Superar la procrastinación Sabadell

BLOG


¿Qué es la procrastinación? Dejar para otro día, después o mañana

Qué es la procrastinación, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Hipnosis, PNL, , Terapia Gestalt, Niño interior, Análisis Transaccional,)

 

Hacer hoy lo necesario y no dejar para mañana

Mantenernos al día con el ahora.

Este es la primera de una serie de publicaciones en las que trataremos una de las dificultades más incomprendidas. Posponer, aplazar, postergar, dejar para después, mañana u otro día, es decir procrastinar. Es uno de los temas recurrentes, tanto en procesos de coaching como de psicoterapia. Creo que es necesario empezar por aclarar qué es la procrastinación. En sucesivos artículos ahondaré en tácticas para dejar de procrastinar. Siempre en el bien entendido que lo ideal para superar este tipo de dificultades es un proceso terapéutico personal.

 

Qué es la procrastinación

La RAE define el término procrastinar con dos sinónimos: diferir, aplazar. En el ámbito del coaching y la psicoterapia lo entendemos como postergar o posponer tareas o actividades. Es el clásico “dejar para otro día” o “dejar para mañana”. También puede entenderse como un modo de evadir responsabilidades.

Sin embargo, la respuesta a qué es la procrastinación no nos exime de cierta perplejidad.

El sentido común nos dice que dejar para después no nos libera del trabajo. Es más, a menudo empeora las cosas. Sin embargo casi todos vivimos la necesidad de dejar de procrastinar.

Creo que es importante aclarar que la respuesta a qué es la procrastinación se pueda dar en dos niveles. Primero el evidente que es el descrito algo más arriba. Pero si atendemos a las razones profundas encontraremos dos ámbitos distintos de respuesta.

En términos muy generales veamos que dicen el coaching y la psicoterapia.

Posponer, dejar para mañana, después… psicoterapia y coaching, dos respuestas distintas.

  • Para el primero es una especie de falta de claridad hacia donde poner el foco. También vinculado a una deficiente motivación. La solución, a grandes rasgos estaría en focalizarnos en objetivos claros, específicos y motivadores.
  • Para la psicoterapia, el típico dejar para después es un modo de evitar cierta incomodidad emocional. Muchas veces vinculado a una baja autoestima. Por lo tanto un miedo al fracaso. A veces incluso un miedo al éxito. En este sentido tiene cierto parentesco con el llamado síndrome del impostor.

Es muy importante, por lo tanto, tener claro que cada proceso es personal. No hay respuestas únicas infalibles. Por eso cada terapia debe ser personalizada. Esto enlaza con los postulados de la psicoterapia humanista y del coaching.

Qué es la postergación, mantenernos al día con el mañana

La procrastinación, el asesino furtivo

Tony Robbins respondió a la pregunta qué es la procrastinación de un modo contundente: “El asesino furtivo de la fuerza de proyectos y de la motivación”.

Sin embargo este posponer tareas no es algo extraño ni poco habitual. Veamos que el hecho de procrastinar ocupa un lugar, incluso, en la mitología.

¿Qué es la procrastinación? veamos por ejemplo en un proceso de duelo. Como Síndrome de Penélope se conoce un modo de “dejar para después”, durante un tiempo atribuido a la mujer. No aceptar una separación con la ilusión de volver a restablecerla. Incluso vivir en la fantasía de que la persona amada cambiará de carácter.

Esta forma de “diferir” aceptar una realidad está vinculada a la etapa de la negación en el duelo.

El mito de Penélope describe un modo de procrastinar vinculado a lo emocional, veamos el mito.

 

¿Qué es la procrastinación en el duelo? El mito de Penélope.

Ulises (Odiseo en el original de la mitología griega) fue un héroe de la mitología clásica famoso por sus hazañas. Es el principal protagonista de la Odisea de Homero. Esta narra cómo estuvo 20 años ausente de su hogar. Diez años luchando y diez años para volver. Su esposa Penélope le estuvo esperando durante todo este tiempo.

Pero ¿Qué tiene que ver esto con dejar de procrastinar?

Qué es la procrastinación en el duelo.

La negación de la pérdida en el duelo es un modo de procrastinar.

Entre tanta batalla y tempestad, Penélope aguardaba devotamente a su esposo, Ulises. Pero la espera no podía eternizarse, de esta forma adquirió un compromiso. Tejería el manto con el que amortajar a su esposo si, entre batalla y batalla, finalmente perecía. Al terminar de tejerlo, se consideraría libre de su atadura como esposa.

Pero Penélope, inconscientemente, urdió una respuesta a qué es la procrastinación. Tejía por la mañana y por la noche, secretamente, destejía lo realizado.

Esta es, simbólicamente, la respuesta de la negación, evasión, no aceptar una realidad. Como he dicho antes, bajo la perspectiva de la psicoterapia del duelo corresponde a la primera fase, la negación.

Desde algunos de los modelos que definen qué es la procrastinación tiene que ver con la indecisión. Veremos en artículos siguientes algunos de estos modelos.

 

La indecisión de Arjuna en el Bhagavad-Gita

Procrastinar es algo tan humano que aparecen alusiones incluso en las diferentes mitologías orientales.

Arjuna era un maestro de arqueros y, como buen guerrero, tuvo que enfrentar una decisión. Participar en una dura batalla entre dos ejércitos. Para resumir, él capitanearía las fuerzas del bien contra las fuerzas del mal… Sólo había un pequeño problema: Arjuna descubrió en las filas del enemigo a muchos parientes próximos.

Podemos entender qué es la procrastinación cuando enfrentamos un conflicto de valores opuestos. Es el caso de Arjuna que se sumió en la desesperación entre la lealtad a sus parientes y la fidelidad a sus valores.

Qué es la procrastinación por indecisión

Arjuna y la duda en el campo de batalla

Su indecisión, sin embargo, no le libera de matar (sin saberlo) a su hermanastro Karna. Pero a su vez, sufre la muerte de su hijo Abhimanyu en manos de su enemigo.

La conclusión de la metáfora es obvia. Procrastinar no nos libera de lo que espera al enfrentar la decisión. Incluso puede empeorar el resultado final.

Podemos responder a qué es la procrastinación desde distintos ángulos según el origen de esta. Pero básicamente debemos entender que no se trata de un problema de holgazanería. Procrastinar tiene más que ver con una deficiente gestión de las emociones.

 

Dejar para después y algunas emociones asociadas

En ocasiones evitamos tomar una decisión por miedo a lo nuevo. También por miedo al ridículo o al fracaso. Esto lo vincularía más a procesos de psicoterapia.

Por otro lado, podría aparecer el tan discutido miedo a salir de la zona de confort. Esto puede conducirnos al temido terreno de la indecisión y el desgaste que conlleva. Aquí el coaching aporta otro tipo de respuestas.

El miedo, en ocasiones, nos induce a postergar la acción o decisión.

El miedo a tomar una decisión puede paralizarnos.

El aburrimiento (a veces incluso el miedo al aburrimiento) puede alejarnos de emprender una acción. Por supuesto tiene que ver con la necesidad adulta de enfrentar, en ocasiones, la incomodidad. En estos casos, el dejar para después tiene más que ver con la tarea en sí. No tanto con el carácter de la persona. Esta sería otra respuesta a qué es la procrastinación.

Postergar, posponer…. muchas respuestas, tantas como personas

Otro perfil tiene que ver con la persona soñadora y poco realista. El entusiasmo aparece al principio con la expectativa del objetivo, generalmente un sueño grandioso. Sin embargo, la realidad del trabajo para conseguirlo nos pone en contacto con los límites. Bien sea límites personales, de medios o los intrínsecos al poco realismo del sueño. Entonces aparece la frustración con el desánimo asociado.

Podemos incluso responder a qué es la procrastinación como una consecuencia de una baja autoestima. El miedo suele ser el indicador más frecuente en este tipo de postergación de las tareas.

También puede existir una deficiente habilidad para organizarse. Algo típico en los perfiles creativos y soñadores que terminan por abrumarse. Aquí pondríamos el foco en la adquisición de capacidades en un proceso de coaching.

No soy amigo de categorías y etiquetas, sin embargo, en ocasiones pueden ser referentes que arrojen algo de luz. Por esto en el siguiente artículo exploraremos la respuesta a qué es la procrastinación desde una tipología muy utilizada. Esto nos ayudará a entender dónde estamos y, consecuentemente, cuál es la ruta para llegar donde queremos.

 

¿Qué es la procrastinación? Conclusión

Podemos aprender a dejar de postergar

La procrastinación es una bomba de relojería.

Es una tendencia muy humana pero no por ello poco peligrosa. Puede, no solamente hacer fracasar nuestros sueños, sino también el concepto de nosotros mismos. Algunos factores tienen que ver con la personalidad en sí y otros con el tipo de tarea.

En cualquier caso, es aconsejable un proceso personal para superar esta inercia a dejar para mañana, después o más tarde. Puede existir una respuesta académicamente correcta a qué es la procrastinación. Sin embargo los modos de enfrentarla son distintos en función de las peculiaridades de cada persona.

Si lo necesitas y puedo serte de ayuda siéntete libre para conectar conmigo.

 

Un cordial saludo,

 

www.josepguasch.com

Siguiente entrada relacionada: Procrastinación y autosabotaje. ¿Son lo mismo?

Dejar de procrastinar Sabadell

 

Qué es la procrastinación, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, hablar en público, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…).

Abrazar la sombra

BLOG


Abrazar la sombra. Hacer de los defectos una virtud.

Abrazar la sombra, hacer de los defectos una virtud con la sabiduría del cuerpo. Terapia de trance generativo en Sabadell, Terrassa y online.

 

Curiosidad amable para reconciliarnos con lo reprimido.

Una actitud de amable curiosidad es imprescindible para emprender este trabajo.

Vimos en el anterior artículo, reconciliarme con mi sombra, cómo el síntoma puede esconder una necesidad no resuelta. A esta carencia se le llama beneficio secundario en psicoanálisis o intención positiva en PNL. El síntoma es la manifestación exterior de la sombra personal. Pero también es el mensajero de lo que permanece en el fondo de lo reprimido.

También vimos la necesidad de una actitud empática, compasiva y un ánimo impulsado por una curiosidad amable. Esta actitud es imprescindible antes de abrazar la sombra personal. Examinaremos aquí una forma práctica de reconciliarnos con lo reprimido.

Stephen Gilligan es el principal impulsor de una modalidad terapéutica llamada trance generativo. En esta modalidad de terapia transpersonal, el trabajo con la sabiduría del cuerpo ocupa un lugar primordial. Desde esta visión compartiré un ejercicio para abrazar la sombra y reconocer lo reprimido.

¿Por qué abrazar la sombra? ¿Qué beneficios tiene?

En primer lugar cuando reprimimos una pulsión esta no desaparece. Queda en el fondo de nuestro psiquismo. Al mantener agazapada en el fondo esta energía suceden dos cosas:

1.- Lo reprimido aparece en formas distorsionadas. Es el principio de la neurosis. Un ejemplo sencillo que veremos es el de una persona que miente por falta de autoestima.
2.- Mantener silenciado lo reprimido requiere una energía. Esta energía se libera cuando permitimos que se exprese.

Liberar lo reprimido de un modo creativo, es la orientación de la terapia con la sombra.

Abrazar la sombra permite pues:

Abrazar la sombra permite liberar una gran reserva de energía reprimida para la creatividad.

Abrazar la sombra permite una mayor creatividad.

1.- Comprender el fondo de nuestra neurosis
2.– Conociendo esto, formas más creativas de satisfacer la necesidad no resuelta.
3.- Una mayor vitalidad al liberar la energía que se destinaba a silenciar lo reprimido.
4.- Ocasionalmente una mayor creatividad.

5.- Y por encima de todo, nos permite tener una sensación de coherencia personal. De este modo podemos conseguir que los objetivos de vida que nos planteemos sean mucho más realistas y posibles. Y esto es así por cuanto nuestras decisiones las tomaremos desde nuestra identidad completa. No desde necesidades parciales y sesgadas. Aún cuando parecieran ser tomadas desde nuestro «yo auténtico». Pero sin abrazar la sombra difícilmente accederemos a esta autenticidad interior. Esto lo desarrollo con más amplitud en el artículo:

Yo creo mi propia realidad, pero… ¿Quién soy yo?

 

La sabiduría corporal en el trance generativo

Cuerpo y sombra pertenecen al ámbito de lo reprimido en nuestra cultura. En mi artículo sobre el guion de vida sin alegría trato con algo más de extensión este tema. Y esto es así por cuanto ambas expresiones de nuestra experiencia vital están íntimamente conectadas.

Cuando una situación nos impacta, agradable o desagradablemente, existe un reflejo corporal. Atender a este impacto de lo reprimido en el cuerpo es abrazar la sombra.

En focusing se llama a esta sensación, una sensación sentida. A menudo pasamos de soslayo, cuando no rechazamos, estas sensaciones que etiquetamos como desagradables.

La terapia con el trance generativo permite abrir un espacio SIN ETIQUETAS a lo reprimido. Mediante la práctica del centramiento podemos abrazar la sombra para que esta se exprese. Esto no quiere decir dejarnos llevar por sus impulsos primarios. Pero sí aceptarlos sin reprimirlos.

 

Abrazar la sombra, primero, el contacto con la sensación sentida

Conectar con la sabiduría corporal

Una buena forma para conectar con la sombra es mediante la sabiduría del cuerpo.

Piensa por un momento en una experiencia que despierte en ti “la bestia” que llevas dentro. Una vez la tengas deja de prestar atención a lo que sucedió y céntrate en la sensación corporal. Es en esta sensación sentida donde empieza el proceso de abrazar la sombra. Unas consideraciones necesarias:

La sensación sentida es algo más que una sensación muscular. Es más interna. Tiene contenido psicológico pero emerge antes de la reactividad muscular. Puedo, por ejemplo, tensar los hombros como respuesta de estrés. Esta es la reacción secundaria. Sin embargo, un segundo antes, existe una sensación sentida. Es la respuesta experiencial primaria. Generalmente aparece en la boca del estómago, pecho, vientre… En la línea media del cuerpo.

Es lo más parecido a la sensación de mariposas en el estómago. Lo que ocurre que no siempre es un suave aleteo de mariposas. Cuando esta sensación sentida aparece como respuesta de algo que despierta “nuestra bestia” solemos tener dos respuestas.

1.- Me dejo llevar por la sensación sentida y me desboco.
2.- La niego y aparto.

Existe una tercera respuesta que es la que nombro en este post abrazar la sombra”.

En la respuesta 1. Me introduzco EN la respuesta primaria y me pierdo en ella. Según de lo que se trate puedo perder hasta la dignidad. 😆

En la respuesta 2 CREO que me desentiendo. 🙄 . Pero simplemente niego, invierto una energía en bloquear la respuesta.

En la respuesta 3 estoy CON lo que siento en mi sensación corporal. Es importante aquí esta distinción. Me centro, como en una meditación, en la sensación sentida. Este es el primer paso de abrazar la sombra.

 

Cuidado con la mente. Atender sólo a la sabiduría del cuerpo.

En la terapia de trance generativo se trabaja también con lo cognitivo. Pero solo para dar una dirección a la energía o bien para analizar, reflexionar, planificar etc.… ¡Pero no para alimentar el síntoma! Escuchamos el síntoma pero no le damos de comer. Tampoco lo etiquetamos (malo, bueno, desagradable etc…) De aquí la importancia de centrarnos en la sensación sentida.

Conciencia corporal para detener el parloteo mental.

El pensamiento automático da muchas vueltas improductivas.

Durante el ejercicio no vuelvo a revivir una y otra vez la experiencia. Esto sería disparar el pensamiento automático en bucle. ¡Sólo me centro en la sensación sentida que ha despertado en mí el recuerdo!. De este modo, lo reprimido se manifiesta a través de la sabiduría del cuerpo. Y así ni lo descuido ni me dejo llevar por él.

Tal y como dice la sabiduría cherokee en su metáfora de los dos lobos que anidan en nuestro interior. Esos dos lobos luchan entre sí. Ganará aquel al cual alimentemos. Sin embargo, la mayoría de los relatos sobre esta leyenda omiten un detalle:

En realidad la leyenda dice que debemos atender a los dos. Y llevarlos al equilibrio. Atender al lobo negro es escucharlo, estar CON él no EN él. Tampoco debemos matarlo de hambre pues así matamos una parte nuestra. Esto es abrazar la sombra.

Dar vueltas, rumiar, culparse, victimizarse, quejarse… Todas son formas en que la mente trabaja improductivamente. Agranda la sensación de impotencia ante el lobo negro. El trance generativo propone escuchar la sabiduría del cuerpo. Esta es la primera fase. Al hacerlo poco a poco irá menguando su impulso. Como un niño pequeño cuando se sabe escuchado.

Abrazar la sombra atendiendo a la sabiduría del cuerpo. Crear el contexto.

“Cada ser humano es una posada,
q
ue a diario recibe la inesperada visita
de un nuevo huésped.

Y cada recién llegado porta consigo
a
legrías, tristezas, mezquindades
y
un despertar insospechado.

Dales a todos la bienvenida y agasájalos,
aunque traigan consigo un vendaval de sufrimiento
q
ue arrase violentamente tu casa,
y
la despoje de todos sus enseres.

Acoge amablemente a todo huésped
porque ignoras quién será el mensajero
d
e las nuevas alegrías.

Abre los brazos
a todo pensamiento oscuro, a la vergüenza
y
a la malicia, e invítales a entrar.

Y no olvides dar las gracias a quien llame a tu puerta
p
orque todos portan consigo un mensaje del infinito.”

 

Abrazar la sombra es dar la bienvenida a lo inesperado, pero no dejarse llevar necesariamente por ello.

Dar la bienvenida al síntoma como un mensajero de lo que permanece reprimido.

Este maravilloso escrito del místico sufí Rumi nos señala el camino. Crear un contexto para abrazar la sombra pasa por hacerlo desde un estado de centramiento. He incluido un enlace al artículo que incluye un ejercicio de estas características. Por supuesto no es el único. Podemos hacerlo también con una práctica de relajación, mindfulness etc.… Es decir recibir al “huésped” preparando la bienvenida. Del mismo modo que lo hacemos cuando preparamos una cena para alguien especial.

Existe en la Biblia una metáfora similar. Popularmente se la conoce como «la parábola del hijo pródigo». Si te apetece explorar la encontrarás en el Evangelio de Lucas Cap. 15, vers. 11-32. Sin entrar en la dinámica de los reproches, el padre abraza la sombra de la familia. El hijo pródigo.

 

La práctica del centramiento como paso previo.

Los pasos son los siguientes:

1.- Centramiento o ejercicio de relajación. Especialmente dirigido a la conciencia corporal.
2.- Recordar un momento concreto en el que “despertó la bestia”
3.- Sentir el reflejo corporal, la sensación sentida y centrarme en ella.
4.- Si estoy centrado recibo la sensación y puedo abrazar la sombra desde un estado de aceptación no reactiva.
5.- Sigo sintiendo con curiosidad, calma, compasión, sólo centrado en la sensación, no ya en el recuerdo.
6.- Llevo una o ambas manos a la zona en que siento la sensación. Dejo que se vaya transformando o diluyendo.

Una vez hemos practicado suficientes veces este ejercicio podemos llevarlo a la cotidianidad. En ese momento que nos asalta lo inesperado. Para hacerlo con destreza es necesario practicarlo varias veces en casa con recuerdos reales. Así conseguiremos abrazar la sombra cuando nos asalte inesperadamente en el día a día.

Centrarse para recibir la sombra.

El centramiento nos permite estar CON la sombra y no EN ella.

El proceso en lo cotidiano es básicamente el mismo. La diferencia cuando ocurre en el día a día es que no nos da tiempo a preparar el contexto. Es por esto que debemos practicarlo antes. Con la práctica el centramiento se vuelve algo disponible de inmediato. Y la curiosidad amable el hilo conductor desde el cual nos relacionamos con lo reprimido.

 

Abrazar la sombra en la terapia de las adicciones.

Este ejercicio es importante para, por ejemplo, la terapia de las adicciones. Llamamos «craving» al impulso de consumir, por ejemplo un cigarrillo. Sostener el impulso durante unos segundos, y desde el estado de centramiento en la sensación corporal, tiene resultados sorprendentes. A los pocos segundos, el craving se va aflojando hasta desaparecer. Esto es estar CON la sombra en vez de dejarse llevar por ella.

Hasta aquí lo que es recomendable practicar en solitario. Cuando aprendemos a abrazar la sombra desde este estado de aceptación centrada podemos avanzar algo más. Es recomendable estar atentos a imágenes, recuerdos, pensamientos que puedan surgir espontáneamente. Es cuando el síntoma empieza a ponernos en contacto con la necesidad reprimida que empieza a sentirse escuchada. Sin embargo, esto ya requiere la intervención de un terapeuta especializado.

El ámbito relacional en el contacto con lo reprimido.

Ya señalé en el anterior artículo que el síntoma es el mensajero de una necesidad interna no satisfecha. De un modo parecido, la PNL propone el término intención positiva. Pero no es fácil abrazar esta apertura existencial pues no siempre esta intención positiva es accesible. Sin embargo partir de la confianza en esta presuposición es básico.

Para esto Gilligan propone lo que él llama mantras relacionales. Es decir, cuatro frases cortas que nos recuerdan la importancia de una relación amable y compasiva con el síntoma. Estos mantras relacionales abren el camino para abrazar la sombra:

1.- ¡”Qué interesante”!
2.- “Estoy seguro de que tiene sentido”
3.- “Algo intenta despertar (o curarse)”
4.- “Bienvenido”
(Del libro Trance Generativo de Stephen Gilligan)

El síntoma protege nuestra parte herida y vulnerable

El síntoma, además de mensajero, puede ser un protector de nuestras partes vulnerables.

El trance generativo comparte con la terapia sistémica la importancia de lo relacional. Estos mantras resumen la actitud al enfrentar el síntoma. No son, por supuesto, fórmulas exactas a repetir tal cual. Son más bien maneras de orientar la actitud en la relación con lo reprimido en nuestro interior.

 

El hombre que decía ser mentiroso.

Para ilustrarlo transcribo un fragmento central de una sesión de terapia. Como siempre cuento con el consentimiento del cliente y oculto el nombre.

Se trata de un hombre de mediana edad. Se identifica como un mentiroso. Esto le ocasiona vergüenza. La vergüenza es un modo encubierto de repudiar lo reprimido. Pero abrazar la sombra, también implica reconocer la función positiva de la vergüenza. Respondo a su intervención inicial:

– «Sí, como alguien que no dice la verdad sientes vergüenza, es bueno saberlo. ¿Pero…Quién más eres además de alguien que no dice la verdad?…. (1)…. ¿Puedes, por un momento, abrir un espacio para entrar en contacto con esta sensación? (… pausa… centramiento…) Desde ese alguien más que eres ¿Dónde sientes esa sensación?…alguien que no dice la verdad…

(Lleva las manos a la boca del estómago)

Después de unas palabras de reencuadre y acompañamiento dice algo muy interesante…

– “Me oculto en el mentiroso (2)” – Respondo:

Sí, ya veo que te ocultas en el mentiroso y te doy las gracias por aparecer (4º mantra). Seguro que tiene sentido que permanecieras oculto durante tanto tiempo (2º mantra). Y seguro que tienes mucho que decir (3er. Mantra). ¿Quién más eres además de alguien que ha permanecido oculto hasta ahora? (2).

– «Me viene…» (Aquí el cliente rompe a llorar)

Resumo lo que siguió a continuación. Emergieron recuerdos de su infancia en los que creyó ser menospreciado por sus padres. Digo expresamente creyó ser menospreciado. Cuando somos niños no tenemos las suficientes capacidades para comprender las conductas de papá y mamá. Incluso cuando estas conductas pudieran esconder una buena intención… pero una pésima forma de expresarlo.

 

Notas y comentarios a la sesión de terapia con la sombra.

(1) Es importante esta primera diferenciación entre conducta (decir mentiras) y la identificación con la conducta (soy mentiroso). En el reencuadre no es lo mismo alguien que no dice la verdad que un mentiroso. El segundo término tiene un matiz punitivo y moralista. El primero, es una conducta, no una etiqueta moralista. En este “es bueno saberlo” existe una aceptación de la vergüenza. Empieza el trabajo de abrazar la sombra como un reconocimiento. El cliente sabe que precisa un cambio pero llevamos esta necesidad al cambio de conducta. No al cambio de quién es.

La terapia de los sistemas de familia interna (IFS)

Terapia del self y reconciliarse con la sombra en Sabadell

Podemos imaginar nuestros diferentes deseos como subpersonalidades.

(2) En la terapia de los sistemas de familia interna (IFS) se trabaja con la metáfora de las subpersonalidades o “partes”. Es decir, núcleos internos que parecen tener una idiosincrasia propia. Por ejemplo el glotón en la persona que reconoce tener un problema con el chocolate. Al identificar y poner nombre a una parte empezamos a reconocer implícitamente que “Yo soy algo más que esa parte” (Esto está también implícito en la pregunta “¿Quién eres además de alguien que no dice la verdad?”) Es un trabajo de desidentificación (aun cuando sea parcial) de esa parte. Esta desidentificación es un modo de estar con y no en. Y es en este modo de estar que empezamos a abrazar la sombra. Pero hay más.

En el IFS se reconocen dos categorías de subpersonalidades. Los protectores y los exiliados. Los exiliados son partes del sistema interno que permanecen escondidas sosteniendo un dolor profundo y no resuelto. Habitualmente referidas a momentos de la infancia especialmente difíciles, que el niño no supo entender y/o resolver. Es lo que trabajamos en la Terapia del Niño Interior . Los protectores representan partes que protegen al exiliado de vivir un dolor intenso. Con mejor o peor capacidad intentan preservar al exiliado de una exposición que pudiera resultar abrumadora. Sin embargo, al hacerlo, le sustraen la capacidad de aparecer, ser reconocido y empezar el camino de la sanación.

Generalmente, el protector es el síntoma. En este caso el mentiroso. El exiliado es ese ser vulnerable que permanece agazapado en lo reprimido.

 

Abrazar la sombra y la función positiva del síntoma

Hemos visto en el ejemplo cómo surgió el niño herido, abrazar la sombra es abrazar a ese niño herido. Como estrategia adaptativa aprendió, en este caso, a mentir. Por creerse no valorado por sus padres construyó una coraza. Pero esta coraza no era él, era un modo de protegerse… y estaba hecha de mentiras.

Poco a poco esta estrategia fue afianzándose y enraizando en su carácter. El personaje “mentiroso” le protegía de su miedo a sentirse abandonado, herido, menospreciado. Es el síntoma que perdura en la biografía emocional de la persona como un modo de protegerle. Abrazar la sombra es también abrazar a este personaje con su intención positiva… aun cuando no constructiva.

Quiero finalizar con un poema de Derek Walcott

Abrazar la sombra es volver a unir lo que estaba separado.

La sombra como la parte complementaria de nuestra conciencia.

“Llegará el día en el que, jubilosamente,
te saludarás a ti misma llegando a tu propia puerta, en tu propio espejo.

Y cada una de vosotras sonreirá con la bienvenida de la otra.
Y os diréis: siéntate aquí, come.
Volveréis a amaros, a las extrañas que eráis vosotras mismas.

Le regalarás tu vino, le regalarás tu pan. Le devolverás tu corazón…
A ti misma, a esa extraña que siempre te amó.

Toda tu vida has ignorado, tomándola por otra,
a quien te conoce de corazón.

Baja las cartas de amor de la estantería,
las fotografías, las notas desesperadas;
saca tu propia imagen del espejo.

¡Siéntate, celebra la fiesta de tu vida! »

Hasta que llegue ese día, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Reconciliarme con mi sombra. Aceptar mi lado oscuro creativamente.

Siguiente artículo relacionado: Reconciliarnos con nuestros defectos. La sombra psicológica

 

Hay una sorprendente metáfora que ejemplifica cómo hacer de un defecto una virtud. Otra manera de decir «abrazar la sombra». Puedes verlo en el siguiente post: Cuentos jasídicos, el cielo y el infierno.

 

Terapia para reconciliarme con mis defectos.

Abrazar la sombra, hacer de los defectos una virtud con la sabiduría del cuerpo. Terapia de trance generativo en Sabadell, Terrassa y online.

 

Tener conciencia de las creencias limitantes Sabadell

BLOG


Tener conciencia de nuestras creencias limitantes. La vida que nos vive

Conciencia de creencias limitantes, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, coaching y psicoterapia (Hipnosis, PNL, , Terapia Gestalt, Niño interior, Análisis Transaccional)

Ser transparente al fondo de nuestra conciencia.

Darnos cuenta de lo que existe en el «fondo» de nuestra conciencia.

Lo diré muy claramente. Parte del título de este artículo es equívoco. La otra parte es cierta (o eso creo). Iré desarrollando la idea pero dos elementos a considerar:

– ¿Realmente hay creencias limitantes y otras potenciadoras?
– ¿Realmente sabemos lo que es tener conciencia de nuestras creencias limitantes?

Diferentes modalidades de coaching y psicoterapia hacen esta distinción….(limitantes y potenciadoras). Yo no estoy del todo de acuerdo…empecemos:

¿Qué es esto de las creencias?… Pero desde su origen e implicaciones…


Vimos en el anterior artículo la relación entre introyectos y creencias según la psicoterapia gestalt. Vimos cómo estas empiezan a construirse desde nuestra más tierna infancia. Para adquirir conciencia de nuestras creencias limitantes lo más auténticamente posible es preciso algo más. Entremos en el terreno de las definiciones. Y no olvidemos que definir es ACOTAR (y esto es muy importante….)

Una creencia es una generalización, con la que acotamos y valoramos una parte de la realidad.

Las creencias son generalizaciones acerca de la realidad.

Una creencia es una generalización que me confiere una sensación de certeza acerca del significado de algo. Por ejemplo “es mejor dialogar que liarse a puñetazos cuando no estamos de acuerdo”. Como tal, y de un modo genérico, la considero verdadera. Más coloquialmente podemos equiparar creencia a una opinión.

En coaching y psicoterapia se suelen clasificar las creencias en limitantes y potenciadoras. Es una forma pragmática de hacerlo. Sin embargo, CREO, que es una manera errónea de entender la estructura profunda de las mismas.

Richard Bandler Lo dijo muy claramente: “Tus creencias no están hechas de realidades. Es tu realidad la que está hecha de creencias”. Así que tener conciencia de nuestras creencias limitantes, es tenerlo de nuestra realidad.

Otro ejemplo: Yo escribo artículos en este blog porque CREO:

– Que así ofrezco mi opinión y creo contribuir en algo a la sociedad.
– Porque creo que al conocerme más gente, tendré más clientes. Y así, como se dice en el Norte, “sin más”.

Estas dos creencias anteriores motivan mi conducta. Y, como dice Bandler, construyen mi realidad y mi vida. Alguien que, cada día, dedica un tiempo a escribir en un blog.

Esto, por supuesto, no quiere decir que sea mejor o peor. Simplemente es una decisión, una elección.

Pero… ¿Cómo empezó todo esto? (Por supuesto, me refiero al concepto de creencia según la psicoterapia y el coaching)


Empecemos a tomar conciencia de las creencias limitantes con Freud y “el malestar de la cultura”

Inspirado en Nietzsche, Freud concibe al hombre, en su estado natural, como un ser movido por el impulso dionisíaco. Pero, claro está, seguir el dictado de este impulso primario puede contravenir, en no pocas ocasiones, la convivencia. Sigue a esto la emergencia del sentimiento de culpa. El resultado de reconocer la realidad de las pulsiones internas que contravienen las normas sociales. Y este es un sentir muy habitual en psicoterapia.

