Eliminar los virus mentales

BLOG


Virus mentales. Qué son y cómo nos afectan.

Virus mentales en psicoterapia y coaching, Josep Guasch, psicoterapeuta humanista, consulta en Sabadell, Terrassa y online.

La congruencia es fundamental para el bienestar emocional.

La sensación de coherencia interna facilita el bienestar emocional.

Vimos en un artículo anterior cómo los virus mentales afectan a la coherencia de nuestra conducta. Básicamente bajo la estructura “quiero hacer X” y sin embargo hago “Y”. Bajo el punto de vista de la biología un virus es material genético encapsulado en una cubierta de proteína. Esta cubierta de proteína lo mantiene aislado del resto del cuerpo. Sin embargo no impide que interaccione con el mismo.

Es algo parecido a lo que ocurre con los virus mentales. Son partes del inconsciente aislados del resto del sistema nervioso. Visto de otra manera, circuitos neuronales que tienen un funcionamiento autónomo. Es decir sus propios criterios, creencias, idiosincrasia etc.

El aislamiento de los virus mentales hace que estos operen al margen del resto del psiquismo. Incluso dotando a su actividad un significado y propósito que bien pudiera parece opuesto al sentido común.

Es por esto que, si bien esta modalidad de terapia pudiera aportar elementos importantes al coaching, es mucho más próxima a la psicoterapia. Como veremos más adelante, incide mucho en el origen de las creencias.

En este artículo examinaremos los tres tipos principales de virus mentales y sus implicaciones.

 

Los desencadenantes. El trabajo en psicoterapia

El modo en que organizamos la experiencia interior condiciona nuestra conducta.

El modo en que organizamos nuestra experiencia interna condiciona nuestra conducta.

Este tipo de virus mentales actúan bajo el esquema estímulo-respuesta aprendido, generalmente, por una asociación inconsciente. Huelo, por ejemplo, un perfume y me recuerda a una persona. Veo una playa y me recuerda unas vacaciones especiales. En psicología clásica se conoce como estímulo condicionado. Es similar al concepto de Ancla en PNL. En algunas modalidades de psicoterapia es importante conocer en profundidad el origen del desencadenante. De este modo participar desde la causa profunda en la creencia que ha instalado este virus mental.

Así un estímulo de cualquier tipo puede despertar un estado interno en función de un aprendizaje previo. Cuando estos aprendizajes se realizan sin participación consciente y nos inducen estados internos negativos los llamamos virus mentales desencadenantes. Son los más habituales y existen dos tipos:

Simple: Cuando un estímulo despierta un estado interno desagradable. Por ejemplo oigo el rasgar de unas uñas sobre una pizarra y me pongo nervioso.

Complejo: También llamado estrategias. Un estímulo despierta una secuencia de representaciones internas que procesan nuestro pensamiento. La Programación Neurolingüística agrupa estas representaciones en tres grupos. Puedes encontrar un resumen en mi anterior post. Despertar Conciencia con PNL. El sistema representacional

Un ejemplo:

1.- Veo los platos por fregar en la cocina (Visual Externo)
2.- Me represento a mí mismo la imagen de tarea y proceso (visual interno)
3.- Y añado la sensación de estar fregando los platos, el jabón, el agua en las manos etc. (sensaciones).
4.- Me digo a mí mismo:»¡¡ufff, qué palo, ya lo haré en otro momento!!»

Los pasos 2, 3 y 4 han sido activados por la percepción de los platos en el fregadero. Esta es una estrategia de procrastinación, uno de los virus mentales más comunes.

 

Los virus mentales restrictivos

Creencias limitantes y lo que se puede o no hacer.

Las creencias nos otorgan o impiden el permiso para ser y hacer.

Esta es otra manera de llamar a las creencias limitantes. Las creencias, en su función creativa, nos permiten comprender la realidad y darle un significado. Si una vez un perro me mordió estará bien que tome ciertas precauciones al acariciarlos. Sin embargo una creencia restrictiva me alejaría automáticamente de los perros.

En la estructura básica de la creencia está la generalización: «Una vez me mordió un perro, luego TODOS los perros muerden».

Como normal general los virus mentales asociados a creencias restrictivas suelen permanecer agazapados en el inconsciente. Muchas veces están vinculados a generalizaciones y consecuencias asociadas a desencadenantes. Es el caso del ejemplo que acabo de citar. La imagen consciente o inconsciente del perro que muerde, junto con las sensaciones, son el desencadenante. A esta vivencia le podemos añadir una relación causa – efecto: “si acaricio a un perro, me morderá”. O bien una relación de significado: “acariciar a un perro es peligroso».

Esta relación causa-efecto está en el origen de una creencia limitante. Son, precisamente el tipo de bloqueos internos que más se trabajan en procesos de psicoterapia y coaching.

 

Virus mentales Géminis.

Quiero, por ejemplo, acostarme temprano para descansar y, sin embargo, me quedo viendo la tele. Esta es la estructura básica y desconcertante de los virus mentales géminis. “Quiero X y hago Y”. También puede suceder que experimentemos un estado emocional durante un tiempo. Y pasado este tiempo nos desconcierte nuestra anterior reacción, como si no hubiéramos sido nosotros.

Géminis se ha popularizado como un signo del horóscopo. El término viene etimológicamente del latín, y nos remonta al concepto gemelos.

Los virus mentales Géminies;  quiero hacer una cosa pero hago otra.

Las contradicciones internas nos impiden sentirnos libres y completos.

Los virus mentales géminis se caracterizan pues por esta dicotomía entre dos partes. Dos polaridades opuestas que parecen tener creencias y valores completamente distintos.

Diferentes modalidades de psicoterapia, enfatizan el trabajo con las polaridades. Especialmente la terapia Gestalt.

Una característica común a todos los virus mentales es la de que todos tienen una intención positiva. En los géminis, además, en la estructura profunda, la intención de cada parte suele ser la misma. Por supuesto, esta intención positiva escapa muchas veces al conocimiento consciente. Acceder a esta intención es fundamental en todo proceso terapéutico.

 

Una combinación mortífera

Existe otra categoría que en realidad es una combinación de los tres anteriores y distinta en cada caso. Son los llamados virus mentales asesinos. Generan adicciones, depresión, compulsiones, comportamientos (auto) destructivos y auto sabotaje.

Muchas veces el auto castigo es sentido por este tipo de dinámica interior como un modo de hacer justicia. Por lo tanto de alcanzar cierta sensación de descanso, 😯. Los virus mentales asesinos deben examinarse en el contexto individual de la persona y, en no pocas ocasiones, se enraízan en épocas tempranas.

Superar adicciones y trabajo con virus mentales.

Los virus mentales pueden conducir a situaciones de extrema dificultad.

He visto a muchas personas esclavas de adicciones con las que consiguen un alivio al desamor que vivieron de pequeños. En estos casos es importante resaltar que la vivencia del niño interior no tiene por qué ser real. Es decir, el niño pudo haber interpretado que sus padres no le quisieron y equivocarse de raíz. Sin embargo, y esto es cruelmente cierto, esta convicción, aunque sea falsa, puede conducirle a un comportamiento autodestructivo.

Los virus mentales asesinos son los más difíciles de trabajar en procesos de psicoterapia.

Hasta aquí una somera descripción de las categorías de virus mentales. Sin embargo sólo son puntos de partida, la complejidad de cada vida, de cada persona es única e irrepetible.

Hasta el próximo artículo recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

Virus mentales y trabajo con la sombra Sabadell

Virus mentales en psicoterapia humanista y coaching generativo. Josep Guasch, terapeuta, consulta en Sabadell, Terrassa y online.

 

Autoconocimiento con PNL Sabadell

BLOG


¿Cómo saber quién soy yo? El nivel de la identidad según la PNL.

¿Cómo saber quién soy? Coaching generativo y PNL de tercera generación en Sabadell, Terrassa y Online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de psicoterapia y coaching.

Como saber quién soy Sabadell

Para conocernos mejor necesitamos, también, momentos de soledad.

Con quién más estamos desde que nos conocemos es con nosotros mismos. Nadie ha compartido más con nosotros que nosotros. Sin embargo la gran pregunta sigue ahí. ¿Cómo saber quién soy yo? Es una pregunta que revolotea cualquier proceso bien sea de psicoterapia como de coaching.

En el artículo Ser y hacer en PNL expuse una aproximación a los niveles neurológicos en programación neurolingüística. Desde esta perspectiva la identidad aglutina conductas, capacidades, creencias y valores en el ser. Así pues, la respuesta a ¿Cómo saber quién soy yo? tendría respuesta explorando esos distintos niveles. Sin embargo tanto en la práctica de psicoterapia como de coaching surge algo (aparentemente) desconcertante:


Una parte mía quiere (por ejemplo) comer más y otra quiere comer sano y hacer ejercicio. Entonces surge el interrogante ¿Cómo saber quién soy yo? Existe una divertida metáfora que a menudo se utiliza en gestalt y pnl.

Cuentan que Nasrudín (*) fue a descansar a un albergue en una etapa de su viaje. Como ahí dormían centenares de personas en la misma habitación se preguntó: “Al despertar ¿Cómo sabré quién soy yo?”. Así que decidió atarse un globo en el dedo gordo del pie.

Pero ese lugar estaba repleto de bromistas. Así que uno de ellos decidió desatar el globo del pie de Nasrudín y se lo ató al suyo. Al despertar y ver el globo atado en el pie de otro, Nasrudín se preguntó: “si ese soy yo…. ¿Quién soy yo?”

Los dos niveles de la identidad según la Programación neurolingüística (PNL).

¿Quién soy yo y para qué he venido?

El papel de la identidad es definir la propia misión de vida.

Robert Dilts actualizó el modelo de los niveles en el aprendizaje de Bateson El nivel identidad, según la PNL, expresa los niveles de conducta, capacidades, creencias y valores. Así, para responder a la pregunta ¿Cómo saber quién soy yo? haremos bien en revisar esos otros niveles.

El nivel de la identidad se corresponde con la misión. La misión es el papel o el servicio que prestamos en un sistema mayor. Es la respuesta a preguntas del tipo: ¿Qué he venido a hacer aquí? , ¿Qué papel juego en la vida? etc. Esto está vinculado a nuestros valores y capacidades. Los valores definen nuestros intereses más profundos y que más nos motivan. Las capacidades, aquello en lo que somos especialmente competentes. Cuando desplegamos nuestros valores y nuestras habilidades en entornos específicos mediante conductas coherentes, nuestra identidad se manifiesta libre y competentemente.

Y esto está vinculado a quiénes somos. Así pues saber cuál es mi misión va precedido por la pregunta ¿Cómo saber quién soy?
Ahora bien, ocurre a veces que parecen existir en nosotros diferentes “yoes”, diferentes intereses e incluso capacidades. ¿Realmente somos uno o muchos? La respuesta que nos da la PNL es esencialmente pragmática:

Existen dos niveles en la identidad. Uno es el ego y otro que podemos llamar alma, esencia, yo profundo etc. El ego obedece a los distintos roles que manifestamos en la vida. El nivel de la esencia a nuestro YO profundo.


¿Cómo saber quién soy yo? La tendencia del ego/identidad a identificarse.

¿Cómo saber quién soy yo? Sabadell

El ego tiende a identificarse con roles, filiaciones, defectos, virtudes etc….

Una primera aproximación a la pregunta ¿Cómo saber quién soy? es ¿Quién estoy siendo? Es decir, en este momento, con estas personas, en este lugar. Una percepción poco clara de la identidad conlleva una inercia, la identificación. Identificarse con (X) es una fantasía que todos vivimos. Del mismo modo que Nasrudín “urdió” desatinadamente identificarse con un globo a nosotros nos pasa algo parecido.

El genial humorista Pepe Rubianes lo dejó estampado en uno de sus irreverentes gags:

“Decir que hemos ganado cuando vemos un partido de fútbol
es como ver una peli porno y decir – hemos follado-”
.

La respuesta a la pregunta ¿Cómo saber quién soy? transcurre en dos niveles distintos.

En el proceso de identificarnos nuestro ego juega su rol concreto. Sin embargo nos alejamos de nuestro yo profundo.

Y para responder a ¿Cómo saber quién soy yo? es preciso saber antes con qué me estoy identificando. Es poner conciencia en la inconsciencia. Algo inherente a cualquier proceso bien sea de coaching como de psicoterapia.

Esta característica del ego de identificarse la podemos ver por ejemplo:


– La persona que se identifica con su enfermedad dice “soy diabético”
– Quien se identifica con un defecto: “Soy mentiroso “o con una virtud “soy sincero”.
– También quien lo hace con una filiación: “Soy del Barça (del Madrid, del Betis etc.…)
– Incluso quien lo hace con una profesión: “Soy psicoterapeuta (coach, cartero, policía etc.…)

Además existen otros niveles de identificación. Por ejemplo el carácter, el rol en el trabajo, el ser padre o madre… Mención aparte el llamado por algunos el “yo social” que Jung llamó “persona”. Es decir, esa parte del ego que se adecua a las normas sociales de todo tipo.

Al poner conciencia podemos responder a la pregunta ¿Cómo saber quién soy yo?. Bien sea que se trate de una identificación parcial como de nuestra esencia.

Esta identificación parcial, con aspectos sesgados de nuestra personalidad puede conducirnos a tomar decisiones erróneas. Especialmente en el terreno de nuestros valores y objetivos. Si quieres saber más puedes encontrarlo en el siguiente artículo:

Yo creo mi propia realidad… pero ¿Quién soy yo?

El trabajo con las subpersonalidades o los yoes en psicoterapia y coaching.

Como saber quién soy desde las subpersonalidades

Subpersonalidades o distintos yoes de cada uno.

En sí no es perjudicial este proceso de identificación, siempre y cuando no nos dejemos engullir por él. Cuando esto ocurre pasa como en el cuento “El caballero de la armadura oxidada”. El caballero que se identificó tanto con su armadura que no sabía quitársela. Y no sólo eso, casi ni sospechaba que la llevaba puesta. Él terminó siendo su armadura y cuando quiso quitársela casi le cuesta la vida.

Conocer las subpersonalidades no es suficientes para responder a la pregunta ¿cómo saber quién soy? Sin embargo identificarlas nos ayuda a una aproximación al núcleo profundo.

Empecemos identificando detrás de cada una patrones de actitud y conducta muchas veces inconscientes. Podemos, para facilitar el trabajo, ponerles nombre. Por ejemplo: perezoso y crítico; glotón y obseso de las dietas y ejercicio; dependiente e independiente.

Casi siempre aparecen en pares de opuestos (polaridades). Otras veces aparece sólo una subpersonalidad pero no su polaridad. Por ejemplo el obsesivamente puntual. En estos casos estará bien en sospechar que existe una subpersonalidad – contrapeso, en lo más profundo del subconsciente.

La terapia con subpersonalidades se usa tanto en coaching como en psicoterapia. En este artículo no podemos entrar en profundidad, sin embargo una primera aproximación consiste en reconocerlas y nombrarlas. Así empiezo a responderme a la pregunta ¿cómo saber quién soy? por eliminación. O más bien dicho, sabiendo que soy esa subpersonalidad (por ejemplo el glotón) y soy mucho más que ella.


¿Cómo saber quién soy? Las subpersonalidades y la intención positiva.

Terapia de las partes Sabadell

En nosotros no sólo hay un ángel y un demonio.

Cada subpersonalidad cumple una función en el entramado de nuestra existencia. Incluso, cuando aparentemente nos daña, tiene una intención más allá del aparente perjuicio. Cada una de ellas tiene una necesidad y, a su vez, cumple con una intención positiva. Identificar estas necesidades e intenciones positivas es parte de la respuesta a la pregunta ¿cómo saber quién soy?

Cosa distinta es que el modo en que cada una persiga satisfacer esa necesidad sea adecuado o no. No confundir nunca el ¿qué? con el ¿cómo? Un ejemplo que ya he descrito alguna vez pero que me impactó y emocionó:

Se trata de un hombre alcohólico de largo recorrido. Quería superar su alcoholismo pero no encontraba el modo a pesar de las diferentes modalidades de psicoterapia que probó.

Estuvimos indagando qué ocurría cuando tomaba el primer trago. Descubrió que una sensación cálida aparecía en su plexo solar. Le invité a asociarse a su personaje alcohólico junto con la sensación.

En ese momento rompió a llorar. La búsqueda incesante era amor. Esa era la necesidad no resuelta que aparecía en forma de calidez cuando bebía. Por supuesto no es la mejor forma, pero en algún momento de su vida apareció como un recurso de emergencia. Luego se instaló y ancló de un modo semi inconsciente.

Cuando buscamos responder a ¿cómo saber quién soy? también debemos buscar las heridas emocionales. De otro modo la respuesta sería incompleta. Es básicamente la diferencia entre psicoterapia y coaching. La primera se asienta en solucionar heridas anímicas. El coaching se focaliza más en las capacidades y en hacerlas operativas.


Relacionarnos con nuestras subpersonalidades desde nuestro centro.

¿Cómo saber quién soy yo? La respuesta está en el centramiento.

El centro es otra forma de hablar de nuestra identidad profunda.

Detrás de cada subpersonalidad hay necesidades no resueltas. Y, en el fondo, la intención positiva que tienen es satisfacerlas. Esto nos ayuda a relacionarnos con nuestras partes difíciles de un modo más amable y compasivo. Al identificar estas necesidades nos acercamos a la respuesta a ¿cómo saber quién soy yo?

Un ejercicio preliminar sugerido es el de reconciliarnos con nuestras partes desde nuestro centro. Puedes ver una propuesta de ejercicio de centramiento en mi artículo: El centramiento en psicoterapia y coaching. Y un enlace al audio que le acompaña…. Práctica de centramiento estándar. Entonces, desde tu centro, acoger y aceptar a esa subpersonalidad herida, con su necesidad e intención positiva. Es como recibir a un niño que, con buena intención, ha aprendido conductas equivocadas.

El segundo paso consiste en reconocer la necesidad no resuelta, la intención positiva.

Seguidamente encontrar formas creativas y distintas de satisfacer esa necesidad no resuelta. Y finalmente reconocer que tú eres esa subpersonalidad… y eres mucho más que ella. Sin esta aceptación, la respuesta a ¿cómo saber quién soy? quedaría incompleta.

En el próximo artículo aprenderemos como desidentificarnos de las identificaciones para…

Hasta entonces, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

Metáforas en Gestalt y PNL Sabadell

Las enseñanzas de Nasrudín, mitad sabio mitad bufón.

(*) Nasrudín es un personaje ficticio que aparece en relatos de la tradición sufí. A menudo, sus anécdotas se utilizan como metáfora que reflejan diferentes momentos en procesos de psicoterapia y coaching. Especialmente en las modalidades de terapia transpersonal, pnl y Gestalt.

 

Anterior artículo relacionado: Ser y hacer el sendero de los niveles neurológicos en PNL, Coaching para el despertar

Siguiente artículo relacionado: Interpretación de la realidad. Conciencia y despertar con PNL

Terapia de subpersonalidades en Sabadell


¿Cómo saber quién soy? Coaching generativo y PNL de tercera generación en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia.

Trabajo con nuestras creencias con PNL

BLOG


La Matrix de nuestras creencias, ¿es nuestra vida una gran mentira?

La matrix de nuestras creencias, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, Coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, tratamiento fatiga pandémica)

“En un lugar, no sé dónde,
había no sé qué santo,
que rezando no sé qué,
ganaba no sé cuánto….”

Trabajar la matrix de nuestras creencias Sabadell

Nuestras creencias conforman el molde que dibuja nuestro guión de vida.

Para estudiar el vínculo entre creencias y lenguaje empezaré por profundizar en eso que llamamos creencias. Pero lo haré bajo un punto de vista distinto al habitual. Lo presentaré con el concepto de la matrix de nuestras creencias. Y para explicarme empecemos por definir el concepto matrix. Traducido al castellano “matriz”, es decir un molde en el que se da forma a algo. Por extensión la RAE la define como una entidad principal generadora de otras. En psicoterapia y coaching se estudia algo conocido como guión de vida. Se trata de un argumento vital que gravita alrededor de una constelación de creencias. El guión vital es el núcleo, la matrix de nuestras creencia

¿Qué relación tiene el concepto matrix y las creencias? Para esto me remitiré a un hipotético experimento propuesto por la filosofía.

 

El cerebro en una cubeta y la matrix de nuestras creencias.

“El cerebro en una cubeta” es un experimento mental. Plantea la posibilidad de un cerebro mantenido vivo, en condiciones de laboratorio, y conectado a una súper computadora. Esta ofrece una serie de estímulos que procuraría al cerebro la ilusión de vivir en una realidad. Por supuesto, un experimento mental plantea un escenario hipotético, imaginado. La virtud de esta conjetura es que ayuda a pensar un poco más allá de nuestros límites.

La famosa película matrix partiría (en modo similar) de este supuesto. Estamos prisioneros de una realidad virtual que nos ofrece un escenario al que no podemos objetar nada. Y no podemos objetar nada a esta realidad pues la prueba para hacerlo está “fuera” de este universo virtual… Salvo, claro está… que tomemos «la píldora». Podríamos decir, de otro modo, que decidamos emprender un proceso de coaching o psicoterapia.

¿Es posible que nuestras creencias estén influenciadas
por una matriz que nos define?

Cambiar nuestro guión de vida Sabadell

¿Somos cerebros que creen vivir una vida?

Veamos, para empezar, cómo percibimos la realidad con la vista.

1º.- El ojo percibe los estímulos luminosos en forma de ondas electromagnéticas. Estas contienen información relativa a la intensidad y color de la luz.

2º.- Posteriormente, la retina transforma la luz en impulsos nerviosos (de naturaleza eléctrica). Estos impulsos nerviosos se dirigen al cerebro a través del nervio óptico.

3º.- El cerebro es quien procesa los estímulos, los reconoce, interpreta y da formas útiles y con sentido para nosotros.

Así, pues lo que percibimos “ahí afuera” es algo transformado “aquí adentro”. Es decir, nuestro cerebro nos ofrece su versión de lo que ocurre en el mundo externo. Yo diría que esta es la primera matrix de nuestras creencias. Es decir, si pudiera verme tal como soy, no sé si me asustaría, me disgustaría o me alegraría.

Pero hay más, mucho más….

 

Noam Chomsky, estructura profunda y estructura superficial.

Chomsky, en su visión de la gramática transformacional, establecía estos dos niveles Estructura profunda y Estructura superficial. Posteriormente, la programación neurolingüística incorporó este modelo para estudiar la comunicación. Veamos un ejemplo.

Mi amigo me dice: “Ayer compré un coche”. Esta es la estructura superficial. Yo puedo, en ausencia de más datos, imaginar que compró un coche marca Audi Quattro, de color gris marengo. Por supuesto en un concesionario Audi que conozco y el vendedor, alguien vestido con un traje azul oscuro.

Ahora, amig@ lector/a ¿qué imaginaste tú?

Si imaginaste lo mismo que yo, ¡compartimos algo de una misma matrix!, es bastante improbable. Sin embargo podríamos ir más allá. El vendedor ¿hablaba catalán o castellano?, ¿era alto, bajo, con bigote?, ¿había más coches? ¿Qué otros coches había en el concesionario? Y así podríamos ir ampliando las posibilidades.

Es decir, inconscientemente, cada uno de nosotros “rellena” la información que falta con nuestro universo interpretativo. Es la estructura profunda, hacia dónde, internamente, nos lleva cada frase. Para ser algo más gráfico yo imagino la estructura profunda como las raíces de un árbol. Raíces que pueden ramificarse hasta casi el infinito y sustentan el tronco y la copa, la estructura superficial. Y aunque no lo parezca, ya estamos en la matrix de nuestras creencias, y hemos pasado por dos matrices.

  • La primera, lo que vemos ahí fuera es una interpretación de nuestro cerebro.
  • La segunda, derivada de la frase de mi amigo: “ayer compré un coche”.

Estructura superficial y profunda en el lenguaje, PNL Sabadell

Lo que decimos, es apenas la parte visible de lo que está en nuestra vivencia interior.

Veamos la segunda matriz. ¿Podemos realmente visualizar un coche como un ente abstracto? Yo no, y sospecho que, generalmente, nadie es capaz de hacerlo. En nuestro universo interno le damos una forma, aunque no seamos conscientes. ¿Por qué (yo) elegí visualizar un Audi quattro? Es un coche elegante, seguro y veloz. Aquí ya aparecen, espontáneamente, tres valores: elegancia, seguridad y velocidad.

Ahora bien…¿Cómo se relacionan valores y creencias?

Otra persona bien pudiera visualizar estos tres valores en marcas distintas de coches. Un Volvo, un Lamborghini, un Ferrari…etc. La relación entre el valor y cómo lo vemos en la realidad forma parte, también, de la matrix de nuestras creencias. Y aún más, otra persona podría haber elegido visualizar otro tipo de coche en función de otros valores. Por ejemplo, seguridad, fiabilidad, comodidad etc. Y aun así podríamos discutir acerca de qué coches distintos representan estos valores.

Valores y creencias, el vínculo subjetivo

Una vez leí sobre dos socios que tuvieron que pedir un proceso de coaching para resolver una serie de desavenencias. Los dos estaban de acuerdo en un valor que era el núcleo de la beligerancia: profesionalidad. A uno, su profesionalidad le “obligaba” a ser el primero en entrar y el último en salir del trabajo. Es decir, dar ejemplo a los colaboradores. Para el otro, la profesionalidad era algo distinto. Fijar un objetivo, definir un plan de acción y comunicarlo de un modo claro a los colaboradores. Y, por supuesto, conseguir el objetivo o corregir el plan de acción si procedía. Vemos, pues, dos manera de entender un valor en la matrix de las creencias de estos dos socios.

