Elaborar un proceso de duelo de forma emocionalmente saludable

BLOG


Las etapas del duelo en terapia de acompañamiento emocional

Etapas del duelo. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (Hipnosis, PNL, , Terapia Gestalt, Niño interior, Análisis Transaccional,) en Sabadell

Terapia del duelo en sabadell

Podemos hacer aflorar energía de donde parece que no queda.

Vimos en el anterior artículo las Tres primeras fases del duelo. También vimos en Terapia para el duelo. Psicoterapia de la pérdida cómo es necesario entender este proceso como un ajuste progresivo a la realidad. Pero este ajuste es, necesariamente, de tipo emocional. Esto quiere decir que toda terapia irá orientada a integrar lo que, emocionalmente, viva la persona. Es preciso tenerlo claro. Pues si bien el sentido común es necesario, no siempre es el mejor asesor en la elaboración de la pérdida.

Veremos a continuación las siguientes etapas del duelo en función de los dos modelos ya señalados anteriormente.

 

Etapas del duelo: La negociación

Para comprender esta etapa del duelo en el modelo de las cinco fases es preciso entender algo esencial. Elisabeth Kübler-Ross, fue una psicoterapeuta que extendió el ámbito de la terapia a los enfermos terminales. Es decir personas que enfrentaban SU propia muerte. Posteriormente extrapoló las etapas del duelo a personas que enfrentan, por ejemplo, el fallecimiento de un ser querido. Pero existen diferencias obvias que examinaremos ahora.

Debemos entender esta etapa como un intento desesperado por evitar la etapa de «desolación o depresión». Aceptar de un modo definitivo la pérdida o la ausencia. Y los intentos en esta etapa del duelo por evitarla son unos cuando el moribundo es uno mismo. Y son muy distintos cuando “el que queda aquí” enfrenta la muerte de un ser querido. Veámoslo de un modo práctico:

 

Etapas del duelo: La negociación al enfrentar la propia muerte

Tras pasar las anteriores etapas del duelo, la persona en estado terminal elabora fantasías. Estas pueden tener que ver con una intervención milagrosa, otras terapias, segundas opiniones etc… Incluso algún tipo de promesa a cambio de….

Negociar el enfrentamiento con la pérdida.

La negociación, una etapa del duelo.

Es un intento de no admitir lo doloroso pero inadmisible, dejar de ser. De nuevo indicar que este tipo de fantasía es normal en esta etapa del duelo. Por supuesto siempre y cuando no se establezca definitivamente.

La cosa cambia cuando la persona enfrenta el fallecimiento de un ser querido. Al haber transitado las anteriores fases, es absurdo ahora pretender que esa persona resucite. Pero sí puede alimentar la esperanza de que, “desde algún lugar” me sigue y cuida. Y aunque, hasta donde sabemos, es una fantasía, no es algo patológico. Siempre y cuando no se ancle definitivamente en esa esperanza. “Sólo” es una de las etapas del duelo.

Pero, como veremos más adelante, puede tomar otro matiz. No olvidemos que esta fase de la negociación tiene una finalidad en sí misma. Y esta no es más que prepararnos para la etapa del duelo más dura. La desolación asociada a la aceptación incondicional de la pérdida y ausencia. Y esta aceptación debe serlo desde la totalidad de la persona.

 

La fase de la negociación ante una separación o divorcio

Veamos ahora otro ejemplo muy habitual, la realidad de una separación o divorcio. Aquí la negociación puede aparecer, aun habiendo transitado las anteriores etapas del duelo. Y es más habitual de lo que creemos. Es el intento de volver a la relación con un “propósito de enmienda”, o con un “hemos cambiado”, etc… Por supuesto son excusas conscientemente bienintencionadas… pero en la mayoría de los casos, eso, excusas.

Algunos autores pretenden que esta fase pueda darse al principio. Es decir durante la negación. Pero existe un matiz importante, en la negociación no existe una negación real del hecho en sí. En este momento lo que existe es una huida del dolor. Y esto puede verse muy fácilmente cuando atendemos a las siguientes etapas del duelo del modelo de siete fases.

 

Etapas del duelo: La culpa

Siguiendo con la metáfora propuesta por Bucay, es la fase en que empieza a coagular la sangre. Es lo que coloquialmente conocemos como la “costra”. Y, del mismo modo que es la sangre la que provoca los coágulos, la culpa es de una materia similar a la rabia. Veamos cómo encaja en las etapas del duelo:

En este momento empezamos a sentirnos culpables por todo. “Por no haberle dicho cuánto la quería”. “O no haberle tratado lo suficientemente bien”. “Por no haber sido suficientemente eficiente en el trabajo antes que me despidieran” “O por no haberle recomendado ir a otro médico”, por… por…

 

Un sentimiento peligroso, la culpa

Pero la culpa es una emoción… contaminada. Para mí es un sentimiento, es decir una emoción más una etiqueta cognitiva o una creencia. Al mismo tiempo, está compuesta de dos emociones básicas, rabia más tristeza. La culpa, en esta etapa del duelo, tiene tres contaminantes básicos:

Omnipotencia.
Crítica.
Evasión.

Etapas del duelo, la culpa

Sentimiento de culpa y duelo.

Si me siento culpable, me acuso a mí mismo (crítica). Y me puedo acusar de, por ejemplo, no haberlo hecho todo lo mejor que hubiera podido. Es decir, parto de la presuposición que en mi mano estaba haber hecho todo lo posible. O sea, un presupuesto de omnipotencia.

Pero mientras me entretengo en esta farsa maquiavélica de la culpa evito el siguiente paso. Evito sentir la impotencia que es lo opuesto a la omnipotencia. Me evado de aceptar definitivamente lo inevitable. La pérdida.

La desolación es la más dura de las etapas del duelo. Todo el proceso emocional hasta ahora has sido una aproximación a la siguiente fase.