El psicoanálisis, como crítica social, ha desarrollado este concepto desde diferentes ópticas. Sin embargo, hasta aquí nos basta para empezar a tomar conciencia de las creencias limitantes. En la base de esta normativa social están los “debería” o “tengo que…”, “debo…”. Y, por supuesto, la versión opuesta “no debo” “no tengo que”, “no está bien…”. Claro que algunas normas son meridianamente razonables: “No matarás”, “no robarás”, “no fornicarás con quien te plazca”… Son los conocidos como introyectos en psicoterapia Gestalt. Sin embargo… esto no deja de ser un modo de ACOTAR la realidad.

Son creencias que asumimos como necesarias e imprescindibles. Necesarias, pero creencias al fin y al cabo que limitan nuestro límite de acción. Así, pues….

Toda creencia es limitante, incluso las más necesarias y/o potenciadoras.

 

Las creencias acotan parte de la realidad.

Las creencias nos dan o quitan permiso para hacer algo.

Quiero aquí ser muy respetuoso y, también, aséptico. Elegimos, en función de la jerarquía de unos criterios por encima de otros. Y en esta elección establecemos una generalización acerca de “lo que está bien o lo que está mal”. Este es el origen de las creencias.

Distintas modalidades de psicoterapia hablan del modo en que Introyectamos estas normas. De tal manera que conforman un yo ideal, yo social, carácter, personaje etc.… según la modalidad terapéutica.

Este personaje nos sirve para interactuar en sociedad. Pero muchas veces termina engulléndonos por no haber adquirido conciencia de las creencias limitantes… y lo que son.

¿Qué significa tener conciencia de nuestras creencias limitantes?

Entonces, necesariamente, tener conciencia de nuestras creencias limitantes es tener conciencia de las “reglas” en las que vivimos. Yo lo diría de un modo más radical. Tener conciencia de la constelación de creencias que nos vive. E, insisto, las creencias en sí son necesarias, no quiero con esto decir que sean perjudiciales. Nos son útiles para vivir y tomar decisiones.

Si, por ejemplo, elegimos votar en unas elecciones, lo haremos a aquellos partidos que sintamos más afines. Y así, elegimos una opción…. y descartamos otras…

Al tener conciencia de nuestras creencias limitantes asumimos que cualquier opinión o creencia parcela una parte de la verdad. Nos es necesario para vivir acotar y elegir. Tener prioridades. Y las prioridades tienen que ver con las creencias.

Pero una cosa es tener criterios y normas para hacer la vida más simple. Y otra que nos tengan a nosotros. Es decir, tener conciencia de las creencias limitantes es darnos cuenta cuando estas están de más. Su utilidad o no es el criterio a seguir.

Los valores y la conciencia de nuestras creencias limitantes.

Hay un discurso muy tópico en política. Cuando se mueven en valores, que por su propia, naturaleza son abstractos. Por ejemplo progreso….

Conciencia creencias limitantes Sabadell

Del núcleo de nuestra conciencia emergen nuestros valores y creencias.

Veamos un político de izquierdas que piensa en progreso. Para esta persona el progreso puede tener que ver con una justa remuneración del trabajador en su empresa. Y, por supuesto, con que las capas sociales menos favorecidas accedan a un nivel de vida digno.

En el otro polo, un político de derechas que esgrime también el valor del progreso. Para esta persona, el progreso puede tener que ver con la capacidad de la empresa para genera puestos de trabajo. No ponen tanto el foco en la remuneración del trabajador. Más bien en lo que pueda ganar la empresa.

Unos pondrán atención en las limitaciones reales que sufren las capas menos favorecidas. Los otros en una “liberalización” del mercado que facilite la creación de riqueza.

Para los primeros la “liberalización” del mercado es un perjuicio para los desfavorecidos. Precisamente por cuanto su escasez de recursos les impide actuar tan “libremente” como los que tienen más. Por lo tanto, procurarán gravar con más impuestos a quien más tiene.

Para el político de derechas, gravar con más impuestos a quien más tiene supone un peligro de “fuga del capital”.

También aquí es deseable tener conciencia de nuestras creencias limitantes. Elegir una opción es descartar otra/s. Más allá de ideologías políticas lo que quiero remarcar aquí es que ambos hablan de “progreso”. El valor es el mismo, pero es la creencia acerca de qué es el progreso lo que marca la diferencia.

Y así podríamos decir de otras palabras muy manidas en política, libertad, justicia, igualdad etc.….


Creencias, decisiones irracionales y fanatismos

Queremos tener, por ejemplo, una opinión para votar a un partido político. Es saludable en una democracia (esto también es una creencia). Entonces, un determinado partido político es el que más nos convence. A partir de aquí pasa algo interesante. Pero antes una aparente disgregación para explicarlo mejor.

Robert Cialdini, un profesor de psicología estadounidense, es famoso por sus estudios sobre la persuasión. Especialmente en el terreno de ventas y marketing. De entre sus estudios elaboró la famosa teoría de los seis principios de la persuasión.

Conciencia creencias limitantes y PNL Sabadell

Las creencias son una elección personal, no una verdad absoluta.

Estos seis principios, a su vez, están en lo más profundo de la conciencia de nuestras creencias limitantes. Para lo que nos ocupa veremos dos de estos principios. He dejado, no obstante, un enlace anteriormente por si deseas ampliar. Estos dos principios son:

– Principio de afinidad o simpatía.
– Principio de coherencia o consistencia.


Las “Leyes de Cialdini” en el origen de la conciencia de las creencias limitantes.


Ambos son fáciles de entender. Por el principio de simpatía nos sentimos impulsados a opinar o actuar según las personas afines. Es decir, personas que cooperan con nosotros en metas comunes o que sentimos próximas. Es un impulso basado en creencias limitantes, pero agradables.

Por el segundo nos sentimos impulsados a ser congruentes con decisiones tomadas anteriormente.

Es divertido ver como los dos principios actúan. Creo que tod@s tenemos la experiencia de ver a dos seguidores de dos partidos políticos distintos. ¿No es acaso misterioso que, para los unos, los malos sean siempre los otros?

La falsa ilusión de los decretos.

Decretar es presuponer que se tiene autoridad para imponer una creencia o decisión.

O, mejor aún, hinchas de dos equipos de fútbol rivales. Pongamos un caso arquetípico: Barça – Madrid. ¿No es acaso misterioso que las decisiones arbitrales injustas perjudiquen siempre a nuestro equipo? Y esto se eleva al nivel de la prensa deportiva.

Es fácil ver cómo los principios de Cialdini operan en la conciencia de las creencias limitantes de estos seguidores.


La moda de los decretos.

Algo que me llama mucho la atención de un tiempo a esta parte es la moda de “decretar”. Existen decretos para la abundancia, el amor, la autoestima, en fin… para todos los gustos. Y no dudo en que puedan servir, en algún momento, para animarnos o, incluso, motivarnos. Pero cuidado en pasar la línea de lo razonable. Me explico.

Si yo “decreto” en tiempo presente que soy millonario, encantador y un hombre de éxito…. :roll:. En mi interior, la conciencia de mis creencias limitantes sonreirá benévolamente (no, no soy ni encantador ni millonario…)

Distinto es que visualice una imagen como objetivo, y me diga que estoy en proceso de alcanzarla. Y esto no es decretar, es plantearse un objetivo y comprometerse con él. Creo que es imprescindible entender algo básico. Si imaginamos con mucho empeño algo fantástico, pero nuestros actos no van en coherencia con lo imaginado….la inercia hace el resto.

En psicoterapia podríamos llamar a esto una disonancia cognitiva.
Y esto tiene traducción en el terreno de las creencias. En lo más profundo de la conciencia de las creencias limitantes están nuestras primeras experiencias de referencia. Y estas últimas si no se resuelven (y no suele ser trabajo fácil) opondrán una numantina resistencia.

Cuando una creencia entra en contradicción con otra, la que termina materializándose es la más antigua. Esto no quiere decir que no puedan modificarse, pero no creo que sea “Decretando”. Modificar creencias de este calibre requiere un trabajo de psicoterapia laborioso.

Atentos también a la cuestión lingüística. Veamos que dice la RAE sobre DECRETAR (obviamente nos remite al acto de dictar un decreto). Entonces veamos DECRETO: “Decisión de un gobernante, autoridad, tribunal o juez, sobre la materia o negocio en que tengan competencia” :roll:. Y creo que aquí es necesario poner algo de realismo.

El cerebro en el núcleo de la conciencia de las creencias limitantes.

Me adelanto a algo muy socorrido en algunas líneas de coaching y psicoterapia. Me refiero a esa “media” verdad de que el cerebro no distingue una experiencia real de otra fantaseada. Es cierto que si simulamos reír con cierta convicción, el cerebro segregará endorfinas como si estuviéramos contentos de verdad. Así pues, acabaremos más contento. La risoterapia, por ejemplo, se basa en esto.

El cerebro sí distingue las imágenes fantaseadas de las vividas.

No es cierto del todo que el cerebro no distinga lo vivido de lo imaginado.

Ahora bien, el cerebro codifica de formas distinta las imágenes que hemos visto y las que hemos imaginado. Las primeras con mayor nitidez, las segundas con menos. Anexo un enlace a un artículo ilustrativo: El cerebro distingue lo real de lo imaginado:

Creo que este debate sigue abierto a nuevos descubrimientos por parte de la neurociencia. De momento, creo que es más prudente no incluir las fantasías en la conciencia de nuestras creencias limitantes. Porque entonces serán doblemente restrictivas.
De momento, y por hoy, termino aquí. Hasta el próximo artículo recibe un cordial saludo.

 

www.josepguasch.com

 

Anterior artículo relacionado: El origen de las creencias que nos impiden ser nosotros mismos.

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

 

Autoconocimiento y terapia gestalt Sabadell

 

Conciencia de las creencias limitantes, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, terapia para el duelo, depresión, etc.…)

Las creencias irracionales lastran nuestros objetivos.

BLOG


El origen de las creencias limitantes. Lo que nos impide ser nosotros mismos.

Origen creencias limitantes, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Hipnosis, PNL, , Terapia Gestalt, Niño interior, Análisis Transaccional)

Origen creencias limitantes

Cuestionar lo que nos detiene a tomar decisiones.

Para la mayoría, el vínculo con nuestros padres fue el origen de las creencias limitantes que nos condicionan. Nuestras actitudes y patrones de conducta tuvieron su origen en sus mensajes, directos o indirectos. Explícitos o implícitos. La terapia Gestalt conoce estos primeros constructos como introyecciones.

 

La introyección, el origen de las creencias limitantes

La introyección se manifiesta, básicamente, en tres áreas específicas:

Lo que creo sobre mí
Sobre los demás
Sobre la vida, el mundo o el universo.

Hablar sobre el origen de las creencias limitantes es, por lo tanto, hablar sobre los cimientos de nuestra vida. Es por esto que no es tan sencillo como algunos pretenden modificarlas. Y la introyección es el mecanismo mediante el cual las engullimos literalmente.

Pero ¿Qué es la introyección? Empezaré explicándolo con un ejemplo.

Imaginemos que somos bebés, aún no tenemos dientes. Alguien nos da de comer y lo hace ofreciéndonos pedacitos de manzana. Son trozos de manzana pequeños, pero insuficientemente triturados para ser digeridos. Sin embargo, como tenemos mucha hambre, los tragamos.

Como quiera que el bolo alimenticio no pasó a nuestro estómago lo suficientemente triturado, los jugos gástricos tienen que aumentar su actividad. Esto puede generar malestar, problemas digestivos, gases, etc.

Esta metáfora nos habla, en modo simbólico del origen de las creencias limitantes.

trabajo con los introyectos y terapia gestalt en Sabadell

Los «debería» nos impiden considerar los «no debería»

Ahora veamos una definición más formal. En terapia Gestalt entendemos como introyección al acto de asumir como cierta una opinión o creencia del entorno. Un introyecto es, por lo tanto, una suerte de instrucción interna que “ingerimos” en su momento. Y lo hicimos sin reflexionar acerca de su validez o no. Los introyectos más comunes son los que “tragamos” de pequeños. Lingüísticamente suelen aparecer en la forma de “debería” “tengo que” “debo hacer, pensar etc. En PNL existe una categoría equivalente llamada operadores modales.

Como es de esperar el origen de nuestras creencias limitantes están en estos introyectos.

Algunas personas utilizan la introyección como una forma de regular el contacto. Es decir, asienten introyectando activamente opiniones ajenas. En ocasiones lo hacen selectivamente. Es decir, de algunas personas sí, de otras no, de según qué entorno sí o no….

 

El polo opuesto a la introyección el rechazo sistemático.

Origen creencias limitantes Sabadell

Rechazar sistemáticamente es también una creencia nuclear

En terapia gestalt asumimos el rechazo como la polaridad de la introyección. Por supuesto, es saludable rechazar una idea con la que no estemos de acuerdo. Sin embargo hay personas que rechazan por sistema. ¿Existe realmente una actitud activa hacia el rechazo o la introyección?

La PNL aporta una visión pragmática del asunto al definir el concepto “metaprogramas”. Los define como unos filtros mediante los cuales focalizamos nuestra atención en aspectos parciales de la realidad. Estos tamices solemos aplicarlos de un modo inconsciente. La terapia con metaprogramas nos conduce a un interesante terreno. La zona limítrofe entre nuestra orientación al focalizar la atención y las creencias.

 

Los metaprogramas, origen de las creencias limitantes.

Dos son los metaprogramas que más incidencia tiene en la polaridad introyección-rechazo.

Similitud – Diferencia. Por ejemplo, en las relaciones me oriento a lo que me acerca o a lo que me diferencia.

Posición perceptiva. Podemos observar la realidad de varios modos distintos. A lo que nos ocupa lo contemplamos bajo tres perspectivas.

1ª PosiciónYO. Me oriento exclusivamente a mi opinión/creencia.
2ª Posición. Por defecto me coloco siempre en “los zapatos de los demás”
– 3ª Posición ÉL. O bien el observador. De un modo “desapegado” considero las dos posiciones anteriores y elaboro mis conclusiones.

Evidentemente el par YO (posición 1º) – Diferencia, nos sitúa en el rechazo más directo. En el otro polo, el par (2ª posición) – Similitud hacia la introyección más inconsciente.

Por supuesto, en el origen de nuestras creencias limitantes estará el introyectar o rechazar por defecto. O dicho de otro modo, hacerlo de un modo sistemático e inconsciente. Quizás porque de pequeños nos enseñaron que “llevar la contraria no es bueno”. Pero también es posible que nos opusiéramos de un modo reactivo a este mandato. Es cuando adoptamos el rechazo sistemático.

En estas dos posiciones fijas subyace el origen de creencias limitantes nucleares. Así en la introyección, la infravaloración (“La opinión de los demás es más importante que la mía”). En el rechazo sistemático la desconfianza (“desconfío de los demás”). O incluso la autosuficiencia (“yo me basto, soy superior o no necesito a los demás). En todos los casos, estamos focalizando en aspectos parciales de la realidad.

 

El modo como presento mi identidad.

Un modo curioso en que aparece el patrón de rechazo es la forma en que algunas personas se identifican. Así, ante la pregunta ¿Quién eres?, empiezan por definir qué no son o lo que rechazan. Por ejemplo: “yo no soy mentiroso” o “no soy abierto”.

¿Cómo ocupo mi espacio en la vida?

¿Cómo me presento ante el mundo, aceptando sin más, rechazando sistemáticamente o siendo quien soy?

En ocasiones, en el origen de las creencias limitantes de este patrón se esconde un profundo miedo. Generalmente un miedo a ser controlado y/o a ser rechazado. Es decir, subyace la creencia de que los demás me van a censurar.

A veces, este mecanismo interno de negación esconde otro de defensa. La proyección. Es decir, ver en el otro lo que no vemos en nosotros. En otro artículo ahondaré más en el tema. Sin embargo, para mentes curiosas, dejo un enlace para empezar a profundizar algo más: La identificación proyectiva

Si alguien, en terapia, se define a sí mismo desde la negación, le invito a hacerlo desde la afirmación. Y esto teniendo en cuenta sus necesidades, valores, sentimientos y sensaciones. Es una mejor forma de aparecer ante el mundo. Y, ante uno mismo.

 

Cómo empezar a trabajar con las introyecciones

La terapia gestalt sugiere muchas formas de empezar a trabajar con el origen de nuestras creencias limitantes. Todas tienen una actitud de base inherente: “poner” conciencia.

Podemos explorar la introyección cuestionando todo aquello que escuchamos y asumimos como cierto sin más. A veces por merecernos confianza la persona que lo dice. Otras por afinidad con la opinión de base.

A menudo invito a mis clientes en terapia a que se pronuncien sobre lo que les digo o propongo. Especialmente cuando les percibo especialmente complacientes. Puede ocurrir que “engullan” sin más mi perorata. Lo cual no deja de ser una trampa para el terapeuta vanidoso. También puede pasar que, sencillamente, estén en la inopia y asientan mecánicamente. Con lo cual les invito a aterrizar. O incluso a que se cuestionen qué hacen pagando una terapia que les aburre.

En cualquier caso poner atención a lo que percibimos y/o sentimos, es trabajar en el origen de nuestras creencias limitantes.

 

Cómo los medios informativos nos manipulan desde el origen de nuestras creencias.

¿Aceptamos pasivamente lo que nos dicen los medios?

Chomsky, ya hace tiempo, nos advirtió sobre el poder manipulador de los medios de información. Y cómo pueden hacerlo de tal modo que incidan en el origen de nuestras creencias limitantes o incluso, simplemente, “sesgadas”. Comparto un video que denuncia una manipulación informativa. En concreto de Antena 3 y Cuatro. Con ella utilizan todo medio de manipulación emocional. Y, por supuesto, de sesgar la información para predisponer en contra del fenómeno de la ocupación.

Independientemente de mi opinión personal, este no es un artículo a favor o en contra de los okupas. Imagino que hay de todo. Sí lo es en contra de los medios informativos que sesgan los hechos. Modificando las noticias para manipular, desde el origen nuestras creencias limitantes o sesgadas.

Desmontando bulos

A final del video podemos ver cómo Eduardo Inda define el concepto posverdad de un modo magistral. Por supuesto siendo él un perfecto manipulador, condenado varias veces por fabricar bulos. “Utilizar los sentimientos de la gente para atraparlos emocionalmente y, así, meterles cualquier mentira”

Este “caldo de cultivo emocional” es imprescindible para manipular el origen de nuestras creencias limitantes.

Veremos en el próximo artículo cómo los introyectos no son solamente información “conceptual”. Albergan también un campo emocional, transgeneracional e, incluso, fisiológico. De este modo tendremos más claro la vastedad del campo que sostiene el origen de nuestras creencias limitantes.

Hasta entonces recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: La matrix de nuestras creencias
Siguiente artículo relacionado: Tener conciencia de nuestras creencias limitantes. La vida que nos vive.

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Mejorar la autoestima trabajando nuestras creencias Sabadell

Origen creencias limitantes, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, Coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, terapia para el duelo, depresión, etc.…)

Ejercicios prácticos para mejorar la autoestima

BLOG


Mejorar la autoestima, ejercicio de PNL para ganar seguridad

Mejorar la autoestima, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, hablar en público, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc.…)

Ganar confianza en uno mismo

Aceptarse y comprometerse en aprender y mejorar claves de la autoestima

A menudo las propuestas terapéuticas para mejorar la autoestima van acompañadas de sugerencias bien orientadas y eficaces. Es decir, nos orientan sobre el qué. Sin embargo pocas nos indican el cómo. Es algo que veo constantemente en las sesiones de terapia. “Sí, esto que dices lo entiendo pero no sé cómo ponerlo en práctica.»

En mi anterior artículo “qué es la autoestima” sugerí diversas formas terapéuticas para mejorar la seguridad en uno mismo. Una de ellas, inspiradas en la PNL es la llamada apadrinamiento o patrocinio. Veremos en este artículo un ejercicio para mejorar la autoestima basada en esta modalidad terapéutica.


Cómo mejorar la autoestima y seguridad en uno mismo con los tres mentores.


Este ejercicio va orientado al núcleo de la personalidad, es decir, la identidad. Puedes ampliar este concepto en mi artículo: “Como es adentro es afuera. Como es arriba es abajo

Mejorar la autoestima y aceptar nuevos retos.

Construir una autoestima fuerte nos ayuda a enfrentar nuevos desafíos.

Cualquier terapia, orientada a mejorar la autoestima, que no contemple este nivel es parcial. Esto no quiere decir que no sea eficaz. Existen modalidades de terapia remediativas. Es decir terapias orientadas a modificar conductas y, en su caso, las habilidades de las que emanan los comportamientos deseados.

A veces, una modalidad terapéutica remediativa es suficiente. En estos casos el problema no está en el concepto que la persona tiene sobre sí misma. Es decir las creencias nucleares acerca de uno mismo. Puedes, si lo deseas, explorar la importancia de las creencias para mejorar la autoestima en el artículo: Terapia para la autoestima baja.

Un apunte necesario antes de empezar el ejercicio

Como vengo diciendo habitualmente, los ejercicios que propongo en el blog son una sugerencia con carácter orientativo. Para garantizar resultados lo ideal es ponerlos en práctica con un terapeuta acreditado. Es el mejor modo de mejorar la autoestima con garantías. Pero a veces, leer algo con anterioridad puede servir para hacerte una idea.

Elige una experiencia concreta en la que te sentiste inferior, rechazad@, incapaz, no adecuad@ o no merecedor/a. Es de vital importancia para la terapia trabajar con experiencias concretas, no con fabulaciones ni posibles futuros.


Ejercicio para mejorar la autoestima, primera parte.

Elige tres personas en las que confiaste plenamente. Pueden ser tres personas que conociste en tu infancia hasta hoy.
A continuación elige tres personas que confiaron en ti.
Primero trabaja con el primer grupo de tres. Realiza el ejercicio completo y, al día siguiente con el segundo grupo.
Para empezar escoge el primer grupo.

o Obsérvalos detenidamente en tu memoria. Presta atención a su manera de moverse, andar, hablar, y todo cuanto consideres importante de cada una de ellas.
o Ahora date cuenta del impacto que ellos tienen en ti. ¿Cómo es sentirse aceptado por ellos tal y como eres? ¿Cómo es y sientes ser recibido como una persona única y valiosa?

Para mejorar la autoestima es importante tomar nota de las sensaciones físicas cuando te sentiste aceptado íntegramente.



Elegir una situación en la que la seguridad en ti mismo tambaleaba. Segunda parte.

Mejorar la autoestima nos ayuda a superar situaciones difíciles.

Vivir las emociones, sean las que sean, y no sucumbir a ellas, clave de la autoestima.

Elige una situación en la que te sentiste falto de confianza. Observa en disociado (como un observador) esa experiencia (Posición yo). Presta atención a lo que ves, lo que oyes. El entorno y las personas que forman parte de la experiencia

Ahora da un paso al frente, sumérgete en la situación. Revívela como si estuviera pasando ahora. En forma plenamente asociada, sumergido en ella. Observando lo que ves, escuchando lo que oyes, prestando atención a lo que sientes, patrones corporales (respiración, postura, gestos…), emocionales. Posición “Experiencia

(Nota importante: En esta práctica para mejorar la autoestima utilizamos las posiciones perceptivas Asociado y Disociado. Si quieres saber más puedes verlo en el artículo: Cómo vivir una emoción con ecuanimidad, la terapia disociadora.)

Ahora da un paso atrás y disóciate. Posición “Yo” (observador).

Ve a la metaposición para tomar nota de experiencia en forma asociado y disociado (Posición “Metaposición”) Observa ambas posiciones y los mensajes que te sugieren las mismas. Desde la metaposición ¿Qué crees que le falta al yo? ¿Qué objetivo definirías? ¿Crees que le falta algún recurso?



Los mensajes de los mentores. Tercera parte

A continuación ocupa la posición de Recursos, girándote con respecto a la posición anterior en 180º de tal manera que estés frente a los tres mentores. Respira y conecta con tu centro.

Abre los ojos y observa a tus tres mentores. Frente a ti. Con sus mensajes, ellos te inspirarán para mejorar tu autoestima

Modelaje en PNL para mejorar la confianza en uno mismo.

Podemos elegir modelos de personas o personajes que nos inspiren a mejorar.

Ahora da un paso al frente y entra en el mentor 1. Asóciate plenamente a él. ¿Cuál es tu postura corporal siendo el mentor 1? ¿Cómo te mueves? ¿Cómo respiras? ¿Qué piensas y cómo? ¿Cómo eres siendo el mentor 1? Entra en el personaje no te detengas en una explicación descriptiva. el mentor 1. Piensa, muévete, habla, siente como él.

Mejorar la autoestima trabajando con imágenes internas.

Da media vuelta sobre ti y observa la posición “Experiencia”. En condiciones óptimas verás en disociado la experiencia con el “yo”. Observa y detente en lo que ves y oyes teniendo claro lo que quedó definido como objetivo, recursos, etc. en la metaposición. Deja que aparezca un mensaje corto, claro y explícito para el “yo”. No más de cinco palabras y si pueden ser tres o cuatro mejor que cinco. Las palabras pueden venir acompañadas de una imagen mental y un gesto o postura corporal.

Plenamente asociado a “mentor 1” transmite las palabras y, en su caso, imagen y/o postura corporal al yo en la “posición recursos”. Aquí debes adoptar la personalidad y actitud del mentor que con su mensaje inspira al “yo” para mejorar la autoestima.

Ve a la “posición de recursos”. Colócate frente al mentor 1 recibe el mensaje, resuena con él. Siente cómo puede apoyarte y “apílalo” en tu centro.



Afianzar la sanación del niño interior.

Si estás en el trabajo con tu niño interior, preséntale ahora a tu mentor 1. Este trabajo de “presentación» en la terapia del niño interior es aconsejable para mejorar la autoestima. Lo puedes hacer a lo largo de tu trabajo de reparentalización. Sin embargo no es imprescindible si empiezas ahora con el trabajo.

Si decides añadir al proceso el trabajo con el niño interior, solamente tendrás que añadir este paso con cada mentor.

Una vez hecho, repite la operación con mentor 2 y mentor 3.

El mensaje definitivo para mejorar la autoestima

– Con los tres mensajes en forma de palabras, imágenes, posición y/o gesto define el metamensaje. Un mensaje que adopte las tres formas y sea la esencia de lo anterior. Las palabras, imágenes y posición o gesto serán las tres anclas que definen el recurso.

– Das la vuelta 180º sobre ti mismo y con el metamensaje y el centro vas a la posición Yo. Observa en disociado la experiencia.

– Da un paso adelante, asóciate a la misma y revívela con el recurso.

Posiciones perceptivas de la PNL para mejorar autoestima.

Dibujo de las distintas posiciones durante la terapia de los tres mentores.

Conclusión y finalización del ejercicio aumentar tus recursos y amor propio.

Observa y siente cómo se modifica tu vivencia de la experiencia. Lo que ocurre no cambia, sí cambia el modo en que lo recibes. Esto es así por cuanto el ejercicio está orientado a mejorar tu autoestima.

 

Hasta aquí la entrada de hoy. Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

¡Ah! y si te interesa una forma directa de aumentar tu autoestima echa un vistazo al:

Curso de PNL y coaching en Sabadell. 💡

En él aprenderás recursos prácticos que podrás aplicar a tu día a día. ¡Para conseguir tus objetivos y ganar confianza y seguridad!.

 

www.josepguasch.com

Artículo anterior relacionado: ¿Qué es la autoestima?

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Ganar confianza y seguridad en uno mismo.

 

Mejorar la autoestima, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Hipnosis, PNL, , Terapia Gestalt, Niño interior, Análisis Transaccional,)

 

BLOG


¿Qué es la autoestima? ¿Cómo mejorarla?

¿Qué es la autoestima? Confianza , seguridad, amor propio; consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Hipnosis, PNL, , Terapia Gestalt, Niño interior, Análisis Transaccional,)

Mejorar la confianza en uno mismo Sabadell

Una autoestima sana confiere confianza, alegría y ganas de vivir

Nadie mejor que Nathaniel Branden, para definir qué es la autoestima. Según este autor, este amor propio, seguridad, y confianza en uno mismo surge de dos creencias fundamentales. En primer lugar un convencimiento de aptitud (sentirse capaz y eficaz para vivir). En segundo lugar sentirse valioso, tener un valor como persona única e individual. Es decir, por un lado sentirnos capaces de enfrentar la vida. Y por el otro ser implícitamente merecedores de respeto.

Estas dos características son básicas en cualquier respuesta a la pregunta «¿Qué es la autoestima?

 

Qué es la autoestima.

Según Erich Fromm: “La principal tarea del hombre en la vida es darse nacimiento a sí mismo. Llegar a ser lo que potencialmente es. El producto más importante de este esfuerzo es su propia personalidad.”

Al preguntarnos qué es la autoestima la convicción de ser merecedor de respeto y valía es nuclear. No se trata de creer que somos infalibles en todo pues, por supuesto, podemos siempre mejorar. “Darnos nacimiento a nosotros mismos” en palabras de Fromm. Y el concepto de mejora creo que es mucho más útil que el de cambio. Cambio es una palabra muy “de moda” últimamente. Sin embargo denota una falta de confianza en uno mismo. Si yo, al responderme qué es la autoestima me comprometo con un cambio, algo falla. El cambio presupone que hay algo que debe permutarse por otra cosa. La mejora algo que puede optimizarse.

Veamos la definición de la R.A.E de la palabra cambiar. 1.- Dejar una cosa o situación para tomar otra. 2.- Convertir o mudar algo en otra cosa, frecuentemente su contraria.

Qué es la autoestima, mejorar en vez de cambiar.

Mejorar implica aceptarse, cambiar, querer ser otra cosa.

Cuando me comprometo con mi mejora me considero valioso. Implícita en esta actitud está la confianza en mí mismo y el amor propio. Si, al contrario, me comprometo con cambiar…. no me valoro por ser quien soy. Es como si a una madre o un padre les preguntáramos si quieren o no a sus hijos. Lo más habitual es que les quieran aunque, por supuesto, reconozcan que pueden mejorar en muchos ámbitos. Pero no los “cambiarían” por otr@s.

 

Qué es la autoestima (amor propio) y para qué es valiosa

La autoestima es la piedra angular, los cimientos de una personalidad saludable. De tal manera que colorea todo cuando hagamos en nuestra vida. Tanto en el ámbito personal como en el profesional. Bien sea en el terreno intelectual, afectivo o relacional.

Una autoestima deficiente nos impide aparecer en la vida con todas nuestras capacidades. Por eso es importante que nos planteemos, además de qué es la autoestima, cómo es en mí.

💡 ¡Vive qué es la autoestima,

con el curso de PNL y coaching!. 😀

Una autoestima alta favorece la seguridad y confianza en uno mismo. Es la clave de nuestros fracasos o éxitos. También del permiso que nos damos para disfrutar de la vida. Sentirnos merecedores de amar y ser amados. Y es precisamente en el terreno de las relaciones afectivas donde más afecta.