Y, ¿en qué se basan nuestras creencias? Pues yo creo firmemente que en nuestras experiencias más tempranas, o algunas otras que nos impactaron profundamente. Por supuesto, la idea no es mía. La construcción lingüística que las refleja no es más que una forma de expresar una convicción interna que está por debajo de las palabras. Por eso, en el trabajo con las creencias no suelo proponer frases “positivas” más que como un refuerzo. Son solamente la estructura superficial, no la profunda matriz, el núcleo.

La creencia es una convicción interna acerca de la realidad que le otorga sentido y significado. Suele tomar forma de generalización. La generalización es, también, una matrix de creencias. Por ejemplo, una vez me mordió un perro y es posible que ahora tema a todos los perros. Esta es la base del trabajo de reimpronta. Identificar la primera vez que algo nos impactó lo suficiente para instalarse como generalización. Una primera impronta.

Valores y creencias, más ejemplos.

Define la palabra libertad y pide a alguien más que la defina, sigue con palabras como honestidad, dignidad… palabras referidas a valores y cualidades más abstractas. Es probable que las discrepancias vayan en aumento…

Las palabras tienen la capacidad de evocar imágenes, recuerdos, asociaciones, valores, conceptos anclados en nuestra experiencia interna, subjetiva. Y si bien una palabra es una convención asociada a un significado en cada cultura, no siempre está claro a qué experiencia interna individual se refiere. El significante (los signos gráficos en cuanto convenciones que expresan una palabra en un idioma concreto) de cada palabra nos remite a una Estructura Superficial, mientras que el Significado nos dirige hacia la Estructura Profunda (imágenes y experiencia subjetiva individual). Además, muchas, de las palabras están asociadas nuestra matrix de creencias profundas.

Y esto no ha hecho más que empezar….

Y ahora va una matrix de creencias universal (o casi)….

Cuando responsabilizamos a los demás de nuestro malestar.

Veamos frases como: “Me enfadé por lo que dijo mi hermano”, “me ofendió”, “me haces sentir obligado”. La primera realidad que subyace, en modo algo distinto, en cada una de estas frases es la misma. Es tanto como decir, “la causa de mi enfado, malestar etc.….” es otra persona.

Don Juan, el brujo que aleccionó a Carlos Castaneda, hablaba de esto como la importancia personal. Castaneda lo recogió en la siguiente frase:

El mayor enemigo del hombre es la importancia personal. Lo que lo debilita es sentirse ofendido por lo que hacen o dejan de hacer sus semejantes. La importancia personal requiere que uno pase la mayor parte de su vida ofendido por algo o alguien.”

Ese apego a la importancia personal es una de las más importantes matrix de nuestras creencias. De ahí derivaron los toltecas la necesidad de borrar la historia personal. Esa tradición chamánica lo trabaja con la recapitulación. Taisha Abelar describe esta técnica de un modo novelado en su libro “Donde cruzan los brujos”. Y aquí voy a ser doblemente molesto, esto último es también una creencia.

Matrix de nuestras creencias

La importancia personal y el egocentrismo.

Quiero ser muy claro (no sé si lo consigo). No voy de gurú, no quiero aleccionar a nadie, yo soy el primero en caer en estas creencias. Somos humanos y, en cierta medida, es normal que este tipo de matrix de creencias nos tengan. Pero puedo elegir verlas, no verlas y, eventualmente, soltarlas. También puedo darme cuenta que aún no estoy preparado para soltarlas. Sólo propongo un trabajo de conciencia.

Ahora te propongo examinar las tres frases anteriores.

 

“Me enfadé por lo que dijo mi hermano”; Causa-efecto.

Yo creo que es la frase menos manipuladora de las tres. Por lo menos reconoce que “me enfadé”, no que “me enfadó”. Pero ese enfado lo atribuye a lo que dijo la otra persona (su hermano). Lo veremos con más detenimiento en otro post, pero forma parte de las creencias con estructura “causa-efecto”. En la estructura profunda subyace la creencia “tú eres la causa de que yo me enfade” (a mí mismo).

Fritz Perls, el creador de la terapia gestalt, era visceralmente claro, a veces parecía hasta redundante (y esto es mi creencia). Podía hacerle decir a esta persona “yo me enfado a mí mismo” (cuando escuché lo que dijiste). Hasta la segunda parte de la proposición la obviaba, por eso la pongo entre paréntesis. Y en realidad es así, nadie puede hacernos daño con insultos o menosprecios a menos que nos agreda físicamente. El problema es siempre lo que nosotros hacemos internamente con lo que nos dicen.

Que alguien pueda hacernos daños con lo que nos dice, es una de las matrix de nuestras creencias más limitantes y falsas.

Esto no quiere decir que tengamos o no razón según los convencionalismos sociales (otra gran creencia). Quiero que se me entienda bien, no estoy en contra de las creencias, sí quiero visibilizar cómo nos tienen. Cómo necesitamos, como cultura, vivir en una matrix de creencias.

Seguro que es humano «sentirse» herido si un ser querido nos menosprecia. Pero ese “sentirse” herido es un “sentirme” herido por las expectativas que deposité en esa persona. Y probablemente necesite un tiempo para redefinir mis expectativas acerca de ese alguien. O probablemente acerca de . O nada de eso o ambas cosas a la vez. Pero vuelvo siempre a mí.

 

“Me ofendió” la matrix de creencias más demoledora

Es la forma de expresar la creencia más “a saco”. Ya no es como antes que en la estructura profunda de la persona subyacen dos momentos. “Yo me enfadé…. (Tiempo uno) por lo que dijo él» (tiempo dos). En la estructura profunda de esta frase subyace la idea “él me lanzó una ofensa”. Implícito necesario para comprender el “me ofendió”.

La palabra ofensa es una nominalización, es decir, congela un acto en curso en una sustantivación. Es una de las formas más utilizadas para manipular sutilmente. En otro post hablaré sobre esto pues merece capítulo aparte. De todos modos, si quieres, puedes leer este artículo sobre las nominalizaciones como estrategia de manipulación

 

“Haces que me sienta obligado, atacado, etc… “la crème de la crème”

Nadie nos hace enfadar, nos enfadamos nosotros mismos

¿Nos enfadan o nos enfadamos?

Para mí es una matrix de creencias estrella. Encierra un auto-engaño, un equívoco y una manipulación, todo en unas pocas palabras.

En primer lugar el “haces que me sienta” nos remite, a la creencia referida anteriormente. La causa-efecto. “Alguien del exterior me hace sentir….X”. Ya hemos visto como, en realidad, somos nosotros los que nos «montamos nuestras películas». Veamos la otra parte:

Haces que me sienta (obligado, manipulado, atacado, vigilado, engañado etc.…). Otra variante “me haces sentir…X”. Aquí tenemos lo que yo he bautizado como una “creencia perfumada” (cuidado, la “etiqueta” es sólo cosa mía). Alguien me dijo una vez: “Me haces sentir atacado”, yo, supongo que puse cara de extrañado. Entonces me espetó… “Ahhhhhh como es mi sentir….” (Creo que me daba a entender que como era su sentir, estaba excusado de cualquier otra consideración al respecto).

Responsabilidad frente a proyección.

Yo propongo otra forma de decir esto. «Creo que me estás atacando», o «creo que me intentas manipular», «creo que me estás obligando»…. Por dos razones:

1.- Los verbos atacar, manipular, engañar, vigilar, obligar, olvidar, etc.… NO SON SENTIMIENTOS NI EMOCIONES. Por lo tanto, anteceder el “sentir” como algo espontáneo que surge de una emoción o sentimiento es puro engaño… Y también un intento de manipulación. Es típica la frase: «siento que ya no me quieres como antes». Es triste, pero no es sentir, es creer.

2.- Reconocer la creencia nos responsabiliza de nuestra interpretación. Es más honesto. En PNL, a este tipo de creencia se le llama LECTURA MENTAL. Básicamente es pretender adivinar lo que el otro siente, pretende, necesita etc.… Y, ¡cuidado! No presupongo que sea cierto o no, solo caer en la cuenta de que es una creencia.

Yo creo que una forma más correcta de decirlo sería: “Creo que me estás obligando y me siento enfadado (o triste, indignado, frustrado etc.…)”. El enfado sí hace referencia a un sentir. Así incluimos en una frase el sentir y la creencia. No deja de ser una matrix de creencias, pero más limpia.

Bueno, como he dicho antes, esto solo ha empezado. Seguiremos en otro artículo.

Hasta entonces, recibe un cordial saludo,

Aprender a alimentar nuestro cerebro con mensajes inspiradores.

Las conexiones en nuestro cerebro se alimentan de nuestras experiencias y estas conforman nuestras creencias.

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.
Siguiente artículo relacionado: El origen de las creencias limitantes. Lo que nos impide ser nosotros mismos.

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia en Sabadell

 

 

La matrix de nuestras creencias, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, tratamiento fatiga pandémica)

 

Lenguaje y realidad, cómo definimos nuestro mundo según la PNL

BLOG


Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.

Lenguaje y realidad, Josep Guasch, psicoterapeuta, coach en Sabadell, Terrassa y online. Consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, coaching fatiga pandémica)

 

«Hay otros mundos, pero están en este»
Paul Éluard.

 

Lenguaje y realidad en PNL Sabadell

Las palabras conforman el lenguaje con el que revelamos nuestro mapa de la realidad

Una diferencia cualitativa de la especie humana radica en nuestra habilidad lingüística. Con ella podemos describir minuciosamente la realidad, o mejor dicho, “nuestra experiencia de ella”. Sin embargo, este vínculo entre lenguaje y realidad no está limpio de nuestra particular idiosincrasia. Y precisamente, por ser humanos, somos muy diferentes los unos de los otros.

Esta diversidad puede ser muy enriquecedora, otras veces motivo de conflictos. A menudo vemos esto los que nos dedicamos a la psicoterapia y/o el coaching. Y una de las disciplinas que más se ha dedicado a este estudio es la PNL. El vínculo entre nuestra mente y “lo real”. Y ese vinculo está en nuestra experiencia subjetiva.

Tal y como dice una presuposición de la PNL: “El mapa no es la realidad.” Y una de las formas de codificar este mapa está en el vínculo entre lenguaje y realidad. Un vínculo simbólico enraizado en el subconsciente, o como decimos en Gestalt en el “no darnos cuenta”.

Lenguaje y realidad en un ejemplo

Imagina que dices ¡¡Llueve!! Y te escuchan un campesino y un cartero. ¿Qué distintas expectativas despertará en uno u otro la perspectiva de la lluvia?…

Supongo que la sola expectativa de lluvia despertará en uno buenas noticias y en el otro un día molesto de trabajo…


Seguiremos con lo establecido en el artículo: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras. Empezaremos con otro ejemplo:

Lenguaje y realidad, los niveles entorno, conducta y capacidad en PNL.

Programación neurolingüística y habilidades sociales en Sabadell

Con las palabras describimos nuestro entorno.

En un proceso de psicoterapia un cliente refería que su pareja se quejaba de su lentitud. En concreto le decía: “Eres muy lento”. Durante la conversación dijo, casi como un grito reivindicativo, “Es que por la mañana, al despertar, soy incapaz de moverme deprisa”. En apenas quince palabras tenemos diferentes visiones del vínculo entre lenguaje y realidad. Veamos:

La pareja le dice: “Eres muy lento”. El verbo “ser” suele referirse a hechos y características inherentes o muy estables. Por ejemplo no es lo mismo decir “soy tonto” que “estoy tonto”. Lo primero es más duradero, lo segundo transitorio. Así pues, una frase señala a la identidad y la otra a un estado transitorio.

Sabemos que un estado transitorio apunta a un comportamiento o capacidad en un momento o lugar determinado. Por lo tanto a un entorno. PERO NO CALIFICA CATEGÓRICA E IRREVERSIBLEMENTE A LA PERSONA.

Así, al cliente de psicoterapia, su pareja le calificaba (casi condenaba) como SER LENTO. Es decir le identificaba con la lentitud. Y él se revolvía con una frase que apuntaba a otra realidad distinta: “por la mañana al despertar” (entorno). “Soy incapaz de moverme deprisa”. «Moverme» (conducta), «incapaz» (In/capacidad) de hacerlo deprisa. Además, imbuida está una creencia, la de “ser incapaz de hacerlo así”. Veremos en el próximo artículo sobre lenguaje y realidad esta curiosa característica de las creencias. La de permeabilizar cualquier otro de los niveles neurológicos definidos por la PNL.

La PNL no hace más que visibilizar el vínculo entre lenguaje y realidad que ya conocemos intuitivamente.

Esto lo sabemos de un modo intuitivo. No es lo mismo ser gandul (identidad) que hacer el gandul (comportamiento). O durante este semestre (tiempo/entorno) no estudiaste lo suficiente (conducta). O «aún no has aprendido a estudiar de un modo continuado» (capacidad). Importante el adverbio aún (equivalente a todavía). Incluye la presuposición que en el futuro sí sabrá hacerlo.

Otros ejemplos como no es igual «ser tonto» que «hacer el tonto», «ser mentiroso» a «decir una mentira» etc.

Veamos a continuación este vínculo entre lenguaje y realidad, con detenimiento, desde diferentes planos.


Las palabras en el nivel del entorno

Siguiendo con el modelo de los niveles neurológicos de la PNL, veamos cómo es el lenguaje en este contexto. El vínculo entre lenguaje y realidad en el entorno se caracteriza por lo descriptivo. Las expresiones descriptivas detallan las características de la realidad de un modo específico. Es decir utiliza los rasgos observables, cuantificables, constatables referidos al medioambiente. Por lo tanto utiliza un lenguaje basado en datos sensoriales referidos al dónde, cuándo y con quién.

Algunos ejemplos: “el coche es rojo”, “voz aguda”, “llegó a las 20.15”, “el vino tiene un sabor afrutado”, “clima húmedo”. En este nivel lenguaje y realidad se centran en lo más concreto y constatable. Y si bien tiende a lo objetivo, no siempre es así. Por ejemplo: “En la habitación hacía frío”. Si bien la frase nos describe la temperatura -un elemento exógeno- del entorno, no es del todo objetivo. ¿Para quién es frío? y sobre todo ¿comparado con qué?


Las preguntas tipo: ¿cuándo?, ¿con quién?, ¿en qué momento? ayudan a delimitar el entorno.


Lenguaje y realidad, una práctica sencilla para explicitar el mapa del entorno.

En los talleres que imparto invito a los asistentes a compartir algunas experiencias. Por ejemplo, leo esta frase “El gato saltó por la ventana”. Hablamos de una acción (saltó) referida a un entorno (ventana). Todos sabemos de lo que hablamos, ahora bien…. Cuando exploramos la experiencia interna que despierta esta frase advertimos lo diferentes que somos:

Hay quien ve un gato siamés, otros de angora, otros callejero. Hay quien visualiza que salta por una ventana ancha, estrecha, de un bajo o de un decimocuarto piso. Algunas personas, en su experiencia interna, ven el gato caer sobre árboles, otros de pie y no faltan los que, directamente, se entristecen porque el gatito se “espachurra”.

Con este ejemplo sólo quiero llamar la atención sobre el mapa tan distinto que tenemos de la vida. Y esto lo podemos ver claramente cuando examinamos este vínculo entre lenguaje y realidad. Y precisamente en uno de los niveles neurológicos más concretos, el del ambiente.

 

Cómo hablamos cuando nos referimos a la conducta.

Habilidades sociales y conducta asertiva con PNL en Sabadell

La conducta también se manifiesta en la interacción con otras personas.

La PNL se refiere al comportamiento como aquello que hacemos concretamente. Es decir el qué hago (o no hago). El lenguaje referido a la conducta se apoya en verbos (referidos a acciones) y adverbios (que matizan la acción). Por ejemplo: “él camina (acción) deprisa (adverbio)”.

Aquí quiero llamar la atención sobre un matiz importante. La diferencia entre adverbio y adjetivo. El adverbio apunta a la conducta, el adjetivo a la identidad. El adverbio es una palabra que matiza un verbo, y en ocasiones un adjetivo o adverbio. Veamos y desarrollemos el anterior ejemplo: “Él camina (verbo) deprisa (adverbio) pero tranquilamente (adverbio)”. Vemos que el adverbio tranquilamente modula el adverbio deprisa. Y a su vez, el adverbio deprisa califica el verbo camina.

El adjetivo, bajo el punto de vista de la gramática, complementa a un sustantivo. Según el prisma de la PNL, complementa a la identidad (equivalente del sujeto en gramática). Esto es de suma importancia para cualquier proceso de psicoterapia o de coaching. Así no es lo mismo decir: “Él camina rápido (conducta)” que “Él es rápido (Identidad)”. Incluso podemos estirar algo más el ejemplo: Él es rápido, pero camina despacio. El adjetivo “rápido” califica su identidad (sujeto), el adverbio “despacio” gradúa su comportamiento (verbo). Volvemos a lo referido anteriormente, no es lo mismo hacer el gandul que ser gandul.


Lenguaje y realidad en las capacidades.

Recordemos que las capacidades se refieren al cómo hacemos lo que hacemos. Es importante destacar aquí que el cómo se refiere a qué táctica o estrategia utilizamos para hacer algo. ¡O incluso para conseguir hacer algo! Un error habitual es el confundir el cómo referido a una cualidad. Por ejemplo:


– “¿Cómo trabaja?”
– “Trabaja bien y rápidamente.”

Aquí vemos que el cómo se refiere a un verbo (trabajar). Incluso tal y como vimos antes puede referirse a la identidad:

– “¿Cómo es tu amigo?”
– “Es muy divertido”

Es un error que he advertido en algunos estudiantes y practicantes de PNL. Por este motivo, aunque en la mayoría de formaciones, libros y cursos de PNL se refieren al cómo para hablar de capacidades yo prefiero utilizar otros términos. Por ejemplo, ¿Qué pasos utiliza? O ¿Qué estrategias?…para hacer X?

Veamos un ejemplo que, a su vez, engloba a los tres niveles.
“Cada mañana lo primero que hago es la cama, ordeno y limpio (conducta) mi habitación (entorno). Es verdad que es una disciplina que me supone un esfuerzo. Para conseguirlo, me recuerdo lo bien que me siento al entrar a mi habitación y verla limpia y ordenada (capacidad).

La estrategia que utiliza para hacerlo (el cómo) es recordarse a sí mismo lo bien que se sienta al….

El nivel neurológico de las capacidades, un punto de inflexión en psicoterapia y coaching.

Nuestro mapa mental de la realidad no es la realidad

La realidad no es nuestro mapa mental de la misma.

Las capacidades o habilidades son motivo de la mayoría de intervenciones en procesos de psicoterapia y coaching. En PNL se estudian y elaboran estrategias específicas. Por ejemplo hacer la distinción entre objetivo o proceso. Son los llamados metaprogramas, un eslabón entre las capacidades y las creencias.

El vínculo entre lenguaje y realidad, en las capacidades, lo podemos ver en la siguiente frase:

“Sólo con pensar en mojarme las manos, tocar los platos grasientos y la fatiga de estar de pie, se me pasan las ganas de fregar los platos.”

Ó:

“Me imagino la cocina limpia y reluciente y el olor a limpio para animarme a fregar los platos”

Veamos las dos estrategias distintas que revelan las dos frases.

 

Como me desmotivo a hacer algo.

La palabra inicial “sólo” de la primera frase ya empieza a ser indicativa. Lo que sigue no tiene desperdicio. “Pensar en mojarme las manos, tocar los platos y la fatiga…” Nos remite a un lenguaje estrictamente cinestésico, relacionado con sensaciones corporales. Si quieres saber más puedes ver el siguiente artículo: Despertar conciencia con pnl

Lenguaje y realidad interna

Motivarnos y desmotivarnos está a nuestro alcance… pero hay que saber hacerlo.

Es una estrategia… Además esta estrategia está relacionada con el proceso de fregar los platos, no con el resultado final. Es decir la persona mantiene en mente el tiempo que va a estar fregando los platos. La conclusión lógica es: “Si solamente con pensar (X) se me pasan las ganas”…. Implícito está el “Cuando lo haga puede ser terrible” (o algo así). Es una estrategia interna genial… ¡para desmotivarse!

Este es el “cómo” al que se refiere el nivel de las capacidades. Veamos ahora otro “cómo”.

Como puedo motivarme a hacer ese algo.

Veamos ahora como las distinciones de la pnl y el lenguaje, revelan otra realidad interna.

“Me imagino (Visual) la cocina limpia y reluciente (visual) y el olor a limpio (sensación) para…. ”

En este caso la estrategia se refiere a dos imágenes internas y una sensación olfativa. Pero además hay otra estrategia que es la definitiva. El proceso mental está vinculado al objetivo final, no al proceso.

Cuidado, no quiere esto decir que las representaciones visuales sean más motivadoras que las cinestésicas (sensación). Tampoco que el metaprograma objetivo sea más efectivo que el proceso. Simplemente utilizados de esta manera genera una predisposición u otra.


La clave está en cómo estructuramos nuestro pensar. En eso están implícitos:


El sistema representacional.
Las submodalidades. Podemos advertir, por ejemplo, la submodalidad reluciente como más intensa que, simplemente opaca en una imagen.
– La secuencia que utilizamos para vincular los diferentes ítems.
– Los metaprogramas.

Por supuesto que no hay estrategias mejores que otras. Todo depende del para qué las utilizamos. Por otra parte, cada estrategia interna es única en cada persona. De todos modos, te invito a reproducir en tu interior estas dos si vas a fregar los platos. Ya me dirás qué pasa.


El lenguaje y la realidad en el nivel de las capacidades.

Cómo sabemos o no hacer algo

Nuestras competencias indican lo que sabemos o no hacer.

Las palabras que utilizamos para referirnos a la actividad en este nivel tienen que ver con actividades internas. Por supuesto “me considero capaz o incapaz”, “pienso”, “creo”, “siento”. Verbos, la mayor parte de las veces inespecíficos, que apuntan a una capacidad o habilidad. Algunos ejemplos: «puedo escribir un verso», «tocar la guitarra», «componer una canción»… Es importante destacar que estos verbos inespecíficos llevan implícito el “ser capaz de”, por ejemplo “componer una canción”.

También algunas palabras que apuntan a cómo procesamos nuestra experiencia. Comunicamos lo mismo al decir:

Comprendo lo que dices (auditivo interno).
Veo lo que dices (visual interno).
Siento lo que dices (cinestésico interno).

Sin embargo con los diferentes predicados revelamos nuestro modo de procesarlo. Comprendo (auditivo interno) Veo (visual interno) y siento (cinestésico interno). Nuestra forma de hablar evidencia cómo procesamos con el lenguaje la realidad. Ser receptivos a esto puede facilitar tanto la comunicación como los procesos de psicoterapia y coaching.

Para ahondar algo más en esto último te remito de nuevo al artículo citado de El sistema representacional.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

 

Anterior artículo relacionado: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras.
Siguiente artículo relacionado: La matrix de nuestras creencias. ¿Es nuestra vida una gran mentira?

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia en Sabadell

Lenguaje y realidad, Josep Guasch, coach, psicoterapeuta en Sabadell, Terrassa y online. Coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, coaching fatiga pandémica)

La PNL y el lenguaje expresión de lo interior en lo exterior.

BLOG


PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras.

PNL en el lenguaje, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, terapia fatiga pandémica)

 

La PNL y el lenguaje, revelan lo que subyace en nuestro mundo interior, consulta en Sabadell

Nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interior.

Vimos en el artículo: El sendero de los niveles neurológicos en PNL la vinculación entre los diferentes niveles neurológicos como nexo entre el ser y hacer. Indirectamente también con el tener. Como la PNL y el lenguaje están íntimamente conectados, veremos esta conexión bajo este modelo.

Cuando una intención surge en la conciencia empieza un recorrido creativo que tiende a la materialización. Este recorrido puede emerger desde los niveles más abstractos de la transpersonalidad y la identidad. Y pretende concretarse en el de conducta y entorno. De este modo, los niveles neurológicos son indicadores, señalan el trayecto desde la “Conciencia pura” a la “Conciencia de…”

A menudo se dibuja en una formulación de objetivos y en un posterior posterior plan de acción. El vínculo entre PNL y el lenguaje aparece en cada uno de estos eslabones. Bien sea de un modo posibilitador o bien como impedimento. Así se puede abrir o cerrar el paso a los anteriores o posteriores niveles. Y, de este modo, impedir o favorecer que una ilusión concrete en tu conducta y entorno.

Desde otra perspectiva, este sistema tiene una gran virtud. Unificar en una sola operativa estudio y vivencia de la conciencia pura con la acción y el tener. Dicho de otro modo, unifica ser con hacer y de ahí poseer. Lo primero tiende a descuidar los aspectos más prácticos de la vida. Mientras que, lo siguiente, a menudo olvida el sentido y propósito profundo. Un modo de captar esta coherencia (o incoherencia) es siguiendo los patrones de la PNL y el lenguaje.

 

Los niveles neurológicos de la PNL y el lenguaje, algunos ejemplos.

Programación neurolingüística para autoconciencia, en Sabadell.

Diálogo externo y diálogo interno.

Veremos ahora unos ejemplos para empezar a diferenciar las pistas que la PNL y el lenguaje nos facilitan.

Un ejemplo: Cómo puede expresarse un fumador, bien sea que quiera o no dejar de fumar.

Entorno: Después de una reunión de trabajo necesito fumar.
Conducta: Empiezo a fumar al levantarme de la cama
Capacidades: No sé cómo dejar de fumar.
Creencias/Valores: Si no fumo me “pongo de los nervios”.
Identidad: Soy un yonki del tabaco.
Transpersonal: Fumar, al terminar el día, me sumerge en una sensación de paz profunda.