Esta culpa puede traer un proceso de masoquismo y victimismo perversamente alambicado. En el que me engullo como un hámster en su noria giratoria. Creo que avanzo, pero… no.

Cómo hemos “engullido” la culpa por ciertos mandatos religiosos (especialmente la tradición judeocristiana) es algo digno de un trabajo enciclopédico. Solamente lo señalo, por supuesto no entraré a fondo en este trabajo sobre las etapas del duelo.

Pero bueno, como decimos en PNL , «todo comportamiento tiene una intención positiva”. Y la intención, como ya he señalado anteriormente es la evasión. El tercer contaminante de la culpa.

 

Culpa, duelo y retroflexión

Antes de pasar a la siguiente etapa del duelo, una última anotación para mentes curiosas. En terapia Gestalt hablamos de un mecanismo de defensa llamado retroflexión. Básicamente es “hacerme a mí mismo lo que no me permito hacer a los demás”.

Por supuesto es un mecanismo del que no nos damos cuenta conscientemente. Esta es la esencia de la culpa, la retroflexión. En otro post hablaré sobre esto, pero para quien quiera investigar es un terreno fascinantemente sorprendente.

 

Etapas del duelo: La tristeza

La tristeza nos lleva al mundo de lo que es. La pérdida definitiva, sea que le encontremos o no sentido. La ausencia del otro que me conecta con mis vacíos internos.

Uno de los impedimentos para aceptar la tristeza es la idea “no puedo soportarlo”. Pero sí, si puedo soportarlo. No vale ahora la infantilización del adulto vestida de victimismo. Pensamientos del tipo “¿Qué he hecho yo para merecer esto?”. ¿Por qué me ha “tocado” a mí? etc… son la peor compañía.

Etapas del duelo, la tristeza

La tristeza nos pone en contacto con la impotencia.

La tristeza es una emoción básica mediante la cual integramos una pérdida. Como emoción no contiene pensamientos, juicios, etiquetas…. Si la contaminamos con pensamientos la convertimos en un sentimiento recurrente. Puede ser lastima, auto conmiseración, victimismo, sufrimiento… en general sentimientos poco saludables.

Bucay propone la metáfora de la retracción del coágulo de sangre. Este movimiento es, literalmente, volverse hacia dentro. Es el sendero de la tristeza por una pérdida. Volver hacia dentro para enfrentar el temido fantasma de la soledad.

Es la etapa más dura y, a su vez, compartida por ambos modelos de las etapas del duelo. La herida de la ausencia se siente en carne viva. Es probable en esta etapa sufrir alucinaciones. Creer ver, oír, incluso oler… si la falta es la de un ser amado.

Otro tipo de pseudoalucinaciones, en esta etapa del duelo, tienen que ver con la confusión con la realidad. Puede, por ejemplo, traerme al recuerdo la mujer que tanto amé la mirada de una chica que “pasaba por ahí”.

 

Los peligros del duelo no completado en separaciones y divorcios.

Cabe añadir en este ejemplo un problema muy común. No diferenciar a la “chica que pasaba por ahí” con la proyección de la mujer que amé. Si el duelo no se completa (en el caso de las separaciones) puedo creer que me enamoro de alguien. Y la realidad es muy distinta, me enamoro de lo que proyecto en la otra persona. El recuerdo consciente o inconsciente, para bien o para mal de quien ya no está conmigo. Y, por desgracia, veo mucho este problema en consulta.

Está bien que rehaga mi vida afectiva. Pero mejor hacerlo transcurrido un tiempo, el tiempo necesario para elaborar la pérdida. Pues si no lo hago así no recibo realmente a la otra persona que aparece en mi vida. Recibo a quien creo que es en función de mis fantasmas y filtros.

 

Identificación con lo perdido y fecundidad.

Puedo, siguiendo con el ejemplo anterior, sentirme afortunado por haber conocido a esa mujer. Y saber que, con ella, viví el amor. Es el principio de la salida del túnel oscuro de la tristeza. Esta etapa del duelo se le puede llamar la de la fecundidad o la identificación. Empiezo a ver la pérdida como “lo que tuve”. Es decir, el foco de la atención ahora está en lo que disfruté o aprendí con esa persona. Ya no tanto en lo que perdí.

Terapia de la pérdida Sabadell

La identificación con lo perdido pone en evidencia los aprendizajes adquiridos.

La melancolía suele ser el referente básico en esta etapa del duelo. La melancolía es una emoción compuesta de alegría y tristeza. Alegría por lo vivido y tristeza por lo que ya no está. Es un paso sutil, pero importantísimo pues el mundo emocional empieza una lenta transformación.

El peligro de esta etapa es la idealización derivada de la identificación.

Siguiendo con el ejemplo anterior puedo idealizar a mi ex pareja. Pensar que no hay otra mujer como ella. Que no voy a tener esa suerte otra vez.

En esta etapa del duelo es, en parte normal, esta idealización. Nos empuja a salir del pozo de la tristeza.

Amelia Barr lo definió magistralmente con esta frase:

“Todos los cambios están más o menos teñidos con la melancolía porque lo que dejamos atrás es parte de nosotros mismos.”

Siguiendo con la metáfora de Bucay, esta etapa es la de la reconstrucción tisular. Es decir, por debajo de la costra, el tejido de la piel y, eventualmente, muscular se va regenerando. A su vez, va empujando el coágulo hacia fuera.

Algo nuevo va emergiendo, pero aún necesita desprenderse de algo más.

 

Etapas del duelo: Aceptación y Restablecimiento.

La vida sigue. Es la frase que puede definir mejor que nada este momento. Del mismo modo que en la piel queda la cicatriz, sigue el recuerdo, eso no se borra. Otra cosa es cómo lo vivimos y qué hacemos con él.

La añoranza ya no interfiere en la actividad diaria más allá de los momentos de memoria. Pero suele ser un recuerdo agradecido o, en su caso, no intrusivo.