Pero no solamente a nuestra capacidad de establecer relaciones de pareja. Alcanza a otros ámbitos como nuestra posición como amigos, hijos, familia o incluso como padres. Y, por supuesto, alcanza también a nuestro desempeño profesional

Un bebé, aun cuando conociera el término y pudiera hablar, nunca preguntaría «¿qué es la autoestima?». Nacemos con ella implícita en nosotr@s. Sin embargo la educación, los mandatos parentales, sociales y educacionales de todo tipo nos apartan de nuestro amor propio. Y sí, es cierto que vivimos en sociedad y también lo es que podemos hacerlo manteniendo nuestra esencia. Pero no es precisamente fácil.

La educación y el respeto por los demás no están reñidos con la honestidad.

En resumen, sentirse o no equivocado como persona es un referente a la pregunta ¿Cómo y qué es la autoestima?

¿Cuál es el nivel de confianza en mí mismo? ¿Cómo me valoro?

Autoconfianza consulta en Sabadell

Confiar o no en las propias capacidades.

El Dr. Edmund J. Bourne, en su libro «Ansiedad y fobias» explica qué es la autoestima. De hecho es uno de los componentes esenciales en toda terapia para la ansiedad y las fobias.

Para conocer cuál es nuestro nivel de confianza y seguridad propone un ejercicio. Piensa en alguien a quien valores y respetes profundamente. Alguien que te merezca una total confianza y en quien creas “a pies juntillas”. Una vez lo tengas calibra en tu interior cómo es sentir y pensar acerca de esa persona.

Ahora, dirígete las preguntas hacia ti: ¿Cómo es de parecida o no esta actitud hacia mí? ¿Es el mismo nivel de confianza en mí mismo? ¿Siento hacia mí la misma seguridad? ¿Me concedo los mismos permisos y merecimiento? ¿Tengo el mismo amor propio hacia mí?

Ahora, en una escala del 1 al 10 valora cómo es de parecida esta valoración. Por supuesto, menos de cinco indicará una bajo nivel de auto confianza, más de cinco niveles más óptimos.

Este ejercicio te dará una aproximación a qué es la autoestima.

 

Eficiencia y consecución de objetivos

La expresión de uno mismo mediante actividades creativas es de vital importancia para una autoestima sana. De no ser así, en primer lugar, nuestras capacidades se verían infrautilizadas. Y, no menos importante, no apareceremos ni nos mostraremos ante el mundo.

Así pues, la pregunta qué es la autoestima, tiene otra respuesta. Esta respuesta tiene que ver con nuestra aportación a la sociedad.

Para esto es de vital importancia que sepamos construir una adecuada formulación de objetivos. Y, más aún, que estos objetivos estén alineados con nuestros valores.

 

Qué es la autoestima y cómo trabajarla

Qué es la autoestima, ejercicios para mejorarla

La autoestima puede mejorarse con ejercicios concretos.

Existen diferentes formas de trabajar para afianzar la seguridad y confianza en uno mismo. Desplegaré en otros artículos estas metodologías. Señalo algunas de ellas para una primera aproximación:

 

Formas de mejorar la autoestima

 

Autoconocimiento y vivir conscientemente.

El deseo de conocernos es una respuesta congruente a la pregunta “qué es la autoestima”. También favorece la eficiencia en el hacer, coherentemente con el ser. Sin este impulso y orientación hacia el autoconocimiento no puede existir amor propio.

Cuidar de uno mismo.

Para cuidar de nosotros mismos deberemos ser conscientes de nuestros valores y necesidades. De no hacerlo así, corremos el riesgo de sucumbir a deseos que no son auténticas necesidades. A menudo estos deseos procuran una «gratificación inmediata» a costa de un precio a largo plazo. En el siguiente artículo puedes ampliar este concepto: Deseos y necesidades.

Terapia con el niño interior.

Este es un trabajo muy interesante, de largo recorrido pero también de alcance profundo. Gran parte de nuestra autoestima se cimienta en las experiencias de nuestra infancia.

Técnicas de centramiento.

El coaching generativo ha trabajado en la actualización de las técnicas de meditación. Se trata básicamente, de entrar en contacto con nuestras partes más inspiradas y creativas para hacerlas operativas.

– Terapia de patrocinio o apadrinamiento.

De la mano de la PNL de tercera generación llega esta práctica. Es un trabajo de reconocimiento de la propia unicidad. El siguiente artículo incluye un ejemplo de este trabajo. Ver: Mejorar la autoestima. Ejercicio de PNL para ganar seguridad.

Terapia con la sombra personal.

Pocas personas al preguntarse qué es la autoestima llegan a imaginar esta modalidad de trabajo. Es cierto que se trata de uno de los temas menos tratados cuando se habla de Autoestima. Sin embargo, considero vital que nos hagamos amigos de nuestras partes rechazadas o reprimidas.

Abrazar nuestra sombra es una muestra de amor propio.

Nos guste o no, estas partes forman parte de nosotros. Y rechazarlas o reprimirlas es ejercer un tipo de violencia contra ellas. Por lo que, indirectamente, estamos ejerciendo una violencia sobre nosotr@s mism@s.

La autoestima es un viaje a uno mismo.

Reconocer en nuestro interior lo mejor de nosotros.

Por supuesto, aceptar nuestra sombra personal no significa resignarse ni someterse a ella. A buen seguro que tiene una intención positiva aun cuando se equivoque en el modo de intentar satisfacerla. Sería ahora muy extenso exponer toda esta modalidad de terapia. Sin embargo lo dicho antes y el enlace al que remite dan una idea muy aproximada. Añadir que una forma para acceder amablemente a la sombra es la metáfora del niño interior.

Estas distintas formas de terapia, nos ofrecen también distintas respuestas a la pregunta “Qué es la autoestima”.

Y si quieres saber qué es la autoestima desde una óptica vivencial te hago una propuesta. Examina el temario del curso de PNL y coaching sin compromiso. Y si te interesa contacta conmigo.

Seguiré en próximos artículos. Hasta entonces recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

 

Anterior artículo relacionado: Terapia para la Autoestima baja.
Siguiente artículo relacionado: Mejorar la autoestima. ejercicio de PNL para ganar confianza.

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

 

Consulta de psicoterapia y coaching en Sabadell

¿Qué es la autoestima? Confianza ,seguridad, amor propio, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, terapia para el duelo, depresión, etc.…)

Trabajo con nuestras creencias con PNL

BLOG


La Matrix de nuestras creencias, ¿es nuestra vida una gran mentira?

La matrix de nuestras creencias, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, Coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, tratamiento fatiga pandémica)

“En un lugar, no sé dónde,
había no sé qué santo,
que rezando no sé qué,
ganaba no sé cuánto….”

Trabajar la matrix de nuestras creencias Sabadell

Nuestras creencias conforman el molde que dibuja nuestro guión de vida.

Para estudiar el vínculo entre creencias y lenguaje empezaré por profundizar en eso que llamamos creencias. Pero lo haré bajo un punto de vista distinto al habitual. Lo presentaré con el concepto de la matrix de nuestras creencias. Y para explicarme empecemos por definir el concepto matrix. Traducido al castellano “matriz”, es decir un molde en el que se da forma a algo. Por extensión la RAE la define como una entidad principal generadora de otras. En psicoterapia y coaching se estudia algo conocido como guión de vida. Se trata de un argumento vital que gravita alrededor de una constelación de creencias. El guión vital es el núcleo, la matrix de nuestras creencia

¿Qué relación tiene el concepto matrix y las creencias? Para esto me remitiré a un hipotético experimento propuesto por la filosofía.

 

El cerebro en una cubeta y la matrix de nuestras creencias.

“El cerebro en una cubeta” es un experimento mental. Plantea la posibilidad de un cerebro mantenido vivo, en condiciones de laboratorio, y conectado a una súper computadora. Esta ofrece una serie de estímulos que procuraría al cerebro la ilusión de vivir en una realidad. Por supuesto, un experimento mental plantea un escenario hipotético, imaginado. La virtud de esta conjetura es que ayuda a pensar un poco más allá de nuestros límites.

La famosa película matrix partiría (en modo similar) de este supuesto. Estamos prisioneros de una realidad virtual que nos ofrece un escenario al que no podemos objetar nada. Y no podemos objetar nada a esta realidad pues la prueba para hacerlo está “fuera” de este universo virtual… Salvo, claro está… que tomemos «la píldora». Podríamos decir, de otro modo, que decidamos emprender un proceso de coaching o psicoterapia.

¿Es posible que nuestras creencias estén influenciadas
por una matriz que nos define?

Cambiar nuestro guión de vida Sabadell

¿Somos cerebros que creen vivir una vida?

Veamos, para empezar, cómo percibimos la realidad con la vista.

1º.- El ojo percibe los estímulos luminosos en forma de ondas electromagnéticas. Estas contienen información relativa a la intensidad y color de la luz.

2º.- Posteriormente, la retina transforma la luz en impulsos nerviosos (de naturaleza eléctrica). Estos impulsos nerviosos se dirigen al cerebro a través del nervio óptico.

3º.- El cerebro es quien procesa los estímulos, los reconoce, interpreta y da formas útiles y con sentido para nosotros.

Así, pues lo que percibimos “ahí afuera” es algo transformado “aquí adentro”. Es decir, nuestro cerebro nos ofrece su versión de lo que ocurre en el mundo externo. Yo diría que esta es la primera matrix de nuestras creencias. Es decir, si pudiera verme tal como soy, no sé si me asustaría, me disgustaría o me alegraría.

Pero hay más, mucho más….

 

Noam Chomsky, estructura profunda y estructura superficial.

Chomsky, en su visión de la gramática transformacional, establecía estos dos niveles Estructura profunda y Estructura superficial. Posteriormente, la programación neurolingüística incorporó este modelo para estudiar la comunicación. Veamos un ejemplo.

Mi amigo me dice: “Ayer compré un coche”. Esta es la estructura superficial. Yo puedo, en ausencia de más datos, imaginar que compró un coche marca Audi Quattro, de color gris marengo. Por supuesto en un concesionario Audi que conozco y el vendedor, alguien vestido con un traje azul oscuro.

Ahora, amig@ lector/a ¿qué imaginaste tú?

Si imaginaste lo mismo que yo, ¡compartimos algo de una misma matrix!, es bastante improbable. Sin embargo podríamos ir más allá. El vendedor ¿hablaba catalán o castellano?, ¿era alto, bajo, con bigote?, ¿había más coches? ¿Qué otros coches había en el concesionario? Y así podríamos ir ampliando las posibilidades.

Es decir, inconscientemente, cada uno de nosotros “rellena” la información que falta con nuestro universo interpretativo. Es la estructura profunda, hacia dónde, internamente, nos lleva cada frase. Para ser algo más gráfico yo imagino la estructura profunda como las raíces de un árbol. Raíces que pueden ramificarse hasta casi el infinito y sustentan el tronco y la copa, la estructura superficial. Y aunque no lo parezca, ya estamos en la matrix de nuestras creencias, y hemos pasado por dos matrices.

  • La primera, lo que vemos ahí fuera es una interpretación de nuestro cerebro.
  • La segunda, derivada de la frase de mi amigo: “ayer compré un coche”.

Estructura superficial y profunda en el lenguaje, PNL Sabadell

Lo que decimos, es apenas la parte visible de lo que está en nuestra vivencia interior.

Veamos la segunda matriz. ¿Podemos realmente visualizar un coche como un ente abstracto? Yo no, y sospecho que, generalmente, nadie es capaz de hacerlo. En nuestro universo interno le damos una forma, aunque no seamos conscientes. ¿Por qué (yo) elegí visualizar un Audi quattro? Es un coche elegante, seguro y veloz. Aquí ya aparecen, espontáneamente, tres valores: elegancia, seguridad y velocidad.

Ahora bien…¿Cómo se relacionan valores y creencias?

Otra persona bien pudiera visualizar estos tres valores en marcas distintas de coches. Un Volvo, un Lamborghini, un Ferrari…etc. La relación entre el valor y cómo lo vemos en la realidad forma parte, también, de la matrix de nuestras creencias. Y aún más, otra persona podría haber elegido visualizar otro tipo de coche en función de otros valores. Por ejemplo, seguridad, fiabilidad, comodidad etc. Y aun así podríamos discutir acerca de qué coches distintos representan estos valores.

Valores y creencias, el vínculo subjetivo

Una vez leí sobre dos socios que tuvieron que pedir un proceso de coaching para resolver una serie de desavenencias. Los dos estaban de acuerdo en un valor que era el núcleo de la beligerancia: profesionalidad. A uno, su profesionalidad le “obligaba” a ser el primero en entrar y el último en salir del trabajo. Es decir, dar ejemplo a los colaboradores. Para el otro, la profesionalidad era algo distinto. Fijar un objetivo, definir un plan de acción y comunicarlo de un modo claro a los colaboradores. Y, por supuesto, conseguir el objetivo o corregir el plan de acción si procedía. Vemos, pues, dos manera de entender un valor en la matrix de las creencias de estos dos socios.

Y, ¿en qué se basan nuestras creencias? Pues yo creo firmemente que en nuestras experiencias más tempranas, o algunas otras que nos impactaron profundamente. Por supuesto, la idea no es mía. La construcción lingüística que las refleja no es más que una forma de expresar una convicción interna que está por debajo de las palabras. Por eso, en el trabajo con las creencias no suelo proponer frases “positivas” más que como un refuerzo. Son solamente la estructura superficial, no la profunda matriz, el núcleo.

La creencia es una convicción interna acerca de la realidad que le otorga sentido y significado. Suele tomar forma de generalización. La generalización es, también, una matrix de creencias. Por ejemplo, una vez me mordió un perro y es posible que ahora tema a todos los perros. Esta es la base del trabajo de reimpronta. Identificar la primera vez que algo nos impactó lo suficiente para instalarse como generalización. Una primera impronta.

Valores y creencias, más ejemplos.

Define la palabra libertad y pide a alguien más que la defina, sigue con palabras como honestidad, dignidad… palabras referidas a valores y cualidades más abstractas. Es probable que las discrepancias vayan en aumento…

Las palabras tienen la capacidad de evocar imágenes, recuerdos, asociaciones, valores, conceptos anclados en nuestra experiencia interna, subjetiva. Y si bien una palabra es una convención asociada a un significado en cada cultura, no siempre está claro a qué experiencia interna individual se refiere. El significante (los signos gráficos en cuanto convenciones que expresan una palabra en un idioma concreto) de cada palabra nos remite a una Estructura Superficial, mientras que el Significado nos dirige hacia la Estructura Profunda (imágenes y experiencia subjetiva individual). Además, muchas, de las palabras están asociadas nuestra matrix de creencias profundas.

Y esto no ha hecho más que empezar….

Y ahora va una matrix de creencias universal (o casi)….

Cuando responsabilizamos a los demás de nuestro malestar.

Veamos frases como: “Me enfadé por lo que dijo mi hermano”, “me ofendió”, “me haces sentir obligado”. La primera realidad que subyace, en modo algo distinto, en cada una de estas frases es la misma. Es tanto como decir, “la causa de mi enfado, malestar etc.….” es otra persona.

Don Juan, el brujo que aleccionó a Carlos Castaneda, hablaba de esto como la importancia personal. Castaneda lo recogió en la siguiente frase:

El mayor enemigo del hombre es la importancia personal. Lo que lo debilita es sentirse ofendido por lo que hacen o dejan de hacer sus semejantes. La importancia personal requiere que uno pase la mayor parte de su vida ofendido por algo o alguien.”

Ese apego a la importancia personal es una de las más importantes matrix de nuestras creencias. De ahí derivaron los toltecas la necesidad de borrar la historia personal. Esa tradición chamánica lo trabaja con la recapitulación. Taisha Abelar describe esta técnica de un modo novelado en su libro “Donde cruzan los brujos”. Y aquí voy a ser doblemente molesto, esto último es también una creencia.

Matrix de nuestras creencias

La importancia personal y el egocentrismo.

Quiero ser muy claro (no sé si lo consigo). No voy de gurú, no quiero aleccionar a nadie, yo soy el primero en caer en estas creencias. Somos humanos y, en cierta medida, es normal que este tipo de matrix de creencias nos tengan. Pero puedo elegir verlas, no verlas y, eventualmente, soltarlas. También puedo darme cuenta que aún no estoy preparado para soltarlas. Sólo propongo un trabajo de conciencia.

Ahora te propongo examinar las tres frases anteriores.

 

“Me enfadé por lo que dijo mi hermano”; Causa-efecto.

Yo creo que es la frase menos manipuladora de las tres. Por lo menos reconoce que “me enfadé”, no que “me enfadó”. Pero ese enfado lo atribuye a lo que dijo la otra persona (su hermano). Lo veremos con más detenimiento en otro post, pero forma parte de las creencias con estructura “causa-efecto”. En la estructura profunda subyace la creencia “tú eres la causa de que yo me enfade” (a mí mismo).

Fritz Perls, el creador de la terapia gestalt, era visceralmente claro, a veces parecía hasta redundante (y esto es mi creencia). Podía hacerle decir a esta persona “yo me enfado a mí mismo” (cuando escuché lo que dijiste). Hasta la segunda parte de la proposición la obviaba, por eso la pongo entre paréntesis. Y en realidad es así, nadie puede hacernos daño con insultos o menosprecios a menos que nos agreda físicamente. El problema es siempre lo que nosotros hacemos internamente con lo que nos dicen.

Que alguien pueda hacernos daños con lo que nos dice, es una de las matrix de nuestras creencias más limitantes y falsas.

Esto no quiere decir que tengamos o no razón según los convencionalismos sociales (otra gran creencia). Quiero que se me entienda bien, no estoy en contra de las creencias, sí quiero visibilizar cómo nos tienen. Cómo necesitamos, como cultura, vivir en una matrix de creencias.

Seguro que es humano «sentirse» herido si un ser querido nos menosprecia. Pero ese “sentirse” herido es un “sentirme” herido por las expectativas que deposité en esa persona. Y probablemente necesite un tiempo para redefinir mis expectativas acerca de ese alguien. O probablemente acerca de . O nada de eso o ambas cosas a la vez. Pero vuelvo siempre a mí.

 

“Me ofendió” la matrix de creencias más demoledora

Es la forma de expresar la creencia más “a saco”. Ya no es como antes que en la estructura profunda de la persona subyacen dos momentos. “Yo me enfadé…. (Tiempo uno) por lo que dijo él» (tiempo dos). En la estructura profunda de esta frase subyace la idea “él me lanzó una ofensa”. Implícito necesario para comprender el “me ofendió”.

La palabra ofensa es una nominalización, es decir, congela un acto en curso en una sustantivación. Es una de las formas más utilizadas para manipular sutilmente. En otro post hablaré sobre esto pues merece capítulo aparte. De todos modos, si quieres, puedes leer este artículo sobre las nominalizaciones como estrategia de manipulación

 

“Haces que me sienta obligado, atacado, etc… “la crème de la crème”

Nadie nos hace enfadar, nos enfadamos nosotros mismos

¿Nos enfadan o nos enfadamos?

Para mí es una matrix de creencias estrella. Encierra un auto-engaño, un equívoco y una manipulación, todo en unas pocas palabras.

En primer lugar el “haces que me sienta” nos remite, a la creencia referida anteriormente. La causa-efecto. “Alguien del exterior me hace sentir….X”. Ya hemos visto como, en realidad, somos nosotros los que nos «montamos nuestras películas». Veamos la otra parte:

Haces que me sienta (obligado, manipulado, atacado, vigilado, engañado etc.…). Otra variante “me haces sentir…X”. Aquí tenemos lo que yo he bautizado como una “creencia perfumada” (cuidado, la “etiqueta” es sólo cosa mía). Alguien me dijo una vez: “Me haces sentir atacado”, yo, supongo que puse cara de extrañado. Entonces me espetó… “Ahhhhhh como es mi sentir….” (Creo que me daba a entender que como era su sentir, estaba excusado de cualquier otra consideración al respecto).

Responsabilidad frente a proyección.

Yo propongo otra forma de decir esto. «Creo que me estás atacando», o «creo que me intentas manipular», «creo que me estás obligando»…. Por dos razones:

1.- Los verbos atacar, manipular, engañar, vigilar, obligar, olvidar, etc.… NO SON SENTIMIENTOS NI EMOCIONES. Por lo tanto, anteceder el “sentir” como algo espontáneo que surge de una emoción o sentimiento es puro engaño… Y también un intento de manipulación. Es típica la frase: «siento que ya no me quieres como antes». Es triste, pero no es sentir, es creer.

2.- Reconocer la creencia nos responsabiliza de nuestra interpretación. Es más honesto. En PNL, a este tipo de creencia se le llama LECTURA MENTAL. Básicamente es pretender adivinar lo que el otro siente, pretende, necesita etc.… Y, ¡cuidado! No presupongo que sea cierto o no, solo caer en la cuenta de que es una creencia.

Yo creo que una forma más correcta de decirlo sería: “Creo que me estás obligando y me siento enfadado (o triste, indignado, frustrado etc.…)”. El enfado sí hace referencia a un sentir. Así incluimos en una frase el sentir y la creencia. No deja de ser una matrix de creencias, pero más limpia.

Bueno, como he dicho antes, esto solo ha empezado. Seguiremos en otro artículo.

Hasta entonces, recibe un cordial saludo,

Aprender a alimentar nuestro cerebro con mensajes inspiradores.

Las conexiones en nuestro cerebro se alimentan de nuestras experiencias y estas conforman nuestras creencias.

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.
Siguiente artículo relacionado: El origen de las creencias limitantes. Lo que nos impide ser nosotros mismos.

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia en Sabadell

 

 

La matrix de nuestras creencias, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, tratamiento fatiga pandémica)

 

Lenguaje y realidad, cómo definimos nuestro mundo según la PNL

BLOG


Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.

Lenguaje y realidad, Josep Guasch, psicoterapeuta, coach en Sabadell, Terrassa y online. Consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, coaching fatiga pandémica)

 

«Hay otros mundos, pero están en este»
Paul Éluard.

 

Lenguaje y realidad en PNL Sabadell

Las palabras conforman el lenguaje con el que revelamos nuestro mapa de la realidad

Una diferencia cualitativa de la especie humana radica en nuestra habilidad lingüística. Con ella podemos describir minuciosamente la realidad, o mejor dicho, “nuestra experiencia de ella”. Sin embargo, este vínculo entre lenguaje y realidad no está limpio de nuestra particular idiosincrasia. Y precisamente, por ser humanos, somos muy diferentes los unos de los otros.

Esta diversidad puede ser muy enriquecedora, otras veces motivo de conflictos. A menudo vemos esto los que nos dedicamos a la psicoterapia y/o el coaching. Y una de las disciplinas que más se ha dedicado a este estudio es la PNL. El vínculo entre nuestra mente y “lo real”. Y ese vinculo está en nuestra experiencia subjetiva.

Tal y como dice una presuposición de la PNL: “El mapa no es la realidad.” Y una de las formas de codificar este mapa está en el vínculo entre lenguaje y realidad. Un vínculo simbólico enraizado en el subconsciente, o como decimos en Gestalt en el “no darnos cuenta”.

Lenguaje y realidad en un ejemplo

Imagina que dices ¡¡Llueve!! Y te escuchan un campesino y un cartero. ¿Qué distintas expectativas despertará en uno u otro la perspectiva de la lluvia?…

Supongo que la sola expectativa de lluvia despertará en uno buenas noticias y en el otro un día molesto de trabajo…


Seguiremos con lo establecido en el artículo: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras. Empezaremos con otro ejemplo:

Lenguaje y realidad, los niveles entorno, conducta y capacidad en PNL.

Programación neurolingüística y habilidades sociales en Sabadell

Con las palabras describimos nuestro entorno.

En un proceso de psicoterapia un cliente refería que su pareja se quejaba de su lentitud. En concreto le decía: “Eres muy lento”. Durante la conversación dijo, casi como un grito reivindicativo, “Es que por la mañana, al despertar, soy incapaz de moverme deprisa”. En apenas quince palabras tenemos diferentes visiones del vínculo entre lenguaje y realidad. Veamos:

La pareja le dice: “Eres muy lento”. El verbo “ser” suele referirse a hechos y características inherentes o muy estables. Por ejemplo no es lo mismo decir “soy tonto” que “estoy tonto”. Lo primero es más duradero, lo segundo transitorio. Así pues, una frase señala a la identidad y la otra a un estado transitorio.

Sabemos que un estado transitorio apunta a un comportamiento o capacidad en un momento o lugar determinado. Por lo tanto a un entorno. PERO NO CALIFICA CATEGÓRICA E IRREVERSIBLEMENTE A LA PERSONA.

Así, al cliente de psicoterapia, su pareja le calificaba (casi condenaba) como SER LENTO. Es decir le identificaba con la lentitud. Y él se revolvía con una frase que apuntaba a otra realidad distinta: “por la mañana al despertar” (entorno). “Soy incapaz de moverme deprisa”. «Moverme» (conducta), «incapaz» (In/capacidad) de hacerlo deprisa. Además, imbuida está una creencia, la de “ser incapaz de hacerlo así”. Veremos en el próximo artículo sobre lenguaje y realidad esta curiosa característica de las creencias. La de permeabilizar cualquier otro de los niveles neurológicos definidos por la PNL.

La PNL no hace más que visibilizar el vínculo entre lenguaje y realidad que ya conocemos intuitivamente.

Esto lo sabemos de un modo intuitivo. No es lo mismo ser gandul (identidad) que hacer el gandul (comportamiento). O durante este semestre (tiempo/entorno) no estudiaste lo suficiente (conducta). O «aún no has aprendido a estudiar de un modo continuado» (capacidad). Importante el adverbio aún (equivalente a todavía). Incluye la presuposición que en el futuro sí sabrá hacerlo.

Otros ejemplos como no es igual «ser tonto» que «hacer el tonto», «ser mentiroso» a «decir una mentira» etc.

Veamos a continuación este vínculo entre lenguaje y realidad, con detenimiento, desde diferentes planos.


Las palabras en el nivel del entorno

Siguiendo con el modelo de los niveles neurológicos de la PNL, veamos cómo es el lenguaje en este contexto. El vínculo entre lenguaje y realidad en el entorno se caracteriza por lo descriptivo. Las expresiones descriptivas detallan las características de la realidad de un modo específico. Es decir utiliza los rasgos observables, cuantificables, constatables referidos al medioambiente. Por lo tanto utiliza un lenguaje basado en datos sensoriales referidos al dónde, cuándo y con quién.

Algunos ejemplos: “el coche es rojo”, “voz aguda”, “llegó a las 20.15”, “el vino tiene un sabor afrutado”, “clima húmedo”. En este nivel lenguaje y realidad se centran en lo más concreto y constatable. Y si bien tiende a lo objetivo, no siempre es así. Por ejemplo: “En la habitación hacía frío”. Si bien la frase nos describe la temperatura -un elemento exógeno- del entorno, no es del todo objetivo. ¿Para quién es frío? y sobre todo ¿comparado con qué?


Las preguntas tipo: ¿cuándo?, ¿con quién?, ¿en qué momento? ayudan a delimitar el entorno.


Lenguaje y realidad, una práctica sencilla para explicitar el mapa del entorno.

En los talleres que imparto invito a los asistentes a compartir algunas experiencias. Por ejemplo, leo esta frase “El gato saltó por la ventana”. Hablamos de una acción (saltó) referida a un entorno (ventana). Todos sabemos de lo que hablamos, ahora bien…. Cuando exploramos la experiencia interna que despierta esta frase advertimos lo diferentes que somos:

Hay quien ve un gato siamés, otros de angora, otros callejero. Hay quien visualiza que salta por una ventana ancha, estrecha, de un bajo o de un decimocuarto piso. Algunas personas, en su experiencia interna, ven el gato caer sobre árboles, otros de pie y no faltan los que, directamente, se entristecen porque el gatito se “espachurra”.

Con este ejemplo sólo quiero llamar la atención sobre el mapa tan distinto que tenemos de la vida. Y esto lo podemos ver claramente cuando examinamos este vínculo entre lenguaje y realidad. Y precisamente en uno de los niveles neurológicos más concretos, el del ambiente.

 

Cómo hablamos cuando nos referimos a la conducta.

Habilidades sociales y conducta asertiva con PNL en Sabadell

La conducta también se manifiesta en la interacción con otras personas.

La PNL se refiere al comportamiento como aquello que hacemos concretamente. Es decir el qué hago (o no hago). El lenguaje referido a la conducta se apoya en verbos (referidos a acciones) y adverbios (que matizan la acción). Por ejemplo: “él camina (acción) deprisa (adverbio)”.

Aquí quiero llamar la atención sobre un matiz importante. La diferencia entre adverbio y adjetivo. El adverbio apunta a la conducta, el adjetivo a la identidad. El adverbio es una palabra que matiza un verbo, y en ocasiones un adjetivo o adverbio. Veamos y desarrollemos el anterior ejemplo: “Él camina (verbo) deprisa (adverbio) pero tranquilamente (adverbio)”. Vemos que el adverbio tranquilamente modula el adverbio deprisa. Y a su vez, el adverbio deprisa califica el verbo camina.

El adjetivo, bajo el punto de vista de la gramática, complementa a un sustantivo. Según el prisma de la PNL, complementa a la identidad (equivalente del sujeto en gramática). Esto es de suma importancia para cualquier proceso de psicoterapia o de coaching. Así no es lo mismo decir: “Él camina rápido (conducta)” que “Él es rápido (Identidad)”. Incluso podemos estirar algo más el ejemplo: Él es rápido, pero camina despacio. El adjetivo “rápido” califica su identidad (sujeto), el adverbio “despacio” gradúa su comportamiento (verbo). Volvemos a lo referido anteriormente, no es lo mismo hacer el gandul que ser gandul.


Lenguaje y realidad en las capacidades.

Recordemos que las capacidades se refieren al cómo hacemos lo que hacemos. Es importante destacar aquí que el cómo se refiere a qué táctica o estrategia utilizamos para hacer algo. ¡O incluso para conseguir hacer algo! Un error habitual es el confundir el cómo referido a una cualidad. Por ejemplo:


– “¿Cómo trabaja?”
– “Trabaja bien y rápidamente.”

Aquí vemos que el cómo se refiere a un verbo (trabajar). Incluso tal y como vimos antes puede referirse a la identidad:

– “¿Cómo es tu amigo?”
– “Es muy divertido”

Es un error que he advertido en algunos estudiantes y practicantes de PNL. Por este motivo, aunque en la mayoría de formaciones, libros y cursos de PNL se refieren al cómo para hablar de capacidades yo prefiero utilizar otros términos. Por ejemplo, ¿Qué pasos utiliza? O ¿Qué estrategias?…para hacer X?

Veamos un ejemplo que, a su vez, engloba a los tres niveles.
“Cada mañana lo primero que hago es la cama, ordeno y limpio (conducta) mi habitación (entorno). Es verdad que es una disciplina que me supone un esfuerzo. Para conseguirlo, me recuerdo lo bien que me siento al entrar a mi habitación y verla limpia y ordenada (capacidad).

La estrategia que utiliza para hacerlo (el cómo) es recordarse a sí mismo lo bien que se sienta al….

El nivel neurológico de las capacidades, un punto de inflexión en psicoterapia y coaching.

Nuestro mapa mental de la realidad no es la realidad

La realidad no es nuestro mapa mental de la misma.

