INICIOBLOG ➤ Oración centrante, meditación y psicoterapia transpersonal

Oración centrante, meditación y psicoterapia transpersonal

Oración centrante y psicoterapia transpersonal. Josep Guasch, coaching y psicoterapia consulta en Terrassa y Sabadell

Oración centrante, terapia divina y psicoterapia transpersonal

El creador de la oración centrante, el padre trapense Thomas Keating

En el anterior artículo “psicoterapia divina y psicoterapia tradicionalvimos los dos aspectos de la psicoterapia divina: psicológico y meditativo. Examinamos brevemente el aspecto psicológico, veamos ahora el contemplativo.

La oración centrante es una forma de meditación creada por el monje trapense Thomas Keating. Se utiliza como práctica meditativa y terapia, entre otros en los grupos de doce pasos inspirados en alcohólicos anónimos. También se puede utilizar para el tratamiento de cualquier adicción, y otros trastornos como estrés, ansiedad, depresión.

Obviamente para que esta práctica surta efecto el practicante debe tener algún tipo de convicción sobre la existencia de un “Poder Superior”, sea cual sea el tipo de creencia que sustente su convicción.

La oración centrante por qué funciona, actitud y práctica.

Según postula Keating, solamente el Poder Superior puede satisfacer esas necesidades – expuestas en el anterior artículo – no resueltas. Sin embargo, y como quiera que gozamos de libre albedrío, no interviene en nuestra ayuda salvo que se lo pidamos.

Meditación, psicoterapia transpersonal y tratamiento adicciones en Sabadell

La actitud necesaria para meditar.

La actitud básica a adoptar durante la práctica es la de sentirnos acompañad@s del poder superior y dejar que su influencia obre en nosotr@s. Es importante el recogimiento y no pedir ni decir nada más de lo que se prescribe en la práctica. Esta instrucción se lleva al extremo, aparentemente paradójico, de no pretender resultado alguno con su práctica. En la esencia de este precepto está la creencia de que el Poder Superior sabe mejor que nosotros lo que nos hace falta.

Se recomienda un mínimo de una práctica al día, aunque lo ideal serían dos, preferentemente en el mismo horario. Se puede hacer en solitario aunque la práctica ideal es en grupo.

Es importante realizar el ejercicio en algún lugar que invite al recogimiento, alejado de ruidos y tranquilo. Durante la práctica asegúrate de no ser interrumpido (teléfono, móviles, familia…). Incluso puedes dedicar una habitación con algún símbolo sagrado para ti, encender una vela, incienso…. Por supuesto no es imprescindible pero a algunas personas les ayuda.

Elige una palabra que tenga para ti una cualidad “sagrada”. Cualquiera que, desde una óptica personal contenga la intención de consentir en la presencia e iniciativa de lo Divino. Desde el oriental OM, hasta otras como abandono, amor, serenidad, confianza, gratitud… O incluso el nombre de alguna deidad si participas de alguna religión, Dios, Madre Tierra, Allah, Cristo…

La oración centrante pautas

– En una posición cómoda, preferentemente sentado para evitar dormirte, y con los ojos cerrados relájate. Es importante mantener la espalda recta aunque sin forzar, si al principio te cuesta con la práctica mejorarás. Si estás acostumbrado, puedes sentarte en el suelo con las piernas cruzadas. En este caso es recomendable sentarte en un zafu, cojín, o manta doblada de tal forma que tu culo se eleve unos 15-20 centímetros. De este modo no forzamos tanto las piernas en su postura doblada. Si no tienes práctica con esta postura, procura apoyar tu espalda en una pared para mantenerla recta.

Oración centrante en el tratamiento del alcoholismo en Sabadell

Pautas para la oración centrante.

– Céntrate ahora en la respiración, tal y como entra y sale… respetando su ritmo, durante un par de minutos, mientras te vas relajando. Vas aflojando los músculos de tu cuerpo… Y al ritmo de las respiración repite sosegadamente la palabra sagrada, meciendo la palabra con tu respiración y con la intención de consentir la acción y presencia de lo Divino en ti. Como si esa palabra fuera un símbolo o talismán de este consentimiento.

– Inevitablemente, en algún momento, algún pensamiento, recuerdo, emoción… interrumpirá la atención. Incluso puede tratarse de sensaciones físicas como picores, temblores, gotas de sudor. Acéptalo como algo normal y, dejando pasar las interrupciones, regresa sosegadamente a la palabra sagrada. Es importante que lo hagas sin reproches, autocrítica o impaciencia. Esta es la actitud del observador ecuánime que se indica en muchas tradiciones meditativas. El tiempo estimado para esta etapa puede ser progresivo, empieza, por ejemplo, por diez minutos hasta ir alargándolo a 30 – 45 minutos o más…

– Finalizada esta etapa, permanece en silencio, simplemente, con los ojos cerrados… unos minutos… Sólo el Silencio… Puedes, una vez finalizado el silencio, agradecer, repetir tus afirmaciones, compromisos etc. Procura llevar este estado a lo largo del día.

Variante meditativa para “mentes movidas”.

– Otra variante, especialmente si tienes una mente muy “movida”, es la de combinar la palabra con una cuenta del 1 al 10. Así, por ejemplo, 1 (mientras inspiras) AMOR (mientras espiras) 2 (inspiras) AMOR (espiras…). Cuando llegues a 10 empiezas de nuevo y sigues otra ronda. Si te despistas por pensamientos intrusos, vuelves a empezar desde el 1.

– Aun cuando sé que cuesta, es importante, si aparecen picores y molestias corporales no reaccionar. Simplemente observas sin rascarte o tocarte…. Probablemente al principio sea (casi) imposible, pero con la práctica aprenderás a “observar” esas señales desde un lugar distinto.

– Importante también para mentes movidas, no analices la experiencia, simplemente entrégate a ella. No te juzgues o critiques en función de resultados, no existen resultados mejores o peores. Tampoco deposites expectativas acerca de algo “emocionante” que pudiera ocurrir. Lo Divino está en todo, en tu respiración, en tu palabra… y sí ¡incluso en los picores!, entrégate a ello. No hay nada más que hacer, nada que esperar…

En el siguiente post ampliaremos algunos conceptos interesantes acerca de la oración centrante. Sin embargo, el núcleo está en esta práctica.

Hasta entonces, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Psicoterapia transpersonal y oración centrante. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta en Sabadell y Terrassa.

Summary
Coaching y psicoterapia transpersonal
User Rating
4 based on 1 votes
Service Type
Coaching y psicoterapia transpersonal
Provider Name
Josep Guasch, coaching y psicoterapia.,
C/ Les Valls, 26-28, 1º-6ª (Espai Obert),Sabadell,Barcelona-08201,
Telephone No.615564537
Area
Coaching, Psicoterapia, Formación.
Description
¿Conoces la oración centrante? La oración centrante es una práctica dentro de la llamada psicoterapia divina. Es un tipo de oración que aúna elementos contemplativos, meditativos y espirituales. En el artículo una guía sobre cómo practicarla.
Publicado en Psicoterapia y etiquetado , , , .

Deja un comentario