Trabajo con nuestras creencias con PNL

BLOG


La Matrix de nuestras creencias, ¿es nuestra vida una gran mentira?

La matrix de nuestras creencias. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, tratamiento fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa

 

Trabajar la matrix de nuestras creencias Sabadell

Nuestras creencias conforman el molde que dibuja nuestro guión de vida.

Para estudiar el vínculo entre creencias y lenguaje empezaré por profundizar en eso que llamamos creencias. Pero lo haré bajo un punto de vista distinto al habitual. Lo presentaré con el concepto de la matrix de nuestras creencias. Y para explicarme empecemos por definir el concepto matrix. Traducido al castellano “matriz”, es decir un molde en el que se da forma a algo. Por extensión la RAE la define como una entidad principal generadora de otras.

¿Qué relación tiene el concepto matrix y las creencias? Para esto me remitiré a un hipotético experimento propuesto por la filosofía.

 

El cerebro en una cubeta y la matrix de nuestras creencias.

“El cerebro en una cubeta” es un experimento mental. Plantea la posibilidad de un cerebro mantenido vivo, en condiciones de laboratorio, y conectado a una súper computadora. Esta ofrece una serie de estímulos que procuraría al cerebro la ilusión de vivir en una realidad. Por supuesto, un experimento mental plantea un escenario hipotético, imaginado. La virtud de esta conjetura es que ayuda a pensar un poco más allá de nuestros límites.

La famosa película matrix partiría (en modo similar) de este supuesto. Estamos prisioneros de una realidad virtual que nos ofrece un escenario al que no podemos objetar nada. Y no podemos objetar nada a esta realidad pues la prueba para hacerlo está “fuera” de este universo virtual… Salvo, claro está….

¿Es posible que nuestras creencias estén influenciadas
por una matriz que nos define?

Cambiar nuestro guión de vida Sabadell

¿Somos cerebros que creen vivir una vida?

Veamos, para empezar, cómo percibimos la realidad con la vista.

1º.- El ojo percibe los estímulos luminosos en forma de ondas electromagnéticas. Estas contienen información relativa a la intensidad y color de la luz.

2º.- Posteriormente, la retina transforma la luz en impulsos nerviosos (de naturaleza eléctrica). Estos impulsos nerviosos se dirigen al cerebro a través del nervio óptico.

3º.- El cerebro es quien procesa los estímulos, los reconoce, interpreta y da formas útiles y con sentido para nosotros.

Así, pues lo que percibimos “ahí afuera” es algo transformado “aquí adentro”. Es decir, nuestro cerebro nos ofrece su versión de lo que ocurre en el mundo externo. Yo diría que esta es la primera matrix de nuestras creencias. Es decir, si pudiera verme tal como soy, no sé si me asustaría, me disgustaría o me alegraría.

Pero hay más, mucho más….

 

Noam Chomsky, estructura profunda y estructura superficial.

Chomsky, en su visión de la gramática transformacional, establecía estos dos niveles Estructura profunda y Estructura superficial. Posteriormente, la programación neurolingüística incorporó este modelo para estudiar la comunicación. Veamos un ejemplo.

Mi amigo me dice: “Ayer compré un coche”. Esta es la estructura superficial. Yo puedo, en ausencia de más datos, imaginar que compró un coche marca Audi Quattro, de color gris marengo. Por supuesto en un concesionario Audi que conozco y el vendedor, alguien vestido con un traje azul oscuro.

Ahora, amig@ lector/a ¿qué imaginaste tú?

Si imaginaste lo mismo que yo, ¡compartimos algo de una misma matrix!, es bastante improbable. Sin embargo podríamos ir más allá. El vendedor ¿hablaba catalán o castellano?, ¿era alto, bajo, con bigote?, ¿había más coches? ¿Qué otros coches había en el concesionario? Y así podríamos ir alargándonos.

Es decir, inconscientemente, cada uno de nosotros “rellena” la información que falta con nuestro universo interpretativo. Es la estructura profunda, hacia dónde, internamente, nos lleva cada frase. Para ser algo más gráfico yo imagino la estructura profunda como las raíces de un árbol. Raíces que pueden ramificarse hasta casi el infinito y sustentan el tronco y la copa, la estructura superficial. Y aunque no lo parezca, ya estamos en la matrix de nuestras creencias, y hemos pasado por dos matrices.

  • La primera, lo que vemos ahí fuera es una interpretación de nuestro cerebro.
  • La segunda, derivada de la frase de mi amigo: “ayer compré un coche”.
Estructura superficial y profunda en el lenguaje, PNL Sabadell

Lo que decimos, es apenas la parte visible de lo que está en nuestra vivencia interior.

Veamos la segunda matriz. ¿Podemos realmente visualizar un coche como un ente abstracto? Yo no, y sospecho que, generalmente, nadie es capaz de hacerlo. En nuestro universo interno le damos una forma, aunque no seamos conscientes. ¿Por qué (yo) elegí visualizar un Audi quattro? Es un coche elegante, seguro y veloz. Aquí ya aparecen, espontáneamente, tres valores: elegancia, seguridad y velocidad. Ahora bien…

Otra persona bien pudiera visualizar estos tres valores en marcas distintas de coches. Un Volvo, un Lamborghini, un Ferrari…etc. La relación entre el valor y cómo lo vemos en la realidad forma parte de la matrix de nuestras creencias. Y aún más, otra persona podría haber elegido visualizar otro tipo de coche en función de otros valores. Por ejemplo, seguridad, fiabilidad, comodidad etc. Y aun así podríamos discutir acerca de qué coches distintos representan estos valores.

Valores y creencias, el vínculo subjetivo

Una vez leí sobre dos socios que tuvieron que pedir un proceso de coaching para resolver una serie de desavenencias. Los dos estaban de acuerdo en un valor que era el núcleo de la beligerancia: profesionalidad. A uno, su profesionalidad le “obligaba” a ser el primero en entrar y el último en salir del trabajo. Es decir, dar ejemplo a los colaboradores. Para el otro, la profesionalidad era algo distinto. Fijar un objetivo, definir un plan de acción y comunicarlo de un modo claro a los colaboradores. Y, por supuesto, conseguir el objetivo o corregir el plan de acción si procedía. Vemos, pues, dos manera de entender un valor en la matrix de las creencias de estos dos socios.

Y, ¿en qué se basan nuestras creencias? Pues yo creo firmemente que en nuestras experiencias más tempranas, o algunas otras que nos impactaron profundamente. Por supuesto, la idea no es mía. La construcción lingüística que las refleja no es más que una forma de expresar una convicción interna que está por debajo de las palabras. Por eso, en el trabajo con las creencias no suelo proponer frases “positivas” más que como un refuerzo. Son solamente la estructura superficial, no la profunda matriz, el núcleo.

La creencia es una convicción interna acerca de la realidad que le otorga sentido y significado. Suele tomar forma de generalización. La generalización es, también, una matrix de creencias. Por ejemplo, una vez me mordió un perro y es posible que ahora tema a todos los perros. Esta es la base del trabajo de reimpronta. Identificar la primera vez que algo nos impactó lo suficiente para instalarse como generalización. Una primera impronta.

Y esto no ha hecho más que empezar….

Y ahora va una matrix de creencias universal (o casi)….

 

Cuando responsabilizamos a los demás de nuestro malestar.

Veamos frases como: “Me enfadé por lo que dijo mi hermano”, “me ofendió”, “me haces sentir obligado”. La primera realidad que subyace, en modo algo distinto, en cada una de estas frases es la misma. Es tanto como decir, “la causa de mi enfado, malestar etc….” es otra persona.

Don Juan, el brujo que aleccionó a Carlos Castaneda, hablaba de esto como la importancia personal. Castaneda lo recogió en la siguiente frase:

“El mayor enemigo del hombre es la importancia personal. Lo que lo debilita es sentirse ofendido por lo que hacen o dejan de hacer sus semejantes. La importancia personal requiere que uno pase la mayor parte de su vida ofendido por algo o alguien.”

Ese apego a la importancia personal es una de las más importantes matrix de nuestras creencias. De ahí derivaron los toltecas la necesidad de borrar la historia personal. Esa tradición chamánica lo trabaja con la recapitulación. Taisha Abelar describe esta técnica de un modo novelado en su libro “Donde cruzan los brujos”. Y aquí voy a ser doblemente molesto, esto último es también una creencia.

Matrix de nuestras creencias

La importancia personal y el egocentrismo.

Quiero ser muy claro (no sé si lo consigo). No voy de gurú, no quiero aleccionar a nadie, yo soy el primero en caer en estas creencias. Somos humanos y, en cierta medida, es normal que este tipo de matrix de creencias nos tengan. Pero puedo elegir verlas, no verlas y, eventualmente, soltarlas. También puedo darme cuenta que aún no estoy preparado para soltarlas. Sólo propongo un trabajo de conciencia.

Ahora te propongo examinar las tres frases anteriores.

 

 

“Me enfadé por lo que dijo mi hermano”; Causa-efecto.

Yo creo que es la frase más honesta de las tres. Por lo menos reconoce que “me enfadé”, no que “me enfadó”. Pero ese enfado lo atribuye a lo que dijo la otra persona (su hermano). Lo veremos con más detenimiento en otro post, pero forma parte de las creencias con estructura “causa-efecto”. En la estructura profunda subyace la creencia “tú eres la causa de que yo me enfade” (a mí mismo).

Fritz Perls, el creador de la terapia gestalt, era visceralmente claro, a veces parecía hasta redundante (y esto es mi creencia). Podía hacerle decir a esta persona “yo me enfado a mí mismo” (cuando escuché lo que dijiste). Hasta la segunda parte de la proposición la obviaba, por eso la pongo entre paréntesis. Y en realidad es así, nadie puede hacernos daño con insultos o menosprecios a menos que nos agreda físicamente. El problema es siempre lo que nosotros hacemos internamente con lo que nos dicen. Esto no quiere decir que tengamos o no razón según los convencionalismos sociales (otra gran creencia). Quiero que se me entienda bien, no estoy en contra de las creencias, sí quiero visibilizar cómo nos tienen. Cómo necesitamos, como cultura, vivir en una matrix de creencias.

Seguro que es humano «sentirse» herido si un ser querido nos menosprecia. Pero ese “sentirse” herido es un “sentirme” herido por las expectativas que deposité en esa persona. Y probablemente necesite un tiempo para redefinir mis expectativas acerca de ese alguien. O probablemente acerca de . O nada de eso o ambas cosas a la vez. Pero vuelvo siempre a mí.

 

“Me ofendió” la matrix de creencias más demoledora

Es la forma de expresar la creencia más “a saco”. Ya no es como antes que en la estructura profunda de la persona subyacen dos momentos. “Yo me enfadé…. (Tiempo uno) por lo que dijo él» (tiempo dos). En la estructura profunda de esta frase subyace la idea “él me lanzó una ofensa”. Implícito necesario para comprender el “me ofendió”.

La palabra ofensa es una nominalización, es decir, congela un acto en curso en una sustantivación. Es una de las formas más utilizadas para manipular sutilmente. En otro post hablaré sobre esto pues merece capítulo aparte. De todos modos, si quieres, puedes leer este artículo sobre las nominalizaciones como estrategia de manipulación

 

“Haces que me sienta obligado, atacado, etc… “la crème de la crème”

Nadie nos hace enfadar, nos enfadamos nosotros mismos

¿Nos enfadan o nos enfadamos?

Para mí es una matrix de creencias estrella. Encierra un auto-engaño, un equívoco y una manipulación, todo en unas pocas palabras.

En primer lugar el “haces que me sienta” nos remite, a la creencia referida anteriormente. La causa-efecto. “Alguien del exterior me hace sentir….X”. Ya hemos visto como, en realidad, somos nosotros los que nos «montamos nuestras películas». Veamos la otra parte:

Haces que me sienta (obligado, manipulado, atacado, vigilado, engañado etc…). Otra variante “me haces sentir…X”. Aquí tenemos lo que yo he bautizado como una “creencia perfumada” (cuidado, la “etiqueta” es sólo cosa mía). Alguien me dijo una vez: “Me haces sentir atacado”, yo, supongo que puse cara de extrañado. Entonces me espetó… “Ahhhhhh como es mi sentir….” (Creo que me daba a entender que como era su sentir, estaba excusado de cualquier otra consideración al respecto).