Veamos ahora los niveles neurológicos de la PNL y el lenguaje en el miedo a los perros:

Entorno: Los perros en la calle y sin bozal son un peligro.
Conducta: El corazón se me acelera al ver un perro.
Capacidades: Soy incapaz de acariciar un perro sin ponerme nervioso.
Creencias/Valores: Los perros son animales peligrosos.
Identidad: Soy fóbico a los perros
Transpersonal: Cuando veo a un perro el miedo me posee y no soy yo.

 

Imaginemos alguien con problemas de Ansiedad

Entorno: La psicoterapia puede sanar mi ansiedad
Conducta: Cuando hago respiraciones abdominales mi ansiedad se calma.
Capacidades: No puedo controlar mi ansiedad
Creencias/Valores: Las situaciones desconocidas disparan la ansiedad.
Identidad: Soy una víctima de la ansiedad
Transpersonal: La ansiedad me desborda y pierdo el control de mí.


Cómo puede hablar alguien con problemas de Comida compulsiva.

Entorno: La hipnosis me ayuda a comer más saludablemente
Conducta: Como demasiado cada día.
Capacidades: Soy capaz de comer 20 hamburguesas en menos de media hora.
Creencias/Valores: Un día festivo hay que comer bien y más de lo normal.
Identidad: Eres un tragón incorregible
Transpersonal: Cuando como compulsivamente me convierto en un depredador insaciable.


Qué nos enseña el modelo de los niveles neurológicos de la PNL y el lenguaje

Lenguaje y PNL nos revela y nos transforma

Cómo hablamos habla de nosotros.

Alguien que crea ser indeciso (soy indeciso) no verá oportunidades, 😀 verá problemas, 🙄 en las opciones a su alcance. Una persona tímida, temerá su entorno entero, interpretará cualquier pregunta de los demás como un peligro. Esta creencia sobre su identidad consumirá su energía focalizada en controlarse y reprimirse. Según el modelo de la PNL y el lenguaje, sus expresiones lingüísticas no solamente le revelarán, también le construirán. ;-o. Sí, por ejemplo si yo digo “Soy indeciso” asumo que mi identidad es así. Es decir, mi definición intrínseca de mí contiene la indecisión. Del mismo modo que soy, por ejemplo, hombre, soy indeciso. Así construimos una autoimagen con la que nos identificamos (identidad) completamente. Consecuentemente retroalimentamos esta definición limitante.

Una práctica de Programación neurolingüística con el lenguaje.

Escoge algo que tú defines identificas como un “defecto” tuyo (la palabra “defecto” no me gusta pero para entendernos rápidamente”) Por ejemplo: “soy miedoso”. Repítete las siguientes frases utilizando esa característica que quieres cambiar utilizando el modelo de la PNL y el lenguaje.

Para esto presta una especial atención a cómo cada construcción lingüística impacta en tu sentir. Veamos el ejemplo:

Identidad: Soy (X) Soy miedoso.
Valores/Creencias: Creo que tengo (X) Creo que tengo mucho miedo casi siempre.
Capacidades: No soy capaz de controlar (X) No soy capaz de controlar el miedo.
Comportamiento: A veces (x) influye en mi conducta A veces el miedo influye en mi conducta.
Entorno: Cuando (con, etc…) X. Cuando alguien conduce a mucha velocidad tengo miedo.

Utilizando estas distintas estructuras del modelo de la PNL y el lenguaje, la experiencia impacta de un modo distinto.

En términos generales el nivel de identidad constriñe mucho más a la persona. Mientras que en el otro extremo, el nivel del entorno delimita el problema. De este modo deja a la persona en un espacio mucho más abierto y con más posibilidades. Así, cuando circunscribimos el miedo a un entorno, definimos algo específico en un contexto determinado. En el otro extremo, el nivel de identidad permeabiliza cualquier conducta en cualquier momento, lugar y situación.

Veamos a continuación cómo este modelo de la PNL en el lenguaje se revela en un relato.


Los niveles neurológicos en palabras, un relato.

Terapia transpersonal y gestalt en Sabadell

El poder transformador del símbolo

«Al verla recordé las hogueras de San Juan y el reflejo en los ojos de Mercedes. Cómo en ellos brillaba el fuego, el primer fuego que conocí. Y cómo ese reflejo despertó en mí algo desconocido, completamente nuevo en esa tierna infancia. El recuerdo ahora volvía con otra cara, en otra mujer. Y también en un lugar distinto, frente a un mar nuevo para mí pero de algún modo familiar. Era como si los dos lugares tan distintos y las dos personas, también diferentes, compartieran un mismo origen.

Ofrecimos el ramo de flores al mar crepuscular y observé, atónito, como las aguas engullían la ofrenda. Lo que fue arrebatado a la Vida, volvía a la misma en su forma primigenia.

En ese momento, me cogió de los hombros y me colocó frente a ella. En sus ojos veía, ahora, el reflejo de la Luna. No podía creer lo que estaba sintiendo. La Luna era como el fuego y el mar como las maderas ardiendo. Y los ojos que ahora veía y me miraban eran como los ojos de Mercedes, distintos y, también, iguales. Entonces habló y me dijo: “Ella te ha aceptado”. Comprendí sin entender, nos fundimos en un beso y nos conocimos en la comunión de los cuerpos. Entonces supe lo que es perder la conciencia de mí en un Universo mayor.»

Con el modelo de la PNL y el lenguaje podemos advertir los diferentes niveles en los que transcurre una experiencia. Si bien los iré detallando en sucesivos artículos examinaremos a continuación este texto.


Identificar en un texto los distintos niveles neurológicos de la PNL en el lenguaje.

Las representaciones sensoriales internas que dirigen nuestra conducta.

Nuestra conducta está dirigida por nuestras representaciones internas de la realidad.

Si bien el texto, en general, tiene una gran connotación transpersonal podemos, no obstante, vislumbrar los otros niveles.


El nivel del entorno

El entorno es “lo externo”, lo que perciben los sentidos físicos. Es decir, lo que vemos, escuchamos, olemos, saboreamos y sentimos a nivel de la piel. El ambiente, el quién, dónde, cuándo etc. Algunos ejemplos en el relato tienen que ver con las hogueras de San Juan, el mar crepuscular, Mercedes y la otra mujer. Todo esto constituye los distintos entornos en los que transcurre la acción. Es decir, quién, dónde y cuándo.

Estos elementos se entremezclan en la memoria de quien relata. Existe un nexo con el nivel transpersonal. De algún modo, una octava superior al entorno.


La conducta

Este nivel tiene que ver con acciones específicas. Por lo tanto está muy vinculado a verbos y adverbios concretos referidos a lo observable. En el texto podemos observar pasajes como “Ofrecimos el ramo de flores al mar”. También “Me cogió de los hombros y me colocó frente a ella”. “Entonces habló y me dijo”.

El modelo de la PNL en el lenguaje contempla la conducta como algo que también puede ser interno. Por ejemplo: “ese reflejo despertó en mí algo desconocido”. O incluso: “El recuerdo ahora volvía”. Veremos en otro artículo esto con más detenimiento pues forma parte de una de las sutilezas visibilizadas por la PNL.


Capacidades

La PNL en el lenguaje, consulta en Sabadell

Capacidades y estrategias mentales.

Sabemos que las capacidades reflejan el cómo hacemos o no hacemos algo. Así, por ejemplo “no podía creer lo que estaba sintiendo”. Esta frase nos remite a tres niveles, lo que siento (conducta interna), no podía (capacidad), creer (creencia).

La frase “el recuerdo ahora volvía con otra cara” refleja de un modo velado cómo es el recuerdo. Veremos en otro artículo como el recuerdo puede almacenarse en submodalidades
y sistemas representacionales diferentes. El modelo de la PNL en el lenguaje contempla esta distinción en el nivel de las capacidades. Es decir, cómo hacemos (recordamos en este caso) lo que hacemos.


Valores y creencias

“Cómo ese reflejo despertó en mí algo desconocido”. Esta frase es un ejemplo del modelo llamado causa-efecto. Es decir, algo ocasiona otro algo, lo cual es una creencia. “Lo que fue arrebatado a la Vida, volvía a la misma en su forma primigenia”. El nivel de las creencias a veces se mueve muy sutilmente en el lenguaje. Desplegando lo subsumido en la frase tenemos: “al ser engullido por el mar, el ramo de flores, volvía a la vida”. Aunque es una licencia literaria, el modelo de la PNL en el lenguaje lo define como equivalencia compleja. Es decir, si pasa X quiere decir Y. Esto pertenece al nivel de las creencias. De nuevo te remito a un próximo artículo pues este es uno de los niveles más determinantes y vale la pena desplegarlo en profundidad.

Identidad

“Las dos personas, también diferentes” hace un reconocimiento implícito de dos identidades distintas. “El recuerdo volvía ahora con otra cara en otra mujer”. Muchas veces el lenguaje que expresamos para definir a alguien tiene un tono metafórico. Y es necesario que sea así pues el nivel de la identidad recoge la totalidad de la persona. Cómo definirla en pocas palabras es algo que suele resolverse con la metáfora.

“Entonces supe lo que es perder la conciencia de mí en un Universo mayor”. Esta frase delimita la frontera entre un ser/identidad (el protagonista) y el nivel transpersonal (mayor al individuo). Profundizaremos también en sucesivos artículos sobre la PNL y el lenguaje en este nivel.


Transpersonal

Gestalt transpersonal Sabadell

Espiritualidad y transpersonalidad.

“Y las dos personas, también diferentes, compartieran un mismo origen”. El lenguaje que se utiliza para el ámbito de lo transpersonal es, necesariamente, ambiguo. Muchas veces en términos abstractos y otras como metáforas y símbolos. En este caso habla de “un mismo origen”, dejando en el aire cuál y qué es este origen. “Lo que fue arrebatado a la Vida volvía a la misma en su forma primigenia”. El lenguaje ambiguo referido a la palabra Vida, retoma más aroma transpersonal al identificar el mar como símbolo de vida.

La PNL y el lenguaje. Conclusión y nuevos horizontes.

El modelo de los niveles neurológicos de la PNL en el lenguaje ofrece pistas sobre la intervención terapéutica necesaria. No es lo mismo intervenir a nivel estrictamente conductual (modificar una conducta) que en el de las creencias. El foco terapéutico en ambos casos será diferente. Sabiendo dónde incidir, encontramos cómo actuar con mayor eficiencia.

Y hasta aquí esta introducción a la PNL en el lenguaje. Lo expuesto es muy básico y, a veces, hasta puede parecer innecesariamente obvio. Sin embargo es la base sobre la que edificar algo fascinante. Descubrirnos a nosotros mismos mediante el modo en que hablamos. En el próximo artículo ahondaremos en tres niveles, entorno, conducta y capacidades.

Hasta entonces, un cordial saludo.

Los diferentes niveles de nuestra experiencia vital.

Los distintos niveles de nuestra experiencia se comunican entre sí.

www.josepguasch.com

 

Anteriores artículos relacionados: Ser y hacer. El sendero de los niveles neurológicos en PNL, Lenguaje y experiencia interna…. Las palabras nos delatan y construyen.

Siguiente artículo relacionado: Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia con PNL en Sabadell

La PNL en el lenguaje; consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, estrés, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, terapia fatiga pandémica)

 

Lenguaj y experiencia interna

BLOG


Lenguaje y experiencia interna…. Las palabras nos delatan y construyen

Lenguaje y experiencia interna, consulta de PNL Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior)

 

Lenguaje y experiencia interna

Con algunas construcciones gramaticales creemos no aparecer en el mundo.

Como digo en el título, las palabras no solo nos delatan, también nos construyen. Una de las construcciones gramaticales, para mí, más traidoras es la de “sí, pero…”. Cuando la escucho, en mi interior surge una vocecilla (mi gremlin particular) “Sí, pero…. ¿sí qué? ¿Qué es ese “sí”? ¿Acaso un deseo de decir no? ¡Pues no, es no! Y sí, es sí.

La PNL, una metodología que puede utilizarse tanto en psicoterapia como en coaching, estudia la experiencia subjetiva. A su vez, un aspecto de la pnl se ocupa de esta relación entre lenguaje y experiencia interna. Pero no solamente la PNL, también el coaching en general y la terapia Gestalt muy en particular.

Lenguaje y experiencia interna… en una conversación de coaching.

Cliente: Ayer me armé de valor y hablé con el jefe para pedirle el aumento de sueldo.

Coach: Bien, veo que por fin te has animado a dar el paso.

Cliente: Sí, pero dudo que finalmente lo haga.

PNL y coachin generativo Sabadell

Si digo algo interesante pero digo otra cosa después, lo primero queda ensombrecido…

Esta conversación de coaching podría resumirse en la siguiente frase:

“Ayer me atreví a pedirle un aumento de sueldo al jefe, pero dudo que me lo conceda”.

Existen otras alternativas a esta oración:

“Ayer me atreví a pedirle un aumento de sueldo al jefe y dudo que me lo conceda”

La situación relatada es la misma; sí, pero… el cambio de “pero” por “y” ¿genera en ti una sensación distinta? ¿Existe un impacto interno distinto entre las diferentes formas de utilizar el lenguaje y tu experiencia interna?

Veamos a continuación…

“Ayer me atreví a pedir un aumento al jefe, aunque dudo que me lo conceda”

¿Qué ocurre en tu interior comparando las tres frases?.

Una parte de la PNL (aunque no la más popular) se inspira en la gramática transformacional reformulada por Chomsky . Posteriormente, Grinder y Bandler (fundadores de la PNL) profundizaron en la retroalimentación entre lenguaje y experiencia interna.

Veamos otro ejemplo, esta vez en una conversación de psicoterapia.

 

Lenguaje y experiencia interna… en un proceso de psicoterapia.

Cliente: Hoy me encuentro más tranquilo, pero tengo miedo a que vuelva la ansiedad.

Terapeuta: Así que hoy te encuentras más tranquilo y tienes miedo a que vuelva la ansiedad.

Lenguaje y experiencia interna van de la mano.

La conjunción «y» concede importancia en la frase a ambos aspectos de la experiencia.

Esta sería la reformulación clásica en un proceso de psicoterapia Gestalt. Utilizando la conjunción copulativa como un modo de prestar atención a ambos enunciados en la frase.

La frase podría ser reformulada por otro terapeuta (probablemente de PNL) con otra intención de fondo. “Sí, pero… hoy te encuentras más tranquilo aunque tienes miedo a que vuelva la ansiedad”.

¿Cómo se relaciona lenguaje y experiencia interna con las tres construcciones gramaticales?

Cuestión de estilos y escuelas…

 

Lenguaje y experiencia interna, la gramática transformacional y la PNL

Veamos qué nos dice la RAE acerca de estas tres palabras, pero, y, aunque

Pero: Conjunción adversativa:
“Conjunción coordinante que enlaza unidades sintácticas cuyos significados se oponen discursivamente

Contrapone al enunciado expresado inicialmente otro. De esta manera, el primer concepto queda como diluido. Ejemplo: “He completado el primer curso de carrera, pero me quedan cuatro más”

Así, el pero desplaza con el lenguaje tu experiencia interna hacia el segundo enunciado de la frase.

PNL y psicoterapia en Sabadell

Con el lenguaje podemos encarcerlar o liberar nuestro mundo interno.

Y: Conjunción copulativa:
“Conjunción coordinante que forma conjuntos cuyos elementos se suman.”

Une ambos enunciados en una aparente igualdad de condiciones. Siguiendo con el anterior ejemplo: “He completado el primer curso de carrera y me quedan cuatro más”

Así, la conjunción Y desplaza la atención con el lenguaje, de tu experiencia interna, hacia ambos enunciados.


Aunque: Conjunción concesiva y adversativa:
Como conjunción concesiva “Conjunción subordinante que expresa concesión”

Al funcionar como conjunción adversativa hace las veces de pero, aunque diluye más al segundo enunciado de la frase. Veamos: “He completado el primer curso de carrera, aunque me quedan cuatro más”

Cuando funciona como conjunción concesiva, suele ir al principio de la frase. En este sentido lo que hace en una oración compuesta es minimizar el enunciado del impedimento, así:

Aunque me quedan cuatro más, he completado el primer curso de carrera.

Sí, pero… también podría utilizarse al revés….

Aunque he completado el primer curso de carrera, me quedan cuatro más.

Examinando esta misma frase desde diferentes construcciones gramaticales podemos observar el diferente impacto entre lenguaje y experiencia interna.

La PNL ha visibilizado aún más estas distinciones, pero su origen está en la Gramática transformacional.

El impacto de la construcción lingüística, figura y fondo en psicoterapia Gestalt

Desde la óptica de la psicoterapia Gestalt podemos observar qué aparece en primer plano y qué en el fondo.

Consulta de psicoterapia Gestalt en Sabadell

Expresar con el lenguaje, de un modo claro, nuestra experiencia interna

Así, en la frase: Aunque me duele la muela estoy contento. En el primer plano emerge el “estoy contento”. Y en el fondo permanece “me duele la muela”

Con una ligera modificación en el lenguaje la experiencia interna es muy distinta: Estoy contento pero me duele la muela.

Sin embargo, desde la óptica de la psicoterapia Gestalt se tiende a ponderar ambos enunciados de la experiencia. Así, la frase construida desde la ortodoxia gestáltica sería:

Estoy contento y me duele la muela.

En cualquier caso, siempre es una cuestión de elección y de lo que se pretenda en el proceso. Bien sea de psicoterapia o de coaching, el nexo entre lenguaje y experiencia interna debe construirse sobre la base clara de lo que se pretende. Primero definir el objetivo, después la estrategia o la táctica.

Mientras escribo esto estoy escuchando un programa de cocina de Arguiñano en la tele y acaba de decir.

“Estas dos cremas por separado están buenísimas, pero juntas también”. Confieso que se me acaban de fundir las neuronas.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

¿Quieres emprender un proceso de psicoterapia o coaching?
¿Te gustaría conocer lo que te puede ofrecer la PNL y/o la terapia Gestalt.?
¿O quizás un proceso de coaching generativo con hipnosis?
¡Haz clic en la imagen si quieres contactar conmigo!

Coaching y PNL en Sabadell También puedes llamar por teléfono al 615.56.45.37
O bien por mail: jspguasch@gmail.com

 

Entrada anterior directamente relacionada: Voz y comunicación en coaching y psicoterapia
Entrada siguiente directamente relacionada: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras.

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de facebook

Lenguaje y experiencia interna; PNL en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc.…).

 

Niveles de experiencia y pnl

BLOG


Ser y hacer. El sendero de los niveles neurológicos en PNL

Ser y hacer, los senderos neurológicos en PNL, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach. Coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior)

 

PNL y encuentro ser y hacer, consulta en Sabadell

El encuentro entre culturas ofrece inesperadas experiencias vitales.

Oriente y Occidente se han caracterizado por una orientación cultural distinta en la dicotomía ser y hacer. Así la mentalidad oriental está más encauzada al ser y la occidental al hacer. Por lo menos así ha sido históricamente hablando. Actualmente parece que ambas culturas tienden a converger en una síntesis de ambos senderos. Una coherencia interna hacia una mayor conciencia.

¿Quién soy yo? Es una pregunta que, en algún momento de la vida, casi todos nos hacemos.

Un camino de acción con conciencia para redescubrir nuestro ser en el hacer. Y en el ser encontrar nuestra expresión más auténtica. Diferentes caminos dentro de la terapia humanista convergen en esta recapitulación entre ser y hacer. Así la terapia Gestalt con su énfasis en el aquí y ahora, el contacto y las necesidades no resueltas. A la búsqueda de la autenticidad encubierta por los mandatos sociales y culturales de todo tipo. Muchos de ellos, por supuesto, contenidos en los mandatos parentales. El focusing con su énfasis en el contacto con el cuerpo (el cuerpo no engaña). La hipnosis con su insistencia en la coherencia y armonización de lo consciente con lo inconsciente. O la terapia del niño interior que nos lleva a las primeras experiencias que enrocaron nuestro ser.

Todas estas modalidades tienen cabida en un modelo que vincula ser y hacer. Se trata del modelo de los niveles neurológicos de la PNL . Este modelo nos remite a los diferentes niveles de aprendizaje o de cambio en nuestra conducta y/o actitud vital. Cuando los aprendizajes (por incorporar o ya incorporados) transcurren y se asientan coherentemente en los diferentes niveles, ser y hacer conectan fluidamente. Este modelo puede aplicarse a cualquier modalidad de terapia, coaching y psicoterapia.

Enumero a continuación estos niveles para comentarlos someramente después.

Entorno –> Conductas –> Capacidades –> Creencias –> Valores –> Identidad –> Transpersonal.

El árbol, una metáfora de los niveles neurológicos. Conexión entre ser y hacer.

El árbol, símbolo y metáfora de la unión de arriba y abajo.

En modo parecido, la estructura del cuerpo del ser vivo se articula en diferentes eslabones. Así, por ejemplo, los átomos se organizan en moléculas. Las moléculas crean células y tejidos. Los tejidos se aglutinan para conformar órganos. Finalmente, los órganos se organizan en los sistemas (circulatorio, respiratorio…). El conjunto de sistemas se organizan en la persona.

 

Principios sistémicos en la conexión entre ser y hacer.

La salud depende de la vitalidad de cada elemento y, muy especialmente, en la coordinación entre niveles. Esto último es la base del pensamiento sistémico con dos de sus principios básicos:

  • El principio de interconexión. Es decir todo lo que sucede en un nivel afecta a los siguientes. Por supuesto la coherencia entre los eslabones definirá la congruencia entre ser y hacer.
  • El principio del eslabón más débil. La fortaleza de un sistema está supeditada al más débil de sus eslabones.

Es recomendable que cualquier proceso terapéutico tenga en cuenta los distintos niveles. Bien sea para obtener el máximo avance con el mínimo esfuerzo (atendiendo al nivel más débil). O para conseguir un avance fluido (coherencia de niveles). Esto proporciona una sensación de coherencia entre ser y hacer que nos aporta la convicción de completitud y sentido. Veremos esto más adelante con ejemplos concretos.

Una transformación en los niveles superiores (en el sentido transpersonalidad hacia entorno) garantiza cambios en los niveles inferiores.

Así, por ejemplo, un cambio importante en la identidad suele generar cambios en los niveles de creencias, capacidades y conductas. De tal manera que ser y hacer quedan alineados de un modo distinto. Imaginemos una mujer y un hombre que pasan a ser padres (y asumen la maternidad y paternidad responsablemente). Este es un cambio importante en la identidad, especialmente con el primer hijo. Evidentemente esto genera cambios importantes en la orientación de vida de ambos.

Sin embargo los cambios en la identidad también pueden acontecer por vivencias internas profundas. Por ejemplo, procesos profundos y extensos de psicoterapia, experiencias excepcionales o, incluso, de tipo espiritual.

Las transformaciones en niveles inferiores pueden generar transformaciones en los niveles superiores, pero no necesariamente. Para esto es preciso un trabajo consciente en un proceso guiado, bien de coaching bien de psicoterapia.

Ser (para) hacer (para) tener

Por ejemplo, si aumento mi capacidad de concentración en función de un plan de ejercicios (nivel capacidades). Esto puede mejorar diferentes niveles de mi conducta (en el trabajo, tareas del hogar, lectura etc.…). Sin embargo, no siempre mejora el de las creencias. Así, por ejemplo, la persona puede o no mejorar su autoestima (nivel a medio camino entre creencias e identidad).

Unir lo espiritual con lo material pnl sabadell

La experiencia como fuente de unión entre lo antiguo y lo nuevo. Lo denso y lo sutil.

Por otra parte, a medida que ascendemos de nivel, lo concreto va dejando paso a niveles más abstractos. Del mismo modo la distancia entre ser y hacer se va acortando.

Los Niveles lógicos y neurológicos en PNL

  • El entorno es el nivel que nos informa de ambientes, lugares y momentos específicos.
  • Las conductas forman parte de lo observable en las personas, sin embargo ya es algo más cambiante.
  • Las capacidades tienen que ver con cómo la persona gestiona su mundo interno para hacer algo.
  • Las creencias y valores, generalmente acerca de uno mismo, las personas y el mundo, casi siempre se manifiestan en niveles implícitos y no siempre son conscientes.
  • La identidad tiene que ver con el autoconcepto de la persona, y generalmente escapa a la definición lingüística. De tal manera que, casi siempre se trabaja a nivel de metáforas.
  • Finalmente, el nivel transpersonal que es el sentimiento de sentirse formar parte de algo mayor. Bien sea en un ámbito espiritual, psicológico, o de colectivo social o familiar.

Del mismo modo, cada nivel precisa intervenciones distintas para propiciar cambios, así como atender a las particularidades personales. Si bien los distintos niveles están interrelacionados, generalmente es en uno de ellos donde dar el “golpe de gracia”. De este modo garantizamos procesos más rápidos y limpios.

He visto, por ejemplo, personas geniales para hacer exposiciones (un excelente nivel de capacidades y conducta). Y sin embargo no terminan de creérselo (nivel creencias/identidad). Es en el nivel de creencias donde intervenir en estos casos, o incluso en el de identidad.