Las capacidades o habilidades son motivo de la mayoría de intervenciones en procesos de psicoterapia y coaching. En PNL se estudian y elaboran estrategias específicas. Por ejemplo hacer la distinción entre objetivo o proceso. Son los llamados metaprogramas, un eslabón entre las capacidades y las creencias.

El vínculo entre lenguaje y realidad, en las capacidades, lo podemos ver en la siguiente frase:

“Sólo con pensar en mojarme las manos, tocar los platos grasientos y la fatiga de estar de pie, se me pasan las ganas de fregar los platos.”

Ó:

“Me imagino la cocina limpia y reluciente y el olor a limpio para animarme a fregar los platos”

Veamos las dos estrategias distintas que revelan las dos frases.

 

Como me desmotivo a hacer algo.

La palabra inicial “sólo” de la primera frase ya empieza a ser indicativa. Lo que sigue no tiene desperdicio. “Pensar en mojarme las manos, tocar los platos y la fatiga…” Nos remite a un lenguaje estrictamente cinestésico, relacionado con sensaciones corporales. Si quieres saber más puedes ver el siguiente artículo: Despertar conciencia con pnl

Lenguaje y realidad interna

Motivarnos y desmotivarnos está a nuestro alcance… pero hay que saber hacerlo.

Es una estrategia… Además esta estrategia está relacionada con el proceso de fregar los platos, no con el resultado final. Es decir la persona mantiene en mente el tiempo que va a estar fregando los platos. La conclusión lógica es: “Si solamente con pensar (X) se me pasan las ganas”…. Implícito está el “Cuando lo haga puede ser terrible” (o algo así). Es una estrategia interna genial… ¡para desmotivarse!

Este es el “cómo” al que se refiere el nivel de las capacidades. Veamos ahora otro “cómo”.

Como puedo motivarme a hacer ese algo.

Veamos ahora como las distinciones de la pnl y el lenguaje, revelan otra realidad interna.

“Me imagino (Visual) la cocina limpia y reluciente (visual) y el olor a limpio (sensación) para…. ”

En este caso la estrategia se refiere a dos imágenes internas y una sensación olfativa. Pero además hay otra estrategia que es la definitiva. El proceso mental está vinculado al objetivo final, no al proceso.

Cuidado, no quiere esto decir que las representaciones visuales sean más motivadoras que las cinestésicas (sensación). Tampoco que el metaprograma objetivo sea más efectivo que el proceso. Simplemente utilizados de esta manera genera una predisposición u otra.


La clave está en cómo estructuramos nuestro pensar. En eso están implícitos:


El sistema representacional.
Las submodalidades. Podemos advertir, por ejemplo, la submodalidad reluciente como más intensa que, simplemente opaca en una imagen.
– La secuencia que utilizamos para vincular los diferentes ítems.
– Los metaprogramas.

Por supuesto que no hay estrategias mejores que otras. Todo depende del para qué las utilizamos. Por otra parte, cada estrategia interna es única en cada persona. De todos modos, te invito a reproducir en tu interior estas dos si vas a fregar los platos. Ya me dirás qué pasa.


El lenguaje y la realidad en el nivel de las capacidades.

Cómo sabemos o no hacer algo

Nuestras competencias indican lo que sabemos o no hacer.

Las palabras que utilizamos para referirnos a la actividad en este nivel tienen que ver con actividades internas. Por supuesto “me considero capaz o incapaz”, “pienso”, “creo”, “siento”. Verbos, la mayor parte de las veces inespecíficos, que apuntan a una capacidad o habilidad. Algunos ejemplos: «puedo escribir un verso», «tocar la guitarra», «componer una canción»… Es importante destacar que estos verbos inespecíficos llevan implícito el “ser capaz de”, por ejemplo “componer una canción”.

También algunas palabras que apuntan a cómo procesamos nuestra experiencia. Comunicamos lo mismo al decir:

Comprendo lo que dices (auditivo interno).
Veo lo que dices (visual interno).
Siento lo que dices (cinestésico interno).

Sin embargo con los diferentes predicados revelamos nuestro modo de procesarlo. Comprendo (auditivo interno) Veo (visual interno) y siento (cinestésico interno). Nuestra forma de hablar evidencia cómo procesamos con el lenguaje la realidad. Ser receptivos a esto puede facilitar tanto la comunicación como los procesos de psicoterapia y coaching.

Para ahondar algo más en esto último te remito de nuevo al artículo citado de El sistema representacional.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

 

Anterior artículo relacionado: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras.
Siguiente artículo relacionado: La matrix de nuestras creencias. ¿Es nuestra vida una gran mentira?

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia en Sabadell

Lenguaje y realidad, Josep Guasch, coach, psicoterapeuta en Sabadell, Terrassa y online. Coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, coaching fatiga pandémica)

La PNL y el lenguaje expresión de lo interior en lo exterior.

BLOG


PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras.

PNL en el lenguaje, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, terapia fatiga pandémica)

 

La PNL y el lenguaje, revelan lo que subyace en nuestro mundo interior, consulta en Sabadell

Nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interior.

Vimos en el artículo: El sendero de los niveles neurológicos en PNL la vinculación entre los diferentes niveles neurológicos como nexo entre el ser y hacer. Indirectamente también con el tener. Como la PNL y el lenguaje están íntimamente conectados, veremos esta conexión bajo este modelo.

Cuando una intención surge en la conciencia empieza un recorrido creativo que tiende a la materialización. Este recorrido puede emerger desde los niveles más abstractos de la transpersonalidad y la identidad. Y pretende concretarse en el de conducta y entorno. De este modo, los niveles neurológicos son indicadores, señalan el trayecto desde la “Conciencia pura” a la “Conciencia de…”

A menudo se dibuja en una formulación de objetivos y en un posterior posterior plan de acción. El vínculo entre PNL y el lenguaje aparece en cada uno de estos eslabones. Bien sea de un modo posibilitador o bien como impedimento. Así se puede abrir o cerrar el paso a los anteriores o posteriores niveles. Y, de este modo, impedir o favorecer que una ilusión concrete en tu conducta y entorno.

Desde otra perspectiva, este sistema tiene una gran virtud. Unificar en una sola operativa estudio y vivencia de la conciencia pura con la acción y el tener. Dicho de otro modo, unifica ser con hacer y de ahí poseer. Lo primero tiende a descuidar los aspectos más prácticos de la vida. Mientras que, lo siguiente, a menudo olvida el sentido y propósito profundo. Un modo de captar esta coherencia (o incoherencia) es siguiendo los patrones de la PNL y el lenguaje.

 

Los niveles neurológicos de la PNL y el lenguaje, algunos ejemplos.

Programación neurolingüística para autoconciencia, en Sabadell.

Diálogo externo y diálogo interno.

Veremos ahora unos ejemplos para empezar a diferenciar las pistas que la PNL y el lenguaje nos facilitan.

Un ejemplo: Cómo puede expresarse un fumador, bien sea que quiera o no dejar de fumar.

Entorno: Después de una reunión de trabajo necesito fumar.
Conducta: Empiezo a fumar al levantarme de la cama
Capacidades: No sé cómo dejar de fumar.
Creencias/Valores: Si no fumo me “pongo de los nervios”.
Identidad: Soy un yonki del tabaco.
Transpersonal: Fumar, al terminar el día, me sumerge en una sensación de paz profunda.


Veamos ahora los niveles neurológicos de la PNL y el lenguaje en el miedo a los perros:

Entorno: Los perros en la calle y sin bozal son un peligro.
Conducta: El corazón se me acelera al ver un perro.
Capacidades: Soy incapaz de acariciar un perro sin ponerme nervioso.
Creencias/Valores: Los perros son animales peligrosos.
Identidad: Soy fóbico a los perros
Transpersonal: Cuando veo a un perro el miedo me posee y no soy yo.

 

Imaginemos alguien con problemas de Ansiedad

Entorno: La psicoterapia puede sanar mi ansiedad
Conducta: Cuando hago respiraciones abdominales mi ansiedad se calma.
Capacidades: No puedo controlar mi ansiedad
Creencias/Valores: Las situaciones desconocidas disparan la ansiedad.
Identidad: Soy una víctima de la ansiedad
Transpersonal: La ansiedad me desborda y pierdo el control de mí.


Cómo puede hablar alguien con problemas de Comida compulsiva.

Entorno: La hipnosis me ayuda a comer más saludablemente
Conducta: Como demasiado cada día.
Capacidades: Soy capaz de comer 20 hamburguesas en menos de media hora.
Creencias/Valores: Un día festivo hay que comer bien y más de lo normal.
Identidad: Eres un tragón incorregible
Transpersonal: Cuando como compulsivamente me convierto en un depredador insaciable.


Qué nos enseña el modelo de los niveles neurológicos de la PNL y el lenguaje

Lenguaje y PNL nos revela y nos transforma

Cómo hablamos habla de nosotros.

Alguien que crea ser indeciso (soy indeciso) no verá oportunidades, 😀 verá problemas, 🙄 en las opciones a su alcance. Una persona tímida, temerá su entorno entero, interpretará cualquier pregunta de los demás como un peligro. Esta creencia sobre su identidad consumirá su energía focalizada en controlarse y reprimirse. Según el modelo de la PNL y el lenguaje, sus expresiones lingüísticas no solamente le revelarán, también le construirán. ;-o. Sí, por ejemplo si yo digo “Soy indeciso” asumo que mi identidad es así. Es decir, mi definición intrínseca de mí contiene la indecisión. Del mismo modo que soy, por ejemplo, hombre, soy indeciso. Así construimos una autoimagen con la que nos identificamos (identidad) completamente. Consecuentemente retroalimentamos esta definición limitante.

Una práctica de Programación neurolingüística con el lenguaje.

Escoge algo que tú defines identificas como un “defecto” tuyo (la palabra “defecto” no me gusta pero para entendernos rápidamente”) Por ejemplo: “soy miedoso”. Repítete las siguientes frases utilizando esa característica que quieres cambiar utilizando el modelo de la PNL y el lenguaje.

Para esto presta una especial atención a cómo cada construcción lingüística impacta en tu sentir. Veamos el ejemplo:

Identidad: Soy (X) Soy miedoso.
Valores/Creencias: Creo que tengo (X) Creo que tengo mucho miedo casi siempre.
Capacidades: No soy capaz de controlar (X) No soy capaz de controlar el miedo.
Comportamiento: A veces (x) influye en mi conducta A veces el miedo influye en mi conducta.
Entorno: Cuando (con, etc…) X. Cuando alguien conduce a mucha velocidad tengo miedo.

Utilizando estas distintas estructuras del modelo de la PNL y el lenguaje, la experiencia impacta de un modo distinto.

En términos generales el nivel de identidad constriñe mucho más a la persona. Mientras que en el otro extremo, el nivel del entorno delimita el problema. De este modo deja a la persona en un espacio mucho más abierto y con más posibilidades. Así, cuando circunscribimos el miedo a un entorno, definimos algo específico en un contexto determinado. En el otro extremo, el nivel de identidad permeabiliza cualquier conducta en cualquier momento, lugar y situación.

Veamos a continuación cómo este modelo de la PNL en el lenguaje se revela en un relato.


Los niveles neurológicos en palabras, un relato.

Terapia transpersonal y gestalt en Sabadell

El poder transformador del símbolo

«Al verla recordé las hogueras de San Juan y el reflejo en los ojos de Mercedes. Cómo en ellos brillaba el fuego, el primer fuego que conocí. Y cómo ese reflejo despertó en mí algo desconocido, completamente nuevo en esa tierna infancia. El recuerdo ahora volvía con otra cara, en otra mujer. Y también en un lugar distinto, frente a un mar nuevo para mí pero de algún modo familiar. Era como si los dos lugares tan distintos y las dos personas, también diferentes, compartieran un mismo origen.

Ofrecimos el ramo de flores al mar crepuscular y observé, atónito, como las aguas engullían la ofrenda. Lo que fue arrebatado a la Vida, volvía a la misma en su forma primigenia.

En ese momento, me cogió de los hombros y me colocó frente a ella. En sus ojos veía, ahora, el reflejo de la Luna. No podía creer lo que estaba sintiendo. La Luna era como el fuego y el mar como las maderas ardiendo. Y los ojos que ahora veía y me miraban eran como los ojos de Mercedes, distintos y, también, iguales. Entonces habló y me dijo: “Ella te ha aceptado”. Comprendí sin entender, nos fundimos en un beso y nos conocimos en la comunión de los cuerpos. Entonces supe lo que es perder la conciencia de mí en un Universo mayor.»

Con el modelo de la PNL y el lenguaje podemos advertir los diferentes niveles en los que transcurre una experiencia. Si bien los iré detallando en sucesivos artículos examinaremos a continuación este texto.


Identificar en un texto los distintos niveles neurológicos de la PNL en el lenguaje.

Las representaciones sensoriales internas que dirigen nuestra conducta.

Nuestra conducta está dirigida por nuestras representaciones internas de la realidad.

Si bien el texto, en general, tiene una gran connotación transpersonal podemos, no obstante, vislumbrar los otros niveles.


El nivel del entorno

El entorno es “lo externo”, lo que perciben los sentidos físicos. Es decir, lo que vemos, escuchamos, olemos, saboreamos y sentimos a nivel de la piel. El ambiente, el quién, dónde, cuándo etc. Algunos ejemplos en el relato tienen que ver con las hogueras de San Juan, el mar crepuscular, Mercedes y la otra mujer. Todo esto constituye los distintos entornos en los que transcurre la acción. Es decir, quién, dónde y cuándo.

Estos elementos se entremezclan en la memoria de quien relata. Existe un nexo con el nivel transpersonal. De algún modo, una octava superior al entorno.


La conducta

Este nivel tiene que ver con acciones específicas. Por lo tanto está muy vinculado a verbos y adverbios concretos referidos a lo observable. En el texto podemos observar pasajes como “Ofrecimos el ramo de flores al mar”. También “Me cogió de los hombros y me colocó frente a ella”. “Entonces habló y me dijo”.

El modelo de la PNL en el lenguaje contempla la conducta como algo que también puede ser interno. Por ejemplo: “ese reflejo despertó en mí algo desconocido”. O incluso: “El recuerdo ahora volvía”. Veremos en otro artículo esto con más detenimiento pues forma parte de una de las sutilezas visibilizadas por la PNL.


Capacidades

La PNL en el lenguaje, consulta en Sabadell

Capacidades y estrategias mentales.

Sabemos que las capacidades reflejan el cómo hacemos o no hacemos algo. Así, por ejemplo “no podía creer lo que estaba sintiendo”. Esta frase nos remite a tres niveles, lo que siento (conducta interna), no podía (capacidad), creer (creencia).

La frase “el recuerdo ahora volvía con otra cara” refleja de un modo velado cómo es el recuerdo. Veremos en otro artículo como el recuerdo puede almacenarse en submodalidades
y sistemas representacionales diferentes. El modelo de la PNL en el lenguaje contempla esta distinción en el nivel de las capacidades. Es decir, cómo hacemos (recordamos en este caso) lo que hacemos.


Valores y creencias

“Cómo ese reflejo despertó en mí algo desconocido”. Esta frase es un ejemplo del modelo llamado causa-efecto. Es decir, algo ocasiona otro algo, lo cual es una creencia. “Lo que fue arrebatado a la Vida, volvía a la misma en su forma primigenia”. El nivel de las creencias a veces se mueve muy sutilmente en el lenguaje. Desplegando lo subsumido en la frase tenemos: “al ser engullido por el mar, el ramo de flores, volvía a la vida”. Aunque es una licencia literaria, el modelo de la PNL en el lenguaje lo define como equivalencia compleja. Es decir, si pasa X quiere decir Y. Esto pertenece al nivel de las creencias. De nuevo te remito a un próximo artículo pues este es uno de los niveles más determinantes y vale la pena desplegarlo en profundidad.

Identidad

“Las dos personas, también diferentes” hace un reconocimiento implícito de dos identidades distintas. “El recuerdo volvía ahora con otra cara en otra mujer”. Muchas veces el lenguaje que expresamos para definir a alguien tiene un tono metafórico. Y es necesario que sea así pues el nivel de la identidad recoge la totalidad de la persona. Cómo definirla en pocas palabras es algo que suele resolverse con la metáfora.

“Entonces supe lo que es perder la conciencia de mí en un Universo mayor”. Esta frase delimita la frontera entre un ser/identidad (el protagonista) y el nivel transpersonal (mayor al individuo). Profundizaremos también en sucesivos artículos sobre la PNL y el lenguaje en este nivel.


Transpersonal

Gestalt transpersonal Sabadell

Espiritualidad y transpersonalidad.

“Y las dos personas, también diferentes, compartieran un mismo origen”. El lenguaje que se utiliza para el ámbito de lo transpersonal es, necesariamente, ambiguo. Muchas veces en términos abstractos y otras como metáforas y símbolos. En este caso habla de “un mismo origen”, dejando en el aire cuál y qué es este origen. “Lo que fue arrebatado a la Vida volvía a la misma en su forma primigenia”. El lenguaje ambiguo referido a la palabra Vida, retoma más aroma transpersonal al identificar el mar como símbolo de vida.

La PNL y el lenguaje. Conclusión y nuevos horizontes.

El modelo de los niveles neurológicos de la PNL en el lenguaje ofrece pistas sobre la intervención terapéutica necesaria. No es lo mismo intervenir a nivel estrictamente conductual (modificar una conducta) que en el de las creencias. El foco terapéutico en ambos casos será diferente. Sabiendo dónde incidir, encontramos cómo actuar con mayor eficiencia.

Y hasta aquí esta introducción a la PNL en el lenguaje. Lo expuesto es muy básico y, a veces, hasta puede parecer innecesariamente obvio. Sin embargo es la base sobre la que edificar algo fascinante. Descubrirnos a nosotros mismos mediante el modo en que hablamos. En el próximo artículo ahondaremos en tres niveles, entorno, conducta y capacidades.

Hasta entonces, un cordial saludo.

Los diferentes niveles de nuestra experiencia vital.

Los distintos niveles de nuestra experiencia se comunican entre sí.

www.josepguasch.com

 

Anteriores artículos relacionados: Ser y hacer. El sendero de los niveles neurológicos en PNL, Lenguaje y experiencia interna…. Las palabras nos delatan y construyen.

Siguiente artículo relacionado: Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia con PNL en Sabadell

La PNL en el lenguaje; consulta en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, estrés, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, terapia fatiga pandémica)

 

Al cumplir los sesenta

BLOG


Al cumplir los sesenta. Un sendero de vida.

Al cumplir los sesenta, un sendero de vida. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia, Sabadell, Terrassa y online. (PNL, Hipnosis, Psicoterapia Gestalt, Análisis Transaccional, Terapia del niño interior, Terapia por fatiga pandémica covid19)

“Para que exista la falta debe haber espera, un tiempo abierto,
algo por cumplirse, conjeturas.

O mejor: exigencias, un nivel de derecho.
La falta surge en la encrucijada del nivel de hecho.

Es a partir del «debe de haber» que algo puede faltar.”
(Oscar Massota)


Al cumplir los sesenta.

Al cumplir los sesenta años parece abrirse otra dimensión de la experiencia vital.

¿Qué se siente al cumplir los sesenta?. Esta es la pregunta que, a modo de felicitación, me soltó un conocido. Pues sí, hace poco los cumplí. Y a veces, cuando queremos compartir lo que sentimos, caemos en la trampa de explicaciones, justificaciones y demás. Pero si tengo que hablar de lo que siento es de nostalgia.

La nostalgia, para mí, es una tristeza referida a algo preexistente. A veces puede ser algo concreto (una persona, una casa, una ciudad…). Otras veces esa nostalgia se remite a algo impalpable, quizás intuido. Y es a este segundo aspecto de la nostalgia al que me refiero ahora.


¿Nostalgia de qué? y ¿a qué se refiere esta nostalgia al cumplir los sesenta?

No creo en las definiciones precisamente matemáticas al hablar del mundo emocional, por eso me extenderé un poco… O eso creo.

Al cumplir los sesenta… Nostalgia… ¿de qué?

Describo el concepto pulsión, tal y como lo describe Oscar Massota. Libro “El resguardo de la falta”, “Lecciones de introducción al psicoanálisis”:

“Esa fuerza (la pulsión) que nos impulsa a realizar una acción para satisfacer una tensión interna, no tiene objeto. A diferencia del instinto que sí tiene un algo o alguien hacia el que hacerlo para diluir la tensión”.

Y me parece especialmente metafórica el término “falta” elegido por Massota.

La participación mística, la fusión del yo con el "no-yo"

Existe un anhelo interno por formar parte de un algo mayor. Sea lo que sea que entendamos por ese «algo mayor»

Este sentimiento de hallarse en falta yo lo relaciono con el “sentimiento oceánico” descrito por Freud. Ese anhelo por volver al estado interno vivido en el seno de la madre, antes de nacer. También conocido como estado de “participación mística” por Jung:


“El sujeto no acierta a diferenciarse distintamente del objeto, vinculándose a él en virtud de una relación directa que podríamos llamar identidad parcial. Esta entidad se basa en una unidad a priori de objeto y sujeto».


Sin embargo al cumplir los sesenta, ¿Cuál es el vínculo con ese estado de beatitud interna?

De la inconsciencia inconsciente a la inconsciencia consciente, el tránsito a la madurez.

Antes de aparecer en este mundo éramos inconscientemente incompetentes. No sabíamos que no sabíamos. Ahí en la barriguita de mamá vivíamos y nos formábamos felices, sin preocupaciones. Probablemente algún sobresalto hormonal si tuvimos una madre especialmente estresada, pero era con lo que nos formábamos…. Ese estado de inconsciencia inconsciente, el sentimiento oceánico, la participación mística. Hay quien lo relaciona con el Edén bíblico de antes de la “caída”.

Y fue precisamente la caída, los primeros remolinos en el cuello uterino los que nos apartaron de ese estado. Y aparecimos aquí. Fue cuando abordamos el darnos cuenta que no sabíamos nada, empezamos a ser conscientemente incompetentes. Y creo que nunca deberíamos apartarnos de esta inocencia en el saber que no sabemos.

Los primeros momentos de madurez, incorporando la consciencia.

Pero ocurre que aprendemos cosas y, de algunas, en algunos momentos, nos hacemos conscientemente conscientes. Por ejemplo: cuando aprendo a conducir, me esfuerzo conscientemente en coordinar el embrague, cambio de marchas, freno y acelerador. Poco a poco esto se convierte en un automatismo y aprendemos a utilizarlo. Entonces mi competencia en conducir se hace inconsciente. O más bien dicho inconscientemente competente. No sé que sé.

Coaching generativo en Sabadell

De la incompetencia inconsciente a la competencia inconsciente.

Este juego en el aprendizaje de conductas y habilidades lo podemos contemplar desde otro nivel. El juego de la vida. Quizás las reglas no sean exactamente las mismas pero siempre me ha resonado.

Nunca dejamos de aprender y, en el mejor de los casos, andamos continuamente en ese ciclo de aprendizaje consciente. Todo esto hasta, creo, en el último tramo de la vida.


Al cumplir los sesenta, el tránsito del miedo al amor.


Creo firmemente que el siguiente paso en la evolución de la especie es el tránsito hacia el amor. Y creo que esto se hace más evidente con el paso de los años.

Al cumplir los sesenta se abre una nueva dimensión en la vida.

La aparente oscuridad lo es por el contraste con la luz.

Como he señalado antes, el nacimiento no fue precisamente algo plácido. Al nacer dejamos un estado de fluidez serena, indiferenciada, a otro ambiente frío, áspero. Empieza el darnos cuenta de lo que es “yo” y “no yo”. El proceso de la diferenciación. Pero sólo es el comienzo.

Y en ese comienzo aparece el miedo. Yo creo firmemente que es la primera emoción que conocemos, el miedo. La supervivencia está implicada durante el trauma del nacimiento.


A partir de este momento el ego se va formando y, con él, el aprendizaje consciente. También vamos aprendiendo a amar. Y es el amor, al principio por la madre y el padre, lo que nos va apartando del miedo. No en vano dicen que el opuesto del miedo es el amor. El amor une, el miedo separa.

 

El centro de la conciencia es el ego.

Esta frase es de Jung. Y este ego incipiente tiene la función de otorgar sentido, continuidad e identidad personal a través de la vida. Pero no es la totalidad de la psique. Jung denominó “sí-mismo” a ese centro que equilibra los aspectos conscientes e inconscientes de la psique. Trasladar el centro de gravedad, del ego al sí mismo es un momento necesario en el proceso de individuación.

Pero significa destronar al ego y su necesidad de control

El miedo vuelve a aparecer en este momento. Ya no hay control, y el tiempo se acaba. La percepción de finitud es cada vez más cierta.

Sin embargo, en la segunda mitad de la vida, la conciencia nos urge a volver la mirada a otro lugar para seguir encontrando sentido. El ego, en el mejor de los casos, debe rendirse a algo de orden superior. Llamémosle conciencia, sí-mismo, self, yo superior etc.

Y sigo citando a Jung:

“La primera mitad de la vida se dedica a formar un ego saludable, la segunda mitad se va hacia adentro y lo deja ir.”

Dejar ir al ego al cumplir los sesenta....

Dejar ir lo que ya no está en el orden principal de prioridades.

Dejar ir al ego (que tanto costó construir), nuestro “centro de control y poder” es una tarea difícil. Significa una rendición consciente a la Vida, a la segunda mitad de la vida pues según Jung:

“La segunda mitad de la vida, el atardecer, no debe estar gobernada por los mismos principios que rigieron el amanecer, pues no tendrán el mismo sentido que tuvieron antaño”.

Y, como dije antes, desprenderse del miedo al soltar el ego sólo es posible, creo, mediante el amor. Y sigo citando a Jung:

“Donde reina el amor, no hay voluntad de poder, y donde predomina el poder, falta el amor. El uno es la sombra del otro.” – Carl Jung

En este momento de la vida recomiendo, para quien no lo haya hecho aún, un trabajo de recapitulación. Una especie de biografía emocional con ánimo sanador. Hay muchas formas de hacerlo, para hacerlo individualmente (no siempre recomendable) adjunto un enlace a un texto inspirador. El camino tolteca de la recapitulación.

Psicoterapia transpersonal Sabadell

Recapitular y resignificar el sendero recorrido


Al cumplir los sesenta, «el peso del mundo es amor».

Al cumplir los sesenta, un poema de Allen Ginsberg vuelve una y otra vez a mi memoria: “Canción”. Es un poema al amor, pero no ese amor edulcorado y simplón. Dice así:

«El peso de este mundo
es el amor.
Debajo de la carga de la soledad,
debajo de la carga
de la insatisfacción
el peso,
el peso que cargamos
es amor.
¿Quién podría negarlo?
Toca al cuerpo en los sueños,
crea milagros en el pensamiento,
en la imaginación padece
hasta que logra concretarse en otro cuerpo
–y mira desde el corazón
ardiente en su pureza–
porque la carga de la vida
es el amor;
sin embargo llevamos la carga con fatiga,
por eso es que debemos descansar finalmente
en brazos del amor,
descansar en los brazos del amor.
Sin amor no hay descanso,
no se duerme sin sueños
de amor– Y aunque estés loco, obsesionado
con ángeles o máquinas,
el deseo final es el amor.


–Nunca es amargo,
y no sabe negarse,
no sabe contenerse aunque lo nieguen
es demasiado el peso.
–Y da sin esperar a cambio nada,
así como la idea nos es dada en soledad
en toda la excelencia de su exceso.
Los cuerpos tibios brillan juntos en lo oscuro,
la mano busca el centro de la carne,
la piel tiembla feliz
y el alma llega alegre al ojo
Sí, sí, esto es lo que quería,
es lo que siempre quise,
volver
al cuerpo
en que nací.»

Coaching generativo Sabadell

La belleza física tiene fecha de caducidad, ¿ocurre lo mismo con la esencia?

Es un bello modo de unir lo que finaliza con lo que comienza.

Recuerdo este poema de mi época de estudiante. A mí siempre me gustó lo marginal, lo repudiado, y más aún en mi juventud. Y Allen Ginsberg formó parte de esa generación contestataria de los años 50, la generación Beat.


La psicoterapia de las interacciones del Yo y la Valentía de amar.

Mi alma de adolescente que leía tardíamente esos versos (la España tardona de entonces), se sentía atraída por un no sé qué. Ahora, al cumplir los sesenta años, advierto desde qué lugar se escribió y a qué tipo de amor se refería.

Una percepción parecida surgió en mí al leer el libro de Gilligan “La Valentía de amar”. En su forma es la presentación de la “psicoterapia de las interacciones del yo”. En su estructura profunda rezuma esa “valentía de amar” del título.

Siento de un modo cada vez más intenso esa llamada del último tramo del trayecto. Desprenderse del ego (la fuente de la conciencia) para servir a eso que llamamos Vida que incluye, a título personal lo consciente y lo inconsciente. Y también la rendición consciente a lo colectivo.

En una formación que recibí, hace ya tiempo, se nos invitaba a visitar los últimos momentos de nuestra vida. En esos instantes, y mirando hacia atrás se nos invitaba a resonar la pregunta:

¿Ha sido una vida bien vivida?.

Al cumplir los sesenta... psicoterapia transpersonal en Sabadell

El amor, algo perdurable más allá de la transitoriedad del vínculo.

Ahora, al cumplir los sesenta, percibo la proximidad de esa pregunta cada vez más cerca. Y ese es el peso que siento del amor, ese saberlo y aceptarlo. Y reconsiderando la respuesta sentida, me ayuda a ser, cada vez más consciente. Creo que sí, que hasta ahora ha sido bien vivida, con mis locuras y mis rarezas, con mi rebeldía y mi dulzura. Con mis faltas y mis virtudes. Sé que no gusto a todo el mundo, tampoco lo pretendo. Y sé que me duele más no agradar a algunas personas que a otras. Pero ese es el precio de la diferencia. Y vuelven unas palabras de Jung a mi conciencia, ahora, en este momento:

«El amor verdadero establece siempre vínculos duraderos, responsables. Necesita libertad sólo para la elección, no para la realización.»

El amor, aparece antes de la posibilidad o no de realización. El poder realizarlo es la satisfacción del ego, pero esto viene (si es que viene) después. El «peso» del que habló Ginsberg es la irremediable insatisfacción, siempre o en algún momento. Sin embargo, lo primero perdura.


El gran místico y poeta sufí Rumi afirmó:

«Hay una gran vela en tu corazón,
lista para ser prendida.
Hay un vacío en tu alma,
listo para ser llenado.
Lo sientes, ¿verdad?
Sientes la separación
del Amado.
Invítale a que te llene,
abraza el fuego.
Y recuérdaselo a aquellos que te dicen lo contrario».

Al cumplir los sesenta, sentido y significado de vida.

La llama se define por su forma y por la oscuridad que la delimita.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

coaching y psicoterapia en Facebook

Al cumplir los sesenta. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, Terapia por fatiga pandémica (covid19) etc.…).

 

Lenguaj y experiencia interna

BLOG


Lenguaje y experiencia interna…. Las palabras nos delatan y construyen

Lenguaje y experiencia interna, consulta de PNL Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior)

 

Lenguaje y experiencia interna

Con algunas construcciones gramaticales creemos no aparecer en el mundo.

Como digo en el título, las palabras no solo nos delatan, también nos construyen. Una de las construcciones gramaticales, para mí, más traidoras es la de “sí, pero…”. Cuando la escucho, en mi interior surge una vocecilla (mi gremlin particular) “Sí, pero…. ¿sí qué? ¿Qué es ese “sí”? ¿Acaso un deseo de decir no? ¡Pues no, es no! Y sí, es sí.