Yo propongo otra forma de decir esto. «Creo que me estás atacando», o «creo que me intentas manipular», «creo que me estás obligando»…. Por dos razones:

1.- Los verbos atacar, manipular, engañar, vigilar, obligar, olvidar, etc… NO SON SENTIMIENTOS NI EMOCIONES. Por lo tanto, anteceder el “sentir” como algo espontáneo que surge de una emoción o sentimiento es puro engaño… Y también un intento de manipulación. Es típica la frase: «siento que ya no me quieres como antes». Es triste, pero no es sentir, es creer.

2.- Reconocer la creencia nos responsabiliza de nuestra interpretación. Es más honesto. En PNL, a este tipo de creencia se le llama LECTURA MENTAL. Básicamente es pretender adivinar lo que el otro siente, pretende, necesita etc… Y, ¡cuidado! No presupongo que sea cierto o no, solo caer en la cuenta de que es una creencia.

Yo creo que una forma más correcta de decirlo sería: “Creo que me estás obligando y me siento enfadado (o triste, indignado, frustrado etc…)”. El enfado sí hace referencia a un sentir. Así incluimos en una frase el sentir y la creencia. No deja de ser una matrix de creencias, pero más limpia.

Bueno, como he dicho antes, esto solo ha empezado. Seguiremos en otro artículo.

Hasta entonces, recibe un cordial saludo,

Aprender a alimentar nuestro cerebro con mensajes inspiradores.

Las conexiones en nuestro cerebro se alimentan de nuestras experiencias y estas conforman nuestras creencias.

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia en Sabadell

 

 

La matrix de nuestras creencias. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, tratamiento fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa.

 

Lenguaje y realidad, cómo definimos nuestro mundo según la PNL

BLOG


Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.

Lenguaje y realidad, Josep Guasch, psicoterapeuta, coach. consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, coaching fatiga pandémica) en Sabadell,

 

«Hay otros mundos, pero están en este»
Paul Éluard.

 

Lenguaje y realidad en PNL Sabadell

Las palabras conforman el lenguaje con el que revelamos nuestro mapa de la realidad

Una diferencia cualitativa de la especie humana radica en nuestra habilidad lingüística. Con ella podemos describir minuciosamente la realidad, o mejor dicho, “nuestra experiencia de ella”. Sin embargo, este vínculo entre lenguaje y realidad no está limpio de nuestra particular idiosincrasia. Y precisamente, por ser humanos, somos muy diferentes los unos de los otros.

Esta diversidad puede ser muy enriquecedora, otras veces motivo de conflictos. A menudo vemos esto los que nos dedicamos a la psicoterapia y/o el coaching. Y una de las disciplinas que más se ha dedicado a este estudio es la PNL. El vínculo entre nuestra mente y “lo real”.

Tal y como dice una presuposición de la PNL: “El mapa no es la realidad.” Y una de las formas de codificar este mapa está en el vínculo entre lenguaje y realidad. Un vínculo simbólico enraizado en el subconsciente, o como decimos en Gestalt en el “no darnos cuenta”.


Seguiremos con lo establecido en el artículo: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras. Empezaremos con un ejemplo:

Lenguaje y realidad, los niveles entorno, conducta y capacidad en PNL.

Programación neurolingüística y habilidades sociales en Sabadell

Con las palabras describimos nuestro entorno.

En un proceso de psicoterapia un cliente refería que su pareja se quejaba de su lentitud. En concreto le decía: “Eres muy lento”. Durante la conversación dijo, casi como un grito reivindicativo, “Es que por la mañana, al despertar, soy incapaz de moverme deprisa”. En apenas quince palabras tenemos diferentes visiones del vínculo entre lenguaje y realidad. Veamos:

La pareja le dice: “Eres muy lento”. El verbo “ser” suele referirse a hechos y características inherentes o muy estables. Por ejemplo no es lo mismo decir “soy tonto” que “estoy tonto”. Lo primero es más duradero, lo segundo transitorio. Así pues, una frase señala a la identidad y la otra a un estado transitorio.

Sabemos que un estado transitorio apunta a un comportamiento o capacidad en un momento o lugar determinado. Por lo tanto a un entorno. PERO NO CALIFICA CATEGÓRICA E IRREVERSIBLEMENTE A LA PERSONA.

Así, al cliente de psicoterapia, su pareja le calificaba (casi condenaba) como SER LENTO. Es decir le identificaba con la lentitud. Y él se revolvía con una frase que apuntaba a otra realidad distinta: “por la mañana al despertar” (entorno). “Soy incapaz de moverme deprisa”. «Moverme» (conducta), «incapaz» (In/capacidad) de hacerlo deprisa. Además, imbuida está una creencia, la de “ser incapaz de hacerlo así”. Veremos en el próximo artículo sobre lenguaje y realidad esta curiosa característica de las creencias. La de permeabilizar cualquier otro de los niveles neurológicos definidos por la PNL.

La PNL no hace más que visibilizar el vínculo entre lenguaje y realidad que ya conocemos intuitivamente.

Esto lo sabemos de un modo intuitivo. No es lo mismo ser gandul (identidad) que hacer el gandul (comportamiento). O durante este semestre (tiempo/entorno) no estudiaste lo suficiente (conducta). O «aún no has aprendido a estudiar de un modo continuado» (capacidad). Importante el adverbio aún (equivalente a todavía). Incluye la presuposición que en el futuro sí sabrá hacerlo.

Otros ejemplos como no es igual «ser tonto» que «hacer el tonto», «ser mentiroso» a «decir una mentira» etc.

Veamos a continuación este vínculo entre lenguaje y realidad, con detenimiento, desde diferentes planos.


Las palabras en el nivel del entorno

Siguiendo con el modelo de los niveles neurológicos de la PNL, veamos cómo es el lenguaje en este contexto. El vínculo entre lenguaje y realidad en el entorno se caracteriza por lo descriptivo. Las expresiones descriptivas detallan las características de la realidad de un modo específico. Es decir utiliza los rasgos observables, cuantificables, constatables referidos al medioambiente. Por lo tanto utiliza un lenguaje basado en datos sensoriales referidos al dónde, cuándo y con quién.

Algunos ejemplos: “el coche es rojo”, “voz aguda”, “llegó a las 20.15”, “el vino tiene un sabor afrutado”, “clima húmedo”. En este nivel lenguaje y realidad se centran en lo más concreto y constatable. Y si bien tiende a lo objetivo, no siempre es así. Por ejemplo: “En la habitación hacía frío”. Si bien la frase nos describe la temperatura -un elemento exógeno- del entorno, no es del todo objetivo. ¿Para quién es frío? y sobre todo ¿comparado con qué?


Las preguntas tipo: ¿cuándo?, ¿con quién?, ¿en qué momento? ayudan a delimitar el entorno.


Lenguaje y realidad, una práctica sencilla para explicitar el mapa del entorno.

En los talleres que imparto invito a los asistentes a compartir algunas experiencias. Por ejemplo, leo esta frase “El gato saltó por la ventana”. Hablamos de una acción (saltó) referida a un entorno (ventana). Todos sabemos de lo que hablamos, ahora bien…. Cuando exploramos la experiencia interna que despierta esta frase advertimos lo diferentes que somos:

Hay quien ve un gato siamés, otros de angora, otros callejero. Hay quien visualiza que salta por una ventana ancha, estrecha, de un bajo o de un decimocuarto piso. Algunas personas, en su experiencia interna, ven el gato caer sobre árboles, otros de pie y no faltan los que, directamente, se entristecen porque el gatito se “espachurra”.
Con este ejemplo sólo quiero llamar la atención sobre el mapa tan distinto que tenemos de la vida. Y esto lo podemos ver claramente cuando examinamos este vínculo entre lenguaje y realidad. Y precisamente en uno de los niveles neurológicos más concretos, el del ambiente.

 

Cómo hablamos cuando nos referimos a la conducta.

Habilidades sociales y conducta asertiva con PNL en Sabadell

La conducta también se manifiesta en la interacción con otras personas.

La PNL se refiere al comportamiento como aquello que hacemos concretamente. Es decir el qué hago (o no hago). El lenguaje referido a la conducta se apoya en verbos (referidos a acciones) y adverbios (que matizan la acción). Por ejemplo: “él camina (acción) deprisa (adverbio)”.

Aquí quiero llamar la atención sobre un matiz importante. La diferencia entre adverbio y adjetivo. El adverbio apunta a la conducta, el adjetivo a la identidad. El adverbio es una palabra que matiza un verbo, y en ocasiones un adjetivo o adverbio. Veamos y desarrollemos el anterior ejemplo: “Él camina (verbo) deprisa (adverbio) pero tranquilamente (adverbio)”. Vemos que el adverbio tranquilamente modula el adverbio deprisa. Y a su vez, el adverbio deprisa califica el verbo camina.

El adjetivo, bajo el punto de vista de la gramática, complementa a un sustantivo. Según el prisma de la PNL, complementa a la identidad (equivalente del sujeto en gramática). Esto es de suma importancia para cualquier proceso de psicoterapia o de coaching. Así no es lo mismo decir: “Él camina rápido (conducta)” que “Él es rápido (Identidad)”. Incluso podemos estirar algo más el ejemplo: Él es rápido, pero camina despacio. El adjetivo “rápido” califica su identidad (sujeto), el adverbio “despacio” gradúa su comportamiento (verbo). Volvemos a lo referido anteriormente, no es lo mismo hacer el gandul que ser gandul.


Lenguaje y realidad en las capacidades.

Recordemos que las capacidades se refieren al cómo hacemos lo que hacemos. Es importante destacar aquí que el cómo se refiere a qué táctica o estrategia utilizamos para hacer algo. ¡O incluso para conseguir hacer algo! Un error habitual es el confundir el cómo referido a una cualidad. Por ejemplo:


– “¿Cómo trabaja?”
– “Trabaja bien y rápidamente.”

Aquí vemos que el cómo se refiere a un verbo (trabajar). Incluso tal y como vimos antes puede referirse a la identidad:

– “¿Cómo es tu amigo?”
– “Es muy divertido”

Es un error que he advertido en algunos estudiantes y practicantes de PNL. Por este motivo, aunque en la mayoría de formaciones, libros y cursos de PNL se refieren al cómo para hablar de capacidades yo prefiero utilizar otros términos. Por ejemplo, ¿Qué pasos utiliza? O ¿qué estrategias?…para hacer X?

Veamos un ejemplo que, a su vez, engloba a los tres niveles.
“Cada mañana lo primero que hago es la cama, ordeno y limpio (conducta) mi habitación (entorno). Es verdad que es una disciplina que me supone un esfuerzo. Para conseguirlo, me recuerdo lo bien que me siento al entrar a mi habitación y verla limpia y ordenada (capacidad).

La estrategia que utiliza para hacerlo (el cómo) es recordarse a sí mismo lo bien que se sienta al….

El nivel neurológico de las capacidades, un punto de inflexión en psicoterapia y coaching.

Nuestro mapa mental de la realidad no es la realidad

La realidad no es nuestro mapa mental de la misma.

Las capacidades o habilidades son motivo de la mayoría de intervenciones en procesos de psicoterapia y coaching. En PNL se estudian y elaboran estrategias específicas. Por ejemplo hacer la distinción entre objetivo o proceso. Son los llamados metaprogramas, un eslabón entre las capacidades y las creencias.

El vínculo entre lenguaje y realidad, en las capacidades, lo podemos ver en la siguiente frase:

“Sólo con pensar en mojarme las manos, tocar los platos grasientos y la fatiga de estar de pie, se me pasan las ganas de fregar los platos.”

Ó:

“Me imagino la cocina limpia y reluciente y el olor a limpio para animarme a fregar los platos”

Veamos las dos estrategias distintas que revelan las dos frases.

 

Como me desmotivo a hacer algo.