No obstante esta etapa del duelo precisa de un ulterior trabajo interno.

Creo que Bucay describe magistralmente esta última elaboración. Lo resume en dos palabras: discriminación e interiorización.

Discriminación: Vimos que uno de los peligros de la identificación es la idealización. En el ejemplo propuesto idealizo a la mujer que ya no está conmigo. Pienso que no encontraré otra como ella que me impulse a amar con la misma intensidad. Aquí puedo aprender a diferenciarme, no dejarme perder en la fantasía utópica. No hago mía esa imposibilidad de amar pues reconozco, ahora sí, que la perfección no existe.

Interiorización: Sin embargo, puedo reconocer las enseñanzas que, a su paso, me regaló esa persona, ahora ausente. Valoro, en su justa medida, lo vivido y lo aprendido. Por supuesto entiendo el aprendizaje como algo vital, no exclusivamente conceptual.

En el ejemplo podríamos resumirlo en una frase. “Reconozco en mí los regalos que ella trajo a mi vida. Los reconozco, honro y quiero. Estando en mí, son parte de mí y, a su vez, yo soy más que ellos.”

Etapas del duelo, la aceptación

La aceptación de la pérdida desde todos los niveles del ser

Ahora sí, esta es la última de las etapas del duelo.

Y hasta aquí este artículo por hoy. Hasta el próximo post, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

 

Etapas del duelo. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, terapia para el duelo, depresión, etc…) en Sabadell y Terrassa

Terapia del duelo Sabadell

BLOG


Terapia para el duelo. Psicoterapia de la pérdida

Terapia para el duelo en Sabadell. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Hipnosis, PNL, , Terapia Gestalt, Niño interior, Análisis Transaccional,) en Sabadell.

Terapia para el duelo en Sabadell

Todo proceso de duelo profundo supone un cambio de identidad.

Cuando pienso en la terapia para el duelo suelo recordar una metáfora. La de la oruga que enfrenta su transformación. Un proceso largo, difícil y doloroso. Y justo cuando la oruga siente que va a morir, descubre que se ha convertido en mariposa.

Una pérdida, cuando es significativa (fallecimiento de un ser querido, separación dolorosa etc…), supone un cambio de identidad. Una redefinición de nosotros mismos ante el mundo y la vida. Otorgar un significado a esa pérdida es la finalidad de la terapia para el duelo.

 

¿Qué es el duelo? Aceptar nuestra naturaleza emocional y vincular

Es un proceso de adaptación emocional a una pérdida. Este proceso puede precisar o no de una terapia para el duelo. En función de lo inesperado de la pérdida, su magnitud e impacto nuestra naturaleza emocional puede necesitar un ritual. El luto, un entierro, el velatorio son ejemplos para adaptar nuestra naturaleza emocional a esa pérdida.

Gestión de las emociones en las pérdidas, consulta en Sabadell

Una de las funciones de las emociones es la relacional.

Es importante entender que, para elaborar adecuadamente esta falta, debemos transitar por un proceso emocional. Y no son, como es de esperar, emociones incómodas, aunque necesarias. Así, algunas de ellas son la confusión con la negación. La rabia y/o la culpa junto con la tristeza. En cualquier caso, el proceso final que debe perseguir la terapia para el duelo es la integración. Esta aceptación no implica el olvido. Implica más bien reconocer las enseñanzas que, a su paso, aprendimos durante ese vínculo, ahora ausente.

Y remarco de nuevo la necesidad de transitar por estas emociones que pueden ser incómodas. Y la necesidad de enfatizar que no existen emociones “negativas” y “positivas”. Nuestro mundo emocional está para cumplir una función adaptativa. Otra cosa distinta es que no sepamos transitar las emociones y sentimientos. Y esto sólo se consigue viviéndolas y no etiquetándolas o negándolas.

Sin embargo, si bien el núcleo de este proceso es emocional, afecta a toda la experiencia de la persona. Es decir que en la terapia para el duelo debemos contemplar también la dimensión corporal y mental. Y, en su caso, la espritual.

Veremos en otro artículo como diferentes modalidades de terapia para el duelo definen esos diferentes momentos.

 

Los duelos no ritualizados durante la pandemia del coronavirus

La incidencia de la pandemia de coronavirus ha imposibilitado, en muchos casos, la elaboración de estos rituales de despedida. Incluso, el riesgo de contagio ha impedido el necesario acompañamiento al enfermo terminal. Esto ha generado una situación de estrés traumático que, junto al confinamiento, han creado un clima social de fatiga pandémica.

Terapia para el duelo, la necesidad de aceptar la pérdida

En el momento de la pérdida vivimos un momento muy difícil. Aceptar la falta o el brusco cambio no deseado requiere una actitud no siempre fácil, la aceptación. Por tratarse de un proceso emocional que implica emociones incómodas, aceptar sólo desde lo racional no suele ser suficiente.

La terapia para el duelo busca integrar la pérdida.

Dejar ir para transformar.

Y es que a menudo irrumpen creencias del tipo: “No puedo vivir sin….” “No puedo ser feliz si me falta…” Y otra creencia aún peor: “No resistiré la tristeza de perder….”. Este diálogo interno, consciente o no, es lo primero que debemos abordar. Es cierto, “será difícil y doloroso vivir sin… pero seguiré viviendo”. Verdad que es difícil y largo atravesar la tristeza, pero algún día se transformará.

En la terapia para el duelo, algunas pautas tienen que ver con la actividad expresiva en lo artístico. Una forma de entender esta actividad la podemos encontrar en metáforas, cuentos y mitos. Estos tienen un profundo impacto sobre el alma. Especialmente los mitos clásicos que presentan historias universales que son comprendidas desde nuestro subconsciente. Uno de los mitos clásicos es el de Orfeo y Eurídice.