También a la inversa. Personas que se creen con derecho a opinar e incluso anatemizar acerca de todo… Con una pobrísima preparación en aquello de lo que hablan. Nivel de capacidades deficiente, con unas creencias infladas acerca de uno mismo (inflación del ego)

 

Ser y hacer en el entorno

El entorno tiene que ver con el cuándo, dónde y con quién de una conducta concreta. Por ejemplo estudio (conducta) en una habitación ruidosa por las mañanas (entorno). Es el nivel más concreto pues, como veremos, a medida que avanzamos cada nivel es más abstracto. También elementos del ambiente y lo que incorporamos del mismo. Por ejemplo el tipo de aire que respiramos (contaminado o no), el tipo de comida. Todo lo que pueda mejorar un ambiente, tanto en un sentido material (higiene, orden, disponibilidad de material…), como en un sentido sutil (feng-shui, colores armónicos…) tiene un impacto en nuestra conducta (siguiente nivel)

 

Ser y hacer en la conducta

Intervenir en la conducta con pnl.

La conducta, la dimensión visible de nuestra experiencia.

La conducta es lo que hace la persona en entornos concretos y específicos. También podemos llamarlo comportamiento. Los matices de diferencia no afectan a esta visión de los niveles lógicos y neurológicos. Es el qué de lo que hacemos. La intervención terapéutica por excelencia es la del conductismo clásico. Sin embargo, en PNL también existen modalidades de intervención propias para este nivel. Cuando estas conductas son reacciones repetitivas hablamos de hábito o, incluso, reflejo condicionado a un estímulo.

 

Capacidades.

En este viaje entre ser y hacer nos movemos hacia un nivel más abstracto. Las capacidades tienen que ver con la estrategia y mapas mentales que utilizamos para materializar una conducta. Es el cómo, organizo mi actividad interna para, por ejemplo, motivarme para fregar los platos. Motivarme es una capacidad que puedo utilizar para diferentes conductas. En este caso, por ejemplo fregar los platos (conducta). Sin embargo puedo utilizar la misma estrategia interna (capacidad) para ir al gimnasio, levantarme temprano, estudiar etc.

Podemos utilizar la capacidad de motivarnos para, por ejemplo, vencer la procrastinación.

En este nivel utilizamos intensivamente elementos de lo cognitivo. Percepción, atención (foco y dirección), memoria (experiencias y calidad), diálogo interno, imágenes internas (calidad de las mismas) entre otras.

Es el cómo nos organizamos internamente para conseguir ciertas habilidades. Por ejemplo, creatividad, adaptación, estabilidad, determinación, sociabilidad, organización, gestión del tiempo, optimismo, persistencia, capacidad de aprendizaje, de trabajo, etc.…

Todas estas capacidades se pueden adaptar a diferentes conductas en distintos entornos. Así, por ejemplo, puedo ser organizado en el trabajo, en las tareas domésticas, o en una actividad de estudio.

 

Las Creencias

Este es el nivel nuclear en el sendero que une ser y hacer. Las creencias se dirigen hacia tres focos:

  • Creencias acerca de uno mismo. Núcleo de la autoestima.
  • Acerca de los demás. Capacidad relacional.
  • Creencias sobre la vida en general. Abarcan un amplio espectro de consecuencias.

Creencias y pnl sabadell. El núcleo de la conexión entre ser y hacer.

Las creencias el centro de la experiencia vital.

Generalmente contienen juicios y evaluaciones acerca de las tres áreas relacionadas. Por ejemplo puedo creer que soy incapaz de aprender a jugar bien a ajedrez. En este ejemplo observamos, además de la creencia limitante (en cierto nivel TODA creencia es limitante, incluso las “positivas”) que se dirige al área de las capacidades. Y esto es indiferente a si soy o no capaz. Puedo ser un estupendo estratega y creer que no lo soy.

Esto apunta a una de las características principales de este nivel. Las creencias pueden referirse a cualquier nivel lógico. Por ejemplo, puedo creer que mi consulta (entorno) es lúgubre, que mi actividad como terapeuta es torpe (conducta). También puedo creer que no soy capaz de empatizar (capacidades) o incluso creer que soy un pésimo terapeuta (identidad). Y todas estas creencias pueden o no estar alineadas con lo que, como consenso general, pudiera considerarse óptimo o no.

Las creencias suelen estar vinculadas a los límites que nos imponemos para hacer algo.

 

Los Valores, esenciales en el encuentro en ser y hacer.

Generalmente, en PNL, se ubican en un mismo nivel creencias y valores. Yo prefiero examinarlos diferenciadamente. Una definición clásica de PNL sobre los valores es la de “generalizaciones y nominalizaciones acerca de aquello a lo que aspiramos o con lo que queremos relacionarnos o conseguir”. Sin embargo, a efectos de divulgación, es más sencillo decir aquello que es importante para nosotros.

Valores y motivación interna

Los valores, el núcleo de nuestro ser y motivación interna.

Los valores y la jerarquía de los mismos es distinta en cada persona. Por otro lado, valores y creencias suelen estar vinculados por el cómo las segundas definen a los primeros. Así, la palabra profesionalidad puede ser distinta para dos personas diferentes. Para una puede representar definir y cumplir objetivos en una organización. Mientras que, para otra, puede ser llegar el primero e irse el último de la oficina. El valor es el mismo (profesionalidad), pero la semántica distinto para cada uno.

Así vemos como, por ejemplo en política, diferentes líderes se refieren a los mismos valores. Para alguien de izquierdas la libertad puede estar vinculada a la igualdad y justicia social real entre las personas. Para alguien de derechas, sin embargo, este concepto de libertad es algo más abstracto y menos vinculado a la justicia social. Así, el valor que ambos comparten es definido de modo distinto por diferentes creencias.

 

Valores, motivación y objetivos.

Los valores, por otra parte, son fuente de motivación interna. Así, una persona que pueda materializar sus valores en su vida privada y/o laboral tenderá a ser más feliz. Cabe diferenciar la motivación interna de la externa. La primera tiene que ver con lo que es importante intrínsecamente para la persona (valores). La motivación externa con factores externos. Por ejemplo un sueldo importante en un trabajo.

Los objetivos vinculados con valores personales son mucho más motivadores que aquellos que lo están con las fantasías del ego. Como por ejemplo, prestigio social, imagen, jerarquía, posición económica etc.… De esta manera los valores que se plasman en objetivos establecen importantes puentes entre ser y hacer.

En mi blog publique hace poco una lista de valores. Anexo enlace a la misma que te puede ser de utilidad para reconocerlos en tu día a día:

Lista de valores.

 

La identidad

Identidad, autoimagen y autoestima con PNL, en Sabadell. El núcleo del ser y hacer.

Los valores nos aproximan a nuestra identidad profunda.

Es el autoconcepto, la definición que explícita e implícitamente tenemos de nosotr@s mism@s. Todos los niveles anteriores, aunque distintos suelen confluir en este estrato de la experiencia vital. Si bien a veces existen importantes distorsiones. Por ejemplo no es lo mismo hacer (comportamiento) el tonto que ser (identidad) tonto.

La autoimagen y autoestima se reflejan en este nivel. Por su escala superior se vincula con lo transpersonal. En este vínculo la identidad dibuja tres aspectos, a saber:

  • Misión: tiene que ver con nuestra aportación única a la humanidad, sociedad, colectivo etc.
  • Rol: El tipo de persona que tenemos que ser para crear la vida que queremos. El papel a desarrollar para que se materialice nuestra aportación a la humanidad.
  • Propósito: ¿Para quién o para qué de nuestra aportación y rol a la humanidad?

Por ejemplo, una persona puede sentir la misión de hacer felices a los demás mediante la risa. Para ello se prepara para adoptar el rol profesional de clown. Y, si bien puede dirigir su actividad a toda la sociedad, decide enfocarse a los enfermos hospitalizados.

En su nivel más primitivo, la identidad tiende a la identificación, por ejemplo con otros grupos. Esto no tiene en sí nada de malo si, con ello, no perdemos nuestra individualidad que es lo que suele suceder con los fanatismos. Y esto es algo que, a menudo vemos con demasiada facilidad. Tendemos a identificarnos con un equipo de fútbol, una opción política, una idea o posicionamiento determinados etc.

 

La identidad durante la crisis del coronavirus.

Actualmente (enero de 2021) existe una polarización en la sociedad con motivo de la pandemia del coronavirus. Así, por un lado los negacionistas a ultranza, mientras que en el otro los que colaboran sin rechistar. Esto genera una identificación con actitudes y conductas extremas. Por ejemplo, los que siempre y en todo momento llevan la mascarilla y los que desobedecen continuamente los consejos y normas impuestas. De nuevo el vínculo entre ser y hacer refleja las diferencias. En este caso, la identificación (si existe fanatismo) diluye la identidad originaria.

El nivel de lo transpersonal

Terapia transpersonal en Sabadell

Lo transpersonal nos lleva a un nivel de experiencia distinto al acostumbrado por el ego.

Cuando hablaba sobre la identidad apuntaba al propósito. El ¿para qué o para quién de nuestra aportación? Este es pues el nivel de lo transpersonal. El estrato en el que trascendemos lo puramente egoico para estar al servicio de un propósito mayor.

Este nivel puede tener que ver con:

  • Causas vinculadas a colectivos sociales o profesionales; familiares (padres, hijos, hermanos, parejas); o la sociedad en general.
  • Solidaridad con los seres vivos en general, la naturaleza etc…Por ejemplo militancias ecologistas o animalistas.
  • Propósitos vinculados a lo transpersonal psíquico. Niño interior, conciencia ampliada, experiencias más allá del ego.
  • Lo puramente espiritual, vinculado o no con credos religiosos.

Gregory Bateson habló de “el patrón que conecta todas las cosas en un todo mayor”. Conceptos similares pueden ser el “campo relacional”, “conciencia colectiva”, “espíritu de grupo” etc. Estos conceptos, formulados de esta última manera, empiezan a introducirse en entornos organizacionales.

Hasta aquí esta exploración en la conciencia hacia una coherencia interna.

Veremos en otro artículo implicaciones prácticas de estos niveles. Hasta entonces, recibe un cordial saludo.

 

www.josepguasch.com

¿Te ha gustado este artículo?
¿Quieres explorar aspectos de tu vida con esta perspectiva?
¿Te gustaría vivenciar este nivel de coherencia interna?

Si es así, contacta conmigo sin compromiso.
¡Haz clic en la imagen para ampliar información o solicitar hora para una visita!
. Coaching y psicoterapia presencial y online.

coaching y psicoterapia con pnl en Sabadell

Y, por supuesto, puedes llamar por teléfono al 615.56.45.37 (También WhatsApp)

Siguiente artículo relacionado: ¿Cómo saber quién soy yo?. El nivel de la identidad según la PNL

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de facebook

 

 

 

 

 

 

 

Ser y hacer, los niveles neurológicos en PNL, Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, hablar en público, autoestima, adicciones, etc…).

Lista de valores para centrar los objetivos.

BLOG


Lista de valores. Una herramienta para la autoconciencia y ejercicios específicos

Lista de valores. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach. Consulta de coaching y psicoterapia con valores en Sabadell, Terrassa y online. (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior)

Valores y PNL en Sabadell. Lista de valores.

Descubrir y hacer operativos nuestros valores.

Tanto en psicoterapia como en coaching, a menudo se plantea al trabajo con valores. Como quiera que se trata de un aspecto algo abstracto, lo mejor es ofrecer diferentes ejemplos. A continuación una lista de valores a efectos de cualquier tipo de trabajo de superación personal.

No incluyo en esta lista de valores una clasificación por categorías. Como observarás existen algunos más trascendentes como lo transpersonal. Otros más terrenales como sexualidad o dinero. No creo que sea una buena idea etiquetarlos en una primera parte del trabajo pues podría condicionar la terapia. Es, simplemente, una herramienta de autoconocimiento.

Lista de valores más frecuentes.

 

Abundancia.

Acción consciente.

Aceptación.

Acogida.

Actividad.

Agradecimiento.

Ahorro.

Alegría.

Altruismo.

Amistad.

Amor.

Apertura.

Apoyo.

Aprendizaje.

Armonía..

Arte.

Asertividad.

Astucia.

Atracción.

Audacia.

Ausencia de esfuerzo.

Austeridad.

Autenticidad.

Autoafirmación.

Autocontrol.

Autoestima.

Autonomía.

Autosuficiencia.

Ayuda.

Belleza.

Beneficio.

Bienestar.

Bondad.

Buen ambiente.

Caballerosidad.

Calma.

Candidez.

Carácter.

Cariño.

Castidad.

Claridad.

Colaboración.

Comodidad.

Compañerismo.

Compartir.

Compasión.

Competencia.

Complicidad.

Comprensión.

Compromiso.

Comunicación.

Comunión.

Conciencia.

Conexión.

Confianza.

Congruencia.

Conocer gente.

Conocimiento.

Consciencia.

Consenso.

Consistencia.

Construir.

Contactos.

Contemplación.

Contentamiento

Control.

Coraje.

Cordialidad.

Cortesía.

Creatividad.

Crecimiento.

Cultura.

Curiosidad.

Dar.

Decisión.

Dedicación.

Delicadeza.

Desapego.

Desarrollo.

Descanso.

Deseo.

Determinación.

Diálogo.

Dignidad.

Diligencia.

Dinamismo.

Dinero.

Disciplina.

Disfrute.

Disponibilidad.

Distinción.

Diversión.

Dominio.

Dulzura.

Ecología.

Economía.

Ecuanimidad.

Educación.

Eficacia.

Eficiencia.

Emociones fuertes.

Empatía.

Encuentro.

Energía.

Enseñanza.

Entendimiento.

Entereza.

Entrega.

Entusiasmo.

Equilibrio.

Esfuerzo.

Esperanza.

Espiritualidad.

Espontaneidad.

Estabilidad.

Estar.

Bien estar.

Estar informado.

Estética.

Estudio.

Eternidad.

Ética.

Evolución.

Excelencia.

Exclusivo.

Éxito.

Expansión.

Experiencia.

Éxtasis.

Fama.

Fe.

Felicidad.

Fidelidad.

Fiesta.

Filosofía.

Finalidad.

Firmeza.

Flexibilidad.

Fluir.

Fraternidad.

Fuerza.

Funcionalidad.

Fusión.

Ganancia.

Generosidad.

Gozo.

Gracia.

Gratitud.

Gratuidad.

Hacer cosas.

Hermosura.

Honestidad.

Honor.

Honradez.

Humildad.

Humor.

Idealismo.

Identidad.

Igualdad.

Imagen.

Improvisación.

Independencia.

Iniciativa.

Innovación.

Inocencia.

Integración.

Integridad.

Inteligencia.

Intensidad.

Intimidad.

Intuición.

Invención.

Investigación.

Justicia.

Lealtad.

Libertad.

Liderazgo.

Longevidad.

Lucro.

Luz.

Mantener la palabra.

Meditación.

Mejora.

Misticismo.

Moderación.

Modestia.

Moral.

Motivación.

Nacionalismo.

Naturalidad.

Novedad.

Objetividad.

Ocupación.

Oportunidad.

Optimismo.

Orden.

Organización.

Originalidad.

Paciencia.

Pasión.

Patrimonio.

Paz.

Perdón.

Perfección.

Perseverancia.

Pertenencia.

Placer.

Planificación.

Plegaria.

Plenitud.

Poder.

Positivismo.

Pragmatismo.

Prestigio.

Profesionalidad

Progreso.

Propósito.

Prosperidad.

Protección.

Proximidad

Proyección.

Prudencia.

Puntualidad.

Pureza.

Radiante

Rapidez.

Razón.

Realidad.

Realización.

Reinvención

Relaciones.

Relajación.

Religión.

Religiosidad.

Renovación

Renuncia.

Respeto.

Responsabilidad.

Reto.

Riesgo.

Riqueza

Rutina

Saber

Sabiduría.

Sacrificio

Salud.

Santidad.

Satisfacer deseos.

Satisfacción.

Seguridad.

Sencillez.

Sensualidad.

Sentido de la vida.

Ser.

Ser oportuno

Serenidad

Servicio

Sexo

Sexualidad

Silencio.

Simpatía.

Simplicidad.

Simplificar.

Sinceridad.

Sintonía

Sobriedad.

Sociabilidad.

Soledad.

Solidaridad.

Sosiego.

Sumisión.

Superación.

Superioridad.

Templanza.

Ternura

Tolerancia.

Totalidad.

Trabajo.

Tradición.

Tranquilidad.

Transformación.

Transparencia.

Transpersonal.

Trascendencia.

Unidad

Utilidad.

Valentía.

Valor.

Valoración.

Variación.

Verdad.

Viajar.

Vida.

Vinculación.

Vínculo

Virginidad.

Virtud.

Vitalidad.

Vivir bien.

Voluntad.

 

 

 

 

Autoconocimiento para procesos de psicoterapia y coaching

Esta lista de valores pretende ser solamente un auxiliar. Conocerlos es vital para el autoconocimiento. Sin embargo es algo que no nos enseñan. Con los valores reseñados en este post podemos tener una idea intuitiva. Tanto si deseamos, simplemente saber algo más, como si estamos en un proceso de coaching o psicoterapia.

Coaching con valores en Sabadell

Podemos enriquecer nuestras vidas haciendo operativos nuestros valores.

Esta lista de valores es, por supuesto, incompleta y no pretende ilustrar acerca de nada. Es simplemente una herramienta orientativa para los distintos tipos de ejercicios que contemplan identificar nuestros valores. Estos son la fuente de nuestra motivación interna. Prácticas y ejercicios aparte, estará bien si les echas un vistazo y ver con cuál/es de ello/s te identificas más. Generalmente advertirás que se trata de ese tipo de conocimiento que sabemos implícitamente pero no tenemos muy presente.

Hasta aquí esta lista de valores. Puedes utilizarla para potenciar la conciencia de ti mismo y tu autoconocimiento. Más adelante incluiré ejercicios que nos remitirán a este resumen de valores.

No obstante, y para tu constancia, adjunto uno de mis artículos del blog. En él podrás darte cuenta de la importancia de los valores en nuestra vida.

Coaching para objetivos con valores

Reconocer los propios valores para nuestro autoconocimiento.

Y tú… ¿Cuáles son tus valores?

Hasta la próxima, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Gestalt, hipnosis y pnl en Sabadell

Lista de valores. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia con valores en Sabadell, Terrassa y online. (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc.…)

Yo te veo, la mirada del alma.

BLOG


Yo te veo. El poder de la presencia en la comunicación y terapia

Yo te veo. La presencia en comunicación y terapia, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior)

Indagar en lo nuevo y desconocido, dejarse sorprende por la vida y vivir en el presente. Consulta de terapia gestalt en Sabadell

Saludar al pasado y al futuro en el presente.

Recuerdo lo que me llevó a la terapia gestalt, hace más de 20 años. Por aquella época los libros de terapia gestalt aparecían en las librerías alternativas tipo New Age, espiritualidad, cábala, brujería…

Y fue en una de esas librerías de Barcelona, a finales de los 90, cuando sucedió. Es una librería yo diría que acogedora, hospitalaria, entrañable. Me gustaba husmear entre los libros. Un día, el propietario me dijo “¿te gustan estos temas verdad?” “Por supuesto”, le respondí. “Bueno, -me dijo- , puedes venir aquí siempre que quieras, explorar, indagar entre los libros, no hace falta que compres nada”.

Con las palabras de ese librero me sentí recibido. Intuí en su actitud esas palabras que más tarde utilizaría en alguna práctica, “yo te veo”. Sólo que en aquella época yo aún no lo sabía. Un espacio repleto de posibilidades se abría ante mí.

La vía del vacío fértil repleto de posibilidades.

Un día, husmeando entre los libros vi uno que me llamó la atención. “Terapia Gestalt, la vía del vacío fértil” de Francisco Peñarrubia. Así que, como tenía permiso, cogí el libro lo abrí y empecé a explorar. Nada más empezar el libro, en la sección de notas y agradecimientos aparece una cita de Martin Buber:

“Miro a veces el fondo de los ojos de un gato.
El animal domesticado ha adquirido al precio de su ingenuidad elemental la facultad de dirigirnos esa mirada, a nosotros que no somos ya animales.
La mirada de ese gato iluminada al contacto con la mía me pregunta:

  • ¿Es verdad que te interesas en mí?
  • ¿Es que existo para ti?
  • ¿Acaso existo?

Yo te veo. La mirada del gato Buberiano

La mirada del gato de Buber parecía inquirirle, ¿realmente existo para ti?

Esas palabras me bastaron para comprar el libro y, antes de una semana ya estaba empezando una formación en psicoterapia Gestalt. Así, tal cual, sin más.

Creo que fui uno de los primeros en leer ese libro. Yo conocía el vacío estéril y frío, pero me intrigaba eso del vacío fértil. Y sobre todo, lo que según Buber existía en el fondo de la mirada del gato, “yo te veo pero… ¿tú me ves a mí?

 

Cultivar la presencia la conciencia interpersonal “Yo te veo”

Yo te veo, podría ser la traducción del saludo “Sawabona”. La respuesta es “Shikoba”, estoy aquí o existo para ti. Este es algo más que un protocolo de saludo entre algunas tribus del sur de África. Implica un saludarse de presencia a presencia.

Y digo que va más allá de un simple protocolo. No es un simple “yo te veo” como constatación de percibir una presencia física. Sería, más bien, el equivalente al “Namasté” sánscrito, algo así como «mi divinidad saluda a tu chispa divina».

Para los acostumbrados al concepto “escucha activa”, es familiar el concepto “escuchar con todo el cuerpo”. Del mismo modo, en este “yo te veo” existe esta totalidad que recibe a la totalidad de quien es visto.

En clave musical, el recibir a la persona amada en su totalidad, en la canción de Katie James, “Todo o nada”.

Yo te veo, consulta de terapia gestalt en Sabadell

Cuando una mirada dice lo que las palabras no pueden.

He incluido tres ejemplos a modo de metáfora pues aprehender lo que existe tras este “Yo te veo” no es algo que se pueda entender sólo desde el concepto. Es más bien actitud. Actitud que invita a la apertura y la curiosidad. Ahora bien… cultivar esta presencia, requiere conectar con una parte nuestra que no juzgue, que no etiquete, ni valore….

Implica estar con el otro desde el propio ser pues no puedo escuchar si me olvido de mí. «La distancia que me separa de mí es la misma que me separa de ti».

Sawabona, Yo te veo

En el «yo te veo» de estas tribus (entre ellas la potente sociedad zulú) existen varios conceptos asociados. “Eres importante para mí”, “Te valoro”. “Veo quién eres en lo más profundo de ti”. Existe también la voluntad de recibir a la otra persona en su totalidad. Reconocer sus necesidades, miedos y aprendizajes pendientes. Así como la de verlo como alguien que aporta valor a la sociedad. Desde la propia individualidad. De hecho todos somos seres individuales y únicos y, desde esta diversidad, tenemos algo importante para aportar. Sólo tenemos que recordar “quiénes somos”. Y saber que alguien deposita su confianza con presencia y nos reserva un espacio.

Terapia transpersonal en Sabadell

El saludo, «Sawabona»

Todo esto es posible por la firme convicción de un lazo que lo une a todo. “Yo soy parte de ti y tú lo eres de mí”. Pero para esto se precisa ver a la otra persona de forma consciente y relajada. Ver con “mente de principiante”. Es decir con entusiasmo, curiosidad y sin per ni pre juicios.

Abrazar el alma de la otra persona con la propia para otorgarle un espacio. Y es en el espacio social donde el “yo te veo” adquiere una dimensión sanadora como veremos más adelante.

 

Shikoba, estoy aquí

 

“Cuando los hombres se saben escuchados, se vuelven débiles.
Estos momentos de debilidad son la única rendija a través de la cual puede desprenderse una gota de generosidad del granito humano.”
(Josep Pla, “El cuaderno gris”)

La respuesta a «Sawabona» (Yo te veo) es “Shikoba” (Estoy aquí). De nuevo la traducción literal ofrece una pobre perspectiva. Literalmente es “yo estoy aquí” o con otro matiz “entonces yo existo para ti”. En la respuesta existe un matiz de consuelo y aliento: “me siento aliviado al saber que existo para ti”. Es la respuesta que contiene el aliento profundo de saberse visto y aceptado.

Saberse aceptado es una necesidad humana. Creo, sin embargo, conveniente añadir un matiz que a veces no se tiene en cuenta. No es lo mismo la necesidad de ser aceptado que la necesidad de aprobación.

El ser aceptado está en el núcleo de la expresión “yo te veo”.

Shikona. Estoy aquí.

Shikoba. Estoy aquí.

Es decir: “te acepto tal y como eres. Con tus luchas y miedos. Con tus contradicciones y verdades”. “Y esto es independiente de mis criterios y valores que pueden no coincidir con los tuyos”. “Te acepto por lo tanto como ser único y valioso distinto a mí y honro tu existencia”. Estas frases entrecomilladas son el núcleo de la aceptación. Cuando alguien se sabe visto y aceptado, se siente recibido tal y como es. Y se siente libre para manifestar su autenticidad.

En la necesidad de aprobación el núcleo de la actitud y conducta es otro. La persona las moldea en función de lo que cree que aprobará o no el otro o la sociedad. Es decir, se aleja de ser quien es para agradar y, en su caso, mendigar amor.

Al no saberse aceptado puede existir el impulso de caer en la necesidad de aprobación. Es una tentación difícil de solucionar, especialmente si en ella se involucra un ser amado o admirado. Sin embargo, el proceso de individuación exige no caer en esta trampa.

 

Yo te veo, estoy aquí. Recordar quiénes somos.

Ouspenski (el alumno más aventajado de Gurdjieff) escribió acerca del recuerdo de sí mismo. Describe el recuerdo de sí mismo en términos más de sensación que de pensamiento. El pensamiento suele ser una de las trampas del ego. Mientras que la sensación de sí mismo (de mí mismo) tiene que ver más con la propia autenticidad. La esencia, nuestro centro, sí mismo, self, yo superior o como se le quiera llamar.