La palabra inicial “sólo” de la primera frase ya empieza a ser indicativa. Lo que sigue no tiene desperdicio. “Pensar en mojarme las manos, tocar los platos y la fatiga…” Nos remite a un lenguaje estrictamente cinestésico, relacionado con sensaciones corporales. Si quieres saber más puedes ver el siguiente artículo: Despertar conciencia con pnl

Lenguaje y realidad interna

Motivarnos y desmotivarnos está a nuestro alcance… pero hay que saber hacerlo.

Es una estrategia… Además esta estrategia está relacionada con el proceso de fregar los platos, no con el resultado final. Es decir la persona mantiene en mente el tiempo que va a estar fregando los platos. La conclusión lógica es: “Si solamente con pensar (X) se me pasan las ganas”…. Implícito está el “Cuando lo haga puede ser terrible” (o algo así). Es una estrategia interna genial… para desmotivarse.

Este es el “cómo” al que se refiere el nivel de las capacidades. Veamos ahora otro “cómo”.

Como puedo motivarme a hacer ese algo.

Veamos ahora como las distinciones de la pnl y el lenguaje, revelan otra realidad interna.

“Me imagino (Visual) la cocina limpia y reluciente (visual) y el olor a limpio (sensación) para…. ”

En este caso la estrategia se refiere a dos imágenes internas y una sensación olfativa. Pero además hay otra estrategia que es la definitiva. El proceso mental está vinculado al objetivo final, no al proceso.

Cuidado, no quiere esto decir que las representaciones visuales sean más motivadoras que las cinestésicas (sensación). Tampoco que el metaprograma objetivo sea más efectivo que el proceso. Simplemente utilizados de esta manera genera una predisposición u otra.


La clave está en cómo estructuramos nuestro pensar. En eso están implícitos:


El sistema representacional.
Las submodalidades.Podemos advertir, por ejemplo, la submodalidad reluciente como más intensa que, simplemente opaca en una imagen.
– La secuencia que utilizamos para vincular los diferentes ítems.
– Los metaprogramas.

Por supuesto que no hay estrategias mejores que otras. Todo depende del para qué las utilizamos. Por otra parte, cada estrategia interna es única en cada persona. De todos modos, te invito a reproducir en tu interior estas dos si vas a fregar los platos. Ya me dirás qué pasa.


El lenguaje y la realidad en el nivel de las capacidades.

Cómo sabemos o no hacer algo

Nuestras competencias indican lo que sabemos o no hacer.

Las palabras que utilizamos para referirnos a la actividad en este nivel tienen que ver con actividades internas. Por supuesto “me considero capaz o incapaz”, “pienso”, “creo”, “siento”. Verbos, la mayor parte de las veces inespecíficos, que apuntan a una capacidad o habilidad. Algunos ejemplos: «puedo escribir un verso», «tocar la guitarra», «componer una canción»… Es importante destacar que estos verbos inespecíficos llevan implícito el “ser capaz de”, por ejemplo “componer una canción”.

También algunas palabras que apuntan a cómo procesamos nuestra experiencia. Comunicamos lo mismo al decir:

Comprendo lo que dices (auditivo interno).
Veo lo que dices (visual interno).
Siento lo que dices (cinestésico interno).

Sin embargo con los diferentes predicados revelamos nuestro modo de procesarlo. Comprendo (auditivo interno) Veo (visual interno) y siento (cinestésico interno). Nuestra forma de hablar evidencia cómo procesamos con el lenguaje la realidad. Ser receptivos a esto puede facilitar tanto la comunicación como los procesos de psicoterapia y coaching.

Para ahondar algo más en esto último te remito de nuevo al artículo citado de El sistema representacional.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

 

Anterior artículo relacionado: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras.
Siguiente artículo relacionado: La matrix de nuestras creencias. ¿Es nuestra vida una gran mentira?

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia en Sabadell

Lenguaje y realidad, Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, coaching fatiga pandémica) en Sabadell.

La PNL y el lenguaje expresión de lo interior en lo exterior.

BLOG


PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras.

PNL en el lenguaje, Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, terapia fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa

 

La PNL y el lenguaje, revelan lo que subyace en nuestro mundo interior, consulta en Sabadell

Nuestro mundo exterior es un reflejo de nuestro mundo interior.

Vimos en el artículo: El sendero de los niveles neurológicos en PNL la vinculación entre los diferentes niveles neurológicos como nexo entre el ser y hacer. Indirectamente también con el tener. Como la PNL y el lenguaje están íntimamente conectados, veremos esta conexión bajo este modelo.

Cuando una intención surge en la conciencia empieza un recorrido creativo que tiende a la materialización. Este recorrido puede emerger desde los niveles más abstractos de la transpersonalidad y la identidad. Y pretende concretarse en el de conducta y entorno. De este modo, los niveles neurológicos son indicadores, señalan el trayecto desde la “Conciencia pura” a la “Conciencia de…”

A menudo se dibuja en una formulación de objetivos y en un posterior posterior plan de acción. El vínculo entre PNL y el lenguaje aparece en cada uno de estos eslabones. Bien sea de un modo posibilitador o bien como impedimento. Así se puede abrir o cerrar el paso a los anteriores o posteriores niveles. Y, de este modo, impedir o favorecer que una ilusión concrete en tu conducta y entorno.

Desde otra perspectiva, este sistema tiene una gran virtud. Unificar en una sola operativa estudio y vivencia de la conciencia pura con la acción y el tener. Lo primero tiende a descuidar los aspectos más prácticos de la vida. Mientras que, lo segundo, a menudo olvida el sentido y propósito profundo. Un modo de captar esta coherencia (o incoherencia) es siguiendo los patrones de la PNL y el lenguaje.

 

Los niveles neurológicos de la PNL y el lenguaje, algunos ejemplos.

Programación neurolingüística para autoconciencia, en Sabadell.

Diálogo externo y diálogo interno.

Veremos ahora unos ejemplos para empezar a diferenciar las pistas que la PNL y el lenguaje nos facilitan.

Un ejemplo: Cómo puede expresarse un fumador, bien sea que quiera o no dejar de fumar.

Entorno: Después de una reunión de trabajo necesito fumar.
Conducta: Empiezo a fumar al levantarme de la cama
Capacidades: No sé cómo dejar de fumar.
Creencias/Valores: Si no fumo me “pongo de los nervios”.
Identidad: Soy un yonki del tabaco.
Transpersonal: Fumar, al terminar el día, me sumerge en una sensación de paz profunda.


Veamos ahora los niveles neurológicos de la PNL y el lenguaje en el miedo a los perros:

Entorno: Los perros en la calle y sin bozal son un peligro.
Conducta: El corazón se me acelera al ver un perro.
Capacidades: Soy incapaz de acariciar un perro sin ponerme nervioso.
Creencias/Valores: Los perros son animales peligrosos.
Identidad: Soy alguien con fobia a los perros
Transpersonal: Cuando veo a un perro el miedo me posee y no soy yo.

 

Imaginemos alguien con problemas de Ansiedad

Entorno: La psicoterapia puede sanar mi ansiedad
Conducta: Cuando hago respiraciones abdominales mi ansiedad se calma.
Capacidades: No puedo controlar mi ansiedad
Creencias/Valores: Las situaciones desconocidas disparan la ansiedad.
Identidad: Soy una víctima de la ansiedad
Transpersonal: La ansiedad me desborda y pierdo el control de mí.


Cómo puede hablar alguien con problemas de Comida compulsiva.

Entorno: La hipnosis me ayuda a comer más saludablemente
Conducta: Como demasiado cada día.
Capacidades: Soy capaz de comer 20 hamburguesas en menos de media hora.
Creencias/Valores: Un día festivo hay que comer bien y más de lo normal.
Identidad: Eres un tragón incorregible
Transpersonal: Cuando como compulsivamente me convierto en un depredador insaciable.


Qué nos enseña el modelo de los niveles neurológicos de la PNL y el lenguaje

Lenguaje y PNL nos revela y nos transforma

Cómo hablamos habla de nosotros.

Alguien que crea ser indeciso (soy indeciso) no verá oportunidades 😀 verá problemas 🙄 en las opciones a su alcance. Una persona tímida, temerá su entorno entero, interpretará cualquier pregunta de los demás como un peligro. Esta creencia sobre su identidad consumirá su energía focalizada en controlarse y reprimirse. Según el modelo de la PNL y el lenguaje, sus expresiones lingüísticas no solamente le revelarán, también le construirán. ;-o. Sí, por ejemplo si yo digo “Soy indeciso” asumo que mi identidad es así. Es decir, mi definición intrínseca de mí contiene la indecisión. Del mismo modo que soy, por ejemplo, hombre, soy indeciso. Así construimos una autoimagen con la que nos identificamos (identidad) completamente. Consecuentemente retroalimentamos esta definición limitante.

Una práctica de Programación neurolingüística con el lenguaje.

Escoge algo que tú defines identificas como un “defecto” tuyo (la palabra “defecto” no me gusta pero para entendernos rápidamente”) Por ejemplo: “soy miedoso”. Repítete las siguientes frases utilizando esa característica que quieres cambiar utilizando el modelo de la PNL y el lenguaje.

Para esto presta una especial atención a cómo cada construcción lingüística impacta en tu sentir. Veamos el ejemplo:

Identidad: Soy (X) Soy miedoso.
Valores/Creencias: Creo que tengo (X) Creo que tengo mucho miedo casi siempre.
Capacidades: No soy capaz de controlar (X) No soy capaz de controlar el miedo.
Comportamiento: A veces (x) influye en mi conducta A veces el miedo influye en mi conducta.
Entorno: Cuando (con, etc…) X. Cuando alguien conduce a mucha velocidad tengo miedo.

Utilizando estas distintas estructuras del modelo de la PNL y el lenguaje, la experiencia impacta de un modo distinto.

En términos generales el nivel de identidad constriñe mucho más a la persona. Mientras que en el otro extremo, el nivel del entorno delimita el problema. De este modo deja a la persona en un espacio mucho más abierto y con más posibilidades. Así, cuando circunscribimos el miedo a un entorno, definimos algo específico en un contexto determinado. En el otro extremo, el nivel de identidad permeabiliza cualquier conducta en cualquier momento, lugar y situación.

Veamos a continuación cómo este modelo de la PNL en el lenguaje se revela en un relato.


Los niveles neurológicos en palabras, un relato.

Terapia transpersonal y gestalt en Sabadell

El poder transformador del símbolo

«Al verla recordé las hogueras de San Juan y el reflejo en los ojos de Mercedes. Cómo en ellos brillaba el fuego, el primer fuego que conocí. Y cómo ese reflejo despertó en mí algo desconocido, completamente nuevo en esa tierna infancia. El recuerdo ahora volvía con otra cara, en otra mujer. Y también en un lugar distinto, frente a un mar nuevo para mí pero de algún modo familiar. Era como si los dos lugares tan distintos y las dos personas, también diferentes, compartieran un mismo origen.

Ofrecimos el ramo de flores al mar crepuscular y observé, atónito, como las aguas engullían la ofrenda. Lo que fue arrebatado a la Vida, volvía a la misma en su forma primigenia.

En ese momento, me cogió de los hombros y me colocó frente a ella. En sus ojos veía, ahora, el reflejo de la Luna. No podía creer lo que estaba sintiendo. La Luna era como el fuego y el mar como las maderas ardiendo. Y los ojos que ahora veía y me miraban eran como los ojos de Mercedes, distintos y, también, iguales. Entonces habló y me dijo: “Ella te ha aceptado”. Comprendí sin entender, nos fundimos en un beso y nos conocimos en la comunión de los cuerpos. Entonces supe lo que es perder la conciencia de mí en un Universo mayor.»

Con el modelo de la PNL y el lenguaje podemos advertir los diferentes niveles en los que transcurre una experiencia. Si bien los iré detallando en sucesivos artículos examinaremos a continuación este texto.


Identificar en un texto los distintos niveles neurológicos de la PNL en el lenguaje.

Las representaciones sensoriales internas que dirigen nuestra conducta.

Nuestra conducta está dirigida por nuestras representaciones internas de la realidad.

Si bien el texto, en general, tiene una gran connotación transpersonal podemos, no obstante, vislumbrar los otros niveles.


