Elaborar un proceso de duelo de forma emocionalmente saludable

BLOG


Las etapas del duelo en terapia de acompañamiento emocional

Etapas del duelo. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (Hipnosis, PNL, , Terapia Gestalt, Niño interior, Análisis Transaccional,) en Sabadell

Terapia del duelo en sabadell

Podemos hacer aflorar energía de donde parece que no queda.

Vimos en el anterior artículo las Tres primeras fases del duelo. También vimos en Terapia para el duelo. Psicoterapia de la pérdida cómo es necesario entender este proceso como un ajuste progresivo a la realidad. Pero este ajuste es, necesariamente, de tipo emocional. Esto quiere decir que toda terapia irá orientada a integrar lo que, emocionalmente, viva la persona. Es preciso tenerlo claro. Pues si bien el sentido común es necesario, no siempre es el mejor asesor en la elaboración de la pérdida.

Veremos a continuación las siguientes etapas del duelo en función de los dos modelos ya señalados anteriormente.

 

Etapas del duelo: La negociación

Para comprender esta etapa del duelo en el modelo de las cinco fases es preciso entender algo esencial. Elisabeth Kübler-Ross, fue una psicoterapeuta que extendió el ámbito de la terapia a los enfermos terminales. Es decir personas que enfrentaban SU propia muerte. Posteriormente extrapoló las etapas del duelo a personas que enfrentan, por ejemplo, el fallecimiento de un ser querido. Pero existen diferencias obvias que examinaremos ahora.

Debemos entender esta etapa como un intento desesperado por evitar la etapa de «desolación o depresión». Aceptar de un modo definitivo la pérdida o la ausencia. Y los intentos en esta etapa del duelo por evitarla son unos cuando el moribundo es uno mismo. Y son muy distintos cuando “el que queda aquí” enfrenta la muerte de un ser querido. Veámoslo de un modo práctico:

 

Etapas del duelo: La negociación al enfrentar la propia muerte

Tras pasar las anteriores etapas del duelo, la persona en estado terminal elabora fantasías. Estas pueden tener que ver con una intervención milagrosa, otras terapias, segundas opiniones etc… Incluso algún tipo de promesa a cambio de….

Negociar el enfrentamiento con la pérdida.

La negociación, una etapa del duelo.

Es un intento de no admitir lo doloroso pero inadmisible, dejar de ser. De nuevo indicar que este tipo de fantasía es normal en esta etapa del duelo. Por supuesto siempre y cuando no se establezca definitivamente.

La cosa cambia cuando la persona enfrenta el fallecimiento de un ser querido. Al haber transitado las anteriores fases, es absurdo ahora pretender que esa persona resucite. Pero sí puede alimentar la esperanza de que, “desde algún lugar” me sigue y cuida. Y aunque, hasta donde sabemos, es una fantasía, no es algo patológico. Siempre y cuando no se ancle definitivamente en esa esperanza. “Sólo” es una de las etapas del duelo.

Pero, como veremos más adelante, puede tomar otro matiz. No olvidemos que esta fase de la negociación tiene una finalidad en sí misma. Y esta no es más que prepararnos para la etapa del duelo más dura. La desolación asociada a la aceptación incondicional de la pérdida y ausencia. Y esta aceptación debe serlo desde la totalidad de la persona.

 

La fase de la negociación ante una separación o divorcio

Veamos ahora otro ejemplo muy habitual, la realidad de una separación o divorcio. Aquí la negociación puede aparecer, aun habiendo transitado las anteriores etapas del duelo. Y es más habitual de lo que creemos. Es el intento de volver a la relación con un “propósito de enmienda”, o con un “hemos cambiado”, etc… Por supuesto son excusas conscientemente bienintencionadas… pero en la mayoría de los casos, eso, excusas.

Algunos autores pretenden que esta fase pueda darse al principio. Es decir durante la negación. Pero existe un matiz importante, en la negociación no existe una negación real del hecho en sí. En este momento lo que existe es una huida del dolor. Y esto puede verse muy fácilmente cuando atendemos a las siguientes etapas del duelo del modelo de siete fases.

 

Etapas del duelo: La culpa

Siguiendo con la metáfora propuesta por Bucay, es la fase en que empieza a coagular la sangre. Es lo que coloquialmente conocemos como la “costra”. Y, del mismo modo que es la sangre la que provoca los coágulos, la culpa es de una materia similar a la rabia. Veamos cómo encaja en las etapas del duelo:

En este momento empezamos a sentirnos culpables por todo. “Por no haberle dicho cuánto la quería”. “O no haberle tratado lo suficientemente bien”. “Por no haber sido suficientemente eficiente en el trabajo antes que me despidieran” “O por no haberle recomendado ir a otro médico”, por… por…

 

Un sentimiento peligroso, la culpa

Pero la culpa es una emoción… contaminada. Para mí es un sentimiento, es decir una emoción más una etiqueta cognitiva o una creencia. Al mismo tiempo, está compuesta de dos emociones básicas, rabia más tristeza. La culpa, en esta etapa del duelo, tiene tres contaminantes básicos:

Omnipotencia.
Crítica.
Evasión.

Etapas del duelo, la culpa

Sentimiento de culpa y duelo.

Si me siento culpable, me acuso a mí mismo (crítica). Y me puedo acusar de, por ejemplo, no haberlo hecho todo lo mejor que hubiera podido. Es decir, parto de la presuposición que en mi mano estaba haber hecho todo lo posible. O sea, un presupuesto de omnipotencia.

Pero mientras me entretengo en esta farsa maquiavélica de la culpa evito el siguiente paso. Evito sentir la impotencia que es lo opuesto a la omnipotencia. Me evado de aceptar definitivamente lo inevitable. La pérdida.

La desolación es la más dura de las etapas del duelo. Todo el proceso emocional hasta ahora has sido una aproximación a la siguiente fase.

Esta culpa puede traer un proceso de masoquismo y victimismo perversamente alambicado. En el que me engullo como un hámster en su noria giratoria. Creo que avanzo, pero… no.

Cómo hemos “engullido” la culpa por ciertos mandatos religiosos (especialmente la tradición judeocristiana) es algo digno de un trabajo enciclopédico. Solamente lo señalo, por supuesto no entraré a fondo en este trabajo sobre las etapas del duelo.

Pero bueno, como decimos en PNL , «todo comportamiento tiene una intención positiva”. Y la intención, como ya he señalado anteriormente es la evasión. El tercer contaminante de la culpa.

 

Culpa, duelo y retroflexión

Antes de pasar a la siguiente etapa del duelo, una última anotación para mentes curiosas. En terapia Gestalt hablamos de un mecanismo de defensa llamado retroflexión. Básicamente es “hacerme a mí mismo lo que no me permito hacer a los demás”.

Por supuesto es un mecanismo del que no nos damos cuenta conscientemente. Esta es la esencia de la culpa, la retroflexión. En otro post hablaré sobre esto, pero para quien quiera investigar es un terreno fascinantemente sorprendente.

 

Etapas del duelo: La tristeza

La tristeza nos lleva al mundo de lo que es. La pérdida definitiva, sea que le encontremos o no sentido. La ausencia del otro que me conecta con mis vacíos internos.

Uno de los impedimentos para aceptar la tristeza es la idea “no puedo soportarlo”. Pero sí, si puedo soportarlo. No vale ahora la infantilización del adulto vestida de victimismo. Pensamientos del tipo “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”. ¿Por qué me ha “tocado” a mí? etc… son la peor compañía.

Etapas del duelo, la tristeza

La tristeza nos pone en contacto con la impotencia.

La tristeza es una emoción básica mediante la cual integramos una pérdida. Como emoción no contiene pensamientos, juicios, etiquetas…. Si la contaminamos con pensamientos la convertimos en un sentimiento recurrente. Puede ser lastima, auto conmiseración, victimismo, sufrimiento… en general sentimientos poco saludables.

Bucay propone la metáfora de la retracción del coágulo de sangre. Este movimiento es, literalmente, volverse hacia dentro. Es el sendero de la tristeza por una pérdida. Volver hacia dentro para enfrentar el temido fantasma de la soledad.

Es la etapa más dura y, a su vez, compartida por ambos modelos de las etapas del duelo. La herida de la ausencia se siente en carne viva. Es probable en esta etapa sufrir alucinaciones. Creer ver, oír, incluso oler… si la falta es la de un ser amado.

Otro tipo de pseudoalucinaciones, en esta etapa del duelo, tienen que ver con la confusión con la realidad. Puede, por ejemplo, traerme al recuerdo la mujer que tanto amé la mirada de una chica que “pasaba por ahí”.

 

Los peligros del duelo no completado en separaciones y divorcios.

Cabe añadir en este ejemplo un problema muy común. No diferenciar a la “chica que pasaba por ahí” con la proyección de la mujer que amé. Si el duelo no se completa (en el caso de las separaciones) puedo creer que me enamoro de alguien. Y la realidad es muy distinta, me enamoro de lo que proyecto en la otra persona. El recuerdo consciente o inconsciente, para bien o para mal de quien ya no está conmigo. Y, por desgracia, veo mucho este problema en consulta.

Está bien que rehaga mi vida afectiva. Pero mejor hacerlo transcurrido un tiempo, el tiempo necesario para elaborar la pérdida. Pues si no lo hago así no recibo realmente a la otra persona que aparece en mi vida. Recibo a quien creo que es en función de mis fantasmas y filtros.

 

Identificación con lo perdido y fecundidad.

Puedo, siguiendo con el ejemplo anterior, sentirme afortunado por haber conocido a esa mujer. Y saber que, con ella, viví el amor. Es el principio de la salida del túnel oscuro de la tristeza. Esta etapa del duelo se le puede llamar la de la fecundidad o la identificación. Empiezo a ver la pérdida como “lo que tuve”. Es decir, el foco de la atención ahora está en lo que disfruté o aprendí con esa persona. Ya no tanto en lo que perdí.

Terapia de la pérdida Sabadell

La identificación con lo perdido pone en evidencia los aprendizajes adquiridos.

La melancolía suele ser el referente básico en esta etapa del duelo. La melancolía es una emoción compuesta de alegría y tristeza. Alegría por lo vivido y tristeza por lo que ya no está. Es un paso sutil, pero importantísimo pues el mundo emocional empieza una lenta transformación.

El peligro de esta etapa es la idealización derivada de la identificación.

Siguiendo con el ejemplo anterior puedo idealizar a mi ex pareja. Pensar que no hay otra mujer como ella. Que no voy a tener esa suerte otra vez.

En esta etapa del duelo es, en parte normal, esta idealización. Nos empuja a salir del pozo de la tristeza.

Amelia Barr lo definió magistralmente con esta frase:

“Todos los cambios están más o menos teñidos con la melancolía porque lo que dejamos atrás es parte de nosotros mismos.”

Siguiendo con la metáfora de Bucay, esta etapa es la de la reconstrucción tisular. Es decir, por debajo de la costra, el tejido de la piel y, eventualmente, muscular se va regenerando. A su vez, va empujando el coágulo hacia fuera.

Algo nuevo va emergiendo, pero aún necesita desprenderse de algo más.

 

Etapas del duelo: Aceptación y Restablecimiento.

La vida sigue. Es la frase que puede definir mejor que nada este momento. Del mismo modo que en la piel queda la cicatriz, sigue el recuerdo, eso no se borra. Otra cosa es cómo lo vivimos y qué hacemos con él.

La añoranza ya no interfiere en la actividad diaria más allá de los momentos de memoria. Pero suele ser un recuerdo agradecido o, en su caso, no intrusivo.

No obstante esta etapa del duelo precisa de un ulterior trabajo interno.

Creo que Bucay describe magistralmente esta última elaboración. Lo resume en dos palabras: discriminación e interiorización.

Discriminación: Vimos que uno de los peligros de la identificación es la idealización. En el ejemplo propuesto idealizo a la mujer que ya no está conmigo. Pienso que no encontraré otra como ella que me impulse a amar con la misma intensidad. Aquí puedo aprender a diferenciarme, no dejarme perder en la fantasía utópica. No hago mía esa imposibilidad de amar pues reconozco, ahora sí, que la perfección no existe.

Interiorización: Sin embargo, puedo reconocer las enseñanzas que, a su paso, me regaló esa persona, ahora ausente. Valoro, en su justa medida, lo vivido y lo aprendido. Por supuesto entiendo el aprendizaje como algo vital, no exclusivamente conceptual.

En el ejemplo podríamos resumirlo en una frase. “Reconozco en mí los regalos que ella trajo a mi vida. Los reconozco, honro y quiero. Estando en mí, son parte de mí y, a su vez, yo soy más que ellos.”

Etapas del duelo, la aceptación

La aceptación de la pérdida desde todos los niveles del ser

Ahora sí, esta es la última de las etapas del duelo.

Y hasta aquí este artículo por hoy. Hasta el próximo post, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

 

Etapas del duelo. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, terapia para el duelo, depresión, etc…) en Sabadell y Terrassa

Psicoterapia del duelo en Sabadell

BLOG


Las fases del duelo: Asimilación de la pérdida, las primeras etapas.

Las fases del duelo. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Hipnosis, PNL, , Terapia Gestalt, Niño interior, Análisis Transaccional,) online y en Sabadell.

 

Los distintos momentos de adaptación emocional a la pérdida

El duelo es proceso de adaptación emocional a la pérdida que contempla varia fases.

Tal y como apunté en el anterior artículo: Terapia para el duelo, psicoterapia de la pérdida, se trata de un proceso de adaptación emocional a una pérdida. Este proceso puede adaptarse a algunas fases del duelo aun cuando lo haga en forma singular y única. Y esta singularidad se refleja tanto en lo emocional como en lo cognitivo. Es decir, en lo que sentimos y lo que nos decimos. En esto último juegan un papel primordial las creencias.

Entender las fases del duelo, nos ayuda comprender una de las características más difíciles de este sendero. Esta es la labilidad emocional. Básicamente se trata de inestabilidad y variaciones bruscas de las emociones.

 

Los dos modelos básicos en las fases del duelo

Existen distintos modelos terapéuticos que explican estas etapas de asimilación de la falta. Básicamente dos.

  • Uno postula siete etapas en la elaboración de la pérdida.
  • El otro establece en cinco las fases del duelo. Este modelo fue propuesto por Elisabeth Kübler-Ross, psiquiatra suiza que se especializó en el cuidado de enfermos terminales.
    En su libro “sobre la muerte y los moribundos” propuso el modelo de las cinco etapas del duelo. A destacar que, inicialmente, este patrón lo observó en personas en fase terminal. Es decir, personas que enfrentaban su muerte. Posteriormente vio que estas etapas se repetían en los familiares que enfrentaban la ausencia del ser querido. Pero, para entender adecuadamente las fases del duelo, quiero destacar algunas salvedades que veremos más adelante.

En este artículo, y el siguiente, veremos en profundidad, estas etapas de elaboración de la pérdida. Para ilustrarlo mejor utilizaré la metáfora propuesta por Jorge Bucay en su libro “El camino de las lágrimas”. En esta obra compara las etapas de sanación de una herida con las fases del duelo.

Fases del duelo – Negación- Incredulidad-Confusión

La negación, una de las fases del duelo

Negación, confusión, perplejidad caracterizan a la primera etapa de la elaboración del duelo.

Este momento, aunque pudiera extrañar a algunos, no tiene nada de insólito, y mucho menos de patológico. Se trata de un mecanismo de defensa ante el dolor, especialmente cuando es intenso y/o inesperado. Puede llevar a un estado de estupor ante la evidencia.

En modo parecido, ante una herida inesperada, el cuerpo libera endorfinas. Las endorfinas son opiáceos naturales que ayudan a aliviar el dolor e inhiben los estímulos nerviosos asociados. De este modo, lo imprevisto de una herida “se toma un tiempo” para ser aceptado. Dicho sea de paso, algunas personas que se autolesionan, inconscientemente lo hacen para liberar el placer que generan las endorfinas.

A su vez, el cuerpo provoca una vasoconstricción momentánea para evitar una brusca hemorragia. Pero esto dura poco, el impasse necesario para asimilar la herida.

En algunas separaciones esta fase del duelo se eterniza. Son los típicos reencuentros “ni contigo ni sin ti”. A veces, con la excusa de “quedar como amigos” existe una disimulada negación a la separación. Reencuentros más o menos fortuitos, muchas veces con relaciones sexuales “como amigos”. Por supuesto está bien quedar como amigos, pero la separación, para ser elaborada, necesita un distanciamiento.

Esta etapa aparece muy marcada en los niños ante, por ejemplo, una muerte. Digamos que el abuelito o la abuelita mueren. Y durante el velatorio, el niño aparece como ausente, incluso con una extraña sensación de normalidad. El principio de realidad, en los niños, es aún algo difícil y lejano.

Esta fase del duelo es compartida por ambos modelos, el de las siete etapas y el de cinco.

 

La segunda etapa del duelo. Regresión

Regresión, la segunda de las fases del duelo

La regresión se caracteriza por una explosión emocional

¿Habéis asistido alguna vez al berrinche de un niño? Pero uno de esos berrinches de verdad, no el lloriqueo manipulativo. Por ejemplo porque le han quitado su peluche favorito. O porque se le cayó el pastel y se lo quitamos de las manos cuando pretende recogerlo del suelo.

Siguiendo con la metáfora de la herida. Ahora, después de la inicial “anestesia”, aparece el dolor. Cuanto más profunda la herida, más dolor.

Esta es la etapa de la desesperación, del llanto explosivo, de la bronca. Aquí la naturaleza emocional necesita expresarse en toda su cruda realidad. No es momento de “razonar” si conoces a alguien en esta fase del duelo. Es momento, simplemente, de soltar y, si te toca acompañar, simplemente estar ahí. Apoyando pero no “razonando”, ni siquiera intentado “suavizar o calmar”. Y si lo vives, date permiso para llorar, patalear, gritar, golpear cojines…

Es una vuelta al niño interior.

En el modelo de 5 fases del duelo, este momento se subsume en el siguiente, el de la rabia. Sin embargo, no es solo rabia lo que puede aparecer en este instante. Es más bien desesperación, una explosión emocional al contacto directo y crudo de la realidad. El modelo de las siete fases del duelo aporta este matiz que no contempla el de las 5 etapas.

 

Segunda (o tercera) fase del duelo. La Rabia

Esta etapa es consensuada por los dos esquemas. Hasta donde yo he comprobado en consulta, la rabia es una de las emociones menos aceptadas en una pérdida. Especialmente si la pérdida es el fallecimiento de un ser querido.

Las fases del duelo en terapia

Rabia, una emoción básica en la elaboración del duelo.

En esencia la rabia parece no tener sentido. Sin embargo su función es la de ir devolviéndonos, poco a poco a la realidad. Las diferentes fases del duelo tienen una misión. Conducirnos paulatinamente a la integración de la realidad de la pérdida. Hacia un momento de desolación. Por esto el proceso es gradual.

Tras la etapa de estupor y de berrinche un paso intermedio es la rabia. Buscamos culpables. Y como culpables puede aparecer cualquiera y cualquier cosa.

En el caso de fallecimiento pueden ser los médicos que atendieron a un ser querido. Incluso a los que quedaron/quedamos en vida. O a las personas que, suponemos pudieron hacer algo más. O a quien sea.

En casos de separación la rabia igual puede ir diversificada. Hacia la expareja, hacia las amistades que, suponemos, la llevaron a separarse. A los padres, a los suegros, a quien sea, también.

Aun cuando entender algo presuponga algo de racionalidad, en este caso no debemos esperar razones coherentes. La rabia cumple una función y su función es la de ir desplegando el proceso del duelo. Por eso podemos enfadarnos con el menos culpable como si fuera con “uno que pasaba por ahí”.

No busquemos “razones razonables” en esta rabia más allá de su función en el proceso de duelo.

Bucay utiliza el símil del sangrado en la herida. Es preciso que la sangre brote antes de empezar a coagular. Algo se ha roto en el cuerpo. Y, paradójicamente, para que empiece el proceso de coagulación es necesario que el cuerpo sangre. Sin sangre no empieza la cicatrización.

La rabia nos va devolviendo, paulatinamente, a la realidad. Nos traslada del arrebato desmedido del niño herido al intento de buscar culpables del adulto. A veces la rabia no se dirige contra personas. Puede dirigirse contra la vida, el destino, mi “mal fario”, o incluso la Divinidad. En ocasiones incluso contra la persona que falleció y nos dejó en el más profundo abandono.

La rabia es una emoción mal vista, he observado que es especialmente rechazada entre mujeres. Supongo que los mandatos del modelo patriarcal tienen su peso.

En cualquier caso, la rabia es preciso acogerla y entenderla como un momento del proceso. No necesariamente “razonable”, pero a veces lo “sensato” no es lo necesario en seres emocionales como somos.

En el siguiente artículo completaremos estas fases del duelo. Hasta entonces recibe un cordial saludo.

 

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Terapia del duelo. Psicoterapia de la pérdida.

 

consulta de psicoterapia en Sabadell, especialidad en terapia del duelo.

Las fases del duelo. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y online.

Trabajo con nuestras creencias con PNL

BLOG


La Matrix de nuestras creencias, ¿es nuestra vida una gran mentira?

La matrix de nuestras creencias. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, tratamiento fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa

 

Trabajar la matrix de nuestras creencias Sabadell

Nuestras creencias conforman el molde que dibuja nuestro guión de vida.

Para estudiar el vínculo entre creencias y lenguaje empezaré por profundizar en eso que llamamos creencias. Pero lo haré bajo un punto de vista distinto al habitual. Lo presentaré con el concepto de la matrix de nuestras creencias. Y para explicarme empecemos por definir el concepto matrix. Traducido al castellano “matriz”, es decir un molde en el que se da forma a algo. Por extensión la RAE la define como una entidad principal generadora de otras.

¿Qué relación tiene el concepto matrix y las creencias? Para esto me remitiré a un hipotético experimento propuesto por la filosofía.

 

El cerebro en una cubeta y la matrix de nuestras creencias.

“El cerebro en una cubeta” es un experimento mental. Plantea la posibilidad de un cerebro mantenido vivo, en condiciones de laboratorio, y conectado a una súper computadora. Esta ofrece una serie de estímulos que procuraría al cerebro la ilusión de vivir en una realidad. Por supuesto, un experimento mental plantea un escenario hipotético, imaginado. La virtud de esta conjetura es que ayuda a pensar un poco más allá de nuestros límites.

La famosa película matrix partiría (en modo similar) de este supuesto. Estamos prisioneros de una realidad virtual que nos ofrece un escenario al que no podemos objetar nada. Y no podemos objetar nada a esta realidad pues la prueba para hacerlo está “fuera” de este universo virtual… Salvo, claro está….

¿Es posible que nuestras creencias estén influenciadas
por una matriz que nos define?

Cambiar nuestro guión de vida Sabadell

¿Somos cerebros que creen vivir una vida?

Veamos, para empezar, cómo percibimos la realidad con la vista.

1º.- El ojo percibe los estímulos luminosos en forma de ondas electromagnéticas. Estas contienen información relativa a la intensidad y color de la luz.

2º.- Posteriormente, la retina transforma la luz en impulsos nerviosos (de naturaleza eléctrica). Estos impulsos nerviosos se dirigen al cerebro a través del nervio óptico.

3º.- El cerebro es quien procesa los estímulos, los reconoce, interpreta y da formas útiles y con sentido para nosotros.

Así, pues lo que percibimos “ahí afuera” es algo transformado “aquí adentro”. Es decir, nuestro cerebro nos ofrece su versión de lo que ocurre en el mundo externo. Yo diría que esta es la primera matrix de nuestras creencias. Es decir, si pudiera verme tal como soy, no sé si me asustaría, me disgustaría o me alegraría.

Pero hay más, mucho más….

 

Noam Chomsky, estructura profunda y estructura superficial.

Chomsky, en su visión de la gramática transformacional, establecía estos dos niveles Estructura profunda y Estructura superficial. Posteriormente, la programación neurolingüística incorporó este modelo para estudiar la comunicación. Veamos un ejemplo.

Mi amigo me dice: “Ayer compré un coche”. Esta es la estructura superficial. Yo puedo, en ausencia de más datos, imaginar que compró un coche marca Audi Quattro, de color gris marengo. Por supuesto en un concesionario Audi que conozco y el vendedor, alguien vestido con un traje azul oscuro.

Ahora, amig@ lector/a ¿qué imaginaste tú?

Si imaginaste lo mismo que yo, ¡compartimos algo de una misma matrix!, es bastante improbable. Sin embargo podríamos ir más allá. El vendedor ¿hablaba catalán o castellano?, ¿era alto, bajo, con bigote?, ¿había más coches? ¿Qué otros coches había en el concesionario? Y así podríamos ir alargándonos.

Es decir, inconscientemente, cada uno de nosotros “rellena” la información que falta con nuestro universo interpretativo. Es la estructura profunda, hacia dónde, internamente, nos lleva cada frase. Para ser algo más gráfico yo imagino la estructura profunda como las raíces de un árbol. Raíces que pueden ramificarse hasta casi el infinito y sustentan el tronco y la copa, la estructura superficial. Y aunque no lo parezca, ya estamos en la matrix de nuestras creencias, y hemos pasado por dos matrices.

  • La primera, lo que vemos ahí fuera es una interpretación de nuestro cerebro.
  • La segunda, derivada de la frase de mi amigo: “ayer compré un coche”.
Estructura superficial y profunda en el lenguaje, PNL Sabadell

Lo que decimos, es apenas la parte visible de lo que está en nuestra vivencia interior.

Veamos la segunda matriz. ¿Podemos realmente visualizar un coche como un ente abstracto? Yo no, y sospecho que, generalmente, nadie es capaz de hacerlo. En nuestro universo interno le damos una forma, aunque no seamos conscientes. ¿Por qué (yo) elegí visualizar un Audi quattro? Es un coche elegante, seguro y veloz. Aquí ya aparecen, espontáneamente, tres valores: elegancia, seguridad y velocidad. Ahora bien…

Otra persona bien pudiera visualizar estos tres valores en marcas distintas de coches. Un Volvo, un Lamborghini, un Ferrari…etc. La relación entre el valor y cómo lo vemos en la realidad forma parte de la matrix de nuestras creencias. Y aún más, otra persona podría haber elegido visualizar otro tipo de coche en función de otros valores. Por ejemplo, seguridad, fiabilidad, comodidad etc. Y aun así podríamos discutir acerca de qué coches distintos representan estos valores.

Valores y creencias, el vínculo subjetivo

Una vez leí sobre dos socios que tuvieron que pedir un proceso de coaching para resolver una serie de desavenencias. Los dos estaban de acuerdo en un valor que era el núcleo de la beligerancia: profesionalidad. A uno, su profesionalidad le “obligaba” a ser el primero en entrar y el último en salir del trabajo. Es decir, dar ejemplo a los colaboradores. Para el otro, la profesionalidad era algo distinto. Fijar un objetivo, definir un plan de acción y comunicarlo de un modo claro a los colaboradores. Y, por supuesto, conseguir el objetivo o corregir el plan de acción si procedía. Vemos, pues, dos manera de entender un valor en la matrix de las creencias de estos dos socios.

Y, ¿en qué se basan nuestras creencias? Pues yo creo firmemente que en nuestras experiencias más tempranas, o algunas otras que nos impactaron profundamente. Por supuesto, la idea no es mía. La construcción lingüística que las refleja no es más que una forma de expresar una convicción interna que está por debajo de las palabras. Por eso, en el trabajo con las creencias no suelo proponer frases “positivas” más que como un refuerzo. Son solamente la estructura superficial, no la profunda matriz, el núcleo.

La creencia es una convicción interna acerca de la realidad que le otorga sentido y significado. Suele tomar forma de generalización. La generalización es, también, una matrix de creencias. Por ejemplo, una vez me mordió un perro y es posible que ahora tema a todos los perros. Esta es la base del trabajo de reimpronta. Identificar la primera vez que algo nos impactó lo suficiente para instalarse como generalización. Una primera impronta.

Y esto no ha hecho más que empezar….

Y ahora va una matrix de creencias universal (o casi)….

 

Cuando responsabilizamos a los demás de nuestro malestar.

Veamos frases como: “Me enfadé por lo que dijo mi hermano”, “me ofendió”, “me haces sentir obligado”. La primera realidad que subyace, en modo algo distinto, en cada una de estas frases es la misma. Es tanto como decir, “la causa de mi enfado, malestar etc….” es otra persona.

Don Juan, el brujo que aleccionó a Carlos Castaneda, hablaba de esto como la importancia personal. Castaneda lo recogió en la siguiente frase:

“El mayor enemigo del hombre es la importancia personal. Lo que lo debilita es sentirse ofendido por lo que hacen o dejan de hacer sus semejantes. La importancia personal requiere que uno pase la mayor parte de su vida ofendido por algo o alguien.”

Ese apego a la importancia personal es una de las más importantes matrix de nuestras creencias. De ahí derivaron los toltecas la necesidad de borrar la historia personal. Esa tradición chamánica lo trabaja con la recapitulación. Taisha Abelar describe esta técnica de un modo novelado en su libro “Donde cruzan los brujos”. Y aquí voy a ser doblemente molesto, esto último es también una creencia.

Matrix de nuestras creencias

La importancia personal y el egocentrismo.

Quiero ser muy claro (no sé si lo consigo). No voy de gurú, no quiero aleccionar a nadie, yo soy el primero en caer en estas creencias. Somos humanos y, en cierta medida, es normal que este tipo de matrix de creencias nos tengan. Pero puedo elegir verlas, no verlas y, eventualmente, soltarlas. También puedo darme cuenta que aún no estoy preparado para soltarlas. Sólo propongo un trabajo de conciencia.

Ahora te propongo examinar las tres frases anteriores.

 

 

“Me enfadé por lo que dijo mi hermano”; Causa-efecto.

Yo creo que es la frase más honesta de las tres. Por lo menos reconoce que “me enfadé”, no que “me enfadó”. Pero ese enfado lo atribuye a lo que dijo la otra persona (su hermano). Lo veremos con más detenimiento en otro post, pero forma parte de las creencias con estructura “causa-efecto”. En la estructura profunda subyace la creencia “tú eres la causa de que yo me enfade” (a mí mismo).

Fritz Perls, el creador de la terapia gestalt, era visceralmente claro, a veces parecía hasta redundante (y esto es mi creencia). Podía hacerle decir a esta persona “yo me enfado a mí mismo” (cuando escuché lo que dijiste). Hasta la segunda parte de la proposición la obviaba, por eso la pongo entre paréntesis. Y en realidad es así, nadie puede hacernos daño con insultos o menosprecios a menos que nos agreda físicamente. El problema es siempre lo que nosotros hacemos internamente con lo que nos dicen. Esto no quiere decir que tengamos o no razón según los convencionalismos sociales (otra gran creencia). Quiero que se me entienda bien, no estoy en contra de las creencias, sí quiero visibilizar cómo nos tienen. Cómo necesitamos, como cultura, vivir en una matrix de creencias.

Seguro que es humano «sentirse» herido si un ser querido nos menosprecia. Pero ese “sentirse” herido es un “sentirme” herido por las expectativas que deposité en esa persona. Y probablemente necesite un tiempo para redefinir mis expectativas acerca de ese alguien. O probablemente acerca de . O nada de eso o ambas cosas a la vez. Pero vuelvo siempre a mí.