La PNL, una metodología que puede utilizarse tanto en psicoterapia como en coaching, estudia la experiencia subjetiva. A su vez, un aspecto de la pnl se ocupa de esta relación entre lenguaje y experiencia interna. Pero no solamente la PNL, también el coaching en general y la terapia Gestalt muy en particular.

Lenguaje y experiencia interna… en una conversación de coaching.

Cliente: Ayer me armé de valor y hablé con el jefe para pedirle el aumento de sueldo.

Coach: Bien, veo que por fin te has animado a dar el paso.

Cliente: Sí, pero dudo que finalmente lo haga.

PNL y coachin generativo Sabadell

Si digo algo interesante pero digo otra cosa después, lo primero queda ensombrecido…

Esta conversación de coaching podría resumirse en la siguiente frase:

“Ayer me atreví a pedirle un aumento de sueldo al jefe, pero dudo que me lo conceda”.

Existen otras alternativas a esta oración:

“Ayer me atreví a pedirle un aumento de sueldo al jefe y dudo que me lo conceda”

La situación relatada es la misma; sí, pero… el cambio de “pero” por “y” ¿genera en ti una sensación distinta? ¿Existe un impacto interno distinto entre las diferentes formas de utilizar el lenguaje y tu experiencia interna?

Veamos a continuación…

“Ayer me atreví a pedir un aumento al jefe, aunque dudo que me lo conceda”

¿Qué ocurre en tu interior comparando las tres frases?.

Una parte de la PNL (aunque no la más popular) se inspira en la gramática transformacional reformulada por Chomsky . Posteriormente, Grinder y Bandler (fundadores de la PNL) profundizaron en la retroalimentación entre lenguaje y experiencia interna.

Veamos otro ejemplo, esta vez en una conversación de psicoterapia.

 

Lenguaje y experiencia interna… en un proceso de psicoterapia.

Cliente: Hoy me encuentro más tranquilo, pero tengo miedo a que vuelva la ansiedad.

Terapeuta: Así que hoy te encuentras más tranquilo y tienes miedo a que vuelva la ansiedad.

Lenguaje y experiencia interna van de la mano.

La conjunción «y» concede importancia en la frase a ambos aspectos de la experiencia.

Esta sería la reformulación clásica en un proceso de psicoterapia Gestalt. Utilizando la conjunción copulativa como un modo de prestar atención a ambos enunciados en la frase.

La frase podría ser reformulada por otro terapeuta (probablemente de PNL) con otra intención de fondo. “Sí, pero… hoy te encuentras más tranquilo aunque tienes miedo a que vuelva la ansiedad”.

¿Cómo se relaciona lenguaje y experiencia interna con las tres construcciones gramaticales?

Cuestión de estilos y escuelas…

 

Lenguaje y experiencia interna, la gramática transformacional y la PNL

Veamos qué nos dice la RAE acerca de estas tres palabras, pero, y, aunque

Pero: Conjunción adversativa:
“Conjunción coordinante que enlaza unidades sintácticas cuyos significados se oponen discursivamente

Contrapone al enunciado expresado inicialmente otro. De esta manera, el primer concepto queda como diluido. Ejemplo: “He completado el primer curso de carrera, pero me quedan cuatro más”

Así, el pero desplaza con el lenguaje tu experiencia interna hacia el segundo enunciado de la frase.

PNL y psicoterapia en Sabadell

Con el lenguaje podemos encarcerlar o liberar nuestro mundo interno.

Y: Conjunción copulativa:
“Conjunción coordinante que forma conjuntos cuyos elementos se suman.”

Une ambos enunciados en una aparente igualdad de condiciones. Siguiendo con el anterior ejemplo: “He completado el primer curso de carrera y me quedan cuatro más”

Así, la conjunción Y desplaza la atención con el lenguaje, de tu experiencia interna, hacia ambos enunciados.


Aunque: Conjunción concesiva y adversativa:
Como conjunción concesiva “Conjunción subordinante que expresa concesión”

Al funcionar como conjunción adversativa hace las veces de pero, aunque diluye más al segundo enunciado de la frase. Veamos: “He completado el primer curso de carrera, aunque me quedan cuatro más”

Cuando funciona como conjunción concesiva, suele ir al principio de la frase. En este sentido lo que hace en una oración compuesta es minimizar el enunciado del impedimento, así:

Aunque me quedan cuatro más, he completado el primer curso de carrera.

Sí, pero… también podría utilizarse al revés….

Aunque he completado el primer curso de carrera, me quedan cuatro más.

Examinando esta misma frase desde diferentes construcciones gramaticales podemos observar el diferente impacto entre lenguaje y experiencia interna.

La PNL ha visibilizado aún más estas distinciones, pero su origen está en la Gramática transformacional.

El impacto de la construcción lingüística, figura y fondo en psicoterapia Gestalt

Desde la óptica de la psicoterapia Gestalt podemos observar qué aparece en primer plano y qué en el fondo.

Consulta de psicoterapia Gestalt en Sabadell

Expresar con el lenguaje, de un modo claro, nuestra experiencia interna

Así, en la frase: Aunque me duele la muela estoy contento. En el primer plano emerge el “estoy contento”. Y en el fondo permanece “me duele la muela”

Con una ligera modificación en el lenguaje la experiencia interna es muy distinta: Estoy contento pero me duele la muela.

Sin embargo, desde la óptica de la psicoterapia Gestalt se tiende a ponderar ambos enunciados de la experiencia. Así, la frase construida desde la ortodoxia gestáltica sería:

Estoy contento y me duele la muela.

En cualquier caso, siempre es una cuestión de elección y de lo que se pretenda en el proceso. Bien sea de psicoterapia o de coaching, el nexo entre lenguaje y experiencia interna debe construirse sobre la base clara de lo que se pretende. Primero definir el objetivo, después la estrategia o la táctica.

Mientras escribo esto estoy escuchando un programa de cocina de Arguiñano en la tele y acaba de decir.

“Estas dos cremas por separado están buenísimas, pero juntas también”. Confieso que se me acaban de fundir las neuronas.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

¿Quieres emprender un proceso de psicoterapia o coaching?
¿Te gustaría conocer lo que te puede ofrecer la PNL y/o la terapia Gestalt.?
¿O quizás un proceso de coaching generativo con hipnosis?
¡Haz clic en la imagen si quieres contactar conmigo!

Coaching y PNL en Sabadell También puedes llamar por teléfono al 615.56.45.37
O bien por mail: jspguasch@gmail.com

 

Entrada anterior directamente relacionada: Voz y comunicación en coaching y psicoterapia
Entrada siguiente directamente relacionada: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras.

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de facebook

Lenguaje y experiencia interna; PNL en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc.…).

 

Niveles de experiencia y pnl

BLOG


Ser y hacer. El sendero de los niveles neurológicos en PNL

Ser y hacer, los senderos neurológicos en PNL, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach. Coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior)

 

PNL y encuentro ser y hacer, consulta en Sabadell

El encuentro entre culturas ofrece inesperadas experiencias vitales.

Oriente y Occidente se han caracterizado por una orientación cultural distinta en la dicotomía ser y hacer. Así la mentalidad oriental está más encauzada al ser y la occidental al hacer. Por lo menos así ha sido históricamente hablando. Actualmente parece que ambas culturas tienden a converger en una síntesis de ambos senderos. Una coherencia interna hacia una mayor conciencia.

¿Quién soy yo? Es una pregunta que, en algún momento de la vida, casi todos nos hacemos.

Un camino de acción con conciencia para redescubrir nuestro ser en el hacer. Y en el ser encontrar nuestra expresión más auténtica. Diferentes caminos dentro de la terapia humanista convergen en esta recapitulación entre ser y hacer. Así la terapia Gestalt con su énfasis en el aquí y ahora, el contacto y las necesidades no resueltas. A la búsqueda de la autenticidad encubierta por los mandatos sociales y culturales de todo tipo. Muchos de ellos, por supuesto, contenidos en los mandatos parentales. El focusing con su énfasis en el contacto con el cuerpo (el cuerpo no engaña). La hipnosis con su insistencia en la coherencia y armonización de lo consciente con lo inconsciente. O la terapia del niño interior que nos lleva a las primeras experiencias que enrocaron nuestro ser.

Todas estas modalidades tienen cabida en un modelo que vincula ser y hacer. Se trata del modelo de los niveles neurológicos de la PNL . Este modelo nos remite a los diferentes niveles de aprendizaje o de cambio en nuestra conducta y/o actitud vital. Cuando los aprendizajes (por incorporar o ya incorporados) transcurren y se asientan coherentemente en los diferentes niveles, ser y hacer conectan fluidamente. Este modelo puede aplicarse a cualquier modalidad de terapia, coaching y psicoterapia.

Enumero a continuación estos niveles para comentarlos someramente después.

Entorno –> Conductas –> Capacidades –> Creencias –> Valores –> Identidad –> Transpersonal.

El árbol, una metáfora de los niveles neurológicos. Conexión entre ser y hacer.

El árbol, símbolo y metáfora de la unión de arriba y abajo.

En modo parecido, la estructura del cuerpo del ser vivo se articula en diferentes eslabones. Así, por ejemplo, los átomos se organizan en moléculas. Las moléculas crean células y tejidos. Los tejidos se aglutinan para conformar órganos. Finalmente, los órganos se organizan en los sistemas (circulatorio, respiratorio…). El conjunto de sistemas se organizan en la persona.

 

Principios sistémicos en la conexión entre ser y hacer.

La salud depende de la vitalidad de cada elemento y, muy especialmente, en la coordinación entre niveles. Esto último es la base del pensamiento sistémico con dos de sus principios básicos:

  • El principio de interconexión. Es decir todo lo que sucede en un nivel afecta a los siguientes. Por supuesto la coherencia entre los eslabones definirá la congruencia entre ser y hacer.
  • El principio del eslabón más débil. La fortaleza de un sistema está supeditada al más débil de sus eslabones.

Es recomendable que cualquier proceso terapéutico tenga en cuenta los distintos niveles. Bien sea para obtener el máximo avance con el mínimo esfuerzo (atendiendo al nivel más débil). O para conseguir un avance fluido (coherencia de niveles). Esto proporciona una sensación de coherencia entre ser y hacer que nos aporta la convicción de completitud y sentido. Veremos esto más adelante con ejemplos concretos.

Una transformación en los niveles superiores (en el sentido transpersonalidad hacia entorno) garantiza cambios en los niveles inferiores.

Así, por ejemplo, un cambio importante en la identidad suele generar cambios en los niveles de creencias, capacidades y conductas. De tal manera que ser y hacer quedan alineados de un modo distinto. Imaginemos una mujer y un hombre que pasan a ser padres (y asumen la maternidad y paternidad responsablemente). Este es un cambio importante en la identidad, especialmente con el primer hijo. Evidentemente esto genera cambios importantes en la orientación de vida de ambos.

Sin embargo los cambios en la identidad también pueden acontecer por vivencias internas profundas. Por ejemplo, procesos profundos y extensos de psicoterapia, experiencias excepcionales o, incluso, de tipo espiritual.

Las transformaciones en niveles inferiores pueden generar transformaciones en los niveles superiores, pero no necesariamente. Para esto es preciso un trabajo consciente en un proceso guiado, bien de coaching bien de psicoterapia.

Ser (para) hacer (para) tener

Por ejemplo, si aumento mi capacidad de concentración en función de un plan de ejercicios (nivel capacidades). Esto puede mejorar diferentes niveles de mi conducta (en el trabajo, tareas del hogar, lectura etc.…). Sin embargo, no siempre mejora el de las creencias. Así, por ejemplo, la persona puede o no mejorar su autoestima (nivel a medio camino entre creencias e identidad).

Unir lo espiritual con lo material pnl sabadell

La experiencia como fuente de unión entre lo antiguo y lo nuevo. Lo denso y lo sutil.

Por otra parte, a medida que ascendemos de nivel, lo concreto va dejando paso a niveles más abstractos. Del mismo modo la distancia entre ser y hacer se va acortando.

Los Niveles lógicos y neurológicos en PNL

  • El entorno es el nivel que nos informa de ambientes, lugares y momentos específicos.
  • Las conductas forman parte de lo observable en las personas, sin embargo ya es algo más cambiante.
  • Las capacidades tienen que ver con cómo la persona gestiona su mundo interno para hacer algo.
  • Las creencias y valores, generalmente acerca de uno mismo, las personas y el mundo, casi siempre se manifiestan en niveles implícitos y no siempre son conscientes.
  • La identidad tiene que ver con el autoconcepto de la persona, y generalmente escapa a la definición lingüística. De tal manera que, casi siempre se trabaja a nivel de metáforas.
  • Finalmente, el nivel transpersonal que es el sentimiento de sentirse formar parte de algo mayor. Bien sea en un ámbito espiritual, psicológico, o de colectivo social o familiar.

Del mismo modo, cada nivel precisa intervenciones distintas para propiciar cambios, así como atender a las particularidades personales. Si bien los distintos niveles están interrelacionados, generalmente es en uno de ellos donde dar el “golpe de gracia”. De este modo garantizamos procesos más rápidos y limpios.

He visto, por ejemplo, personas geniales para hacer exposiciones (un excelente nivel de capacidades y conducta). Y sin embargo no terminan de creérselo (nivel creencias/identidad). Es en el nivel de creencias donde intervenir en estos casos, o incluso en el de identidad.

También a la inversa. Personas que se creen con derecho a opinar e incluso anatemizar acerca de todo… Con una pobrísima preparación en aquello de lo que hablan. Nivel de capacidades deficiente, con unas creencias infladas acerca de uno mismo (inflación del ego)

 

Ser y hacer en el entorno

El entorno tiene que ver con el cuándo, dónde y con quién de una conducta concreta. Por ejemplo estudio (conducta) en una habitación ruidosa por las mañanas (entorno). Es el nivel más concreto pues, como veremos, a medida que avanzamos cada nivel es más abstracto. También elementos del ambiente y lo que incorporamos del mismo. Por ejemplo el tipo de aire que respiramos (contaminado o no), el tipo de comida. Todo lo que pueda mejorar un ambiente, tanto en un sentido material (higiene, orden, disponibilidad de material…), como en un sentido sutil (feng-shui, colores armónicos…) tiene un impacto en nuestra conducta (siguiente nivel)

 

Ser y hacer en la conducta

Intervenir en la conducta con pnl.

La conducta, la dimensión visible de nuestra experiencia.

La conducta es lo que hace la persona en entornos concretos y específicos. También podemos llamarlo comportamiento. Los matices de diferencia no afectan a esta visión de los niveles lógicos y neurológicos. Es el qué de lo que hacemos. La intervención terapéutica por excelencia es la del conductismo clásico. Sin embargo, en PNL también existen modalidades de intervención propias para este nivel. Cuando estas conductas son reacciones repetitivas hablamos de hábito o, incluso, reflejo condicionado a un estímulo.

 

Capacidades.

En este viaje entre ser y hacer nos movemos hacia un nivel más abstracto. Las capacidades tienen que ver con la estrategia y mapas mentales que utilizamos para materializar una conducta. Es el cómo, organizo mi actividad interna para, por ejemplo, motivarme para fregar los platos. Motivarme es una capacidad que puedo utilizar para diferentes conductas. En este caso, por ejemplo fregar los platos (conducta). Sin embargo puedo utilizar la misma estrategia interna (capacidad) para ir al gimnasio, levantarme temprano, estudiar etc.

Podemos utilizar la capacidad de motivarnos para, por ejemplo, vencer la procrastinación.

En este nivel utilizamos intensivamente elementos de lo cognitivo. Percepción, atención (foco y dirección), memoria (experiencias y calidad), diálogo interno, imágenes internas (calidad de las mismas) entre otras.

Es el cómo nos organizamos internamente para conseguir ciertas habilidades. Por ejemplo, creatividad, adaptación, estabilidad, determinación, sociabilidad, organización, gestión del tiempo, optimismo, persistencia, capacidad de aprendizaje, de trabajo, etc.…

Todas estas capacidades se pueden adaptar a diferentes conductas en distintos entornos. Así, por ejemplo, puedo ser organizado en el trabajo, en las tareas domésticas, o en una actividad de estudio.

 

Las Creencias

Este es el nivel nuclear en el sendero que une ser y hacer. Las creencias se dirigen hacia tres focos:

  • Creencias acerca de uno mismo. Núcleo de la autoestima.
  • Acerca de los demás. Capacidad relacional.
  • Creencias sobre la vida en general. Abarcan un amplio espectro de consecuencias.

Creencias y pnl sabadell. El núcleo de la conexión entre ser y hacer.

Las creencias el centro de la experiencia vital.

Generalmente contienen juicios y evaluaciones acerca de las tres áreas relacionadas. Por ejemplo puedo creer que soy incapaz de aprender a jugar bien a ajedrez. En este ejemplo observamos, además de la creencia limitante (en cierto nivel TODA creencia es limitante, incluso las “positivas”) que se dirige al área de las capacidades. Y esto es indiferente a si soy o no capaz. Puedo ser un estupendo estratega y creer que no lo soy.

Esto apunta a una de las características principales de este nivel. Las creencias pueden referirse a cualquier nivel lógico. Por ejemplo, puedo creer que mi consulta (entorno) es lúgubre, que mi actividad como terapeuta es torpe (conducta). También puedo creer que no soy capaz de empatizar (capacidades) o incluso creer que soy un pésimo terapeuta (identidad). Y todas estas creencias pueden o no estar alineadas con lo que, como consenso general, pudiera considerarse óptimo o no.

Las creencias suelen estar vinculadas a los límites que nos imponemos para hacer algo.

 

Los Valores, esenciales en el encuentro en ser y hacer.

Generalmente, en PNL, se ubican en un mismo nivel creencias y valores. Yo prefiero examinarlos diferenciadamente. Una definición clásica de PNL sobre los valores es la de “generalizaciones y nominalizaciones acerca de aquello a lo que aspiramos o con lo que queremos relacionarnos o conseguir”. Sin embargo, a efectos de divulgación, es más sencillo decir aquello que es importante para nosotros.

Valores y motivación interna

Los valores, el núcleo de nuestro ser y motivación interna.

Los valores y la jerarquía de los mismos es distinta en cada persona. Por otro lado, valores y creencias suelen estar vinculados por el cómo las segundas definen a los primeros. Así, la palabra profesionalidad puede ser distinta para dos personas diferentes. Para una puede representar definir y cumplir objetivos en una organización. Mientras que, para otra, puede ser llegar el primero e irse el último de la oficina. El valor es el mismo (profesionalidad), pero la semántica distinto para cada uno.

Así vemos como, por ejemplo en política, diferentes líderes se refieren a los mismos valores. Para alguien de izquierdas la libertad puede estar vinculada a la igualdad y justicia social real entre las personas. Para alguien de derechas, sin embargo, este concepto de libertad es algo más abstracto y menos vinculado a la justicia social. Así, el valor que ambos comparten es definido de modo distinto por diferentes creencias.

 

Valores, motivación y objetivos.

Los valores, por otra parte, son fuente de motivación interna. Así, una persona que pueda materializar sus valores en su vida privada y/o laboral tenderá a ser más feliz. Cabe diferenciar la motivación interna de la externa. La primera tiene que ver con lo que es importante intrínsecamente para la persona (valores). La motivación externa con factores externos. Por ejemplo un sueldo importante en un trabajo.

Los objetivos vinculados con valores personales son mucho más motivadores que aquellos que lo están con las fantasías del ego. Como por ejemplo, prestigio social, imagen, jerarquía, posición económica etc.… De esta manera los valores que se plasman en objetivos establecen importantes puentes entre ser y hacer.

En mi blog publique hace poco una lista de valores. Anexo enlace a la misma que te puede ser de utilidad para reconocerlos en tu día a día:

Lista de valores.

 

La identidad

Identidad, autoimagen y autoestima con PNL, en Sabadell. El núcleo del ser y hacer.

Los valores nos aproximan a nuestra identidad profunda.

Es el autoconcepto, la definición que explícita e implícitamente tenemos de nosotr@s mism@s. Todos los niveles anteriores, aunque distintos suelen confluir en este estrato de la experiencia vital. Si bien a veces existen importantes distorsiones. Por ejemplo no es lo mismo hacer (comportamiento) el tonto que ser (identidad) tonto.

La autoimagen y autoestima se reflejan en este nivel. Por su escala superior se vincula con lo transpersonal. En este vínculo la identidad dibuja tres aspectos, a saber:

  • Misión: tiene que ver con nuestra aportación única a la humanidad, sociedad, colectivo etc.
  • Rol: El tipo de persona que tenemos que ser para crear la vida que queremos. El papel a desarrollar para que se materialice nuestra aportación a la humanidad.
  • Propósito: ¿Para quién o para qué de nuestra aportación y rol a la humanidad?

Por ejemplo, una persona puede sentir la misión de hacer felices a los demás mediante la risa. Para ello se prepara para adoptar el rol profesional de clown. Y, si bien puede dirigir su actividad a toda la sociedad, decide enfocarse a los enfermos hospitalizados.

En su nivel más primitivo, la identidad tiende a la identificación, por ejemplo con otros grupos. Esto no tiene en sí nada de malo si, con ello, no perdemos nuestra individualidad que es lo que suele suceder con los fanatismos. Y esto es algo que, a menudo vemos con demasiada facilidad. Tendemos a identificarnos con un equipo de fútbol, una opción política, una idea o posicionamiento determinados etc.

 

La identidad durante la crisis del coronavirus.

Actualmente (enero de 2021) existe una polarización en la sociedad con motivo de la pandemia del coronavirus. Así, por un lado los negacionistas a ultranza, mientras que en el otro los que colaboran sin rechistar. Esto genera una identificación con actitudes y conductas extremas. Por ejemplo, los que siempre y en todo momento llevan la mascarilla y los que desobedecen continuamente los consejos y normas impuestas. De nuevo el vínculo entre ser y hacer refleja las diferencias. En este caso, la identificación (si existe fanatismo) diluye la identidad originaria.

El nivel de lo transpersonal

Terapia transpersonal en Sabadell

Lo transpersonal nos lleva a un nivel de experiencia distinto al acostumbrado por el ego.

Cuando hablaba sobre la identidad apuntaba al propósito. El ¿para qué o para quién de nuestra aportación? Este es pues el nivel de lo transpersonal. El estrato en el que trascendemos lo puramente egoico para estar al servicio de un propósito mayor.

Este nivel puede tener que ver con:

  • Causas vinculadas a colectivos sociales o profesionales; familiares (padres, hijos, hermanos, parejas); o la sociedad en general.
  • Solidaridad con los seres vivos en general, la naturaleza etc…Por ejemplo militancias ecologistas o animalistas.
  • Propósitos vinculados a lo transpersonal psíquico. Niño interior, conciencia ampliada, experiencias más allá del ego.
  • Lo puramente espiritual, vinculado o no con credos religiosos.

Gregory Bateson habló de “el patrón que conecta todas las cosas en un todo mayor”. Conceptos similares pueden ser el “campo relacional”, “conciencia colectiva”, “espíritu de grupo” etc. Estos conceptos, formulados de esta última manera, empiezan a introducirse en entornos organizacionales.

Hasta aquí esta exploración en la conciencia hacia una coherencia interna.

Veremos en otro artículo implicaciones prácticas de estos niveles. Hasta entonces, recibe un cordial saludo.

 

www.josepguasch.com

¿Te ha gustado este artículo?
¿Quieres explorar aspectos de tu vida con esta perspectiva?
¿Te gustaría vivenciar este nivel de coherencia interna?

Si es así, contacta conmigo sin compromiso.
¡Haz clic en la imagen para ampliar información o solicitar hora para una visita!
. Coaching y psicoterapia presencial y online.

coaching y psicoterapia con pnl en Sabadell

Y, por supuesto, puedes llamar por teléfono al 615.56.45.37 (También WhatsApp)

Siguiente artículo relacionado: ¿Cómo saber quién soy yo?. El nivel de la identidad según la PNL

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de facebook

 

 

 

 

 

 

 

Ser y hacer, los niveles neurológicos en PNL, Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta en Sabadell, Terrassa y online. Coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, hablar en público, autoestima, adicciones, etc…).

Lista de valores para centrar los objetivos.

BLOG


Lista de valores. Una herramienta para la autoconciencia y ejercicios específicos

Lista de valores. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach. Consulta de coaching y psicoterapia con valores en Sabadell, Terrassa y online. (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior)

Valores y PNL en Sabadell. Lista de valores.

Descubrir y hacer operativos nuestros valores.

Tanto en psicoterapia como en coaching, a menudo se plantea al trabajo con valores. Como quiera que se trata de un aspecto algo abstracto, lo mejor es ofrecer diferentes ejemplos. A continuación una lista de valores a efectos de cualquier tipo de trabajo de superación personal.

No incluyo en esta lista de valores una clasificación por categorías. Como observarás existen algunos más trascendentes como lo transpersonal. Otros más terrenales como sexualidad o dinero. No creo que sea una buena idea etiquetarlos en una primera parte del trabajo pues podría condicionar la terapia. Es, simplemente, una herramienta de autoconocimiento.

Lista de valores más frecuentes.

 

Abundancia.

Acción consciente.

Aceptación.

Acogida.

Actividad.

Agradecimiento.

Ahorro.

Alegría.

Altruismo.

Amistad.

Amor.

Apertura.

Apoyo.

Aprendizaje.

Armonía..

Arte.

Asertividad.

Astucia.

Atracción.

Audacia.

Ausencia de esfuerzo.

Austeridad.

Autenticidad.

Autoafirmación.

Autocontrol.

Autoestima.

Autonomía.

Autosuficiencia.

Ayuda.

Belleza.

Beneficio.

Bienestar.

Bondad.

Buen ambiente.

Caballerosidad.

Calma.

Candidez.

Carácter.

Cariño.

Castidad.

Claridad.

Colaboración.

Comodidad.

Compañerismo.

Compartir.

Compasión.

Competencia.

Complicidad.

Comprensión.

Compromiso.

Comunicación.

Comunión.

Conciencia.

Conexión.

Confianza.

Congruencia.

Conocer gente.

Conocimiento.

Consciencia.

Consenso.

Consistencia.

Construir.

Contactos.

Contemplación.

Contentamiento

Control.

Coraje.

Cordialidad.

Cortesía.

Creatividad.

Crecimiento.

Cultura.

Curiosidad.

Dar.

Decisión.

Dedicación.

Delicadeza.

Desapego.

Desarrollo.

Descanso.

Deseo.

Determinación.

Diálogo.

Dignidad.

Diligencia.

Dinamismo.

Dinero.

Disciplina.

Disfrute.

Disponibilidad.

Distinción.

Diversión.

Dominio.

Dulzura.

Ecología.

Economía.

Ecuanimidad.

Educación.

Eficacia.

Eficiencia.

Emociones fuertes.

Empatía.

Encuentro.

Energía.

Enseñanza.

Entendimiento.

Entereza.

Entrega.

Entusiasmo.

Equilibrio.

Esfuerzo.

Esperanza.

Espiritualidad.

Espontaneidad.

Estabilidad.

Estar.

Bien estar.

Estar informado.

Estética.

Estudio.

Eternidad.

Ética.

Evolución.

Excelencia.

Exclusivo.

Éxito.

Expansión.

Experiencia.

Éxtasis.

Fama.

Fe.

Felicidad.

Fidelidad.

Fiesta.

Filosofía.

Finalidad.

Firmeza.

Flexibilidad.

Fluir.

Fraternidad.

Fuerza.

Funcionalidad.

Fusión.

Ganancia.

Generosidad.

Gozo.

Gracia.

Gratitud.

Gratuidad.

Hacer cosas.

Hermosura.

Honestidad.

Honor.

Honradez.

Humildad.

Humor.

Idealismo.

Identidad.

Igualdad.

Imagen.

Improvisación.

Independencia.

Iniciativa.

Innovación.

Inocencia.

Integración.

Integridad.

Inteligencia.

Intensidad.

Intimidad.

Intuición.

Invención.

Investigación.

Justicia.

Lealtad.

Libertad.

Liderazgo.

Longevidad.

Lucro.

Luz.

Mantener la palabra.

Meditación.

Mejora.

Misticismo.

Moderación.

Modestia.

Moral.

Motivación.

Nacionalismo.

Naturalidad.

Novedad.

Objetividad.

Ocupación.

Oportunidad.

Optimismo.

Orden.

Organización.

Originalidad.

Paciencia.

Pasión.

Patrimonio.

Paz.

Perdón.

Perfección.

Perseverancia.

Pertenencia.

Placer.

Planificación.

Plegaria.

Plenitud.

Poder.

Positivismo.

Pragmatismo.

Prestigio.

Profesionalidad

Progreso.

Propósito.

Prosperidad.

Protección.

Proximidad

Proyección.

Prudencia.

Puntualidad.

Pureza.

Radiante

Rapidez.

Razón.

Realidad.

Realización.

Reinvención

Relaciones.

Relajación.

Religión.

Religiosidad.

Renovación

Renuncia.

Respeto.

Responsabilidad.

Reto.

Riesgo.

Riqueza

Rutina

Saber

Sabiduría.

Sacrificio

Salud.

Santidad.

Satisfacer deseos.

Satisfacción.

Seguridad.

Sencillez.

Sensualidad.

Sentido de la vida.

Ser.

Ser oportuno

Serenidad

Servicio

Sexo

Sexualidad

Silencio.

Simpatía.

Simplicidad.

Simplificar.

Sinceridad.

Sintonía

Sobriedad.

Sociabilidad.

Soledad.

Solidaridad.

Sosiego.

Sumisión.

Superación.

Superioridad.

Templanza.

Ternura

Tolerancia.

Totalidad.

Trabajo.

Tradición.

Tranquilidad.

Transformación.

Transparencia.

Transpersonal.

Trascendencia.

Unidad

Utilidad.

Valentía.

Valor.

Valoración.

Variación.

Verdad.

Viajar.

Vida.

Vinculación.

Vínculo

Virginidad.

Virtud.

Vitalidad.

Vivir bien.

Voluntad.

 

 

 

 

Autoconocimiento para procesos de psicoterapia y coaching

Esta lista de valores pretende ser solamente un auxiliar. Conocerlos es vital para el autoconocimiento. Sin embargo es algo que no nos enseñan. Con los valores reseñados en este post podemos tener una idea intuitiva. Tanto si deseamos, simplemente saber algo más, como si estamos en un proceso de coaching o psicoterapia.

Coaching con valores en Sabadell

Podemos enriquecer nuestras vidas haciendo operativos nuestros valores.

Esta lista de valores es, por supuesto, incompleta y no pretende ilustrar acerca de nada. Es simplemente una herramienta orientativa para los distintos tipos de ejercicios que contemplan identificar nuestros valores. Estos son la fuente de nuestra motivación interna. Prácticas y ejercicios aparte, estará bien si les echas un vistazo y ver con cuál/es de ello/s te identificas más. Generalmente advertirás que se trata de ese tipo de conocimiento que sabemos implícitamente pero no tenemos muy presente.

Hasta aquí esta lista de valores. Puedes utilizarla para potenciar la conciencia de ti mismo y tu autoconocimiento. Más adelante incluiré ejercicios que nos remitirán a este resumen de valores.

No obstante, y para tu constancia, adjunto uno de mis artículos del blog. En él podrás darte cuenta de la importancia de los valores en nuestra vida.