El nivel del entorno

El entorno es “lo externo”, lo que perciben los sentidos físicos. Es decir, lo que vemos, escuchamos, olemos, saboreamos y sentimos a nivel de la piel. El ambiente, el quién, dónde, cuándo etc. Algunos ejemplos en el relato tienen que ver con las hogueras de San Juan, el mar crepuscular, Mercedes y la otra mujer. Todo esto constituye los distintos entornos en los que transcurre la acción. Es decir, quién, dónde y cuándo.

Estos elelementos se entremezclan en la memoria de quien relata. Existe un nexo con el nivel transpersonal. De algún modo, una octava superior al entorno.


La conducta

Este nivel tiene que ver con acciones específicas. Por lo tanto está muy vinculado a verbos y adverbios concretos referidos a lo observable. En el texto podemos observar pasajes como “Ofrecimos el ramo de flores al mar”. También “Me cogió de los hombros y me colocó frente a ella”. “Entonces habló y me dijo”.

El modelo de la PNL en el lenguaje contempla la conducta como algo que también puede ser interno. Por ejemplo: “ese reflejo despertó en mí algo desconocido”. O incluso: “El recuerdo ahora volvía”. Veremos en otro artículo esto con más detenimiento pues forma parte de una de las sutilezas visibilizadas por la PNL.


Capacidades

La PNL en el lenguaje, consulta en Sabadell

Capacidades y estrategias mentales.

Sabemos que las capacidades reflejan el cómo hacemos o no hacemos algo. Así, por ejemplo “no podía creer lo que estaba sintiendo”. Esta frase nos remite a tres niveles, lo que siento (conducta interna), no podía (capacidad), creer (creencia).

La frase “el recuerdo ahora volvía con otra cara” refleja de un modo velado cómo es el recuerdo. Veremos en otro artículo como el recuerdo puede almacenarse en submodalidades
y sistemas representacionales diferentes. El modelo de la PNL en el lenguaje contempla esta distinción en el nivel de las capacidades. Es decir, cómo hacemos (recordamos en este caso) lo que hacemos.


Valores y creencias

“Cómo ese reflejo despertó en mí algo desconocido”. Esta frase es un ejemplo del modelo llamado causa-efecto. Es decir, algo ocasiona otro algo, lo cual es una creencia. “Lo que fue arrebatado a la Vida, volvía a la misma en su forma primigenia”. El nivel de las creencias a veces se mueve muy sutilmente en el lenguaje. Desplegando lo subsumido en la frase tenemos: “al ser engullido por el mar, el ramo de flores, volvía a la vida”. Aunque es una licencia literaria, el modelo de la PNL en el lenguaje lo define como equivalencia compleja. Es decir, si pasa X quiere decir Y. Esto pertenece al nivel de las creencias. De nuevo te remito a un próximo artículo pues este es uno de los niveles más determinantes y vale la pena desplegarlo en profundidad.

Identidad

“Las dos personas, también diferentes” hace un reconocimiento implícito de dos identidades distintas. “El recuerdo volvía ahora con otra cara en otra mujer”. Muchas veces el lenguaje que expresamos para definir a alguien tiene un tono metafórico. Y es necesario que sea así pues el nivel de la identidad recoge la totalidad de la persona. Cómo definirla en pocas palabras es algo que suele resolverse con la metáfora.

“Entonces supe lo que es perder la conciencia de mí en un Universo mayor”. Esta frase delimita la frontera entre un ser/identidad (el protagonista) y el nivel transpersonal (mayor al individuo). Profundizaremos también en sucesivos artículos sobre la PNL y el lenguaje en este nivel.


Transpersonal

Gestalt transpersonal Sabadell

Espiritualidad y transpersonalidad.

“Y las dos personas, también diferentes, compartieran un mismo origen”. El lenguaje que se utiliza para el ámbito de lo transpersonal es, necesariamente, ambiguo. Muchas veces en términos abstractos y otras como metáforas y símbolos. En este caso habla de “un mismo origen”, dejando en el aire cuál y qué es este origen. “Lo que fue arrebatado a la Vida volvía a la misma en su forma primigenia”. El lenguaje ambiguo referido a la palabra Vida, retoma más aroma transpersonal al identificar el mar como símbolo de vida.

La PNL y el lenguaje. Conclusión y nuevos horizontes.

El modelo de los niveles neurológicos de la PNL en el lenguaje ofrece pistas sobre la intervención terapéutica necesaria. No es lo mismo intervenir a nivel estrictamente conductual (modificar una conducta) que en el de las creencias. El foco terapéutico en ambos casos será diferente. Sabiendo dónde incidir, encontramos cómo actuar con mayor eficiencia.

Y hasta aquí esta introducción a la PNL en el lenguaje. Lo expuesto es muy básico y, a veces, hasta puede parecer innecesariamente obvio. Sin embrgo es la base sobre la que edificar algo fascinante. Descubrirnos a nosotros mismos mediante el modo en que hablamos. En el próximo artículo ahondaremos en tres niveles, entorno, conducta y capacidades.

Hasta entonces, un cordial saludo.

Los diferentes niveles de nuestra experiencia vital.

Los distintos niveles de nuestra experiencia se comunican entre sí.

www.josepguasch.com

 

Anteriores artículos relacionados: Ser y hacer. El sendero de los niveles neurológicos en PNL, Lenguaje y experiencia interna…. Las palabras nos delatan y construyen.

Siguiente artículo relacionado: Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia con PNL en Sabadell

La PNL en el lenguaje. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, terapia fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa

 

» width=»20″ height=»20″>

Lenguaj y experiencia interna

BLOG


Lenguaje y experiencia interna…. Las palabras nos delatan y construyen

Lenguaje y experiencia interna. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

 

Lenguaje y experiencia interna

Con algunas construcciones gramaticales creemos no aparecer en el mundo.

Como digo en el título, las palabras no solo nos delatan, también nos construyen. Una de las construcciones gramaticales, para mí, más traidoras es la de “sí, pero…”. Cuando la escucho, en mi interior surge una vocecilla (mi gremlin particular) “Sí, pero…. ¿sí qué? ¿Qué es ese “sí”? ¿Acaso un deseo de decir no? ¡Pues no, es no! Y sí, es sí.

La PNL, una metodología que puede utilizarse tanto en psicoterapia como en coaching, estudia la experiencia subjetiva. A su vez, un aspecto de la pnl se ocupa de esta relación entre lenguaje y experiencia interna.

Lenguaje y experiencia interna… en una conversación de coaching.

Cliente: Ayer me armé de valor y hablé con el jefe para pedirle el aumento de sueldo.

Coach: Bien, veo que por fin te has animado a dar el paso.

Cliente: Sí, pero dudo que finalmente lo haga.

PNL y coachin generativo Sabadell

Si digo algo interesante pero digo otra cosa después, lo primero queda ensombrecido…

Esta conversación de coaching podría resumirse en la siguiente frase:

“Ayer me atreví a pedirle un aumento de sueldo al jefe, pero dudo que me lo conceda”.

Existen otras alternativas a esta oración:

“Ayer me atreví a pedirle un aumento de sueldo al jefe y dudo que me lo conceda”

La situación relatada es la misma; sí, pero… el cambio de “pero” por “y” ¿genera en ti una sensación distinta? ¿Existe un impacto interno distinto entre las diferentes formas de utilizar el lenguaje y tu experiencia interna?

Veamos a continuación…

“Ayer me atreví a pedir un aumento al jefe, aunque dudo que me lo conceda”

¿Qué ocurre en tu interior comparando las tres frases?.

Una parte de la PNL (aunque no la más popular) se inspira en la gramática transformacional reformulada por Chomsky . Posteriormente, Grinder y Bandler (fundadores de la PNL) profundizaron en la retroalimentación entre lenguaje y experiencia interna.

Veamos otro ejemplo, esta vez en una conversación de psicoterapia.

 

Lenguaje y experiencia interna… en un proceso de psicoterapia.

Cliente: Hoy me encuentro más tranquilo, pero tengo miedo a que vuelva la ansiedad.

Terapeuta: Así que hoy te encuentras más tranquilo y tienes miedo a que vuelva la ansiedad.

Lenguaje y experiencia interna van de la mano.

La conjunción «y» concede importancia en la frase a ambos aspectos de la experiencia.

Esta sería la reformulación clásica en un proceso de psicoterapia Gestalt. Utilizando la conjunción copulativa como un modo de prestar atención a ambos enunciados en la frase.

La frase podría ser reformulada por otro terapeuta (probablemente de PNL) con otra intención de fondo. “Sí, pero… hoy te encuentras más tranquilo aunque tienes miedo a que vuelva la ansiedad”.

¿Cómo se relaciona lenguaje y experiencia interna con las tres construcciones gramaticales?

Cuestión de estilos y escuelas…

 

Lenguaje y experiencia interna, la gramática transformacional y la PNL

Veamos qué nos dice la RAE acerca de estas tres palabras, pero, y, aunque

Pero: Conjunción adversativa:
“Conjunción coordinante que enlaza unidades sintácticas cuyos significados se oponen discursivamente

Contrapone al enunciado expresado inicialmente otro. De esta manera, el primer concepto queda como diluido. Ejemplo: “He completado el primer curso de carrera, pero me quedan cuatro más”

Así, el pero desplaza con el lenguaje tu experiencia interna hacia el segundo enunciado de la frase.

PNL y psicoterapia en Sabadell

Con el lenguaje podemos encarcerlar o liberar nuestro mundo interno.

Y: Conjunción copulativa:
“Conjunción coordinante que forma conjuntos cuyos elementos se suman.”

Une ambos enunciados en una aparente igualdad de condiciones. Siguiendo con el anterior ejemplo: “He completado el primer curso de carrera y me quedan cuatro más”

Así, la conjunción Y desplaza la atención con el lenguaje, de tu experiencia interna, hacia ambos enunciados.


Aunque: Conjunción concesiva y adversativa:
Como conjunción concesiva “Conjunción subordinante que expresa concesión”

Al funcionar como conjunción adversativa hace las veces de pero, aunque diluye más al segundo enunciado de la frase. Veamos: “He completado el primer curso de carrera, aunque me quedan cuatro más”

Cuando funciona como conjunción concesiva, suele ir al principio de la frase. En este sentido lo que hace en una oración compuesta es minimizar el enunciado del impedimento, así:

Aunque me quedan cuatro más, he completado el primer curso de carrera.

Sí, pero… también podría utilizarse al revés….

Aunque he completado el primer curso de carrera, me quedan cuatro más.

Examinando esta misma frase desde diferentes construcciones gramaticales podemos observar el diferente impacto entre lenguaje y experiencia interna.

La PNL ha visibilizado aún más estas distinciones, pero su origen está en la Gramática transformacional.

El impacto de la construcción lingüística, figura y fondo en psicoterapia Gestalt

Desde la óptica de la psicoterapia Gestalt podemos observar qué aparece en primer plano y qué en el fondo.

Consulta de psicoterapia Gestalt en Sabadell

Expresar con el lenguaje, de un modo claro, nuestra experiencia interna

Así, en la frase: Aunque me duele la muela estoy contento. En el primer plano emerge el “estoy contento”. Y en el fondo permanece “me duele la muela”

Con una ligera modificación en el lenguaje la experiencia interna es muy distinta: Estoy contento pero me duele la muela.

Sin embargo, desde la óptica de la psicoterapia Gestalt se tiende a ponderar ambos enunciados de la experiencia. Así, la frase construida desde la ortodoxia gestáltica sería:

Estoy contento y me duele la muela.

En cualquier caso, siempre es una cuestión de elección y de lo que se pretenda en el proceso. Bien sea de psicoterapia o de coaching, el nexo entre lenguaje y experiencia debe construirse sobre la base clara de lo que se prentende. Primero definir el objetivo, después la estrategia o la táctica.

Mientras escribo esto estoy escuchando un programa de cocina de Arguiñano en la tele y acaba de decir.

“Estas dos cremas por separado están buenísimas, pero juntas también”. Confieso que se me acaban de fundir las neuronas.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

¿Quieres emprender un proceso de psicoterapia o coaching?
¿Te gustaría conocer lo que te puede ofrecer la PNL y/o la terapia Gestalt.?
¿O quizás un proceso de coaching generativo con hipnosis?
¡Haz clic en la imagen si quieres contactar conmigo!