 

“Me ofendió” la matrix de creencias más demoledora

Es la forma de expresar la creencia más “a saco”. Ya no es como antes que en la estructura profunda de la persona subyacen dos momentos. “Yo me enfadé…. (Tiempo uno) por lo que dijo él» (tiempo dos). En la estructura profunda de esta frase subyace la idea “él me lanzó una ofensa”. Implícito necesario para comprender el “me ofendió”.

La palabra ofensa es una nominalización, es decir, congela un acto en curso en una sustantivación. Es una de las formas más utilizadas para manipular sutilmente. En otro post hablaré sobre esto pues merece capítulo aparte. De todos modos, si quieres, puedes leer este artículo sobre las nominalizaciones como estrategia de manipulación

 

“Haces que me sienta obligado, atacado, etc… “la crème de la crème”

Nadie nos hace enfadar, nos enfadamos nosotros mismos

¿Nos enfadan o nos enfadamos?

Para mí es una matrix de creencias estrella. Encierra un auto-engaño, un equívoco y una manipulación, todo en unas pocas palabras.

En primer lugar el “haces que me sienta” nos remite, a la creencia referida anteriormente. La causa-efecto. “Alguien del exterior me hace sentir….X”. Ya hemos visto como, en realidad, somos nosotros los que nos «montamos nuestras películas». Veamos la otra parte:

Haces que me sienta (obligado, manipulado, atacado, vigilado, engañado etc…). Otra variante “me haces sentir…X”. Aquí tenemos lo que yo he bautizado como una “creencia perfumada” (cuidado, la “etiqueta” es sólo cosa mía). Alguien me dijo una vez: “Me haces sentir atacado”, yo, supongo que puse cara de extrañado. Entonces me espetó… “Ahhhhhh como es mi sentir….” (Creo que me daba a entender que como era su sentir, estaba excusado de cualquier otra consideración al respecto).

Yo propongo otra forma de decir esto. «Creo que me estás atacando», o «creo que me intentas manipular», «creo que me estás obligando»…. Por dos razones:

1.- Los verbos atacar, manipular, engañar, vigilar, obligar, olvidar, etc… NO SON SENTIMIENTOS NI EMOCIONES. Por lo tanto, anteceder el “sentir” como algo espontáneo que surge de una emoción o sentimiento es puro engaño… Y también un intento de manipulación. Es típica la frase: «siento que ya no me quieres como antes». Es triste, pero no es sentir, es creer.

2.- Reconocer la creencia nos responsabiliza de nuestra interpretación. Es más honesto. En PNL, a este tipo de creencia se le llama LECTURA MENTAL. Básicamente es pretender adivinar lo que el otro siente, pretende, necesita etc… Y, ¡cuidado! No presupongo que sea cierto o no, solo caer en la cuenta de que es una creencia.

Yo creo que una forma más correcta de decirlo sería: “Creo que me estás obligando y me siento enfadado (o triste, indignado, frustrado etc…)”. El enfado sí hace referencia a un sentir. Así incluimos en una frase el sentir y la creencia. No deja de ser una matrix de creencias, pero más limpia.

Bueno, como he dicho antes, esto solo ha empezado. Seguiremos en otro artículo.

Hasta entonces, recibe un cordial saludo,

Aprender a alimentar nuestro cerebro con mensajes inspiradores.

Las conexiones en nuestro cerebro se alimentan de nuestras experiencias y estas conforman nuestras creencias.

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia en Sabadell

 

 

La matrix de nuestras creencias. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, tratamiento fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa.

 

Lenguaje y realidad, cómo definimos nuestro mundo según la PNL

BLOG


Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.

Lenguaje y realidad, Josep Guasch, psicoterapeuta, coach. consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, coaching fatiga pandémica) en Sabadell,

 

«Hay otros mundos, pero están en este»
Paul Éluard.

 

Lenguaje y realidad en PNL Sabadell

Las palabras conforman el lenguaje con el que revelamos nuestro mapa de la realidad

Una diferencia cualitativa de la especie humana radica en nuestra habilidad lingüística. Con ella podemos describir minuciosamente la realidad, o mejor dicho, “nuestra experiencia de ella”. Sin embargo, este vínculo entre lenguaje y realidad no está limpio de nuestra particular idiosincrasia. Y precisamente, por ser humanos, somos muy diferentes los unos de los otros.

Esta diversidad puede ser muy enriquecedora, otras veces motivo de conflictos. A menudo vemos esto los que nos dedicamos a la psicoterapia y/o el coaching. Y una de las disciplinas que más se ha dedicado a este estudio es la PNL. El vínculo entre nuestra mente y “lo real”.

Tal y como dice una presuposición de la PNL: “El mapa no es la realidad.” Y una de las formas de codificar este mapa está en el vínculo entre lenguaje y realidad. Un vínculo simbólico enraizado en el subconsciente, o como decimos en Gestalt en el “no darnos cuenta”.


Seguiremos con lo establecido en el artículo: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras. Empezaremos con un ejemplo:

Lenguaje y realidad, los niveles entorno, conducta y capacidad en PNL.

Programación neurolingüística y habilidades sociales en Sabadell

Con las palabras describimos nuestro entorno.

En un proceso de psicoterapia un cliente refería que su pareja se quejaba de su lentitud. En concreto le decía: “Eres muy lento”. Durante la conversación dijo, casi como un grito reivindicativo, “Es que por la mañana, al despertar, soy incapaz de moverme deprisa”. En apenas quince palabras tenemos diferentes visiones del vínculo entre lenguaje y realidad. Veamos:

La pareja le dice: “Eres muy lento”. El verbo “ser” suele referirse a hechos y características inherentes o muy estables. Por ejemplo no es lo mismo decir “soy tonto” que “estoy tonto”. Lo primero es más duradero, lo segundo transitorio. Así pues, una frase señala a la identidad y la otra a un estado transitorio.

Sabemos que un estado transitorio apunta a un comportamiento o capacidad en un momento o lugar determinado. Por lo tanto a un entorno. PERO NO CALIFICA CATEGÓRICA E IRREVERSIBLEMENTE A LA PERSONA.

Así, al cliente de psicoterapia, su pareja le calificaba (casi condenaba) como SER LENTO. Es decir le identificaba con la lentitud. Y él se revolvía con una frase que apuntaba a otra realidad distinta: “por la mañana al despertar” (entorno). “Soy incapaz de moverme deprisa”. «Moverme» (conducta), «incapaz» (In/capacidad) de hacerlo deprisa. Además, imbuida está una creencia, la de “ser incapaz de hacerlo así”. Veremos en el próximo artículo sobre lenguaje y realidad esta curiosa característica de las creencias. La de permeabilizar cualquier otro de los niveles neurológicos definidos por la PNL.

La PNL no hace más que visibilizar el vínculo entre lenguaje y realidad que ya conocemos intuitivamente.

Esto lo sabemos de un modo intuitivo. No es lo mismo ser gandul (identidad) que hacer el gandul (comportamiento). O durante este semestre (tiempo/entorno) no estudiaste lo suficiente (conducta). O «aún no has aprendido a estudiar de un modo continuado» (capacidad). Importante el adverbio aún (equivalente a todavía). Incluye la presuposición que en el futuro sí sabrá hacerlo.

Otros ejemplos como no es igual «ser tonto» que «hacer el tonto», «ser mentiroso» a «decir una mentira» etc.

Veamos a continuación este vínculo entre lenguaje y realidad, con detenimiento, desde diferentes planos.


Las palabras en el nivel del entorno

Siguiendo con el modelo de los niveles neurológicos de la PNL, veamos cómo es el lenguaje en este contexto. El vínculo entre lenguaje y realidad en el entorno se caracteriza por lo descriptivo. Las expresiones descriptivas detallan las características de la realidad de un modo específico. Es decir utiliza los rasgos observables, cuantificables, constatables referidos al medioambiente. Por lo tanto utiliza un lenguaje basado en datos sensoriales referidos al dónde, cuándo y con quién.

Algunos ejemplos: “el coche es rojo”, “voz aguda”, “llegó a las 20.15”, “el vino tiene un sabor afrutado”, “clima húmedo”. En este nivel lenguaje y realidad se centran en lo más concreto y constatable. Y si bien tiende a lo objetivo, no siempre es así. Por ejemplo: “En la habitación hacía frío”. Si bien la frase nos describe la temperatura -un elemento exógeno- del entorno, no es del todo objetivo. ¿Para quién es frío? y sobre todo ¿comparado con qué?


Las preguntas tipo: ¿cuándo?, ¿con quién?, ¿en qué momento? ayudan a delimitar el entorno.


Lenguaje y realidad, una práctica sencilla para explicitar el mapa del entorno.

En los talleres que imparto invito a los asistentes a compartir algunas experiencias. Por ejemplo, leo esta frase “El gato saltó por la ventana”. Hablamos de una acción (saltó) referida a un entorno (ventana). Todos sabemos de lo que hablamos, ahora bien…. Cuando exploramos la experiencia interna que despierta esta frase advertimos lo diferentes que somos:

Hay quien ve un gato siamés, otros de angora, otros callejero. Hay quien visualiza que salta por una ventana ancha, estrecha, de un bajo o de un decimocuarto piso. Algunas personas, en su experiencia interna, ven el gato caer sobre árboles, otros de pie y no faltan los que, directamente, se entristecen porque el gatito se “espachurra”.
Con este ejemplo sólo quiero llamar la atención sobre el mapa tan distinto que tenemos de la vida. Y esto lo podemos ver claramente cuando examinamos este vínculo entre lenguaje y realidad. Y precisamente en uno de los niveles neurológicos más concretos, el del ambiente.

 

Cómo hablamos cuando nos referimos a la conducta.

Habilidades sociales y conducta asertiva con PNL en Sabadell

La conducta también se manifiesta en la interacción con otras personas.

La PNL se refiere al comportamiento como aquello que hacemos concretamente. Es decir el qué hago (o no hago). El lenguaje referido a la conducta se apoya en verbos (referidos a acciones) y adverbios (que matizan la acción). Por ejemplo: “él camina (acción) deprisa (adverbio)”.

Aquí quiero llamar la atención sobre un matiz importante. La diferencia entre adverbio y adjetivo. El adverbio apunta a la conducta, el adjetivo a la identidad. El adverbio es una palabra que matiza un verbo, y en ocasiones un adjetivo o adverbio. Veamos y desarrollemos el anterior ejemplo: “Él camina (verbo) deprisa (adverbio) pero tranquilamente (adverbio)”. Vemos que el adverbio tranquilamente modula el adverbio deprisa. Y a su vez, el adverbio deprisa califica el verbo camina.

El adjetivo, bajo el punto de vista de la gramática, complementa a un sustantivo. Según el prisma de la PNL, complementa a la identidad (equivalente del sujeto en gramática). Esto es de suma importancia para cualquier proceso de psicoterapia o de coaching. Así no es lo mismo decir: “Él camina rápido (conducta)” que “Él es rápido (Identidad)”. Incluso podemos estirar algo más el ejemplo: Él es rápido, pero camina despacio. El adjetivo “rápido” califica su identidad (sujeto), el adverbio “despacio” gradúa su comportamiento (verbo). Volvemos a lo referido anteriormente, no es lo mismo hacer el gandul que ser gandul.


Lenguaje y realidad en las capacidades.

Recordemos que las capacidades se refieren al cómo hacemos lo que hacemos. Es importante destacar aquí que el cómo se refiere a qué táctica o estrategia utilizamos para hacer algo. ¡O incluso para conseguir hacer algo! Un error habitual es el confundir el cómo referido a una cualidad. Por ejemplo:


– “¿Cómo trabaja?”
– “Trabaja bien y rápidamente.”

Aquí vemos que el cómo se refiere a un verbo (trabajar). Incluso tal y como vimos antes puede referirse a la identidad:

– “¿Cómo es tu amigo?”
– “Es muy divertido”

Es un error que he advertido en algunos estudiantes y practicantes de PNL. Por este motivo, aunque en la mayoría de formaciones, libros y cursos de PNL se refieren al cómo para hablar de capacidades yo prefiero utilizar otros términos. Por ejemplo, ¿Qué pasos utiliza? O ¿qué estrategias?…para hacer X?

Veamos un ejemplo que, a su vez, engloba a los tres niveles.
“Cada mañana lo primero que hago es la cama, ordeno y limpio (conducta) mi habitación (entorno). Es verdad que es una disciplina que me supone un esfuerzo. Para conseguirlo, me recuerdo lo bien que me siento al entrar a mi habitación y verla limpia y ordenada (capacidad).

La estrategia que utiliza para hacerlo (el cómo) es recordarse a sí mismo lo bien que se sienta al….

El nivel neurológico de las capacidades, un punto de inflexión en psicoterapia y coaching.

Nuestro mapa mental de la realidad no es la realidad

La realidad no es nuestro mapa mental de la misma.

Las capacidades o habilidades son motivo de la mayoría de intervenciones en procesos de psicoterapia y coaching. En PNL se estudian y elaboran estrategias específicas. Por ejemplo hacer la distinción entre objetivo o proceso. Son los llamados metaprogramas, un eslabón entre las capacidades y las creencias.

El vínculo entre lenguaje y realidad, en las capacidades, lo podemos ver en la siguiente frase:

“Sólo con pensar en mojarme las manos, tocar los platos grasientos y la fatiga de estar de pie, se me pasan las ganas de fregar los platos.”

Ó:

“Me imagino la cocina limpia y reluciente y el olor a limpio para animarme a fregar los platos”

Veamos las dos estrategias distintas que revelan las dos frases.

 

Como me desmotivo a hacer algo.

La palabra inicial “sólo” de la primera frase ya empieza a ser indicativa. Lo que sigue no tiene desperdicio. “Pensar en mojarme las manos, tocar los platos y la fatiga…” Nos remite a un lenguaje estrictamente cinestésico, relacionado con sensaciones corporales. Si quieres saber más puedes ver el siguiente artículo: Despertar conciencia con pnl

Lenguaje y realidad interna

Motivarnos y desmotivarnos está a nuestro alcance… pero hay que saber hacerlo.

Es una estrategia… Además esta estrategia está relacionada con el proceso de fregar los platos, no con el resultado final. Es decir la persona mantiene en mente el tiempo que va a estar fregando los platos. La conclusión lógica es: “Si solamente con pensar (X) se me pasan las ganas”…. Implícito está el “Cuando lo haga puede ser terrible” (o algo así). Es una estrategia interna genial… para desmotivarse.

Este es el “cómo” al que se refiere el nivel de las capacidades. Veamos ahora otro “cómo”.

Como puedo motivarme a hacer ese algo.

Veamos ahora como las distinciones de la pnl y el lenguaje, revelan otra realidad interna.

“Me imagino (Visual) la cocina limpia y reluciente (visual) y el olor a limpio (sensación) para…. ”

En este caso la estrategia se refiere a dos imágenes internas y una sensación olfativa. Pero además hay otra estrategia que es la definitiva. El proceso mental está vinculado al objetivo final, no al proceso.

Cuidado, no quiere esto decir que las representaciones visuales sean más motivadoras que las cinestésicas (sensación). Tampoco que el metaprograma objetivo sea más efectivo que el proceso. Simplemente utilizados de esta manera genera una predisposición u otra.


La clave está en cómo estructuramos nuestro pensar. En eso están implícitos:


El sistema representacional.
Las submodalidades.Podemos advertir, por ejemplo, la submodalidad reluciente como más intensa que, simplemente opaca en una imagen.
– La secuencia que utilizamos para vincular los diferentes ítems.
– Los metaprogramas.

Por supuesto que no hay estrategias mejores que otras. Todo depende del para qué las utilizamos. Por otra parte, cada estrategia interna es única en cada persona. De todos modos, te invito a reproducir en tu interior estas dos si vas a fregar los platos. Ya me dirás qué pasa.


El lenguaje y la realidad en el nivel de las capacidades.

Cómo sabemos o no hacer algo

Nuestras competencias indican lo que sabemos o no hacer.

Las palabras que utilizamos para referirnos a la actividad en este nivel tienen que ver con actividades internas. Por supuesto “me considero capaz o incapaz”, “pienso”, “creo”, “siento”. Verbos, la mayor parte de las veces inespecíficos, que apuntan a una capacidad o habilidad. Algunos ejemplos: «puedo escribir un verso», «tocar la guitarra», «componer una canción»… Es importante destacar que estos verbos inespecíficos llevan implícito el “ser capaz de”, por ejemplo “componer una canción”.

También algunas palabras que apuntan a cómo procesamos nuestra experiencia. Comunicamos lo mismo al decir:

Comprendo lo que dices (auditivo interno).
Veo lo que dices (visual interno).
Siento lo que dices (cinestésico interno).

Sin embargo con los diferentes predicados revelamos nuestro modo de procesarlo. Comprendo (auditivo interno) Veo (visual interno) y siento (cinestésico interno). Nuestra forma de hablar evidencia cómo procesamos con el lenguaje la realidad. Ser receptivos a esto puede facilitar tanto la comunicación como los procesos de psicoterapia y coaching.

Para ahondar algo más en esto último te remito de nuevo al artículo citado de El sistema representacional.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

 

Anterior artículo relacionado: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras.
Siguiente artículo relacionado: La matrix de nuestras creencias. ¿Es nuestra vida una gran mentira?

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia en Sabadell

Lenguaje y realidad, Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, coaching fatiga pandémica) en Sabadell.

Al cumplir los sesenta

BLOG


Al cumplir los sesenta. Un sendero de vida.

Al cumplir los sesenta, un sendero de vida. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Psicotrapia Gestalt, Análisis Transaccional, Terapia del niño interior, Terapia por fatiga pandémica covid19) en Sabadell y Terrassa y online.

“Para que exista la falta debe haber espera, un tiempo abierto,
algo por cumplirse, conjeturas.

O mejor: exigencias, un nivel de derecho.
La falta surge en la encrucijada del nivel de hecho.

Es a partir del «debe de haber» que algo puede faltar.”
(Oscar Massota)


Al cumplir los sesenta.

Al cumplir los sesenta años parece abrirse otra dimensión de la experiencia vital.

¿Qué se siente al cumplir los sesenta?. Esta es la pregunta que, a modo de felicitación, me soltó un conocido. Pues sí, hace poco los cumplí. Y a veces, cuando queremos compartir lo que sentimos, caemos en la trampa de explicaciones, justificaciones y demás. Pero si tengo que hablar de lo que siento es de nostalgia.

La nostalgia, para mí, es una tristeza referida a algo preexistente. A veces puede ser algo concreto (una persona, una casa, una ciudad…). Otras veces esa nostalgia se remite a algo impalpable, quizás intuido. Y es a este segundo aspecto de la nostalgia al que me refiero ahora.


¿Nostalgia de qué? y ¿a qué se refiere esta nostalgia al cumplir los sesenta?

No creo en las definiciones precisamente matemáticas al hablar del mundo emocional, por eso me extenderé un poco… O eso creo.

Al cumplir los sesenta… Nostalgia… ¿de qué?

Describo el concepto pulsión, tal y como lo describe Oscar Massota. Libro “El resguardo de la falta”, “Lecciones de introducción al psicoanálisis”:

“Esa fuerza (la pulsión) que nos impulsa a realizar una acción para satisfacer una tensión interna, no tiene objeto. A diferencia del instinto que sí tiene un algo o alguien hacia el que hacerlo para diluir la tensión”. Y me parece especialmente metafórica el término “falta” elegido por Massota.

La participación mística, la fusión del yo con el "no-yo"

Existe un anhelo interno por formar parte de un algo mayor. Sea lo que sea que entendamos por ese «algo mayor»

Este sentimiento de hallarse en falta yo lo relaciono con el “sentimiento oceánico” descrito por Freud. Ese anhelo por volver al estado interno vivido en el seno de la madre, antes de nacer. También conocido como estado de “participación mística” por Jung:


“El sujeto no acierta a diferenciarse distintamente del objeto, vinculándose a él en virtud de una relación directa que podríamos llamar identidad parcial. Esta entidad se basa en una unidad a priori de objeto y sujeto».


Sin embargo al cumplir los sesenta, ¿cuál es el vínculo con ese estado de beatitud interna?

De la inconsciencia inconsciente a la inconsciencia consciente, el tránsito a la madurez.

Antes de aparecer en este mundo éramos inconscientemente incompetentes. No sabíamos que no sabíamos. Ahí en la barriguita de mamá vivíamos y nos formábamos felices, sin preocupaciones. Probablemente algún sobresalto hormonal si tuvimos una madre especialmente estresada, pero era con lo que nos formábamos…. Ese estado de inconsciencia inconsciente, el sentimiento oceánico, la participación mística. Hay quien lo relaciona con el Edén bíblico de antes de la “caída”.

Y fue precisamente la caída, los primeros remolinos en el cuello uterino los que nos apartaron de ese estado. Y aparecimos aquí. Fue cuando abordamos el darnos cuenta que no sabíamos nada, empezamos a ser conscientemente incompetentes. Y creo que nunca deberíamos apartarnos de esta inocencia en el saber que no sabemos.

Los primeros momentos de madurez, incorporando la consciencia.

Pero ocurre que aprendemos cosas y, de algunas, en algunos momentos, nos hacemos conscientemente conscientes. Por ejemplo: cuando aprendo a conducir, me esfuerzo conscientemente en coordinar el embrague, cambio de marchas, freno y acelerador. Poco a poco esto se convierte en un automatismo y aprendemos a utilizarlo. Entonces mi competencia en conducir se hace inconsciente. O más bien dicho inconscientemente competente. No sé que sé.

Coaching generativo en Sabadell

De la incompetencia inconsciente a la competencia inconsciente.

Este juego en el aprendizaje de conductas y habilidades lo podemos contemplar desde otro nivel. El juego de la vida. Quizás las reglas no sean exactamente las mismas pero siempre me ha resonado.

Nunca dejamos de aprender y, en el mejor de los casos, andamos continuamente en ese ciclo de aprendizaje consciente. Todo esto hasta, creo, en el último tramo de la vida.


Al cumplir los sesenta, el tránsito del miedo al amor.


Creo firmemente que el siguiente paso en la evolución de la especie es el tránsito hacia el amor. Y creo que esto se hace más evidente con el paso de los años.

Al cumplir los sesenta se abre una nueva dimensión en la vida.

La aparente oscuridad lo es por el contraste con la luz.

Como he señalado antes, el nacimiento no fue precisamente algo plácido. Al nacer dejamos un estado de fluidez serena, indiferenciada, a otro ambiente frío, áspero. Empieza el darnos cuenta de lo que es “yo” y “no yo”. El proceso de la diferenciación. Pero sólo es el comienzo.

Y en ese comienzo aparece el miedo. Yo creo firmemente que es la primera emoción que conocemos, el miedo. La supervivencia está implicada durante el trauma del nacimiento.
A partir de este momento el ego se va formando y, con él, el aprendizaje consciente. También vamos aprendiendo a amar. Y es el amor, al principio por la madre y el padre, lo que nos va apartando del miedo. No en vano dicen que el opuesto del miedo es el amor. El amor une, el miedo separa.

 

El centro de la conciencia es el ego.

Esta frase es de Jung. Y este ego incipiente tiene la función de otorgar sentido, continuidad e identidad personal a través de la vida. Pero no es la totalidad de la psique. Jung denominó “sí-mismo” a ese centro que equilibra los aspectos conscientes e inconscientes de la psique. Trasladar el centro de gravedad, del ego al sí mismo es un momento necesario en el proceso de individuación.

Pero significa destronar al ego y su necesidad de control

El miedo vuelve a aparecer en este momento. Ya no hay control, y el tiempo se acaba. La percepción de finitud es cada vez más cierta.

Sin embargo, en la segunda mitad de la vida, la conciencia nos urge a volver la mirada a otro lugar para seguir encontrando sentido. El ego, en el mejor de los casos, debe rendirse a algo de orden superior. Llamémosle conciencia, sí-mismo, self, yo superior etc.

Y sigo citando a Jung:

“La primera mitad de la vida se dedica a formar un ego saludable, la segunda mitad se va hacia adentro y lo deja ir.”

Dejar ir al ego al cumplir los sesenta....

Dejar ir lo que ya no está en el orden principal de prioridades.

Dejar ir al ego (que tanto costó construir), nuestro “centro de control y poder” es una tarea difícil. Significa una rendición consciente a la Vida, a la segunda mitad de la vida pues según Jung:

“La segunda mitad de la vida, el atardecer, no debe estar gobernada por los mismos principios que rigieron el amanecer, pues no tendrán el mismo sentido que tuvieron antaño”.

Y, como dije antes, desprenderse del miedo al soltar el ego sólo es posible, creo, mediante el amor. Y sigo citando a Jung:

“Donde reina el amor, no hay voluntad de poder, y donde predomina el poder, falta el amor. El uno es la sombra del otro.” – Carl Jung

En este momento de la vida recomiendo, para quien no lo haya hecho aún, un trabajo de recapitulación. Una especie de biografía emocional con ánimo sanador. Hay muchas formas de hacerlo, para hacerlo individualmente (no siempre recomendable) adjunto un enlace a un texto inspirador. El camino tolteca de la recapitulación.

Psicoterapia transpersonal Sabadell

Recapitular y resignificar el sendero recorrido


Al cumplir los sesenta, «el peso del mundo es amor».

Al cumplir los sesenta, un poema de Allen Ginsberg vuelve una y otra vez a mi memoria: “Canción”. Es un poema al amor, pero no ese amor edulcorado y simplón. Dice así:

«El peso de este mundo
es el amor.
Debajo de la carga de la soledad,
debajo de la carga
de la insatisfacción
el peso,
el peso que cargamos
es amor.
¿Quién podría negarlo?
Toca al cuerpo en los sueños,
crea milagros en el pensamiento,
en la imaginación padece
hasta que logra concretarse en otro cuerpo
–y mira desde el corazón
ardiente en su pureza–
porque la carga de la vida
es el amor;
sin embargo llevamos la carga con fatiga,
por eso es que debemos descansar finalmente
en brazos del amor,
descansar en los brazos del amor.
Sin amor no hay descanso,
no se duerme sin sueños
de amor– Y aunque estés loco, obsesionado
con ángeles o máquinas,
el deseo final es el amor.


–Nunca es amargo,
y no sabe negarse,
no sabe contenerse aunque lo nieguen
es demasiado el peso.
–Y da sin esperar a cambio nada,
así como la idea nos es dada en soledad
en toda la excelencia de su exceso.
Los cuerpos tibios brillan juntos en lo oscuro,
la mano busca el centro de la carne,
la piel tiembla feliz
y el alma llega alegre al ojo
Sí, sí, esto es lo que quería,
es lo que siempre quise,
volver
al cuerpo
en que nací.»

Coaching generativo Sabadell

La belleza física tiene fecha de caducidad, ¿ocurre lo mismo con la esencia?

Es un bello modo de unir lo que finaliza con lo que comienza.

Recuerdo este poema de mi época de estudiante. A mí siempre me gustó lo marginal, lo repudiado, y más aún en mi juventud. Y Allen Ginsberg formó parte de esa generación contestataria de los años 50, la generación Beat.


La psicoterapia de las interacciones del Yo y la Valentía de amar.

Mi alma de adolescente que leía tardíamente esos versos (la España tardona de entonces), se sentía atraída por un no sé qué. Ahora, al cumplir los sesenta años, advierto desde qué lugar se escribió y a qué tipo de amor se refería.

Una percepción parecida surgió en mí al leer el libro de Gilligan “La Valentía de amar”. En su forma es la presentación de la “psicoterapia de las interacciones del yo”. En su estructura profunda rezuma esa “valentía de amar” del título.

Siento de un modo cada vez más intenso esa llamada del último tramo del trayecto. Desprenderse del ego (la fuente de la conciencia) para servir a eso que llamamos Vida que incluye, a título personal lo consciente y lo inconsciente. Y también la rendición consciente a lo colectivo.

En una formación que recibí, hace ya tiempo, se nos invitaba a visitar los últimos momentos de nuestra vida. En esos instantes, y mirando hacia atrás se nos invitaba a resonar la pregunta:

¿Ha sido una vida bien vivida?.

Al cumplir los sesenta... psicoterapia transpersonal en Sabadell

El amor, algo perdurable más allá de la transitoriedad del vínculo.

Ahora, al cumplir los sesenta, percibo la proximidad de esa pregunta cada vez más cerca. Y ese es el peso que siento del amor, ese saberlo y aceptarlo. Y reconsiderando la respuesta sentida, me ayuda a ser, cada vez más consciente. Creo que sí, que hasta ahora ha sido bien vivida, con mis locuras y mis rarezas, con mi rebeldía y mi dulzura. Con mis faltas y mis virtudes. Sé que no gusto a todo el mundo, tampoco lo pretendo. Y sé que me duele más no agradar a algunas personas que a otras. Pero ese es el precio de la diferencia.


El gran místico y poeta sufí Rumi afirmó:

«Hay una gran vela en tu corazón,
lista para ser prendida.
Hay un vacío en tu alma,
listo para ser llenado.
Lo sientes, ¿verdad?
Sientes la separación
del Amado.
Invítale a que te llene,
abraza el fuego.
Y recuérdaselo a aquellos que te dicen lo contrario».

Al cumplir los sesenta, sentido y significado de vida.

La llama se define por su forma y por la oscuridad que la delimita.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

coaching y psicoterapia en Facebook

Al cumplir los sesenta. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, Terapia por fatiga pandémica (covid19) etc…), Sabadell y Terrassa y online.

 

Superar una adicción, terapia sabadell

BLOG


¿Cómo nos seduce una adicción?. La rana y el cazo de agua en el fuego

Cómo nos seduce una adicción. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

terapia adicciones sabadell

La adicción siempre aparece en forma inocente y seductora.

Cómo nos seduce una adicción es una pregunta que a menudo nos hacemos…. Pero cuando ya somos adictos. Es el camino de hacer de lo ocasional una costumbre. Por ejemplo un amigo me invitó en cierta ocasión a fumar un porro. Y me acostumbré a que ese amigo me invitara ocasionalmente a fumar un “porrito” (como quitándole importancia, algo habitual).

De esa costumbre un hábito. Por ejemplo los sábados por la noche son más divertidos si fumo un porrito. Y del hábito a la adicción: Al sábado le sigue el domingo, después el lunes…. Por el otro lado me adelanto a fumar un porrito el viernes… Y así vamos engarzando hasta completar la semana.

De manera que con el hábito vino una pregunta: ¿Cómo me sedujo la adicción? La respuesta es fácil y difícil, tiene mucho que ver con costumbres que rellenan huecos, y falta de conciencia. Veamos una metáfora:


¿Cómo nos seduce una adicción? La ranita en el fuego.

Y para empezar os voy a explicar una historia… dicen que una vez, en un cazo con agua, en un fogón, pusieron a una ranita. La ranita estaba bien, estaba a gusto en su elemento… en eso que alguien puso el recipiente a calentar….

Rehabiitación adicciones psicoterapia en Sabadell

La adicción nos atrapa en su trampa. La psicoterapia nos ayuda a salir.