Recordar quiénes somos, terapia gestalt y transpersonal en Sabadell

La mirada del otro («yo te veo») nos recuerda quiénes somos.

En modo parecido a Rousseau, que creía que entre los hombres, en estado natural, reinan la amistad y la armonía, los zulúes creen que somos en esencia buenos. El origen de los actos dañinos está en el olvido de quiénes somos. En modo parecido, en nuestra cultura, hacemos una diferenciación entre “quién soy” y “qué hago”.

Esta convicción es la que subyace en la aceptación incondicional del otro y, por lo tanto, de la diversidad. Habita también en el núcleo de la expresión “yo te veo”.

La Programación Neurolingüística (PNL) lo expresa de un modo algo más elaborado a través de los llamados Niveles Neurológicos. Este modelo expresa los diferentes niveles que subyacen a toda conducta humana. Se tabulan mediante esta secuencia:

Transpersonal – Identidad – Valores/creencias – Capacidades – Conductas – Entorno.

El nivel transpersonal en los niveles neurológicos

Tiene que ver con la realidad (generalmente sutil) con la que nos sentimos partícipes. Tiene que ver con el sentimiento de pertenencia y puede obedecer a inclinaciones de tipo espiritual como otras más pragmáticas. En el segundo caso ejemplos pueden ser la familia, colectivos profesionales, sentimiento patriótico, social etc.

La Identidad

Es el núcleo esencial, esa parte que los zulúes reconocen como el ser bueno. No es tanto quién creo que soy, ni mucho menos el “yo social”. Este yo profundo que, por arriba, mantiene un vínculo con lo transpersonal es contaminado por las creencias y valores. Las creencias beben de las experiencias de referencia que van ocultando nuestro yo real. En Gestalt hablamos de los introyectos. Conformados por mandatos sociales, parentales y educacionales de todo tipo nos dicen “lo que se debe y no hacer”.

A esta identidad profunda, antes de la contaminación de las creencias, se dirige el “yo te veo”. Y también desde ese lugar se puede responder “Estoy aquí”.

 

Yo te veo. El poder de la presencia en la relación humana

No sé si te ha ocurrido alguna vez, hablar con alguien y parecerte que no está contigo. Que está pensando otras cosas o «en otro lugar».

Se trata de la presencia humana (o no presencia). Esta se caracteriza por una atención consciente al aquí y ahora. El aquí es el lugar y la persona, el ahora es el tiempo presente. Sólo desde este aquí y ahora alguien puede decir, «yo te veo». Sólo desde esta presencia puedo decir «me siento visto, estoy aquí».

Por supuesto, esto que expreso en palabras va más allá del lenguaje. Este es solo una forma de compartir.

Cuando olvidamos quiénes somos. El poder de la comunidad.

Yo te veo, el poder de la comunidad.

El ser en comunidad

Y volviendo al «yo te veo» de la comunidad sudafricana. Los errores que puede cometer un miembro son vistos como un grito de socorro. Una petición de ayuda de la identidad nuclear de la persona que ha “cometido” la irregularidad. La actitud de fondo es “te has portado mal pero en el fondo eres bueno”. De nuevo la diferenciación de los niveles comportamiento (“portado”), identidad (“eres”).

Entonces la comunidad se une a la persona para recordarle quién es. Lo colocan en el centro de un círculo y accionan un ritual. Algunas comunidades le cantan una canción especial, tal y como expuse en mi anterior artículo: Cultivar la presencia. Terapia Gestalt y autoconciencia. Y le recuerdan todo lo que hizo de bueno.

Los rituales obedecen a la peculiar idiosincrasia de cada cultura. Sin embargo son un modo simbólico de reconectar lo terrenal con lo sutil. La persona en sociedad con su núcleo esencial para que pueda aportar a la comunidad su don.

 

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

 

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Cultivar la presencia. Terapia Gestalt y auto conciencia

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Gestalt, hipnosis y pnl en Sabadell

 

 

 

 

 

 

Yo te veo. La presencia en comunicación y terapia, en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, hablar en público, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc.…).

 

Círculo de excelencia personal, consulta de coaching y pnl en Sabadell

BLOG


Círculo de excelencia personal. Una técnica de PNL para conseguir objetivos.

Círculo de excelencia personal y profesional, técnicas de PNL, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta. Consulta de coaching y psicoterapia (Hablar en público, Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, formación de coaching y pnl para el día a día en Sabadell etc.…)

“La gran revolución de nuestra generación
consiste en haber descubierto
que,
cambiando las actitudes internas de su mente,
los seres humanos
pueden cambiar
los aspectos externos de su vida»
William James.

 

Coaching y PNL en Sabadell

Modelar conductas y habilidades, una competencia básica en PNL

El círculo de excelencia personal es una técnica de PNL orientada a desarrollar y anclar habilidades específicas. Se utiliza muy especialmente en coaching para acceder a recursos internos que nos faciliten conseguir objetivos. Dicho de otro modo, el desarrollo de capacidades que nos acercan a nuestro éxito personal y/o profesional.

Sabemos que, cuando estamos instalados en estados internos de bienestar y posibilidad, nuestras habilidades nos apoyan a conseguir objetivos. Estos estados internos se sustentan en creencias, capacidades, sentimientos y experiencias de referencia. Y, muy especialmente, cómo las organizamos en nuestro interior.

El círculo de excelencia personal es una técnica de PNL que modela y sistematiza el modo en el cual accedemos a ciertas habilidades.

El modelaje es el alma de la PNL.

Es decir la capacidad de replicar, en diferentes contextos, factores que conducen a un resultado determinado. Por supuesto, nos interesa modelar factores de éxito. Esta es la orientación del Círculo de excelencia personal y profesional.

¿Puedes recordar momentos de tu vida en los que superaste dificultades?
¿O bien momentos en los que conseguiste, con éxito, ciertos objetivos?

En ambos casos, ¿Qué habilidades y recursos pusiste en juego?

La buena noticia es que estas habilidades de éxito las puedes extrapolar a otras situaciones. Esta es la esencia de la técnica de PNL el círculo de excelencia personal y profesional.

Modelar habilidades de éxito en coaching y PNL.

“Si algo funciona no lo toques”. Puede ser una visión de extrema prudencia. Ahora bien… si algo funciona… ¿por qué no extrapolarlo a otras situaciones, momentos, personas…?

El círculo de excelencia personal, técnicas de PNL en Sabadell

Los diferentes factores internos (recursos) que conducen al éxito

Bien, imaginemos que estás en un proceso de coaching en el que te planteas un objetivo. Por ejemplo alcanzar el nivel A2 de inglés en el plazo de un año. Elaboras tu plan de acción, empiezas con el mismo y… empieza a fallarte la motivación. Por supuesto que existen técnicas de Pnl específicas para la motivación. Sin embargo, ahora trabajaremos con el círculo de excelencia personal.

Plantéate ahora:

  • ¿En qué momentos de tu vida te sentiste especialmente motivado?
  • ¿Cómo te sentiste? ¿Qué pensaste?…. Verás en la sección de la construcción del círculo de excelencia personal un inventario algo más completo.

Cuantos más momentos mejor. Recomendación: modelar habilidades de éxito exige identificar periodos concretos y específicos. Cuanto más, mejor. Detallar, lugar, personas, entorno, tiempo… Es decir instantes definidos y limitados.

Entonces… ¿no sería fantástico anclar estos recursos para extrapolarlos a voluntad a cualquier objetivo pendiente? Esta es la propuesta del círculo de excelencia personal y profesional.

 

¿Y qué pasa si no recuerdo momentos de especial éxito o excelencia en alguna habilidad?

Por supuesto lo ideal es recurrir a momentos propios. Son experiencias de referencia que nos llevan a nosotros mismos, es por lo tanto, lo ideal. Te animo pues a que insistas y explores un poco más en ello. Ahonda en recuerdos que pueden ir desde tu niñez hasta hoy mismo.

Y si realmente “es” imposible…

Existen dos alternativas más.

1.- Personas o personajes que te inspiren esa cualidad que deseas incorporar. Pueden ser personas reales conocidas, “medio conocidas”, famosos a los que no tienes acceso. Pueden ser también personajes mitológicos o de fantasía. Lo importante es la imagen interna que tú tengas de ellos, si incorpora esa habilidad para tu éxito.

2.- Imaginar “como si…”. Si bien al final de la técnica del círculo de excelencia personal aplicas el “como si” también puedes hacerlo ahora. Es, pues, imaginarte teniendo esa habilidad y aplicándola en el entorno y tiempo que deseas.

 

La importancia en coaching y PNL del juego interno. El secreto del éxito.

Juego interior y juego exterior, consulta de PNL en Sabadell

Importancia de la coherencia entre el juego interior y el juego exterior.

Timothy Gallwey en “El juego interior del tenis” distinguió dos habilidades distintas en la práctica de este deporte. Los llamados juego exterior y el juego interior. El juego exterior tiene que ver con el desenvolvimiento para alcanzar una meta externa. Superar los obstáculos externos. Evidentemente tiene mucho que ver con el plano físico.

Sin embargo el juego interior tiene que ver con el despliegue de habilidades internas. Por ejemplo concentración, determinación, alerta relajada, confianza, auto-aceptación y crítica CONSTRUCTIVA, flexibilidad, estabilidad, etc.… Y, por supuesto, gestionando óptimamente la ansiedad, la duda, falta de confianza, rabia etc.…

Como verás el juego interno contempla la habilidad de gestionar estados internos. Esto es de vital importancia en el coaching generativo. Sabemos que un estado interno óptimo desenvuelve actitudes y comportamientos más eficaces que otro auto-limitante.

Así pues, el círculo de excelencia personal es una técnica de PNL que ayuda a:

  • Invocar esos estados internos de recursos.
  • Anclarlos para hacerlos operativos de un modo rápido y en diferentes contextos.

 

Los vendedores, un ejemplo de coaching actualizando recursos.

Recuperar los recursos internos, consulta de coaching y pnl en Sabadell

Recordar la alegría para estar alegres.

La venta es una profesión difícil. Exige mucha motivación y habilidades especiales. Algunos vendedores recurren a una estrategia que bien pudiera ser de coaching e, incluso de PNL.

Tienen una libreta en la que anotan sus ventas más exitosas. Es un registro personal en el que, sencillamente, apuntan los datos que les sirve para recordar esos momentos de éxito.

¿Y para qué hacen eso?

Pues bien, es el espíritu del modelaje en PNL. Y también la esencia del círculo de excelencia personal. ¿Adivinas?. Cada vez que tienen una visita importante o una venta difícil, recurren a la libreta. Cinco minutos antes le echan un vistazo, recuerdan las ventas que les funcionaron y… ¡ocurre la magia!… Pero no es exactamente magia. Creo que fue Wittgenstein quien dijo algo como:

Podemos ser felices,
recuperando el recuerdo de momentos en que lo fuimos.

 

Por supuesto, reviviendo esos momentos como si estuvieran pasando aquí y ahora. Evocando la percepción sensorial subjetiva con todos los sentidos. Y evitando las trampas de la mente (no del cerebro) que puede aparecer como nostalgia, frustración etc.

Pues bien, esta es la propuesta de la técnica de PNL, el círculo de excelencia personal. Por supuesto con una metodología optimizada.

 

Modelar el círculo de excelencia personal. ¿Cómo es nuestra experiencia de éxito?

Si has leído algo de PNL o has seguido mis artículos, sabrás que la PNL heredó de la terapia Gestalt la orientación hacia el cómo. Es decir, cómo registramos una experiencia de éxito y otra que no etiquetamos como tal. La importancia no está en el contenido (el qué) sino en la forma, el cómo.

Círculo de excelencia para el éxito, consulta en Sabadell

¿Cómo sabes que tienes éxito?

Lo verás claro con un ejemplo. Imaginemos dos personas que van en coche y tienen un accidente. Las dos salen ilesas pero una de ellas queda traumatizada y es incapaz de volver a conducir. La otra, en cambio, al día siguiente conduce como si no hubiera pasado nada.

¿Qué ha ocurrido si las dos vivieron la misma experiencia?

El secreto está en cómo registraron internamente la experiencia. Una de ellas, por ejemplo, puede tener un recuerdo vívido, en color, con imágenes grandes, próximas y en movimiento, revivido plenamente sumergido.

La otra, sin embargo, con imágenes lejanas, en blanco y negro, desdibujadas etc.…. (Puedes ver más de esto en mi artículo: Submodalidades de PNL y superación personal)

¿Imaginas cuál de las dos es más probable que sea la traumatizada?

Es importante destacar que estas claves que despiertan tus habilidades o tus miedos, son solamente tuyas. Por esto la PNL no es, solamente, un conjunto de técnicas aplicables en coaching o para conseguir objetivos. Es también, una disciplina de autoconocimiento y conciencia.

A continuación examinaremos el cómo de tus experiencias de éxito.

 

El círculo de excelencia personal, los pasos uno a uno

1.- En primer lugar elige una habilidad que quieras mejorar o replicar en un contexto determinado. Por ejemplo capacidad de concentración.

Piensa en periodos de tu vida en los que la has puesto en juego. Elige el más representativo. Revive, de momento brevemente, ese instante, el que hayas experimentado más plenamente.

2.- Visualiza ahora un círculo en el suelo frente a ti. Imagínalo con color, sonido o cualquier otra percepción que, espontáneamente te recuerde esa habilidad que quieres modelar. Recuerda que durante este paso, lo ves a cierta distancia. Es lo que en PNL se conoce como posición disociado.

Coaching y PNL en Sabadell

Desde la posición de observador podemos analizar.

El círculo que ahora visualizas desde cierta distancia (dos o tres pasos) debe ser lo suficientemente grande como para que quepas en él en un momento del ejercicio.

Ahora observa esa experiencia en ese círculo. Viéndote a ti mismo…. ¿Cómo te ves? ¿Cuál es tu postura/gestos/lenguaje corporal?

Escuchándote.… ¿Cómo oyes tu voz?

Desde esta posición solamente puedes ver y oír lo que puede ver y oír un observador. Puedes imaginar qué sentirías si fueras un observador, pero no lo que sentirías estando ahí. Esta diferencia es sutil pero conviene tenerla presente. Desde esta posición puedes indagar cómo sería verte desde fuera, es una posición más mental.

 

Viviendo en el círculo de excelencia personal la experiencia de éxito.

3.- Una vez hecho este inventario de tu percepción como observador, toma una profunda respiración. Da un paso (o dos o tres) al frente y sitúate en el centro del círculo. Profundiza y expande ahora en tu percepción sensorial subjetiva. Es muy importante tener claro este paso. En PNL, se llama vivir una experiencia en modo asociado. Es fundamental para el éxito en la práctica del círculo de excelencia personal. Así que voy a ampliarlo

Ahora no te ves como observador, vives la experiencia en primera persona, sumergido en la experiencia de plenitud de recursos. Haz un inventario completo de tu experiencia en tiempo presente. Reviviendo aquí y ahora esa experiencia de éxito y plenitud de recursos.

El inventario de recursos debe incluir todos los sentidos físicos, es decir:

A/ Vista. ¿Cómo te ves a ti mismo en tiempo presente? (Imagina tener un espejo pues ahora, en el centro del círculo de excelencia personal lo vives en primera persona). Puedes ver la cara de alegría y/o sorpresa de personas próximas.

La visión también puede referirse a imágenes internas que puedan aparecer. Este es un mundo plenamente personal. Desde visualizarte nadando ágilmente, hasta aparecer una imagen metafórica. Yo tuve un cliente al que le aparecía la imagen de un puma saltando ágilmente sobre su presa…. Así que…

B/ Oído. ¿Qué te dicen tus amistades, pareja, hijos, padres, etc.…? ¿Cómo, por ejemplo, suenan tus pasos al andar más ligero?

Incluye también los diálogos internos (auditivo interno). ¿Qué te dices ahora? ¿Cuáles son tus frases motivadoras y de auto-felicitación? ¿Cómo suena ahora tu voz interna – volumen, tono, timbre….?

La sensación corporal, el corolario de la experiencia de éxito en el círculo de excelencia personal

C/ Sensaciones corporales. Revive y explora en tu postura corporal aquí, en este momento de éxito. ¿Cómo es tu respiración? ¿Y tú gestualidad? ¿Cómo andas o te incorporas de una silla? ¿Cómo son los patrones de tensión y/o relajación en tu cuerpo? ¿Qué sentimientos te invade? (Es de suponer que de alegría, confianza etc.…). ¿Dónde sientes en tu cuerpo esta sensación de éxito? Este elemento de las sensaciones corporales es genuino en este paso. En el anterior, cuando te visualizabas desde fuera del círculo de excelencia personal no. Podía aparecer, como mucho, la sensación desde la percepción de un espectador, pero no la genuinamente tuya. Ahora eres el protagonista.

El círculo de excelencia personal y profesional. Sumergirse plenamente en la experiencia para vivirla plenamente.

Sumergirse y disfrutar de la experiencia permite revivir el estado interno asociado a ella.

En este apartado puedes incluir, de existir, patrones de gusto y olfato, sabores, olores asociados, de haberlos.

Expande y disfruta toda esta vivencia explorando el cómo. Te puede servir de ayuda mi anterior artículo sobre las submodalidades. Explora en cada submodalidad para ver cómo la puedes volver más viva y disfrutar más de ella. Por ejemplo añadiendo brillo, color, movimiento, profundidad en las imágenes. O un sonido más envolvente, nítido o voces más suaves. Tienes muchas variantes contempladas en el cuadro de submodalidades para mejorar tu experiencia en tu círculo de excelencia personal.

Disfruta, amplifica y vive intensamente este momento.

Con esto estás incorporando tus patrones cognitivos, conductuales, sensaciones físicas y emocionales de tu estado de plenitud de recursos. Es decir, tu estado interno eficaz y de éxito.

Recuerda que una vez plenamente asociado, tu atención debe estar focalizada hacia lo externo y lo interno. Por ejemplo, imágenes externas y representaciones internas, voces externas e internas.

Toma nota de todos estos patrones. Si lo haces con algún compañero, pídele que te ayude en esta exploración y díctale para que tome nota.

 

Elementos adicionales del círculo de excelencia personal

En la medida que conozcas mejor los factores asociados a tu rendimiento óptimo, más fácil te será acceder a él. Ahora imaginemos otros ingredientes posibles del éxito.

Recuerdas que al principio, como observador te sugerí la posibilidad de contemplar el círculo con un color, vibración o sonido. Esto es así para incorporar lo visual (color), sensación (vibración) y auditivo (sonido). Por supuesto que te sugieran el recurso o la habilidad a incorporar.

Si así lo has hecho, imagina también tu cuerpo impregnándose de ese color. Por fuera y por dentro.

Imagina también tu cuerpo vibrando con ese sonido, si lo has incorporado.

Siente cómo el color, la vibración y el sonido van subiendo por todo tu cuerpo. Recorriendo desde tus pies, pantorrilla, rodillas, muslos, abdomen inferior y superior, tórax, hasta llegar a la cabeza.

Amplifica esta y el resto de sensaciones y percepciones. Imagina que las respiras más y más profundamente. Como si se incorporaran a todas tus células. Y recuerda que al hacerlo, una habilidad no es tal habilidad hasta que no entra en el músculo. Es decir, hasta que no se convierte en conducta. Por eso imagina que impregna las células, tejidos y músculos hasta que encarna en acción.

Anclar el momento de excelencia

El anclaje en PNL una herramienta básica.

El anclaje de una experiencia de éxito

Anclar en PNL es asociar un estímulo sensorial, imagen o palabra a una experiencia interna. En este caso a una experiencia interna de recursos. La forma de actuar es muy sencilla. Una vez plenamente sumergido en tu experiencia sensorial de éxito:

  • Imagina una imagen, color, persona, etc.… que te lo recuerde (ancla visual)
  • Una o, como mucho, tres palabras (ancla auditiva)
  • Un gesto o posición corporal (ancla kinestésica)

Estas anclas te pueden servir para acceder de un modo directo al recurso en tu día a día. De este modo la práctica de coaching y/o PNL se hace operativa de un modo más rápido y práctico.

A continuación sal del círculo y repite los pasos 2 y 3. Puedes repetirlo las veces que necesites hasta tener la certeza de poder acceder de un modo rápido y directo. No obstante no te obsesiones con la perfección.

 

Extrapolando el círculo de excelencia personal a situaciones concretas.

4.- Ahora fuera del círculo, Identifica algunas de las situaciones en que quisieras tener ese estado, pero viendo la experiencia como desde fuera, sin sumergirte en la misma.

Tan pronto como hayas detectado el nuevo contexto, introdúcete en el círculo. Sumérgete ahora en la experiencia y observa las variaciones en tu estado interno. Revive la situación nueva con las sensaciones incorporadas en el círculo de excelencia personal. Para reforzar, activa las tres anclas. Deberías revivir esta situación en plenitud de recursos.

Sal fuera del círculo y observa si el estado de plenitud de recursos sigue operativo. Refuerza si es preciso volviendo a introducirte en el círculo.

 

Concluyendo

Puedes utilizar esta técnica de PNL en multitud de ocasiones. Si necesitas confianza para hacer una presentación. O determinación para dejar de fumar. Quizás para motivarte para apuntarte a un gimnasio (y sí, ir regularmente, 😆 ).

Recuerda que puedes invocar tu círculo de excelencia personal activando las tres anclas. Pero, eso sí, antes tendrás que hacer la práctica. Y recuerda:

Es una excelente herramienta para afianzar tu éxito personal y/o profesional

Hasta el próximo artículo recibe un cordial saludo,

 

www.josepguasch.com

Anteriores artículos relacionados: Cómo vivir una emoción con ecuanimidad; Submodalidades de PNL y superación personal; El principio de intención positiva en PNL; Despertar conciencia y PNL; Aceptación y responsabilidad; El perdón y las posiciones perceptivas; Posiciones perceptivas y empatía; Consulta de PNL Online y presencial en Sabadell

Siguiente artículo relacionado: Meditación de la sonrisa interior

¿Quieres poner en práctica el círculo de excelencia personal?

¿Te gustaría conocer más técnicas de Pnl para el éxito en tus objetivos?
¡Pídeme información gratuita y sin compromiso!
Consulta de PNL, presencial y Online

Consulta de PNL en Sabadell y Online. Consulta de programación neurolingüística ONline

 

 

 

 

 

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

 

El círculo de excelencia personal y profesional, técnicas de PNL en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta. Consulta de psicoterapia y coaching (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, cursos de crecimiento y superación personal en Sabadell etc.…)

 

El centramiento en acción en el coaching generativo

BLOG


Equilibrio emocional, centramiento en acción y coaching generativo

Equilibrio emocional, centramiento en acción, coaching generativo Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, Curso de coaching y pnl para el día a día en Sabadell )

 

Centramiento en acción y equilibrio emocional, alerta y relajado

Estado de relajación alerta

Vimos en el artículo “cómo vivir una emoción con ecuanimidad” cómo acceder al equilibrio emocional mediante la terapia disociadora. Inspirada esta en la PNL (Programación neurolingüística)

Estudiamos el proceso de disociación como un elemento que nos ayuda a tomar distancia de las emociones difíciles. Así podemos actuar con mayor desapego sin dejar de estar en contacto con (no en) la emoción. Sin embargo, en estas situaciones accedemos a una vivencia algo desarraigada. Como si la experiencia “no fuera con nosotros”. Existe, pues, una segunda posibilidad para avanzar en este equilibrio emocional mediante el centramiento en acción.

En este artículo pondremos en juego dos habilidades. La de la terapia disociadora (cuyo enlace al artículo está un poco más arriba). Y, por otro lado, el centramiento activo, una práctica básica del coaching generativo. Para ello te sugiero repasar el artículo Relajación y centramiento y poner en práctica el audio centramiento estándar.

La terapia disociadora es solamente el paso intermedio. El centramiento en acción permite la experiencia de vivir un estado emocional con ecuanimidad. Y creo que esta habilidad, la de adquirir equilibrio emocional, es básica para avanzar en la actualidad.

 

Buscando una experiencia que te aleje del equilibrio emocional

coaching generativo, salir de la zona de comodidad

Cualquier experiencia que te “saque de quicio” es válida. Al principio, y a los efectos de empezar la práctica, es conveniente que no sea muy intensa. A medida que domines la técnica, podrás hacerlo con experiencias más hirientes. Este es un principio válido para el coaching y cualquier terapia.

Escribo este artículo en el mes de junio del 2020, en plena crisis del Covid19. Tenemos a nuestro alcance, experiencias que nos acercan al temor, la incertidumbre, el estrés, ansiedad, etc. Así que, tal y como trabajamos en PNL y coaching, te pido que elijas una experiencia concreta. Tenga que ver o no con la actual situación.

A menudo me preguntan: ¿Y si no recuerdo una experiencia dolorosa concreta? La respuesta es sencilla, invierte el tiempo necesario para recordarla. Estoy convencido que cualquier trabajo de psicoterapia o coaching que no contemple experiencias de referencia concretas, está condenado al fracaso.

Para alcanzar el equilibrio emocional mediante la práctica del centramiento en acción debes trabajar con experiencias concretas.

Pensar, especular, razonar, hablar acerca de…. es cosa de la mente. Sin embargo, trabajar con experiencias registradas en nuestro cerebro es lo que permite transformarlas. Y esto es así porque son las conexiones neuronales las que registran nuestras experiencias. Y estas forman parte de nuestro cerebro y tejido nervioso.