Coaching y PNL en Sabadell También puedes llamar por teléfono al 615.56.45.37
O bien por mail: jspguasch@gmail.com

 

Entrada anaterior directamente relacionada: Voz y comunicación en coaching y psicoterapia
Entrada siguiente directamente relacionada: PNL y Lenguaje en los niveles neurológicos. La programación neurolingüística en palabras.

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de facebook

 

 

Lenguaje y experiencia interna. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y Terrassa.

Aprender a hablar en público con confianza online y Sabadell

BLOG


Hipnosis para hablar en público, cómo superar la glosofobia

Hipnosis para hablar en público, superar la glosofobia, online y presencial. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, coaching para fatiga pandémica),en Sabadell y Terrassa

 

 

Hipnosis para hablar en público, consulta en Sabadell y online

El miedo a hablar en público es algo muy habitual.

Superar la glosofobia es posible. Por glosofobia se conoce el miedo a hablar en público. Etimológicamente del griego “glosso” (lengua) y “fobos” (miedo).

El temor a exponerse ante una audiencia más o menos numerosa es algo habitual. No siempre es señal de que “algo no funcione” bien. Por otra parte es cierto que puede dificultar nuestras relaciones y/o desarrollo profesional.

La hipnosis para hablar en público es una herramienta terapéutica de primer orden. Yo, a menudo, la utilizo en combinación con técnicas de PNL, con resultados espectaculares.

Superar la glosofobia pasa por entender el origen de este miedo a hablar en público. Los más habituales son el miedo a quedarnos en blanco, a hacerlo mal, o al fracaso.

 

Superar la glosofobia, algunas ideas básicas.

Por supuesto, antes de exponer un tema conviene repasarlo bien, hacer un esquema general, un cuadro sinóptico. No obstante, pretender aprender las palabras al pie de la letra es la mejor estrategia para…. Quedarte en blanco. Si quieres puedes practicar un par de veces para coger la soltura con notas, pequeñas cartulinas con títulos etc… Pero no pretendas aprenderte las palabras de memoria.

Otro elemento importante a destacar. Existen componentes subjetivos en el (eventual) fracaso imposibles de controlar. Este es el que tiene que ver con lo que no depende de nosotros. Por ejemplo si el público está de acuerdo o no con nuestra exposición. Si, por el tema del que se trata, se aburren etc… Es bueno ocuparse de lo que es responsabilidad nuestra, estudiar el tema, claridad de exposición, apoyo visual etc… Pero no preocuparnos por aquello que no está en nuestra mano.

El guion de una sesión de hipnosis para hablar en público tiene en cuenta estos elementos en un script personalizado.

Otras veces el miedo al fracaso tiene que ver con un excesivo perfeccionismo. Este hace que prestemos una atención selectiva a cualquier posible error que cometamos (palabra mal expresada, concepto olvidado etc…). La audiencia no percibe estos errores pues, en realidad, no saben qué vamos a decir.

 

Superar la glosofobia. ¿Y si los demás se dan cuenta?

Uno de los miedos más extendidos es el de que “los demás se den cuenta que estoy nervioso”. Salvo casos extremos nadie se da cuenta de los nervios de un orador. Probablemente algo si existe temblor de manos, sudor o ruborización en el rostro. Sin embargo, la distancia que a menudo nos separa de la audiencia hace imperceptible estos detalles.

Como superar la glosofobia, online y en Sabadell

Dirigiendo la atención hacia fuera podemos «sacudirnos» el miedo a hablar en público.

El verdadero problema para superar la glosofobia es dónde colocamos el foco de atención. Si focalizamos la atención en nosotros, percibiremos con más intensidad los leves síntomas de nerviosismo con lo cual aumentarán.

Si dirigimos nuestra mirada alerta al público observarás cómo la ansiedad disminuye. Elige para ello unas cuantas personas que te parezcan más próximas si lo necesitas así. En general a un participante le gusta que el presentador le mire y dirija sus palabras. Con esto conseguirás un beneficio secundario.

 

Hipnosis para hablar en público, relacionarnos amistosamente con el miedo.

La hipnosis para hablar en público nos ayuda a hacer operativo lo que “ya sabemos. Provee herramientas que, puestas en práctica, paso a paso, afianzan este conocimiento. Y también nos ayuda a aceptar lo que rechazamos.

En primer lugar, para superar la glosofobia, es necesario aprender a relacionarnos con el miedo de un modo distinto. La ansiedad (subproducto del miedo) es una respuesta de nuestro cerebro límbico cuando interpreta que existe una amenaza. Al tratarse de una zona más primitiva de nuestro cerebro es difícil superarla con “buenas razones”. Sin embargo sí podemos aprovechar el tipo de actitud y energía que despierta en nosotros, el estado de alerta.

Con la hipnosis para hablar en público empezamos tomando contacto, en un trance leve, con las señales del cuerpo. Salvo casos muy leves de miedo escénico (que no suelen ir a una consulta) no aconsejo empezar, directamente, con las llamadas sugestiones positivas.

No es la mejor idea intentar “manipular” nuestro estado emocional contrarrestando con supuestas ideas positivas. Aunque bien intencionada, esta estrategia no funciona para superar la glosofobia en el momento que tenemos que exponer.

Lo ideal es aceptar los nervios y dejar que se vayan yendo por ellos mismos. Sí es buena idea respirar un poco más profundamente, centrarnos y desde ahí relacionarnos cordialmente con nuestro miedo. Con su intención positiva (enseguida vemos esto). Y desde esa respiración profunda, prestar atención a hablar despacio. Esto es algo que se puede ensayar previamente.

 

El centramiento un ejercicio de sensibilización a la hipnosis para hablar en público.

Si quieres aprender un ejercicio de centramiento puedes escuchar el audio en mi artículo: Centramiento y relajación…. También es un primer paso para sensibilizarte a la hipnosis para hablar en público. Y, por supuesto, relacionarte de un modo más amable con el miedo.

El miedo a hablar en público se disfraza de nerviosismo y, en el fondo, esconde una intención positiva. Apartar o preparar al cuerpo para algo que interpreta el cerebro como un peligro. En este sentido, la hipnosis, provee un mecanismo de colaboración con las partes más creativas del inconsciente. Esto es así, especialmente en las últimas evoluciones de la misma, el llamado trance generativo o también hipnosis ericksoniana.

Conseguida esta colaboración, queda abierto el camino para una reeducación emocional que, a veces, ocurre espontáneamente. Otras veces, podemos estimularla mediante la sugestión. Pero es importante, para que esta surta efecto, contar con la colaboración del inconsciente. Sin esto último como requisito la sugestión suele servir de poco. Esto es algo que observo en clientes que dicen haber probado otras estrategias que han funcionado a medias. Es decir, tienen que seguir esforzándose por sentirse cómodos.

 

El miedo a hablar en público y la terapia del niño interior.

Cómo superar el miedo a hablar en público online y presencial en Sabadell

El miedo a hablar en público puede tener que ver con experiencias tempranas.

El papel de la hipnosis para hablar en público y superar la glosofobia, puede ser determinante. En primer lugar, con la hipnosis exploramos si existe alguna experiencia que genera este miedo a la exposición. Estas experiencias, generalmente, permanecen olvidadas o, sencillamente, no se relacionan conscientemente con el actual bloqueo.

Por supuesto en casos de largo recorrido el proceso no es corto. Muchas veces tiene que ver con experiencias tempranas. En este sentido, el trabajo con el niño interior se impone como necesario. De todos modos, los pasos a dar están claros. Suelo recomendar tareas para hacer en casa y, de este modo, acortar los periodos. Con perseverancia se puede conseguir hablar con tranquilidad y entusiasmo en público. Por supuesto, siempre que sea algo que esté alineado con lo que te gusta.

A veces, no obstante, sucede que, sencillamente “somos así” desde pequeños. Hablamos pues de una predisposición que generalmente va acompañada de algo importante. Un mecanismo inconsciente de protección por parte del inconsciente personal. Digamos que es un rastro de las antiguas “estrategias de supervivencia” de hombre primitivo solo que “actualizadas”. No olvidemos que el miedo cumple una función de protección y es, a su vez, una emoción básica.

Como quiera que se trata de un temor irracional con un fuerte componente somático, la sensibilización a las señales del cuerpo forma parte de algo básico en el proceso. Es algo a lo que van dirigidas, especialmente la/s primera/s sesiones.

 

Hipnosis para hablar en público, lo que aprendes al superar la glosofobia.

Hipnosis para hablar en público online y en Sabadell

El inconsciente creativo nos puede facilitar lo que nos falta.

Además, durante el proceso aprendes otras estrategias importantes, no solo para vencer el miedo a hablar en público. Así, por ejemplo, el control del estrés y la ansiedad. La habilidad de centrarte y relajarte en entornos cotidianos. No menos importante es aprender a conectar con las sensaciones corporales. Este componente es vital en las estrategias de inteligencia emocional. También la capacidad de gestionar la dirección de la atención, hacia dentro o hacia fuera. Esta habilidad provee de información y feed-back interno y externo muy valiosa no solamente a la hora de hacer presentaciones.

 

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

 

www.josepguasch.com

¿Quieres mejorar tu calidad de vida y bienestar?
¿Hablar en público con confianza y seguridad?
¿Quieres hacerlo contando con la colaboración de tu subconsciente?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Clic para visitas presenciales y también online! Superar la glosofobia con hipnosis en Sabadell y online

Anteriores artículos relacionados: Hipnosis, un puente al inconsciente creativo; ¿Qué es la hipnosis?; Audios de hipnosis personalizados

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hipnosis para hablar en público, superar la glosofobia, online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, coaching para fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa.

Diferencia entre violencia y agresividad.

BLOG


Violencia activa y pasiva, y agresividad en las relaciones

Violencia activa y pasiva. Violencia en la pareja, consulta online y presencial. Josep Guasch, coaching y psicoterapia (Terapia Gestalt, PNL, Hipnosis, Análisis Transaccional coaching para fatiga pandémica), en Sabadell y Terrassa

Diferencia entre violencia y agresividad.

¿Dónde termina la agresividad y empieza la violencia?

Violencia y agresividad a menudo se confunden. Por otra parte la violencia puede ser activa y pasiva. Solemos reconocer la violencia activa fácilmente, pero no tanto la pasiva. En cualquier caso la violencia siempre denota falta de empatía y asertividad.

Examinaremos las diferencias, entre violencia activa y pasiva, así como el modo de expresarse en la violencia de género y otras formas más sutiles como los micromachismos. También las examinaremos en el chantaje emocional y las relaciones tóxicas.

Agresividad y violencia las diferencias.

La agresividad es un instinto al servicio de la supervivencia y la adaptación al entorno. Es común en todos los animales. Los depredadores necesitan su agresividad para cazar y sobrevivir. No obstante no la utilizan cuando no tienen hambre..

Por contra, la violencia es un comportamiento aprendido. Es la agresividad al servicio de los propios intereses o para dañar a alguien o algo intencionadamente. Es una actitud y conducta propiamente humana.

En ocasiones violencia activa y pasiva, son utilizadas para reivindicar, erróneamente, nuestros derechos. En este sentido, podemos educar nuestra asertividad para evitar mostrarnos ante el mundo de un modo violento y/o manipulador.

El respeto y la solidaridad, la empatía y cooperación frente a la rivalidad. La igualdad y la libertad de todas las personas, son valores nucleares para hacer frente a la violencia tanto activa como pasiva.

Violencia activa y pasiva las diferencias

Si bien pueden existir mandatos culturales implícitos, la violencia activa y pasiva es ejercida por personas inmaduras. Personas que no saben sostener las diferencias ni reclamar sus derechos de un modo asertivo.

La violencia activa es fácilmente reconocible pues utiliza la violencia física y la coacción, así como la amenaza.

Violencia activa y pasiva.