 

El mito de Eurídice y Orfeo, una metáfora terapéutica

Orfeo, hijo de Apolo y Calíope, es representante de la música, el canto y la lira. Su amada Eurídice fue mordida por una serpiente, razón por la que murió. Orfeo decidió ir en su busca abriéndose paso a través del Hades. Utilizó para ello su música con la que consiguió sortear los peligros de los condenados del inframundo. Finalmente, encandiló a los mismísimos Hades y Perséfone (en aquel momento compañera de Hades). Estos últimos le concedieron permiso para regresar a Eurídice al mundo de los vivos. Pero, había una condición: Y esta era que, durante el trayecto de vuelta no podía volverse a mirarla.

La impaciencia de Orfeo fue superior y, durante el trayecto de vuelta, se giró para mirar a su amada. El resultado fue que esta se desvaneció para siempre.

 

Qué reflejo tiene el mito en la terapia para el duelo

Aceptar la realidad de la pérdida y transitar el duelo, consulta en Sabadell

Orfeo no supo superar el encantamiento de Hades y Perséfone. Era difícil, no imposible.

Estar “acompañado” de una quimera, una ilusión, es tanto como no estar acompañado. Es lo que le ocurre a Orfeo cuando “rescata” a Eurídice, condenado a no mirarla. Cuando nos atrevemos a mirar realmente a la fantasía, nos damos cuenta que no existe. Orfeo, cuando miró con sus ojos terrenales a, Eurídice vio cómo la fantasía desaparecía.

Esta es la finalidad de la terapia para el duelo. Aceptar la pérdida, y para ello es preciso un proceso emocional. Y este proceso terapéutico tiene diferentes momentos que veremos en otro artículo. Sin embargo debemos tener presente que siempre va encaminado a la aceptación de la pérdida.

Pero aceptar no es solamente entender racionalmente que aquella persona o situación ya no están con nosotros. La aceptación conduce a un estado de concordia con la realidad. Es decir, que las emociones que aparecen durante la terapia para el duelo van amainando poco a poco. Esto no quiere decir olvidar. Es más un estar en paz con lo sucedido, lógicamente para esto hace falta tiempo.

 

¿Y si Orfeo hubiera esperado a mirar a Eurídice hasta llegar al reino de la tierra?

Es obvio que el reino de lo material tiene sus leyes, distintas al mundo de lo sutil. Lo que para el reino de Hades hubiera supuesto que Eurídice volviera a la vida, bien podría ser visto de un modo distinto en el reino de la tierra. Pero… ¿hay un punto de encuentro?

En la terapia para el duelo existe un referente que señala el fin del camino. No del recuerdo, pues ese ya no se va. Pero sí una etapa en la que el recuerdo deviene algo fértil. Generalmente se le llama aceptación. A mí esta palabra me parece semánticamente peligrosa. He visto a muchas personas confundir aceptación con resignación.

Superar una pérdida supone un esfuerzo de adaptación a una nueva realidad.

La realidad de la ilusión y la material pueden encontrarse.

En terapia gestalt hablamos del ajuste creativo. Resumiendo mucho podemos definirlo como la satisfacción de una necesidad de un modo creativo. Pero ¿cómo hacerlo? cuando el entorno (o la realidad física) pudiera parecer estar en contra. ¿Podemos encarnar, traer a la tierra a aquel/la que ya no está con nosotros? ¿O incluso una experiencia o lugar que ya no volveremos a visitar?. Etimológicamente, la palabra encarnar viene del latín “incarnare”, es decir, tomar forma corporal. ¿Y cómo es esto posible cuando lo perdido ya no está en el reino de lo material? Y esto bien puede ser tanto por distancia como por muerte. ¿Existe realmente ese punto intermedio en la terapia para el duelo? Veamos….

 

La terapia para el duelo y el viaje del héroe.

Existe un mito que parece subyacer en todas las culturas. Joseph Campbell lo describió como “El viaje del héroe en su libro “El héroe de las mil caras”. Básicamente nos habla del trayecto de alguien con un propósito de vida. En este trayecto existen distintos tramos. Sin embargo, uno al que creo que no se le da la relevancia que tiene es el último. Le llama “volver a casa”.

Volver a casa después de una aventura no es solamente volver para descansar. Para que tenga un sentido (más allá del descanso) implica el compartir lo aprendido durante el trayecto. Todo viaje supone salir de una zona de comodidad para enfrentar lo nuevo. Y esto es lo que se abre ante una pérdida, lo nuevo sin….

Aceptar la pérdida y quedar en paz con ella.

Aceptar la pérdida supone quedar en paz con nosotros mismos y la vida.

Y es posible adentrarnos en lo nuevo con parte de lo dejado atrás. Del mismo modo que Orfeo hubiera podido recuperar a Eurídice, quizás de otro modo, de la única forma posible. En la terapia para el duelo existe un final fructífero. Cuando aprendemos a integrar en nosotros lo aprendido con esa persona, esa situación, ese lugar… Agradecemos su paso por nuestra vida. Y en el agradecer, compartir como se nos ocurra el regalo que tuvimos la suerte de vivir. Y así, en el mito, redimiremos o Orfeo y reviviremos a Eurídice.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

 

Siguiente artículo relacionado: Las fases del duelo, las primeras etapas.

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla.

 

Icono de facebook de coaching y psicoterapia Sabadell

 

 

Terapia para el duelo en Sabadell. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc…) en Sabadell y Terrassa

Trabajo con nuestras creencias con PNL

BLOG


La Matrix de nuestras creencias, ¿es nuestra vida una gran mentira?

La matrix de nuestras creencias. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, tratamiento fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa

 

Trabajar la matrix de nuestras creencias Sabadell

Nuestras creencias conforman el molde que dibuja nuestro guión de vida.