Para trabajar con el centramiento en acción y la terapia disociadora, necesitamos, pues, experiencias específicas. Si sabes lo que es el miedo es porque en algún momento lo viviste. Si conoces la tristeza es porque has tenido alguna experiencia de aflicción. No puedes conocer el enamoramiento si no te has enamorado. Y todos estos registros están grabados en nuestro sistema nervioso y cerebro.

Para incorporar el equilibrio emocional en situaciones cotidianas debemos trabajar con situaciones reales. El coaching y la PNL forman parte de un tipo de terapias básicamente prácticas.

 

Antes de practicar el centramiento en acción. Revive la experiencia en modo asociado y disociado.

Así que, encuentra una experiencia incómoda concreta. Un día, en un sitio y con una/s persona/s identificada/s. Cuando la tengas accede a ese recuerdo, imagina que lo proyectas delante de ti, en modo disociado. Si tienes dudas puedes leer este artículo “Cómo vivir una emoción con ecuanimidad. La terapia disociadora. En modo disociado te ves como un espectador.

Equilibrio emocional con PNL y terapia disociadora en Sabadell

La terapia disociadora hace ver la realidad desde cierta distancia.

A continuación da un paso adelante y sumérgete en la experiencia. Asóciate a ella, vívela en primera persona. Hazlo con una plena experiencia subjetiva interna. Esto es, mira lo que ves, escucha lo que recuerdas oír, evoca las sensaciones y sentimientos. En primera persona, como si estuvieras ahí en tiempo presente.

Ahora da un paso hacia atrás. Nota en cuál de los dos modos vives la experiencia con mayor equilibrio emocional. La vivencia no es la misma, no ha cambiado. Sin embargo, en términos generales, el modo asociado nos facilita el revivir la experiencia con mayor intensidad. No cambia el qué, cambia el cómo y, de este modo, cambia como vivimos ese momento.

Veremos a continuación cómo incorporar el centramiento activo pues vivir una experiencia en modo disociado provoca lo que yo llamo el “modo pasota”. Es decir, un desapego que puede ser próximo a un desentenderse. Y esto está bien para, por ejemplo, escuchar a algunos políticos, pero no siempre es lo ideal. Para esto incorporaremos el centramiento en acción.

 

El centramiento en acción, la base del coaching generativo.

Una de las prácticas básicas del coaching generativo implica el

Centramiento en acción, consulta online y en Sabadell

El centramiento en acción no implica pasividad.

trabajo con los estados internos. Saber invocar y mantener estados de calidad es esencial para responder con ecuanimidad a los retos cotidianos. De poco sirve una práctica de meditación, mindfulness, relajación etc.… si en situaciones estresantes se “nos llevan los demonios”. Es precisamente en lo cotidiano que debe aparecer el equilibrio emocional.

El centramiento en acción es la base que nos sirve para consolidar esta habilidad. Y para seguir con la práctica es imprescindible haber leído el artículo Relajación y centramiento. En el mismo encontrarás un enlace a un audio que enlaza a un ejercicio de trance generativo.

El centramiento en acción es la base para el equilibrio emocional.

Para seguir doy por hecho que has realizado esta práctica y la señalada anteriormente: La terapia disociadora.

Entonces volvemos al momento en que te disocias de la experiencia. Desde aquí da un paso atrás, respira un poco más profundamente, estimula el ancla del centramiento. Permanece en ese estado de centramiento activo durante unos segundos.

Con el ancla activa da un paso adelante y sitúate en la posición de observador. Examina, en modo disociado la situación. Una vez preparad@, con el ancla y centramiento activos, das otro paso adelante y te asocias a la experiencia. Observa qué cambia en el modo de vivir esa situación.

Generalmente verás que no te afectará tanto, aun cuando la experiencia sea la misma. Podríamos decir que la vives con un mayor equilibrio emocional. Como verás esta es la esencia de la práctica del centramiento en acción. Se trata de llevar este estado interno de calidad a cada situación cotidiana.

 

Alcanzar el equilibrio emocional con la práctica del centramiento en acción. El secreto

Repite este ciclo, con esta experiencia unas tres o cuatro veces. De esta manera quedará anclado en tu interior. Esta es la base del trabajo con las submodalidades. En concreto con la de asociado y disociado que puedes ver en el artículo cuyo enlace acabo de incorporar.

El centramiento en acción hay que practicarlo

Con el centramiento nos permitimos brillar con nuestra propia luz

Practica una y otra vez con diferentes experiencias, siempre específicas. Es una buena idea hacerlo al finalizar el día con algún momento que te haya incomodado. El cerebro tiene una gran capacidad para generalizar de tal manera que, una vez lo hayas reelaborado un número determinado de veces, podrás hacerlo sin pensar. El ejercicio entonces ya será un recuerdo.

Es como aprender a conducir. Primero tienes que pensar en pisar embrague antes de encajar la marcha. Después soltar embrague y pisar acelerador etc.… Con el tiempo, ya no tienes que pensar en estos pasos y lo haces automáticamente. El equilibrio emocional con el ejercicio del centramiento activo funciona de igual modo. El ejercicio no es más que una forma de reestructurar la experiencia interna. Una vez anclada en tu interior podrás reelaborar cualquier experiencia sobre la marcha. Y lo harás sin necesidad de toda la parafernalia del ejercicio o, como mucho, con solamente una elaboración mental.

 

¿Cuántas veces deberé practicar el centramiento en acción para conseguir el equilibrio emocional?

Como en todo lo que tiene que ver con el crecimiento interior, cada cual tiene su ritmo. No puedo dar, pues, unos tiempos exactos. Sí puedo, no obstante, ofrecer unas pautas que servirán para aprovechar mejor y más rápido los ejercicios.

1.- Afianzar las prácticas iniciales.

Como en todos los conocimientos acumulativos hay que cuidar los principios. Para no ser repetitivo me remito a los dos enlaces reseñados con anterioridad. Uno es el artículo de la terapia disociadora, otro el de la relajación y centramiento. De hecho la práctica del centramiento activo para el equilibrio emocional es la suma de ambos ejercicios.

2.- Conseguir el equilibrio emocional empezando con experiencias desagradables, pero poco.

Es parecido a cuando aprendimos a montar en bici. Generalmente no lo hicimos directamente, sobre una bicicleta grande de solamente dos ruedas. Es posible que empezáramos con un triciclo o con una bicicleta con dos ruedas auxiliares. Algunos niños empezaron siendo asistidos por sus padres. En cualquier caso, hasta que no se afianza el equilibrio, poco a poco, no empezamos a circular en bici por cualquier terreno. El centramiento en acción necesita “curtirse” en situaciones cada vez más intensas, pero empezar gradualmente. Este paso a paso constante y progresivo te conduce al equilibrio emocional deseado.

3.- La práctica regular del centramiento en acción

Como he expuesto anteriormente, practicar regularmente y con

Equilibrio emocional en el centro de la tormenta, consulta en Sabadell

Con el centramiento activo puedes permanecer en el centro del huracán

situaciones reales. Nuestro cerebro tiene registradas las experiencias que considera significativas. Estas experiencias son como una base de datos que colorean nuestro presente. El modo en que las recodifiquemos sentará la base del cómo experimentemos las siguientes vivencias. Por eso la práctica del centramiento activo es fundamental para ir acercándonos a la serenidad emocional.

4.- Dejar la práctica escalonadamente.

En algún momento ya no será necesario practicar el ejercicio, pero no es aconsejable cortar de golpe. Las pautas de conducta y actitud aprendidas durante años pueden volver a poco que se les dé una oportunidad.

Por esto es mejor no “abrir compuertas” abruptamente y sí hacerlo de un modo escalonado. De este modo el centramiento activo se irá fortaleciendo y abriendo paso de un modo seguro.

5.- Si es necesario, reforzar con un proceso de coaching generativo online o presencial

Todas las prácticas que propongo en el blog pueden ser beneficiosas. No obstante no pueden sustituir la práctica con un coach o psicoterapeuta certificado y entrenado. Esto también es válido para conseguir el equilibrio emocional con el centramiento en acción. El terapeuta ayuda a adaptar las prácticas a tu situación real y, en su caso, optimiza los resultados.

Hoy en día, y gracias a la tecnología, este tipo de ejercicios se puede realizar mediante procesos online. Aunque, por supuesto, la modalidad presencial sigue vigente.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

 

¿Conoces el coaching generativo?
¿Te gustaría probar esta exclusiva modalidad de crecimiento personal?

Visitas online y presenciales
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Clica en la imagen!Coaching generativo online y presencial en Sabadell

Anteriores artículos relacionados: El centramiento, estado de relajación alerta y fuente de recursos, Relajación y centramiento. ¿Por qué en psicoterapia y coaching?, Cómo vivir una emoción con ecuanimidad, la terapia disociadora

Siguiente artículo relacionado: Yo te veo. El poder de la presencia.

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo.

 

¿Te resultó interesante este artículo sobre el centramiento en acción para conseguir el equilibrio emocional?
¿Estás interesad@ en un programa personalizado de
coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Icono de facebook, Josep Guasch, coaching y psicoterapia, consulta en Sabadell

 

 

 

 

 

 

Equilibrio emocional, centramiento en acción, coaching generativo en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, Cursos de crecimiento personal, etc.…) en Sabadell y Terrassa

Cómo vivir una emoción con ecuanimidad. Consulta de PNL Generativa en Sabadell

BLOG


Cómo vivir una emoción con ecuanimidad, la terapia disociadora

Cómo vivir una emoción con ecuanimidad, terapia disociadora Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior).

 

Cómo vivir una emoción con ecuanimidad.

Vivir con ecuanimidad, equilibrio emocional

Hablamos tal y como organizamos nuestra experiencia en el cerebro. Por ejemplo, supongo que alguna vez habrás oído la frase “es una persona distante”. Esta frase no es una frase casual. Generalmente nos habla de una persona fría, poco apegada a las emociones. Por el contrario, cuando decimos de una persona que es próxima, nos referimos a alguien acogedor, empático, que conecta con el mundo emocional.

En este artículo trataré cómo vivir una emoción con ecuanimidad mediante la terapia disociadora. Empezaré con una introducción.

En el artículo “Despertar conciencia” hablo de las ventanas de nuestra percepción. De cómo nuestros sentidos físicos nos conectan con lo que está ahí fuera. Esto conforma un modo de vivir y representarnos nuestras experiencias. Así, algo que vemos en el mundo externo, se corresponde con una imagen interna. Esto conforma la experiencia visual externa y la visual interna. Del mismo modo ocurre con lo que oímos (auditivo) y lo que sentimos (kinestésico) en nuestro cuerpo.

Más adelante, en el artículo sobre las submodalidades de la PNL señalo cómo las experiencias que tenemos pueden quedar registradas, de formas distintas, en nuestra neurología. Es importante reseñar que toda experiencia la registramos a través de una serie de filtros personales. A grandes rasgos es lo que llamamos submodalidades. En el citado artículo tienes una lista de ellas.

En estas submodalidades está la clave que nos facilita el cómo vivir una emoción con ecuanimidad. Más concretamente, mediante la terapia disociadora.

 

Vivir una emoción con ecuanimidad

Ser ecuánimes no es algo fácil. Veamos la definición de ecuanimidad según la wikipedia. A modo de resumen lo define como: «Un estado de estabilidad y compostura psicológica que no se ve perturbado por la experiencia o exposición a emociones, dolor u otros fenómenos que pueden causar la pérdida del equilibrio de la mente.”

Básicamente hablamos de un equilibrio emocional. Y ¿Cómo alcanzar este estado que nos permita vivir una emoción con ecuanimidad?. La PNL propone una modalidad de intervención a la que algunos llaman terapia disociadora.

Para aprender cómo vivir una emoción con ecuanimidad, la terapia disociadora es una excelente herramienta.

Y no se trata de un modo extraño de gestionar nuestros estados internos. Es simplemente aprovechar los distintos modos en que nuestro cerebro puede trabajar con las emociones. Cuantas más opciones tengamos para vivir una experiencia, menos condicionados estaremos. Y por lo tanto más libres seremos.

 

Vivir una emoción con ecuanimidad con la terapia disociadora.

Veamos una práctica: Para ello piensa en una situación específica que te resulte algo molesta. Dos cuestiones importantes:

1.- Es importante al principio que no sea excesivamente molesta pues estamos empezando a desarrollar una habilidad. Por supuesto, una vez lo tengas podrás practicar con situaciones de mayor tensión.

2.- Debe ser una situación específica. Por ejemplo, el lunes pasado, una discusión con el director de la sucursal de mi banco. El cerebro (no la mente) no trabaja con abstracciones, lo hace con vivencias concretas.

Cuando lo tengas empezamos con la terapia disociadora. Para ello

Terapia disociadora, consulta en Sabadell

Terapia disociadora. Vivir la experiencia en primera persona o como testigo.

Imagina que ves delante de ti esa situación. Te ves a ti mismo como si fueras un doble, a la/s otra/s persona/s implicada/s. Ves el ambiente, los detalles. Escuchas los sonidos, voces, ruidos… incluso música si la hay.

Puedes imaginar que lo ves en una pantalla de cine y tú, cómodamente sentado en la butaca. O, sencillamente, tal cual sin poner “adornos”. En esta posición de observador decimos que estás Disociado, por esto la llamamos terapia disociadora.

Lo ves desde la distancia. ¿Recuerdas cuando, al principio del artículo, hablaba de una “persona distante”? Pues, sencillamente, imagina eso, que eres un observador imparcial de aquello que está ocurriendo. Y que los personajes son como actores, uno de ellos igual que tú.

Es muy probable que desde esta posición puedas vivir una emoción con ecuanimidad. Con equilibrio emocional.

 

Siguiente paso: Asóciate a la experiencia

Ahora imagina (o sin imaginarlo, hazlo) que das un paso al frente y te metes en la escena. Si utilizas la imaginería del cine, te levantas de la butaca y te metes en la pantalla. Si lo haces sin “florituras” das un paso al frente y te introduces en la experiencia. Lo vives en primera persona. A esto lo llamamos asociarse.

Ahora todo lo ves con tus ojos, lo oyes sumergido en la experiencia. Miras lo que ves, escuchas lo que oyes. Dejas que tu cuerpo sienta las sensaciones corporales asociadas a la temperatura, humedad, ropa… También las sensaciones corporales asociadas a la emoción, el sentimiento…

Ahora no lo ves desde la distancia. Ahora eres la experiencia. Nota la intensidad de tu sentir. Esta es la segunda etapa en la terapia disociadora.

Da otro paso hacia atrás para volver a vivir la emoción con ecuanimidad

El siguiente paso en la terapia disociadora es volver a la posición de observador. Das un paso atrás, o bien, imaginas que sales de la pantalla y vuelves a la butaca. Vuelves a revivir la experiencia desde la distancia.

Es muy importante ser conscientes de que nos hemos disociado del todo. Que lo volvemos a ver como observador. En ocasiones quedan «residuos» emocionales por haber estado asociado previamente. Para ello insiste en disociarte, verte a ti mismo, poner distancia. Se trata de experimentar como si lo vieras y escucharas desde fuera. Es un ejercicio de percepción sensorial subjetiva. No tiene nada que ver con «pensar acerca de». Es, más bien, experimentar. En primer lugar desde fuera. En segundo lugar desde dentro. Para finalizar, otra vez desde fuera (estamos trabajando con una experiencia desagradable).

Aprender a vivir una emoción con ecuanimidad te garantiza un mayor bienestar emocional, calidad de vida y coherencia interior. 😆

En este paso ya tienes una percepción de cómo es vivir una emoción con ecuanimidad. Sin embargo es sólo el tercer paso de la terapia disociadora.

Por supuesto, puedes repetir el proceso tantas veces como precises. La finalidad es que percibas, te des cuenta, y registres la diferencia en la intensidad con la que vives esta situación. Y esta es la base de la terapia disociadora. Ahora sólo queda…

 

Practicar, practicar y practicar.

Terapia disociadora, en Sabadell

Atestiguar es un término que proviene de la meditación. Nos permite equilibrarnos ante las dificultades.

Insisto en lo señalado anteriormente. El foco en esta práctica es el darte cuenta de cómo cambia la intensidad del sentir. Como norma general, cuando estés pasando una experiencia placentera, asóciate plenamente. Sin embargo, si estás transitando una experiencia difícil, aprende a disociarte.

Una manera práctica para realizar este ejercicio es con tus experiencias del día. ¿En qué momento te dejaste llevar por los nervios, el estrés, la rabia, el miedo…?.

Lleva entonces ese momento específico a la práctica de la terapia disociadora. Siente cómo puedes vivir esa emoción con ecuanimidad.

 

Para finalizar una pregunta que a menudo me hacen

A veces (muchas) clientes y alumnos me hacen una pregunta con mucho sentido. Todo esto de vivir una emoción con ecuanimidad practicando la terapia disociadora está muy bien. Pero… “¿cómo pongo yo en práctica esta dinámica en mi día a día?”

La pregunta está muy bien y tiene mucho sentido. Empecemos por el principio. Vivir una experiencia en modo asociado o disociado es una forma natural en la que nuestro cerebro registra una experiencia.

Generalmente las personas emocionales y temperamentales viven sus experiencias preferentemente en modo asociado. Por el contrario, personas aparentemente frías, distantes o muy mentales suelen vivirlas en modo disociado.

Y no solo eso. Es muy posible que en una misma persona ciertas situaciones (por ejemplo de trabajo) las viva en modo disociado. Y, por otra parte, en otros contextos, por ejemplo relacionales, viva más asociado al momento.

Cuando hayamos practicado varias veces con experiencias específicas, y aprendido a rectificarlas, adquiriremos esa habilidad espontáneamente. Al principio, probablemente un sencillo truco irá bien. Cuando te encuentres en una situación delicada, respira y recuerda el ejercicio (sin hacerlo claro). Recuerda sólo la experiencia de asociarte o disociarte, según quieras. Imagina cómo sería aplicarlo de inmediato en ese momento, sin dinámicas ni visualizaciones.

¡Verás cómo con el tiempo funciona!

Con la terapia disociadora pasa como con aprender a conducir o montar en bici. Adquirimos el mecanismo a base de practicar y poner un poco de conciencia al principio. Para, en un segundo momento internalizar la experiencia y realizarla “sin pensar”.

Aprender cómo vivir una emoción con ecuanimidad es un paso imprescindible en el coaching generativo. Sin embargo, la terapia disociadora es sólo el primer paso. Podemos ir un poco más allá. En el siguiente artículo daremos este paso más. Hasta entonces, recibe un cordial saludo.

COACHING GENERATIVO CON PNL

¿Te gustaría probar esta exclusiva modalidad de coaching? ¿Quieres mejorar tu calidad de vida y conseguir tus objetivos?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Haz clic en la imagen!

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Enlace a página de contacto.

www.josepguasch.com

Anteriores artículos relacionados: El centramiento, estado de relajación alerta y fuente de recursos, Relajación y centramiento, ¿por qué en psicoterapia y coaching?

Siguientes artículos relacionados: Centramiento en acción y coaching generativo; Círculo de excelencia personal.

 

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Coaching de tercera generación en Sabadell

Cómo vivir una emoción con ecuanimidad, terapia disociadora en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones)

Submodalidades de PNL y Crecimiento personal en Sabadell y Terrassa

BLOG


Las submodalidades de PNL y la Superación Personal

Submodalidades de PNL y superación personal Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapia y coaching (PNL, Hipnosis, Gestalt, Análisis Transaccional, formación práctica de coaching y pnl en Sabadell)

 

Submodalidades de PNL

Las submodalidades de la Programación Neurolingüística.

Tal y como indiqué en mi página consulta de PNL no es necesario explicar el contenido de lo que te ocurre al terapeuta. Por supuesto que es mejor, pero no es «obligatorio». Esto hace de la PNL, en primer lugar, una modalidad de intervención extremadamente confidencial, y, en segundo lugar, muy versátil.

También indiqué que puede utilizarse en psicoterapia, coaching, ventas, formación, empresa….. Y en áreas muy diversas, autoestima, ansiedad, terapia de pareja, celos, fobias, ludopatía, adicciones. También para dejar de fumar y adelgazar, y, en general, cualquier modalidad de superación personal.

Las Submodalidades de PNL, los átomos de la experiencia interna.

En primer lugar, percibimos la realidad a través de los sentidos físicos. Si quieres ampliar puedes ver el artículo: Despertar conciencia con PNL. El sistema representacional. En segundo lugar, esa información es almacenada en nuestra memoria en forma de un núcleo conglomerado de lo que vemos, oímos y sentimos. De la misma manera que una molécula está formada por átomos, los diferentes datos que aportan nuestros sentidos son, también almacenados conjuntamente.

Las submodalidades de la PNL muestran cómo se configuran estos recuerdos en nuestro interior.

El contenido es invariable. Pero ¿Cómo puede ser que una misma experiencia afecte de forma diferente a personas diferentes?. El secreto está en las submodalidades de PNL. Conocerlas nos ayuda a conocernos y a nuestra superación personal.

A continuación, un sencillo ejercicio:

 

Submodalidades de PNL, una práctica.

Haz el siguiente experimento. Con los ojos cerrados, piensa en una experiencia medianamente agradable.

  • En primer lugar detecta: ¿La ves en color o en blanco y negro? A continuación, cambia a blanco y negro o a color según sea la original. ¿La sientes de un modo distinto?. A continuación, devuélvela a su configuración inicial.
  • Recuerda, en primer lugar detecta: ¿La ves cerca de ti o lejos? A continuación, acércala mucho más o aléjala. ¿Sientes que tu experiencia cambia? Probablemente su intensidad, agrado, sentir….. Acto seguido, devuélvela a su configuración inicial.

Por supuesto, los cambios no son radicalmente espectaculares al principio. Además necesitarás cierto entrenamiento para tomar conciencia de ellos. Existen diferentes ejercicios que pueden practicarse. Sin embargo, y a título orientativo, uno inicial es el propuesto anteriormente. En nuestro camino de superación personal, la conciencia de las submodalidades de la PNL nos ayuda a detectar las distinciones significativas.

A continuación va una lista de las diferentes submodalidades de PNL. Evidentemente, no están todas, sólo es una guía para tener una referencia. Te animo a explorar modificando por ejemplo en una experiencia desagradable las diferentes submodalidades indicadas. En el anterior ejercicio te recomendé que la devolvieras a su configuración inicial pues se trataba de una experiencia agradable. Pero, por supuesto, puedes cambiar, y guardar el cambio de configuración, para modificar un recuerdo desagradable.

Como habrás advertido, aprender cómo gestionar las submodalidades de pnl es un gran recurso para tu superación personal.

Por supuesto, añadiré ejercicios en artículos sucesivos que remitirán a este cuadro como referencia.

 

SUBMODALIDADES DE PNL

VISUAL

 

Asociado/Disociado¿Estás presente en la imagen como si la vieras con tus propios ojos? o…
¿Te ves a ti mismo como en una película?
Interna/Externa¿Es una imagen que percibes del mundo externo, o es una imagen que se forma en tu interior?
Tamaño de la Imagen
¿Es el tamaño igual, mayor o menor que en la realidad?
Color / Blanco y Negro
¿Hay color o es en blanco y negro?
Luminosidad/Claridad (Luz, no definición)
¿Es luminosa y clara o sombreada?
Localización en el espacio
¿Delante, detrás, a la izquierda, derecha, de ti?
Distancia¿Próxima, Lejana, Normal?
Relieve o no
¿En dos o tres dimensiones?
Nitidez¿Nítida o difusa?
Brillo¿Brillante o apagada?
Opaca / traslúcida¿Imágenes compactas o transparentes?
Definición¿Tiene un contorno preciso o no?
ContrasteLas diferencias en la imagen (brillo, color), ¿son contrastadas o bien uniformes?
Dos/Tres dimensiones
Plana como una fotografía o con relieve
Encuadrada o panorámica
Enmarcada o en una pantalla grande, panorámica.
Estática / Movimiento
¿Estática como una fotografía o en movimiento como una película?
Velocidad del movimiento
Lento, normal, rápido…
Secuencia de aparición de imágenes
Secuencial, aleatoria, simultáneamente.

 

 

SUBMODALIDADES DE PNL

AUDITIVAS

Cantidad y cualidad
¿Es una o varios sonidos/voces? ¿Algún/os sonido/s destaca/n? ¿Cuál/es?
Asociado/DisociadoEscuchándote a ti en-o-fuera
VolumenAlto, bajo, intermedio…
Timbre (en el caso de la voz)Describir… conocido/desconocido – agradable/desagradable…. Utilizar otras submodalidades para describir
Velocidad y «tempo» ¿Ritmo rápido o lento? ¿Acompasado o irregular? ¿Continuo o intermitente?
Duración¿El sonido es constante o interrumpido?
Mono/Estéreo¿Se oye de un solo lado, de los dos, alrededor/envolvente?
Tonalidad¿Grave, intermedio, agudo?
Contraste¿Marcado o no? ¿Armónico o disonante?
Localización¿De dónde procede el sonido? ¿Enfrente, detrás, arriba, de un lado…?
Distancia¿Cerca, lejos, mediana…?
Interno/externo¿En el interior o en el exterior?
Diálogo interno (1)
¿Hay diálogo interno?

Nota aclaratoria

(1) Conviene aquí diferenciar dos posibilidades:

1.1 Si se trata de un diálogo interno discursivo o bien de interjecciones (frases hechas del tipo ¡parece mentira! ¡Ya lo he vuelto a hacer! ¡Otra vez no!)

1.2 Si se trata de un diálogo interno que ocurre ahora, al revivir esta experiencia, o bien propio del momento que revives.