Violencia pasiva, el lobo con piel de cordero

Sin embargo la pasiva no lo es tanto pues se ejerce a través de la manipulación y el chantaje emocional«. Si bien la violencia activa es más habitual entre hombres, la pasiva la ejercen tanto mujeres como hombres. Esto es debido a que la agresividad, al servicio de la emoción básica de la rabia, es tolerada en hombres (e incluso bien vista) y no tanto en las mujeres.

No debemos olvidar que en la violencia pasiva, el manipulador puede ofrecer una imagen sumisa, encantadora, incluso seductora. Sin embargo subyace una gran reserva de agresividad. En este caso suele tratarse de personas que no se atreven a aparecer ante el mundo o que han recibido una educación emocionalmente castradora. Aunque también existen personas con unas grandes habilidades que la ejercen sutil y sibilinamente al servicio de sus intereses.

A pesar de que la violencia activa y pasiva se ejerce muy claramente en la relación de pareja, no debemos olvidar su presencia en las relaciones humanas en general y/o, el mundo laboral así como con los hijos. Por supuesto que en la mayoría de los casos, la violencia con los hijos no es intencionada y gran parte de las veces es pasiva. No debe ser sin embargo justificación, pues existe el peligro que al recibir este tipo de educación, el niño la replique de mayor. El papel de la educación es fundamental en la prevención de la violencia en general.

Violencia secuencial

Existe otra estrategia mixta, la violencia secuencial. El actor aparenta, en primer lugar, renunciar a sus derechos (manipular), pero no duda en agredir física o verbalmente cuando considera que la estrategia no le funciona, o bien pasa a otro momento más decisivo.

En los episodios de violencia en pareja es bastante habitual. Cuando el agresor adopta el papel de víctima (aparente renuncia a sus derechos) para hacer sentir mal a la otra parte. Puede, incluso, adoptar el papel de persona callada, que no dice nada. «Castigar» con su silencio a la pareja (violencia pasiva). Si la otra parte cae en el juego manipulador, llegará a sentirse culpable. Entonces el manipulador adoptará el papel de perseguidor, para hacer sentir aún más culpable a la otra parte. Este es un típico guión neurótico manipulador de violencia activa y pasiva.

Violencia activa y pasiva, sentimiento de culpa, relaciones tóxicas y chantaje emocional

Es evidente el papel de la violencia en las llamadas ahora relaciones tóxicas. Alertar sin embargo que cuando el chantaje emocional aparece de un modo sutil, una relación tóxica puede pasar inadvertida.

Existen distintas formas de chantaje emocional. Uno es el que ya he expuesto anteriormente con la asunción del papel de víctima y la táctica del silencio. Y posteriormente la persecución para hacer sentír aún más culpable.

En general, los más peligrosos son los que incitan el sentimiento de culpa en la pareja. Así mensajes del tipo «No me quieres si»:

  • No respondes a mis mensajes (en un periodo corto de tiempo).
  • Si no me llamas cada X tiempo.
  • No quieres hacer el amor.

Pueden llegar a ser, incluso, «argumentos» que pretenden justificar el uso de la violencia en pareja.

Otros son tragicómicos pero existen, y muchos en celebradas canciones de éxito:

  • «Sin ti no soy nada»
  • «Si tú no me quieres, si tu no me amas, entonces para qué vivo»
  • «Si te vas, mi amor si tú te vas, me volveré a enterrar en vida y no saldré»

Los tres mensajes forman parte de tres canciones de éxito muy concretas. En los tres se responsabiliza a la pareja de la felicidad o incluso de la vida del (cantante…) 🙄

O incluso en las relaciones entre padres e hijos:

  • «Papá y mamá no te van a querer si no comes». O bien otro perversamente sutil
  • «Aprende de tu hermano o primo….» , algunos crueles…
  • «Estoy hart@ de tí…» etc… Otros invalidan sutilmente la sensación de capacidad del niño
  • «¿Para qué me vas a ayudar?… ya lo hago yo»

Violencia activa y pasiva. Violencia en la pareja, machismo y micromachismo.

La violencia de género es otra forma en que la violencia activa y pasiva se manifiesta. La permisividad, invisibilización y normalización de este tipo de maltrato ha hecho que, por lo menos hasta hace poco, se consintiera.

Entre las causas:

  • La incapacidad masculina de hacer frente a y gestionar sus propias emociones.
  • Por supuesto debido a una deficiente y sesgada educación emocional. Los estereotipos de género hacen que el hombre pueda expresar emociones «fuertes» (alegría, rabia, indignación, frustración…). Pero no las catalogadas como débiles, miedo, tristeza, melancolía… y derivados.
  • Una cultura patriarcal que otorga privilegios a lo masculino en detrimento de lo femenino.

Micromachismo y violencia pasiva.

Micromachismo, el machismo encubierto.

Una de las formas más invisibilizadas de violencia de género, son los micromachismos. Se trata de comportamientos de violencia pasiva o de baja intensidad en la relación de pareja. A menudo es un tipo de violencia ejercida inconscientemente por el hombre, si bien esto no es excusa.

Un ejemplo de micromachismo «bienintencionado» es el del hombre que, al llegar a casa, se presta a ayudar a su pareja. Implícito en el término «ayudar», está que la mujer es la responsable, al menos, de la logística del hogar. Luego, cuando el hombre «dispone de tiempo» se presta a colaborar.

Sobre el micromachismo podrían escribirse varios artículos. De momento valga señalarlo como ejemplo, en algunos casos, de violencia pasiva o de baja intensidad.

Violencia activa y pasiva. Un antídoto

La violencia activa y pasiva es un subproducto de la civilización del que debemos responsabilizarnos individual y colectivamente. La dinámica de la violencia aparece muy especialmente en la comunicación. Debemos a Marshall Rosenberg una de las propuestas más útiles para erradicar esta lacra de la sociedad.

La por él bautizada comunicación no violenta , es un diseño de comunicación basada en profundos valores de respeto, pacifismo, conexión, responsabilidad y elección.

Trabajar con este modelo de comunicación no es solamente «filosofar» sobre la conveniencia de esto o aquello. Es hacer operativa una cualidad que se echa mucho de menos en nuestra sociedad actual. La autoconciencia.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Quieres mejorar tu calidad de vida y bienestar?
¿Quieres hacerlo contando con la colaboración de tu subconsciente?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Clic para visitas presenciales y también online!

Psicoterapia gestalt en Sabadell

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica:- Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Violencia activa y pasiva. Violencia en la pareja, consulta online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, Coaching para fatiga pandémica) Sabadell y Terrassa

Habilidades sociales, voz y comunicación, consulta en Sabadell

BLOG


Voz y Comunicación. Influencia en coaching y psicoterapia

Voz y comunicación no verbal, formación y consulta online y presencial. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, sesiones de Coaching y Psicoterapia online y presenciales (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, Terapia por fatiga pandémica por covid-19) Sabadell y Terrassa

Un consejo sabio:
«Permite a tu voz y a tu espíritu fluir con el Tao»
(S. Chun-Tao Cheng “El Tao de la Voz”)

 

Voz y comunicación. La comunicación paraverbal

Una de las creencias más extendidas es que lo más importante en un discurso es el contenido, olvidando el consejo de expertos comunicadores sobre la relevancia de la comunicación no verbal.

Habilidades sociales, voz y comunicación, consulta en Sabadell

La importancia de la voz en la comunicación.

Generalmente, uno de los aspectos más descuidados, y quizás uno de los que deberían atenderse con mayor cuidado. La voz permanece en ese terreno a medio camino entre la comunicación no verbal y la verbal.La llamada comunicación paraverbal. Voz y comunicación no verbal son, pues, dos elementos que van de la mano.

Puede enfatizar, dar color y profundidad a lo que dices si sabes impostar y modularla adecuadamente. La voz, es, a su vez, uno de los elementos que más impactan, no solamente a nuestro interlocutor, sino también a nosotros mismos.

El análisis y comprensión de los elementos de la voz, su cadencia, tono, timbre, modulación, matices, etc… y el trabajo con ellos, nos facilita una retroalimentación constante (no olvidemos que nos oímos hablar aunque no nos demos cuenta) acerca de nuestros estados de ánimo y nos recuerda constantemente nuestra inseguridad (si el tono es vacilante, tembloroso…) o confianza (si se trata de una voz impostada adecuadamente).

Voz y comunicación no verbal, la importancia de la conciencia

La mejor práctica inicial consiste, como en casi todo en tomar conciencia de cómo utilizamos la voz. Para ello podemos grabarla en diferentes entornos conversacionales y escucharla después.

Apreciar cómo es el tono (grave, agudo, intermedio), el volumen (sonido fuerte o débil). Igualmente útil es la velocidad y el tempo de la voz (rápida o serena, acompasada o irregular…). Seguidamente, tomar nota de las inflexiones y otras características propias… El timbre, suave o áspero, ya forma más parte de las características personales.

Después de tomar conciencia intervenir conscientemente, no para modificarla en sí, sino más bien para que pueda añadir o disminuir energía y distinguir el clima emocional que queremos transmitir. Es de ayuda también prestar especial atención durante un tiempo a la calidad de la voz de nuestros interlocutores.

Como seguramente sabrás, escuchar la propia voz grabada nos devuelve, al principio, una sonoridad que no reconocemos como nuestra, si bien es la que perciben nuestros interlocutores. Por este motivo, es importante la práctica con herramientas de grabación.

La respiración y la impostación de la voz

Aprender a modular la voz, según la ocasión, no es una “herramienta mágica”. Sí es una habilidad que poco a poco puede afianzarse, de tal modo que encontremos en ella un soporte adecuado para mitigar las inseguridades, por otro lado tan normales, a la hora de hablar en público. Dicho de otro modo, aun cuando estemos nerviosos, si aprendemos a modular

PNL y habilidades sociales en Sabadell

Cuidar la coherencia entre lo que se dice y cómo se dice.

nuestra voz “como si” estuviéramos tranquilos, la tranquilidad poco a poco impregnará nuestro ser.

Una de las primeras habilidades a desarrollar es la de la respiración abdominal. En este tipo de respiración el abdomen se dilata al inspirar y se contrae al espirar. Observa a un bebé respirar y verás cómo se trata de un modo instintivo y natural de respirar.

Empezar el siguiente ejercicio tumbado.

  • Coloca las manos encima del abdomen, con los dedos medio tocándose entre sí. Imagina que al inspirar la columna de aire desciende directamente desde las fosas nasales hasta el bajo vientre, como si descendiera directamente por un tubo hasta el abdomen. Paralelamente el abdomen se expande como si fuera un globo. Notarás esa expansión si los dedos medio se separan al inspirar. Al soltar el aire el abdomen se contrae permitiendo a los dedos medio volver a entrar en contacto entre sí.

Este ejercicio puede realizarse en una segunda fase sentado, con la espalda apoyada en el respaldo de la silla y los pies aposentados en el suelo.

  • El siguiente paso es llevar la respiración a la postura erguida. De pie, en una postura que refleje Estabilidad, respira según las instrucciones detalladas.

Para mejorar la sensación de estabilidad sugiero mirada hacia el infinito y hacia el frente. Cuerpo plenamente afianzado en la tierra y centrado, relajado pero con una suave firmeza en el tono muscular. Plantas de los pies apoyadas en su totalidad en el suelo, rodillas algo flexionadas. Espalda recta, pelvis basculada hacia delante si existen problemas de lordosis lumbar.

Voz y comunicación. Variante para ampliar la capacidad pulmonar:

  • De pie, tal y como se ha descrito anteriormente. Inspira levantando los brazos lateralmente describiendo una circunferencia sobre la cabeza. Vuelve a la posición inicial (brazos caídos) al espirar. Estas prácticas deben realizarse con la plena conciencia de que, con ellas, afianzas la estabilidad y la serenidad.

Los ejercicios respiratorios indicados no son solamente una práctica inicial para aprender a impostar la voz sino que son, a su vez, ejercicios excelentes de relajación y, con ligeras variantes constituyen la esencia de algunas prácticas meditativas orientales como la meditación Vipassana, práctica meditativa que ayuda, a su vez, a aplacar estados de nerviosismo, estrés, ansiedad, etc…

El siguiente paso será vocalizar las vocales al espirar el aire.

