manera, quizás podamos reconocerlo en el hecho de procurar sentirnos bien…. Pero, probablemente, eso sea solo la apariencia.

Y en ese sentirme bien, puedo, como cualquiera de esos cuatro ríos, transportar miles de cosas distintas, pero cada uno de ellos lleva solo una cosa esencial y la misma…. El Agua de la Vida.

Y como esos cuatro ríos, empiezo a darme cuenta que la distancia que me separa de mí, es la misma que me separa de ti. Cuando tengo presente que mis 4 ríos, y los 4 de cada persona, están hechos de la misma agua y fluyen hacia el mar….

Y a ti,…. ¿qué te sugiere este cuento?

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?
¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica:

– Sí quiero recibir la News Letter

 

Anterior relato: El hombre de las siete máscaras. Visión de Terapia Gestalt
Siguiente relato: Cuentos jasídicos. El cielo y el infierno

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el siguiente resumen.

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de Facebook

 

Donde confluyen los ríos. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y Terrassa

Efecto psicoterapéutico de los cuentos y metáforas en psicoterapia Gestalt, Coaching y PNL, consulta en Sabadell

BLOG


Gestalt, cuentos, relatos y metáforas. El hombre de las siete máscaras.

Consulta de Coaching y Psicoterapia (Gestalt-terapia, PNL, Hipnosis Ericksoniana, Análisis Transaccional…) en Sabadell y Terrassa.

 

Las siete máscaras. La visión de la terapia gestalt del cuento.

Las siete máscaras

Los cuentos y relatos se utilizan a menudo como un modo de acceder a zonas del subonconsciente que, de otro modo, son de difícil acceso.

Entre las modalidades terapéuticas más habituales que utilizan esta narrativa se encuentran el Coaching, la Psicoterapia Gestalt y la PNL

Este cuento corto, titulado «el hombre de las siete máscaras«, nos habla en forma simbólica sobre la diferencia entre el llamado yo social, y el tesoro que se esconde en la sombra. Traer a nuestro darnos cuenta estas zonas olvidadas, forma parte de la praxis de la psicoterapia en general. Y de la gestalt terapia en particular.

Cuentos y Gestalt. El hombre de las siete máscaras

Cuentan que en un tiempo y lugar inciertos, vivía un hombre que creía ser feliz con sus siete máscaras. Una máscara para cada uno de los siete días de la semana.

Cada mañana, cuando salía a trabajar, cubría y (creía que) protegía su rostro con una máscara. Al regresar a casa, descubría su rostro antes de acostarse. Era tal su convicción que ni siquiera sabía por qué lo hacía, incluso para cada día festivo tenía caretas especiales.

Una noche, mientras dormía, un ladrón entró en su casa y se llevó todas sus máscaras. Por la mañana, al darse cuenta del robo, desesperó y se lanzó a buscar denodadamente. Anduvo horas y días recorriendo, la ciudad, buscando por los bajos fondos, denunciando a distintas autoridades… pero el ladrón y sus máscaras no aparecían, de hecho no aparecieron nunca.

El ánima, representa lo asociado a lo femenino en el hombre. Suele ser una fuente de sabiduría oculta.

El ánima, representa lo asociado a lo femenino en el hombre. Suele ser una fuente de sabiduría oculta.

El Encuentro

Un día, desesperado ya de tanto buscar, se dejó caer en el suelo y lloró desconsoladamente, como cuando era niño. Una mujer que pasaba por allí, se detuvo, le miró a los ojos y le preguntó:

– ¿Por qué lloras así?.
Nuestro protagonista, durante unos segundos quedó aturdido ante esa presencia. Sus ojos profundos le resultaban familiares y lejanos a la vez.

– Un ladrón me ha robado mi bien más preciado, mis máscaras, y sin ellas mi rostro queda expuesto y tengo miedo, me siento débil y vulnerable.

Ella le respondió:
– Consuélate, mírame bien, yo nunca llevé máscaras, tengo tu edad y vivo feliz.

Él la miró largamente, era una mujer de una belleza profunda, le recordaba algo… pero no sabía qué.

Ella se inclinó, enjugó sus lágrimas y le dio un beso en la mejilla. Por primera vez en su vida, aquel hombre, sintió la dulzura de una caricia en su rostro.

Véronique Tadjo

El comentario de los cuentos a la luz de la psicoterapia Gestalt

Este relato que nos llega de esta escritora de Costa de Marfil, es una metáfora transcultural que ilustra una dinámica muy corriente en nuestra sociedad y más aún en el modelo de masculinidad que el patriarcado exige. La supremacía del rol, el estatus, el “saber estar”, el yo ideal etc… por encima de la autenticidad y sus vulnerabilidades (mal entendidas como debilidades).

Si bien el desarrollo de la historia difiere, el relato se nutre del mismo substrato que el libroEl caballero de la Armadura Oxidada”. Y como casi siempre suele suceder en las buenas metáforas, nos ofrece una solución, aunque sea en forma simbólica (el lenguaje del subconsciente).

La clave, en gestalt, para integrar los cuentos y relatos.

Para hallar esta solución, y desde la óptica gestáltica, debemos reinterpretar, como en los sueños, a qué parte nuestra se refiere cada uno de los personajes. Es decir, todos y cada uno de los protagonistas de los sueños que vivimos, son partes nuestras que nos hablan desde su peculiar idioma. Con los cuentos no me atrevería a decir que es tan literalmente así. Pero sí es cierto que cuando el relato es inspirador, podemos encontrar especiales resonancias en nuestro mundo anímico a través de cada uno de los personajes.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del blog.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37
Mail: jspguasch@gmail.com
Web: Formulario de contacto

 

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica:

– Sí quiero recibir la News Letter

Siguiente relato: Donde confluyen los ríos – un relato de coaching transpersonal

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el siguiente resumen.

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

 

 

Terapia Gestalt. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, etc…) en Sabadell y Terrassa