Para estudiar el vínculo entre creencias y lenguaje empezaré por profundizar en eso que llamamos creencias. Pero lo haré bajo un punto de vista distinto al habitual. Lo presentaré con el concepto de la matrix de nuestras creencias. Y para explicarme empecemos por definir el concepto matrix. Traducido al castellano “matriz”, es decir un molde en el que se da forma a algo. Por extensión la RAE la define como una entidad principal generadora de otras.

¿Qué relación tiene el concepto matrix y las creencias? Para esto me remitiré a un hipotético experimento propuesto por la filosofía.

 

El cerebro en una cubeta y la matrix de nuestras creencias.

“El cerebro en una cubeta” es un experimento mental. Plantea la posibilidad de un cerebro mantenido vivo, en condiciones de laboratorio, y conectado a una súper computadora. Esta ofrece una serie de estímulos que procuraría al cerebro la ilusión de vivir en una realidad. Por supuesto, un experimento mental plantea un escenario hipotético, imaginado. La virtud de esta conjetura es que ayuda a pensar un poco más allá de nuestros límites.

La famosa película matrix partiría (en modo similar) de este supuesto. Estamos prisioneros de una realidad virtual que nos ofrece un escenario al que no podemos objetar nada. Y no podemos objetar nada a esta realidad pues la prueba para hacerlo está “fuera” de este universo virtual… Salvo, claro está….

¿Es posible que nuestras creencias estén influenciadas
por una matriz que nos define?

Cambiar nuestro guión de vida Sabadell

¿Somos cerebros que creen vivir una vida?

Veamos, para empezar, cómo percibimos la realidad con la vista.

1º.- El ojo percibe los estímulos luminosos en forma de ondas electromagnéticas. Estas contienen información relativa a la intensidad y color de la luz.

2º.- Posteriormente, la retina transforma la luz en impulsos nerviosos (de naturaleza eléctrica). Estos impulsos nerviosos se dirigen al cerebro a través del nervio óptico.

3º.- El cerebro es quien procesa los estímulos, los reconoce, interpreta y da formas útiles y con sentido para nosotros.

Así, pues lo que percibimos “ahí afuera” es algo transformado “aquí adentro”. Es decir, nuestro cerebro nos ofrece su versión de lo que ocurre en el mundo externo. Yo diría que esta es la primera matrix de nuestras creencias. Es decir, si pudiera verme tal como soy, no sé si me asustaría, me disgustaría o me alegraría.

Pero hay más, mucho más….

 

Noam Chomsky, estructura profunda y estructura superficial.

Chomsky, en su visión de la gramática transformacional, establecía estos dos niveles Estructura profunda y Estructura superficial. Posteriormente, la programación neurolingüística incorporó este modelo para estudiar la comunicación. Veamos un ejemplo.

Mi amigo me dice: “Ayer compré un coche”. Esta es la estructura superficial. Yo puedo, en ausencia de más datos, imaginar que compró un coche marca Audi Quattro, de color gris marengo. Por supuesto en un concesionario Audi que conozco y el vendedor, alguien vestido con un traje azul oscuro.

Ahora, amig@ lector/a ¿qué imaginaste tú?

Si imaginaste lo mismo que yo, ¡compartimos algo de una misma matrix!, es bastante improbable. Sin embargo podríamos ir más allá. El vendedor ¿hablaba catalán o castellano?, ¿era alto, bajo, con bigote?, ¿había más coches? ¿Qué otros coches había en el concesionario? Y así podríamos ir alargándonos.

Es decir, inconscientemente, cada uno de nosotros “rellena” la información que falta con nuestro universo interpretativo. Es la estructura profunda, hacia dónde, internamente, nos lleva cada frase. Para ser algo más gráfico yo imagino la estructura profunda como las raíces de un árbol. Raíces que pueden ramificarse hasta casi el infinito y sustentan el tronco y la copa, la estructura superficial. Y aunque no lo parezca, ya estamos en la matrix de nuestras creencias, y hemos pasado por dos matrices.

  • La primera, lo que vemos ahí fuera es una interpretación de nuestro cerebro.
  • La segunda, derivada de la frase de mi amigo: “ayer compré un coche”.
Estructura superficial y profunda en el lenguaje, PNL Sabadell

Lo que decimos, es apenas la parte visible de lo que está en nuestra vivencia interior.

Veamos la segunda matriz. ¿Podemos realmente visualizar un coche como un ente abstracto? Yo no, y sospecho que, generalmente, nadie es capaz de hacerlo. En nuestro universo interno le damos una forma, aunque no seamos conscientes. ¿Por qué (yo) elegí visualizar un Audi quattro? Es un coche elegante, seguro y veloz. Aquí ya aparecen, espontáneamente, tres valores: elegancia, seguridad y velocidad. Ahora bien…

Otra persona bien pudiera visualizar estos tres valores en marcas distintas de coches. Un Volvo, un Lamborghini, un Ferrari…etc. La relación entre el valor y cómo lo vemos en la realidad forma parte de la matrix de nuestras creencias. Y aún más, otra persona podría haber elegido visualizar otro tipo de coche en función de otros valores. Por ejemplo, seguridad, fiabilidad, comodidad etc. Y aun así podríamos discutir acerca de qué coches distintos representan estos valores.

Valores y creencias, el vínculo subjetivo

Una vez leí sobre dos socios que tuvieron que pedir un proceso de coaching para resolver una serie de desavenencias. Los dos estaban de acuerdo en un valor que era el núcleo de la beligerancia: profesionalidad. A uno, su profesionalidad le “obligaba” a ser el primero en entrar y el último en salir del trabajo. Es decir, dar ejemplo a los colaboradores. Para el otro, la profesionalidad era algo distinto. Fijar un objetivo, definir un plan de acción y comunicarlo de un modo claro a los colaboradores. Y, por supuesto, conseguir el objetivo o corregir el plan de acción si procedía. Vemos, pues, dos manera de entender un valor en la matrix de las creencias de estos dos socios.