  • De pie, en una postura de estabilidad. Inspira imaginando que el aire desciende por el tubo hasta llenar tu abdomen como si fuera un globo. A continuación, al espirar vocaliza la letra A notando como al expulsar el aire de vuelta por el “tubo” fantaseado, la vocalización se apoya en el abdomen que poco a poco va contrayéndose.

Es importante en este punto detenernos y verificar que no vocalizamos tensando las cuerdas vocales (forzando la garganta). La sensación debe ser la de que la columna de aire asciende hasta la cavidad bucal y, a su paso, emite el sonido, que debe surgir desde el “punto de resonancia” que se encuentra detrás de la úvula.

Voz y comunicación. Teresa Baró, experta en comunicación en un programa de Tv.

Siguiendo estos pasos, con detenimiento y atención al principio, se consigue que el sonido resuene mucho mejor, se proyecte más lejos y se reduzca el cansancio en la voz.

  • Posteriormente, en una misma entonación, recitar las cinco vocales a la vez A-E-I-O-U.

Tomar conciencia de la musculatura de la boca, comisura de los labios, mandíbulas, etc… al pronunciar cada vocal.

  • ¿Están más tensas de lo necesario?. ¿Están temblorosas?. ¿Alguna molestia…?
  • ¿Puede aplicarse un poco más de firmeza?

Sé consciente, también, de la voz y su impostación… (¿es firme, temblorosa, vacilante, con “altos y bajos…”)

Una vez dominado lo anterior puedes leer un fragmento de algún libro en voz alta. Recuerda ir siempre tomando conciencia de la respiración, el tono de voz, la musculatura facial etc.

Si sigues estos sencillos consejos, tu forma de comunicarte en la conversación mejorará ostensiblemente.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Otro artículo directamente relacionado: Lenguaje y experiencia interna… Las palabras nos delatan y construyen

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado el artículo, no olvides compartirlo y puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: – Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com

 

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica:

– Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Voz y comunicación no verbal, formación y consulta online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching on-line y presencial (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, Terapia por fatiga pandémica por covid-19) Sabadell y Terrassa.

Nous Homes de Sabadell. Grupos de hombres. Nuevas masculinidades.

BLOG


Nous Homes de Sabadell – Quiénes somos

Nous Homes de Sabadell – Grupos de hombres – Nuevas masculinidades

Nous Homes de Sabadell. Grupos de hombres. Nuevas masculinidades.

Nous Homes de Sabadell. Grupos de hombres y nuevas masculinidades.

A mediados de los años 70, en Europa, empezaron a proliferar los grupos de hombres. Este movimiento, surgió como una reflexión acerca de la masculinidad, como respuesta al auge del feminismo.

Hoy en día, aún tratándose de un movimiento minoritario, presenta un panorama complejo. Y todo esto por cuanto los cuestionamientos del feminismo han generado respuestas masculinas de todos los tipos.

Como grupo de hombres, Nous Homes de Sabadell, hemos creído oportuno posicionarnos y hacer visible nuestra historia, vocación y línea de trabajo que exponemos a continuación.

Nous Homes de Sabadell. Los comienzos

La primera formación surgió a raíz del encuentro de un grupo de varios hombres. En el entorno de un taller sobre inteligencia emocional que organizó el Ayuntamiento de Sabadell.

El taller llevaba por título: «És l’home, el gran oblidat?» (¿Es el hombre el gran olvidado?). Fue impartido por la psicóloga Elena Rolinski entre octubre y diciembre de 2009.

Durante estas jornadas estuvimos reflexionando acerca de temas como emociones y sentimientos en los hombres, las relaciones, el patriarcado etc… Finalizado el encuentro, quedamos unos cuantos con «sabor a poco». Y fue como decididmos agruparnos en forma autónoma e independiente.

De esta manera, nos constituimos formalmente en Marzo del 2010, tras varios encuentros y propuestas previas. Exponemos a continuación nuestra actual línea de trabajo.

Nous Homes de Sabadell. Nuestra línea actual de trabajo.

Nos posicionamos abiertamente en la corriente de las nuevas masculinidades. Entendemos que el patriarcado dominante, ha otorgado al hombre ciertos privilegios en muchos ámbitos.

Denunciamos y renunciamos abiertamente a estos privilegios. Y también queremos ahondar en la herida secreta que el patriarcado ha infligido en el alma masculina, especialmente en el terreno de la emocionalidad, y la comunicación sin imposición.

Consideramos que sin trabajo personal no existirá nunca una igualdad sentida como necesaria. Este trabajo de introspección también es necesario para acceder a nuestro mundo emocional, entenderlo y expresarlo creativamente.

Nosu homes de Sabadell, nuevas masculinidades.

Nous homes de Sabadell. Masculinidad y diversidad.

Compartimos la visión y el trabajo de los movimientos pro-feministas, así como el movimiento por las terapias de la masculinidad. (Adjuntamos enlace a anterior artículo para ampliar conceptos Grupos de hombres. Los distintos tipos)

Nos reunimos quincenalmente y promovemos actividades privadas y públicas en las que trabajamos los siguientes

Objetivos

  • Impulsamos la reflexión y comunicación interna-emocional entre los miembros del grupo.Utilizamos en este sentido, dinámicas de inspiración terapéutica así como la perspectiva de género.
  • Visibilizamos nuestro rechazo a la violencia machista, tanto hacia las mujeres como las paralelas(homofobia, transfobia…)
  • Promovemos la corresponsabilidad de los hombres. Tanto en las tareas domésticas como en las de cuidado de hijos y personas dependientes.
  • Reivindicamos la paternidad activa y responsable, implicándonos en la educación y crianza de los hijos.
  • Trabajamos en la construcción de una comunicación igualitaria y no violenta.
  • Reivindicamos la presencia paritaria de mujeres y hombres en instituciones públicas y privadas.
  • Reconocemos las diferentes formas de ser hombre y persona, así como de vivir y expresar la propia sexualidad.
  • Revisamos la expresión de una sexualidad basada en el dominio, para disfrutar de una sexualidad libre, respetuosa y consentida.
  • Entendemos los anteriores puntos como el núcleo de la corriente de las nuevas masculinidades.

Si estás interesado puedes contactar con nosotros bien a través del blog, bien a través de nuestra página de facebook

Anterior texto relacionado: Grupos de hombres. Los distintos tipos.

Un cordial saludo

Nous Homes Sabadell, wwww.josepguasch.com

Nous Homes de Sabadell. nuevas masculinidades. Josep Guasch, coaching y psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis, Focusing, Análisis transaccional)

Nous homes de Sabadell

BLOG


Grupos de Hombres. Los distintos tipos.

Josep guasch, psicoterapia y coaching en Sabadell y Terrassa; los distintos grupos de hombres.

Grupos de hombres, qué son

Nous homes de Sabadell

El todo más que la suma de las partes

El término «Grupos de hombres» todavía genera bastante confusión por cuanto se trata de un movimiento incipiente. Debemos añadir a ello dos dificultades:

  • El reto que supone para el hombre reunirse, hablar (más allá del trabajo, fútbol y sexo) sobre temas personales. Y en este hablar, compartir de un modo abierto e inclusivo, y mantener el compromiso.
  • La diferencia que existe entre distintos grupos de hombres.

Los primeros Grupos de hombres surgen en Europa del Norte a partir de los años 70. Fueron los integrantes de los grupos anti sexistas. En general los grupos de hombres surgen como un replanteamiento de la masculinidad a partir de la revolución feminista.

Los distintos grupos de hombres en la actualidad

El resurgir del feminismo y la reivindicación de la mujer, de un lugar en la sociedad distinto al asignado supuso un debate social intenso. Los hombres, por su parte, vieron, que su rol en la sociedad quedaba, indirectamente cuestionado por la reivindicación feminista. Especialmente en lo relativo al ámbito laboral y, aunque indirectamente también, en el doméstico.

Este debate obligó,necesariamente, a que los hombres, en su momento, nos pronunciáramos. De este modo surgieron los distintos grupos de hombres.

Unos reaccionaron agriamente contra el feminismo. En el otro extremo, los que entendieron y aceptaron la necesidad de la igualdad. Y en ese camino de coherencia asumir las renuncias a los privilegios que el patriarcado otorga a los hombres.

Para los primeros grupos de hombres, no hacía falta más que defender radicalmente lo establecido, el inmovilismo.

En el otro extremo las dificultades aumentaron por cuanto ya no era necesaria «solamente» la reivindicación política. Se empezaba a perfilar la necesidad de redefinir qué significa ser hombre más allá de los roles establecidos. Especialmente los grupos de hombres asociados al movimiento pro-feminista sintieron la necesidad de redefinir la masculinidad. Y de este modo empezar la, llamada actualmente, deconstrucción de la masculinidad hegemónica.

El debate estaba abierto y empezaron a dibujarse los distintos grupos de hombres.

Grupos de hombres. El movimiento pro-feminista o anti-sexistas.

Comparten los valores nucleares del feminismo, igualdad y justicia. Rechazan el patriarcado y el machismo que de él se deriva y promueven cambios en la actitud y conducta de los hombres hacia modelos más abiertos, igualitarios y pacíficos.

Cuestionan, muy especialmente, la hegemonía del hombre en la sociedad. Promueven, del mismo modo, la diversidad así como políticas antirracistas y la defensa de los derechos de homosexuales.

Para estos grupos no es necesaria solamente la reivindicación política de igualdad de derechos. Y esto es así por cuanto entendemos que existen unas inercias muy establecidas en el imaginario colectivo. Estas inercias, prácticamente, invalidan lo que, en teoría está contemplado legislativamente.

Entendemos que la reivindicación política debe ir asociada a un profundo cambio cultural. En ocasiones incluso terapéutico. Una transformación que conlleve una redefinición de lo que significa ser hombre, más allá de los mandatos del patriarcado. Es necesario, pues, un profundo trabajo de reflexión y vivencial.

Hacer de nuestros ámbitos personales y profesionales lugares en los que hacer visibles los valores del feminismo.

Visibilizar también clara y contundentemente nuestro rechazo al machismo y, muy especialmente, a la violencia machista. Se trata pues de un movimiento claramente comprometido con la transformación social. Algunos eslóganes típicos:

  • «Todo hombre es una revolución pendiente».
  • «El silencio nos hace cómplices». Aludiendo a las actitudes y conductas machistas cuando son slienciadas, minimizadas o incluso excusadas, muy especialmente en los feminicidios.

También llamados “pro-feministas radicales”.

Movimiento de las terapias de la masculinidad, de liberación del hombre.

Aliados naturales de los pro-feministas con los que comparten los valores nucleares. Si bien aquellos son un grupo de inspiración más política y social, estos hacen un especial énfasis en la herida del alma masculina constreñida por los mandatos del patriarcado.

En modo parecido a los anteriores, denuncian el modelo patriarcal de la actual sociedad. Sin embargo, este movimiento hace un especial énfasis en la opresión masculina promovida por el rol de género.

Fomentan actividades de autoapoyo y encuentros terapéuticos para promover cambios sociales a través de lo personal.

Movimiento mito-poético y grupos espirituales

Nuevas masculinidades Sabadell

Grupos de hombres pro feministas. Apoyo y colaboración en procesos de auto-descubrimiento.

Grupos de introspección y de autoconocimiento orientados a reencontrar la “masculinidad profunda” en los arquetipos. Como fuente inconsciente de actitud y conducta, los arquetipos se manifiestan a través de mitos, leyendas y ritos que utilizan en su trabajo.

Se inspiran especiamente en la psicología analítica de Jung y en Robert Bly. De este autor destaca, muy especialmente, el libro Iron John (adjunto enlace al mismo).

Movimiento de defensa de los derechos de los hombres.

Enfatizan la supuesta desigualdad a la que los hombres nos hemos visto empujados, por el avance de la mujer y el feminismo.

Sin rechazar explícitamente la existencia de la violencia machista, también reivindican la de las mujeres hacia los hombres, así como ciertos privilegios (legales) de la mujer, como la custodia de los hijos y el sesgo judicial protector en los procesos de divorcio.