Coaching para objetivos con valores

Reconocer los propios valores para nuestro autoconocimiento.

Y tú… ¿Cuáles son tus valores?

Hasta la próxima, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Gestalt, hipnosis y pnl en Sabadell

Lista de valores. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia con valores en Sabadell, Terrassa y online. (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc.…)

Círculo de excelencia personal, consulta de coaching y pnl en Sabadell

BLOG


Círculo de excelencia personal. Una técnica de PNL para conseguir objetivos.

Círculo de excelencia personal y profesional, técnicas de PNL, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta. Consulta de coaching y psicoterapia (Hablar en público, Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, formación de coaching y pnl para el día a día en Sabadell etc.…)

“La gran revolución de nuestra generación
consiste en haber descubierto
que,
cambiando las actitudes internas de su mente,
los seres humanos
pueden cambiar
los aspectos externos de su vida»
William James.

 

Coaching y PNL en Sabadell

Modelar conductas y habilidades, una competencia básica en PNL

El círculo de excelencia personal es una técnica de PNL orientada a desarrollar y anclar habilidades específicas. Se utiliza muy especialmente en coaching para acceder a recursos internos que nos faciliten conseguir objetivos. Dicho de otro modo, el desarrollo de capacidades que nos acercan a nuestro éxito personal y/o profesional.

Sabemos que, cuando estamos instalados en estados internos de bienestar y posibilidad, nuestras habilidades nos apoyan a conseguir objetivos. Estos estados internos se sustentan en creencias, capacidades, sentimientos y experiencias de referencia. Y, muy especialmente, cómo las organizamos en nuestro interior.

El círculo de excelencia personal es una técnica de PNL que modela y sistematiza el modo en el cual accedemos a ciertas habilidades.

El modelaje es el alma de la PNL.

Es decir la capacidad de replicar, en diferentes contextos, factores que conducen a un resultado determinado. Por supuesto, nos interesa modelar factores de éxito. Esta es la orientación del Círculo de excelencia personal y profesional.

¿Puedes recordar momentos de tu vida en los que superaste dificultades?
¿O bien momentos en los que conseguiste, con éxito, ciertos objetivos?

En ambos casos, ¿Qué habilidades y recursos pusiste en juego?

La buena noticia es que estas habilidades de éxito las puedes extrapolar a otras situaciones. Esta es la esencia de la técnica de PNL el círculo de excelencia personal y profesional.

Modelar habilidades de éxito en coaching y PNL.

“Si algo funciona no lo toques”. Puede ser una visión de extrema prudencia. Ahora bien… si algo funciona… ¿por qué no extrapolarlo a otras situaciones, momentos, personas…?

El círculo de excelencia personal, técnicas de PNL en Sabadell

Los diferentes factores internos (recursos) que conducen al éxito

Bien, imaginemos que estás en un proceso de coaching en el que te planteas un objetivo. Por ejemplo alcanzar el nivel A2 de inglés en el plazo de un año. Elaboras tu plan de acción, empiezas con el mismo y… empieza a fallarte la motivación. Por supuesto que existen técnicas de Pnl específicas para la motivación. Sin embargo, ahora trabajaremos con el círculo de excelencia personal.

Plantéate ahora:

  • ¿En qué momentos de tu vida te sentiste especialmente motivado?
  • ¿Cómo te sentiste? ¿Qué pensaste?…. Verás en la sección de la construcción del círculo de excelencia personal un inventario algo más completo.

Cuantos más momentos mejor. Recomendación: modelar habilidades de éxito exige identificar periodos concretos y específicos. Cuanto más, mejor. Detallar, lugar, personas, entorno, tiempo… Es decir instantes definidos y limitados.

Entonces… ¿no sería fantástico anclar estos recursos para extrapolarlos a voluntad a cualquier objetivo pendiente? Esta es la propuesta del círculo de excelencia personal y profesional.

 

¿Y qué pasa si no recuerdo momentos de especial éxito o excelencia en alguna habilidad?

Por supuesto lo ideal es recurrir a momentos propios. Son experiencias de referencia que nos llevan a nosotros mismos, es por lo tanto, lo ideal. Te animo pues a que insistas y explores un poco más en ello. Ahonda en recuerdos que pueden ir desde tu niñez hasta hoy mismo.

Y si realmente “es” imposible…

Existen dos alternativas más.

1.- Personas o personajes que te inspiren esa cualidad que deseas incorporar. Pueden ser personas reales conocidas, “medio conocidas”, famosos a los que no tienes acceso. Pueden ser también personajes mitológicos o de fantasía. Lo importante es la imagen interna que tú tengas de ellos, si incorpora esa habilidad para tu éxito.

2.- Imaginar “como si…”. Si bien al final de la técnica del círculo de excelencia personal aplicas el “como si” también puedes hacerlo ahora. Es, pues, imaginarte teniendo esa habilidad y aplicándola en el entorno y tiempo que deseas.

 

La importancia en coaching y PNL del juego interno. El secreto del éxito.

Juego interior y juego exterior, consulta de PNL en Sabadell

Importancia de la coherencia entre el juego interior y el juego exterior.

Timothy Gallwey en “El juego interior del tenis” distinguió dos habilidades distintas en la práctica de este deporte. Los llamados juego exterior y el juego interior. El juego exterior tiene que ver con el desenvolvimiento para alcanzar una meta externa. Superar los obstáculos externos. Evidentemente tiene mucho que ver con el plano físico.

Sin embargo el juego interior tiene que ver con el despliegue de habilidades internas. Por ejemplo concentración, determinación, alerta relajada, confianza, auto-aceptación y crítica CONSTRUCTIVA, flexibilidad, estabilidad, etc.… Y, por supuesto, gestionando óptimamente la ansiedad, la duda, falta de confianza, rabia etc.…

Como verás el juego interno contempla la habilidad de gestionar estados internos. Esto es de vital importancia en el coaching generativo. Sabemos que un estado interno óptimo desenvuelve actitudes y comportamientos más eficaces que otro auto-limitante.

Así pues, el círculo de excelencia personal es una técnica de PNL que ayuda a:

  • Invocar esos estados internos de recursos.
  • Anclarlos para hacerlos operativos de un modo rápido y en diferentes contextos.

 

Los vendedores, un ejemplo de coaching actualizando recursos.

Recuperar los recursos internos, consulta de coaching y pnl en Sabadell

Recordar la alegría para estar alegres.

La venta es una profesión difícil. Exige mucha motivación y habilidades especiales. Algunos vendedores recurren a una estrategia que bien pudiera ser de coaching e, incluso de PNL.

Tienen una libreta en la que anotan sus ventas más exitosas. Es un registro personal en el que, sencillamente, apuntan los datos que les sirve para recordar esos momentos de éxito.

¿Y para qué hacen eso?

Pues bien, es el espíritu del modelaje en PNL. Y también la esencia del círculo de excelencia personal. ¿Adivinas?. Cada vez que tienen una visita importante o una venta difícil, recurren a la libreta. Cinco minutos antes le echan un vistazo, recuerdan las ventas que les funcionaron y… ¡ocurre la magia!… Pero no es exactamente magia. Creo que fue Wittgenstein quien dijo algo como:

Podemos ser felices,
recuperando el recuerdo de momentos en que lo fuimos.

 

Por supuesto, reviviendo esos momentos como si estuvieran pasando aquí y ahora. Evocando la percepción sensorial subjetiva con todos los sentidos. Y evitando las trampas de la mente (no del cerebro) que puede aparecer como nostalgia, frustración etc.

Pues bien, esta es la propuesta de la técnica de PNL, el círculo de excelencia personal. Por supuesto con una metodología optimizada.

 

Modelar el círculo de excelencia personal. ¿Cómo es nuestra experiencia de éxito?

Si has leído algo de PNL o has seguido mis artículos, sabrás que la PNL heredó de la terapia Gestalt la orientación hacia el cómo. Es decir, cómo registramos una experiencia de éxito y otra que no etiquetamos como tal. La importancia no está en el contenido (el qué) sino en la forma, el cómo.

Círculo de excelencia para el éxito, consulta en Sabadell

¿Cómo sabes que tienes éxito?

Lo verás claro con un ejemplo. Imaginemos dos personas que van en coche y tienen un accidente. Las dos salen ilesas pero una de ellas queda traumatizada y es incapaz de volver a conducir. La otra, en cambio, al día siguiente conduce como si no hubiera pasado nada.

¿Qué ha ocurrido si las dos vivieron la misma experiencia?

El secreto está en cómo registraron internamente la experiencia. Una de ellas, por ejemplo, puede tener un recuerdo vívido, en color, con imágenes grandes, próximas y en movimiento, revivido plenamente sumergido.

La otra, sin embargo, con imágenes lejanas, en blanco y negro, desdibujadas etc.…. (Puedes ver más de esto en mi artículo: Submodalidades de PNL y superación personal)

¿Imaginas cuál de las dos es más probable que sea la traumatizada?

Es importante destacar que estas claves que despiertan tus habilidades o tus miedos, son solamente tuyas. Por esto la PNL no es, solamente, un conjunto de técnicas aplicables en coaching o para conseguir objetivos. Es también, una disciplina de autoconocimiento y conciencia.

A continuación examinaremos el cómo de tus experiencias de éxito.

 

El círculo de excelencia personal, los pasos uno a uno

1.- En primer lugar elige una habilidad que quieras mejorar o replicar en un contexto determinado. Por ejemplo capacidad de concentración.

Piensa en periodos de tu vida en los que la has puesto en juego. Elige el más representativo. Revive, de momento brevemente, ese instante, el que hayas experimentado más plenamente.

2.- Visualiza ahora un círculo en el suelo frente a ti. Imagínalo con color, sonido o cualquier otra percepción que, espontáneamente te recuerde esa habilidad que quieres modelar. Recuerda que durante este paso, lo ves a cierta distancia. Es lo que en PNL se conoce como posición disociado.

Coaching y PNL en Sabadell

Desde la posición de observador podemos analizar.

El círculo que ahora visualizas desde cierta distancia (dos o tres pasos) debe ser lo suficientemente grande como para que quepas en él en un momento del ejercicio.

Ahora observa esa experiencia en ese círculo. Viéndote a ti mismo…. ¿Cómo te ves? ¿Cuál es tu postura/gestos/lenguaje corporal?

Escuchándote.… ¿Cómo oyes tu voz?

Desde esta posición solamente puedes ver y oír lo que puede ver y oír un observador. Puedes imaginar qué sentirías si fueras un observador, pero no lo que sentirías estando ahí. Esta diferencia es sutil pero conviene tenerla presente. Desde esta posición puedes indagar cómo sería verte desde fuera, es una posición más mental.

 

Viviendo en el círculo de excelencia personal la experiencia de éxito.

3.- Una vez hecho este inventario de tu percepción como observador, toma una profunda respiración. Da un paso (o dos o tres) al frente y sitúate en el centro del círculo. Profundiza y expande ahora en tu percepción sensorial subjetiva. Es muy importante tener claro este paso. En PNL, se llama vivir una experiencia en modo asociado. Es fundamental para el éxito en la práctica del círculo de excelencia personal. Así que voy a ampliarlo

Ahora no te ves como observador, vives la experiencia en primera persona, sumergido en la experiencia de plenitud de recursos. Haz un inventario completo de tu experiencia en tiempo presente. Reviviendo aquí y ahora esa experiencia de éxito y plenitud de recursos.

El inventario de recursos debe incluir todos los sentidos físicos, es decir:

A/ Vista. ¿Cómo te ves a ti mismo en tiempo presente? (Imagina tener un espejo pues ahora, en el centro del círculo de excelencia personal lo vives en primera persona). Puedes ver la cara de alegría y/o sorpresa de personas próximas.

La visión también puede referirse a imágenes internas que puedan aparecer. Este es un mundo plenamente personal. Desde visualizarte nadando ágilmente, hasta aparecer una imagen metafórica. Yo tuve un cliente al que le aparecía la imagen de un puma saltando ágilmente sobre su presa…. Así que…

B/ Oído. ¿Qué te dicen tus amistades, pareja, hijos, padres, etc.…? ¿Cómo, por ejemplo, suenan tus pasos al andar más ligero?

Incluye también los diálogos internos (auditivo interno). ¿Qué te dices ahora? ¿Cuáles son tus frases motivadoras y de auto-felicitación? ¿Cómo suena ahora tu voz interna – volumen, tono, timbre….?

La sensación corporal, el corolario de la experiencia de éxito en el círculo de excelencia personal

C/ Sensaciones corporales. Revive y explora en tu postura corporal aquí, en este momento de éxito. ¿Cómo es tu respiración? ¿Y tú gestualidad? ¿Cómo andas o te incorporas de una silla? ¿Cómo son los patrones de tensión y/o relajación en tu cuerpo? ¿Qué sentimientos te invade? (Es de suponer que de alegría, confianza etc.…). ¿Dónde sientes en tu cuerpo esta sensación de éxito? Este elemento de las sensaciones corporales es genuino en este paso. En el anterior, cuando te visualizabas desde fuera del círculo de excelencia personal no. Podía aparecer, como mucho, la sensación desde la percepción de un espectador, pero no la genuinamente tuya. Ahora eres el protagonista.

El círculo de excelencia personal y profesional. Sumergirse plenamente en la experiencia para vivirla plenamente.

Sumergirse y disfrutar de la experiencia permite revivir el estado interno asociado a ella.

En este apartado puedes incluir, de existir, patrones de gusto y olfato, sabores, olores asociados, de haberlos.

Expande y disfruta toda esta vivencia explorando el cómo. Te puede servir de ayuda mi anterior artículo sobre las submodalidades. Explora en cada submodalidad para ver cómo la puedes volver más viva y disfrutar más de ella. Por ejemplo añadiendo brillo, color, movimiento, profundidad en las imágenes. O un sonido más envolvente, nítido o voces más suaves. Tienes muchas variantes contempladas en el cuadro de submodalidades para mejorar tu experiencia en tu círculo de excelencia personal.

Disfruta, amplifica y vive intensamente este momento.

Con esto estás incorporando tus patrones cognitivos, conductuales, sensaciones físicas y emocionales de tu estado de plenitud de recursos. Es decir, tu estado interno eficaz y de éxito.

Recuerda que una vez plenamente asociado, tu atención debe estar focalizada hacia lo externo y lo interno. Por ejemplo, imágenes externas y representaciones internas, voces externas e internas.

Toma nota de todos estos patrones. Si lo haces con algún compañero, pídele que te ayude en esta exploración y díctale para que tome nota.

 

Elementos adicionales del círculo de excelencia personal

En la medida que conozcas mejor los factores asociados a tu rendimiento óptimo, más fácil te será acceder a él. Ahora imaginemos otros ingredientes posibles del éxito.

Recuerdas que al principio, como observador te sugerí la posibilidad de contemplar el círculo con un color, vibración o sonido. Esto es así para incorporar lo visual (color), sensación (vibración) y auditivo (sonido). Por supuesto que te sugieran el recurso o la habilidad a incorporar.

Si así lo has hecho, imagina también tu cuerpo impregnándose de ese color. Por fuera y por dentro.

Imagina también tu cuerpo vibrando con ese sonido, si lo has incorporado.

Siente cómo el color, la vibración y el sonido van subiendo por todo tu cuerpo. Recorriendo desde tus pies, pantorrilla, rodillas, muslos, abdomen inferior y superior, tórax, hasta llegar a la cabeza.

Amplifica esta y el resto de sensaciones y percepciones. Imagina que las respiras más y más profundamente. Como si se incorporaran a todas tus células. Y recuerda que al hacerlo, una habilidad no es tal habilidad hasta que no entra en el músculo. Es decir, hasta que no se convierte en conducta. Por eso imagina que impregna las células, tejidos y músculos hasta que encarna en acción.

Anclar el momento de excelencia

El anclaje en PNL una herramienta básica.

El anclaje de una experiencia de éxito

Anclar en PNL es asociar un estímulo sensorial, imagen o palabra a una experiencia interna. En este caso a una experiencia interna de recursos. La forma de actuar es muy sencilla. Una vez plenamente sumergido en tu experiencia sensorial de éxito:

  • Imagina una imagen, color, persona, etc.… que te lo recuerde (ancla visual)
  • Una o, como mucho, tres palabras (ancla auditiva)
  • Un gesto o posición corporal (ancla kinestésica)

Estas anclas te pueden servir para acceder de un modo directo al recurso en tu día a día. De este modo la práctica de coaching y/o PNL se hace operativa de un modo más rápido y práctico.

A continuación sal del círculo y repite los pasos 2 y 3. Puedes repetirlo las veces que necesites hasta tener la certeza de poder acceder de un modo rápido y directo. No obstante no te obsesiones con la perfección.

 

Extrapolando el círculo de excelencia personal a situaciones concretas.

4.- Ahora fuera del círculo, Identifica algunas de las situaciones en que quisieras tener ese estado, pero viendo la experiencia como desde fuera, sin sumergirte en la misma.

Tan pronto como hayas detectado el nuevo contexto, introdúcete en el círculo. Sumérgete ahora en la experiencia y observa las variaciones en tu estado interno. Revive la situación nueva con las sensaciones incorporadas en el círculo de excelencia personal. Para reforzar, activa las tres anclas. Deberías revivir esta situación en plenitud de recursos.

Sal fuera del círculo y observa si el estado de plenitud de recursos sigue operativo. Refuerza si es preciso volviendo a introducirte en el círculo.

 

Concluyendo

Puedes utilizar esta técnica de PNL en multitud de ocasiones. Si necesitas confianza para hacer una presentación. O determinación para dejar de fumar. Quizás para motivarte para apuntarte a un gimnasio (y sí, ir regularmente, 😆 ).

Recuerda que puedes invocar tu círculo de excelencia personal activando las tres anclas. Pero, eso sí, antes tendrás que hacer la práctica. Y recuerda:

Es una excelente herramienta para afianzar tu éxito personal y/o profesional

Hasta el próximo artículo recibe un cordial saludo,

 

www.josepguasch.com

Anteriores artículos relacionados: Cómo vivir una emoción con ecuanimidad; Submodalidades de PNL y superación personal; El principio de intención positiva en PNL; Despertar conciencia y PNL; Aceptación y responsabilidad; El perdón y las posiciones perceptivas; Posiciones perceptivas y empatía; Consulta de PNL Online y presencial en Sabadell

Siguiente artículo relacionado: Meditación de la sonrisa interior

¿Quieres poner en práctica el círculo de excelencia personal?

¿Te gustaría conocer más técnicas de Pnl para el éxito en tus objetivos?
¡Pídeme información gratuita y sin compromiso!
Consulta de PNL, presencial y Online

Consulta de PNL en Sabadell y Online. Consulta de programación neurolingüística ONline

 

 

 

 

 

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

 

El círculo de excelencia personal y profesional, técnicas de PNL en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta. Consulta de psicoterapia y coaching (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, cursos de crecimiento y superación personal en Sabadell etc.…)

 

La finalidad de la terapia del niño interior es la de integrar el niño con el adulto.

BLOG


El niño interior libre, la vitalidad y las ganas de aprender

El niño interior libre. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, en Sabadell, Terrassa y online. Consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, Curso de coaching y pnl para la vida cotidiana)

Terapia del niño interior libre, en Sabadell

El niño interior libre, un arquetipo de vitalidad, entusiasmo y ganas de vivir.

En cualquier proceso terapéutico, de coaching o de psicoterapia tiene cabida una figura terapéutica, el niño interior libre. Basada en el análisis transaccional pero también utilizada, por ejemplo en terapia Gestalt y PNL. Emergiendo de la terapia del niño interior, esta figura terapéutica tiene cabida en cualquier modalidad de psicoterapia y coaching. Su versatilidad es tal que es útil para diversidad de dificultades. Ansiedad, mejora de la autoestima, adicciones, codependencias. Y también para estimular la ilusión, la gratitud, las ganas de vivir y la inspiración.

¿Para qué la terapia del niño interior libre?

¿No te ha ocurrido conocer a personas que, sin perjuicio de la edad, están repletas de alegría, vitalidad, entusiasmo? Personas a las que las dificultades no les echan para atrás. Sino más bien las enfrentan con creatividad y una espontánea confianza. Y esto tiene una explicación:

En el modelo de los estados del yo, Eric Berne señaló dos aspectos del niño interno. El niño interior libre y el niño interno adaptado. Este último, a su vez, se subdivide en tres aspectos, sumiso, rebelde y demorador. Puedes ampliar, si lo deseas en mi artículo: El niño interior y el análisis transaccional.

Pero el niño interior libre es portador de los dones exclusivos con los que aparecemos en el mundo. Sin embargo, los mandatos sociales de todo tipo van minando esta genuinidad que nos hubiera hecho brillar. Perdemos, entonces, el alineamiento entre nuestras capacidades, (de las que el niño interior libre es portador), y nuestro adulto. Esto genera un malestar interno que puede traducirse de múltiples formas.

John Bradshaw en su libro “Volver a casa” hace una recopilación de todo tipo de síntomas. Desde codependencia, depresión, celos y problemas de autoestima y falta de asertividad hasta dificultades con adicciones.

Reivindicar y recuperar nuestro niño interior libre

La buena noticia es que el niño interior libre sigue vivo en nuestro interior. Por supuesto, el redescubrimiento de su vitalidad pasa también por la sanación del niño adaptado. Este niño herido es quien dibuja, junto con el adulto, nuestro guion de vida. Patrones de conducta que nos parecen irremediablemente repetitivos, aun cuando pudiéramos reconocerlos como malsanos.

El trabajo con el niño vital (o libre) es fundamental por cuanto es el objetivo final. Pero a su vez, no puede plantearse en términos de objetivo (delimitado, específico, temporalizado…), pues apunta a un descubrimiento. Sin embargo, es bueno mantener un norte, lo que en PNL, llamamos un estado deseado.

Volver a casa, la terapia del niño interior

Volver a casa tras un largo viaje con todo lo aprendido en el camino.

Como en la metáfora del viaje del héroe, el último tramo es volver a casa.

Así pues, se plantea más en términos de dirección y visión, un descubrimiento que se intuye. Este estado deseado lo podemos cultivar mediante la práctica del centramiento y la terapia del niño interior. Jung, llegó a señalar el niño interior libre como “el ser del principio y del final”. Es decir, “la esencia preconsciente y postconsciente del hombre”, entendida como la esencia del alma. Ver “El arquetipo del niño”

 

¿Cómo plantear pues el trabajo con el niño interior libre?

Dejarse llevar por la imaginación, liberar el hemisferio cerebral derecho.

Déjate llevar por tu imaginación, es parte del proceso.

El planteamiento es fácil para algunas personas, y puede resultar difícil para otras. El concepto nuclear es el “dejarse llevar” por la imaginación (y esto es fundamental, el “dejarnos llevar”). En consonancia con esto, déjate llevar por lo que surja cuando piensas en algunos aspectos de tu niño interior vital. Y aunque te resulte difícil sentirlo o imaginarlo, deja que tu ser interior te informe “como si” fuera fácil. Sin juzgar, sin valorar, sin etiquetar… sólo “como si

 

El trabajo con la terapia del niño interior, sus virtudes

Rosetta Forner, especialista en coaching con PNL, identifica cinco características de este niño interior vital. A saber:

  • MÁGICO, SABIO, CREATIVO, JUGUETON, EMOTIVO

Sugiero tres formas de imaginar y modelar estas características.

  • ¿Cómo eras , de pequeño, con cada uno de estos registros en el niño interior libre?
  • El “como si”. Aun cuando no tengas recuerdos o te cueste imaginarlo, haz como si fuera posible, utiliza tu imaginación.
  • Recurre a modelos de niñ@s que conozcas. Si tienes hijos, sobrinos, ¿Cómo actúan en cada uno de estos roles? Incorpora en el niño interior libre tuyo cada una de estas características.

Imagina entonces esas características que “clasificamos” en el niño interior libre. ¿Cómo sería, para ti, (sí, para ti) cada una de estas características del niño interior vital?.

Dibujando los cinco rostros de la Magia

Algunas cuestiones que te pueden ayudar:

  • Mágico: ¿Qué paisajes mágicos aparecen? ¿Castillos encantados, lagos brumosos? Imagina personajes… ¿Brujas, magos, hechiceros…? Fantasea con seres mágicos… ¿Unicornios, hadas, gnomos, elfos, sirenas, salamandras? O incluso con conjuros y pócimas.

 

  • Sabio: Hay niñ@s que por estar muy en contacto con seres adultos parecen tener cierta “sabiduría adulta”. Esta puede ser una de las partes en el niño interior libre sabio. Pero es más bien esa inteligencia intuitiva, emocional, en contacto con el cuerpo. La mente de los niños no está tan condicionada como la nuestra, no tiene tantas presuposiciones. Por eso a veces formulan esas preguntas que hacen y que no sabemos responder. Este es también un aspecto de la sabiduría del niño interior vital.

 

  • Creativo: En el niño interior libre está/n presente/s nuestro/s don/es original/es. Le gusta pintar, cantar, inventar historias. Modelar con plastilina, inventar monstruos o construir castillos. A veces hacer ver que es otra persona o, incluso, imita a alguien.

 

  • Juguetón: Jugar es la forma más divertida de aprender. El juego le pone en contacto con lo serio de la diversión y lo divertido que es ponerse serio. Cantar, bailar, jugar al escondite. Aparentar ser otra persona, hacer teatro. Hacer cosquillas, reír, saltar.

  • Emotivo: En el niño interior libre la expresión de las emociones y sentimientos es algo completamente natural. Si quiere demostrar amor lo hace abrazando, acariciando. Si quiere pedir caricias lo hace. También si algo le disgusta o le pone triste, llora.

Pero… esta es la clave. ¡No te ciñas solo a estas preguntas! ¡Suéltate!

Terapia del niño interior en Sabadell

El niño mágico nos conecta con el mundo de la fantasía

Esta son solamente algunas referencias. No te preocupes por la perfección, este es el reto. A veces una de las características del niño puede confundirse con otras. Por ejemplo el creativo con el juguetón o el mágico. Sólo imagina “como si” pudieras conectar con cada aspecto, permítete jugar, disfrutar, reír o llorar. Aun cuando sea distinto a lo que esperabas, “deja que surja”.

La terapia del niño interior libre nos pone en contacto con nuestra capacidad de «permitir ser»

Ahora, coge papeles y lápices de colores. Preferentemente sentado en el suelo (donde suelen jugar los niños), conecta con uno de ellos. Por ejemplo el mágico. Y conectando con las indicaciones dadas y otras más que puedan aparecer en tu interior….

¿Cómo sería ser ese niño? Imagina que lo ves sentarse, andar, mirar? ¿Qué postura corporal y gestos tendría? ¿Cómo hablaría y respiraría? ¿En qué cosas pensaría? … Haz como si “vieras ya a tu” niño libre mágico. Puedes incluso reír o bailar tal y como él lo hace. Deja que se te ocurran tantas formas de expresión de la magia en tu niño como vengan.

Y cuando lo tengas…. Coge un papel (sólo un papel por cada niño) y dibuja lo primero que aparezca. Dibuja desde la sensación sentida de haber conectado con ese niño mágico.

Cuando termines, desconecta, respira y vuelve a la realidad cotidiana.

El dibujo libre nos conecta con nuestra creatividad

Dibuja libre y creativamente los aspectos de tu niño interior libre

Repite lo mismo con cada uno de ellos. Con el sabio, creativo, juguetón y emotivo. No trabajes el mismo día con dos o más niños, y si lo haces deja un espacio de tiempo. Preferiblemente más de dos horas, aunque lo ideal es hacerlo en días diferentes. Un día distinto para cada niño.

Una vez tengas confeccionados los cinco dibujos,
elige un día para la siguiente práctica:

Dispón en un espacio, preferentemente en el suelo 6 cojines (también pueden ser 6 sillas). Con cinco de esos cojines haz un círculo y otro cojín en medio. En cada uno de los cinco cojines que conforman el círculo deja un dibujo de cada aspecto del niño. Uno por cojín.

Durante unos momentos siéntate y siéntete en el centro del círculo. Acompañado por cada aspecto que refleja el niño interior libre. Siente el que está ante ti, el que está detrás, el que está a un lado u otro…. Simplemente con los ojos cerrados siéntete acompañado por cada uno de los aspectos de tu niño interior. Desde el lugar en que están los dibujos de cada uno de ellos.

Seguidamente, dirige tu mirada (deberás, por supuesto, acomodar tu posición en el centro del círculo terapéutico) hacia uno de ellos. Imagina, ¿Cómo recuerdas, imaginas, sientes que puede ser ese niño? Vuelve a imaginar… Su respiración y forma de andar ¿Qué posturas y gestos le caracterizan? ¿Recuerdas cómo habla o balbucea? ¿Puedes imaginar cómo es su mundo? Y, en general… ¿Cómo te imaginas que es él y su vida?

A continuación dale la bienvenida y las gracias por asistirte en tu proceso de psicoterapia o de coaching. Sugiero algo así como:

Bienvenido, gracias por estar aquí, te acojo en mi corazón.

 

Asóciate a la figura de tu niño interior libre

En PNL conocemos como asociarse el vivir en primera persona una situación como si ocurriera aquí y ahora. Durante la práctica terapéutica, pasas a ocupar la silla del niño mágico (por ejemplo) como si fueras él. Existe en terapia Gestalt algo parecido la práctica de la silla caliente y la silla vacía. En PNL, ocupar la segunda posición perceptiva. Ahora eres el niño mágico que dirige su mirada a la silla vacía en la que representa que está tú yo adulto.

Sumérgete plenamente en tu papel de niño (mágico en este caso). Recuerda las distinciones anteriores que hiciste en posición disociado (es decir, como observador). Ahora te toca encarnarlas. No te preocupes en la perfección, sólo haz como si realmente lo hicieras.

Ahora dirige tu mirada a la “silla vacía”. En esta silla

Terapia del niño interior libre en Sabadell

Siéntate y siéntete en el centro del mandala, arropado por los aspectos de tu niño interior.

está tu yo adulto. Míralo con atención, como si fuera “otro yo” que te visita (como niño) desde el futuro (como adulto).

Una forma de contemplarlo es como si, desde niño, te observaras a ti mismo como el adulto del futuro. Entonces, desde esa perspectiva de tu niño interior libre: ¿Cómo ves a ese adulto del futuro? ¿Qué crees que tiene y le falta? ¿Cómo ves su vida? Estas son sólo algunas posibilidades de preguntas que te puedes hacer. Deja que tu imaginación de niño interior libre se haga una composición de lugar acerca de ese adulto.

Establece el diálogo

Recupera tu yo interior, consulta en Sabadell

Recupera tu yo más auténtico enterrado entre multitud de mandatos parentales y sociales de todo tipo.

Entonces cuando te sientas preparado, y en un máximo de 5 palabras….

  • ¿Qué le dices?

En este decirle puede ir un consejo, (ríe más, disfruta más, suéltate más…). También es posible que una demanda (visítame más a menudo). Es importante que en este decir del niño interior libre al adulto exista un acto o actitud afirmativa. Por ejemplo: si lo ves triste, dile: “disfruta o ríe más”. Si te quejas de que no viene a verte…. “ven a verme más a menudo”.

La afirmación debe ser directa, no una “consideración u opinión, observación etc.….”. No es válido algo así como “pues pienso que le da demasiadas vueltas a las cosas”. Dirígete a él en primera persona “Haz más caso a tu corazón y actúa desde él”.