Y, ¿en qué se basan nuestras creencias? Pues yo creo firmemente que en nuestras experiencias más tempranas, o algunas otras que nos impactaron profundamente. Por supuesto, la idea no es mía. La construcción lingüística que las refleja no es más que una forma de expresar una convicción interna que está por debajo de las palabras. Por eso, en el trabajo con las creencias no suelo proponer frases “positivas” más que como un refuerzo. Son solamente la estructura superficial, no la profunda matriz, el núcleo.

La creencia es una convicción interna acerca de la realidad que le otorga sentido y significado. Suele tomar forma de generalización. La generalización es, también, una matrix de creencias. Por ejemplo, una vez me mordió un perro y es posible que ahora tema a todos los perros. Esta es la base del trabajo de reimpronta. Identificar la primera vez que algo nos impactó lo suficiente para instalarse como generalización. Una primera impronta.

Y esto no ha hecho más que empezar….

Y ahora va una matrix de creencias universal (o casi)….

 

Cuando responsabilizamos a los demás de nuestro malestar.

Veamos frases como: “Me enfadé por lo que dijo mi hermano”, “me ofendió”, “me haces sentir obligado”. La primera realidad que subyace, en modo algo distinto, en cada una de estas frases es la misma. Es tanto como decir, “la causa de mi enfado, malestar etc….” es otra persona.

Don Juan, el brujo que aleccionó a Carlos Castaneda, hablaba de esto como la importancia personal. Castaneda lo recogió en la siguiente frase:

“El mayor enemigo del hombre es la importancia personal. Lo que lo debilita es sentirse ofendido por lo que hacen o dejan de hacer sus semejantes. La importancia personal requiere que uno pase la mayor parte de su vida ofendido por algo o alguien.”

Ese apego a la importancia personal es una de las más importantes matrix de nuestras creencias. De ahí derivaron los toltecas la necesidad de borrar la historia personal. Esa tradición chamánica lo trabaja con la recapitulación. Taisha Abelar describe esta técnica de un modo novelado en su libro “Donde cruzan los brujos”. Y aquí voy a ser doblemente molesto, esto último es también una creencia.

Matrix de nuestras creencias

La importancia personal y el egocentrismo.

Quiero ser muy claro (no sé si lo consigo). No voy de gurú, no quiero aleccionar a nadie, yo soy el primero en caer en estas creencias. Somos humanos y, en cierta medida, es normal que este tipo de matrix de creencias nos tengan. Pero puedo elegir verlas, no verlas y, eventualmente, soltarlas. También puedo darme cuenta que aún no estoy preparado para soltarlas. Sólo propongo un trabajo de conciencia.

Ahora te propongo examinar las tres frases anteriores.

 

 

“Me enfadé por lo que dijo mi hermano”; Causa-efecto.

Yo creo que es la frase más honesta de las tres. Por lo menos reconoce que “me enfadé”, no que “me enfadó”. Pero ese enfado lo atribuye a lo que dijo la otra persona (su hermano). Lo veremos con más detenimiento en otro post, pero forma parte de las creencias con estructura “causa-efecto”. En la estructura profunda subyace la creencia “tú eres la causa de que yo me enfade” (a mí mismo).

Fritz Perls, el creador de la terapia gestalt, era visceralmente claro, a veces parecía hasta redundante (y esto es mi creencia). Podía hacerle decir a esta persona “yo me enfado a mí mismo” (cuando escuché lo que dijiste). Hasta la segunda parte de la proposición la obviaba, por eso la pongo entre paréntesis. Y en realidad es así, nadie puede hacernos daño con insultos o menosprecios a menos que nos agreda físicamente. El problema es siempre lo que nosotros hacemos internamente con lo que nos dicen. Esto no quiere decir que tengamos o no razón según los convencionalismos sociales (otra gran creencia). Quiero que se me entienda bien, no estoy en contra de las creencias, sí quiero visibilizar cómo nos tienen. Cómo necesitamos, como cultura, vivir en una matrix de creencias.

Seguro que es humano «sentirse» herido si un ser querido nos menosprecia. Pero ese “sentirse” herido es un “sentirme” herido por las expectativas que deposité en esa persona. Y probablemente necesite un tiempo para redefinir mis expectativas acerca de ese alguien. O probablemente acerca de . O nada de eso o ambas cosas a la vez. Pero vuelvo siempre a mí.

 

“Me ofendió” la matrix de creencias más demoledora

Es la forma de expresar la creencia más “a saco”. Ya no es como antes que en la estructura profunda de la persona subyacen dos momentos. “Yo me enfadé…. (Tiempo uno) por lo que dijo él» (tiempo dos). En la estructura profunda de esta frase subyace la idea “él me lanzó una ofensa”. Implícito necesario para comprender el “me ofendió”.

La palabra ofensa es una nominalización, es decir, congela un acto en curso en una sustantivación. Es una de las formas más utilizadas para manipular sutilmente. En otro post hablaré sobre esto pues merece capítulo aparte. De todos modos, si quieres, puedes leer este artículo sobre las nominalizaciones como estrategia de manipulación

 

“Haces que me sienta obligado, atacado, etc… “la crème de la crème”

Nadie nos hace enfadar, nos enfadamos nosotros mismos

¿Nos enfadan o nos enfadamos?

Para mí es una matrix de creencias estrella. Encierra un auto-engaño, un equívoco y una manipulación, todo en unas pocas palabras.

En primer lugar el “haces que me sienta” nos remite, a la creencia referida anteriormente. La causa-efecto. “Alguien del exterior me hace sentir….X”. Ya hemos visto como, en realidad, somos nosotros los que nos «montamos nuestras películas». Veamos la otra parte:

Haces que me sienta (obligado, manipulado, atacado, vigilado, engañado etc…). Otra variante “me haces sentir…X”. Aquí tenemos lo que yo he bautizado como una “creencia perfumada” (cuidado, la “etiqueta” es sólo cosa mía). Alguien me dijo una vez: “Me haces sentir atacado”, yo, supongo que puse cara de extrañado. Entonces me espetó… “Ahhhhhh como es mi sentir….” (Creo que me daba a entender que como era su sentir, estaba excusado de cualquier otra consideración al respecto).