La rana, empezó a sentir ese calorcito, “está bien, pensó”… qué calorcito más bueno… anfibios de sangre fría…. Animales que pueden adaptar la temperatura corporal a la del medio ambiente….

Y esta es una metáfora interesante que nos habla de nuestra capacidad para adaptarnos a nuestro medio social…. Quizás dónde y cómo empezó la seducción de la adicción. Pero bien, volvemos a la ranita….

Y el agua empezó a subir de temperatura…. De tal manera que empezó a notar ese calor, pero se iba adaptando… Es ese momento en nuestra biografía (por ejemplo como fumadores de porros) en el que nos decimos… Uyyy, parece que esto de fumar está empezando a tener un peso en mi vida…. Pero bueno, no le damos mayor importancia….

La trampa de la adicción

Aunque claro, en el cómo nos seduce una adicción, hay un plan, casi universal. Como a la ranita, nos gusta lo placentero, el calorcito; el estado de beatitud interna del porrito…. Y el placer…. ¡es el analgésico más rápido y eficaz contra todo dolor!… a corto plazo claro.



El agua se calentó tanto que minó nuestras fuerzas, la adicción ya nos atrapó.

Así, nuestra simpática ranita sigue meciéndose en el cazo. Hasta que empieza a notar que el agua, “igual está demasiado caliente”. Entonces intenta saltar fuera del cazo, pero hay un secreto en toda seducción, nos hechiza, nos atrapa. El resultado, la rana se queda sin fuerzas para saltar fuera del cazo. Y no podrá hacerlo sola pues el hechizo del agua caliente funcionó.

Cómo nos seduce una adicción, terapia en Sabadell

El abrazo tramposo de la adicción.

Del mismo modo, liberarnos de la seducción de una adicción, es un sendero difícil (casi imposible) recorrer en solitario.
Así, si nuestra protagonista tiene suerte y se deja ayudar saldrá del cazo. Pero claro, deberá dejarse ayudar porque en el como la sedujo la adicción existe un engaño. Quien te libere del agua calentita (¡!) es alguien que te lo hará pasar mal…Y aunque no es verdad, en parte es cierto.


Y así hasta hoy y hasta aquí por hoy.

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Hábito y adicción, superarlo con psicoterapia

¿Estás atrapado (o conoces a alguien) atrapado en alguna adicción?
¿Quieres liberarte de ella?
La psicoterapia te puede ayudar.
Contacta conmigo sin compromiso, clicando en la siguiente imagen o llamando por teléfono.

Informació para superar una adicción.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

 

coaching y psicoterapia en Facebook

 

 

 

 

 

Cómo nos seduce una adicción. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, psicoterapia para adicciones, terapia fatiga pandémica, etc…). En Sabadell y Terrassa

La sombra del subonsciente, terapia sabadell

BLOG


La sombra del subconsciente y la escritura automática

La sombra del subconsciente. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia ( Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, PNL ) en Sabadell y Terrassa

La sombra del subconsciente consulta sabadell

La necesidad del trabajo con la sombra

Liberar la sombra del subconsciente de un modo creativo es algo cada vez más necesario. Y esto es especialmente urgente en este momento de fatiga pandémica por la crisis del coronavirus. No hacerlo puede agravar situaciones de estrés, ansiedad, depresión y agravamiento o recaídas en adicciones.

Antes de exponer un modo de hacerlo creo necesario aclarar algunos conceptos.

 

¿Qué es la sombra del subconsciente?

Con el nombre de sombra, Carl Gustav Jung definió un arquetipo que, a nivel individual, encierra aquello que rechazamos de nosotros mismos. Estos contenidos rechazados suelen permanecer en un nivel inconsciente, del que no nos damos cuenta. Sin embargo esto no quiere decir que no influyan en nosotros. Es, precisamente por permanecer inconscientes, que su influencia es mayor de la que pensamos.

A destacar que no necesariamente la sombra del subconsciente encierra algo “negativo” por sí mismo. Es, simplemente, algo rechazado. Imaginemos, por ejemplo, que una niña se mostró asertivamente enérgica en algún momento. Sus padres podrían reprenderla en el sentido que una «niña no puede mostrarse así de contundente«. Este no es más que un introyecto de unos padres influenciados por los mandatos del machismo y el patriarcado.

Es probable que esta niña, una vez mujer, rechace ese aspecto enérgico y asertivo de su personalidad. La represión de este elemento puede provocar, en algún momento, explosiones de ira descontrolada. Esto puede ser vivido incluso con cierta perplejidad. Pero es precisamente no permitir que se exprese de un modo adecuado lo que provoca estas explosiones de ira.

Podríamos pensar en una olla exprés puesta al fuego sin válvula de seguridad. Si no se permite que la presión interna se desahogue, la olla terminará explotando. Algo parecido pasa cuando no podemos expresar o manifestarnos de un modo creativo. Esto es más manifiesto aún, cuando lo que se reprime son rasgos inherentes de la personalidad.

Así pues, encontrar un modo de aliviar esta tensión interna es necesario. Especialmente en una sociedad cada vez más compleja, estresada y salpicada de crisis continuas y de diferentes tipos.

 

Cómo repercute en nuestra actitud y conducta no manifestar lo reprimido?

Escritura automática y subconsciente

Hacer consciente lo inconsciente para liberarnos de conductas no deseadas.

Respondemos a las dificultades externas en función de nuestras experiencias de referencia. Estas construyen nuestro modo de ver el mundo, como si fueran un filtro. Este filtro se constela en un arquetipo llamado genéricamente la sombra del subconsciente. Este núcleo profundo de nuestra psique configura nuestras creencias, algunas potenciadoras, otras limitantes. Estas últimas aparecen especialmente en momentos de dificultad. Y en esta época de fatiga pandémica especialmente.

Cuando nuestras respuestas son exageradas, desproporcionadas o sospechosamente vehementes es cuando más presente está este tipo de pensamiento catastrofista. Por supuesto, esto condiciona formas de ajustarnos a la realidad muy poco creativas. Es por esto que es necesario descubrir la sombra del subconsciente.

Uno de los inconvenientes para hacer consciente esta figura es nuestro crítico interno. Paradójicamente, este crítico interno forma parte de la sombra del subconsciente. Cuando conseguimos silenciarlo parece fluir la conciencia con mayor facilidad. ¿Cómo conseguirlo? En este artículo examinamos una técnica. Pero antes exploremos la actitud necesaria para emprender este trabajo.

 

La sombra y el viaje del héroe.

Trabajo con la sombra del subconsciente en Sabadell

Emprender un viaje vital en el que enfrentar las sombras.

Dilts y Gilligan en el libro “El viaje del héroe” señalan la necesaria integración de la sombra del subconsciente. Para esto se basan en las enseñanzas de Joseph Campbell en el libro “El héroe de las mil caras”. Integrar nuestras partes dolidas no es olvidarlas ni “vencerlas”. Para esto establecen la diferencia entre dos personajes arquetípicos: campeón y héroe:

  • El campeón se mueve en el reino maniqueo de la dualidad enfrentada. Desde esta óptica lo que se entiende como “mal” debe ser vencido.
  • El héroe orienta su actitud y acción hacia la integración. Entiende la sombra del subconsciente como una herida emocional que no ha sido escuchada. Por lo tanto no se le ha otorgado un espacio para ser integrada. Esto no quiere decir hacer aquello hacia lo que nos impulsa. Simplemente quiere decir atenderla y escucharla. En esta integración, existe un paso más allá. Entender la necesidad no satisfecha que existe detrás de todo lo que llamamos “defecto”. Y encontrar formas adaptativas de satisfacer esta necesidad. Puedes encontrar más información acerca de esto en mi anterior artículo: El principio de intención positiva en PNL.

En el viaje del héroe, la sombra del subconsciente es representada por un dragón o demonio. Es curioso ver cómo este suele aparecer en muchos relatos de inspiración mitológica como quien guarda un tesoro. Este tesoro no es más que el self (sí mismo, yo superior etc…) al que se accede al reconciliar las partes internas. Y es bueno saber que este Yo con mayúsculas también contiene a la sombra del subconsciente.

 

La escritura automática puerta abierta a la sombra del subconsciente.

Escritura automática y la sombra del subconsciente

Escritura automática y creatividad.

La escritura automática, también conocida como el fluir de la conciencia fue impulsada especialmente por André Breton. Breton fue el principal exponente del surrealismo e impulsó un tipo de escritura espontánea, sin la censura de lo consciente. Esta forma de escribir permite que aflore a la conciencia cualquier contenido consciente, inconsciente o a medio camino. Tiene dos grandes ventajas. En primer lugar destapa todo lo que permanece reprimido, con la consiguiente liberación. En segundo lugar, abre un canal a la creatividad. Bajo este segundo punto de vista podemos compararlo al famoso “brainstorming” en los procesos de creatividad.

El aspecto que a nosotros nos interesa es el de abrir la puerta a la sombra del subconsciente. Esto permite dos grandes avances: En primer lugar, liberar tensiones internas. En segundo lugar al hacer consciente lo inconsciente podemos encontrar formas más creativas de satisfacer las necesidades no satisfechas.

Recientemente distintos autores se han hecho eco de esta práctica con diferentes intenciones. Así, por ejemplo, para liberar la creatividad ha sido citada por Julia Cameron. En sus dos libros: “El camino del artista” y “El camino del escritor” recomienda esta práctica como introductoria.

Joseph O’Connor y Andrea Lages también mencionan esta técnica en su libro “Coaching con PNL”. Lo recomiendan para clarificar la mente y para encontrar una fuente de inspiración. Esto es así pues en esta práctica pueden aparecer desde los pensamientos más ruines a las inspiraciones más elevadas.

Finalmente, Israel Regardie, con una orientación más mística recomienda una variante. En vez de escribir, sugiere recitar en voz alta lo que surja y registrarlo en una grabadora. Esta variante la incluye en su libro “Doce pasos a la iluminación”, un referente en el hermetismo occidental.

 

¿Cómo empezar con la escritura automática?

Consulta de psicoterapia transpersonal e imaginación activa en Sabadell

La escritura automática no está reñida con la creatividad

Las pautas son tan sencillas que necesitan una explicación 🙄 . La escritura automática es el resultado de «el flujo de la conciencia». Se trata simplemente de escribir sin detenerse, esta es una forma de liberar la sombra del subconsciente. No hace falta que escribas cosas conexas, coherentes o “correctas”, sólo suelta, suelta y suelta. Incluso puedes escribir empezando por el final de la hoja, darle la vuelta y seguir por un margen.

Simplemente, mueve el lápiz, bolígrafo o lo que tengas escribiendo. No hagas caso a las voces internas que piden algo lógico, coherente, estético…. Si no sabes que escribir, sencillamente pon “No sé qué escribir” o bien otra cosa. Sólo está prohibido detenerse.

Al principio puede resultarte extraño, pero a medida que lo practiques verás cómo fluyes con más facilidad.

Es recomendable hacerlo cada día a una hora determinada. Pero si no puedes hacerlo cada día a la misma hora, mejor hacerlo en diferentes momentos a no hacerlo. Julia Cameron propone hacerlo por las mañanas, nada más despertar. Es una buena idea pues nuestro pensamiento consciente aún anda dormido y los contenidos del subconsciente afloran con mayor facilidad.

No obstane, bajo mi punto de vista, existe una excepción. Si trabajas con los sueños y dedicas el momento del despertar a tu diario de sueños. En este caso, prioriza tu diario de sueños. Es otra forma de atender la sombra del subconsciente, incluso yo diría que de un modo más integrador.

Puedes también grabar, recitar, bailar, gesticular, moverte con lo que escribes. O, incluso, después utilizar el cuerpo para expresarlo. El cuerpo es otra maravillosa forma de contactar con lo subconsciente.

 

El Crítico interior, el gran obstáculo para la liberación

La sombra del subconsciente y el crítico interior

Cuando nuestro crítico interior no nos permite ocupar nuestro lugar en el mundo.

Estoy observando en consulta muchas personas que tienen una parte cruelmente crítica. Y digo, adrede, cruelmente crítica pues este aspecto critico de nosotros también tiene algo creativo.

Trabajar con la escritura automática te ayudará no solo a liberar la sombra del subconsciente. También te servirá para pasar por alto la voz de tu crítico corrosivo.

Nuestra creatividad es esencialmente libre y, cuando la retenemos, puede volverse loca 😈 . Para ello nada mejor que liberarla para que se exprese, poco a poco su mensaje irá volviéndose más inspirador.

¿Recuerdas lo que escribí con anterioridad? El tesoro está custodiado por un dragón o demonio. Pues bien, aquí está el dragón o demonio. No solamente en lo que pueda aparecer como inapropiado, sino más bien en el crítico corrosivo. Pero cuando la herida se sabe escuchada, poco a poco desprende su tesoro. Es como el agua cuando permanece estancada, para purificarse necesita fluir, transcurrir, dejarse ser.

Esta es otra de las ventajas de liberar la sombra del subconsciente. Nos liberamos de nuestro crítico interior corrosivo. De esta manera esta subpersonalidad puede transfomarse en un crítico constructivo. Simplemente escribe “pasando” de tus voces internas críticas.

A modo de conclusión

Recuerda, por más loco, inapropiado, obsceno, irreverente o incluso criminal que sea lo que escribes, ¡exprésalo!. Recuerda que sólo estás escribiendo, no dando rienda suelta a conductas inapropiadas. Eso sí, luego guárdalo de tal forma que solamente tú lo puedas ver. Y si te da mucha “cosa” no lo vuelvas a leer.

Puedes incluso repetirte a ti mism@ Yo soy esto y también mucho más que esto» Y lo interesante es que esto, cuando es recibido, deviene algo mucho más que “esto”.

Psicoterapia transpersonal en Sabadell

Permitir que lo silenciado vuelva a ser visto y recibido.

Hasta la próxima, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

¿Quieres emprender un trabajo con tu «lado oscuro»?
Por extraño que pueda parecer, es uno de los trabajos más satisfactorios.
¡Hazte amig@ de la sombra de tu subconsciente!
Contacta conmigo telefónicamente o clicando en la imagen.

Trabajar con la sombra del subconsciente, Sabadell

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37Mail: jspguasch@gmail.com
Web: Formulario de contacto

Anteriores artículos relacionados: La sombra de tu inconsciente, La sombra del alma, cuando la vida no tiene sentido. Depresión noógena.

 

coaching y psicoterapia en Facebook

 

 

 

 

 

La sombra del subconsciente. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, crisis por fatiga pandémica, etc…) en Sabadell y Terrassa

 

 

Respiración y control de ansiedad. Después del control de los síntomas de la ansiedad, aparece la serenidad y la relajación.

BLOG


Respiración y trastorno de ansiedad, respiración abdominal y relajación

Respiración y trastorno de ansiedad; respiración abdominal y relajación. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

Respiración y trastorno ansiedad, terapia en Sabadell

Relajación para superar la ansiedad.

Las técnicas de relajación y/o meditación están en la base de cualquier tratamiento de ansiedad generalizada. Incluso reduce la frecuencia y gravedad de los ataques de pánico. Y, por supuesto, también en muchas otras modalidades de terapia como un recurso de primer orden.

Una de las primeras modalidades terapéuticas en adoptar la meditación fue la terapia Gestalt. Con el tiempo algunos científicos se interesaron en los beneficios de esta. El pionero fue el neurólogo John Kabat Zinn. Practicante de disciplinas de meditación adoptó estas prácticas a la terapia contra el estrés. Con el tiempo la meditación se incorporó al mundo terapéutico a través del mindfulness. Una de las prácticas más extendidas son las técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad.

En el anterior artículo vimos cómo la respiración para la ansiedad generalizada se utiliza bajo el paraguas del mindfulness. En ese caso el agente curativo era la atención plena. Sin embargo en este artículo practicaremos con ciertas instrucciones, también orientadas a la meditación.

Y veremos cómo orientar el aliento de un modo determinado también ofrece pautas sanadoras del trastorno de ansiedad.

¿Por qué aprender técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad?

Cuando las técnicas de meditación se orientan hacia la relajación suceden una serie de cambios importantes:

Beneficios fisiológicos de la meditación y relajación

  • Aumenta la producción de ondas alfa en el cerebro. Las
    Respiración y trastorno de ansiedad, consulta en Sabadell

    Respiración y relajación

    ondas alfa son generadas por el cerebro en estados de relajación.
  • Los músculos esqueléticos se relajan.
  • Disminuye la presión arterial.
  • La frecuencia cardíaca (el pulso) disminuye.
  • El ritmo respiratorio (la cantidad de respiraciones en un tiempo determinado) desciende.
  • Mejora la vitalidad y resistencia de la piel
  • Disminuye el gasto energético del cuerpo (tasa metabólica)

 

Beneficios psicosomáticos de la respiración para el trastorno de ansiedad

La práctica constante de la respiración para el trastorno de ansiedad genera también importantes beneficios psicosomáticos.

  • Mejora la conciencia emocional. La relajación favorece los procesos de introspección.
  • Mejora la autoconfianza al disminuir el pensamiento analítico (en bucle) y, a menudo, la autocrítica.
  • Reduce y previene migrañas, insomnio, fatiga, hipertensión y trastornos psicosomáticos asociados como el asma. Incluso es un excelente preventivo para enfermedades cardiológicas.
  • Al disminuir la actividad cerebral innecesaria, mejora la capacidad de concentración. Esto conlleva mejoras en la memoria, el estado energético y la productividad.
  • Disminuye los niveles de distrés (el estrés malo) y de ansiedad. La práctica prolongada puede disminuir la frecuencia e intensidad de los ataques de pánico.

Además, las técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad, surten efecto en un tiempo inferior al de otras técnicas de relajación.

 

EL Síndrome de hiperventilación. El gran enemigo de la ansiedad y ataques de pánico.

Los ejercicios de meditación que veremos corrigen el síndrome de hiperventilación. Esta forma de respirar es muy frecuente en personas sometidas a estrés, nervios o ansiedad. De todos modos, también pueden existir causas físicas que conviene consultar con el médico.

Controlar la hiperventilación con respiración abdominal, consulta en Sabadell

La hiperventilación produce síntomas que disparan los pensamientos catastrofistas.

La hiperventilación es una respiración superficial, rápida, intensa, a modo de suspiro y casi jadeante. También se la llama hiperrespiración. Quienes respiran así toman más oxígeno del que consumen. De esta manera bajan los niveles de dióxido de carbono que, en pequeñas reservas el cuerpo necesita.

La disminución de los niveles de dióxido de carbono provoca efectos fisiológicos concretos, a saber:

  • Aumenta la alcalinidad en las células nerviosas, lo que provoca una mayor sensibilidad de las mismas. Consecuentemente, se instala un estado de nerviosismo e inquietud en la persona.
  • La circulación cerebral se ve entorpecida al existir un encogimiento de los vasos sanguíneos del cerebro. Algunos efectos asociados son sensaciones de mareo, desorientación, irrealidad e incluso de separación del cuerpo.
  • El corazón bombea más fuerte y rápido al disminuir la presencia de anhídrido carbónico. Esta aceleración de la actividad provoca alteraciones en la percepción. De esta manera las luces parecen más brillantes y los sonidos más fuertes. Además, la percepción de este aumento en la frecuencia cardíaca puede disparar pensamientos alarmistas.

Otros efectos asociados son, hormigueo, taquicardias, confusión, sequedad en la boca, dolor torácico….

Como efecto de esto, y especialmente en personas sometidas a estrés o ansiedad, los pensamientos catastrofistas se disparan. Si añadimos que estos síntomas son similares a los ataques de pánico, el “efecto llamada” está servido. Las técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad corrigen este efecto.

 

Respirar con el abdomen, antesala de la relajación y serenidad.

¿Te has fijado en cómo respira un bebé? Sí, inflando un poco la barriga al inspirar y aflojando al exhalar. La buena noticia es que cuando dormimos también respiramos así. Podemos reaprender esta modalidad con un poco de perseverancia.

En esto, precisamente, se basan las técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad.

Para esto dispón al principio de unos quince minutos. Primero recomiendo empezar tumbado. A continuación, y pasados unos días de práctica, hazlo sentado. Y cuando ya domines el ejercicio puedes hacerlo de pie.

Respiración para el trastorno de ansiedad.

Tres fases de la respiración abdominal. Inspirar, retener y exhalar suavemente.

Así pues, en primer lugar túmbate cómodamente. Coloca ambas manos con las palmas encima de tu barriga. Una mano frente a la otra de tal forma que los dedos medios se toquen por las puntas.

A continuación imagina que un tubo conecta tus fosas nasales con tu bajo vientre. De tal manera que al inspirar por la nariz tu barriga se abombe un poco. Inspira algo más profundamente. Juega con la imaginación como si el aire bajara hasta tu vientre y, con ello, se hinchara la barriga. No hace falta forzar, el movimiento es más bien relajado.

Al inspirar de esta manera el músculo diafragmático se distiende y baja. Como efecto de esto, los pulmones tienen más espacio en la parte inferior para absorber aire. Notarás, si lo haces bien, que los dedos medio se separan al inhalar.

A continuación, suelta el aire, de tal manera que tu barriga se va aflojando y “deshinchando”. Procura soltar todo el aire sin forzar. Notarás como las yemas de los dedos medio, volverán a tocarse. Como efecto secundario, en este movimiento ondulante de la barriga, el diafragma va recibiendo un suave masaje. Es como un movimiento ondulatorio. Como las olas del mar.

Al inspirar hazlo por la nariz, al soltar el aire por la boca o la nariz.

 

Avanzando en la respiración para el trastorno de ansiedad.

Al principio puedes practicar llevando solamente algo más de profundidad a tu aliento. Poco a poco ve modificándo añadiendo un cierto ritmo. Por ejemplo, contando hasta tres para inspirar y soltar el aire contando hasta tres o algo más. La frecuencia de la inspiración y la exhalación deben hacerte sentir cómodo.

Posteriormente podrás ir acomodándote a ritmos distintos. Y añadir periodos de retención del aire. Por ejemplo:

  • Inspira contando hasta cuatro.
  • Mantén el aire contando hasta cuatro, con la barriga hinchada.
  • Acto seguido suelta el aire, contando hasta cuatro.
  • Mantén una suave retención contando hasta cuatro y vuelve a inspirar.

Esta es la llamada respiración “cuadrada”. Es una técnica especial de respiración para el trastorno de ansiedad en situaciones de mucha tensión y estrés. Si notas un leve mareo, descansa y retoma la práctica cuando te encuentres mejor. Con la práctica, las molestias desaparecerán.

 

Pranayamas de yoga el trastorno de ansiedad.

Pranayamas de yoga para la ansiedad.

Los pranayamas del yoga son técnicas específicas de respiración. Algunas son útiles para ansiedad y estrés.

Es conocida también como respiración oceánica. Pronto entenderás porqué. Esta modalidad de meditación ha sido estudiada por distintas universidades. Entre ellas las de Pavía (Italia), universidad de El Cairo y en la ciudad de Bhopal (India). En general los estudios concluyen que es una excelente práctica para mejorar los síntomas del asma bronquial leve. Disminuye asimismo los niveles de estrés y la presión arterial. En general, se ha revelado como una excelente técnica de respiración para el trastorno de ansiedad.

El ciclo de respiración Ujjayi se caracteriza por una inhalación profunda y una exhalación lenta. Puede ir acompañada o no de Kumbhaka (retención del aire) pero debe ser abdominal.

Otra de las características de Ujjayi es el sonido que provoca la exhalación. Este sonido se produce al apretar suavemente la parte posterior de la garganta. Con esto se ofrece una suave resistencia a la salida del aire. El sonido resultante puede recordar las olas del océano. Hay quien también le llama la “respiración de Darth Vader”, evidentemente más suave y por motivos distintos 😆

Practícala cómodamente, combinada con la abdominal. Junto con el sonido, la característica principal es alargar la exhalación. Por ejemplo inspiras contando hasta cuatro y sueltas el aire contando hasta ocho…

Algunos practicantes, además de concentrarse en los tiempos lo hacen en el sonido sordo de la exhalación.

 

Técnicas de respiración para la ansiedad. Detener un ataque de pánico.

El ataque de pánico dura entre 10 y 15 minutos. Controlando la

Ataque de pánico y pensamientos catastrofistas.

En el ataque de pánico suelen dispararse pensamientos catastrofistas que empeoran los síntomas.

respiración podemos superarlo desde el inicio. Al advertir los primeros síntomas de ansiedad, antes de un ataque de pánico, suele ser suficiente la respiración abdominal. Sin embargo existe otra técnica de respiración para el trastorno de ansiedad. También adaptada del yoga y que puede ser de utilidad. Se basa también en la abdominal pero con los siguientes tiempos:

1.- Inhala lentamente, por la nariz, contando hasta cinco.

2.- Retén del aire contando, también, hasta cinco.

3.- Exhala lentamente por la boca, cuenta hasta cinco o más si fuera necesario. Aquí lo importante es soltar todo el aire despacio.

4.- Ahora haz dos ciclos a tu ritmo normal

5.- Vuelve a los pasos 1 a 3, y luego el paso 4.

6.- Repite durante unos cinco minutos.

7.- Al exhalar aire puedes optar por repetirte frases o palabras del tipo, “suelto tensiones”, “me calmo”, «relajado»…etc…

Técnicas de relajación y respiración para el trastorno de ansiedad.

Restituir el bienestar, el objetivo final de la terapia para la ansiedad.

Y hasta aquí este artículo dedicado a las técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad. Seguiré con otros posts dedicados a la ansiedad y ataques de páncio desde distintas terapias.

Por supuesto si padeces de un trastorno de ansiedad me alegrará que te sirvan de ayuda. No obstante la mejor y más efectiva ayuda es la de un terapeuta que adapte estas técnicas a tu individualidad.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

¿Padeces de ansiedad y quieres sentirte liberad@?
¿Necesitas un tratamiento personalizado o más información?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!

¡Clic para visitas presenciales! Y También visitas online por SkypeTerapia ansiedad en Sabadell

 

coaching y psicoterapia en Facebook

 

 

 

 

 

 

Respiración y trastorno de ansiedad, respiración abdominal y relajación. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, hipnosis para hablar en público, terapia fatiga pandémica, etc…). En Sabadell y Terrassa

Respiración para la ansiedad generalizada, consulta en Sabadell

BLOG


Respiración y ansiedad generalizada. Técnicas basadas en mindfulness

Respiración y ansiedad generalizada, mindfulness y meditación. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

Respiración y ansiedad generalizada en Sabadell

Anclarnos en la experiencia sensorial concreta del presente.

Hace unos años que las técnicas de meditación y mindfulness se están introduciendo en la praxis de la psicoterapia. Entre ellas, las técnicas de respiración para la ansiedad generalizada están tomando una especial relevancia. Las razones son básicamente dos:

  • En primer lugar, y bajo la praxis de la meditación y mindfulness. El agente curativo es propiciado por la atención plena, la respiración es solo un medio.
  • En segundo lugar, la respiración disciplinada bajo ciertos parámetros. Este tipo de respiración aporta unos beneficios fisiológicos que se extrapolan a lo psicológico.

En este artículo examinaremos las técnicas de respiración para la ansiedad generalizada basadas en el minddfulness y meditación. Dejaré para el siguiente artículo el de la respiración disciplinada bajo ciertos parámetros.

En cualquier caso, siempre examinaremos esta disciplina bajo el prisma de la psicoterapia para la ansiedad generalizada. Sin perder de vista su posible aplicación a otras intervenciones como el estrés, adicciones, fobias etc.

 

Psicoterapia con respiración y ansiedad generalizada. ¿En qué se basa la atención plena?

La vida ocurre en el momento presente. Nuestras sensaciones (tanto internas como externas) y emociones son un claro exponente de esta realidad. No me duele ahora una muela porque me vaya a doler mañana. No me emociono hoy como ayer cuando me reencontré con una persona amada tras una larga ausencia.

El discurso catastofista de la mente en la ansiedad

«La mente es un buen servidor pero un amo cruel».

Y aquí entramos en el tercer terreno, el de lo cognitivo/mental. Puedo rememorar algo parecido a esa emoción de ayer, ahora, pero sobre la base del recuerdo. La emoción viene referida a una actividad mental presente. Pero la actividad mental (el recuerdo) si está referida al pasado.

Las técnicas de respiración para la ansiedad generalizada (basadas en meditación y mindfulness) se asientan en este principio. La atención al presente, aquí y ahora.

La atención plena se basa pues en el reino de lo presente, emoción y sensación. Prestar atención de un modo concreto, sostenido, deliberado y sin juzgar. Existe también una atención curiosa y compasiva hacia lo que sucede, aceptándolo como tal sin etiquetar ni mediar intervención mental. Esta es una actitud que recoge también la psicoterapia gestalt.

El presente nos permite vivir con mayor serenidad.

«Bienvenido, el futuro es ahora»

Una conciencia de estas características nos permite poner un freno a la anticipación catastrófica. El nombre suena algo contundente pero es realmente así. Gran parte de este tipo de problemas podrían resolverse con técnicas de respiración para la ansiedad generalizada. Y esto es así porque al focalizarnos exclusivamente en la respiración, aprendemos a dirigir nuestra atención a las sensaciones físicas. Este aprendizaje y foco en lo sensorial nos aparta de la actividad mental.

Contrariamente, el pensamiento anticipatorio se proyecta en el futuro. Generalmente, en lo lingüístico se traduce en la construcción gramatical: “¿y si…?”. ¿Y si mañana la presentación sale mal?. O bien ¿Y si esta mancha en la piel es un tumor? ¿Y si, al salir esta noche me atracan?

 

Por qué son útiles las técnicas de respiración para la ansiedad generalizada basada en mindfulness?

Hemos visto cómo lo corporal y lo emocional es lo que permanece en el presente. La mente nos puede llevar al pasado, futuro, tiempo atemporal, incluso al presente… 😆 . Y muchas veces elabora fantasías más perjudiciales que beneficiosas. Y gran parte de esta fantasía mental provoca los estados de ansiedad generalizada, e incluso ataques de pánico. Entonces…

¿Cómo podemos aprender a
mantenernos centrados en el presente?

Vivir en el presente un ancla para vencer la ansiedad.

Instalarse en el presente permite vivir con ecuanimidad el futuro y el pasado.

Una respuesta está en la respiración para la ansiedad generalizada. En este artículo la examinamos bajo la perspectiva de la psicoterapia con orientación al mindfulness.

En meditación y mindfulness la respiración es un medio para aprender a mantener la atención centrada en el presente. Cuando adquirimos cierta pericia en esto, los pensamientos anticipatorios disminuyen y también lo hace la ansiedad. Incluso puede ayudar en los casos de crisis de pánico. Veremos, en el siguiente artículo, como una respiración convenientemente adiestrada nos sirve para identificar la hiperventilación. Curiosamente la hiperventilación produce unos síntomas parecidos a los de la crisis de pánico. No saberlo, dispara el pensamiento catastrofista y produce el efecto de la profecía auto cumplida

Pero creo que el paso previo es aprender las técnicas de respiración para la ansiedad generalizada basada en Mindfulness.

La presuposición de fondo es que podemos entrenar nuestra atención. En vez de dispersarla con los pensamientos, podemos focalizarnos en la sensación. Y podemos hacerlo de un modo tranquilo, sin forzar y sin tensión.