 

SUBMODALIDADES DE PNL

SENSACIONES/CINESTÉSICAS (1)
¿Qué/dónde sientes en tu cuerpo? (2)

Interna/Externa¿Es una sensación interna, dentro del cuerpo, o externa, de fuera del cuerpo?
Localización
¿En qué parte del cuerpo la sientes?
SaborDescribir (ver otras submodalidades)
Olor » » ( » » » » » )
Tacto » » ( » » » » » )
RespiraciónProfunda/superficial; Lenta/agitada; alta-clavicular/profunda-abdominal.
Tono muscular
Tenso/Relajado; Agitado/Quieto
Sensaciones propioceptivasOtras sensaciones corporales (ver otras submodalidades para definir)
Humedad¿Humedad del ambiente? ¿Genera en ti lágrimas, sudor, sequedad (p. ej. de boca)?
Presión¿Fuerte o débil? ¿General o localizada en alguna parte del cuerpo? ¿Desde fuera hacia dentro o al revés?
Temperatura¿Calor, frescor, frío, tibieza?
Peso ¿Pesada y difícil de manejar o liviana?
Dolor/placer¿Sensación agradable, molesta, neutra?
Textura
Diferentes texturas al tacto y vista.
ExtensiónLocalizada en una zona pequeña, intermedia, amplia…delimitar.
Número¿Es una sensación o varias? ¿Alguna dominante o lo son por igual…?
Forma¿Puedes sentirla con alguna forma o es difícil definirla?
Movimiento¿Estática o con movimiento? De haberlo ¿es cadencioso y rítmico, intermitente, colapsado? ¿Alguna vibración corporal, cosquilleo…?
Emocionalidad¿Genera alguna emoción, sentimiento, estado emocional? ¿Algún recuerdo evocador?
Duración
¿Es prolongada o de corta duración en el tiempo?
Intensidad¿Genera sensaciones fuertes, débiles, sutiles o arrebatadoras?
Cadencia¿Aparece y desaparece? ¿Constante, intermitente? Si tiene una frecuencia o «tempo» ¿Cómo es?
Densidad¿Sensación compacta/densa/consistente/espesa o… fluida/ligera/liviana…?

Notas aclaratorias

(1) Utilizo esta palabra para definir la sensación global del cuerpo en un sentido amplio. Yo prefiero llamarla conciencia somática, sin embargo incluyo este término pues es el más habitual en los manuales de PNL aunque creo que es impreciso.

(2) A título orientativo el mundo de la sensación corporal lo podemos diferenciar en tres categorías:

a) Táctiles, olfativas, gustativas…

b) Propioceptivas Conciencia somática acerca de la postura, situación en el espacio, sensaciones de los músculos o piel (presión, humedad…), movimiento…

c) Meta-sentimientos: A menudo percepciones internas o externas despiertan ciertas resonancias en la línea media del torso (pecho, abdomen, boca del estómago…). Son sensaciones cinestésico viscerales asociadas a emociones, sentimientos o ciertos significados análogos…

Explorar las submodalidades de la PNL requiere tiempo y disciplina. Sin embargo es uno de los caminos más seguros y directos hacia tu autoconocimiento y superación personal.

Y, por supuesto, hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

Anteriores artículos: La sorprendente Programación Neurolingüística (PNL), Despertar conciencia con PNL. El sistema representacional, Aceptación y responsabilidad en PNL, Psicoterapia y coaching; Despertar conciencia; El principio de intención positiva;
Siguientes artículos relacionados: Cómo vivir una emoción con ecuanimidad; El círculo de excelencia personal;

 

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.


¿Estás
interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 Mail:jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

 

Submodalidades de PNL y superación personal Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coaching y psicoterapia (Hipnosis, Gestalt, PNL, Análisis Transaccional, Talleres de crecimiento personal en Sabadell )

 

Reconciliación interior y compasión.

BLOG


El principio de intención positiva en PNL y las necesidades humanas.

El principio de intención positiva en pnl (Reconciliación interior), Sabadell, Terrassa y online. coaching y psicoterapia (Terapia Gestalt, PNL, Análisis transaccional, Hipnosis, psicoterapia por fatiga pandémica)

El principio de intención positiva en PNL

El principio de intención positiva en PNL facilita el perdón y la reconciliación interior.

El principio de intención positiva en pnl presupone una intención positiva en todos los comportamientos.

«En algún nivel todo comportamiento es (o en algún momento fue) «bien intencionado». Fue o es percibido como apropiado dado el contexto en que ocurrió y a partir del punto de vista de la persona que lo generó. Es más fácil y productivo responder a la intención que a la expresión del comportamiento problemático.»

El principio de intención positiva abre las puertas al perdón y la reconciliación interior. Podemos detectarlo tanto en las relaciones interpersonales como intrapersonales. Y también es vital tenerlo presente en procesos de coaching y psicoterapia.

El principio de intención positiva en PNL, cómo funciona.

La intención positiva puede manifestarse a través de una conducta desafortunada, o bien como una resistencia al cambio. Una y otra no son más que una estrategia para conseguir un beneficio no visible a primera vista. Algunos terapeutas hablan de “beneficio secundario”.

Otra manera de referirse a esta intención es la de necesidades no resueltas. Es la manera en la que la psicoterapia Gestalt se refiere a asuntos inconclusos. Estos asuntos no cerrados aparecen en nuestra vida en forma de bloqueos, distorsiones y formas de conducta o actitud no creativas.

Atender a este principio de la intención positiva en PNL facilita, en definitiva, la reconciliación interior. Y para hacerlo de un modo efectivo, conviene separar los aspectos visibles (nivel comportamiento) de la intención y, por supuesto, de la identidad.

Que una persona mienta no quiere decir que quiera mentir, ni que sea una mentirosa

Si alguien evita ir al médico, no quiere decir que quiera enfermar,
ni que sea un enfermo.
Que una persona se arruine jugando no quiere decir que quiera hacerlo, ni que sea un jugador

El principio de intención positiva en PNL

Incluso la evasión de la realidad tiene una intención positiva.

Por ejemplo:

  • Un drogadicto puede desear con su conducta evadirse de su realidad y sentirse más tranquilo.
  • No tomar la iniciativa para enfrentar un cambio laboral necesario, puede ser un modo de protegerse frente a un temido fracaso. Por lo tanto buscar «seguridad», «tranquilidad»…
  • Alguien que desee seguir manteniendo “viva” una relación, a todas luces imposible está buscando desesperadamente el amor. Lo hace desde lo conocido, recordando acaso, cuando fue amado por esa persona y los sentimientos que vivió.
  • Un niño que haga travesuras continuadamente es probable que quiera llamar la atención. Así, sentirse importante para sus padres y ser “visible”.
¿Qué valora una persona que adopta una conducta no deseada?
¿Por qué motivo se comporta así, aún no deseándolo…?

También podemos contemplar como un mensaje con intención positiva las enfermedades o dolores del cuerpo. La fiebre, es una respuesta del organismo para combatir cuerpos extraños. Un dolor en la rodilla nos obliga a reposar la articulación… En general cualquier molestia, dolor o disfunción es un mensaje del cuerpo a nosotr@s mism@s.

Existe una práctica en PNL conocida como el médico interior que ahonda en este aspecto. Esta necesaria reconciliación interior, repito, es importante atenderla en cualquier proceso de coaching y, muy especialmente, en psicoterapia.

El principio de intención positiva en pnl y las necesidades inconclusas

Reconciliación interior y satisfacer las necesidades no satisfechas.

Intención Positiva y necesidades no resueltas.

Según el modelo de la Comunicación No Violenta todo sentimiento vivido como no deseado, obedece a un valor o una necesidad no satisfechos. Generalmente este tipo de sentimientos generan conductas, deseadas o no…

Así, podemos encontrar en las necesidades no resueltas un nido de conductas que intentan satisfacerlas. Probablemente la conducta no sea la adecuada, pero sí el intento de satisfacer esa necesidad. En los ejemplos anteriores podemos encontrar búsqueda de amor, seguridad, tranquilidad. Y en los mensajes del cuerpo, indudablemente salud. Amor, seguridad, tranquilidad y salud pueden ser entendidos tanto como valores, como necesidades.

Es importante también destacar que la búsqueda final no es tanto la satisfacción de la necesidad, como el estado interno a que eso conduce. Estamos habituados a ponerlo todo en palabras, pero a veces son una trampa.

¿Cómo me sentiré una vez resuelta la intención positiva o necesidad?

Y de nuevo, reitero, es preferible evocar la sensación sentida (por lo tanto somáticamente) a descripciones. Y da igual que la construcción lingüística sea muy fidedigna. El cuerpo y lo visceral se orienta mejor ante la sensación que ante lo cognitivo.

Conciencia de emociones y sensaciones.

Conciencia de las sensaciones y emociones.

La intención positiva está vinculada, pues, a un estado interno, no a una acción. La acción puede ser la estrategia, pero no el estado deseado. La reconciliación interior no sucede porque «nos decimos algo al respecto de…». Es un estado interno de coherencia.

Por ejemplo: «Educar bien a mis hijos», «ser mejor padre», «organizarme mejor» son intenciones positivas vinculadas a una acción o calificación, lo que nos interesa es:

¿Cómo te sientes cuando educas mejor a tus hijos, o eres mejor padre, o te organizas mejor….?

Las respuestas pueden ser: «aliviado, contento, aceptado, relajado….» etc…

¿Por qué es útil el principio de intención positiva en pnl?

A menudo escucho la siguiente objeción. ¿Cómo sé que, realmente, otra persona tiene una intención positiva aun cuando su conducta sea molesta para mí?. Es importante señalar que el principio de intención positiva es operativo para la persona que manifiesta la conducta.

Por ejemplo, imaginemos la violencia de género. Sin que esto suponga eximir de responsabilidad, en la mayoría de los casos, se trata de hombres que no saben comunicar su frustración, indignación o rabia de otro modo. Insisto, esto no exime de responsabilidad al maltratador. No obstante, la intención no suele ser exactamente la de maltratar a la pareja.

Encontrar el beneficio secundario de una conducta facilita la reconciliación interior.

Aprender a reconciliarnos con nuestras conductas, por difíciles que sean.

Robert Dilts, uno de los actuales “gurús” de la PNL, ha tratado a muchísimas víctimas de atentados utilizando el principio de intención positiva en pnl. Como resultado se liberan sentimientos profundamente hirientes en las víctimas. Algunos como el rencor, la rabia, odio, frustración, desesperación…. Facilitando el perdón y la reconciliación interior. En ocasiones, podemos alcanzar incluso la percepción de que no existen verdugos ni víctimas. El verdugo es (casi) siempre otra víctima.

En otros términos las constelaciones familiares lo refieren como perpetrador y víctima se buscan”. Por supuesto, en esta búsqueda no existe un deseo consciente de encontrarse.

El enraizamiento en el subconsciente.

A menudo el principio de intención positiva de la PNL esconde una vocación protectora fuertemente enraizada en el subconsciente. Rosetta Forner , coautora con Leo Baker del libro Coaching personal con PNL”, nos relata un escalofriante caso. El de una mujer joven que, pese a sus muchos intentos, no conseguía adelgazar. Aparentemente la comida le servía de compensación a una insatisfacción vital “crónica”, en todos los aspectos de su vida. Finalmente la vocación “protectora” de su subconsciente apareció con toda su intensidad.

Al parecer había sido víctima de incesto durante su infancia. Su “exceso de peso”, de este modo, la hacía poco atractiva y así evitaba revivir con otro hombre (imagen transferida de su padre a nivel simbólico) el incesto sufrido de pequeña. Así vemos como este principio de intención positiva de la PNL la protegía de revivir el dolor inicial. Entender esto ayuda a construir un encuadre más amable en cualquier proceso de psicoterapia o de coaching,

Desbrozar las capas que sepultan las intenciones positivas.

Sí, soy consciente que cuesta muchas veces detectar esa intención positiva. Para ello debemos aprender a desbrozar algunas capas. En algún lugar escribí algo así como, una cosa es lo que siento o hago y otra cosa distinta es lo que pienso o siento con respecto a eso que siento o hago.

Imaginemos, por ejemplo, que le tengo pánico a los perros pequeños. Ese pánico debe cubrir alguna intención positiva, sea cual sea. Si yo me digo a mí mismo “soy un cobarde, parece mentira con mi edad y este miedo absurdo...”, estoy añadiendo un pensamiento (juicio) que genera a su vez un sentimiento (vergüenza). Esta vergüenza ya es un sentir “postizo”, no es el miedo original. Es lo que siento sobre lo que siento contaminado por un juicio.

La aceptación nos obliga a ir a la capa primera, al miedo inicial, no a la vergüenza. Hasta que no accedemos ahí, el principio de intención positiva en pnl funciona “a medio gas”. Y, lo que es peor, en vez de reconciliación interior, existe un empeoramiento por mensajes de culpa, vergüenza etc…

El principio de la intención positiva en pnl y la práctica.

Terapia de las partes y el principio de intención positiva en PNL

La Terapia de las Partes, favorece el encuentro en la intención positiva de nuestras tendencias en conflicto.

La terapia de las partes ha popularizado algo que ya se trabajaba desde la óptica gestáltica. Básicamente sigue el formato

“Una parte mía quiere….X…. Y otra parte quiere….Y…”.

Se utiliza, pues, la imaginación para diferenciar las distintas tendencias en cada un@ de nosotr@s. La propuesta para trabajar con las intenciones positivas parte de esta dinámica.

Preguntemos por ejemplo a esa parte nuestra que nos impele a hacer algo que no nos convenga:

¿Qué estás tratando de comunicarme?
¿Qué intención positiva albergas?
Si ya hubieras conseguido X… ¿Qué aporta de bueno a tu vida?
¿Qué beneficio secundario o ventajas obtienes?

A continuación imaginemos que somos esa otra parte. Podemos incluso ocupar otro espacio o lugar para asumir esa otra identidad. Imaginemos que respondemos a quien ha formulado la pregunta DESDE LA PARTE QUE NOS IMPELE A ACTUAR DE ESTE MODO INADECUADO. A veces la intención no aparece de buenas a primeras, evidentemente aquí el papel del terapeuta es, muchas veces, irreemplazable.

Esta dinámica está en la base de algunas modalidades de intervención como la silla caliente en terapia Gestalt, o las posiciones perceptivas de la Programación neurolingüística.

El principio de intención positiva en pnl y los 4 Mantras relacionales de Stephen Gilligan

Reconciliación interior con programación neurolingüística en Sabadell

Los valores profundos están en la base de la intención positiva.

Un ejercicio introductorio:

Dejemos de lado, de momento, el ansia de resultado. Simplemente, trae a tu memoria una situación difícil, pero no mucho (síntoma de una enfermedad, reto, dificultad….)

  • Sumérgete en ella y revívela. ¿Cómo reaccionas tú ante esta situación?
  • Contacta con la intención positiva. Si de momento no aparece, no pasa nada, simplemente confía en que existe (y aunque no confíes, ¡existe…!)
  • Relájate, respira con tranquilidad, acoge a esa parte tuya que te hace sentir así, probablemente la sientas en alguna parte de tu cuerpo… Imagina que en algún momento tuvo una intención positiva, probablemente se trate de tu niño interior…. dale la bienvenida.

– Desde esta posición recita para ti los mantras relacionales, ¡sin esperar respuesta!

  • ¡Qué interesante! (procura sentir una curiosidad genuina)
  • Algo está despertando (o sanando) en mí. (Aún cuando todavía no sepa qué es…)
  • Seguro que tiene sentido (Confianza en que lo que está despertando tiene sentido)
  • Bienvenida, gracias… (Acoger con amor a esa parte tuya herida, que activó, en su momento, una serie de estrategias…)

Por supuesto, los mantras relacionales no deben repetirse mecánicamente. Las letras no son un «manual de instrucciones», apuntan más bien a una actitud.

Como observarás, se trata sólo de relacionarnos amorosamente con lo que aparece. Surja o no la intención positiva. Es probable que sientas en alguna parte de tu cuerpo, como una tensión, molestia, “mariposas en el estómago”, temblor…. Si es así, estupendo. Simplemente mantén la conciencia en esa sensación corporal.

No pretendamos forzar la aparición de la intención positiva. A veces, el sólo hecho de prestar atención a la sensación corporal ya activa la reconciliación interior.

Los llamados mantras relacionales de Stephen Gilligan ayudan a cultivar un tipo de conciencia especial. Una conciencia abierta, curiosa, receptiva, confiada en el sentido de lo que aparece y agradecida al síntoma como aviso o señal.

Mindfulness, mente de principiante y compasión

«No hablaré, no pensaré,
pero el amor infinito me llenará el alma…»
Arthur Rimbaud, SENSACION

El no saber y la mente de principiante.

La curiosidad es el motor del aprendizaje.

El Mindfulness ha actualizado a la mentalidad occidental la sabiduría ancestral del budismo. En algunos casos llevándolo, incluso, a la práctica clínica. El principio de intención positiva en PNL, asienta su base en esta, llamada, mente de principiante. Acoger con curiosidad, sin evaluar, sin juzgar, lo que surge del fondo del misterio que nos habita. Pues en el fondo es eso, misterio, otra cosa son las etiquetas que asignamos. Y en esto de las etiquetas soy muy escéptico y (ahora sí) crítico.

Compasión, en el sentido budista, no es auto conmiseración. Es abrazar nuestra humanidad con humildad, sabiéndonos aprendices de la Vida. Y como todo aprendiz, tenemos un apasionante camino de aprendizaje. Pero sin la necesaria reconciliación interior el camino se cierra.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

Adelante explorando como si fuera la primera vez.

En la mente de principiante hay muchísimas posibilidades, en la del experto, pocas.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

Anterior artículo relacionado: Las necesidades del ser humano y la manipulación de los teléfonos móviles.
Otros artículos relacionados: Consulta de PNL online y presencial en Sabadell; Posiciones perceptivas y empatía; El perdon y las posiciones perceptivas; Aceptación y responsabilidad en PNL; Despertar conciencia; Submodalidades de PNL y superación personal; Cómo vivir una emoción con ecuanimidad; Círculo de excelencia personal.

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

El principio de intención positiva en pnl (Reconciliación interior) Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach y psicoterapeuta (Terapia Gestalt, PNL, Análisis transaccional, Hipnosis, Psicoterapia por fatiga pandémica).

 

Despertar conciencia con PNL en Sabadell

BLOG


Despertar Conciencia con PNL. El sistema representacional.

Despertar conciencia con PNL, Sabadell, Terrassa y online. La atención al presente. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, curso de coaching con PNL , presencial en Sabadell ).

Despertar conciencia con PNL en Sabadell

Despertar de la conciencia, de la inercia a la participación consciente.

La conciencia del ser humano despierta en la medida que distingue los elementos que la componen. Darse cuenta de esto es reconocer y distinguir los elementos básicos de nuestra experiencia. Como heredera, en parte, de la terapia Gestalt, la PNL se caracteriza por su atención al presente. Este es un elemento clave para despertar conciencia. Aun cuando revisitamos experiencias del pasado lo hacemos en clave de la atención al presente. Es decir, «¿cómo y de qué manera me afecta aquí y ahora?»

El sistema representacional de la PNL, un modo pragmático de despertar conciencia y atención al presente.

El sistema representacional de la pnl organiza la percepción en tres canales sensoriales:

  • Sistema de representación Visual.
  • “ “ » » Kinestésico (Olfato, Gusto, Tacto, Emoción – en el sentido de la sensación sentida de la emoción en el cuerpo- y conciencia del propio cuerpo)
  • Sistema de representación Auditivo.

A través de estos tres canales captamos la realidad externa. Pero no solamente esto, también registramos y almacenamos esta información de modos distintos según cada persona.

Así, hay personas que registran experiencias con predominio de imágenes (Visual Interno). Otras personas tienen una preferencia en diálogos internos (Auditivo Interno). Y, finalmente, otras personas tienen un predominio Kinestésico (sensaciones gustativas, olfativas, táctiles internas).

Por supuesto, en todas las personas cohabitan los tres sistemas sensoriales. El modo en que predomina uno u otro y cómo interaccionan marca el rasgo distintivo de cada uno.

Cómo despertar conciencia, anclarnos en la atención al presente.

La atención al presente, pues, desde la programación neurolingüística, pasa por despertar a la conciencia cómo captamos y almacenamos esta información.

Y creo que es vital hacer esta distinción. A menudo se vende la PNL como la «tecnología del éxito» (o frases por el estilo). Y no quiero decir que no sirva para esto. Pero sí es más cierto que, en realidad, este «éxito» debe venir precedido de un despertar de conciencia.

En consecuencia, Conciencia y PNL van íntimamente ligadas, de la mano, veamos cómo a continuación.

¿Qué es despertar conciencia con PNL?. El sistema representacional

Los elementos básicos de nuestra experiencia se basan en lo que captan nuestros sentidos físicos. Tradicionalmente se clasifican en cinco, vista, oído, gusto, olfato y tacto. Unos años después se catalogaron otros sentidos que tenían que ver con el cuerpo:

  • Propiocepción, sentir la posición de partes del cuerpo sin mirar.
  • Cenestesia, es la conciencia que tenemos de nuestro cuerpo y sus sensaciones.
  • Cinestesia, percepción del equilibrio y movimiento del cuerpo. También se le llama Kinestesia o Quinestesia.

Últimamente, en algunos círculos terapéuticos, se utiliza un término más genérico:

Conciencia somática.

(Un breve inciso para señalar algo importante. Conciencia somática significa despertar conciencia a nuestro cuerpo y su energía. Esto conlleva, necesariamente, una atención al aquí y ahora, pues el cuerpo, y sus sensaciones, sólo puede habitar en el presente)

A efecto de no inducir a confusión señalaré la diferencia con otro término:

PNL y coaching en Sabadell

¿De qué color te sientes? La Sinestesia visual y kinestésica.

– La Sinestesia. La asimilación conjunta a través de varios tipos de canales sensoriales de una misma percepción. Ejemplo: «su dulce mirada«; en este caso se mezcla el sabor (dulce) con la vista (es obvio que para ver una mirada hay que utilizar el sentido de la vista, aun cuando no aparezca de modo explícito en la frase).

Como hemos visto al principio, a efectos prácticos la PNL aglutinó los sentidos de gusto, olfato y tacto, junto con la propiocepción, cenestesia y cinestesia en un canal sensorial que, en la mayoría de tratados aparece como “Kinestésico”. Añadió a la Kinestesia la percepción súbita de una emoción (no sentimiento) por el correlato fisiológico que conlleva.

Otros autores asocian las sensaciones corporales exclusivamente con el tacto, diferenciando aparte gusto y olfato. Se trata de simples matices que no suponen mayor problema y pueden utilizarse conjuntamente según la situación. Imaginemos por ejemplo que estamos trabajando con un cocinero o un gourmet. En este caso cabe diferenciar muy claramente olfato, gusto y tacto (textura) con, generalmente, frecuentes asociaciones sinestésicas.

En algunos tratados de PNL, el sistema representacional aparece con la abreviatura Sistema VAK.

El Despertar de la conciencia con PNL. La Exteriorización/Fuera

Los canales sensoriales nos informan sobre lo que hay «allí fuera». En primer lugar, es importante focalizarnos en cada sistema de representación, por separado. Como consecuencia, la atención al presente se agudiza.

Canal Visual. ¿Qué ves?. Observa lo que ves y procura “ver/mirar” algo más allá de aquello que normalmente prestas atención.

PNL y coaching en Sabadell

La atención dirigida hacia el mundo externo.

Canal Auditivo. ¿Qué escuchas?. Presta atención a lo que escuchas, quizás voces, sonidos, animales…. Incluso el silencio. Como antes procura ir un poco más allá en tu audición.

Canal Kinestésico ¿Qué sientes?. La temperatura, el contacto de tu cuerpo con la ropa o la silla. Tacto, olfato, gusto si estás por ejemplo comiendo algo. Una sensación súbita como por ejemplo “mariposas en el estómago”. Haz alguna distinción más al respecto.

Despertar conciencia al mundo exterior implica involucrar más nuestra capacidad de observación utilizando cada modalidad sensorial. Necesariamente esto implica agudizar la atención al presente.

Los extrovertidos, por ejemplo, dirigen gran parte de su atención, y sus sentidos, al mundo exterior. Despertar conciencia, para un extrovertido, supone, sobre todo, dirigir su atención al presente de su mundo interno. Imágenes, diálogos internos, recuerdos que aparecen aquí y ahora.

Despertar conciencia con PNL. La Interiorización/Dentro.

De la misma manera, la información que recibimos del mundo exterior es procesada internamente. De hecho, cada experiencia externa tiene una representación interna. El modo en que está organizada dibuja nuestro “mapa del mundo”.

En la introversión la atención se focaliza en el mundo interior de la persona.

Introversión, la atención dirigida a los paisajes internos.

Nuestros pensamientos están configurados por estas representaciones internas. Están formados, pues, por imágenes (visual), frases o diálogos internos (auditivo), sensaciones (kinestésico).Todas estas representaciones son internas.

En las persona introvertidas su atención al presente suele dirigirse a este mundo interior.

Despertar conciencia para los introvertidos supone un doble movimiento:

  • ¿En qué medida el mundo de representaciones internas presta atención al presente?. Es muy habitual que el mundo interno se dirija al pasado o al futuro.
  • Despertar conciencia, para el introvertido, supone también aprender a dirigir la atención al mundo exterior. Por supuesto ya lo hace, pero con algo más de asiduidad.

 

Conciencia de la percepción. Nuestras imágenes internas. Sistema de representación visual.

Visual. Veo, por ejemplo, un majestuoso mar al atardecer y, además de la imagen externa que proceso, viene a mi memoria una tarde de meditación. Este recuerdo (asociación de ideas) es un pensamiento que puede venir por cualquiera de los tres sistemas representacionales. Sin embargo está asociado al canal visual externo.