Grupos de hombres. Los fundamentalistas masculinos

Formado por hombres tradicionalistas y explícitamente anti-feministas. Defienden los valores de la familia tradicional y los roles hombre/autoridad-proveedor-padre y mujer/madre-ama de casa. Vinculados a movimientos políticos de derecha y extrema derecha, también a ciertos lobbies supremacistas blancos y de defensa de las armas.

Si estás interesado en formar parte de un grupo de hombres, o conoces a alguien que pudiera estarlo, no dudes en contactar con nosotros.

www.josepguasch.com Nous Homes de Sabadell

 

Siguiente entrada relacionada: Nous Homes de Sabadell – Quiénes somos.

 

 

Los distintos grupos de Hombres. Josep Guasch, Coaching y Psicoterapia en Terrassa y Sabadell (Terapia Gestalt, PNL, Hipnosis, Focusing, )

La empatía, ponerse en el lugar del otro

BLOG


Habilidades sociales y empatía

La empatía, ponerse los zapatos del otro, visitas online y presencial. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, Terapia fatiga pandémica por coronavirus) en Sabadell y Terrassa

 

¿Qué es la empatía?
¿Podemos potenciarla y/o mejorarla?
¿Conocemos la diferencia entre empatía y simpatía?
¿Cuál es el origen de la expresión «ponerse los zapatos del otro»?

La empatía y habilidades sociales, consulta de coaching en Sabadell

Con la empatía conectamos con el universo emocional del otro

La empatía es un aspecto de las habilidades sociales, que forman parte, a su vez, de la Inteligencia Emocional. Se define a menudo como la capacidad para comprender el mundo emocional de las personas con las que interactuamos. En consecuencia implica ponernos en su lugar, comprender, más allá de las palabras (o junto con ellas) sus sentimientos.

Siguiendo el modelo de la Comunicación No Violenta de Marshall Rosenberg, detrás de todo sentimiento se esconde una necesidad. Cuando son insatisfactorios, se refieren a una necesidad no resuelta. Esta visión amplía el espectro de acción de la empatia y permite profundizar en la comprensión del otro.

A menudo la empatía se confunde con la simpatía, y si bien ambos procesos pueden ser complementarios, son distintos.

La empatía, definición. Diferencia con la simpatía.

Etimológicamente el término simpatía viene del concepto latín sympátheia. El prefijo sim (sym) nos informa de reunión, concordancia y pátheia que se refiere a una afección, física o emocional, en el sentido de experiencia. En un sentido amplio en lo que nos ocupa, podríamos hablar de “reciprocidad de sentimientos”.

La simpatía, es una inclinación afectiva entre dos o más personas, una resonancia en una “misma frecuencia”. En general la simpatía es algo que surge espontáneamente, al principio de una relación y suele ser recíproca. Sin embargo, también puede ir apareciendo mientras madura la relación.

La simpatía siempre viene referida al universo interior de la persona. Con la simpatía estoy presente en mis sentimientos hacia la otra persona. En modo distinto, con la empatía estoy presente en los sentimientos de la otra persona para acompañarla, esté o no de acuerdo, y tanto si me “cae bien» (simpatía), como si me «cae mal».

La empatía nos permite percibir el estado de ánimo de la otra persona y las necesidades que subyacen. Sin embargo no existe un vínculo afectivo, no exige que compartamos la experiencia o las causas que la originan.

Con la empatía podemos acompañar desde una óptica de conocimiento más que de sentimiento.

La capacidad de empatizar es a la vez una actitud y una aptitud que se retroalimentan la una a la otra. Veremos a continuación qué caracteriza la actitud empática:

Empatía, actitud y escucha activa

El filósofo chino Chuang-Tzu, definió la escucha en los siguientes términos: “Escuchar simplemente con los oídos es una cosa. Escuchar con el entendimiento es otra distinta. Pero escuchar con el alma exige vaciar todas las facultades. Y cuando las facultades están vacías, es todo el ser el que escucha. Entonces se capta de manera directa aquello que se tiene delante, lo cual jamás podría oírse a través del oído ni comprenderse con la mente”.

Escucha activa y empatía, consulta y formación en Sabadell

La escucha activa nos permite captar al otro en su totalidad

De hecho, un requisito básico para la empatía es esta habilidad de “escucha con el alma”, mediante la cual “vaciamos todas las facultades”. Pero ¿a qué se refiere cuando habla de esto?

Si reflexionamos sobre lo expuesto anteriormente, en el sentido que podemos empatizar sin necesidad de estar de acuerdo, o incluso “cayéndonos mal alguien”… llegamos al concepto de “poner entre paréntesis” nuestros juicios y prejuicios, valores, criterios y actitudes generales que caracterizan nuestra forma de ser, estar y aparecen ante el mundo.

La práctica de “poner entre paréntesis”, término acuñado por la terapia gestalt, se refiere a la actitud receptiva, de apertura y flexibilidad necesaria, aquí y ahora, libre de filtros que pudieran contaminar la recepción empática y apresurar juicios o conclusiones prematuras.

«La única relación auténtica y duradera que vamos a vivir
a lo largo de toda nuestra vida
es la relación que mantenemos con nosotros mismos.

El resto de relaciones no son más que un juego de espejos y proyecciones»
Jiddu Krishnamurti

Empatizar, escuchando «como si fuera la primera vez»

Un asistente a uno de los talleres que imparto sobre conciencia empática, tras un ejercicio de escucha activa dijo que había hablado con su interlocutor «como si hubiera sido la primera vez», a pesar de que se conocían. Esta es la frescura del momento presente en el que ocurre realmente el encuentro empático.

Si bien la escucha activa merece un trabajo aparte, podemos decir que es el principio (sine qua non) sobre el cual se edifica la actitud empática. Sin escucha activa no hay empatía y, aunque pudiera parecer paradójico, para escuchar activamente, debemos despojarnos (transitoriamente) de nuestras opiniones y preconceptos. Sin escucha activa, no existe el ponerse los zapatos del otro, expresión con la que, a veces, identificamos la empatía. Pero… ¿De dónde viene esta expresión?

El origen de la expresión ponerse los zapatos del otro

Ponerse en los zapatos del otro

Empatía, ponerse los zapatos de la otra persona.

A menudo se dice metafóricamente que la empatía significa ponerse los zapatos del otro. Esta expresión viene de una costumbre de los indígenas apaches. Cuando querían demostrar su amistad a alguien, se descalzaban y ofrecían sus mocasines. Era un modo de ofrecer su amistad.

Pero, para ponerse los zapatos del otro, antes debemos quitarnos los nuestros… Y, en esto, hay algo que ya he dicho.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com

Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica:

– Sí quiero recibir la News Letter

¡¡Ah!!, y si te ha gustado no olvides compartirlo y puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Siguiente artículo relacionado: Posiciones perceptivas en PNL

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

La empatía, Ponerse los zapatos del otro, visitas online y presencial. Formación y procesos individuales y de grupo. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, Terapia fatiga pandémica por coronavirus) en Sabadell y Terrassa

 

Escucha consciente, consulta de coaching en Sabadell

BLOG


Coaching, Conversación y Escucha en la persona total

Coaching, conversación y escucha online y presencial. La escucha consciente. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

Coaching conversación y escucha, consulta en Sabadell

Cuando desde el fondo emerge una figura

“Soy lo que puedo y soy lo que no puedo… distinguir la propia completud y limitaciones, considerando lo que puedo trascender….del mismo modo que soy mis completudes y soy mis incompletudes”.

Así empiezan mis primeros apuntes “oficiales” de coaching…y, la verdad, tras leer poco después lo que anoté en su momento, una inesperada perplejidad se apoderó de mí… ¿realmente había entendido lo que dijo la instructora?

Poco tiempo después comprendí que la atención no es inocente en los fragmentos que percibe de la realidad. Y que mi forma de entender la vida estaba empezando a ser profundamente sacudida. Estaba entendiendo lo importante de aprender a escuchar. La importancia de la escucha consciente.

Coaching, conversación y escucha, y persona total

Ya dije en algún lugar que para mí el coaching es “un camino de acción con conciencia”. Esto es una fusión entre el hacer y el ser. Como metáfora, una incorporación del pensamiento occidental con la contemplación oriental. En definitiva una forma de aprendizaje en la que se involucra la persona total.

Como persona total contemplo tres dimensiones:
– Lo Corporal
– La vivencia Emocional
– El aspecto Lingüístico/Mental

Y una cuarta, disponible para quien esté abiert@ a disfrutarla, yo la llamo:

– Lo Transpersonal (también se le puede llamar lo espiritual, conciencia de campo, etc…)

Muchas líneas de coaching sólo se permiten lo lingüístico como eje principal, y casi único, en su trabajo, por suerte poco a poco vamos comprendiendo que somos “algo” (mucho) más que esos pensamientos que nos visitan.

Pero un tiempo antes empecé también a sospechar…, que pensar no es lo mismo que reflexionar, que podía existir una secreta influencia en lo que consideramos como “sentido común” que se disfraza y aparece cargado de “convicciones”, “opiniones”, “juicios de valor”… y los peores, los “juicios moralistas”, herederos, la mayoría, de mandatos sociales y educacionales de todo tipo.

Comprendí el concepto de que era necesario ampliar el campo de la conciencia, de lo que creíamos era la realidad, a vislumbres cada vez más posibilitadores, pero que ese “aplicar zoom”, también debía transcurrir paralelamente con un “desbrozado” de lo que no nos es propio como individuos; diferenciar antes de volver a sintetizar, el «separatio/coniuctio» de los antiguos alquimistas, los primeros artesanos del alma.

Persona total. Coaching, conversación y escucha

Empecé a darme cuenta que era necesario extrapolar la conversación, del acto meramente narrativo-lingüístico, a las otras tres modalidades de experiencia vital humana, para construir narrativas internas y externas cada vez más enriquecedoras.

Armonizar tendencias opuestas y hacerlas complementarias, coaching con valores en Sabadell

Cuando los opuestos son complementarios en vez de contradictorios.

Pero, sobre todo, que la conversación con uno mismo y con los otros transcurre paralelamente en los 4 niveles, seamos o no conscientes de ello, y esto es una invitación velada para hacerlo de un modo cada vez más consciente. Aprender a llevar la empatía dos pasos más adelante.

Debo a Cristina Naughton, una de mis principales profesoras en la tradición del coaching transformacional, la inspirada frase de escuchar con “respetuosa irreverencia”… y permanecer abierto a lo que emerge.

En su libro «La comunicación eficaz«, Lair Ribeiro establece las diferencias y complementariedad entre la escucha intra e interpersonal. No puedo escuchar habilmente a otr@ si no me comunico eficientemente conmigo mismo.

Coaching conversación y escucha consciente, la cuádruple dimensión en la dupla intra e inter-personal

Y es todo lo que conlleva el acto de escucha total, uno de los, para mí, más turbadores descubrimientos en el camino del coaching transformacional, podemos escuchar con el cuerpo, con las emociones, con los oídos, y con el alma… aunque no lo sepamos, y cuando lo sabemos participamos en el secreto arte de “conocer” a…. pues estoy convencido de que el aserto bíblico “Adán conoció a Eva”, va más allá del eufemismo para salvar un término incómodo.

Escucha consciente, consulta de coaching en Sabadell

La distancia que me separa de mí es la misma que me separa de ti.

Y esto sucede en el seno de la experiencia única de la persona, como en la relación interpersonal, y sucede de un modo completamente “asambleario”, es decir, todos tienen vocación de ser escuchados y escucharse entre, a, y por, todos.

Porque otra cosa que sucede y que, al principio de saberlo impacta.

La distancia que me separa de mí mismo,
es la misma que me separa de ti.

En el fondo de todo acto de coaching subyace (o debería…) la potente interpretación: “te reconozco como ser libre pues me reconozco como ser libre”, y esta conversación puede aparecer en/tre una, dos o más personas; o en/tre una, dos o más personas que se conocen… o andan en ello.

Hasta aquí mi pequeña reseña autobiográfico/exploradora de hoy.

Hasta la próxima, un cordial saludo.

www.josepguasch.com

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del blog.

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:
Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el siguiente resumen.

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de Facebook

Coaching, conversación y escucha online y presencial. La escucha consciente. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y Terrassa.