 

La identificación con el temor, el escollo a salvar

En psicoterapia gestalt solemos decir que una cosa es lo que “nos pasa”. Y otra cosa distinta lo que hacemos con lo que “nos pasa”. Si aprendemos a prestar atención a las sensaciones corporales, nos vamos dando cuenta que una cosa son las sensaciones, y otra cosa “soy yo”. Aprendemos a no identificarnos con lo que surja, sea lo que sea. En el caso que nos ocupa el miedo, ansiedad, temor etc…

Técnicas de respiración para la ansiedad generalizada en Sabadell

El temor es un miedo imaginario referido, casi siempre a un futuro incierto.

La respiración para la ansiedad generalizada actúa como un ancla. Nos ayuda a relacionarnos con el miedo (la emoción que subyace a la ansiedad) como acontecimiento de nuestra conciencia. De esta manera no nos sumergimos en el mismo. No nos identificamos con él.

En el terreno lingüístico es muy distinto decir “tengo miedo” a “soy miedoso”. El “tener” nos ofrece la posibilidad de relacionarnos, el “soy” es un puro fenómeno de identificación. Por otra parte nos ayuda a descubrir una realidad tranquilizadora, el miedo no es algo permanente.

La paradoja que descubrimos es que la mejor manera de controlar el miedo es estar y no hacer. Estar implica reconocerlo, tomar conciencia de las sensaciones sin imaginar ni fantasear. Y, por supuesto, sin hacer nada para “quitárnoslo de encima”. Y para esto la respiración para la ansiedad generalizada es una de las técnicas más útil, sencilla y práctica. Se puede utilizar como práctica formal (la práctica para la que reservamos 10 o 15 minutos). Y también como práctica informal, por ejemplo atender a la respiración durante unos segundos mientras leemos, caminamos, trabajamos etc…

La respiración para la ansiedad generalizada puede usarse, en psicoterapia, como ancla para otras situaciones difíciles. Por ejemplo depresión, celos, dejar de fumar, etc.

Miedo y temor en psicoterapia

Si bien la ansiedad viene definiéndose como un miedo inespecífico, creo que es una definición inexacta. Yo asocio más la ansiedad al temor que al miedo. Esta es una distinción teórica básica bajo el prisma de la psicoterapia y creo conveniente hacer una distinción clara. Sin embargo, la práctica de la respiración para la ansiedad es operativa sea cual sea la definición que adoptemos.

  • El miedo es una emoción básica, como tal es intensa, puntual y referida a algo presente y real. Su función es la de proteger ante un peligro.
  • El temor está más basado en el pensamiento anticipatorio. No es una emoción básica, es más bien un sentimiento por lo que tiene de etiqueta cognitiva asociada. Suele referirse más a situaciones imaginarias, que si bien puede ser posibles, no son reales aquí y ahora. El temor se extiende más en el clima emocional de la persona y es, por lo tanto, más permanente. Su función es más limitante que de protección pues el peligro que anticipa es, simplemente, una fantasía.

 

Meditar con la respiración, una práctica de respiración para la ansiedad generalizada.

Consideraciones previas:

El mindfulness y la relajación prácticas serenar los nerivos y el estrés. Consulta en Sabadell

El mindfulness (atención plena) un estupendo antídoto contra la ansiedad.

La atención en la respiración es una práctica serena y tolerante. Es conveniente incluir una actitud de curiosidad atenta por las percepciones que vas descubriendo. Si durante la práctica descubres que tu mente ha empezado a divagar, no te enjuicies ni culpabilices. Simplemente vuelve al objeto de la conciencia meditativa, las sensaciones durante la respiración. Amabilidad, receptividad curiosa, y no juicio son tres cualidades a desarrollar durante la práctica.

Ten en cuenta que hablamos de un entrenamiento de la conciencia. Algo que no nos han enseñado ni en el colegio, instituto ni universidad. El agente de la psicoterapia es la conciencia plena y para esto utilizamos la respiración como función corporal.

El tiempo de la práctica de la respiración para la ansiedad generalizada: Quince minutos es mejor que diez, diez mejor que cinco, y 30 segundos mejor que nada. Incluso 5 segundos son mejor que nada.

 

La práctica de la respiración para la ansiedad generalizada:

Es preferible al principio que hagas la práctica sentad@ cómodamente. La espalda recta y los pies bien afianzados en el suelo. Esto último te proporciona la sensación de enraizamiento y seguridad. Las manos suavemente apoyadas en los muslos.

Puedes hacerlo también tumbado, pero el riesgo de adormecerte, restaría eficacia a la orientación de la psicoterapia. Del mismo modo, y por supuesto cuando ya lo domines, podrás hacerlo en cualquier otra postura, incluso en movimiento.

Como práctica introductoria haz un pequeño chequeo por tu cuerpo. Siente si hay alguna zona incómoda o tensa. Acomódate y relaja si es preciso.

Ahora, simplemente, siente la respiración en tu cuerpo, tal y como es, sin forzar. No influyas en nada en ella. Simplemente siente el paso del aire, por las fosas nasales, la tráquea, incluso por los pulmones. Nota la cualidad fresca o caliente del aire al inhalar. Al exhalar nota si ha cambiado esa cualidad y explora (siempre desde la sensación) la diferencia.

Siente tu cuerpo expandirse con la inspiración…. Quizás el tórax, la clavícula, costillas, abdomen… Explora donde más sientas la respiración en tu cuerpo…

Siente cómo se contrae con la espiración… Y con ella llega la relajación, soltando tensiones, soltando…

Explora en las sensaciones que la respiración despierta en tu interior. Pon tu presencia en las sensaciones, pero una presencia permisiva, no intrusiva.

Presta atención al ciclo de cada respiración. Inhalar, quizás una suave retención, exhalar y quizás otra suave retención (o no…)

Si aparecen pensamientos de impaciencia, nerviosismo, frustración… puedes observarlos simplemente, sin enjuiciar con la presencia de la respiración. También le puedes decir a tu “mente cognitiva”: «enseguida estaré por ti».

Deja que tu conciencia repose en las variadas sensaciones de cada ciclo de respiración.

Psicoterapia, respiración y ansiedad, variaciones sobre la práctica.

Terapia para la ansiedad Sabadell

Llevar la meditación al día a dia.

Hasta aquí una sencilla técnica de respiración para la ansiedad generalizada. El monje budista Thich Nhat Hanh propone añadir algunas palabras durante la inspiración y la espiración. Él sugiere, por ejemplo:

  • “Inspirando estoy en calma” (Durante la inspiración)
  • “Espirando sonrío” (Durante la espiración)

Otra propuesta muy típica de las técnicas de relajación en psicoterapia:

(Inspiras): Inspiro energía purificadora y sanadora.
(Espiras): Suelto tensiones, nervios, preocupaciones…

Pero deja que sea tu respiración la que ocupe la mayor parte de tu conciencia. Las palabras son sólo una ayuda.

 

Otra práctica de meditación con la respiración algo más avanzada.

La práctica formal de este tipo de meditación te conducirá a un estado de mayor serenidad interna. Un modo de hacerlo operativo es practicarlo mientras te dedicas a alguna tarea cotidiana. Permitiendo que tu atención se dirija, también, a la respiración, por ejemplo, al fregar los platos, barrer etc. Que sean, al principio, tareas sencillas. De esta manera evitarás que la conciencia de la respiración para la ansiedad suponga más un riesgo que una ventaja. A continuación puedes probar con leer, vestirte, ducharte etc. Verás como al adquirir cierta destreza podrás llevar incluso la práctica de la meditación en la respiración a la ansiedad.

Si deseas, al principio, te puede servir de ayuda escuchar este audio que he grabado: Clica en la imagen.

Práctica de meditación psicoterapéutica para la ansiedad generalizada

Podemos evocar los momentos de calma y serenidad para hacer frente a la ansiedad.

Práctica de psicoterapia con meditación y respiración para la ansiedad generalizada.

 

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

 

www.josepguasch.com

¿Padeces de ansiedad y quieres sentirte liberad@?
¿Necesitas un tratamiento personalizado o más información?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!

¡Clic para visitas presenciales! ¡También visitas online por Skype!

Técncias de respiración y meditación para la ansiedad, consulta en Sabadell

Otros artículos relacionados: Relajación y centramiento, Equilibrio emocional, centramiento en acción , Cómo vivir una emoción con ecuanimidad, Tratamiento de la ansiedad, Respiración y trastorno de ansiedad.

Anterior artículo relacionado: Síntomas de la ansiedad y técnicas para gestionarla.

 

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de facebook

 

 

 

 

 

 

Respiración y ansiedad generalizada, meditación y mindfulness. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc…) en Sabadell y Terrassa

Niveles de experiencia y pnl

BLOG


Ser y hacer. El sendero de los niveles neurológicos en PNL

Ser y hacer, los sendero neurológicos en PNL. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

 

PNL y encuentro ser y hacer, consulta en Sabadell

El encuentro entre culturas ofrece inesperadas experiencias vitales.

Oriente y Occidente se han caracterizado por una orientación cultural distinta en la dicotomía ser y hacer. Así la mentalidad oriental está más encauzada al ser y la occidental al hacer. Por lo menos así ha sido históricamente hablando. Actualmente parece que ambas culturas tienden a converger en una síntesis de ambos senderos. Una coherencia interna hacia una mayor conciencia.

Un camino de acción con conciencia para redescubrir nuestro ser en el hacer. Y en el ser encontrar nuestra expresión más auténtica. Diferentes caminos dentro de la terapia humanista convergen en esta recapitulación entre ser y hacer. Así la terapia Gestalt (enlace) con su énfasis en el aquí y ahora, el contacto y las necesidades no resueltas. A la búsqueda de la autenticidad encubierta por los mandatos sociales y culturales de todo tipo. Muchos de ellos, por supuesto, contenidos en los mandatos parentales. El focusing con su énfasis en el contacto con el cuerpo (el cuerpo no engaña). La hipnosis con su insistencia en la coherencia y armonización de lo consciente con lo inconsciente. O la terapia del niño interior que nos lleva a las primeras experiencias que enrocaron nuestro ser.

Todas estas modalidades tienen cabida en un modelo que vincula ser y hacer. Se trata del modelo de los niveles neurológicos de la PNL . Este modelo nos remite a los diferentes niveles de aprendizaje o de cambio en nuestra conducta y/o actitud vital. Cuando los aprendizajes (por incorporar o ya incorporados) transcurren y se asientan coherentemente en los diferentes niveles, ser y hacer conectan fluidamente. Este modelo puede aplicarse a cualquier modalidad de terapia, coaching y psicoterapia.

Enumero a continuación estos niveles para comentarlos someramente después.

EntornoConductasCapacidadesCreenciasValoresIdentidadTranspersonal.

El árbol, una metáfora de los niveles neurológicos. Conexión entre ser y hacer.

El árbol, símbolo y metáfora de la unión de arriba y abajo.

En modo parecido, la estructura del cuerpo del ser vivo se articula en diferentes eslabones. Así, por ejemplo, los átomos se organizan en moléculas. Las moléculas crean células y tejidos. Los tejidos se aglutinan para conformar órganos. Finalmente, los órganos se organizan en los sistemas (circulatorio, respiratorio…). El conjunto de sistemas se organizan en la persona.

 

Principios sistémicos en la conexión entre ser y hacer.

La salud depende de la vitalidad de cada elemento y, muy especialmente, en la coordinación entre niveles. Esto último es la base del pensamiento sistémico con dos de sus principios básicos:

  • El principio de interconexión. Es decir todo lo que sucede en un nivel afecta a los siguientes. Por supuesto la coherencia entre los eslabones definirá la congruencia entre ser y hacer.
  • El principio del eslabón más débil. La fortaleza de un sistema está supeditada al más débil de sus eslabones.

Es recomendable que cualquier proceso terapéutico tenga en cuenta los distintos niveles. Bien sea para obtener el máximo avance con el mínimo esfuerzo (atendiendo al nivel más débil). O para conseguir un avance fluido (coherencia de niveles). Esto proporciona una sensación de coherencia entre ser y hacer que nos aporta la convicción de completitud y sentido. Veremos esto más adelante con ejemplos concretos.

Una transformación en los niveles superiores (en el sentido transpersonalidad hacia entorno) garantiza cambios en los niveles inferiores. Así, por ejemplo, un cambio importante en la identidad suele generar cambios en los niveles de creencias, capacidades y conductas. De tal manera que ser y hacer quedan alineados de un modo distinto. Imaginemos una mujer y un hombre que pasan a ser padres (y asumen la maternidad y paternidad responsablemente). Este es un cambio importante en la identidad, especialmente con el primer hijo. Evidentemente esto genera cambios importantes en la orientación de vida de ambos.

Sin embargo los cambios en la identidad también pueden acontecer por vivencias internas profundas. Por ejemplo, procesos profundos y extensos de psicoterapia, experiencias excepcionales o, incluso, de tipo espiritual.

Las transformaciones en niveles inferiores pueden generar transformaciones en los niveles superiores, pero no necesariamente. Para esto es preciso un trabajo consciente en un proceso guiado, bien de coaching bien de psicoterapia.

Por ejemplo, si aumento mi capacidad de concentración en función de un plan de ejercicios (nivel capacidades). Esto puede mejorar diferentes niveles de mi conducta (en el trabajo, tareas del hogar, lectura etc…). Sin embargo, no siempre mejora el de las creencias. Así, por ejemplo, la persona puede o no mejorar su autoestima (nivel a medio camino entre creencias e identidad).

Unir lo espiritual con lo material pnl sabadell

La experiencia como fuente de unión entre lo antiguo y lo nuevo. Lo denso y lo sutil.

Por otra parte, a medida que ascendemos de nivel, lo concreto va dejando paso a niveles más abstractos. Del mismo modo la distancia entre ser y hacer se va acortando.

Los Niveles lógicos y neurológicos en PNL

  • El entorno es el nivel que nos informa de ambientes, lugares y momentos específicos.
  • Las conductas forman parte de lo observable en las personas, sin embargo ya es algo más cambiante.
  • Las capacidades tienes que ver con cómo la persona gestiona su mundo interno para hacer algo.
  • Las creencias y valores, generalmente acerca de uno mismo, las personas y el mundo, casi siempre se manifiestan en niveles implícitos y no siempre son conscientes.
  • La identidad tiene que ver con el autoconcepto de la persona, y generalmente escapa a la definición lingüística. De tal manera que, casi siempre se trabaja a nivel de metáforas.
  • Finalmente, el nivel transpersonal que es el sentimiento de sentirse formar parte de algo mayor. Bien sea en un ámbito espiritual, psicológico, o de colectivo social o familiar.

Del mismo modo, cada nivel precisa intervenciones distintas para propiciar cambios, así como atender a las particularidades personales. Si bien los distintos niveles están interrelacionados, generalmente es en uno de ellos donde dar el “golpe de gracia”. De este modo garantizamos procesos más rápidos y limpios.

He visto, por ejemplo, personas geniales para hacer exposiciones (un excelente nivel de capacidades y conducta). Y sin embargo no terminan de creérselo (nivel creencias/identidad). Es en el nivel de creencias donde intervenir en estos casos, o incluso en el de identidad.

También a la inversa. Personas que se creen con derecho a opinar e incluso anatemizar acerca de todo… Con una pobrísima preparación en aquello de lo que hablan. Nivel de capacidades deficiente, con unas creencias infladas acerca de uno mismo (inflación del ego)

 

Ser y hacer en el entorno

El entorno tiene que ver con el cuándo, dónde y con quién de una conducta concreta. Por ejemplo estudio (conducta) en una habitación ruidosa por las mañanas (entorno). Es el nivel más concreto pues, como veremos, a medida que avanzamos cada nivel es más abstracto. También elementos del ambiente y lo que incorporamos del mismo. Por ejemplo el tipo de aire que respiramos (contaminado o no), el tipo de comida. Todo lo que pueda mejorar un ambiente, tanto en un sentido material (higiene, orden, disponibilidad de material…), como en un sentido sutil (feng-shui, colores armónicos…) tiene un impacto en nuestra conducta (siguiente nivel)

 

Ser y hacer en la conducta

Intervenir en la conducta con pnl.

La conducta, la dimensión visible de nuestra experiencia.

La conducta es lo que hace la persona en entornos concretos y específicos. También podemos llamarlo comportamiento. Los matices de diferencia no afectan a esta visión de los niveles lógicos y neurológicos. Es el qué de lo que hacemos. La intervención terapéutica por excelencia es la del conductismo clásico. Sin embargo, en PNL también existen modalidades de intervención propias para este nivel. Cuando estas conductas son reacciones repetitivas hablamos de hábito o, incluso, reflejo condicionado a un estímulo.

 

Capacidades.

En este viaje entre ser y hacer nos movemos hacia un nivel más abstracto. Las capacidades tienen que ver con la estrategia y mapas mentales que utilizamos para materializar una conducta. Es el cómo, organizo mi actividad interna para, por ejemplo, motivarme para fregar los platos. Motivarme es una capacidad que puedo utilizar para diferentes conductas. En este caso, por ejemplo fregar los platos (conducta). Sin embargo puedo utilizar la misma estrategia interna (capacidad) para ir al gimnasio, levantarme temprano, estudiar etc.

En este nivel utilizamos intensivamente elementos de lo cognitivo. Percepción, atención (foco y dirección), memoria (experiencias y calidad), diálogo interno, imágenes internas (calidad de las mismas) entre otras.

Es el cómo nos organizamos internamente para conseguir ciertas habilidades. Por ejemplo, creatividad, adaptación, estabilidad, determinación, sociabilidad, organización, gestión del tiempo, optimismo, persistencia, capacidad de aprendizaje, de trabajo, etc…

Todas estas capacidades se pueden adaptar a diferentes conductas en distintos entornos. Así, por ejemplo, puedo ser organizado en el trabajo, en las tareas domésticas, o en una actividad de estudio.

 

Las Creencias

Este es el nivel nuclear en el sendero que une ser y hacer. Las creencias se dirigen hacia tres focos:

  • Creencias acerca de uno mismo. Núcleo de la autoestima.
  • Acerca de los demás. Capacidad relacional.
  • Creencias sobre la vida en general. Abarcan un amplio espectro de consecuencias.

Creencias y pnl sabadell. El núcleo de la conexión entre ser y hacer.

Las creencias el centro de la experiencia vital.

Generalmente contienen juicios y evaluaciones acerca de las tres áreas relacionadas. Por ejemplo puedo creer que soy incapaz de aprender a jugar bien a ajedrez. En este ejemplo observamos, además de la creencia limitante (en cierto nivel TODA creencia es limitante, incluso las “positivas”) que se dirige al área de las capacidades. Y esto es indiferente a si soy o no capaz. Puedo ser un estupendo estratega y creer que no lo soy.

Esto apunta a una de las características principales de este nivel. Las creencias pueden referirse a cualquier nivel lógico. Por ejemplo, puedo creer que mi consulta (entorno) es lúgubre, que mi actividad como terapeuta es torpe (conducta). También puedo creer que no soy capaz de empatizar (capacidades) o incluso creer que soy un pésimo terapeuta (identidad). Y todas estas creencias pueden o no estar alineadas con lo que, como consenso general, pudiera considerarse óptimo o no.

Las creencias suelen estar vinculadas a los límites que nos imponemos para hacer algo.

 

Los Valores, esenciales en el encuentro en ser y hacer.

Generalmente, en PNL, se ubican en un mismo nivel creencias y valores. Yo prefiero examinarlos diferenciadamente. Una definición clásica de PNL sobre los valores es la de “generalizaciones y nominalizaciones acerca de aquello a lo que aspiramos o con lo que queremos relacionarnos o conseguir”. Sin embargo, a efectos de divulgación, es más sencillo decir aquello que es importante para nosotros.

Valores y motivación interna

Los valores, el núcleo de nuestro ser y motivación interna.

Los valores y la jerarquía de los mismos es distinta en cada persona. Por otro lado, valores y creencias suelen estar vinculados por el cómo las segundas definen a los primeros. Así, la palabra profesionalidad puede ser distinta para dos personas diferentes. Para una puede representar definir y cumplir objetivos en una organización. Mientras que, para otra, puede ser llegar el primero e irse el último de la oficina. El valor es el mismo (profesionalidad), pero la semántica distinto para cada uno.

Así vemos como, por ejemplo en política, diferentes líderes se refieren a los mismos valores. Para alguien de izquierdas la libertad puede estar vinculada a la igualdad y justicia social real entre las personas. Para alguien de derechas, sin embargo, este concepto de libertad es algo más abstracto y menos vinculado a la justicia social. Así, el valor que ambos comparten es definido de modo distinto por diferentes creencias.

 

Valores, motivación y objetivos.

Los valores, por otra parte, son fuente de motivación interna. Así, una persona que pueda materializar sus valores en su vida privada y/o laboral tenderá a ser más feliz. Cabe diferenciar la motivación interna de la externa. La primera tiene que ver con lo que es importante intrínsecamente para la persona (valores). La motivación externa con factores externos. Por ejemplo un sueldo importante en un trabajo.

Los objetivos vinculados con valores personales son mucho más motivadores que aquellos que lo están con las fantasías del ego. Como por ejemplo, prestigio social, imagen, jerarquía, posición económica etc… De esta manera los valores que se plasman en objetivos establecen importantes puentes entre ser y hacer.

En mi blog publique hace poco una lista de valores. Anexo enlace a la misma que te puede ser de utilidad para reconocerlos en tu día a día:

Lista de valores.

 

La identidad

Identidad, autoimagen y autoestima con PNL, en Sabadell. El núcleo del ser y hacer.

Los valores nos aproximan a nuestra identidad profunda.

Es el autoconcepto, la definición que explícita e implícitamente tenemos de nosotr@s mism@s. Todos los niveles anteriores, aunque distintos suelen confluir en este estrato de la experiencia vital. Si bien a veces existen importantes distorsiones. Por ejemplo no es lo mismo hacer (comportamiento) el tonto que ser (identidad) tonto.

La autoimagen y autoestima se reflejan en este nivel. Por su escala superior se vincula con lo transpersonal. En este vínculo la identidad dibuja tres aspectos, a saber:

  • Misión: tiene que ver con nuestra aportación única a la humanidad, sociedad, colectivo etc.
  • Rol: El tipo de persona que tenemos que ser para crear la vida que queremos. El papel a desarrollar para que se materialice nuestra aportación a la humanidad.
  • Propósito: ¿Para quién o para qué de nuestra aportación y rol a la humanidad?

Por ejemplo, una persona puede sentir la misión de hacer felices a los demás mediante la risa. Para ello se prepara para adoptar el rol profesional de clown. Y, si bien puede dirigir su actividad a toda la sociedad, decide enfocarse a los enfermos hospitalizados.

En su nivel más primitivo, la identidad tiende a la identificación, pro ejemplo con otros grupos. Esto no tiene en sí nada de malo si, con ello, no perdemos nuestra individualidad que es lo que suele suceder con los fanatismos. Y esto es algo que, a menudo vemos con demasiada facilidad. Tendemos a identificarnos con un equipo de fútbol, una opción política, una idea o posicionamiento determinados etc.

 

La identidad durante la crisis del coronavirus.

Actualmente (enero de 2021) existe una polarización en la sociedad con motivo de la pandemia del coronavirus. Así, por un lado los negacionistas a ultranza, mientras que en el otro los que colaboran sin rechistar. Esto genera una identificación con actitudes y conductas extremas. Por ejemplo, los que siempre y en todo momento llevan la mascarilla y los que desobedecen continuamente los consejos y normas impuestas. De nuevo el vínculo entre ser y hacer refleja las diferencias. En este caso, la identificación (si existe fanatismo) diluye la identidad originaria.

El nivel de lo transpersonal

Terapia transpersonal en Sabadell

Lo transpersonal nos lleva a un nivel de experiencia distinto al acostumbrado por el ego.

Cuando hablaba sobre la identidad apuntaba al propósito. El ¿para qué o para quién de nuestra aportación? Este es pues el nivel de lo transpersonal. El estrato en el que trascendemos lo puramente egoico para estar al servicio de un propósito mayor.

Este nivel puede tener que ver con:

  • Causas vinculadas a colectivos sociales o profesionales; familiares (padres, hi¡jos, hermanos, parejas); o la sociedad en general.
  • Solidaridad con los seres vivos en general, la naturaleza etc…Por ejemplo militancias ecologistas o animalistas.
  • Propósitos vinculados a lo transpersonal psíquico. Niño interior, conciencia ampliada, experiencias más allá del ego.
  • Lo puramente espiritual, vinculado o no con credos religiosos.

Gregory Bateson habló de “el patrón que conecta todas las cosas en un todo mayor”. Conceptos similares pueden ser el “campo relacional”, “conciencia colectiva”, “espíritu de grupo” etc. Estos conceptos, formulados de esta última manera, empiezan a introducirse en entornos organizacionales.

Hasta aquí esta exploración en la conciencia hacia una coherencia interna.

Veremos en otro artículo implicaciones prácticas de estos niveles. Hasta entonces, recibe un cordial saludo.

 

www.josepguasch.com

¿Te ha gustado este artículo?
¿Quieres explorar aspectos de tu vida con esta perspectiva?
¿Te gustaría vivenciar este nivel de coherencia interna?

Si es así, contacta conmigo sin compromiso.
¡Haz clic en la imagen para ampliar información o solicitar hora para una visita!
. Coaching y psicoterapia presencial y online.

coaching y psicoterapia con pnl en Sabadell

Y, por supuesto, puedes llamar por teléfono al 615.56.45.37 (También WhatsApp)

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de facebook

 

 

 

 

 

 

 

Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, hablar en público, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y Terrassa

Lista de valores para centrar los objetivos.

BLOG


Lista de valores. Una herramienta para la autoconciencia y ejercicios específicos

Lista de valores. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach. Consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa.

Valores y PNL en Sabadell. Lista de valores.

Descubrir y hacer operativos nuestros valores.

Tanto en psicoterapia como en coaching, a menudo se plantea al trabajo con valores. Como quiera que se trata de un aspecto algo abstracto, lo mejor es ofrecer diferentes ejemplos. A continuación una lista de valores a efectos de cualquier tipo de trabajo de superación personal.

No incluyo en esta lista de valores una clasificación por categorías. Como observarás existen algunos más trascendentes como lo transpersonal. Otros más terrenales como sexualidad o dinero. No creo que sea una buena idea etiquetarlos en una primera parte del trabajo pues podría condicionar la terapia. Es, simplemente, una herramienta de autoconocimiento.

Lista de valores más frecuentes.

 

Abundancia.

Acción consciente.

Aceptación.

Acogida.

Actividad.

Agradecimiento.

Ahorro.

Alegría.

Altruismo.

Amistad.

Amor.

Apertura.

Apoyo.

Aprendizaje.

Armonía..

Arte

Asertividad.

Astucia.

Atracción.

Audacia.

Ausencia de esfuerzo.

Austeridad.

Autenticidad.

Autoafirmación.

Autocontrol.

Autoestima.

Autonomía.

Autosuficiencia.

Ayuda.

Belleza.

Beneficio.

Bienestar.

Bondad.

Buen ambiente.

Caballerosidad.

Calma

Candidez.

Carácter.

Cariño.

Castidad.

Claridad

Colaboración.

Comodidad.

Compañerismo.

Compartir.

Compasión

Competencia.

Complicidad.

Comprensión.

Compromiso.

Comunicación.

Comunión.

Conciencia.

Conexión.

Confianza.

Congruencia.

Conocer gente

Conocimiento.

Consciencia.

Consenso.

Consistencia.

Construir.

Contactos.

Contemplación.

Contentamiento

Control

Coraje.

Cordialidad.

Cortesía.

Creatividad.

Crecimiento

Cultura.

Curiosidad.

Dar.

Decisión.

Dedicación

Delicadeza.

Desapego.

Desarrollo.

Descanso.

Deseo

Determinación

Diálogo.

Dignidad.

Diligencia.

Dinamismo

Dinero.

Disciplina.

Disfrute.

Disponibilidad.

Distinción

Diversión.

Dominio.

Dulzura.

Ecología.

Economía

Ecuanimidad.

Educación.

Eficacia.

Eficiencia.

Emociones fuertes

Empatía.

Encuentro.

Energía.

Enseñanza.

Entendimiento.

Entereza.

Entrega.

Entusiasmo.

Equilibrio.

Esfuerzo

Esperanza

Espiritualidad

Espontaneidad

Estabilidad.

Estar

Bien estar

Estar informado

Estética

Estudio.

Eternidad

Ética

Evolución

Excelencia

Exclusivo.

Éxito

Expansión

Experiencia

Éxtasis

Fama.

Fe

Felicidad

Fidelidad

Fiesta

Filosofía.

Finalidad

Firmeza

Flexibilidad

Fluir

Fraternidad.

Fuerza

Funcionalidad

Fusión

Ganancia

Generosidad.

Gozo

Gracia

Gratitud

Gratuidad

Hacer cosas.

Hermosura

Honestidad

Honor

Honradez

Humildad.

Humor

Idealismo

Identidad

Igualdad

Imagen.

Improvisación

Independencia

Iniciativa

Innovación

Inocencia.

Integración

Integridad

Inteligencia

Intensidad

Intimidad.

Intuición

Invención

Investigación

Justicia

Lealtad.

Libertad

Liderazgo

Longevidad

Lucro

Luz.

Mantener la palabra

Meditación

Mejora

Misticismo

Moderación.

Modestia

Moral

Motivación

Nacionalismo

Naturalidad.

Novedad

Objetividad

Ocupación

Oportunidad

Optimismo.

Orden

Organización

Originalidad

Paciencia

Pasión.

Patrimonio

Paz

Perdón

Perfección

Perseverancia.

Pertenencia

Placer

Planificación

Plegaria

Plenitud.

Poder

Positivismo

Pragmatismo

Prestigio.

Profesionalidad

Progreso

Propósito

Prosperidad

Protección.

Proximidad

Proyección

Prudencia

Puntualidad

Pureza.

Radiante

Rapidez

Razón

Realidad

Realización.

Reinvención

Relaciones

Relajación

Religión

Religiosidad.

Renovación

Renuncia

Respeto

Responsabilidad

Reto

Riesgo.

Riqueza

Rutina

Saber

Sabiduría.

Sacrificio

Salud

Santidad

Satisfacer deseos

Satisfacción

Seguridad.

Sencillez

Sensualidad

Sentido de la vida

Ser.

Ser oportuno

Serenidad

Servicio

Sexo

Sexualidad

Silencio.

Simpatía

Simplicidad

Simplificar

Sinceridad.

Sintonía

Sobriedad

Sociabilidad

Soledad

Solidaridad

Sosiego.

Sumisión

Superación

Superioridad

Templanza.

Ternura

Tolerancia

Totalidad

Trabajo

Tradición

Tranquilidad.

Transformación

Transparencia

Transpersonal

Trascendencia.

Unidad

Utilidad

Valentía

Valor

Valoración

Variación.

Verdad

Viajar

Vida

Vinculación..

Vínculo

Virginidad

Virtud

Vitalidad

Vivir bien

Voluntad.