Veamos el célebre fragmento/inicio de “Cien Años de Soledad” de Gabriel García Márquez:

Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo…”

Si bien no lo dice explícitamente, es probable que la visión ante el pelotón de fusilamiento, sea lo que le trae el recuerdo… Y ahí arranca la novela.

Atención al presente, a nuestras voces, sonidos y diálogos internos. Sistema de representación auditivo.

Auditivo. También un sonido externo puede traernos recuerdos y sensaciones. Un ejemplo típico es el de los recuerdos asociados a una canción. El sonido puede traernos el recuerdo en forma de imagen (Visual interno), sensaciones (kinestésico interno), o incluso de una voz o diálogo (auditivo interno).

Del mismo modo, un diálogo interno o una melodía recordada puede evocar sentimientos, sensaciones e imágenes de todo tipo.

Gran parte delas prácticas meditativas dirigen la atención al presente de los diálogos internos. Es un modo de distinguir un yo que experimenta y lo experimentado. Esta distinción conlleva, necesariamente, un despertar conciencia. Desde esta distinción sentida podemos elegir si nos identificamos o no con aquello que experimentamos.

Despertar conciencia a las sensaciones, sabores y olores. Sistema Kinestésico.

Kinestésico. Para concluir, el famoso “fragmento de la magdalena” del libro “El camino de Swann”, la primera parte de “En busca del tiempo perdido”:

Y muy pronto, abrumado por el triste día que había pasado y por la perspectiva de otro tan melancólico por venir, me llevé a los labios una cucharada de té en el que había echado un trozo de magdalena. Pero en el mismo instante en que aquel trago, con las migas del bollo, tocó mi paladar, me estremecí, fija mi atención en algo extraordinario que ocurría en mi interior. Un placer delicioso me invadió, me aisló, sin noción de lo que lo causaba. … Y, de pronto, el recuerdo surge. Ese sabor es el que tenía el pedazo de magdalena que mi tía Léonie me ofrecía, después de mojado en su infusión de té o de tila, los domingos por la mañana en Combray (porque los domingos yo no salía hasta la hora de misa) cuando iba a darle los buenos días a su cuarto.»

De este fragmento podemos observar cómo el sabor de la magdalena mojada en té (Gustativo) genera un fuerte sentimiento (“me estremecí”, “un placer delicioso me invadió”). Sin embargo hay más, Proust con su proverbial intuición de artista sabía que el sentir difícilmente puede venir por sí solo si no es precedido de una experiencia presente, o un recuerdo (bien sea en forma de imágenes o de sonidos). Aquí es cuando aparece el recuerdo de su tía Léonie.

Recordemos que el predominio de la atención al presente, hacia el mundo interno caracteriza al introvertido.

Seguiremos en próximos artículos con prácticas para Despertar conciencia con pnl y el sistema representacional. Hasta entonces, recibe un cordial saludo.

Despertar conciencia con PNL en Sabadell

Conciencia externa e interna, conciencia de ser.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

Otros artículos anteriores relacionados: La sorprendente PNL Aceptación y responsabilidad en PNL ; Posiciones perceptivas y empatía; El perdón y las posiciones perceptivas
Siguiente artículo relacionado:
Las submodalidades de PNL y la Superación Personal; Cómo vivir una emoción con ecuanimidad; El círculo de excelencia personal.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Despertar conciencia y PNL Sabadell, Terrassa y online. La atención al presente. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia. (Liderazgo, asertividad, terapia de pareja, ludopatía, depresión, celos, Cursos y actividades de crecimiento personal en Sabadell)

Aceptación y responsabilidad en PNL, consulta en Sabadell

BLOG


Aceptación y responsabilidad en PNL, Psicoterapia y Coaching

Aceptación y responsabilidad en PNL, el compromiso con uno mismo, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, Coaching y Psicoterapia.

Aceptación y responsabilidad en PNL, consulta en Sabadell

¿La felicidad es una quimera?

Cómo ser feliz, una de las aspiraciones humanas más elusivas. Aceptación y responsabilidad en PNL son de vital importancia. Además son dos muestras de inteligencia emocional en esta búsqueda. No hacer de la búsqueda de la felicidad un motivo de ansiedad, porque nos han casi obligado a buscar ser felices. En caso contrario, algo anda mal en nosotros con lo que nuestra autoestima queda por los suelos.

Y también nos han inducido a pensar que “nos pasan” “cosas” como la depresión, la ansiedad, las fobias, el estrés, insomnio, agorafobia, ,entre otras muchas…. Y todo esto tiene arreglo, claro que sí, pero nos han enseñado a buscarlo en un lugar distinto. El compromiso con uno mismo nos exige esta auto aceptación y responsabilidad.

Aceptación y responsabilidad en PNL. El compromiso con uno mismo y la herencia de la terapia Gestalt

En algún lugar dejé escrito algo así como que «somos responsables hasta de nuestras irresponsabilidades». Pero alguien o algunos, con mejor o peor intención, han masificado hasta lo que nos hacemos a nosotros mismos. Le han puesto nombre y codificado en libros innombrables (Por ejemplo el DSM IV TR).

De tal modo que andamos por la vida pensando, sintiendo y convencidos que cuando nos asalta una depresión (o algo…), es como si nos hubiera poseído un ente patológico (tipo virus, si no peor…).

Aceptación y responsabilidad en PNL van de la mano, bien sea en el ámbito de la psicoterapia, como en el del coaching. Y este concepto se debe en gran parte a la terapia Gestalt. Fritz Perls, el creador de esta modalidad terapéutica, obligaba a decir a sus clientes algo así como “yo me estoy deprimiendo a mí mismo”. Y esta frase que parece rebuscada (bajo un punto de vista gramatical lo es), tiene un sentido.

Por otra parte, para Perls el compromiso con uno mismo pasa por aceptarnos en el presente. Si evocamos de continuo el pasado, nos refugiamos en el victimismo y culpamos a lo que ocurrió y/o las circunstancias.

El compromiso con uno mismo pasa por la aceptación y la responsabilidad. Dos conceptos muy presentes en terapia Gestalt y PNL

Si, por otra parte, evocamos de continuo un futuro apasionante podemos utilizarlo como un refugio para evadirnos de hacer en el presente. De nuevo el compromiso con uno mismo pasa por entender ese futuro como una línea de acción. También marca unas necesidades no resueltas. Sin embargo, en el presente es donde debe aparecer esa aceptación y responsabilidad que la PNL integra de la terapia Gestalt. En concreto a través de una figura llamada el Metaprograma de tiempo. Vivir en el pasado, en el presente o en el futuro.

Aceptación y responsabilidad en PNL. Un ejemplo

Veamos un ejemplo típico:

“Tengo depresión porque mi novia me ha dejado”

En primer lugar, establecemos una relación de causa–efecto que no es cierta. Lo cierto es que ante la certeza que “mi novia me ha dejado”, provoco (YO) en mi interior una actividad mental que me lleva a deprimirme. Probablemente vea mi futuro afectivo muy negro (con la consiguiente tonalidad en mis imágenes mentales). O me diga cosas como “nunca más encontraré a alguien como ella”, y además en un tono de voz lúgubre y patético. Y así voy construyendo mi depresión.

Consulta de PNL en Sabadell

Asumir responsabilidad de la propia vida.

¡Cuidado! no digo que no sea normal que esto ocurra. Es normal aunque no es lógico. Y esto es lo que debería enorgullecernos en nuestra calidad de mamíferos, nuestro mundo emocional es algo distinto a lo lógico, pero no por ello “anormal”. Y tampoco algo que “nos suceda” por culpa de otros… Es aquí donde surge el compromiso con uno mismo. Y también aceptar nuestra responsabilidad ante nuestras emociones.

Pero hay más en esta aparentemente inocente frase. Eso que se le ha colocado la etiqueta de depresión, es algo en curso, es un proceso, malsano o no, pero algo dinámico, con vida. Si digo “tengo depresión”, cosifico un proceso anímico interno, como si me hubiera tragado un monolito de mármol.

El compromiso con uno mismo en PNL. La Nominalización

En PNL se llama a esto “Nominalización”, pero independientemente de la palabreja, el peligro que encierra es el de congelar un proceso en curso, del que yo soy el creador, dinamizador y responsable.

Donde no hay dinamismo, no hay posibilidad de cambio. Y si me convenzo a mí mismo que “tengo algo” que no me provoco yo, seguiré estando a merced de algo distinto a mí, aunque «ese algo» no exista…(A partir de aquí, cualquier cosa es posible).

La depresión, en este caso, como la mayoría de estados internos, es un proceso en curso. Y, por lo tanto, dinámico. Y además aceptar nuestra responsabilidad implica el darnos cuenta de cómo lo construimos. Tengamos o no eso que llamamos «razón».

¿Y por qué no se han inventado otro “trastorno de personalidad”? Una metáfora (o no…)

Propongo un nuevo trastorno de personalidad el TIDAPF, me explico…

Lunes por la mañana, una oficina cualquiera. Una discusión acalorada entre dos o más trabajadores, habitualmente del género masculino. Discuten porque el fin de semana vieron un programa en la tele (habitualmente la del bar). En ese programa 22 individuos en calzón corto corrían detrás de una pelota. Once llevaban ropa de un color, los otros once de otro.

La cuestión era que once debían meter la pelota en una llamada “portería” y los otros once en la otra. Gana quien más veces meta la pelota y menos se la hayan metido (con perdón…). ¿Divertido, no?.

Y el lunes por la mañana, muchos señores que sólo estuvieron viendo a esos veintidós de calzón corto, se debaten en furibundos diálogos o peor.. Generalmente son asalariados que para cobrar lo que cobran los de calzón corto en un mes, deben trabajar meses o años. ¿Qué ocurre en el interior de esos señores?. ¿Cómo se provocan a sí mismos, estos arrebatos de ira? ¿Están realmente comprometidos con ellos mismos? ¿Aceptan la responsabilidad de sus acalorados debates?

¡¡Esto sí es preocupante!! Que yo me deprima a mí mismo porque me ha dejado la novia…. Es normal, soy mamífero y necesito contacto…. Que me provoque crisis de angustia con la que está cayendo… también es normal, soy humano y necesito estabilidad. Pero lo de los que discuten por esos 22 señores de calzón corto… no sé, creo que eso… ¡¡Sí es preocupante!!

Entre tanto propongo para doctos libros el término TIDAPF (Trastorno de Ira con Descontrol y Agitación Psicomotriz Futbolera). No sé, igual pueden inventarse un protocolo de intervención. ¡¡Ah!!, y algún medicamento que podría llamarse “Fútbolprofen” o “Pelotatil”. ¿Cómo no se les ocurrió antes a las farmacéuticas?… Bueno, sospecho por qué…

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

 

www.josepguasch.com

 

Anteriores artículos relacionados: Consulta de PNL online y presencial; Posiciones perceptivas y empatía; El perdón y las posiciones perceptivas
Siguientes artículos relacionados: Despertar conciencia con PNL .
Las submodalidades de PNL y la Superación Personal; Cómo vivir una emoción con ecuanimidad; Círculo de excelencia personal.

Si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica:

– Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Aceptación y responsabilidad en PNL. El compromiso con uno mismo, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapia y Coaching.

 

Coaching y PNL, estrategias para alcanzar tus objetivos.

BLOG


Coaching, PNL, Formulación de objetivos (IV), contexto y ecología

Coaching, PNL, estrategias para alcanzar objetivos, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia. PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Niño interior, Formación coach profesional.

La formación reticular y el sistema representacional. Coaching, PNL

Coaching, pnl; estrategias para alcanzar objetivos, consulta en Sabadell

Los registros sensoriales y la actividad de la mente al unísono en la formulación de objetivos.

Vimos en el anterior artículo (Formulación de objetivos (III), descripción y evidencia) la importancia que tiene para el cerebro la explicitación de los objetivos en datos sensoriales. La llamada percepción sensorial subjetiva. De ahí que en algunos procesos de coaching , el coach haga especial énfasis en preguntas del tipo: ¿Qué ves y oyes? ¿Te dicen algo los demás? ¿Qué te dices a ti mismo?bajo la perspectiva del futuro ya manifestado.

En la formulación de objetivos, los datos de búsqueda para el cerebro deben quedar muy claros y tener un referente en el “mundo de ahí fuera”. ¿No te ha pasado desear algo, por ejemplo un coche marca X, y verlo por todas partes?. Esto ocurre muy a menudo con las parejas que desean tener un hijo, cuando por fin deciden embarazarse, suele suceder que “de repente” el mundo parece poblarse, para ell@s, de bebés, cochecitos, futuras madres embarazadas…, y no es que antes “todo eso” no estuviera ahí…

Los neurólogos han descubierto la especial importancia en este proceso de “filtrado de la realidad” de la formación reticular. Esta parte del cerebro, tiene una especial conexión con el sistema límbico que, a su vez, regula la vida instintivo-emocional; desde esta perspectiva, el cerebro nos pone en alerta ante ciertos estímulos del “mundo exterior” que parecen responder a nuestros deseos más profundos, regulando una suerte de Atención Selectiva.

Vamos, pues, a seguir avanzando en las estrategias para alcanzar tus metas con los criterios de coaching, PNL. Es el sistema de mayor impacto en superación personal y excelencia.

La formación reticular, atención selectiva y ley de atracción. Estrategias para alcanzar objetivos.

La atención, el foco de la conciencia para que se manifiesten nuestros objetivos, consulta de coaching y pnl en Sabadell

Lo que mantenemos en el foco de nuestra atención organiza nuestra actividad interna para manifestarse.

No olvidemos que estamos sujetos a un bombardeo continuo de estímulos externos, la formación reticular actúa como un tamiz que selecciona los estímulos que pueden ser de especial relevancia y, claro, esa especial relevancia somos nosotros quienes tenemos que definirla. Esta es una suerte de aproximación científica a la “Ley de la Atracción”.

Suministrar datos “claros” al cerebro, es importante, y al hacerlo con representaciones internas sensorialmente específicas, estimulamos mucho más su actividad y le damos una dirección clara.

Coaching, PNL. Contextualizar el objetivo

Es decir, dónde, cuándo, con quién/es te ves con la meta ya realizada.

  • ¿Qué lugares y ambientes?
  • ¿En compañía de qué personas?
  • ¿Qué ves y oyes, cómo te sientes ahora que ya lo has logrado?
  • ¿Cuáles son los limites y oportunidades que se presentan en ese escenario?

Son algunas de las preguntas que te ayudarán a contextualizar con representaciones sensoriales internas, enriquecedoras y estimulantes. Utilizar un lenguaje sensorial y específico ayuda al cerebro a construir imágenes. Esta es una de las estrategias para alcanzar metas más poderosas del sistema Coaching, PNL.

De nuevo, es posible que, por la naturaleza genérica de la meta, no exista un escenario específico para su realización . Entonces se trata de representar algunos de los lugares en los que su manifestación aparece con una especial relevancia.

¿En qué modo conseguir tu objetivo impactará en tu vida? – Ecología

No soy partidario de clasificar las experiencias como “buenas o malas”, somos nosotros quienes las etiquetamos. No obstante, sí es cierto que la consecución de una meta, como cualquier cambio, impacta de un modo u otro en nuestro escenario vital.

Ecología de vida y consecución de objetivos, consulta en Sabadell

¿Cómo la consecución del objetivo afectará a tu vida?

Por supuesto, toda acción tiene consecuencias en otras áreas de nuestra propia vida que pueden incluir o no al sistema más amplio en el que vivimos.

  • ¿Cuáles son las consecuencias de haber conseguido, o de estar trabajando para conseguir, ese objetivo?… Estas consecuencias pueden repercutir en ti (tiempo, dinero, trabajo, posibles renuncias…) y también en el sistema más amplio al que perteneces; familia, amistades, entorno laboral….
  • ¿Estás dispuesto a pagar ese precio?
  • ¿Qué hay de importante en tus circunstancias actuales que tal vez tengas que dejar atrás?

El coaching con PNL ofrece estrategias concretas para conseguir tus objetivos.

El primero te ayuda a clarificar, distinguir y definir objetivos y desafíos en el camino. La programación neurolingüística facilita el cómo conseguirlo.

Práctica de Coaching, PNL

Te animo a aplicar estos criterios (contexto y ecología) en la formulación de tus posibles objetivos. Es la mejor forma de aprender las estrategias para alcanzar objetivos con la metodología coaching, PNL. Y, por supuesto, si lo deseas, incluye tus resultados, dudas o ampliaciones en el apartado “comentarios” del blog.

Recuerda: El coaching con PNL enseña cómo diseñar las mejores estrategias para alcanzar objetivos.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Si estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia, puedes ponerte en contacto conmigo:

Llamando al teléfono 615.56.45.37 Por Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Anterior artículo relacionado: Formulación de objetivos (III), descripción y evidencia. Siguiente artículo relacionado: Formulación de objetivos (V) Limitaciones y recursos

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

Coaching, PNL, estrategias para alcanzar objetivos, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, etc.…).

Conseguir tus metas.

BLOG


Coaching, PNL y Formulación de Objetivos.

Coaching, herramienta para la formulación de objetivos, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, Formación de coaching integrativo)

Alcanza tus objetivos

La formulación de objetivos debe ser un paso cuidadosamente establecido, y, pocas veces lineal. Más bien forma parte de un proceso en el que se van “recolocando” a distintos niveles recursos, valores y creencias,…. favoreciendo la interacción entre lo consciente y lo no consciente. Esto beneficia, no solamente la correcta formulación de objetivos, también el acceso a recursos.

Coaching y formulación de objetivos en Sabadell

Definir de forma clara el objetivo

Mantener la atención en el propósito definido clara, detalladamente y desde distintas perspectivas vitales, hará que pequeñas decisiones o simples actitudes, a veces inadvertidas, nos dirijan más directamente a la meta. De ahí la importancia de definir el propósito de un modo claro, específico y detallado. En este sentido, el coaching como herramienta para la formulación de objetivos es uno de los recursos más valiosos.

“Donde pones la atención es hacia donde se dirige la energía”.

Si recuerdas, en la entrada Coaching y los objetivos del corazón, examinamos la formulación de metas desde una visión holista, en la que corporalidad, sentimiento y lenguaje interactuaban para definir internamente “aquello que más quieres”.

Ahora lo haremos desde una perspectiva más clásica, complementaria con la anterior, en la que, incluso algunos pasos parecen solaparse, pero es como ver un mismo objeto desde distintas posiciones en el espacio.

Para ello nos apoyaremos, también, en una herramienta muy potente, la PNL (Programación Neurolingüística)

 

Coaching, PNL y formulación de objetivos. Las Condiciones de la buena formulación.

¿Qué es lo que quieres?
¿Cómo lo defines clara, específica y detalladamente?

La PNL, hace un especial énfasis en este definir clara, específica y detalladamente. Y esto es así por cuanto el cerebro, como órgano físico, registra datos sensoriales. Es decir, lo que vemos, oímos, olemos, gustamos y tocamos. Este es el modo en el que realmente, podemos implementar en nuestro cerebro las metas que nos proponemos. Apoyados por el coaching y la PNL.

Empecemos por tener en cuenta la distinción entre meta/proceso y meta/resultado:

– La meta – resultado es el resultado último, el lugar al que esperas llegar. Es la definición en la que concluye la formulación del objetivo.

– La meta – proceso es el indicador parcial, pero significativo, que señala que vas en la buena dirección. Generalmente forma parte del plan de acción. Podríamos definirlo como metas intermedias. Esta distinción ayuda a clarificar algunos malos entendidos. El coaching como herramienta para conseguir objetivos te puede ser de gran ayuda para implementar estas distinciones.

El coaching como herramienta de formulación de objetivos incide mucho en esto: El objetivo final y las sucesivas etapas deben estar sujetos a temporalización. Esto quiere decir fijar unas fechas para la cumplimentación de cada paso y de la meta final. Esto delimita un tiempo y una actividad mental y emocional más focalizada.

1.- El Objetivo al que quieres acceder debe estar enunciado en términos positivos

Aquí nos interesa qué es lo que quieres conseguir. No lo que te falta, de lo que huyes o lo que quieres dejar o abandonar.

El «NO» no interesa para la formulación de objetivos

Formulación de objetivos en Sabadell, con cocaching y PNL

Definir lo que no se quiere es una mala forma de definir lo que se quiere.

El cerebro precisa para ir “a por ello” enunciados positivos. El “NO” no lo entiende. Supongo que conoces el típico ejemplo “no pienses en un limón”… ¿sabes lo primero que ha hecho tu cerebro…? ¡Exacto! Primero pensar en el limón, para después decirse a sí mismo que no debe pensar en eso que está pensando, para saber que no debe pensar en eso, en lo que está pensando…. Y ¡no!, no es un error de redactado, el bucle interno es exactamente este.

El “¡NO!” sirve, como mucho, para detener una conducta (Y a veces, ni eso), pero el proceso interno sigue ahí… rumiando en lo que debe evitar… ¿Te suena…?

«Juan quería ganar más dinero, para dejar de ser la oveja negra de la familia…»

Es evidente que lo que sí quiere Juan, debe ser algo similar a ser aceptado, respetado, valorado etc.… por la familia. Además “ganar más dinero”, es un paso intermedio, la meta proceso, no la meta final; por otra parte, tal y como veremos más adelante, este «ganar más dinero» debe detallarse más específicamente. Es importante hacer estas distinciones.

El coaching como herramienta para identificar los valores te ofrece amplios recursos.

Formulación de objetivos y los filtros de la realidad

coaching personal en Sabadell

Los filtros mentales hacen que veamos nuestra realidad de un modo distorsionado.

Los filtros mentales, también llamados metaprogramas por la PNL, son como unas gafas de colores. Hacen que veamos la realidad de cierto modo

En nuestro universo interno tenemos cierta predisposición a enfocar la atención de determinadas formas, por ejemplo:

¿Quieres evitar sentirte mal o prefieres sentirte bien? … ¿Cómo te hace sentir una y otra posibilidad? ¿En cuál de ellas experimentas que mejoraría tu predisposición interna al logro?

Huir de algo, a menudo nos pone en contacto con heridas emocionales que pueden tener su origen en la infancia y movilizarnos hacia objetivos que, sin ser falsos, son compensaciones disfrazadas de objetivos, es decir, no sustentadas en auténticos valores. Pero este es un tema sobre el que volveremos más adelante y, en cualquier caso, difícil si no es examinado en un proceso personal.

 

Formulación de objetivos. Cuando es difícil formularlo en positivo.

¿Y qué ocurre cuando quiero, por ejemplo,Dejar de fumar«? Pues, a primera vista, parece difícil formularlo en positivo, salvo alguna rocambolesca ocurrencia. En cierta ocasión, como respuesta a esta pregunta, escuché algo así como: “pues imagínate bebiendo un vaso de agua cada vez que tengas ganas de fumar…”, menos mal que se trataba de agua porque, para un fumador empedernido, beber cada vez que tenga ganas de fumar, puede suponer una perspectiva poco halagüeña.

¿Recuerdas lo señalado anteriormente como diferencia entre objetivo proceso y resultado?. La pregunta adecuada podría ser alguna del tipo…

– ¿Para qué quieres dejar de fumar? O…
– ¿Qué conseguirás una vez dejes de fumar?

Consecución de objetivos concoaching y PNL, consulta en Sabadell

¿Qué conseguirás cuando consigas tu objetivo?

Aquí el horizonte cambia, puedo desear (o incluso necesitar) más salud, o mayor resistencia al practicar un deporte, respirar más intensamente, o ahorrar una cierta cantidad de dinero…. Y dejar de fumar no es más que el objetivoproceso, que, puede (digo puede aunque no sea siempre deseable) formularse en negativo. Desde la PNL insistimos en que la pregunta «para qué»… (quieres conseguir este objetivo) nos aproxima a nuestros valores.

En cierto modo, para conseguir un objetivo, siempre debemos renunciar a algo (tiempo, diversión, compañía….) por eso es bueno aclarar antes qué es lo que sí quiero , y si eso que quiero, vale la pena más que lo que dejo. Al definir lo que sí quiero y mantener la atención en eso, puedo aceptar mejor lo que dejo, “todo don, requiere otro don”.

¡Cuidado! Conseguir un objetivo puede significar renuncias inesperadas.

El coaching como herramienta para la formulación de objetivos debe tener en cuenta la ecología de vida. Es tanto como preguntarse:

– ¿Qué repercusiones va a suponer en mi vida el conseguir esta meta? o bien…

– ¿A qué deberé renunciar yo, o bien otros, si consigo este propósito?

Si deseas ver esto con más claridad puedes consultar el siguiente artículo:

Coaching, PNL y Formulación de objetivos, contexto y ecología.

 

Práctica

La resolución necesaria para conseguir tus sueños

Determinación y constancia.

Siguiendo con las pautas ya indicadas, te sugiero una práctica de formulación de objetivos. Define tu sueño. ¿Qué es lo que más deseas ahora? No es preciso, de momento, cerrar la descripción, pues faltan más puntos que veremos en sucesivos artículos pero, sí puedes empezar con la práctica.

– ¿Qué es lo que quieres?
– ¿Cómo lo definirías en términos específicos y detallados?
– ¿Puedes empezar a delimitar las metas-proceso?

Seguiremos en el próximo artículo con más indicaciones para una correcta formulación de objetivos; hasta entonces, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del blog.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:
Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Anterior artículo relacionado: Coaching y la Pregunta del Milagro
Siguiente artículo relacionado: Coaching, PNL y Formulación Objetivos (II)

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Coaching como herramienta para la formulación de objetivos, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, Terapia por fatiga pandémica coronavirus)