Una vez formulada la petición, desde tu niño interior libre (mágico en este caso), ocupa la silla del adulto. Recibe en el corazón, desde el centro del círculo y desde el adulto el mensaje del niño interior libre. Es importante no razonar, justificar, explicar… (Funciones del adulto), simplemente recibe en el corazón, sea lo que sea. Deja que se dibuje en el interior esa petición. Es probable que, al principio, no tenga mucho sentido, pero no olvides que esta es la visión del adulto. Simplemente, deja que germine en tu interior.

Pasa a continuación al siguiente aspecto del niño interior libre (por ejemplo el niño sabio). Procede del mismo modo con cada aspecto de tu vitalidad interior.

 

Finalizar el ejercicio con tu niño interior libre

Al finalizar siéntate en el centro del círculo, interiorizar los mensajes de los cinco aspectos del niño interior libre. Puedes realizar una pequeña meditación dejando que se reorganicen en tu interior las diferentes sugerencias.

Una vez integradas puedes realizar, lo que en PNL llamamos un “puente al futuro”. Es decir imaginar cómo cambiaría tu vida, en cada uno de sus aspectos, al tener en cuenta estos mensajes.

Una sugerencia para afinar más en las distinciones es la de tener en cuenta los aspectos específicos. Por ejemplo, ¿Cómo cambiaría tu vida en…?

  • Tu profesión y relaciones laborales.
  • Relación con amistades.
  • Relación con seres queridos, pareja, padres, hijos…
  • ¿Modificaciones en tu hogar?
  • ¿Cómo afectaría a tus hobbies?
  • Auto-cuidado
  • Gestión de tu economía…

Pero no des ningún cambio por asentado. Has marcado con este trabajo, simplemente una dirección. Deja ahora que tu subconsciente integre. Confía y déjate llevar.

Terapia del niño interior online y presencial en Sabadell

¿Has recuperado ya la sabiduría de tu niño interior?

Hasta aquí una descripción de la dinámica del niño interior libre mágico. Por supuesto realizada con un terapeuta entrenado puedes profundizar mucho más. Sin embargo, no dejarás de tener algún beneficio si deseas probar por tu cuenta.

Practícalo y, recuerda, tienes un espacio más abajo por, si deseas, escribir tus comentarios, dudas o sugerencias.

Un cordial saludo,

¿Crees que mereces visitar a tu niño interior libre?
¿O más bien crees que él merece tu visita?
En cualquier caso, ambos saldréis beneficiados.
No dudes en contactar conmigo en una primera consulta gratuita y sin compromiso.
Visitas presenciales y online.
¡Clica en la imagen!.

Terapia del niño interior en Sabadell

Terapia del niño interior en Sabadell.

Terapia niño interior online

Terapia online con el niño interior

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: El niño interior del adulto ;
Siguiente artículo relacionado: Meditación de la sonrisa interior.

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

El niño interior libre. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, en Sabadell, Terrassa y online. Consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, formaciones de crecimiento personal en Sabadell, etc.…).

 

Pasar a la acción. Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

BLOG


Como es adentro es afuera… pero también como es afuera es adentro

Como es adentro es afuera, pasar a la acción, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de psicoterapia coaching (Terapia Gestalt, PNL, Hipnosis, , Análisis Transaccional, Niño interior, taller coaching y pnl para el día a día en Sabadell)

Como es adentro es afuera. Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Como es abajo es arriba. Tal y como es adentro es afuera

Quisiera compartir en este artículo lo que, solamente, es mi opinión acerca de ciertas tendencias que observo, ya hace un tiempo, en el mundo del crecimiento personal.

Y es que creo que se ha llevado a límites irreales el concepto de que cada cual crea su realidad. Hasta el extremo de entender todo cuanto vivimos como una masiva proyección de material interior. Algo parecido a un proyector de cine que nos hace ver, literalmente, lo que está en nuestro interior, afuera. Parece como si pasar a la acción para modificar lo de «afuera» estuviera en un segundo plano.

Y sí, yo creo que en cierto modo como es adentro es afuera. Pero esto no excluye la necesidad de pasar a la acción para concretar, lo que en el plano de lo transpersonal es sólo una potencialidad.

«Como es arriba es abajo, como es adentro es afuera»

Este es uno de los aforismos muy presentes en el pensamiento occidental. Sus orígenes son confusos pero aparece en entornos del esoterismo, en concreto en el libro «El Kybalion». A su vez se inspira en la llamada «Tabla de Esmeralda» que postula la existencia de los «siete principios del hermetismo».

Este apriorismo llamado «principio de correspondencia» postula la existencia de tres planos. El plano físico, el mental y el espiritual. Cada uno de estos planos están en continua interacción y se retroalimentan.

La esencia de esta orientación de pensamiento está también en las modalidades de coaching y psicoterapia holísticas y/o sistémicas. Pero a menudo se obvia la frase completa:

«Como es arriba es abajo… para crear el milagro de la cosa única». Y no siempre como es arriba es abajo, ni como es adentro es afuera. En estos casos no existe algo coherente (único), existen realidades inconexas y distorsionadas.

Sí creo que nuestra visión “contamina” con un sesgo especial lo que ya existe…

Pero, por otra parte, lo que existe es obvio, y existe por sí mismo. Cosa distinta es cómo lo interpretamos. Y es aquí donde está nuestra proyección, no en el objeto o hecho en sí, sino en nuestra interpretación. Y, por supuesto también, al pasar a la acción concreta, nuestra visión del mundo filtra lo que hacemos. Como decimos en PNL, nuestro mapa de la realidad es distinto de la realidad en sí.

Por otra parte, esta visión suscribe una visión egocéntrica de la realidad ¿Olvidamos, acaso, que los otros TAMBIÉN existen y Co-Crean una realidad compartida?

Una parte de esta tendencia suscribe que las opiniones y juicios que emitimos nos revelan. Como si esto fuera el corolario de este tipo de discurso. Por otra parte, yo creo que es así. Pero… ¿acaso hay algo «malo» en ello? Sinceramente creo que no. ¿Acaso debemos pasar por alto tantas injusticias y «personajes» que habitan nuestra realidad como si nosotros fuéramos ellos?

Cosa distinta, por supuesto, son los juicios de valor (aquellos desde lo que sencillamente expresamos nuestra opinión), de los juicios moralistas (los que pretenden decir que «se debe» o no hacer)

También creo que proyectamos «fuera» gran parte de nuestras miserias. Puedo admitir en su más profunda radicalidad esta creencia (es decir TODO es pura interpretación/proyección) Pero acaso no haríamos bien en cambiar, también, «lo de fuera» para así, modificar «lo de dentro»? Este sería otro modo coherente de vivir el principio como es adentro es afuera.

Creo que hay algo básico a entender en este lío. Y aquí es donde yo añadiría otro «principio». El principio de la necesaria coherencia entre las categorías de la realidad. Me explico a continuación:

Como es adentro es afuera, los niveles de la realidad.

Hasta donde sabemos, la realidad es compleja y multifactorial. Y cada plano precisa de una intervención propia.

Si, por ejemplo, trabajamos en un entorno limpio, ordenado y cuidado nos sentiremos mejor. Cuando nos sentimos mejor trabajamos más a gusto. Y, por supuesto, si trabajamos más a gusto seremos más productivos. Vemos pues una evidente conexión entre distintos vectores de realidad, en este caso, entorno, estado interno, conducta y productividad. Este es el modelo de los niveles neurológicos popularizado por la PNL.

Otro ejemplo, puedo haber desarrollado una enfermedad orgánica de origen psicosomático. Imaginemos que el corazón está dañado por un ritmo de vida estresado y poco cuidado. Si tomo conciencia y modero mi ritmo de vida habré sanado la causa original. Con suerte, todo vuelve a su sitio y se restablece la salud. Ahora bien, si el corazón está dañado sin posibilidad de remisión, haré bien en cuidar el ritmo de vida…. pero ¡sin dejar de tomar la medicación que el médico haya prescrito!. Es decir, deberé actuar en dos niveles.

Es cierto que «como es adentro es afuera» y en esto debe existir una coherencia de actitud y conducta en cada categoría de la realidad.

Sin perjuicio de que todos los planos puedan estar conectados, cada uno requiere una intervención específica. Por mucho «visualizar» y repetirnos afirmaciones positivas, si no cultivamos el pasar a la acción, poco conseguiremos.

La programación neurolingüística (PNL) distingue cada vector. Del mismo modo propone distintas modalidades de intervención y terapia según sea la categoría afectada.

Como es adentro es afuera y la Ley de la Atracción.

Pasar a la acción, coaching y psicoterapia transpersonal sabadell.

La acción más pequeña es mejor que muchas buenas intenciones.

Durante un tiempo formé parte de una asociación con un marcada vocación espiritual orientada al desarrollo personal. Un día, debatiendo acerca de «El Secreto» y la «Ley de la Atracción», uno de los representantes expuso el posicionamiento grupal. El Verdadero secreto no es otro que pasar a la ACCIÓN.

De nada sirven afirmaciones bienintencionadas, decretos, oraciones, sugestiones, meditaciones, invocaciones o hasta rituales si no hay acción. Lo anterior, por supuesto, nutre la conducta y la inspira, no obstante hay una realidad que es la material. Y en ese lugar, los cambios se producen maniobrando en lo físico. Por lo tanto, pasar a la acción es algo imprescindible.

Para los representantes de esta asociación si en los planos sutiles (podríamos decir el subconsciente) alimentamos cierto tipo de ideas, pero en el plano físico (material) no hacemos algo al respecto, se crea una falta de armonía que se resuelve «dejando las cosas tal y como están».

Los psicólogos académicos a esto le llaman «Disonancia Cognitiva». Es decir, una contradicción entre pensamientos, creencias, emociones y comportamientos o entre estos. El modelo de los niveles neurológicos de la PNL busca precisamente esta coherencia entre niveles.

Trabajar en las «categorías sutiles» (capacidades, creencias, valores, identidad…) es necesario. Pero acompañado del principio de «pasar a la acción» cuya naturaleza básica emerge del plano material. En psicoterapia y coaching diríamos el de las conductas y/o comportamientos además del entorno.

Como es adentro es afuera y la PNL.

Veamos un resumen de los niveles neurológicos postulados por la PNL. Es una forma de entender las distintas realidades por las que se mueve la experiencia subjetiva y vital de una persona. Así tenemos de lo más sutil a lo más “denso” los siguientes estratos.

  • Transpersonal – Es decir el sentimiento de formar parte de algo mayor.
  • Identidad – El concepto de ser quienes somos.
  • Valores – Aquello que es importante para cada uno de nosotros.
  • Creencias – Lo que creemos ser cierto acerca de la vida, los demás o nosotros mismos.
  • Capacidades – Las habilidades y competencias internas que se manifiestan en conductas.
  • Comportamiento – Conductas observables. El nivel de pasar a la acción.
  • Entorno – El “cómo”, “dónde”, “cuándo” , “con quién” aparece esa/s conducta/s.

He simplificado mucho para no extenderme, a continuación desarrollo un ejemplo. No obstante, si te interesa, puedes ampliar a través de unos artículos que escribí ya hace tiempo en el portal Saludterapia.

La actividad en los distintos niveles neurológicos debe ser coherente si queremos conseguir un cambio.

Todos estos planos deben interactuar armoniosamente para que se cumpla el aserto «Como es adentro es afuera». En este modelo de la PNL sería algo así como «como en la categoría de lo transpersonal es en la del comportamiento». Si no existe una coherencia entre categorías las dinámicas sutiles se deslizan hacia «lo de siempre». No olvidemos que nuestro cerebro tiene una prioridad, la supervivencia. Y la supervivencia tiende a repetir lo ya conocido y más fácil por suponer un ahorro de energía.

Esta es la razón por la que podemos pasarnos horas con visualizaciones y afirmaciones positivas. Pero si no hay un pasar a la acción coherente con lo transpersonal, no hay cambio. El cerebro se queda en lo de siempre. Existe un (creo yo que mal) ejemplo en la (mal) llamada sabiduría popular. «Más vale malo conocido que bueno por conocer». ¿Te suena?

Veamos, pues, cómo el aforismo «como es adentro es afuera», no siempre funciona si no se cumplen unos requisitos básicos.

Como es adentro es afuera… o no. El músico que creía ser músico.

Imaginemos alguien a quien le encanta la música (Nivel valores en los niveles lógicos de la PNL). Incluso es capaz de vivir momentos de éxtasis sublimes escuchando ciertos temas (transpersonal). Tanto es así que se identifica como músico (Identidad) y cree serlo (Creencias). Incluso asiste a multitud de conciertos para afinar su oído y sensibilizarse a diferentes estilos (entorno).

Pero ese alguien mal aprendió, en algún momento, a tocar un instrumento. Cuando piensa en ello, le invade una pereza tremenda. Claro, significa retomar la teoría, la práctica, las interminables escalas, los trabajos intermedios antes de dominar un tema completo.

Es decir, su comportamiento no refleja el de un músico. No desarrolla, por tanto, las habilidades necesarias (capacidades) para serlo.

Esta persona será, en todo caso, un amante de la música, pero no un músico. Es decir, si lo de «afuera» (comportamiento) no interactúa en consonancia con lo de «adentro» la identificación es falsa y lo que vive es pura fantasía nunca actualizada. Nunca será un músico por mucho que alimente la ilusión de identificación. La incoherencia entre categorías nace de su nulo compromiso en el nivel del comportamiento.

Insisto, no hay decreto, oración, meditación o ritual que valga ante una contradicción como esta. Y lo que muchas personas ignoran o no quieren ver (estas contradicciones) el ser interno (subconsciente, esencia, yo superior o como le queramos llamar), las registra. En el fondo de muchas fantasías ilusas este mecanismo es palmariamente operativo.

Este modelo de los niveles lógicos de la PNL tiene la virtud de establecer un nexo entre lo sutil y lo material.

Interpretaciones y hechos, coaching y psicoterapia Sabadell

Cuidado con las interpretaciones que hagamos de la realidad, no vaya a ser que….

 

Pasar a la acción, hacer para ser. De lo material a lo sutil

Tal y como es nuestro mundo interno, existe un reflejo en nuestras conductas, actitudes, gestos etc… Tal y como es adentro es afuera…Pero también es verdad al revés. Si sonrío, espontáneamente hay algo en mi interior que me conecta con la alegría. Pero si sonrío aun cuando no tenga ganas, el cerebro lo interpretará como alegría también. Y, lo más importante, esto tiene un correlato en nuestra fisiología.

Se puede pasar a la acción para estar alegre. Esbozando una sonrisa, enderezando nuestra postura. El cuerpo, al pasar a la acción, lentamente modifica también nuestro estado de ánimo. Es decir, también como es afuera es adentro.

Existe, incluso, una modalidad terapéutica que incide en esto. Pasar a la acción desde el nivel físico para provocar ciertas emociones. Este método, ideado por la psicóloga Susana Bloch se llama Alba Emoting.

Las creencias eufóricas o poco realistas

Volvamos al esquema de los niveles neurológicos. Habrás observado que, más o menos, a medio camino de este esquema están las creencias. Y no solamente por su posición en el esquema, también por otro principio muy interesante.

Las creencias permeabilizan todos los otros estratos. Es decir, puedo tener creencias acerca de mi identidad, valores, capacidades, conductas, entornos. ¡Incluso puedo tener creencias sobre mis creencias!. Es el estrato más «solidario» de todos, el más holístico. También en el que más fácilmente se materializa aquello de «como es arriba es abajo». Y también el más manipulable

Habitualmente se «categorizan» las creencias en limitantes y no limitantes. En realidad cualquier creencia es limitante aun cuando no lo creamos 🙄 así. (Esto ya es de último curso de creencias).

Sin embargo hay algo que, a menudo se obvia, y es doblemente peligroso. Son las creencias eufóricas. 😯 . Estas son este tipo de creencias que son tan pastelosamente optimistas que nos sacan de la realidad. Si nos dejamos engañar entonces, lo de arriba también será lo de abajo, es decir, un ¡¡bluf!!

Hay una que es la líder «Si quieres, puedes». No digo que una condición sine qua non para conseguir algo no sea quererlo. Pero, dicho así, como una generalización grandilocuente, no siempre todo lo que queremos lo podemos lograr.

  • ¿Depende sólo de mí conseguir esto?
  • ¿Estoy preparado para conseguirlo?
  • ¿Tengo los recursos necesarios, externos e internos?
  • ¿El objetivo es realista?

Son solamente algunas de las indagaciones que podemos explorar cuando sospechemos que nos intenta seducir alguna creencia eufórica. Generalmente son la antesala de la frustración o la evasión continuada.

Pasar a la acción, no olvidemos intervenir en cada plano.

Creo incluso que es probable que muchas de las creencias eufóricamente bienintencionadas, no son más que una tapadera. Y sí, una tapadera que nos aparta del lugar en el que debe cristalizar el cambio. ¿Las razones?. Bien podría equivocarme aunque sospecho que no…

¿No será que nos quieren lavar el cerebro para que obviemos HACER para transformar REALMENTE la realidad? ¿Acaso nos quieren hacer sentir culpables por no alimentar cándidos pensamientos?. Probablemente quieran que nos dediquemos a cultivar «pensamientos positivos» en vez de hacer que las cosas ocurran en este plano. Y para que esto último ocurra, la acción es irrenunciable.

Existe, por otra parte, una tendencia relativamente moderna a la que algunos la llaman la «tiranía de la felicidad». Por supuesto, no estoy haciendo apología del negativismo. Sin embargo, creo que debemos dar la bienvenida a las emociones, sean cuales sean.

Y vuelvo a repetir lo que ya he dicho alguna vez. No hay emociones «positivas» o «negativas». Las emociones nos hablan, nos mueven o no para pasar a la acción. Entiendo que hay emociones cómodas o incómodas, pero tanto unas como las otras son necesarias para adaptarnos a la realidad.

Respeto mucho el mundo de lo transpersonal y la espiritualidad. Pero soy contrario a hacer de esta experiencia una válvula de escape para no enfrentar lo que se debe hacer, aquí y ahora, en el plano material. ¿Recuerdas esa frase «al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios?»

Los cabalistas tienen un aforismo que señala precisamente en esta dirección: «No hay harina sin Torá, pero tampoco hay Torá sin harina» (1)… Así que…..

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

(1) La harina (base del pan), en este contexto se entiendo como metáfora del alimento. La Torá es el libro sagrado del judaísmo y la cábala. Es el nombre que le dan a lo que conocemos como Pentateuco, los cinco primeros libros del Antiguo Testamento.

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

Como es adentro es afuera, la necesidad de pasar a la acción, en Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach. Consulta de psicoterapia y coaching transpersonal online y presencial con PNL. Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, cursos y talleres superación personal en Sabadell

Submodalidades de PNL y Crecimiento personal en Sabadell y Terrassa

BLOG


Las submodalidades de PNL y la Superación Personal

Submodalidades de PNL y superación personal Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, psicoterapia y coaching (PNL, Hipnosis, Gestalt, Análisis Transaccional, formación práctica de coaching y pnl en Sabadell)

 

Submodalidades de PNL

Las submodalidades de la Programación Neurolingüística.

Tal y como indiqué en mi página consulta de PNL no es necesario explicar el contenido de lo que te ocurre al terapeuta. Por supuesto que es mejor, pero no es «obligatorio». Esto hace de la PNL, en primer lugar, una modalidad de intervención extremadamente confidencial, y, en segundo lugar, muy versátil.

También indiqué que puede utilizarse en psicoterapia, coaching, ventas, formación, empresa….. Y en áreas muy diversas, autoestima, ansiedad, terapia de pareja, celos, fobias, ludopatía, adicciones. También para dejar de fumar y adelgazar, y, en general, cualquier modalidad de superación personal.

Las Submodalidades de PNL, los átomos de la experiencia interna.

En primer lugar, percibimos la realidad a través de los sentidos físicos. Si quieres ampliar puedes ver el artículo: Despertar conciencia con PNL. El sistema representacional. En segundo lugar, esa información es almacenada en nuestra memoria en forma de un núcleo conglomerado de lo que vemos, oímos y sentimos. De la misma manera que una molécula está formada por átomos, los diferentes datos que aportan nuestros sentidos son, también almacenados conjuntamente.

Las submodalidades de la PNL muestran cómo se configuran estos recuerdos en nuestro interior.

El contenido es invariable. Pero ¿Cómo puede ser que una misma experiencia afecte de forma diferente a personas diferentes?. El secreto está en las submodalidades de PNL. Conocerlas nos ayuda a conocernos y a nuestra superación personal.

A continuación, un sencillo ejercicio:

 

Submodalidades de PNL, una práctica.

Haz el siguiente experimento. Con los ojos cerrados, piensa en una experiencia medianamente agradable.

  • En primer lugar detecta: ¿La ves en color o en blanco y negro? A continuación, cambia a blanco y negro o a color según sea la original. ¿La sientes de un modo distinto?. A continuación, devuélvela a su configuración inicial.
  • Recuerda, en primer lugar detecta: ¿La ves cerca de ti o lejos? A continuación, acércala mucho más o aléjala. ¿Sientes que tu experiencia cambia? Probablemente su intensidad, agrado, sentir….. Acto seguido, devuélvela a su configuración inicial.

Por supuesto, los cambios no son radicalmente espectaculares al principio. Además necesitarás cierto entrenamiento para tomar conciencia de ellos. Existen diferentes ejercicios que pueden practicarse. Sin embargo, y a título orientativo, uno inicial es el propuesto anteriormente. En nuestro camino de superación personal, la conciencia de las submodalidades de la PNL nos ayuda a detectar las distinciones significativas.

A continuación va una lista de las diferentes submodalidades de PNL. Evidentemente, no están todas, sólo es una guía para tener una referencia. Te animo a explorar modificando por ejemplo en una experiencia desagradable las diferentes submodalidades indicadas. En el anterior ejercicio te recomendé que la devolvieras a su configuración inicial pues se trataba de una experiencia agradable. Pero, por supuesto, puedes cambiar, y guardar el cambio de configuración, para modificar un recuerdo desagradable.

Como habrás advertido, aprender cómo gestionar las submodalidades de pnl es un gran recurso para tu superación personal.

Por supuesto, añadiré ejercicios en artículos sucesivos que remitirán a este cuadro como referencia.

 

SUBMODALIDADES DE PNL

VISUAL

 

Asociado/Disociado¿Estás presente en la imagen como si la vieras con tus propios ojos? o…
¿Te ves a ti mismo como en una película?
Interna/Externa¿Es una imagen que percibes del mundo externo, o es una imagen que se forma en tu interior?
Tamaño de la Imagen
¿Es el tamaño igual, mayor o menor que en la realidad?
Color / Blanco y Negro
¿Hay color o es en blanco y negro?
Luminosidad/Claridad (Luz, no definición)
¿Es luminosa y clara o sombreada?
Localización en el espacio
¿Delante, detrás, a la izquierda, derecha, de ti?
Distancia¿Próxima, Lejana, Normal?
Relieve o no
¿En dos o tres dimensiones?
Nitidez¿Nítida o difusa?
Brillo¿Brillante o apagada?
Opaca / traslúcida¿Imágenes compactas o transparentes?
Definición¿Tiene un contorno preciso o no?
ContrasteLas diferencias en la imagen (brillo, color), ¿son contrastadas o bien uniformes?
Dos/Tres dimensiones
Plana como una fotografía o con relieve
Encuadrada o panorámica
Enmarcada o en una pantalla grande, panorámica.
Estática / Movimiento
¿Estática como una fotografía o en movimiento como una película?
Velocidad del movimiento
Lento, normal, rápido…
Secuencia de aparición de imágenes
Secuencial, aleatoria, simultáneamente.

 

 

SUBMODALIDADES DE PNL

AUDITIVAS

Cantidad y cualidad
¿Es una o varios sonidos/voces? ¿Algún/os sonido/s destaca/n? ¿Cuál/es?
Asociado/DisociadoEscuchándote a ti en-o-fuera
VolumenAlto, bajo, intermedio…
Timbre (en el caso de la voz)Describir… conocido/desconocido – agradable/desagradable…. Utilizar otras submodalidades para describir
Velocidad y «tempo» ¿Ritmo rápido o lento? ¿Acompasado o irregular? ¿Continuo o intermitente?
Duración¿El sonido es constante o interrumpido?
Mono/Estéreo¿Se oye de un solo lado, de los dos, alrededor/envolvente?
Tonalidad¿Grave, intermedio, agudo?
Contraste¿Marcado o no? ¿Armónico o disonante?
Localización¿De dónde procede el sonido? ¿Enfrente, detrás, arriba, de un lado…?
Distancia¿Cerca, lejos, mediana…?
Interno/externo¿En el interior o en el exterior?
Diálogo interno (1)
¿Hay diálogo interno?

Nota aclaratoria

(1) Conviene aquí diferenciar dos posibilidades:

1.1 Si se trata de un diálogo interno discursivo o bien de interjecciones (frases hechas del tipo ¡parece mentira! ¡Ya lo he vuelto a hacer! ¡Otra vez no!)

1.2 Si se trata de un diálogo interno que ocurre ahora, al revivir esta experiencia, o bien propio del momento que revives.

 

SUBMODALIDADES DE PNL

SENSACIONES/CINESTÉSICAS (1)
¿Qué/dónde sientes en tu cuerpo? (2)

Interna/Externa¿Es una sensación interna, dentro del cuerpo, o externa, de fuera del cuerpo?
Localización
¿En qué parte del cuerpo la sientes?
SaborDescribir (ver otras submodalidades)
Olor » » ( » » » » » )
Tacto » » ( » » » » » )
RespiraciónProfunda/superficial; Lenta/agitada; alta-clavicular/profunda-abdominal.
Tono muscular
Tenso/Relajado; Agitado/Quieto
Sensaciones propioceptivasOtras sensaciones corporales (ver otras submodalidades para definir)
Humedad¿Humedad del ambiente? ¿Genera en ti lágrimas, sudor, sequedad (p. ej. de boca)?
Presión¿Fuerte o débil? ¿General o localizada en alguna parte del cuerpo? ¿Desde fuera hacia dentro o al revés?
Temperatura¿Calor, frescor, frío, tibieza?
Peso ¿Pesada y difícil de manejar o liviana?
Dolor/placer¿Sensación agradable, molesta, neutra?
Textura
Diferentes texturas al tacto y vista.
ExtensiónLocalizada en una zona pequeña, intermedia, amplia…delimitar.
Número¿Es una sensación o varias? ¿Alguna dominante o lo son por igual…?
Forma¿Puedes sentirla con alguna forma o es difícil definirla?
Movimiento¿Estática o con movimiento? De haberlo ¿es cadencioso y rítmico, intermitente, colapsado? ¿Alguna vibración corporal, cosquilleo…?
Emocionalidad¿Genera alguna emoción, sentimiento, estado emocional? ¿Algún recuerdo evocador?
Duración
¿Es prolongada o de corta duración en el tiempo?
Intensidad¿Genera sensaciones fuertes, débiles, sutiles o arrebatadoras?
Cadencia¿Aparece y desaparece? ¿Constante, intermitente? Si tiene una frecuencia o «tempo» ¿Cómo es?
Densidad¿Sensación compacta/densa/consistente/espesa o… fluida/ligera/liviana…?

Notas aclaratorias

(1) Utilizo esta palabra para definir la sensación global del cuerpo en un sentido amplio. Yo prefiero llamarla conciencia somática, sin embargo incluyo este término pues es el más habitual en los manuales de PNL aunque creo que es impreciso.

(2) A título orientativo el mundo de la sensación corporal lo podemos diferenciar en tres categorías:

a) Táctiles, olfativas, gustativas…

b) Propioceptivas Conciencia somática acerca de la postura, situación en el espacio, sensaciones de los músculos o piel (presión, humedad…), movimiento…

c) Meta-sentimientos: A menudo percepciones internas o externas despiertan ciertas resonancias en la línea media del torso (pecho, abdomen, boca del estómago…). Son sensaciones cinestésico viscerales asociadas a emociones, sentimientos o ciertos significados análogos…

Explorar las submodalidades de la PNL requiere tiempo y disciplina. Sin embargo es uno de los caminos más seguros y directos hacia tu autoconocimiento y superación personal.

Y, por supuesto, hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

Anteriores artículos: La sorprendente Programación Neurolingüística (PNL), Despertar conciencia con PNL. El sistema representacional, Aceptación y responsabilidad en PNL, Psicoterapia y coaching; Despertar conciencia; El principio de intención positiva;
Siguientes artículos relacionados: Cómo vivir una emoción con ecuanimidad; El círculo de excelencia personal;

 

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.


¿Estás
interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 Mail:jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

 

Submodalidades de PNL y superación personal Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coaching y psicoterapia (Hipnosis, Gestalt, PNL, Análisis Transaccional, Talleres de crecimiento personal en Sabadell )

 

Estrategias para mantener viva la intención de adelgazar

BLOG


Preguntas de coaching y PNL para perder peso. La intención.

Preguntas de coaching y PNL para perder peso. Cómo mentalizarse para adelgazar, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coaching y psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis, Análisis Transaccional).

Preguntas de coaching y PNL para perder peso. Indagación apreciativa para cambiar el estilo de vida y adelgazar.

La indagación apreciativa redescubre nuestras capacidades.

Vimos en el artículo “preguntas de coaching y PNL para adelgazar unas preguntas basadas en la Indagación Apreciativa. Básicamente se trata de crear una visión definida del objetivo, bajar de peso, en este caso. Y posteriormente indagar en las propias capacidades para alcanzar ese peso ideal. La estrategia de fondo es la de cómo mentalizarse para adelgazar. Seguiremos trabajando en este artículo en esta línea.

Vimos, por encima, la importancia de las creencias. Y también insistí en la importancia de separar identidad (soy…X) de comportamiento (he hecho… X).

En este artículo seguiremos indagando en las preguntas de coaching y PNL para perder peso.

Wayne Dyer, en su libro «Tus zonas mágicas» nos habla de la realidad mágica. Un lugar al que podemos acceder para retomar nuestro poder. Acceder a este «lugar» es de vital importancia para aprender cómo mentalizarse para adelgazar. Veamos ahora una indagación que nos sumerge en el mundo de la fantasía. Pero este aparente mundo de la fantasía no es tal fantasía. Es más bien un lugar interno poco transitado. Nuestra Identidad Profunda.

Preguntas de coaching y PNL para perder peso. La Identidad y lo Transpersonal

Si pudieras expresar tu objetivo con una metáfora ¿Cuál sería? y ahondando un poco más….
¿Quién serías tú siendo esta metáfora?

Al trabajar con metáforas es como si, de algún modo, nos despersonalizáramos. En realidad crea un vínculo entre el concepto que tenemos de nosotros mismos con “algo ahí fuera”. En otras palabras, salimos de la caja, de los límites de nuestro ego y creamos un vínculo con algo (aparentemente) externo.

La respuesta a esta pregunta nos pone en contacto con el nivel más profundo de la identidad. Un vínculo poderoso con el subconsciente personal o con el inconsciente colectivo. Estas metáforas las utilizo a menudo en las sesiones de hipnosis .

Las preguntas de coaching y PNL para perder peso te ponen en contacto con niveles de tu experiencia vital, probablemente, poco reconocidos

También es recomendable pintar, dibujar o esculpir estas imágenes para tenerlas en algún lugar visible. Expresarlas de algún modo no lingüístico/lineal. Es otra forma de trabajar el cómo mentalizarse para adelgazar.