 

 

 

 

Autoconocimiento para procesos de psicoterapia y coaching

Conocer los propios valores es vital para el autoconocimiento. Sin embargo es algo que no nos enseñan. Con los valores reseñados en este post podemos tener una idea intuitiva. Tanto si deseamos, simplemente saber algo más, como si estamos en un proceso de coaching o psicoterapia.

Coaching con valores en Sabadell

Podemos enriquecer nuestras vidas haciendo operativos nuestros valores.

Esta lista de valores es, por supuesto, incompleta y no pretende ilustrar acerca de nada. Es simplemente una herramienta orientativa para los distintos tipos de ejercicios que contemplan identificar nuestros valores. Estos son la fuente de nuestra motivación interna. Prácticas y ejercicios aparte, estará bien si les echas un vistazo y ver con cuál/es de ello/s te identificas más. Generalmente advertirás que se trata de ese tipo de conocimiento que sabemos implícitamente pero no tenemos muy presente.

Hasta aquí esta lista de valores. Puedes utilizarla para potenciar la conciencia de ti mismo y tu autoconocimiento. Más adelante incluiré ejercicios que nos remitirán a este resumen de valores.

No obstante, y para tu constancia, adjunto uno de mis artículos del blog. En él podrás darte cuenta de la importancia de los valores en nuestra vida.

Coaching para objetivos con valores

Reconocer los propios valores para nuestro autoconocimiento.

Y tú… ¿cuáles son tus valores?

Hasta la próxima, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Gestalt, hipnosis y pnl en Sabadell

 

Lista de valores. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta decoaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc…) en Sabadell y Terrassa

 

BLOG


Maldito 2020. Fantasías gestálticas en tiempos de pandemia

Maldito 2020. Fantasías gestálticas con el Covid-19. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) Sabadell, Terrassa y online.

No es el año quien debe cambiar, somos nosotros

No es el año quien debe cambiar, somos nosotros.

La frase convencional es que «el 2020 no ha sido un año fácil»; el covid-19 emergió con una presencia inusitada. Quizás esperemos mucho del 2021, si bien la pandemia del coronavirus seguirá viva.

El presente artículo trata sobre esto, sobre este aparentemente “maldito 2020”. Y al final propongo un trabajo basado en las fantasías gestálticas . Empecemos por sentar unas bases.

No existe tal cosa llamada tiempo. Existe, eso sí, el transcurrir de los hechos y cosas en un orden determinado. Existe el envejecimiento celular y distintas configuraciones en los cuerpos. Existen los bebés, niñ@s, adolescentes, jóvenes, adult@s madur@s, seniles y el fin del ciclo. Y aun así, sólo son nombres que ponemos.

El tiempo, como concepto, es una herramienta que utilizamos para poner orden y referenciar los hechos.

La ficción del tiempo, vivir aquí y ahora, el presente en terapia gestalt.

Si hubiera sido posible viajar en el tiempo, probablemente hubiéramos evitado escuchar hasta la saciedad «resistiré»

Y dentro de esa ficción llamada tiempo, el calendario. Una herramienta útil para fraccionar el devenir de los acontecimientos y la experiencia. También para administrarnos y ponernos de acuerdo. Pero una herramienta que no es más que una fantasía útil.

Y digo esto porque una de las frases más escuchadas antes de las últimas doce campanadas fueron “maldito 2020”. O algo parecido. Cuando decimos “maldito 2020” estamos maldiciendo la herramienta de la herramienta que hemos creado… ¡Bonita forma de creernos, sin saberlo, que así la responsabilidad de lo que sucede es de una entelequia! Pero somos la humanidad los que hemos creado esta quimera…¡Y nuestra realidad!

Y ahora habrá quien me diga…. ¡pero si es broma!. Y está bien reírnos de lo que es nuestra peculiar forma de funcionar. Pero cuidado, no vaya a ser que de tanto ir el cántaro al río…. Se rompa. O lo que es lo mismo, no vayamos a creernos nuestras propias mentiras de tanto repetirlas.

Esta es una alucinante forma de proyectar nuestra responsabilidad, la de la humanidad, sobre un desvarío…. “Maldito 2020”.

La responsabilidad no es de un año en concreto, no es del invento sino del inventor. Sea como sea que nos posicionemos ante, por ejemplo, el covid-19, atendamos a lo que podemos hacer, reivindicar y reflexionar en profundidad. Luego podemos reírnos de nuestra locura. Pero no hagamos del humor un modo de suavizar nuestra responsabilidad. De poner «perfumería barata» a lo que huele como huele.

Fantasías gestálticas ante el “maldito 2020”. Un modo creativo de inspirarnos.

Ahora

Es tan sólo esto.
Ningún borrador ni manuscrito
sobreviven para poder especular,
porque los he quemado.

Ninguna edición tiene fecha,
no distingo las impresiones
no numero ni firmo las copias
de modo que lo que sostienes, coleccionista,
no lo apreciarás.

No pongas esto en tu anaquel, crítico,
porque el papel especial se desvanece en el aire.

Lee, eso es todo; ahora es el único momento
de tomar la hostia de nuestro sacramento
antes que desaparezca.

Esto es todo lo que hay.

(Peter Goblen)

Aprovechar las oportunidades que nos ofrecen las fantasías guiadas en gestalt.

Cualquier momento es bueno para hacer realidad algunos deseos…

El ahora y la responsabilidad acerca de nuestra experiencia, son dos temas nucleares en terapia gestalt. Nuestro continuum de conciencia sólo tiene sentido ahora y desde nuestra responsabilidad. Es, de algún modo, lo que este poema transmite. Además de entender el tiempo como una construcción, una fantasía. Nos invita a no ser “coleccionistas” del tiempo simplemente a vivirlo. Y vivirlo con responsabilidad, sin proyectarla sobre un “maldito 2020”, por ejemplo.

Antes de entrar en la práctica quiero compartir un poco de teoría para saber qué terreno pisamos. Poca, muy poca.

John O. Stevens, escribió una obra nuclear en terapia gestalt El darse cuenta. En ella nos habla de las tres zonas de nuestra experiencia.

1.- El darnos cuenta del mundo exterior.

Básicamente todo lo que percibimos del mundo exterior a través de los sentidos físicos. Lo que vemos, olemos, oímos, saboreamos, y tocamos.

2.- El darnos cuenta del mundo interior.

Aquí nos remite al mundo de las sensaciones que sentimos en el momento presente. Pueden ser tensiones y sensación de relajación. Temblor o incluso el correlato físico de una emoción (nudo en la barriga, “mariposas en el estómago”, presión en el pecho). Importante destacar que en este darnos cuenta del mundo interior nos remite a las sensaciones corporales, únicamente. Bien sea en el contacto con el exterior (sensación punzante de la palma de mi mano sobre un cepillo). Bien con el mundo interior (un repentino dolor de estómago)

3.- El darnos cuenta de la fantasía.

Un buen amigo mío habla de “hacer mayonesa” cuando se refiere a este mundo. También hay quien habla de la “centrifugadora”. Básicamente es la actividad mental más allá de lo que ocurre aquí y ahora. Justificaciones, sueños, imaginar, planificar, intentar adivinar, fantasear, proyectar en el futuro…

Es algo que no es cierto ahora, si bien pudiera tener su utilidad si lo utilizáramos correctamente…. Está bien elaborar un plan de acción proyectado al futuro para tener una guía. O bien prever un escenario ante unos hechos que se avecinan difíciles de gestionar.

Pero no siempre es así, no siempre «batimos adecuadamente la mayonesa». Creo que el mínimo sentido común nos advierte cuando la centrifugadora se pasa de revoluciones… Pero a veces, aun dándonos cuenta, nos cuesta desembarazarnos de la mayonesa. ¿Qué hacer entonces? Me remito a las palabras de Stevens.

«Y sin embargo dentro de esta fantasía hay una realidad encubierta. Puedo descubrir más de esta realidad si me concentro en mi fantasía y al mismo tiempo tomo conciencia de mis sensaciones físicas, percepciones y otras actividades mientras hago esto«

La locura del papel higiénico durante el confinamiento del coronavirus

La imaginación desbocada nos puede llevar a auténticas locuras, este ejemplo creo que nos suena a tod@s

Y de esto trata el trabajo que propongo. Ahondar, mediante una de las fantasías gestálticas en el “maldito 2020”. Y si me preguntas ¿para qué? 🙄 , simplemente te diré, pruébalo y recibirás alguna respuesta

 

Empezando con la fantasía gestáltica y el maldito 2020.

Esta modalidad de intervención se traduce básicamente en atender a nuestras fantasías personificándolas. Es decir, hacer como si fuéramos cada elemento importante en la fantasía. Bien sea que se trate de un objeto, animal, persona, paisaje… Lo que sea que acapare una representatividad importante. Desde ese lugar, hablamos, nos movemos, somos esa fantasía gestáltica. Nos la mostramos a nosotros mismos. A los niños se les da muy bien hacerlo.

Vamos a hacer como si el maldito 2020 nos hablara a nosotros directamente. Una forma de hacerlo es reservar un espacio para ocupar esa personificación. Por ejemplo una silla, un cojín, o incluso un papel o marca en el suelo. Y otro espacio para representarnos a nosotros.

Empezando con la fantasía gestáltica dirigida

Ocupa su «lugar», el «maldito 2020» tal y como tú lo entiendas.

  • ¿Qué corporalidad tienes? Gestos, postura, movimiento… ¿Cómo respiras? Adopta esta corporalidad, como si fueras (eres) el maldito 2020.
  • ¿Qué emociones y sentimientos te habitan en tu fantasía gestáltica?
  • ¿Qué piensas y cómo lo piensas? ¿En qué focalizas tu atención?

Estas son solamente algunas consignas. Siéntete libre para incorporar las que consideres oportuno. Puedes recurrir a tu niño interior libre para jugar a ser. Y cuando lo tengas plenamente incorporado….

  • ¿Qué le dices (como «maldito 2020») a ese otro lugar en el que está (tú)? Es decir a esa otra silla, cojín, señal en el suelo etc… que te representa a tí.¿Qué mensaje o aprendizaje transmites?
    Aprender a ver con perspectiva. Terapia Gestalt Sabadell

    Ver las situaciones con perspectiva….

Integrando el mensaje del maldito 2020

Cuando finalices, ve al lugar de tu yo. Recibe en silencio su mensaje, sea el que sea. ¡Tómate el tiempo necesario para sentir e integrar!. Es posible, aunque no aconsejable, posteriormente, entablar un diálogo. Pero cuidado, en tu fantasía gestáltica con el maldito 2020, no justifiques, no razones, no argumentes. No entres en la «mayonesa».

Estará bien, por ejemplo, pedirle aclaraciones sobre algo que pudieras no entender. Pero nada de argumentar, debatir, etc… Todo esto es enredo en este trabajo de terapia gestalt. Cuando el o los mensaje/s que te envíe los tengas claros, sólo recíbelos. Y si no estás de acuerdo, reserva un espacio en tu interior para mantenerlo en observación no crítica. Sólo observa y, si acaso, siente.

Sé pues el maldito 2020 habla por él y (desde tu yo)escucha lo que te dice. Reaprópiate de lo proyectado en él y probablemente aprendas algo.

Seguro que si lo que te dice en tu fantasía resuena estará bien. Y si es algo que no esperabas, no lo rechaces de entrada. Deja que repose el mensaje pues probablemente sea mejor aún.

Por supuesto, este ejercicio es mejor hacerlo con un terapeuta gestalt. De todos modos no pasa nada si lo haces solo. Lo peor que puede pasar es que te dé la sensación de haber perdido el tiempo. O quizás un hartón de reír.

Ah!! Y da igual si eres “conspiranoide”, “negacionista”, obediente hasta la médula de la sumisión. Da igual si te crees una parte de la historia y la otra no. O bien te crees la otra pero no la una. Nada malo te va a pasar si lo haces sol@. No vas a quedar poseíd@ por el espíritu del maldito 2020. Porque este ya está en nosotr@s que somos quienes lo hemos construido. Recibe, pues, a tu «amigo invisible».

El humor es un recurso terapéutico de primer orden.

El humor un recurso terapéutico de primer orden.

 

Hasta la próxima, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

Artículos complementarios: Fantasías dirigidas, y psicoterapia Gestalt , Continuum de conciencia y Terapia Gestalt, El Continuum de conciencia y el darse cuenta , Término medio y darse cuenta en Gestalt Terapia, Cultivar la presencia, terapia y auto conciencia

 

¿Estás interesado en la gestalt terapia?
¿Crees que te puede ser de ayuda?
Te invito a que leas este artículo ¿qué es la terapia gestalt?
O bien contacta conmigo sin compromiso. Consulta presencial en Sabadell y Terrassa, y online

Consulta de psicoterapia gestalt en Sabadell

Consulta de terapia gestalt online por skype

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

 

 

 

 

 

Maldito 2020. Fantasías Gestálticas con el Covid-19. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc…). Presencial en Sabadell y Terrassa, también online.

Meditación de la sonrisa interior en Sabadell

BLOG


La sonrisa interior, una meditación terapéutica,

La sonrisa interior. Una meditación terapéutica. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

 

Meditación de la sonrisa interior en Sabadell

Osho fue un defensor de la alegría y la risa en la práctica meditativa.

En este post voy a incluir una meditación que incluyo en la terapia del Niño interior. De todos modos es un trabajo meditativo que puede incluirse en cualquier proceso de psicoterapia y coaching. Si la utilizo en la terapia del niño interior es básicamente porque es lo que más demanda el niño interior libre al adulto. Alegría, risas, entusiasmo… Se trata de la meditación terapéutica de la sonrisa interior.

Desde hace tiempo se escribe acerca de la meditación terapéutica. Una de las aportaciones más significativas fue la de Claudio Naranjo. En su libro “Entre meditación y psicoterapia” ofrece una guía para aplicar la meditación a la práctica de la psicoterapia. La idea de fondo no es nueva. Si queremos cambiar el mundo exterior, antes debemos empezar por el interior. Y la meditación, bien practicada, tiene la virtud terapéutica de conectarnos con lo más nuclear en nosotr@s.

 

¿Qué es la meditación de la sonrisa interior?

Se trata de una práctica de meditación terapéutica oriental basada en el sistema del Tao curativo. Considera la sonrisa interior como una práctica sanadora de las emociones y energía interna. Para los maestros taoístas, se trata de una práctica para recuperar el poder asociado a lo femenino. Que, a su vez, disuelve tensiones y bloqueos tanto a nivel emocional, somático y energético.

Uno de los secretos de los maestros taoístas reside en no tomarse la vida demasiado en serio. Yo añadiría que esto de no tomarse la vida demasiado en serio, es un asunto serio que merece ser considerado con un serio sentido del humor. Así, pues y como veremos más adelante, contribuye a reducir los niveles de estrés.

La sonrisa es una expresión de alegría y felicidad. En la meditación terapéutica de la sonrisa interior añadimos elementos como el amor, cariño y gratitud. Dirigidos a nuestro cuerpo y órganos específicamente. Sentimientos todos muy próximos también a esta expresión facial. Tiene, en general un efecto armonizante cuya fuente está en el amor.

Bajo el punto de vista de la PNL podemos entender la sonrisa interior como un anclaje. El ancla es una señal (palabra, imagen o gesto) que dispara un estado emocional o una serie de recursos.

Una orientación para dirigir tu sonrisa interior

Meditación para coaching y psicoterapia en Sabadell

Conocer los órganos del cuerpo, importante en la terapia de la sonrisa interior.

Para practicar la meditación terapéutica de la sonrisa interior es importante conocer la ubicación de tus órganos vitales. Y no solamente eso, es importante también conocer sus funciones y el modo de cuidarlos. Y esto es así por cuanto la meditación terapéutica de la sonrisa interior no se focaliza exclusivamente en la “técnica”. Es también una actitud de respeto y escucha a tu cuerpo.

Por lo tanto será bueno que con tu atención centrada, puedas hacer que tu conciencia se dirija, paso a paso, y de un modo centrado y preciso a cada órgano de tu cuerpo.

En un primer paso es solamente necesario conocer la ubicación de cada órgano. Luego ya irás estudiando sus funciones, el modo de cuidarlos y depurarlos etc. Puedes, pues, empezar la práctica de la terapia meditativa sólo conociendo el lugar que ocupa cada órgano. Mientras tanto, vas recogiendo la información adicional. Así pues será necesario que ubiques la zona de:

  • Cerebro
  • Cabeza, ojos, boca, oído, nariz,
  • Pulmones
  • Corazón
  • Hígado,
  • Estómago,
  • Páncreas (justo detrás del estómago)
  • Bazo (el bazo se aloja en la parte superior izquierda del abdomen, detrás del estómago y debajo del diafragma)
  • Vesícula biliar (debajo del hígado)
  • Glándulas suprarrenales (por detrás y un poco por encima de los riñones)
  • Riñones
  • Vejiga urinaria
  • Intestino delgado (zona superior del intestino, a continuación del estómago)
  • Intestino grueso (tramo final del intestino)

Independientemente de estas indicaciones iniciales, te sugiero que sigas investigando. De igual manera puedes seguir incluyendo zonas de tu cuerpo. Por ejemplo el timo, glándula pineal, o conductos como uretra, venas, arterias etc.

 

Beneficios de la práctica de la sonrisa interior.

Nuestros estados subjetivos internos modelan nuestra actitud. Bien sea hacia nosotros, hacia los demás o hacia la vida en general. De la misma manera, cuando orientamos nuestra atención hacia ciertas cualidades o hacia el silencio. Es entonces cuando los valores de nuestra parte más noble se hacen más presentes. Podemos llamarle alma, espíritu o “la mejor versión de ti mismo”. Esta es la esencia de la meditación aplicada a la terapia, la palabra o expresión, por supuesto, es lo de menos.

La práctica de la terapia de la sonrisa anterior se basa en ese principio. Así, cuando nuestra actitud cambia, también lo hacen nuestros estados de ánimo. Consecuentemente nuestras conductas parecen alinearse con ese bienestar.

 

¿Qué es y que encierra para ti una sonrisa? Algo que me sucedió.

Terapia del niño interior en Sabadell

La alegría de un niño es contagiosa.

Esto me ocurrió hace unos años. Iba andando por la calle, preocupado por un tema de trabajo. Imagino que con cara muy seria y mirando hacia el suelo. Y así, casi sin darme cuenta, alcé la vista, no mucho. Justo para que mi mirada “tropezara” con la de un bebé que iba con su madre en su cochecito. Y lo más sorprendente, me estaba dedicando una sonrisa de oreja a oreja que me reconfortó automáticamente. Me transmitió una liviandad y alegría por vivir que, de otro modo, no hubiera sido posible.

A ese bebé no le hacía falta practicar la meditación de la sonrisa interior. ¡Él transmitía esa cualidad!.

Entonces, ¿qué encierra para ti una sonrisa?

 

Concretando los beneficios de esta meditación y terapia

Ya has visto que, a grandes rasgos, transforma un estado emocional a otro más positivo. Y por supuesto fortalece el ánimo. Y, claro está, su reflejo en una conducta más inspirada y creativa.

Además, se ha demostrado que cualquier práctica de meditación es útil en terapia para:

  • Disminuir los niveles de cortisol (hormona del estrés)
  • Generar endorfinas (la hormona de la felicidad)

Algunos dicen que para sonreír hacen falta 7 músculos y 34 para enfadarse. Otros que la proporción es de 13 y 47. En cualquier caso, es obvio que la práctica de la sonrisa interior relajará los músculos de tu cara… y de tu estado de ánimo.

Psicoterapia y meditación en Sabadell

La risa y la sonrisa genera endorfinas

Influenciamos a nuestro alrededor, de un modo u otro, si sonreímos estará claro cómo sí influenciaremos y cómo no. ¿Recuerdas la historia del bebé que me sonrió?

Es, por lo tanto, también, una herramienta que facilita la comunicación.

En un nivel más espiritual, la práctica de la sonrisa interior nos pone en contacto con valores más sutiles. El amor, agradecimiento, bondad, alegría, compartir la vida. Armonía, calidez y equilibrio, espontaneidad, confianza y serenidad. Y cuantas cosas más se te ocurran.

Actualmente se reconoce al miedo como el contrario del amor. Y, en modo inverso al miedo, la sonrisa tiende a unir en vez de separar.

 

Práctica de la meditación terapéutica de la sonrisa interior

Siéntate cómodamente en una silla o cojín. Afloja la ropa, cinturones, reloj, botones…. Si te hace sentir incómod@ o tens@. Instálate y siente con los pies cómodamente separados, bien enraizados en el suelo.

Relaja especialmente los hombros. Hunde ligeramente la barbilla hacia el pecho. De tal manera que la columna a la altura de las cervicales, quede lo más recta posible. También puedes imaginar un hilo que tira de tu coronilla hacia arriba.

Si necesitas hacer cualquier movimiento para soltarte y destensar… hazlo. Cierra los ojos.

Deja que tu atención realice un pequeño escáner por tu cuerpo. Desde los pies hasta la cabeza. Detectando, si la hay, alguna zona de tensión. Y acto seguido destensaaaaannndoooo para entrar en la meditación.

Ahora, si tienes un gesto para centrarte hazlo. Algunas personas juntan las manos, otras se tocan el corazón. Puedes, si lo deseas, consultar con mi ejercicio de centramiento. Imagina así que te pones en contacto con tu centro, tu identidad más profunda o tu sabiduría interior. El nombre da igual, como tú lo sientas. Empieza por darle las gracias a esta esencia tuya y sonreírle.

 

Terapia y foco a tu cerebro, cara y garganta.

Dirige tu sonrisa interior a tu cerebro, imagina que con tu actitud lo bañas en una luz cálida y relajante. Ambos hemisferios suavizándose…. Permite que la sonrisa se dibuje en tus labios y respira a través de ella. Envía, con tu respiración, la sonrisa al cerebro.

Permite que la sonrisa se derrame en tus ojos, boca, oídos, nariz… y cara en general…. ¿Cómo se refleja esa sonrisa interior especialmente en tus ojos y labios?. Y sí, permite que las comisuras de tus labios se levanten y que tus ojos brillen

¿Cómo se relajan tu frente, mandíbula, cara…?. Respira, sonríe, sana con esta meditación y terapia.

 

Meditación dirigida al pecho, pulmones, corazón…

Terapia de la sonrisa interior en Sabadell

Sonríele a tu corazón

Baja la atención a tu tórax, el tejido muscular, esternón, clavículas y especialmente…. Pulmones….
Sonríe a tus pulmones y permite que la luz sane todos sus tejidos. Y si en ellos anidan molestias, emociones cómodas o incómodas… Da la bienvenida a todo cuanto existe en tus pulmones. Y ofrece la compañía de la luz de tu sonrisa interior. Respira e inspira varias veces… sanando… sonriendo…

Vuelve tu meditación terapéutica a tu corazón. Repite como con tus pulmones… Siente tu corazón como el centro de amor, alegría… brillando y compartiendo su luz sonriente. Hacia ti y hacia el universo. Imagina el pulso amoroso del corazón bombeando tu sonrisa interior hacia todo tu ser y hacia el universo.

Con la ondulación de tu sonrisa interior repleta de suavidad, felicidad, apreciación, conciencia, perdón

Puedes reforzar la terapia meditativa en tu corazón llevando ambas manos al centro de tu pecho. Y sintiendo el contacto de tus manos como con algo muy querido. Inhalando y exhalando… suave y amablemente…

 

Terapia de la sonrisa interior a tu abdomen superior e inferior.

Dirígete ahora con la misma actitud meditativa hacia tu hígado, estómago, páncreas, bazo, vesícula biliar.

Uno por uno, cada uno de estos órganos, dirígeles tu agradecimiento, generosidad, bondad, reconocimiento…

Envíales tu sonrisa interior con amabilidad, aceptando incluso si reconoces alguna molestia. Tanto si es molestia física como emocional, dale las gracias por comunicarse contigo, por avisarte. Y, como antes, puedes dirigir tus manos y acariciar cada una de esas partes de tu ser.

Transmutando y equilibrando con la luz de tu meditación. Con el calor de la terapia.

Deja, ahora, caer tu atención a tu abdomen inferior. Intestino delgado y grueso, glándulas suprarrenales, riñones, vejiga urinaria.

Uno por uno, junto con tu sonrisa interior les envías calma, paz, serenidad. Soltando, si existe alguna incomodidad, con la exhalación y la sonrisa interior. Lenta y profundamente, agradeciendo, sanando, equilibrando….

Imagina un sol de luz cálida y amorosa bañando apaciblemente toda esa zona y, uno por uno, esos órganos. Quietud, paz, serenidad profunda….

Dirige también tu atención a tu ombligo. Dirige tu sonrisa interior a ese primer punto de conexión con la Vida. Con tu madre y, a través de ella, con el Universo.

 

Llevando la terapia a las tres mentes. Neurogastroenterología y Neurocardiología

Armonizar la mente cognitiva con la emocional y la corporal

Armonizar las «tres mentes» con la sonrisa interior.

Hasta hace poco identificábamos el cerebro con el órgano por debajo de la bóveda craneal. Sin embargo, recientes descubrimientos han puesto en evidencia importantes redes neuronales en vientre y corazón. El sistema nervioso entérico (intestinos) alberga una complejidad parecida a la del «cerebro de un gato».

Por otra parte, el cerebro del corazón no solamente goza de cierta autonomía con respecto al cerebro craneal. También influye en este mediante información que envía en impulsos neurológicos y hormonas.

Así pues llegamos al corolario de la terapia de la sonrisa interior. Finalizar la meditación focalizándonos en estas tres grandes zonas de sabiduría de nuestro ser. Cabeza, conciencia cognitiva: corazón conciencia emocional; abdomen, sabiduría somática. Y así puedes permanecer unos instantes dejándote llevar.

Y desde estas tres sabidurías puedes expandir una gran sonrisa exterior hacia tu entorno más próximo. Expandirlo hacia tu vecindario, ciudad, nación, resto de la humanidad… Y desde ahí hacia el cosmos.

Y para activar en tu día a día este estado interno pensar en tres claves que te lo recuerden.

  • Una palabra (a lo sumo dos o tres).
  • Una imagen.
  • Un gesto.

Al abrir los ojos, sigue manteniendo la conexión con tu estado interno….y con tu sonrisa.

 

Cómo y cuándo practicar la meditación de la sonrisa interior.

Al instalar en ti este estado interno, tus sabidurías conectarán entre sí. Te relacionarás mejor contigo mismo y… con el mundo de “ahí fuera”. Y para conseguirlo, nada mejor que la práctica constante.

Meditación y coaching en Sabadell

Es una buena idea despertarse con la sonrisa interior.

Como toda meditación, cuanto más se practique mejor. Ahora bien, un punto intermedio y mínimo es de una vez al día. Bien sea al levantarte, bien al acostarte. Ideal, por supuesto, practicar la terapia dos veces mejor que una.

Una versión abreviada también puede ponerse en práctica a lo largo del día. Recordando, por ejemplo, las tres zonas de los tres cerebros.

Y, por supuesto, acompañándote de las tres anclas que hemos activado al final. Es decir, palabra/s (no más de tres, una, ideal); imagen y gesto.

Es especialmente recomendable activarla, junto con el estado de centramiento, antes de enfrentar cualquier dificultad o desafío importante. En cualquier ámbito, profesional, relacional, afectivo. La práctica de la espiritualidad nunca debiera ser ajena al día a día.

Espero que te haya gustado y sido de utilidad este post. Y, por supuesto, si deseas consultar, opinar, ampliar… puedes hacerlo en el recuadro más abajo.

Hasta la próxima, recibe en cordial saludo.

 

www.josepguasch.com

Si te ha gustado este artículo, puedes también consultar otros en esta línea. Terapia del niño interior libre; El círculo de excelencia personal; Terapia de centramiento y relajación; Meditación para dejar de fumar; Oración centrante meditación y terapia transpersonal

Si has experimentado el poder sanador de la sonrisa interior….
Probablemente quieras saber más sobre meditación, coaching y psicoterapia o…
Emprender un proceso personal, online o presencial.

¡Siéntete libre para contactar conmigo gratuitamente y sin compromiso!
Clica en las imágenes siguientes.

Meditación, coaching y psicoterapia en Sabadell Coaching, meditación y psicoterapia online

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

 

 

 

 

 

La sonrisa interior. Una meditación terapéutica. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (terapia del duelo, Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc…) en Sabadell y Terrassa

 

Curar la ansiedad, consulta de psicoterapia online y en Sabadell

BLOG


Síntomas de la ansiedad y técnicas para gestionarla

Síntomas de la ansiedad y técnicas de terapia. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa. Técnicas para gestionar la ansiedad.

 

Síntomas de la ansiedad, consulta de psicoterapia online y en Sabadell

Cuando la ansiedad toma el control de tu vida.

Veremos en este artículo los síntomas de la ansiedad más clásicos. Y también algunas técnicas de terapia para gestionar la ansiedad. Estas últimas dirigidas más a un tratamiento sintomático y preventivo

Si bien la psicoterapia humanista no es partidaria de etiquetas, conviene tener claros algunos conceptos. En este caso la diferencia entre síntomas de ansiedad y ataque de pánico.

Creo necesario, para empezar, hacer algunas distinciones.
El DSM V (última versión del Manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales editado por la asociación americana de psiquiatría) señala el ataque de pánico como un trastorno documentado. No así el ataque de ansiedad, si bien es cierto que a nivel coloquial es habitual este último concepto.

Así pues, cuando decimos ataque de ansiedad, en el sentido de una crisis aguda, deberíamos decir ataque de pánico. En este artículo nos centraremos en identificar los síntomas de la ansiedad así como algunas técnicas de terapia para gestionarla.

 

Síntomas de la ansiedad. Qué es la ansiedad

Para empezar señalar que la ansiedad es algo consustancial a la vida. Nos permite estar alerta ante situaciones que interpretamos como un peligro. Por supuesto peligro en un sentido amplio. Y aquí tendrían cabida retos como un examen una entrevista de trabajo… o incluso una cita. Cuando existe un motivo real, nos moviliza a buscar soluciones.

Los síntomas de la ansiedad patológica aparecen cuando el miedo es inespecífico, sin causa aparente, continuado o exagerado. Además se instala en el trasfondo anímico de la persona que vive en un constante estado de desasosiego.

Este continuo malestar requiere tratamiento y conocer algunas técnicas para gestionar la ansiedad. Al contrario el ataque de pánico es muy intenso pero acotado en un espacio de tiempo. Generalmente, de no mediar un proceso terapéutico, los síntomas de la ansiedad tienden a empeorar.

La «Confederación salud mental España» en Abril del 2019 facilitó las siguientes cifras. El 6,7% de la población en el estado español está afectada por ansiedad (patológica). La misma cifra que en la depresión. Para ambos casos la población femenina está afectada en proporción algo superior al doble. Así, pues, conocer alguna técnica de terapia para combatir los síntomas de la ansiedad es cada vez más necesario.

 

Duración e intensidad, los rasgos más diferenciadores.

Angustia generalizada y ataques de pánico,consulta en Sabadell

Ansiedad generalizada, instalada en el trasfondo emocional

Los síntomas de la ansiedad se diferencian de los ataques de pánico en primer lugar por su especificidad. Y, en segundo lugar, por su duración e intensidad. Con carácter general la ansiedad se caracteriza por su duración constante y menor intensidad que el ataque de pánico. La ansiedad, pues, persiste mientras que los síntomas del ataque de pánico son puntuales.