Yo propongo otra forma de decir esto. «Creo que me estás atacando», o «creo que me intentas manipular», «creo que me estás obligando»…. Por dos razones:

1.- Los verbos atacar, manipular, engañar, vigilar, obligar, olvidar, etc… NO SON SENTIMIENTOS NI EMOCIONES. Por lo tanto, anteceder el “sentir” como algo espontáneo que surge de una emoción o sentimiento es puro engaño… Y también un intento de manipulación. Es típica la frase: «siento que ya no me quieres como antes». Es triste, pero no es sentir, es creer.

2.- Reconocer la creencia nos responsabiliza de nuestra interpretación. Es más honesto. En PNL, a este tipo de creencia se le llama LECTURA MENTAL. Básicamente es pretender adivinar lo que el otro siente, pretende, necesita etc… Y, ¡cuidado! No presupongo que sea cierto o no, solo caer en la cuenta de que es una creencia.

Yo creo que una forma más correcta de decirlo sería: “Creo que me estás obligando y me siento enfadado (o triste, indignado, frustrado etc…)”. El enfado sí hace referencia a un sentir. Así incluimos en una frase el sentir y la creencia. No deja de ser una matrix de creencias, pero más limpia.

Bueno, como he dicho antes, esto solo ha empezado. Seguiremos en otro artículo.

Hasta entonces, recibe un cordial saludo,

Aprender a alimentar nuestro cerebro con mensajes inspiradores.

Las conexiones en nuestro cerebro se alimentan de nuestras experiencias y estas conforman nuestras creencias.

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Lenguaje y realidad. Cómo las palabras revelan y construyen nuestra realidad.

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

Coaching y psicoterapia en Sabadell

 

 

La matrix de nuestras creencias. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, tratamiento fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa.

 

Respiración y control de ansiedad. Después del control de los síntomas de la ansiedad, aparece la serenidad y la relajación.

BLOG


Respiración y trastorno de ansiedad, respiración abdominal y relajación

Respiración y trastorno de ansiedad; respiración abdominal y relajación. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

Respiración y trastorno ansiedad, terapia en Sabadell

Relajación para superar la ansiedad.

Las técnicas de relajación y/o meditación están en la base de cualquier tratamiento de ansiedad generalizada. Incluso reduce la frecuencia y gravedad de los ataques de pánico. Y, por supuesto, también en muchas otras modalidades de terapia como un recurso de primer orden.

Una de las primeras modalidades terapéuticas en adoptar la meditación fue la terapia Gestalt. Con el tiempo algunos científicos se interesaron en los beneficios de esta. El pionero fue el neurólogo John Kabat Zinn. Practicante de disciplinas de meditación adoptó estas prácticas a la terapia contra el estrés. Con el tiempo la meditación se incorporó al mundo terapéutico a través del mindfulness. Una de las prácticas más extendidas son las técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad.

En el anterior artículo vimos cómo la respiración para la ansiedad generalizada se utiliza bajo el paraguas del mindfulness. En ese caso el agente curativo era la atención plena. Sin embargo en este artículo practicaremos con ciertas instrucciones, también orientadas a la meditación.

Y veremos cómo orientar el aliento de un modo determinado también ofrece pautas sanadoras del trastorno de ansiedad.

¿Por qué aprender técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad?

Cuando las técnicas de meditación se orientan hacia la relajación suceden una serie de cambios importantes:

Beneficios fisiológicos de la meditación y relajación

  • Aumenta la producción de ondas alfa en el cerebro. Las
    Respiración y trastorno de ansiedad, consulta en Sabadell

    Respiración y relajación

    ondas alfa son generadas por el cerebro en estados de relajación.
  • Los músculos esqueléticos se relajan.
  • Disminuye la presión arterial.
  • La frecuencia cardíaca (el pulso) disminuye.
  • El ritmo respiratorio (la cantidad de respiraciones en un tiempo determinado) desciende.
  • Mejora la vitalidad y resistencia de la piel
  • Disminuye el gasto energético del cuerpo (tasa metabólica)

 

Beneficios psicosomáticos de la respiración para el trastorno de ansiedad

La práctica constante de la respiración para el trastorno de ansiedad genera también importantes beneficios psicosomáticos.

  • Mejora la conciencia emocional. La relajación favorece los procesos de introspección.
  • Mejora la autoconfianza al disminuir el pensamiento analítico (en bucle) y, a menudo, la autocrítica.
  • Reduce y previene migrañas, insomnio, fatiga, hipertensión y trastornos psicosomáticos asociados como el asma. Incluso es un excelente preventivo para enfermedades cardiológicas.
  • Al disminuir la actividad cerebral innecesaria, mejora la capacidad de concentración. Esto conlleva mejoras en la memoria, el estado energético y la productividad.
  • Disminuye los niveles de distrés (el estrés malo) y de ansiedad. La práctica prolongada puede disminuir la frecuencia e intensidad de los ataques de pánico.

Además, las técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad, surten efecto en un tiempo inferior al de otras técnicas de relajación.

 

EL Síndrome de hiperventilación. El gran enemigo de la ansiedad y ataques de pánico.

Los ejercicios de meditación que veremos corrigen el síndrome de hiperventilación. Esta forma de respirar es muy frecuente en personas sometidas a estrés, nervios o ansiedad. De todos modos, también pueden existir causas físicas que conviene consultar con el médico.

Controlar la hiperventilación con respiración abdominal, consulta en Sabadell

La hiperventilación produce síntomas que disparan los pensamientos catastrofistas.