«La Divinidad se expresa danzando sobre el cuerpo de un demonio»
Madre India (Ana García Arroyo)

Identidad y Transpersonal en el Niño Interior.

La diosa Kali danzando en un centro alrededor del cual existen numerosos objetos.

Nosotros danzamos en un círculo y suponemos, pero el secreto está sentado en el centro y sabe

También es posible recurrir a algunos recuerdos de la infancia que pudieran inspirarte. Recuerdo un cliente que tuve que desde muy pequeño tenía una pequeña frase que se repetía a menudo. Era como un pequeño mantra que le otorgaba tranquilidad.

Yo soy yo y nada más que yo

Es fácil advertir una reivindicación de sí mismo y, tal y como me corroboró, una rebelión contra una educación que le alejaba de su autenticidad.

Las preguntas de coaching y PNL para adelgazar que hemos visto hasta ahora indagan en el nivel de las creencias acerca de la Identidad (Autoimagen) que la persona tiene de sí misma. También en el nivel Transpersonal (metáfora/símbolo).

Son necesarias por cuanto la persona con problemas de adicciones (del tipo que sean, y siempre en un sentido amplio), suele tener una herida profunda en su identidad, en el concepto o definición que tiene y construye de sí mism@. Y como dije en otro artículo, el placer es el analgésico más efectivo (y engañoso) contra el dolor emocional. Ver el artículo, Adelgazar con psicoterapia, hipnosis y coaching.

Preguntas de coaching y PNL para perder peso. La tensión estructural.

En el cómo mentalizarse para adelgazar existen diferentes posibilidades, examinemos otra. Ahora imagina que sigues comiendo tal y como lo haces ahora….

  • ¿Cómo te ves dentro de 5, 10, 15 y 20 años?. Recuerda las pautas que vimos en el anterior artículo: Preguntas de coaching y PNL para adelgazar.
  • ¿Cómo te ves a ti mism@? (permítete recrearte en la imagen)
  • ¿Qué te dices a ti mism@? (permítete ahora sumergirte en los supuestos mensajes negativos)
  • ¿Qué te dicen las personas de tu entorno, y especialmente las personas queridas?
  • ¿Cómo se siente tu cuerpo? (sensaciones físicas)
  • ¿Cómo te sientes emocionalmente? (Emociones, sentimientos, estados emocionales…)

Las preguntas de coaching y pnl para perder peso
te ayudan a mentalizarte para adelgazar.


Por otro lado imagina que has conseguido establecer unas pautas de comida saludables…

  • ¿Cómo te ves dentro de 5, 10, 15 y 20 años?. De nuevo indaga en las preguntas anteriores. Esta vez, claro está, sumergiéndote en las, previsiblemente, sensaciones de logro y satisfacción.

Con esto habrás creado dos imágenes contrastadas. Una será la imagen temida, otra el estado deseado.

Cómo mentalizarse para adelgazar. Ejercicio complementario.

Puedes reforzar el paso previo a este ejercicio escribiendo en un papel lo siguiente y de la siguiente manera:

Divide la hoja en dos secciones separadas por una línea intermedia. En la izquierda anotarás por escrito todos y cada uno de los inconvenientes si sigues con este tipo de vida. En la columna derecha, por cada inconveniente, la ventaja si consigues corregir tu conducta.

Puede servirte imaginar los efectos a 5, 10, 15 o 20 años. Por ejemplo:

  • Me canso fácilmente y respiro pesadamente al subir escaleras….. Subo escaleras ágilmente
  • Me veo mayor y cansado….. Me veo joven y saludable.
  • La ropa me aprieta y me incomoda…. La ropa me queda bien.

Recuerda, por cada inconveniente del lado izquierdo, una ventaja del lado derecho. Este ejercicio complementario te ayudará a perfeccionar cómo mentalizarte para adelgazar. Recuerda, con cada frase debes visualizar y sentir como si estuvieras así. Tanto las frases de la derecha como las de la izquierda.

Cómo mentalizarse para adelgazar. Completando el ejercicio.

Cierra los ojos e imagina que tienes ante ti una pantalla de cine. En la mitad izquierda (tu izquierda) de esa pantalla colocas la imagen temida. Visualízala en blanco y negro, completamente estática.

En el lado derecho de esa pantalla coloca la imagen del estado deseado. En color, viva y brillante. Mantén esas dos imágenes contrastadas, durante un minuto en tu mente.

Algunos clientes manifiestan cierta frustración al no “ver” esas dos imágenes con toda la claridad que imaginan deberían verse. No te preocupes por esto. Tú sencillamente imagina que ves, “como sí” lo vieras realmente. No hay que forzar. El mensaje llega de todos modos a tu mente profunda.

Aprender cómo mentalizarse para adelgazar requiere practicar nuevas formas de pensar.

Claro está, este contraste de estas dos imágenes debe practicarse durante un tiempo, más o menos 3 semanas para que empiece a surtir efecto.

 

Cómo funciona la tensión estructural con las preguntas de coaching y PNL para perder peso.

Preguntas de coaching y PNL para perder peso. Cuando dos ideas opuestas se mantienen en el campo de la conciencia (conscientemente y de un modo premeditado) el cerebro busca una solución, de aplicación especialmente en adicciones, consulta en Sabadell

La tensión estructural, un concepto de física que tiene su aplicación en psicoterapia

A menudo ocurre que una parte nuestra quiere hacer X y otra parte quiere hacer Y. Del mismo modo, toda tensión busca una resolución, según la teoría de la tensión estructural

Esta teoría adaptada por la sociología desde la arquitectura y la ingeniería, encuentra también un correlato en la psicoterapia y el coaching. Cuando existe una tensión entre dos fuerzas (tendencias, valores…) esta busca una resolución. Pero para ello es preciso reconocer ambas tendencias.

A menudo escucho a personas decir que sólo cultivan pensamientos optimistas pero que eso no les funciona. Y es cierto. Es verdad que conviene tener una actitud constructiva hacia la vida, pero también es cierto que si negamos lo que somos nos negamos a nosotros mismos. Por eso la importancia de las preguntas de coaching y PNL para perder peso. Se trata de preguntas con una intención. Definir estado actual y estado deseado.

Por otra parte, cultivar pensamientos optimistas que no se corresponden con la realidad, puede generar un conflicto interno. Algo parecido a esa voz interna que dice… “vaya ya está este con sus fantasías”. Escribí al respecto en mi artículo sobre la Actitud Mental Positiva.

El secreto está en la Aceptación, pero aceptar no es ni resignarse ni claudicar. Entonces ¿Qué y cómo hacerlo?. Una solución elegante y práctica es propuesta por esta técnica. Aceptar ambas imágenes… re visitándolas de un modo distinto.

Este mismo principio lo expongo en el artículo para dejar de fumar con la tensión estructural. Si te interesa el tema, puedes ampliar la práctica con lo expuesto en él.

Concluyendo, encuentra tus propios recursos con la indagación apreciativa

En conclusión, con las preguntas de coaching y PNL para perder peso puedes explorar como mentalizarte para adelgazar. Y todo ello de formas diferentes.

Pero sobre todo, principalmente, encuentras tus propios recursos. Desde tu singularidad y tus propias capacidades. Porque cuando lo haces desde tu autenticidad, mentalizarte para adelgazar es mucho más fácil. Y a esto es a lo que van dirigidas las preguntas de coaching y pnl para perder peso de un modo saludable y coherente contigo mismo.

 

¿Quieres adelgazar sin prisas ni presiones y no sabes cómo?
Aprende a hacerlo con el método «Cómo mentalizarse para adelgazar»
¿Necesitas más información, gratuita y sin compromiso?…
¡¡Haz clic en la imagen!!

Enlace a página de contacto Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

Anterior artículo relacionado: Preguntas de coaching y PNL para adelgazar
Siguiente artículo relacionado:
Preguntas de coaching y PNL para tu peso ideal.


 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.


¿Estás
interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!: -Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Preguntas de coaching y PNL para perder peso, como mentalizarse para adelgazar, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc.…).

Reconciliación interior y compasión.

BLOG


El principio de intención positiva en PNL y las necesidades humanas.

El principio de intención positiva en pnl (Reconciliación interior), Sabadell, Terrassa y online. coaching y psicoterapia (Terapia Gestalt, PNL, Análisis transaccional, Hipnosis, psicoterapia por fatiga pandémica)

El principio de intención positiva en PNL

El principio de intención positiva en PNL facilita el perdón y la reconciliación interior.

El principio de intención positiva en pnl presupone una intención positiva en todos los comportamientos.

«En algún nivel todo comportamiento es (o en algún momento fue) «bien intencionado». Fue o es percibido como apropiado dado el contexto en que ocurrió y a partir del punto de vista de la persona que lo generó. Es más fácil y productivo responder a la intención que a la expresión del comportamiento problemático.»

El principio de intención positiva abre las puertas al perdón y la reconciliación interior. Podemos detectarlo tanto en las relaciones interpersonales como intrapersonales. Y también es vital tenerlo presente en procesos de coaching y psicoterapia.

El principio de intención positiva en PNL, cómo funciona.

La intención positiva puede manifestarse a través de una conducta desafortunada, o bien como una resistencia al cambio. Una y otra no son más que una estrategia para conseguir un beneficio no visible a primera vista. Algunos terapeutas hablan de “beneficio secundario”.

Otra manera de referirse a esta intención es la de necesidades no resueltas. Es la manera en la que la psicoterapia Gestalt se refiere a asuntos inconclusos. Estos asuntos no cerrados aparecen en nuestra vida en forma de bloqueos, distorsiones y formas de conducta o actitud no creativas.

Atender a este principio de la intención positiva en PNL facilita, en definitiva, la reconciliación interior. Y para hacerlo de un modo efectivo, conviene separar los aspectos visibles (nivel comportamiento) de la intención y, por supuesto, de la identidad.

Que una persona mienta no quiere decir que quiera mentir, ni que sea una mentirosa

Si alguien evita ir al médico, no quiere decir que quiera enfermar,
ni que sea un enfermo.
Que una persona se arruine jugando no quiere decir que quiera hacerlo, ni que sea un jugador

El principio de intención positiva en PNL

Incluso la evasión de la realidad tiene una intención positiva.

Por ejemplo:

  • Un drogadicto puede desear con su conducta evadirse de su realidad y sentirse más tranquilo.
  • No tomar la iniciativa para enfrentar un cambio laboral necesario, puede ser un modo de protegerse frente a un temido fracaso. Por lo tanto buscar «seguridad», «tranquilidad»…
  • Alguien que desee seguir manteniendo “viva” una relación, a todas luces imposible está buscando desesperadamente el amor. Lo hace desde lo conocido, recordando acaso, cuando fue amado por esa persona y los sentimientos que vivió.
  • Un niño que haga travesuras continuadamente es probable que quiera llamar la atención. Así, sentirse importante para sus padres y ser “visible”.
¿Qué valora una persona que adopta una conducta no deseada?
¿Por qué motivo se comporta así, aún no deseándolo…?

También podemos contemplar como un mensaje con intención positiva las enfermedades o dolores del cuerpo. La fiebre, es una respuesta del organismo para combatir cuerpos extraños. Un dolor en la rodilla nos obliga a reposar la articulación… En general cualquier molestia, dolor o disfunción es un mensaje del cuerpo a nosotr@s mism@s.

Existe una práctica en PNL conocida como el médico interior que ahonda en este aspecto. Esta necesaria reconciliación interior, repito, es importante atenderla en cualquier proceso de coaching y, muy especialmente, en psicoterapia.

El principio de intención positiva en pnl y las necesidades inconclusas

Reconciliación interior y satisfacer las necesidades no satisfechas.

Intención Positiva y necesidades no resueltas.

Según el modelo de la Comunicación No Violenta todo sentimiento vivido como no deseado, obedece a un valor o una necesidad no satisfechos. Generalmente este tipo de sentimientos generan conductas, deseadas o no…

Así, podemos encontrar en las necesidades no resueltas un nido de conductas que intentan satisfacerlas. Probablemente la conducta no sea la adecuada, pero sí el intento de satisfacer esa necesidad. En los ejemplos anteriores podemos encontrar búsqueda de amor, seguridad, tranquilidad. Y en los mensajes del cuerpo, indudablemente salud. Amor, seguridad, tranquilidad y salud pueden ser entendidos tanto como valores, como necesidades.

Es importante también destacar que la búsqueda final no es tanto la satisfacción de la necesidad, como el estado interno a que eso conduce. Estamos habituados a ponerlo todo en palabras, pero a veces son una trampa.

¿Cómo me sentiré una vez resuelta la intención positiva o necesidad?

Y de nuevo, reitero, es preferible evocar la sensación sentida (por lo tanto somáticamente) a descripciones. Y da igual que la construcción lingüística sea muy fidedigna. El cuerpo y lo visceral se orienta mejor ante la sensación que ante lo cognitivo.

Conciencia de emociones y sensaciones.

Conciencia de las sensaciones y emociones.

La intención positiva está vinculada, pues, a un estado interno, no a una acción. La acción puede ser la estrategia, pero no el estado deseado. La reconciliación interior no sucede porque «nos decimos algo al respecto de…». Es un estado interno de coherencia.

Por ejemplo: «Educar bien a mis hijos», «ser mejor padre», «organizarme mejor» son intenciones positivas vinculadas a una acción o calificación, lo que nos interesa es:

¿Cómo te sientes cuando educas mejor a tus hijos, o eres mejor padre, o te organizas mejor….?

Las respuestas pueden ser: «aliviado, contento, aceptado, relajado….» etc…

¿Por qué es útil el principio de intención positiva en pnl?

A menudo escucho la siguiente objeción. ¿Cómo sé que, realmente, otra persona tiene una intención positiva aun cuando su conducta sea molesta para mí?. Es importante señalar que el principio de intención positiva es operativo para la persona que manifiesta la conducta.

Por ejemplo, imaginemos la violencia de género. Sin que esto suponga eximir de responsabilidad, en la mayoría de los casos, se trata de hombres que no saben comunicar su frustración, indignación o rabia de otro modo. Insisto, esto no exime de responsabilidad al maltratador. No obstante, la intención no suele ser exactamente la de maltratar a la pareja.

Encontrar el beneficio secundario de una conducta facilita la reconciliación interior.

Aprender a reconciliarnos con nuestras conductas, por difíciles que sean.

Robert Dilts, uno de los actuales “gurús” de la PNL, ha tratado a muchísimas víctimas de atentados utilizando el principio de intención positiva en pnl. Como resultado se liberan sentimientos profundamente hirientes en las víctimas. Algunos como el rencor, la rabia, odio, frustración, desesperación…. Facilitando el perdón y la reconciliación interior. En ocasiones, podemos alcanzar incluso la percepción de que no existen verdugos ni víctimas. El verdugo es (casi) siempre otra víctima.

En otros términos las constelaciones familiares lo refieren como perpetrador y víctima se buscan”. Por supuesto, en esta búsqueda no existe un deseo consciente de encontrarse.

El enraizamiento en el subconsciente.

A menudo el principio de intención positiva de la PNL esconde una vocación protectora fuertemente enraizada en el subconsciente. Rosetta Forner , coautora con Leo Baker del libro Coaching personal con PNL”, nos relata un escalofriante caso. El de una mujer joven que, pese a sus muchos intentos, no conseguía adelgazar. Aparentemente la comida le servía de compensación a una insatisfacción vital “crónica”, en todos los aspectos de su vida. Finalmente la vocación “protectora” de su subconsciente apareció con toda su intensidad.

Al parecer había sido víctima de incesto durante su infancia. Su “exceso de peso”, de este modo, la hacía poco atractiva y así evitaba revivir con otro hombre (imagen transferida de su padre a nivel simbólico) el incesto sufrido de pequeña. Así vemos como este principio de intención positiva de la PNL la protegía de revivir el dolor inicial. Entender esto ayuda a construir un encuadre más amable en cualquier proceso de psicoterapia o de coaching,

Desbrozar las capas que sepultan las intenciones positivas.

Sí, soy consciente que cuesta muchas veces detectar esa intención positiva. Para ello debemos aprender a desbrozar algunas capas. En algún lugar escribí algo así como, una cosa es lo que siento o hago y otra cosa distinta es lo que pienso o siento con respecto a eso que siento o hago.

Imaginemos, por ejemplo, que le tengo pánico a los perros pequeños. Ese pánico debe cubrir alguna intención positiva, sea cual sea. Si yo me digo a mí mismo “soy un cobarde, parece mentira con mi edad y este miedo absurdo...”, estoy añadiendo un pensamiento (juicio) que genera a su vez un sentimiento (vergüenza). Esta vergüenza ya es un sentir “postizo”, no es el miedo original. Es lo que siento sobre lo que siento contaminado por un juicio.

La aceptación nos obliga a ir a la capa primera, al miedo inicial, no a la vergüenza. Hasta que no accedemos ahí, el principio de intención positiva en pnl funciona “a medio gas”. Y, lo que es peor, en vez de reconciliación interior, existe un empeoramiento por mensajes de culpa, vergüenza etc…

El principio de la intención positiva en pnl y la práctica.

Terapia de las partes y el principio de intención positiva en PNL

La Terapia de las Partes, favorece el encuentro en la intención positiva de nuestras tendencias en conflicto.

La terapia de las partes ha popularizado algo que ya se trabajaba desde la óptica gestáltica. Básicamente sigue el formato

“Una parte mía quiere….X…. Y otra parte quiere….Y…”.

Se utiliza, pues, la imaginación para diferenciar las distintas tendencias en cada un@ de nosotr@s. La propuesta para trabajar con las intenciones positivas parte de esta dinámica.

Preguntemos por ejemplo a esa parte nuestra que nos impele a hacer algo que no nos convenga:

¿Qué estás tratando de comunicarme?
¿Qué intención positiva albergas?
Si ya hubieras conseguido X… ¿Qué aporta de bueno a tu vida?
¿Qué beneficio secundario o ventajas obtienes?

A continuación imaginemos que somos esa otra parte. Podemos incluso ocupar otro espacio o lugar para asumir esa otra identidad. Imaginemos que respondemos a quien ha formulado la pregunta DESDE LA PARTE QUE NOS IMPELE A ACTUAR DE ESTE MODO INADECUADO. A veces la intención no aparece de buenas a primeras, evidentemente aquí el papel del terapeuta es, muchas veces, irreemplazable.

Esta dinámica está en la base de algunas modalidades de intervención como la silla caliente en terapia Gestalt, o las posiciones perceptivas de la Programación neurolingüística.

El principio de intención positiva en pnl y los 4 Mantras relacionales de Stephen Gilligan

Reconciliación interior con programación neurolingüística en Sabadell

Los valores profundos están en la base de la intención positiva.

Un ejercicio introductorio:

Dejemos de lado, de momento, el ansia de resultado. Simplemente, trae a tu memoria una situación difícil, pero no mucho (síntoma de una enfermedad, reto, dificultad….)

  • Sumérgete en ella y revívela. ¿Cómo reaccionas tú ante esta situación?
  • Contacta con la intención positiva. Si de momento no aparece, no pasa nada, simplemente confía en que existe (y aunque no confíes, ¡existe…!)
  • Relájate, respira con tranquilidad, acoge a esa parte tuya que te hace sentir así, probablemente la sientas en alguna parte de tu cuerpo… Imagina que en algún momento tuvo una intención positiva, probablemente se trate de tu niño interior…. dale la bienvenida.

– Desde esta posición recita para ti los mantras relacionales, ¡sin esperar respuesta!

  • ¡Qué interesante! (procura sentir una curiosidad genuina)
  • Algo está despertando (o sanando) en mí. (Aún cuando todavía no sepa qué es…)
  • Seguro que tiene sentido (Confianza en que lo que está despertando tiene sentido)
  • Bienvenida, gracias… (Acoger con amor a esa parte tuya herida, que activó, en su momento, una serie de estrategias…)

Por supuesto, los mantras relacionales no deben repetirse mecánicamente. Las letras no son un «manual de instrucciones», apuntan más bien a una actitud.

Como observarás, se trata sólo de relacionarnos amorosamente con lo que aparece. Surja o no la intención positiva. Es probable que sientas en alguna parte de tu cuerpo, como una tensión, molestia, “mariposas en el estómago”, temblor…. Si es así, estupendo. Simplemente mantén la conciencia en esa sensación corporal.

No pretendamos forzar la aparición de la intención positiva. A veces, el sólo hecho de prestar atención a la sensación corporal ya activa la reconciliación interior.

Los llamados mantras relacionales de Stephen Gilligan ayudan a cultivar un tipo de conciencia especial. Una conciencia abierta, curiosa, receptiva, confiada en el sentido de lo que aparece y agradecida al síntoma como aviso o señal.

Mindfulness, mente de principiante y compasión

«No hablaré, no pensaré,
pero el amor infinito me llenará el alma…»
Arthur Rimbaud, SENSACION

El no saber y la mente de principiante.

La curiosidad es el motor del aprendizaje.

El Mindfulness ha actualizado a la mentalidad occidental la sabiduría ancestral del budismo. En algunos casos llevándolo, incluso, a la práctica clínica. El principio de intención positiva en PNL, asienta su base en esta, llamada, mente de principiante. Acoger con curiosidad, sin evaluar, sin juzgar, lo que surge del fondo del misterio que nos habita. Pues en el fondo es eso, misterio, otra cosa son las etiquetas que asignamos. Y en esto de las etiquetas soy muy escéptico y (ahora sí) crítico.

Compasión, en el sentido budista, no es auto conmiseración. Es abrazar nuestra humanidad con humildad, sabiéndonos aprendices de la Vida. Y como todo aprendiz, tenemos un apasionante camino de aprendizaje. Pero sin la necesaria reconciliación interior el camino se cierra.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

Adelante explorando como si fuera la primera vez.

En la mente de principiante hay muchísimas posibilidades, en la del experto, pocas.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

Anterior artículo relacionado: Las necesidades del ser humano y la manipulación de los teléfonos móviles.
Otros artículos relacionados: Consulta de PNL online y presencial en Sabadell; Posiciones perceptivas y empatía; El perdon y las posiciones perceptivas; Aceptación y responsabilidad en PNL; Despertar conciencia; Submodalidades de PNL y superación personal; Cómo vivir una emoción con ecuanimidad; Círculo de excelencia personal.

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

El principio de intención positiva en pnl (Reconciliación interior) Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach y psicoterapeuta (Terapia Gestalt, PNL, Análisis transaccional, Hipnosis, Psicoterapia por fatiga pandémica).

 

Diferencia entre violencia y agresividad.

BLOG


Violencia activa y pasiva, y agresividad en las relaciones

Terapia para la Violencia activa y pasiva. Violencia en la pareja, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coaching y psicoterapia (Terapia Gestalt, PNL, Hipnosis, Análisis Transaccional coaching para fatiga pandémica), en Sabadell y Terrassa

Diferencia entre violencia y agresividad.

¿Dónde termina la agresividad y empieza la violencia?

Violencia y agresividad a menudo se confunden. Por otra parte la violencia puede ser activa y pasiva. Solemos reconocer la primera fácilmente, pero no tanto la pasiva. En cualquier caso siempre denota falta de empatía y asertividad.

Examinaremos las diferencias, entre violencia activa y pasiva, así como el modo de expresarse en la violencia de género y otras formas más sutiles como los micromachismos. También las examinaremos en el chantaje emocional y las relaciones tóxicas.

Agresividad y violencia las diferencias.

La agresividad es un instinto al servicio de la supervivencia y la adaptación al entorno. Es común en todos los animales. Los depredadores necesitan su agresividad para cazar y sobrevivir. No obstante no la utilizan cuando no tienen hambre..

Por contra, la violencia es un comportamiento aprendido. Es la agresividad al servicio de los propios intereses o para dañar a alguien o algo intencionadamente. Es una actitud y conducta propiamente humana.

En ocasiones violencia activa y pasiva, son utilizadas para reivindicar, erróneamente, nuestros derechos. En este sentido, podemos educar nuestra asertividad para evitar mostrarnos ante el mundo de un modo violento y/o manipulador.

Violencia activa y pasiva, y violencia en la pareja pueden ser trabajadas en terapia.

El respeto y la solidaridad, la empatía y cooperación frente a la rivalidad. La igualdad y la libertad de todas las personas, son valores nucleares para hacer frente a la violencia activa y pasiva. Estos valores, así como las capacidades para manifestarlos se pueden trabajar en terapia.

Violencia activa y pasiva las diferencias

Si bien pueden existir mandatos culturales implícitos, la violencia activa y pasiva es ejercida por personas inmaduras. Personas que no saben sostener las diferencias ni reclamar sus derechos de un modo asertivo. Así pues, la terapia irá dirigida en este sentido: madurez, saber sostener la frustración y la diferencia.

La activa es fácilmente reconocible pues utiliza la coacción física mayoritariamente, así como la amenaza.

Violencia activa y pasiva.

Violencia pasiva, el lobo con piel de cordero

Sin embargo la pasiva no lo es tanto pues se ejerce a través de la manipulación y el chantaje emocional«. Si bien la coacción física es más habitual entre hombres, la pasiva la ejercen tanto mujeres como hombres. Esto es debido a que la agresividad, al servicio de la emoción básica de la rabia, es tolerada en hombres (e incluso bien vista) y no tanto en las mujeres.

No debemos olvidar que en la pasiva, el manipulador puede ofrecer una imagen sumisa, encantadora, incluso seductora. Sin embargo subyace una gran reserva de agresividad. En este caso suele tratarse de personas que no se atreven a aparecer ante el mundo o que han recibido una educación emocionalmente castradora. Aunque también existen personas con unas grandes habilidades que la ejercen sutil y sibilinamente al servicio de sus intereses.

A pesar de que la violencia activa y pasiva se ejerce muy claramente en la relación de pareja, no debemos olvidar su presencia en las relaciones humanas en general y/o, el mundo laboral así como con los hijos. Por supuesto que en la mayoría de los casos, la violencia con los hijos no es intencionada y gran parte de las veces es pasiva. No debe ser sin embargo justificación, pues existe el peligro que al recibir este tipo de educación, el niño la replique de mayor. El papel de la educación es fundamental en la prevención de la violencia en general.

Violencia secuencial

Existe otra estrategia mixta, la violencia secuencial. El actor aparenta, en primer lugar, renunciar a sus derechos (manipular), pero no duda en agredir física o verbalmente cuando considera que la estrategia no le funciona, o bien pasa a otro momento más decisivo.

En los episodios de violencia en pareja es bastante habitual. Cuando el agresor adopta el papel de víctima (aparente renuncia a sus derechos) para hacer sentir mal a la otra parte. Puede, incluso, adoptar el papel de persona callada, que no dice nada. «Castigar» con su silencio a la pareja (violencia pasiva). Si la otra parte cae en el juego manipulador, llegará a sentirse culpable. Entonces el manipulador adoptará el papel de perseguidor, para hacer sentir aún más culpable a la otra parte. Este es un típico guión neurótico manipulador de violencia activa y pasiva.

Violencia activa y pasiva, sentimiento de culpa, relaciones tóxicas y chantaje emocional

Es evidente el papel de la agresividad en las llamadas ahora relaciones tóxicas. Alertar sin embargo que cuando el chantaje emocional aparece de un modo sutil, una relación tóxica puede pasar inadvertida.

Existen distintas formas de chantaje emocional. Uno es el que ya he expuesto anteriormente con la asunción del papel de víctima y la táctica del silencio. Y posteriormente la persecución para hacer sentir aún más culpable.

En general, los más peligrosos son los que incitan el sentimiento de culpa en la pareja. Así mensajes del tipo «No me quieres si»:

  • No respondes a mis mensajes (en un periodo corto de tiempo).
  • Si no me llamas cada X tiempo.
  • No quieres hacer el amor.

Pueden llegar a ser, incluso, «argumentos» que pretenden justificar el uso de la violencia en la pareja.

El uso de la violencia en la pareja puede ser tratado con terapia.

Otros son tragicómicos pero existen, y muchos en celebradas canciones de éxito:

  • «Sin ti no soy nada»
  • «Si tú no me quieres, si tu no me amas, entonces para qué vivo»
  • «Si te vas, mi amor si tú te vas, me volveré a enterrar en vida y no saldré»

Los tres mensajes forman parte de tres canciones de éxito muy concretas. En los tres se responsabiliza a la pareja de la felicidad o incluso de la vida del (cantante…) 🙄

O incluso en las relaciones entre padres e hijos:

  • «Papá y mamá no te van a querer si no comes». O bien otro perversamente sutil
  • «Aprende de tu hermano o primo….» , algunos crueles…
  • «Estoy hart@ de tí…» etc… Otros invalidan sutilmente la sensación de capacidad del niño
  • «¿Para qué me vas a ayudar?… ya lo hago yo»

Violencia activa y pasiva. Violencia en la pareja, machismo y micromachismo.

La violencia de género es otra forma en que la violencia activa y pasiva se manifiesta. La permisividad, invisibilización y normalización de este tipo de maltrato ha hecho que, por lo menos hasta hace poco, se consintiera.

Entre las causas:

  • La incapacidad masculina de hacer frente a y gestionar sus propias emociones.
  • Por supuesto debido a una deficiente y sesgada educación emocional. Los estereotipos de género hacen que el hombre pueda expresar emociones «fuertes» (alegría, rabia, indignación, frustración…). Pero no las catalogadas como débiles, miedo, tristeza, melancolía… y derivados.
  • Una cultura patriarcal que otorga privilegios a lo masculino en detrimento de lo femenino.

Micromachismo y violencia pasiva.

Micromachismo, el machismo encubierto.

Una de las formas más invisibilizadas de violencia de género, son los micromachismos. Se trata de comportamientos de violencia pasiva o de baja intensidad en la relación de pareja. A menudo es un tipo de violencia ejercida inconscientemente por el hombre, si bien esto no es excusa.

Solucionar la violencia de género, requiere terapia y educación.

Un ejemplo de micromachismo «bienintencionado» es el del hombre que, al llegar a casa, se presta a ayudar a su pareja. Implícito en el término «ayudar», está que la mujer es la responsable, al menos, de la logística del hogar. Luego, cuando el hombre «dispone de tiempo» se presta a colaborar.

Sobre el micromachismo podrían escribirse varios artículos. De momento valga señalarlo como ejemplo, en algunos casos, de violencia pasiva o de baja intensidad.

Violencia activa y pasiva. Un antídoto

La violencia activa y pasiva es un subproducto de la civilización del que debemos responsabilizarnos individual y colectivamente. La dinámica de la violencia aparece muy especialmente en la comunicación. Debemos a Marshall Rosenberg una de las propuestas más útiles para erradicar esta lacra de la sociedad.

La por él bautizada comunicación no violenta , es un diseño de comunicación basada en profundos valores de respeto, pacifismo, conexión, responsabilidad y elección.

Trabajar con este modelo de comunicación no es solamente «filosofar» sobre la conveniencia de esto o aquello. Es hacer operativa una cualidad que se echa mucho de menos en nuestra sociedad actual. La autoconciencia.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Quieres mejorar tu calidad de vida y bienestar?
¿Quieres hacerlo contando con la colaboración de tu subconsciente?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Clic para visitas presenciales y también online!

Psicoterapia gestalt en Sabadell

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica:- Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Terapia para la Violencia activa y pasiva. Violencia en la pareja, Sabadell, Terrassa y online. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, Coaching para fatiga pandémica)