Veamos a continuación los síntomas de la ansiedad. Los del ataque de pánico los dejaremos para otro artículo.

 

Los síntomas de la ansiedad

Pueden variar mucho en niveles de intensidad y en los tipos de síntomas. Por un lado puede aparecer como una angustia permanente no invalidante. Y movilizarse hasta el otro extremo en un repentino ataque de pánico. Aunque lo estudiaremos en otro artículo, el ataque de pánico es una expresión de ansiedad aguda.

En definitiva los síntomas de la ansiedad pueden variar en función de las características de cada persona. Los he dividido en síntomas psicológicos y síntomas físicos.

 

Síntomas de la ansiedad: psicológicos.

  • Pensamientos de miedo o preocupación exagerada a cosas y/o situaciones de todo tipo que, a priori, no son amenazantes. O bien exagerar los probables peligros.
  • Estas preocupaciones son vividas como imposibles de superar.
  • Darles excesivas vueltas a asuntos, relaciones, problemas planes, soluciones.
  • Este darle vueltas a las cosas conduce a una continua indecisión que alimenta la preocupación.
  • Tendencia a pensar en lo peor. Anticipación catastrofista.
  • Dos formas muy típicas en este tipo de orientación son el “¿Y si….?” Y el pero…” Por ejemplo: ¿Y si después de tomar esta medicación en vez de mejorar empeoro? Otro ejemplo con el pero, “hoy me encuentro bien, pero… mañana ya veremos”
  • Falta de tolerancia ante la incertidumbre
  • Todo lo señalado hasta ahora conduce a un nerviosismo continuado y tendencia a los sobresaltos.
  • Como consecuencia, una incapacidad para relajarse. Incluso cuando intentan alguna práctica de relajación (algunos, no todos) pueden agobiarse. En ocasiones por la sensación de no poder desprenderse de las preocupaciones. Otras veces es más bien el continuo cuestionamiento sobre si “lo estaré haciendo bien”.
  • Fatiga emocional (y física) por la sensación de estar siempre al límite.
  • Sensación de irrealidad
  • Irritabilidad
  • Como consecuencia de todo lo anterior dificultades para concentrarse o, incluso, que la mente se dispersa sin ningún tipo de foco.

 

Los síntomas de la ansiedad: físicos.

Síntomas físicos de la ansiedad, palpitaciones

Palpitaciones, uno de los síntomas físicos de la ansiedad

  • Insomnio y trastornos del sueño
  • Sudoración fácil y/o excesiva
  • Los síntomas de la ansiedad también pueden afectar al aparato digestivo. Náuseas, molestias digestivas, diarrea, o síndrome del intestino irritable.
  • Agitación continuada y estremecimientos o temblores.
  • En ocasiones afectan al sistema respiratorio. Dificultad para respirar con o sin sensación de opresión en el pecho, asfixia, ahogo.
  • Palpitaciones, mareos, inestabilidad, sofocos.
  • Molestias en forma de hormigueo de extremidades, entumecimiento, fatiga, dolores y tensión muscular.
  • Levantarse cansado por la mañana.

En términos generales los síntomas de la ansiedad pueden no ser de una intensidad perentoria (contrariamente al ataque de pánico). Ahora bien, sí se instalan en el trasfondo emocional y cognitivo de la persona. De tal manera que un malestar interno, siempre con base en el miedo, contamina diferentes aspectos de la cotidianeidad. Incluso pueden cambiar de escenario.

En cualquier caso, veremos algunas técnicas de terapia para combatir los síntomas de la ansiedad en ambos casos. Mayoritariamente de carácter preventivo.

Algunas preguntas acerca de los síntomas de la ansiedad que pueden ayudarte.

Estas preguntas puede ayudarte a delimitar algo más acerca de si tienes o no los síntomas de la ansiedad. En su caso, te pueden orientar a empezar un tratamiento terapéutico. Puedes empezar por las sugerencias en este artículo y/o, a continuación, decidirte a empezar un proceso terapéutico. Por supuesto, puedes contactar conmigo si deseas información gratuita y sin compromiso, siguiendo el siguiente link:

Sí, quiero información sobre el tratamiento de la ansiedad, online ó presencial.

Relacionadas con síntomas de la ansiedad: psicológicos

  1. ¿Eres propenso a irritarte, molestarte, sentirte atacado con facilidad? ¿Eres en extremo suspicaz y/o susceptible?
  2. ¿Sientes que todo te preocupa? ¿Qué aun sabiendo que lo que te ocupa no es alarmante, no puedes evitar darle vueltas? ¿Incluso es posible que situaciones que otras personas gestionan con normalidad, en tu caso, se conviertan en un foco continuo de tensión?
  3. ¿Te habita a menudo una sensación de continuo desasosiego, o desesperanza aun sin tener motivo?
  4. Las fobias suelen ser la evitación de lo que genera ansiedad. ¿Evitas lugares, personas, situaciones que te generan ansiedad?
  5. ¿Te resulta difícil concentrarte?
  6. ¿Tienes miedo a perder el control o incluso a enloquecer?

Preguntas relacionadas con síntomas de la ansiedad: físicos

1.- ¿Te sientes débil y/o mareado?

2.- ¿Sudas cuando piensas en algo que te agobia? O, aún más, sin llegar a pensar en algo de modo consciente? En ocasiones este sudor también puede aparecer en las manos.

3.- ¿Tienes temblores o tics sin causa aparente?

4.- ¿Te inundan las ganas de llorar?

5.- ¿Tienes sofocos, escalofríos; sensación de asfixia o dificultad para respirar?

6.- ¿Palpitaciones? (Sensaciones de latidos cardíacos que se perciben como si el corazón estuviera latiendo con violencia o acelerado)

Con carácter general, si estos síntomas de ansiedad, o algunos de ellos empiezan a afectar a tu vida cotidiana deberías pensar en empezar una terapia.

 

Tratamiento sintomático y preventivo de los síntomas de la ansiedad.

Las sugerencias que imparto a continuación son para tratar con los síntomas de la ansiedad de un modo genérico. También a modo preventivo. Por otra parte atienden a la sintomatología y no a las causas profundas. El mejor consejo, por supuesto, es ponerte en manos de un profesional de la psicoterapia. En cualquier caso, a modo genérico, tienen su utilidad:

Tratamiento preventivo de la ansiedad, respiraciones profundas, consulta en Sabadell y online

Con la respiración abdominal podemos prevenir la virulencia de la ansiedad.

  1. El contacto con la respiración te alejará de los pensamientos ansiógenos. Atención al cuerpo, dejar pasar la respiración, sin forzar. Sólo atento al aire entrar y salir…
  2. Es cierto que las situaciones que generan ansiedad pueden ir cambiando. No obstante, es bueno que identifiques específicamente momentos, pensamientos, entornos, personas que lo generen. Puedes, a partir de aquí elaborar estrategias. La técnica para gestionar la ansiedad basada en el centramiento se basa en este principio. En el siguiente apartado sobre técnicas para gestionar la ansiedad adjunto unos enlaces para que lo conozcas. Es importante que identifiques situaciones específicas con las distinciones antes señaladas.
  3. Comparte con personas queridas tu problema. Es un modo de normalizar y de generar un clima favorable a la sanación. Recuerda muchas veces el problema es más lo que hacemos con el problema que el problema en sí.
  4. En algún momento te expondrás a situaciones que te generen síntomas de ansiedad pero no lo hagas precipitadamente. Recuerda el punto 2 y practicar previamente algunas de las estrategias terapéuticas.
Especial atención a una de las causas y síntoma
más sigiloso y corrosivo de la ansiedad

 

  1. Atento a los pensamientos automáticos autocríticos. Este es, de los síntomas de la ansiedad, uno de los más escurridizos. A menudo recomiendan cambiar los pensamientos negativos por pensamientos positivos. Y no siempre resulta tan fácil pues la voz crítica tiene muchos niveles de acción, y uno de ellos es hacernos incrédulos a los pensamientos positivos. ¿Qué hacer entonces?
    1. Establece una distancia, tú tienes pensamientos pero eres más que tus pensamientos. Imagina el cielo, contiene nubes pero es mucho más que las nubes. Disociarse de esos pensamientos, observarlos sabiendo que tú eres más que ellos. En el audio centramiento estándar, incorporado en el artículo Relajación y centramiento cuyo enlace comparto más abajo, verás cómo trabajo con esta metáfora en el entorno de una práctica de centramiento.
    2. Verás también en el artículo más abajo relacionado con la terapia disociadora, otra forma de marcar una distancia.
    3. Si tus pensamientos tuvieran voz… ¿qué voz es? ¿Te recuerda a alguien? ¿Puedes ir bajando el volumen de esa voz? ¿Puedes ponerle el timbre de un personaje divertido, por ejemplo el Pato Donald? ¿Qué ocurre cuando bajas el volumen o le cambias el timbre de voz?

Y Una vida holísticamente saludable, física, emocional y mental.

 

  1. Por supuesto llevar una vida saludable, comer bien, descansar y dormir. Aprende a gestionar o evitar el estrés (enlace) (aunque distintos, los síntomas de la ansiedad y del estrés son parecidos).
  2. Haz ejercicio, especialmente cardio vascular, va muy bien para mantener a raya los síntomas de la ansiedad.
  3. Participa en actividades que te diviertan, alegren y hagan reír. La risa es un antídoto genial para la ansiedad.

 

Tres técnicas para gestionar la ansiedad y empezar el tratamiento.

Estas son tres formas de intervenir, por un lado en los síntomas de la ansiedad. Y por otra parte, un tratamiento preventivo. Es pues lo que decimos un tratamiento remediativo, calma, suaviza, ayuda pero no resuelve en profundidad. En cualquier caso, creo, que es un buen comienzo.

 

El centramiento, una técnica para gestionar la ansiedad.

El centramiento del coaching generativo, útil en cualquier bloqueo o dificultad emocional. Josep GUASch, psicoterapia y coaching online y en Sabadell

Centrarse incluso en la dificultad.

El trance generativo y la pnl han rescatado una práctica antigua y la han mejorado para hacerla más operativa. Recibe el nombre de centramiento. Y también puede utilizarse como una técnica para gestionar la ansiedad.

Aun cuando no la expuse en diferentes artículos como una técnica para gestionar la ansiedad, puedes utilizarla como tal. Anexo los posts del blog en el orden que sugiero de lectura para incorporarlo como una técnica para gestionar la ansiedad. Y también la puedes utilizar para gestionar el estrés, dejar de fumar y cualquier situación emocional incómoda.

 

Terapia de respiración en cuatro tiempos, tratamiento preventivo para la ansiedad

Se trata de una técnica para gestionar la ansiedad por personas de ámbitos muy distintos. Desde el deportivo al militar, pasando por el organizacional, educacional etc.

Reserva un espacio y momento para ti. Toma conciencia de tu respiración.

1º.- A continuación inspira por la nariz contando hasta cuatro. Procura, al hacerlo, expandir el estómago y el vientre. De esta manera la zona baja de los pulmones tiene más espacio para ensancharse.

2º.- Retén la respiración, con los pulmones llenos de aire, contando hasta cuatro.

3º.- Suelta el aire, preferentemente por la boca, contando hasta cuatro. Vacía los pulmones a la vez que contraes abdomen.

4º.- Mantén el aliento (sin aire) contando hasta cuatro.

Puedes utilizar un segundero de un reloj, un metrónomo o tu propia voz interna para la cuenta. Lo ideal sería hacerlo siguiendo el latir del corazón, pero esta percepción interna no es habitual tenerla desarrollada. Esta es una práctica ideal para el tratamiento preventivo de la ansiedad. También para el tratamiento sintomático en momentos de inquietud leve.

 

Tratamiento preventivo de la ansiedad, aprender a mantener la mente en blanco.

Uno de los síntomas de la ansiedad es “no parar de pensar”. Dejar la mente en blanco creo que es casi imposible. Podemos, no obstante, echar mano de unos cuantos trucos.

 

Desarrollar la conciencia somática.

Focalizar la atención en el cuerpo para disminuir los síntomas de la ansiedad.

Depositar la atención en el cuerpo y su energía para disminuir los síntomas de la ansiedad.

Cuando te “pilles” dándole “vueltas y más vueltas a la cabeza”, detente por un momento, toma unas cuantas respiraciones y deja caer la atención a tu cuerpo. Puedes probar sintiendo el peso de tu cuerpo como una totalidad. O bien haciendo como un pequeño escáner, desde los pies hasta la cabeza, pasando por piernas, abdomen, tórax, brazos etc…

Desarrollar un campo visual más amplio

Ponte frente a una pared con la menor cantidad posible de objetos. Calcula, sentado, un lugar de la pared, más o menos centrado, que puedas mirar con comodidad. Es decir, sin subir o bajar la mirada. Coloca en ese punto un post-it, chincheta, adhesivo, algo que sirva para señalarlo.

Ahora siéntate y mira el punto que has señalado desde cierta distancia. Y sin dejar de mirarlo… procura que tu campo visual se amplíe hasta alcanzar los ángulos superiores e inferiores de la pared, izquierdo y derecho. Como resultado tu mirada habrá ampliado su campo visual y, de algún modo se habrá suavizado.

Experimenta qué pasa con tus pensamientos cuando accedas a ese momento de “mirada suave”.

Tratamiento preventivo de la ansiedad. Bahya Kumbhaka

¿Recuerdas la respiración en cuatro tiempos descrita anteriormente? El yoga habla de Bahya Kumbhaka a ese periodo de retención después de soltar el aire. Tiene una cualidad especial… ¿qué ocurre con tus pensamientos? Toma conciencia.

Tratamiento sintomático de la ansiedad, un truco de terapia con PNL

Antes, lo he mencionado brevemente, insisto pues creo que es una técnica para gestionar la ansiedad sencilla e interesante.

¿Tienes un diálogo interno recurrente? Si tuviera voz… ¿qué voz sería? ¿Puedes probar a quitarle volumen a la voz hasta que… vaya desapareciendo? O… mejor aún, ¿le puedes poner el timbre de alguien gracioso? A mí me sirve ponerle la voz del Pato Donald o del Pitufo gruñón. ¿Qué ocurre con el impacto que en ti tiene la voz?

Cultivar la serenidad y la paz profunda, consulta en Sabadell

Alcanzar la serenidad, está más cerca de lo que creemos.

Por supuesto que lo expuesto en este artículo tiene una finalidad limitada. Por un lado señalar los síntomas de la ansiedad más habituales. Y por otro lado un tratamiento preventivo y/o sintomático.

Por supuesto, este texto no pretende suplir lo que, en consulta particular, puedes aprender. Se trata de unas técnicas de terapia con carácter general que, es preferible, adaptar a cada persona. Sin embargo creo que es una buena introducción.

Un cordial saludo,

www.josepguasch.com

Anteriores artículos relacionados: Ansiedad, psicoterapia en Sabadell con Gestalt, hipnosis y PNL, Tratamiento de la ansiedad con terapia Gestalt, El trastorno de ansiedad y la depresión,

Siguiente artículo relacionado: Respiración y ansiedad generalizada. Técnicas basadas en mindfulness.

 

¿Quieres liberarte definitivamente de los síntomas de la ansiedad?
Si lo deseas, mediante un tratamiento online ó presencial.
¡Contacta conmigo gratuitamente y sin compromiso!

Tratamiento de la ansiedad en Sabadell

Terapia ansiedad online

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

 

 

 

 

 

Síntomas de la ansiedad y técnicas de terapia. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc…) en Sabadell y Terrassa. Técnicas para gestionar la ansiedad.

La finalidad de la terapia del niño interior es la de integrar el niño con el adulto.

BLOG


El niño interior libre, la vitalidad y las ganas de aprender

El niño interior libre. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) online y presencial en Sabadell y Terrassa

Terapia del niño interior libre, en Sabadell

El niño interior libre, un arquetipo de vitalidad, entusiasmo y ganas de vivir.

En cualquier proceso terapéutico, de coaching o de psicoterapia tiene cabida una figura terapéutica, el niño interior libre. Basada en el análisis transaccional pero también utilizada, por ejemplo en terapia Gestalt y PNL. Emergiendo de la terapia del niño interior, esta figura terapéutica tiene cabida en cualquier modalidad de psicoterapia y coaching. Su versatilidad es tal que es útil para diversidad de dificultades. Ansiedad, mejora de la autoestima, adicciones, codependencias. Y también para estimular la ilusión, la gratitud, las ganas de vivir y la inspiración.

¿Para qué la terapia del niño interior libre?

¿No te ha ocurrido conocer a personas que, sin perjuicio de la edad, están repletas de alegría, vitalidad, entusiasmo? Personas a las que las dificultades no les echan para atrás. Sino más bien las enfrentan con creatividad y una espontánea confianza. Y esto tiene una explicación:

En el modelo de los estados del yo, Eric Berne señaló dos aspectos del niño interno. El niño interior libre y el niño interno adaptado. Este último, a su vez, se subdivide en tres aspectos, sumiso, rebelde y demorador. Puedes ampliar, si lo deseas en mi artículo: El niño interior y el análisis transaccional.

Pero el niño interior libre es portador de los dones exclusivos con los que aparecemos en el mundo. Sin embargo, los mandatos sociales de todo tipo van minando esta genuinidad que nos hubiera hecho brillar. Perdemos, entonces, el alineamiento entre nuestras capacidades, (de las que el niño interior libre es portador), y nuestro adulto. Esto genera un malestar interno puede traducirse de múltiples formas.

John Bradshaw en su libro “Volver a casa” hace una recopilación de todo tipo de síntomas. Desde codependencia, depresión, celos y problemas de autoestima y falta de asertividad hasta dificultades con adicciones.

Reivindicar y recuperar nuestro niño interior libre

La buena noticia es que el niño interior libre sigue vivo en nuestro interior. Por supuesto, el redescubrimiento de su vitalidad pasa también por la sanación del niño adaptado. Este niño herido es quien dibuja, junto con el adulto, nuestro guión de vida. Patrones de conducta que nos parecen irremediablemente repetitivos, aun cuando pudiéramos reconocerlos como malsanos.

El trabajo con el niño vital (o libre) es fundamental por cuanto es el objetivo final. Pero a su vez, no puede plantearse en términos de objetivo (delimitado, específico, temporalizado…), pues apunta a un descubrimiento. Sin embargo, es bueno mantener un norte, lo que en PNL, llamamos un estado deseado.

Volver a casa, la terapia del niño interior

Volver a casa tras un largo viaje con todo lo aprendido en el camino.

Como en la metáfora del viaje del héroe, el último tramo es volver a casa.

Así pues, se plantea más en términos de dirección y visión, un descubrimiento que se intuye. Este estado deseado lo podemos cultivar mediante la práctica del centramiento y la terapia del niño interior. Jung, llegó a señalar el niño interior libre como “el ser del principio y del final”. Es decir, “la esencia preconsciente y postconsciente del hombre”, entendida como la esencia del alma. Ver “El arquetipo del niño”

 

¿Cómo plantear pues el trabajo con el niño interior libre?

Dejarse llevar por la imaginación, liberar el hemisferio cerebral derecho.

Déjate llevar por tu imaginación, es parte del proceso.

El planteamiento es fácil para algunas personas, y puede resultar difícil para otras. El concepto nuclear es el “dejarse llevar” por la imaginación (y esto es fundamental, el “dejarnos llevar”). En consonancia con esto, déjate llevar por lo que surja cuando piensas en algunos aspectos de tu niño interior vital. Y aunque te resulte difícil sentirlo o imaginarlo, deja que tu ser interior te informe “como si” fuera fácil. Sin juzgar, sin valorar, sin etiquetar… sólo “como si…”

El trabajo con la terapia del niño interior, sus virtudes

Rosetta Forner, especialista en coaching con PNL, identifica cinco características de este niño interior vital. A saber

  • MÁGICO, SABIO, CREATIVO, JUGUETON, EMOTIVO

Sugiero tres formas de imaginar y modelar estas características.

  • ¿Cómo eras , de pequeño, con cada uno de estos registros en el niño interior libre?
  • El “como si”. Aun cuando no tengas recuerdos o te cueste imaginarlo, haz como si fuera posible, utiliza tu imaginación.
  • Recurre a modelos de niñ@s que conozcas. Si tienes hijos, sobrinos, ¿cómo actúan en cada uno de estos roles? Incorpora en el niño interior libre tuyo cada una de estas características.

Imagina entonces esas características que “clasificamos” en el niño interior libre. ¿Cómo sería, para ti, (sí, para ti) cada una de estas características del niño interior vital?.

Dibujando los cinco rostros de la Magia

Algunas cuestiones que te pueden ayudar:

  • Mágico: ¿Qué paisajes mágicos aparecen? ¿Castillos encantados, lagos brumosos? Imagina personajes… ¿Brujas, magos, hechiceros…? Fantasea con seres mágicos… ¿Unicornios, hadas, gnomos, elfos, sirenas, salamandras? O incluso con conjuros y pócimas.

 

  • Sabio: Hay niñ@s que por estar muy en contacto con seres adultos parecen tener cierta “sabiduría adulta”. Esta puede ser una de las partes en el niño interior libre sabio. Pero es más bien esa inteligencia intuitiva, emocional, en contacto con el cuerpo. La mente de los niños no están tan condicionadas como las nuestras, no tienen tantas presuposiciones. Por eso a veces formulan esas preguntas que hacen y que no sabemos responder. Este es también un aspecto de la sabiduría del niño interior vital.

 

  • Creativo: En el niño interior libre está/n presente/s nuestro/s don/es original/es. Le gusta pintar, cantar, inventar historias. Modelar con plastilina, inventar monstruos o construir castillos. A veces hacer ver que es otra persona o, incluso, imita a alguien.

 

  • Juguetón: Jugar es la forma más divertida de aprender. El juego le pone en contacto con lo serio de la diversión y lo divertido que es ponerse serio. Cantar, bailar, jugar al escondite. Aparentar ser otra persona, hacer teatro. Hacer cosquillas, reír, saltar.

  • Emotivo: En el niño interior libre la expresión de las emociones y sentimientos es algo completamente natural. Si quiere demostrar amor lo hace abrazando, acariciando. Si quiere pedir caricias lo hace. También si algo le disgusta o le pone triste, llora.

Pero… esta es la clave. ¡No te ciñas solo a estas preguntas! ¡Suéltate!

Terapia del niño interior en Sabadell

El niño mágico nos conecta con el mundo de la fantasía

Esta son solamente algunas referencias. No te preocupes en la

perfección, este es el reto. A veces una de las características del niño puede confundirse con otras. Por ejemplo el creativo con el juguetón o el mágico. Sólo imagina “como si” pudieras conectar con cada aspecto, permítete jugar, disfrutar, reír o llorar. Aun cuando sea distinto a lo que esperabas, “deja que surja”.

Ahora, coge papeles y lápices de colores. Preferentemente sentado en el suelo (donde suelen jugar los niños), conecta con uno de ellos. Por ejemplo el mágico. Y conectando con las indicaciones dadas y otras más que puedan aparecer en tu interior….

¿Cómo sería ser ese niño? Imagina que lo ves sentarse,andar, mirar? ¿Qué postura corporal y gestos tendría? ¿Cómo hablaría y respiraría? ¿En qué cosas pensaría? … Haz como si “vieras ya a tu” niño libre mágico. Puedes incluso reír o bailar tal y como él lo hace. Deja que se te ocurran tantas formas de expresión de la magia en tu niño como vengan.

Y cuando lo tengas…. Coge un papel (sólo un papel por cada niño) y dibuja lo primero que aparezca. Dibuja desde la sensación sentida de haber conectado con ese niño mágico.

Cuando termines, desconecta, respira y vuelve a la realidad cotidiana.

El dibujo libre nos conecta con nuestra creatividad

Dibuja libre y creativamente los aspectos de tu niño interior libre

Repite lo mismo con cada uno de ellos. Con el sabio, creativo, juguetón y emotivo. No trabajes el mismo día con dos o más niños, y si lo haces deja un espacio de tiempo. Preferiblemente más de dos horas, aunque lo ideal es hacerlo en días diferentes. Un día distinto para cada niño.

Una vez tengas confeccionados los cinco dibujos,
elige un día para la siguiente práctica:

Dispón en un espacio, preferentemente en el suelo 6 cojines (también pueden ser 6 sillas). Con cinco de esos cojines haz un círculo y otro cojín en medio. En cada uno de los cinco cojines que conforman el círculo deja un dibujo de cada aspecto del niño. Uno por cojín.

Durante unos momentos siéntate y siéntete en el centro del círculo. Acompañado por cada aspecto que refleja el niño interior libre. Siente el que está ante ti, el que está detrás, el que está a un lado u otro…. Simplemente con los ojos cerrados siéntete acompañado por cada uno de los aspectos de tu niño interior. Desde el lugar en que están los dibujos de cada uno de ellos.

Seguidamente, dirige tu mirada (deberás, por supuesto, acomodar tu posición en el centro del círculo terapéutico) hacia uno de ellos. Imagina, ¿Cómo recuerdas, imaginas, sientes que puede ser ese niño? Vuelve a imaginar… Su respiración y forma de andar ¿Qué posturas y gestos le caracterizan? ¿Recuerdas cómo habla o balbucea? ¿Puedes imaginar cómo es su mundo? Y, en general… ¿cómo te imaginas que es él y su vida?

A continuación dale la bienvenida y las gracias por asistirte en tu proceso de psicoterapia o de coaching. Sugiero algo así como:

Bienvenido, gracias por estar aquí, te acojo en mi corazón”.

 

Asóciate a la figura de tu niño interior libre

En PNL conocemos como asociarse el vivir en primera persona una situación como si ocurriera aquí y ahora. Durante la práctica terapéutica, pasas a ocupar la silla del niño mágico (por ejemplo) como si fueras él. Existe en terapia Gestalt algo parecido la práctica de la silla caliente y la silla vacía. En PNL, ocupar la segunda posición perceptiva. Ahora eres el niño mágico que dirige su mirada a la silla vacía en la que representa que está tú yo adulto.

Sumérgete plenamente en tu papel de niño (mágico en este caso). Recuerda las distinciones anteriores que hiciste en posición disociado (es decir, como observador). Ahora te toca encarnarlas. No te preocupes en la perfección, sólo haz como si realmente lo hicieras.

Ahora dirige tu mirada a la “silla vacía”. En esta silla

Terapia del niño interior libre en Sabadell

Siéntate y siéntete en el centro del mandala, arropado por los aspectos de tu niño interior.

está tu yo adulto. Míralo con atención, como si fuera “otro yo” que te visita (como niño) desde el futuro (como adulto).

Una forma de contemplarlo es como si, desde niño, te observaras a ti mismo como el adulto del futuro. Entonces, desde esa perspectiva de tu niño interior libre: ¿Cómo ves a ese adulto del futuro? ¿Qué crees que tiene y le falta? ¿Cómo ves su vida? Estas son sólo algunas posibilidades de preguntas que te puedes hacer. Deja que tu imaginación de niño interior libre se haga una composición de lugar acerca de ese adulto.

Establece el diálogo

Recupera tu yo interior, consulta en Sabadell

Recupera tu yo más auténtico enterrado entre multitud de mandatos parentales y sociales de todo tipo.

Entonces cuando te sientas preparado, y en un máximo de 5 palabras….

  • ¿Qué le dices?

En este decirle puede ir un consejo, (ríe más, disfruta más, suéltate más…). También es posible que una demanda (visítame más a menudo). Es importante que en este decir del niño interior libre al adulto exista un acto o actitud afirmativa. Por ejemplo: si lo ves triste, dile: “disfruta o ríe más”. Si te quejas de que no viene a verte…. “ven a verme más a menudo”.

La afirmación debe ser directa, no una “consideración u opinión, observación etc….”. No es válido algo así como “pues pienso que le da demasiadas vueltas a las cosas”. Dirígete a él en primera persona “Haz más caso a tu corazón y actúa desde él”.

Una vez formulada la petición, desde tu niño interior libre (mágico en este caso), ocupa la silla del adulto. Recibe en el corazón, desde el centro del círculo y desde el adulto el mensaje del niño interior libre. Es importante no razonar, justificar, explicar… (Funciones del adulto), simplemente recibe en el corazón, sea lo que sea. Deja que se dibuje en el interior esa petición. Es probable que, al principio, no tenga mucho sentido, pero no olvides que esta es la visión del adulto. Simplemente, deja que germine en tu interior.

Pasa a continuación al siguiente aspecto del niño interior libre (por ejemplo el niño sabio). Procede del mismo modo con cada aspecto de tu vitalidad interior.

 

Finalizar el ejercicio con tu niño interior libre

Al finalizar siéntate en el centro del círculo, interiorizar los mensajes de los cinco aspectos del niño interior libre. Puedes realizar una pequeña meditación dejando que se reorganicen en tu interior las diferentes sugerencias.

Una vez integradas puedes realizar, lo que en PNL llamamos un “puente al futuro”. Es decir imaginar cómo cambiaría tu vida, en cada uno de sus aspectos, al tener en cuenta estos mensajes.

Una sugerencia para afinar más en las distinciones es la de tener en cuenta los aspectos específicos. Por ejemplo, ¿cómo cambiaría tu vida en…?

  • Tu profesión y relaciones laborales.
  • Relación con amistades.
  • Relación con seres queridos, pareja, padres, hijos…
  • ¿Modificaciones en tu hogar?
  • ¿Cómo afectaría a tus hobbies?
  • Auto-cuidado
  • Gestión de tu economía…

Pero no des ningún cambio por asentado. Has marcado con este trabajo, simplemente una dirección. Deja ahora que tu subconsciente integre. Confía y déjate llevar.

Terapia del niño interior online y presencial en Sabadell

¿Has recuperado ya la sabiduría de tu niño interior?

Hasta aquí una descripción de la dinámica del niño interior libre mágico. Por supuesto realizada con un terapeuta entrenado puedes profundizar mucho más. Sin embargo, no dejarás de tener algún beneficio si deseas probar por tu cuenta.

Practícalo y, recuerda, tienes un espacio más abajo por, si deseas, escribir tus comentarios, dudas o sugerencias.

Un cordial saludo,

¿Crees que mereces visitar a tu niño interior libre?
¿O más bien crees que él merece tu visita?
En cualquier caso, ambos saldréis beneficiados.
No dudes en contactar conmigo en una primera consulta gratuita y sin compromiso.
Visitas presenciales y online.
¡Clica en la imagen!.

Terapia del niño interior en Sabadell

Terapia del niño interior en Sabadell.

Terapia niño interior online

Terapia online con el niño interior

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: El niño interior del adulto ;
Siguiente artículo relacionado: Meditación de la sonrisa interior.

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

 

 

 

 

 

El niño interior libre. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). Online y presencial en Sabadell y Terrassa

» width=»20″ height=»20″>

Con la psicoterapia online, el tratamiento online de ansiedad, estrés, adicciones, dejar de fumar, trastornos alimentación etc...

BLOG


Psicoterapia online, tratamiento online de ansiedad, estrés, adicciones etc…

Psicoterapia online, tratamiento online de ansiedad, estrés, adicciones etc… Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior). Presencial en Sabadell y Terrassa

 

Psicoterapia online, toda dificultad es una oportunidad de avance. Consulta online y en Sabadell

Toda dificultad es una posibilidad de avance

¿Estás en un momento de dificultad emocional o de conducta?
¿Te sientes triste, abatido, ansioso?
¿Algún bloqueo emocional o adicción que altera tu sentir o actuar?

Con la psicoterapia online y desde la comodidad de tu casa puedes trabajar para mejorar tu calidad de vida

Toda dificultad encierra en su interior el germen para una vida mejor. Ayudarte a acercarte a esa dificultad, desde tu peculiar forma de sentir y ser, forma parte de mi trabajo.

Utilizo una metodología basada en diferentes modalidades terapéuticas para adaptar el proceso psicoterapéutico a tu personalidad y momento. Trabajo con los criterios de la psicología humanista. Desde esta modalidad terapéutica entendemos a la persona como alguien único.

De esta forma no me baso en un único protocolo sino en tus necesidades del momento. Además es perfectamente compatible con el tratamiento online.

Psicoterapia online con Terapia Gestalt

La importancia del aquí y ahora es primordial para esta modalidad psicoterapéutica. El pasado existe en la medida en que repercute en tu momento actual. Es un tipo de psicoterapia que mira con mucho detalle el mundo emocional y corporal. No descarta lo cognitivo pero lo pone en igualdad de condiciones con los niveles somático y emocional.

Terapia para la ansiedad en Sabadell

No empujes el agua de un río, fluye por sí misma.

El corolario de la terapia Gestalt es que conectes con tu autenticidad, tu esencia. Esto, que parece una paradoja, no lo es tanto. A lo largo de nuestra vida, y desde pequeños, recibimos multitud de influencias. Estas influencias o mandatos parentales, educaciones y sociales de todo tipo organizan a nuestro alrededor una estructura de carácter que es la que utilizamos para relacionarnos. Es como una máscara que utilizamos para aparecer ante el mundo. En parte conocemos una parte de esta máscara. Sin embargo, hay otra parte de esta careta que nos tiene aprisionados sin darnos cuenta. Estas interrupciones de nuestro fluir natural se articulan a través de los llamados mecanismos de evitación ó resistencias.

El tratamiento online con terapia gestalt, se orienta,en primer lugar, a detectar estos mecanismos. En una segunda fase, desenmascararlos para que la persona funcione de un modo más espontáneo.

Psicoterapia online con PNL (Programación Neurolingüística)

La PNL estudia la experiencia subjetiva antes que se transforme en conductas. Recibimos la información del mundo a través de los sentidos físicos. Esta información es almacenada e interpretada en función de nuestros filtros o mapas. Así, pues, nos creamos un mapa de la realidad que no es exactamente la realidad.

Respondemos a las diferentes situaciones de la vida en función de nuestro mapa interno. De esta manera, nuestros filtros nos limitan o dan permiso para actuar en un sentido u otro. En su origen la propuesta de la PNL era la de ir ampliando, paulatinamente, los límites de estos filtros.

En la actualidad evoluciona (aun experimentalmente) en prácticas que nos permitan vislumbrar más allá de nuestro mapa. Esta última es una propuesta muy ambiciosa y en fase de estudio.

En el ámbito más estrictamente psicoterapéutico, aprendes tomar conciencia de tus imágenes y diálogos internos. También del resto de impresiones que las experiencias depositan en tu neurología. Estas impresiones tienen que ver, también, con olores, sabores y sensaciones corporales.

Tomando conciencia de estas experiencias internas aprendes a modificar el impacto que en ti tienen. Esta es la base de la programación neurolingüística. Se aplica tanto en psicoterapia como en coaching, así como en ventas, educación y comunicación entre otras áreas. Y, por supuesto, es completamente extrapolable al ámbito de la psicoterapia online.

Psicoterapia online con Hipnosis.

La hipnosis trabaja directamente con tu subconsciente. En un principio recuperamos los recuerdos que influyen en tu actual conducta. Es lo que llamamos experiencias de referencia. Estas experiencias conforman un núcleo interno que “programan” tu actitud y conducta ante situaciones similares.

En una segunda fase trabajamos con esos recuerdos. Puede tratarse de situaciones más o menos traumáticas que influyen en tu sensibilidad. Casi siempre revestidos de interpretaciones que se hicieron en edades muy tempranas.

Otras veces, los recuerdos están asociados a estímulos que, aislados, no ofrecen un contexto análogo. Un ejemplo es el de una persona que sufría ataques de pánico con solo oír el rugido de un avión. No era, simplemente, miedo a volar, iba mucho más allá. En hipnosis se logró detectar que, de pequeño, asistió a una pelea de sus padres extremadamente violenta. Como vivían cerca de un aeropuerto, en un momento álgido de esa pelea, oyó un avión aterrizar. Algo que, en condiciones normales, no hubiera supuesto amenaza alguna, quedó grabado en la sensibilidad de ese pequeño. Es una de las características del subconsciente, funcionar por asociación de ideas.

Por supuesto, estos son los casos más difíciles de trabajar.

Una forma habitual también de trabajar en hipnosis clínica clásica es hacerlo con la sugestión. Por supuesto las técnicas se complementan y enriquecen con distintas dinámicas pero, en su núcleo interno, atienden a estas dos formas de intervención.

El tratamiento online con hipnosis no es solamente posible. Contempla una serie de ventajas difíciles de incorporar en la terapia presencial. La mayoría de plataformas online contienen herramientas para grabar audio y video. De este modo tienes un registro de todo lo tratado e, incluso, el audio grabado de la sesión de la terapia online con hipnosis.

 

Hipnosis ericksoniana y trance generativo online

La riqueza de los símbolos del inconsciente en la terapia transpersonal, consulta en Sabadell

La sabiduría profunda del inconsciente se expresa en símbolos y arquetipos.

Mención aparte el acercamiento de la hipnosis ericksoniana. Se trata de una evolución de la hipnosis clásica que añade otros elementos distintivos. Así pues, sin olvidar la reimpronta de las experiencias de referencia ni la importancia de la sugestión añade otro elemento.

La hipnosis ericksoniana trata más bien de conseguir la colaboración del subconsciente con el consciente. La hipnosis clásica partía del presupuesto que en el subconsciente personal anidaban las experiencias traumáticas más o menos reprimidas. Sin embargo, los posteriores estudios de Jung y los más actuales de la psicología transpersonal han puesto de relieve que también existe una sabiduría en el inconsciente.

El trance generativo pone su mirada en esta sabiduría ancestral y olvidada para hacerla operativa. Así, mediante estados de trance ligeros, accedemos a valiosas inspiraciones en un proceso psicoterapéutico o incluso de coaching.

Ambas modalidades de intervención son plenamente compatibles en cualquier proceso de psicoterapia online y presencial. Y a destacar que adquieren mayor efectividad al combinar con PNL.

 

Psicoterapia online con Análisis transaccional

En algunos medios al análisis transaccional se le ha bautizado como el «hermano pequeño del psicoanálisis«. Y, en cierto modo, sigue la misma estructura pero de un modo menos complejo. Ademas, por encima de todo, es mucho más pragmático y con una vocación terapéutica más directa. Así no es difícil encontrarlo en procesos psicoterapéuticos como de coaching e, incluso en el mundo de la empresa.

Parte de un modelo en forma de triada. Así, en nuestro interior existen tres, llamémosle, zonas decisorias. Una llamada Niño, la segunda Padre y la tercera Adulta.

La estructura del niño es básicamente emocional e instintiva. Recoge en su interior las experiencias de la primera infancia. A grandes rasgos tiene un aspecto herido y otro vital y libre.

La estructura del padre es normativa y crítica. Atiende a lo que se debe hacer y cómo hacerlo, las normas y lo que “está bien”. Por supuesto tiene la mirada puesta en lo socialmente establecido. Puede manifestarse en forma crítica dura o bien como un crítico constructivo y nutricio.

Por su parte, el adulto media entre estas dos instancias psíquicas. Obedece al llamado por Freud principio de realidad. Procura ser objetivo metódico y equilibrado. De todos modos estará muy influenciado por la dinámica de las figuras entre el niño interior y el padre.

El modo en que se relacionan estas tres partes es la base del análisis transaccional.

 

Psicoterapia online con Focusing

Tratamiento online de adicciones ansiedad, depresión, estrés etc.

Focusing, aprender del cuerpo y relacionarnos armoniosamente con él.

Una forma de acercarse a un diálogo respetuoso con las sensaciones corporales. Una emoción siempre tiene un correlato fisiológico. Esto hace que sintamos «mariposas» en el estómago o una opresión en el cuello o cualquier tipo de tensión o temblor corporal.

Existen dos tipos de reacciones corporales a las emociones. La llamada reacción primaria y la secundaria. En la primera sentimos (por ejemplo) un hormigueo en la zona del corazón o un bloqueo en el plexo solar. La secundaria aparece con la respuesta muscular, como por ejemplo tensión, rigidez, contracturas, temblores, sudor etc…

El focusing atiende a la percepción de la reacción primaria. La llamada «sensación sentida«. Desde aquí establecemos un diálogo con la sensación. El focusing tradicional establece un protocolo de relación, en seis pasos, con la sensación sentida. Otras evoluciones no son tan estrictas pero siguen la misma filosofía de conexión con la sensación sentida.

Si bien se trata de un trabajo muy sutil, puede llegar a ser tremendamente liberador. Y es así pues el contacto con la sensación sentida obedece a la primera huella que toda experiencia marca. Antes incluso de llegar a lo emocional y lo cognitivo.

 

Psicoterapia online con el Niño Interior

Con esta nos acercamos a una de las modalidades de psicoterapia más esenciales. Y es así pues atiende a las experiencias de referencia de nuestra infancia. Es decir los cimientos que construyen nuestras fortalezas y debilidades actuales como adultos. Atender a las necesidades no resueltas de nuestro niño interior puede desbloquear nuestra vida como adultos.

En realidad la terapia del niño interior es de las más multidisciplinares que existen. Sin embargo, en mi opinión, el trabajo con el análisis transaccional aporta una claridad difícilmente accesible en otras modalidades. Es, por otra parte, un modelo muy compatible con la intervención en terapia Gestalt, PNl e incluso hipnosis.

Psicoterapia online áreas de trabajo

Con el coaching generativo, como modalidad terapéutica, accedes a tu invidualidad, consulta online y en Sabadell

Metamorfosis interior e individuación

La finalidad última de todo proceso de psicoterapia es la de que te realices como persona. Tu singularidad dentro de la diversidad. Esto es especialmente importante para la psicoterapia humanista.

Todo síntoma no es más que una llamada de tu ser para completarte como persona. Por eso las áreas de trabajo son, en el fondo, tantas como personas. Por esta razón son innumerables las áreas de intervención. Algunas de ellas las verás detalladas de un modo más concreto, otras las iré incorporando poco a poco. Detallo, sin embargo algunas de las más habituales.

– Terapia y tratamiento online de la ansiedad

La ansiedad viene definida como un miedo inespecífico que puede, aleatoriamente, depositarse en diferentes situaciones. Con la psicoterapia online puedes tratar las causas y los síntomas de las distintas modalidad de ansiedad.

– Terapia y tratamiento online del estrés

El estrés es una respuesta adaptativa a las demandas, bien externas o bien (incluso) internas. Cuando se gestiona bien nos adaptamos creativamente (eutrés). Cuando se acumula o no sabemos gestionarlo aparece el estrés «malo» (distrés)

– Terapia y tratamiento online de adicciones.

La adicción, generalmente, es el síntoma externo a un malestar interno. El trabajo consiste en encontrar la causa que genera la adicción, desactivarla e intentar satisfacer esa demanda interna de un modo más creativo. Por supuesto debe coexistir también un trabajo de reeducación de hábitos y conductas.

– Terapia y tratamiento online de bloqueos emocionales.

Superar los bloqueos emocionales, consulta en Sabadell.

Cuando las emociones fluyen con normalidad la vida se normaliza.

A menudo los bloqueos emocionales tienen que ver con experiencias traumáticas. Cuando hablamos de trauma no tiene por qué ser, necesariamente, una experiencia especialmente dramática. Tiene más que ver con cómo lo vive la persona, especialmente, en edades muy tempranas.

– Terapia y tratamiento online de la depresión.

Con la psicoterapia online también podemos tratar la depresión. Identificar las imágenes y diálogo internos asociados a la tristeza, falta de energía y motivación que suelen acompañar a esta dolencia. En el siguiente paso paso trabajamos con ellas.

– Terapia y tratamiento online de trastornos de alimentación.

En modo parecido a las adicciones, los desórdenes de alimentación tienen que ver con desórdenes emocionales. ¿De qué tienes hambre? ¿Sustituyes la falta de amor por comida? ¿Calmas la ansiedad o el estrés con atracones?

– Dejar de fumar, tratamiento del tabaquismo online

Se ha popularizado mucho el uso de la hipnosis para dejar de fumar. Añadiendo a la hipnosis el trabajo con PNL y, en ocasiones, con terapia Gestalt, los resultados son más firmes. He podido comprobar esto en la menor incidencia de las recaídas.

 

– Terapia de la fatiga pandémica por crisis de coronavirus

A finales del año 2020, durante la segunda ola del covid-19, se acuñó el término fatiga pandémica. La OMS advirtió sobre cierta desmotivación en la población para seguir las recomendaciones de protección y prevención. Esto, que en parte es normal debido a lo prolongado en el tiempo, se agravó con otros síntomas.

Estos gravitaban alrededor de la apatía, desmotivación, fatiga… De tal manera que la fatiga pandémica por el coronavirus agravó otras dolencias. Por ejemplo depresión, ansiedad, estrés y adicciones ya existentes. Y en algunos casos, los provocó.

La fatiga pandémica no ha adquirido, de momento, la tipificación de un diganóstico formal. Pero sí está resultando lo suficientemente grave aun cuando sea puntual. Y, en cualquier caso, es susceptible de una proceso terapéutico específico.

 

Además de estas dificultades podemos tratar todo tipo de desorden de conducta y actitud, presencialmente y online. Si quieres puedes encontrar información complementaria en el artículo de mi blog:

Psicoterapia humanista

 

Recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

¿Quieres mejorar tu calidad de vida y bienestar?
¿Liberarte definitivamente de algo que te incomode?
¿Quieres hacerlo de un modo seguro, con poca “filosofía” y herramientas prácticas?
¡Pide ahora información, gratuitamente y sin compromiso
¡Clic para visitas presenciales! y online

Psicoterapia online

Internet facilita el contacto terapéutico.

 

Otros artículos relacionados: Psicoterapia humanista; Qué es la psicoterapia

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla.

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

 

 

 

 

 

 

Psicoterapia online, tratamiento online de ansiedad, estrés, adicciones etc… Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). Presencial en Sabadell y Terrassa

Benestar emocional y optimismo con psicoterapia y coaching, en Sabadell

BLOG


Tratamiento para la depresión, con Gestalt, Hipnosis y PNL

Tratamiento para la depresión online y presencial. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de psicoterapia presencial y online para estados depresivos. (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

Tratamiento para la depresión en Sabadell

Sentirse superado por los hechos, un modo de adentrarse en la depresión

En mi artículo sobre El trastorno depresivo y la ansiedad, Ver Artículo expuse que ambos comparten un mismo origen. Sentirse abrumado por experiencias que la persona cree que la desbordan.

La respuesta en la ansiedad es anticiparse (en lo que casi siempre se fantasea), preocuparse y agitarse. En la respuesta depresiva está el encerrarse y aislarse.

Hoy hablaremos sobre el tratamiento de la depresión y, por supuesto, líneas maestras para enfrentar la respuesta depresiva. Pero antes quiero aclarar una cosa:

La anterior definición solamente afecta a dos tipos de trastorno depresivo, las depresiones exógenas y las noógenas. Puedes encontrar la definición de ambas en el siguiente artículo: La sombra del alma. Cuando la vida no tiene sentido.

Pues existe otro tipo de depresión (endógena) que es debida a desequilibrios hormonales y de neurotransmisores. No aparece como una respuesta a situaciones vitales. El tratamiento para la depresión endógena debe incluir (por lo menos al principio) tratamiento médico adicional al psicoterapéutico.

En cualquiera de los tres casos, la buena noticia es que la depresión se cura. Difiere en algo el proceso pero es posible salir de la depresión.
En el tratamiento para la depresión atiendo especialmente a las necesidades de cada persona en concreto. No hay nadie igual por lo que no trato con protocolos estándar. En función de cada persona suelo utilizar seis modalidades de intervernción:

Terapia Gestalt, PNL, Hipnosis, Análisis transaccional, Focusing.

Tratamiento para la depresión. El clima emocional del deprimido.

La emoción básica que afecta al deprimido es la tristeza. Pero

Tratamiento de la depresión en Sabadell

El clima emocional sombrío es una característica del estado depresivo.

esta tristeza invade de tal manera que afecta a la motivación, incluso por vivir. Aparecen, pues, la desgana, apatía, falta de energía, baja autoestima, ausencia de esperanza, pesimismo… El trasfondo emocional puede ser tan sombrío que incluso incluya ideas suicidas.

Sin embargo, es cierto que todos podemos pasar por momentos tristes. Sin embargo la respuesta depresiva se caracteriza por una estabilización permanente en el clima emocional de la persona. Puedes ver siguiendo el siguiente enlace las diferencias entre tristeza y depresión: Ver artículo

Es importante conocer esta diferencia para no caer en falsos alarmismos. La tristeza es una emoción básica y saludable cuando es expresión de la retirada para asumir una pérdida. Solamente si se instala definitivamente en la persona podemos empezar a pensar en un tratamiento para la depresión.

Síntomas del trastorno depresivo.

Si bien trataré en otro artículo los síntomas físicos y psicológicos de la depresión, añado algunos a título orientativo:

  • El deprimido siente que ha perdido la energía, y con ella la motivación incluso para vivir.
  • La capacidad de disfrute ha desaparecido dejando lugar a una apatía profunda.
  • El diálogo interno es negativo y pesimista.
  • La persona deprimida puede padecer trastornos del sueño.
  • También son habituales los trastornos alimentarios en ambos extremos. Desde una desgana extrema a los atracones compulsivos.

Síntomas de la depresión, psicoterapia en Sabadell

Los síntomas de la depresión

En general los síntomas depresivos tienen un punto central, tristeza con apatía y falta de energía. Por este motivo, en ocasiones, se ha considerado al deprimido como una persona indulgente y débil de carácter.

Sin embargo se ha demostrado que el cerebro de la persona deprimida muestra alteraciones evidentes:

  • Por un lado el segmento prefrontal izquierdo de la corteza cerebral evidencia una alta actividad en el flujo sanguíneo. Esto es sintomático de los pensamientos negativos característicos.
  • La hipófisis también evidencia un anormal flujo sanguíneo en periodos depresivos.
  • Bajos niveles de serotonina (la hormona de la felicidad)
  • Asimismo se detectan bajos niveles de ciertos neurotransmisores como la dopamina (precursor, de la norepinefrina)

Tal y como he indicado antes, utilizo diferentes modalidades de intevención en psicoterapia. Terapia Gestalt, hipnosis, PNL, análisis transaccional y focusing. Siempre en función de cada persona. A continuación las características de cada terapia, en concreto las tres primeras, en el tratamiento para la depresión.

Tratamiento de la respuesta depresiva con terapia Gestalt

La terapia Gestalt considera que tratamos con personas que tienen un problema, no que son un problema. Así, por ejemplo, preferimos hablar de una persona con síntomas de depresión antes que de alguien depresivo. Mantenemos el marco holístico de la persona como un ser único e individual.

No somos partidarios de “estandarizar” con protocolos el tratamiento para la depresión. Creemos que cada persona puede salir de la depresión utilizando sus propios recursos. Y cada uno de nosotros tenemos creencias, criterios y capacidades sutil o radicalmente distintas.

Por otro lado preferimos hablar de respuesta depresiva frente a depresión. Este término no cosifica el trastorno depresivo como si fuera algo ajeno a la persona y que, en algún momento, “la posee” (metafóricamente hablando). Por otro lado reubica la responsabilidad del proceso de salir de la depresión en la persona.

 

Algunos elementos que la terapia Gestalt contempla en el tratamiento para la depresión

Cada uno de los apartados siguientes se consideran como posibilidades a contemplar, en la valoración gestáltica. Básicamente se trata de identificar las áreas que deben ser atendidas en esa persona. A partir de ahí establecer un plan de acción.

Refrenar el impulso a la acción.

Este mecanismo, en terapia Gestalt, es llamado retroflexión. Provoca que la persona se haga a sí misma lo que no se atreve a exteriorizar. La acción deseada es bloqueada y la energía se vuelve contra ella misma. De este modo el retroflector puede volverse en el peor enemigo de sí mismo. Así, por ejemplo, si a menudo refrenamos nuestros impulsos para defendernos ante los ataques ajenos, esa energía puede volverse en nuestra contra en forma de agresión. El resultado es que nos agredimos, bien sea verbalmente o incluso físicamente.

Las somatizaciones son uno de los resultados finales de la retroflexión. Así son típicos los síntomas como cefaleas, dolor de estómago, úlceras, migrañas… Por supuesto no es así en todos los casos, pero conviene tenerlo en cuenta. Especialmente si no se identifica causa alguna que provoque estas molestias.

El suicidio es el ejemplo extremo de la retroflexión.

 

La importancia del apoyo relacional

Importancia del apoyo de amistades y personas queridas en la depresión

Importancia del apoyo relacional en la depresión.

Entendemos por apoyo como los recursos a nuestro alcance para salir de una situación difícil. En el caso del tratamiento de la depresión el apoyo relacional (amistades, parientes…) es de vital importancia.

La persona deprimida ha perdido, por un lado, la capacidad de relacionarse. Por otra parte parece dar poca importancia a las relaciones. Pero no solo eso, en no pocas ocasiones, teme “ser vista”. Y en este “ser vista” incluyo la expresión de sus sentimientos de dolor, tristeza y pérdida.

 

Asuntos pendientes

Una de las creencias más devastadoras para el deprimido es su sensación de incapacidad para salir de la depresión. A menudo esta creencia está basada en experiencias anteriores que no se cerraron adecuadamente a nivel emocional. Pueden ser, por ejemplo, traumas, duelos, pérdidas (de empleo de estatus social, de una amistad…)

Esto genera una sensación de inadecuación personal en primer lugar. Y en segundo lugar unas expectativas negativas con respecto al mundo y los demás. Como resultado la esperanza, tan necesaria para enfrentar estos procesos, se ve diluida. En mi artículo sobre el trastorno depresivo y de ansiedad adjunto algunos consejos para mantener la esperanza. Ver aquí el artículo.

Trataré en otro artículo más ampliamente el tratamiento de la depresión con terapia Gestalt. De momento valga decir que la Gestalt terapia genera un efecto vivificador en el cliente.

 

Tratamiento para la depresión con PNL

El tratamiento de la depresión con programación neurolingüística tiene algunos puntos en común con la terapia Gestalt. Uno de ellos es el concepto aceptación y responsabilidad, he anexado enlace al artículo para no repetirme

De la Gestalt también recoge el cómo se vive una experiencia más que el qué de la misma. La PNL derivó de esto, el trabajo con las submodalidades. La forma en que las experiencias son registradas y vividas (o revividas) en nuestro cerebro. Así, por ejemplo, no se vive del mismo modo un recuerdo registrado en color que en blanco y negro.

Como esta existen muchas otras posibilidades. Así, no son gratuitas expresiones como “lo ve todo muy oscuro” o “tener una mochila pesada”, “una vida sórdida” (etimológicamente sucio o con manchas)” etc.

Anexo, como antes, enlace a un artículo de mi blog que amplia este concepto: El trabajo con submodalidades

 

La PNL y la intención positiva

La importancia del beneficio secundario en el tratamiento de la depresión, consulta en Sabadell

Respetar y mantener la intención positiva de la depresión.

Existe una presuposición básica en PNL, a saber: “Toda conducta tiene (o alguna vez la tuvo) una intención positiva. Es difícil, cuando por primera vez se escucha esto, aceptarlo. Sin embargo esta presuposición va de la mano de otra: «En cada momento lo hacemos lo mejor que sabemos y podemos según nuestro modelo del mundo

A veces, estas estrategias se congelan y repiten indefinidamente a pesar de que fueron útiles en su momento. Incluso es posible que hayamos desarrollado habilidades más que suficientes para enfrentar, ahora, esta situación que vivimos en el pasado. Y, por supuesto, hacerlo de un modo más creativo, pero…. ¿conoces esta historia de un elefante?

Dicen que el domador de un circo recogió un elefante bebé. Para empezar a amaestrarlo lo ató a una estaca clavada en el suelo. Como el elefante era muy pequeñito no tenía fuerza suficiente para arrancar la estaca. Lo intentó una y mil veces, pero aún era pequeño para conseguirlo. Así pasaron los años, el pequeño elefante se transformó en un elefante adulto con el tamaño y la fuerza propia de su edad. Sin embargo, siguió toda su vida atado a esa pequeña estaca, sin atreverse a arrancarla. Y todo porque, de muy pequeño, no pudo hacerlo.

Aprendió a creer que era imposible arrancar la estaca de muy pequeño, y así siguió de mayor.

Del mismo modo, algunos niños pequeños aprenden formas de llamar la atención. Así, en algunos casos, una depresión puede ser (aunque no siempre lo sea) una forma de llamar la atención.

En mi artículo El principio de intención positiva en PNL amplío este concepto.

 

El tratamiento de la respuesta depresiva con PNL y la Transformación Esencial.

Es importante tener presente que esta intención positiva, también llamada beneficio secundario en otras escuelas terapéuticas, no siempre obedece a una intención consciente. A menudo son estrategias profundamente arraigadas en el subconsciente.

Connirae & Tamara Andreas, desarrollaron el proceso llamado La Transformación Esencial. En este llevaron el concepto de intención positiva de la PNL a su máxima expresión. Esta modalidad permite, partiendo del síntoma o síntomas, conducir al núcleo mismo del Ser. Y esto lo hace a través de los llamados estados esenciales.

Se trata de estados internos subjetivos dotados de una profunda comprensión. Desde esta comprensión el síntoma es aceptado e integrado de tal modo que es completamente transformado.

 

Los virus mentales de la depresión

Terapia de virus mentales en Sabadell

La terapia de virus mentales se utiliza contra la depresión

Robert Dilts, uno de los actuales “gurús” de la PNL desarrolló el concepto “Virus mental”. Lo definió como una parte nuestra que se desconecta tanto de nuestras intenciones conscientes como de las inconscientes. De tal modo que adquiere “vida propia” así como una intencionalidad completamente incomprensible y falta de coherencia.

Posteriormente Donald Lofland desarrolló el trabajo con los virus mentales. Disecciona la depresión como la superposición de dos tipos de virus mentales, el desencadenante complejo y el restrictivo.

Resumiendo mucho, los desencadenantes funcionan bajo la premisa de la asociación de ideas. Así un estímulo es asociado a una conducta o estado interno. Cuando esta asociación se perpetúa en contextos en los que no cumple con una función útil se desvincula de su función inicial y aparece el virus.

El virus restrictivo está íntimamente relacionado con la culpa. En su estructura previa está sostenido por guiones internos restrictivos del tipo: “No puedo”, “me cuesta mucho”, “no debería”, “tengo que”. Afectan a un núcleo muy profundo de la identidad y, generalmente, responden a mensajes parentales introyectados.

La ventaja del trabajo con los virus mentales es su claridad de formulación y pragmatismo.

 

Tratamiento para la depresión con Hipnosis

Terapias con hipnosis en Sabadell

La depresión puede tratarse con hipnosis

El tratamiento de la depresión con hipnosis adopta tres orientaciones básicas.

1.- Por un lado identificar las experiencias vividas como dolorosas y que permanecen improntadas en el subconsciente. Adquieren la relevancia de “experiencias de referencia” que son evocadas una y otra vez como un eco ante estímulos externos que, aparentemente, no tienen nada que ver.

El trabajo siguiente consiste en reimprontar (con o sin hipnosis) esas experiencias. Este trabajo de reimpronta es una resignificación que da otro sentido y dirección a lo vivido, inicialmente, como algo traumático.

2.- El tratamiento de la depresión con hipnosis recurre regularmente a la sugestión. Esta es una segunda forma de trabajo. No la recomiendo no obstante si no es en cooperación con la anterior línea de trabajo e investigación o bien con la siguiente.

3.- El trabajo con el trance generativo, también llamado hipnosis ericksoniana. Supone un avance significativo mediante el cual se establece un diálogo y cooperación entre el consciente y el subconsciente.

El subconsciente, así entendido, no es solamente un receptáculo de experiencias más o menos dolorosas. Puede ser, también, una fuente de inspiración, significado y recursos. La hipnosis en el tratamiento de la depresión facilita esta colaboración

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

¿Padeces de depresión o ansiedad y quieres sentirte liberad@?
¿Necesitas un tratamiento personalizado o más información?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!

¡Clic para visitas presenciales! Y También visitas online por Skype

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Enlace a página de contacto.

Psicoterapia y coaching online

Anterior artículo relacionado: La sombra del alma. Cuando la vida no tiene sentido

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla.

 

Icono de facebook, Josep Guasch, coaching y psicoterapia, consulta en Sabadell

 

 

 

 

 

Tratamiento de la depresión, online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de psicoterapia online y presencial (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, cómo hablar en público, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y Terrassa

Cómo vivir una emoción con ecuanimidad. Consulta de PNL Generativa en Sabadell

BLOG


Cómo vivir una emoción con ecuanimidad, la terapia disociadora

Cómo vivir una emoción con ecuanimidad, la terapia disociadora online y presencial. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

 

Cómo vivir una emoción con ecuanimidad.

Vivir con ecuanimidad, equilibrio emocional

Hablamos tal y como organizamos nuestra experiencia en el cerebro. Por ejemplo, supongo que alguna vez habrás oído la frase “es una persona distante”. Esta frase no es una frase casual. Generalmente nos habla de una persona fría, poco apegada a las emociones. Por el contrario, cuando decimos de una persona que es próxima, nos referimos a alguien acogedor, empático, que conecta con el mundo emocional.

En este artículo trataré cómo vivir una emoción con ecuanimidad mediante la terapia disociadora. Empezaré con una introducción.

En el artículo “Despertar conciencia” hablo de las ventanas de nuestra percepción. De cómo nuestros sentidos físicos nos conectan con lo que está ahí fuera. Esto conforma un modo de vivir y representarnos nuestras experiencias. Así, algo que vemos en el mundo externo, se corresponde con una imagen interna. Esto conforma la experiencia visual externa y la visual interna. Del mismo modo ocurre con lo que oímos (auditivo) y lo que sentimos (kinestésico) en nuestro cuerpo.

Más adelante, en el artículo sobre las submodalidades de la PNL señalo cómo las experiencias que tenemos pueden quedar registradas, de formas distintas, en nuestra neurología. Es importante reseñar que toda experiencia la registramos a través de una serie de filtros personales. A grandes rasgos es lo que llamamos submodalidades. En el citado artículo tienes una lista de ellas.

En estas submodalidades está la clave que nos facilita el cómo vivir una emoción con ecuanimidad. Más concretamente, mediante la terapia disociadora.

Vivir una emoción con ecuanimidad

Ser ecuánimes no es algo fácil. Veamos la definición de ecuanimidad según la wikipedia. A modo de resumen lo define como: «Un estado de estabilidad y compostura psicológica que no se ve perturbado por la experiencia o exposición a emociones, dolor u otros fenómenos que pueden causar la pérdida del equilibrio de la mente.”

Básicamente hablamos de un equilibrio emocional. Y ¿cómo alcanzar este estado que nos permita vivir una emoción con ecuanimidad?. La PNL propone una modalidad de intervención a la que algunos llaman terapia disociadora.

 

Vivir una emoción con ecuanimidad con la terapia disociadora.

Veamos una práctica: Para ello piensa en una situación específica que te resulte algo molesta. Dos cuestiones importantes:

1.- Es importante al principio que no sea excesivamente molesta pues estamos empezando a desarrollar una habilidad. Por supuesto, una vez lo tengas podrás practicar con situaciones de mayor tensión.

2.- Debe ser una situación específica. Por ejemplo, el lunes pasado, una discusión con el director de la sucursal de mi banco. El cerebro (no la mente) no trabaja con abstracciones, lo hace con vivencias concretas.

Cuando lo tengas empezamos con la terapia disociadora. Para ello

Terapia disociadora, consulta en Sabadell

Terapia disociadora. Vivir la experiencia en primera persona o como testigo.

Imagina que ves delante de ti esa situación. Te ves a ti mismo como si fueras un doble, a la/s otra/s persona/s implicada/s. Ves el ambiente, los detalles. Escuchas los sonidos, voces, ruidos… incluso música si la hay.

Puedes imaginar que lo ves en una pantalla de cine y tú, cómodamente sentado en la butaca. O, sencillamente, tal cual sin poner “adornos”. En esta posición de observador decimos que estás Disociado, por esto la llamamos terapia disociadora.

Lo ves desde la distancia. ¿Recuerdas cuando, al principio del artículo, hablaba de una “persona distante”? Pues, sencillamente, imagina eso, que eres un observador imparcial de aquello que está ocurriendo. Y que los personajes son como actores, uno de ellos igual que tú.

Es muy probable que desde esta posición puedas vivir una emoción con ecuanimidad. Con equilibrio emocional.

Siguiente paso: Asóciate a la experiencia

Ahora imagina (o sin imaginarlo, hazlo) que das un paso al frente y te metes en la escena. Si utilizas la imaginería del cine, te levantas de la butaca y te metes en la pantalla. Si lo haces sin “florituras” das un paso al frente y te introduces en la experiencia. Lo vives en primera persona. A esto lo llamamos asociarse.

Ahora todo lo ves con tus ojos, lo oyes sumergido en la experiencia. Miras lo que ves, escuchas lo que oyes. Dejas que tu cuerpo sienta las sensaciones corporales asociadas a la temperatura, humedad, ropa… También las sensaciones corporales asociadas a la emoción, el sentimiento…

Ahora no lo ves desde la distancia. Ahora eres la experiencia. Nota la intensidad de tu sentir.

Da otro paso hacia atrás para volver a vivir la emoción con ecuanimidad

El siguiente paso en la terapia disociadora es volver a la posición de observador. Das un paso atrás, o bien, imaginas que sales de la pantalla y vuelves a la butaca. Vuelves a revivir la experiencia desde la distancia.

Es muy importante ser conscientes de que nos hemos disociado del todo. Que lo volvemos a ver como observador. En ocasiones quedan «residuos» emocionales por haber estado asociado previamente. Para ello insiste en disociarte, verte a ti mismo, poner distancia. Se trata de experimentar como si lo vieras y escucharas desde fuera. Es un ejercicio de percepción sensorial subjetiva. No tiene nada que ver con «pensar acerca de». Es, más bien, experimentar. En primer lugar desde fuera. En segundo lugar desde dentro. Para finalizar, otra vez desde fuera (estamos trabajando con una experiencia desagradable)

Por supuesto, puedes repetir el proceso tantas veces como precises. La finalidad es que percibas, te des cuenta, y registres la diferencia en la intensidad con la que vives esta situación.Y esta es la base de la terapia disociadora. Ahora sólo queda…

 

Practicar, practicar y practicar.

Terapia disociadora, en Sabadell

Atestiguar es un término que proviene de la meditación. Nos permite equilibrarnos ante las dificultades.

Insisto en lo señalado anteriormente. El foco en esta práctica es el darte cuenta de cómo cambia la intensidad del sentir. Como norma general, cuando estés pasando una experiencia placentera, asóciate plenamente. Sin embargo, si estás transitando una experiencia difícil, aprende a disociarte.

Una manera práctica para realizar este ejercicio es con tus experiencias del día. ¿En qué momento te dejaste llevar por los nervios, el estrés, la rabia, el miedo…?.

Lleva entonces ese momento específico a la práctica de la terapia disociadora. Siente cómo puedes vivir esa emoción con ecuanimidad.

 

Para finalizar una pregunta que a menudo me hacen

A veces (muchas) clientes y alumnos me hacen una pregunta con mucho sentido. Todo esto de vivir una emoción con ecuanimidad practicando la terapia disociadora está muy bien. Pero… “¿cómo pongo yo en práctica esta dinámica en mi día a día?”

La pregunta está muy bien y tiene mucho sentido. Empecemos por el principio. Vivir una experiencia en modo asociado o disociado es una forma natural en la que nuestro cerebro registra una experiencia.

Generalmente las personas emocionales y temperamentales viven sus experiencias preferentemente en modo asociado. Por el contrario, personas aparentemente frías, distantes o muy mentales suelen vivirlas en modo disociado.

Y no solo eso. Es muy posible que en una misma persona ciertas situaciones (por ejemplo de trabajo) las viva en modo disociado. Y, por otra parte, en otros contextos, por ejemplo relacionales, viva más asociado al momento.

Cuando hayamos practicado varias veces con experiencias específicas, y aprendido a rectificarlas, adquiriremos esa habilidad espontáneamente. Al principio, probablemente un sencillo truco irá bien. Cuando te encuentres en una situación delicada, respira y recuerda el ejercicio (sin hacerlo claro). Recuerda sólo la experiencia de asociarte o disociarte, según quieras. Imagina cómo sería aplicarlo de inmediato en ese momento, sin dinámicas ni visualizaciones.

¡Verás cómo con el tiempo funciona!

Con la terapia disociadora pasa como con aprender a conducir o montar en bici. Adquirimos el mecanismo a base de practicar y poner un poco de conciencia al principio. Para, en un segundo momento internalizar la experiencia y realizarla “sin pensar”.

Sin embargo, la terapia disociadora puede ir un poco más allá. En el siguiente artículo daremos este paso más. Hasta entonces, recibe un cordial saludo.

COACHING GENERATIVO CON PNL
¿Te gustaría probar esta exclusiva modalidad de coaching?
¿Quieres mejorar tu calidad de vida y conseguir tus objetivos?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Haz clic en la imagen!

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Enlace a página de contacto.

www.josepguasch.com

Anteriores artículos relacionados: El centramiento, estado de relajación alerta y fuente de recursos, Relajación y centramiento, ¿por qué en psicoterapia y coaching?

Siguiente artículo relacionado: Centramiento en acción y coaching generativo; Cómo vivir una emoción con ecuanimidad; Círculo de excelencia personal;

 

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Coaching de tercera generación en Sabadell

Cómo vivir una emoción con ecuanimidad, la terapia disociadora online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones), en Sabadell y Terrassa

La sombra del alma, tratamiento depresión noógena en Sabadell

BLOG


La sombra del alma, cuando la vida no tiene sentido. Depresión noógena.

La sombra del alma, cuando la vida no tiene sentido. Depresión noógena, consulta online y presencial. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, Psicoterapia por coronavirus) en Sabadell y Terrassa

 

La sombra del alma, tratamiento de la depresión noógena en Sabadell

La apatía puede ser un síntoma de depresión

Hace ya tiempo que a mi consulta acude un tipo de personas con unas características especiales. Por un lado parecen estar anclados en un estado depresivo, sin embargo no han sufrido ninguna desgracia externa. En general, bajo un punto de vista convencional, las cosas “les funcionan».

Muchos de ellos han ido al médico y no han encontrado carencia o desequilibrio hormonal o en neurotransmisores que justifique ese estado de ánimo.

Y no es que los síntomas sean alarmantes, como en alguna depresión que no pueden levantarse de la cama. Son más bien personas que viven desangeladamente, casi me atrevería a decir como zombies.

«La carencia de un sentido vital desempeña un papel crucial en el desarrollo de las neurosis. En última instancia, hay que entender la neurosis como un sufrimiento del alma que no ha descubierto su significado. Aproximadamente una tercera parte de mis casos no padecen de ninguna neurosis clínicamente definible, sino de la falta de sentido y de propósito…«.
(Carl Gustav Jung)

 

Con estas palabras, Jung auguraba uno de los males de nuestra

Crisis de mediana edad, depresión en busca de sentido.

La crisis de la mediana edad.

época, la falta de sentido y propósito. A menudo se ha relacionado con la llamada “crisis de la mediana edad”, sin embargo su sombra tiene un mayor alcance. Podemos encontrar personas más jóvenes que se adhieren a la creencia de que la vida no tiene sentido.

Esta sombra del alma fue identificada primeramente por Jung. Sin embargo, fue Viktor E. Frankl, psiquiatra austriaco, quien la asoció a la depresión. Si deseas ampliar puedes consultar mi anterior artículo «la sombra de tu inconsciente«.

Así pues, es como esta nueva forma de neurosis asomaba en el horizonte de la psicoterapia.

 

La sombra del alma, cuando la vida no tiene sentido

“La carencia de un sentido vital desempeña un papel crucial
en el desarrollo de la neurosis. En última instancia hay que entender la neurosis como un sufrimiento del alma que no ha encontrado su significado” (Viktor E. Frankl en “Teoría y terapia de la neurosis”)

Cuando se pierde la ilusión, Josep Guasch, psicoterapia en Sabadell

Depresión noógena. Cuando la vida no tiene sentido, toda ilusión desaparece.

Si no encontramos sentido y propósito, no tenemos una dirección a la que dirigirnos. Es como andar a ciegas sin llegar a ningún lado. Esto genera una falta de confianza en el futuro y, como consecuencia bloquea nuestra capacidad de actuar. A esta sombra del alma, Vicktor E. Frankl la denominó depresión noógena. Su núcleo esencial es la sensación de falta de sentido.

La depresión noógena, también llamada neurosis existencial, se caracteriza por una falta de ilusión, que alcanza a todo. Cuando alguien cree que la vida no tiene sentido, pierde los sueños y, consecuentemente, la motivación por hacer planes. El siguiente paso es el bloqueo de la acción, no hay adónde ir, luego no hay qué hacer….

 

Depresión noógena, cuando la vida no tiene sentido y no se sabe qué hacer

Cuando todo en la vida se ve negro, consulta en Sabadell

Depresión noógena, todo en la vida se ve negro

Etimológicamente la palabra noógena viene del término griego Noos o Nous que hace referencia al espíritu. Cuando la vida no tiene sentido, perdemos la conexión con el espíritu. Y entiendo aquí espíritu en un sentido muy amplio y como cada cual quiera creerlo. Bajo un punto de vida más academicista a esto lo podríamos llamar la falta de un proyecto vital. Este proyecto, para vivirse plenamente, debería incluir valores solidarios. Carecer de esto abre las puertas a este tipo de depresión.

Igualmente importante es la capacidad de soportar la frustración. Ni la frustración ni el conflicto interno deben considerarse como patológicos sino más bien vías de aprendizaje. Y en este proceso darnos cuenta de nuestra dimensión humana y aprender de los errores.

Frankl diferencia la depresión noógena de los otros dos tipos principales de depresión, a saber:

Depresión endógena

El origen biológico de algunos estados depresivos.

La depresión endógena tiene un origen fisiológico.

Este tipo de depresión tiene que ver con cambios fisiológicos en el cerebro, sin influencia de factores externos. Se debe a desequilibrios en los neurotransmisores y bajos niveles de serotonina (la hormona de la felicidad). Psicoterapia y medicación es lo indicado en esta dolencia. Existen, sin embargo, unos hábitos de vida y alimentación que ayudan a mantener altos los niveles de serotonina. Recomiendo este artículo de la revista Cuerpo Mente: ¿De mal humor? 8 hábitos para ganar serotonina y superar la depresión.

 

Depresión reactiva (exógena)

De origen psicosocial, la depresión reactiva es debida a la mala adaptación a cambios externos vividos como adversidades. Está generalmente asociada a una pérdida (muerte de un ser querido, pérdida de empleo, del hogar…).

 

Depresión noógena: “La vida no tiene sentido”

La depresión noógena no está asociada a factores biológicos. Tampoco existe pérdida o experiencia traumática. Existe, eso sí, una sensación de vacío sin asociarse a cambio externo y/o interno. La sensación de que la vida no tiene sentido o, la pérdida de ilusión, ensombrecen el estado de ánimo.

En algunos casos una depresión reactiva puede ser la antesala de la depresión noógena.

Por ejemplo la muerte de un ser querido hacia el cual, la persona depresiva, había proyectado su única ilusión. Aquí existe, no solamente pérdida de un ser querido, hay también una pérdida del sentido de vida. O una persona para la que su profesión de músico es su vida y, por un accidente, pierde sus manos perdiendo, con ello, la posibilidad de tocar su instrumento. Y en estos casos es mucho más recomendable confiar en la psicoterapia que en la medicación.

 

Depresión noógena, la sombra del alma. Recuperar la ilusión por la vida, Viktor E. Frankl.

La sombra del alma, tratamiento depresión noógena en Sabadell

La sombra del alma nos ofrece una imagen especular de lo que creemos «aspectos negativos de las personas».

Pocos profesionales de la salud mental pueden aportar un testimonio de tan contundente como Frankl. Fue superviviente de los campos de exterminio nazi. Su convicción por anteponer la libertad y dignidad humana a la brutalidad le mantuvo vivo en condiciones extremas.

Posteriormente, y a raíz de esta traumática experiencia escribiría el libro “El hombre en busca de sentido”. Esta obra fue la base sobre la que edificaría su escuela psicoterapéutica, la logoterapia

La logoterapia es una modalidad de psicoterapia, postula la voluntad de sentido como la principal motivación humana. Cómo encontrar este sentido es, por supuesto un sendero personal.

 

El viaje del héroe. Superar la depresión noógena

Viaje del héroe y sentido de vida.

El viaje del héroe es una metáfora de nuestro recorrido vital en busca de sentido.

Toda persona recorre su viaje del héroe. Y en este viaje existe un doble compromiso. En primer lugar con uno mismo. En segundo lugar con la sociedad, o algo más amplio de lo que sintamos formar parte. Es la visión transpersonal

La PNL define dos conceptos, muy de moda últimamente, atendiendo a esta visión transpersonal. Se trata de las nociones Misión y Visión. Ajustándonos a esta visión se delimitan estos conceptos con dos indagaciones:

 

  • Visión: ¿En qué (tipo de) mundo te gustaría vivir?
  • Misión: ¿Cuál sería tu compromiso/participación en la creación de este mundo?

Y siguiendo con la metáfora del Viaje del Héroe, Robert Dilts y Stephen Gilligan hacen una apreciación interesante:

Venimos (tod@s) a este mundo con una herida y un don.
Nuestra misión es sanar la herida y compartir nuestro don.

La herida contiene registros personales, pero también transgeneracionales por lo que sanar nuestra herida tiene un fuerte contenido transpersonal. Un efecto solidario con la humanidad. No sanamos solamente nuestra herida, sino también la de los que nos precedieron y, de este modo, impedimos su eventual “transmisión” en generaciones futuras. Esta sombra del alma es lo que metafóricamente, Campbell llamaba el dragón.

En cuanto al don, es contemplado como el último paso en el viaje del héroe. Compartir el/los dones aprendidos o innatos para mejorar la sociedad. De esto hablo en mi artículo ¿Qué es la conciencia?

Así podríamos entender un proyecto vivido con sentido. Acerca de este concepto escribió por primera vez Joseph Campbell en su libro “El héroe de las mil caras

 

Conclusión

Por supuesto que lo descrito anteriormente, es solamente una propuesta. El sentido vital es algo personal e intransferible. Pero cuando parece que la vida no tiene sentido, puede servir inspirarnos en estas metáforas universales.

Resumo algunas de las conclusiones a las que he llegado gracias a mis consultantes:

  • El sentido es único e individual, distinto para cada persona.
  • Implica una profunda conexión entre uno mismo y lo vivido. Dicho de otro modo, cuando tú y tu cotidianeidad sois lo mismo.
  • El concepto MISIÓN nos remite a un modo concreto de encarnar y de dejar nuestra huella en este mundo.
  • Implica estar receptivos a lo que ocurre. No tenemos derecho a exigir a nadie. Es la Vida quien nos busca, y es a Ella a quien debemos escuchar.
  • Enraizarnos en la sociedad y el tiempo que nos ha tocado vivir. Trabajar y proyectarnos, con ellos, hacia un futuro mejor.
  • Lo anterior implica vivir con plena responsabilidad. Como dijo Gilligan en cierta ocasión:
«La Vida es bella aunque a veces duela como mil demonios»

Reencuentro con el propio ser, ilusión y sentido de vida, consulta en Sabadell

A pesar de todo, la vida es bella.

Existe una bella y antigua metáfora, las “bodas alquímicas”. Estos sabios entendían el espíritu como nuestra esencia inviolable. Por otra parte, el alma es esa parte esencial que contiene nuestra historia personal y también colectiva. Cuando Alma y Espíritu (lo colectivo y lo individual) se unen aparece el “Elixir de la Inmortalidad”.

Lo que es este misterioso “elixir” es algo que cada cual puede descubrir en su trayecto personal. Enfrentar y superar la depresión noógena puede ser entendido como el primer paso, la llamada. Una voz que pone luz en la sombra del alma. Es duro, pero es así.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Además de en los iconos que aparecen más abajo, puedes leer los siguientes artículos relacionados: La sombra de tu inconsciente; Tratamiento para la depresión

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

La sombra del alma, cuando la vida no tiene sentido. Depresión noógena, consulta online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, psicoterapia por coronavirus) en Sabadell y Terrassa

Trabajo con el inconsciente personal, imaginación activa en Sabadell

BLOG


La sombra de tu inconsciente, autoconocimiento y superación personal

La sombra de tu inconsciente. Aceptar la sombra, consulta online y presencial. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

Robert Johnson en su libro “Aceptar la sombra de tu inconsciente” nos habla del Arquetipo de la sombra. Y nos cuenta una triste historia:

Nuestra sombra personal contiene una gran fuente de energía si sabemos alquimizarla, consulta en Sabadell

El agua. Arquetipo de vida, sanación y purificación

El Agua de la Vida brotaba libre y alegre a través de un pozo. Esta Agua tenía virtudes sanadoras y revitalizantes de las que se beneficiaba todo aquel que bebía de ella. Y ella, en su generosidad, se ofrecía a todo aquel que se acercara para conocerla.

Pero unos usureros pretendieron aprovecharla.
Levantaron vallas alrededor del pozo y la comercializaron.

El Agua enfadada, decidió brotar a través de otro pozo. Y así, la que manaba del pozo inicial, perdió todas sus mágicas propiedades.

Sin embargo, sucedió lo mismo con otros usureros. Y así seguió sucediendo. De este modo, el Agua de la Vida sigue apareciendo, cada vez, en lugares insospechados donde nadie pueda enriquecerse con usura de ella.

Y los pozos que va dejando, a su paso, solo ofrecen agua turbia.
Sin embargo, el Agua sigue manando en algún lugar y está lista, siempre para ser recibida.

¿Qué tiene que ver esta metáfora con nuestra psicología?

Esta historia nos habla de los intereses egocéntricos por apoderarse de un bien que pertenece a la Vida. Nuestro ego actúa de un modo parecido. Ignora algunas zonas de nuestra psique. Todo aquello que no obedezca a los intereses egocéntricos es reprimido, negado, sepultado. De tal modo, aquello que era en un principio algo natural, se vuelve turbio. Tal y como sucede en los pozos de los que ya no mana el Agua de la Vida. Así nace en nosotros el arquetipo de la sombra.

Entonces creamos un guión de vida en el que lo reprimido sigue influenciándonos, pero de un modo inconsciente y, generalmente, poco constructivo. Aceptar la sombra es el primer paso para su integración de un modo constructivo.

La sombra de tú inconsciente y el lugar en el que brota el Agua de la Vida

Ese lugar donde podemos encontrar el Agua no está muy lejos.

Sanar nuestras heridas emocionales, consulta en Sabadell

En nuestro inconsciente el arquetipo de la sombra espera a ser descubierto

Está más cerca de lo que sospechamos, solo que… un poco escondido. Es, efectivamente, nuestro inconsciente. Y en él, Jung postuló la existencia de algo que llamó el arquetipo de la sombra. Más específicamente dejó escrito:

“La figura de la sombra personifica todo lo que el sujeto no reconoce y que, sin embargo, le fuerza una y otra vez, directa o indirectamente.”

 

¿Cómo puedes encontrar indicios del arquetipo de la sombra de tu inconsciente?

Imagina que alguien, con su conducta o actitud te exaspera en sobremanera. Aun cuando pueda parecer una persona molesta, si tu respuesta emocional es exagerada, esa es una pista.
La sombra de tu inconsciente reacciona como una herida al contacto con agua salada. ¡¡Escuece!!. Esa conducta, esa actitud está entonces en ti, en tu sombra. Esta respuesta emocional es conocida como proyección de la sombra

Puede parecer algo contradictorio aceptar la sombra de tu inconsciente. Sin embargo, es importante aclarar que reconocer no quiere decir actuar según su dictado.

 

La luz de la sombra de tu inconsciente.

Por otra parte, aunque de esto hablaré en otro artículo, también podemos “reconocer” en otros partes maravillosas que nos negamos. Es importante aquí destacar que, en sí, lo que rechazamos en nosotros no tiene por qué ser algo negativo.

Las emociones reprimidas en el hombre y el patriarcado, consulta en Sabadell

Las cualidades negadas a la masculinidad por el patriarcado yacen en una sombra luminosa.

Por ejemplo, un hombre que (por los dictados del patriarcado) rechace en sí su sensibilidad, ternura, delicadeza… es fácil que se enamore de una mujer que manifieste estas cualidades. De hecho el enamoramiento, según la psicología analítica, es visto como una proyección de lo luminoso en otra persona.

Reconocer y aceptar la sombra, “el tío del gimnasio”, un ejemplo.

Voy a relatar un diálogo con un cliente en consulta (por supuesto es un resumen. Cuento con su permiso y mantengo el más estricto anonimato).

El consultante acude a un gimnasio regularmente. Un día apareció en esas instalaciones un hombre que le exasperó de un modo exagerado. Así que, indagué un poco.

Este fue más o menos el diálogo que sostuvimos.

Cliente: Entonces apareció por ahí ese tío. Andando como un pavo real.
Josep: ¿Cómo crees que anda un pavo real?
C: Pues llamando la atención, contoneándose, en plan chulo.
J: Y eso te molesta
C: Sí, mucho.
J: ¿Y cómo es ese mucho en una escala del 1 al 10?
C: Pues…. (Aquí se detuvo un poco…) ¡Yo diría que un 9!
J: Un nueve por alguien que ni siquiera se metió contigo. Sólo por su forma de andar
C: Sí, pero es que (y aquí enfatizó lo que ocurría) ¡¡Iba llamando la atención!!

 

El arquetipo de la sombra filtra y distorsiona nuestra percepción de la realidad

Es curioso como el “llamar la atención” pueda molestar tanto a

La sombra de tu inconsciente. Reconocer la sombra de nuestro subconsciente para aprender a reconocer la realidad.

Aprender a reconocer la sombra para tomar conciencia de cómo distorsiona la realidad.

alguien. Pero hay algo más. “Andar contoneándose” puede ser una descripción de hechos. Sin embargo, inferir de ello que quería llamar la atención es una interpretación, algo que dedujo el cliente a partir de sus filtros personales.

Por otra parte, su radical rechazo apuntaba a algo más. Conozco al cliente y sé que es un hombre extremadamente discreto, cauteloso y reservado, así que le lancé el reto.

 

Aceptar la sombra de tu inconsciente, “llamar la atención”

J: ¿Tú nunca has querido llamar la atención?
C: Bueno… sí pero no de esa manera….
J: Y cuando lo has querido… ¿lo has hecho?
C: Pues no, creo que cada cual debe arreglar sus propios problemas.

“Cada cual debe arreglar sus propios problemas”.

Esto, por supuesto, es una creencia, y en un hombre, aunque joven, “clásico”, suele ser un indicio de que no quiere mostrar su vulnerabilidad.

Es aquí donde apareció su sombra. “Llamar la atención”, para mi cliente, equivale a “necesitar la ayuda de los demás”. A esto en PNL se le llama una equivalencia compleja . Él sólo desea llamar la atención cuando tiene algún problema entre manos, pero, por supuesto no se lo permite. Sin embargo, su deseo de compartir, de ser aliviado acaso, existe… en su arquetipo de la sombra.

Ocupar “todo el espacio disponible”

C: Pues sí, llegó colocó su toalla en un aparato de musculación y se fue a hacer bici.
J: ¿Te molestó eso?
C: Pues ¡es evidente! (cuidado con las afirmaciones vehementes, suelen esconder algo “sombrío»). ¿Qué derecho tiene a ocupar todo el espacio? (Ahora una generalización)
J: ¿Todo el espacio?
C: Bueno… ya me entiendes, si está en la bici ¿por qué tiene que ocupar con su toalla otro aparato que podría utilizar otra persona?
J: Bueno… si llega otra persona le puede decir que aparte la toalla, ¿no te parece?
C: Sí claro, ¡a mí también me gustaría! tenerlo todo a mi disposición, pero no se debe hacer eso.

Importante este párrafo. El cliente no deja de tener razón, pero…

¡Aquí no interesa la razón, interesa lo que surge!.

En primer lugar indica: “¡a mí también me gustaría…”! y es obvio y razonable que en un lugar con recursos compartidos a todos nos gustaría tenerlos a nuestra disposición en todo momento. Recordemos que aceptar la sombra no quiere decir seguir su dictado, sólo reconocerla.

Sigue con un “pero”. El pero en una frase, a efectos psicológicos, desvirtúa lo afirmado previamente (1). El “a mí también me gustaría” (la reivindicación de la sombra) queda como ninguneado al efecto de ser reconocida.

“No se debe”. Nos encontramos con lo que en terapia Gestalt denominamos un “introyecto”.Mandatos generalizados e impuestos sobre lo que se debe y no hacer. Fritz Perls, el padre de la terapia Gestalt los llamó los “Debería”.

Pero hay más…. (Por eso elegí este ejemplo). Siguió quejándose de algo de lo que en el fondo tenía razón, pero….

Aceptar la sombra de tu inconsciente para reconocer el tesoro que encierra.

Aceptar la sombra de tu inconsciente. El tesoro oculto en la sombra. Consulta en Sabadell

El tesoro oculto en la sombra.

Veremos a continuación la sinuosidad con la que se mueve la sombra. Recordemos que solamente ponemos la atención en reconocer y aceptar la sombra, no en si tiene o no razón. El siguiente fragmento descubre algo interesante aunque no evidente.

C: El “tío” estaba ahí, mirando a todo el mundo y a todo. ¡Lo estaba controlando todo! (De nuevo una interpretación. Que “mire todo” no quiere decir necesariamente que “controle todo”)
J: ¿Y qué hay de malo en que mire a todo el mundo? ¿Eso quiere decir, necesariamente que “lo controle todo?”.
C: Bueno…. ¡lo parece!
J: ¿Lo parece o te lo parece a ti? (Le reto a que traslade la generalización a la asunción de su responsabilidad por su interpretación)
C: Bueno… ¡me lo parece a mí, pero eso es de mala educación! (De nuevo un introyecto).

 

El arquetipo de la sombra y nuestras potencialidades no desarrolladas.

No seguiré con toda la transcripción. En este punto destacar que es típico en una persona extrovertida estar mirando su entorno. El extrovertido dirige su atención hacia el exterior. El introvertido, al contrario, dirige su atención hacia su interior. El cliente, un típico introvertido ve a un típico extrovertido, son la cara y la cruz de una misma moneda.
Y este es un aspecto muy interesante de la sombra. La posibilidad que nos ofrece de completarnos. Así, un introvertido hará bien en intentar aprender de la actitud extrovertida y viceversa. Pero mientras no reconozca esta posibilidad y siga viendo a “los del otro extremo” como enemigos, perderá una ocasión de oro.

Aceptar el arquetipo de la sombra. ¿Para qué hacer consciente lo inconsciente?

Hacer consciente lo inconsciente libera la energía que utilizamos para reprimirlo. De igual manera, al aceptar la sombra de tu inconsciente te vuelves una persona más completa. Como dijo Jung:

“Prefiero ser un hombre completo a un hombre bueno”.

Reconocer nuestra totalidad nos da la oportunidad de elegir

Aceptar la sombra y reconciliarse con ella, consulta en Sabadell

Reconciliarse con la sombra interior

conscientemente. En el otro extremo, las actitudes maniqueístas y moralizantes conducen, a menudo, a conductas depravadas. No hace falta ahondar demasiado en los oscuros episodios que vive actualmente la iglesia católica. Solamente como un ejemplo entre otros tantos, por supuesto.

También es cierto que con este reconocimiento no termina todo el trabajo interior. Es, no obstante, un primer paso y, a veces el más difícil.

Dedicaré otro artículo a las consecuencias de no reconocer y aceptar la sombra. No obstante te invito, mientras tanto, a leer mi anterior post: Yo creo mi propia realidad… pero…¿quién soy yo?

El Arquetipo de la sombra en la sociedad

Vuelvo a este artículo unos meses después de haberlo escrito. Creo que vale la pena incluir un concepto que va algo más allá del «aceptar la sombra de tu inconsciente». Me refiero a esa sombra colectiva la social, porque sí, la sociedad también tiene sombras, y muy profundas. Y aparece, especialmente, en los momentos de crisis.

Con la llegada de la primavera del 2020 llegó también el famoso «coronavirus». Parece mentira cómo algo tan, aparentemente sencillo como un virus de la gripe, puede atacar de un modo tan definitivo una sociedad, aparentemente avanzada.

Y es que «cuanto mayor es la luz, mayor es la sombra». Y esto es también válido en lo social. Pero siempre hay sentido en el encuentro con la sombra. Te invito a leer mi artículo sobre «El sentido del corona virus y la llegada de la primavera

Como dije un poco antes, seguiremos hablando sobre esto. Hasta entonces, recibe un cordial saludo.

 

www.josepguasch.com

(1) Examinemos en qué modo diferente impacta : “Hoy llueve, pero mañana hará sol” a decir “Mañana hará sol, pero hoy llueve”

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

Siguientes artículos relacionados: La sombra del alma. Cuando la vida no tiene sentido, depresión noógena La llegada de la primavera y el coronavirus; La sombra del subconsciente y la escritura automática

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com
Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica:

Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

 

 

La sombra de tu inconsciente, aceptar el arquetipo de la sombra, consulta online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y Terrassa