La hiperventilación es una respiración superficial, rápida, intensa, a modo de suspiro y casi jadeante. También se la llama hiperrespiración. Quienes respiran así toman más oxígeno del que consumen. De esta manera bajan los niveles de dióxido de carbono que, en pequeñas reservas el cuerpo necesita.

La disminución de los niveles de dióxido de carbono provoca efectos fisiológicos concretos, a saber:

  • Aumenta la alcalinidad en las células nerviosas, lo que provoca una mayor sensibilidad de las mismas. Consecuentemente, se instala un estado de nerviosismo e inquietud en la persona.
  • La circulación cerebral se ve entorpecida al existir un encogimiento de los vasos sanguíneos del cerebro. Algunos efectos asociados son sensaciones de mareo, desorientación, irrealidad e incluso de separación del cuerpo.
  • El corazón bombea más fuerte y rápido al disminuir la presencia de anhídrido carbónico. Esta aceleración de la actividad provoca alteraciones en la percepción. De esta manera las luces parecen más brillantes y los sonidos más fuertes. Además, la percepción de este aumento en la frecuencia cardíaca puede disparar pensamientos alarmistas.

Otros efectos asociados son, hormigueo, taquicardias, confusión, sequedad en la boca, dolor torácico….

Como efecto de esto, y especialmente en personas sometidas a estrés o ansiedad, los pensamientos catastrofistas se disparan. Si añadimos que estos síntomas son similares a los ataques de pánico, el “efecto llamada” está servido. Las técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad corrigen este efecto.

 

Respirar con el abdomen, antesala de la relajación y serenidad.

¿Te has fijado en cómo respira un bebé? Sí, inflando un poco la barriga al inspirar y aflojando al exhalar. La buena noticia es que cuando dormimos también respiramos así. Podemos reaprender esta modalidad con un poco de perseverancia.

En esto, precisamente, se basan las técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad.

Para esto dispón al principio de unos quince minutos. Primero recomiendo empezar tumbado. A continuación, y pasados unos días de práctica, hazlo sentado. Y cuando ya domines el ejercicio puedes hacerlo de pie.

Respiración para el trastorno de ansiedad.

Tres fases de la respiración abdominal. Inspirar, retener y exhalar suavemente.

Así pues, en primer lugar túmbate cómodamente. Coloca ambas manos con las palmas encima de tu barriga. Una mano frente a la otra de tal forma que los dedos medios se toquen por las puntas.

A continuación imagina que un tubo conecta tus fosas nasales con tu bajo vientre. De tal manera que al inspirar por la nariz tu barriga se abombe un poco. Inspira algo más profundamente. Juega con la imaginación como si el aire bajara hasta tu vientre y, con ello, se hinchara la barriga. No hace falta forzar, el movimiento es más bien relajado.

Al inspirar de esta manera el músculo diafragmático se distiende y baja. Como efecto de esto, los pulmones tienen más espacio en la parte inferior para absorber aire. Notarás, si lo haces bien, que los dedos medio se separan al inhalar.

A continuación, suelta el aire, de tal manera que tu barriga se va aflojando y “deshinchando”. Procura soltar todo el aire sin forzar. Notarás como las yemas de los dedos medio, volverán a tocarse. Como efecto secundario, en este movimiento ondulante de la barriga, el diafragma va recibiendo un suave masaje. Es como un movimiento ondulatorio. Como las olas del mar.

Al inspirar hazlo por la nariz, al soltar el aire por la boca o la nariz.

 

Avanzando en la respiración para el trastorno de ansiedad.

Al principio puedes practicar llevando solamente algo más de profundidad a tu aliento. Poco a poco ve modificándo añadiendo un cierto ritmo. Por ejemplo, contando hasta tres para inspirar y soltar el aire contando hasta tres o algo más. La frecuencia de la inspiración y la exhalación deben hacerte sentir cómodo.

Posteriormente podrás ir acomodándote a ritmos distintos. Y añadir periodos de retención del aire. Por ejemplo:

  • Inspira contando hasta cuatro.
  • Mantén el aire contando hasta cuatro, con la barriga hinchada.
  • Acto seguido suelta el aire, contando hasta cuatro.
  • Mantén una suave retención contando hasta cuatro y vuelve a inspirar.

Esta es la llamada respiración “cuadrada”. Es una técnica especial de respiración para el trastorno de ansiedad en situaciones de mucha tensión y estrés. Si notas un leve mareo, descansa y retoma la práctica cuando te encuentres mejor. Con la práctica, las molestias desaparecerán.

 

Pranayamas de yoga el trastorno de ansiedad.

Pranayamas de yoga para la ansiedad.

Los pranayamas del yoga son técnicas específicas de respiración. Algunas son útiles para ansiedad y estrés.

Es conocida también como respiración oceánica. Pronto entenderás porqué. Esta modalidad de meditación ha sido estudiada por distintas universidades. Entre ellas las de Pavía (Italia), universidad de El Cairo y en la ciudad de Bhopal (India). En general los estudios concluyen que es una excelente práctica para mejorar los síntomas del asma bronquial leve. Disminuye asimismo los niveles de estrés y la presión arterial. En general, se ha revelado como una excelente técnica de respiración para el trastorno de ansiedad.

El ciclo de respiración Ujjayi se caracteriza por una inhalación profunda y una exhalación lenta. Puede ir acompañada o no de Kumbhaka (retención del aire) pero debe ser abdominal.

Otra de las características de Ujjayi es el sonido que provoca la exhalación. Este sonido se produce al apretar suavemente la parte posterior de la garganta. Con esto se ofrece una suave resistencia a la salida del aire. El sonido resultante puede recordar las olas del océano. Hay quien también le llama la “respiración de Darth Vader”, evidentemente más suave y por motivos distintos 😆

Practícala cómodamente, combinada con la abdominal. Junto con el sonido, la característica principal es alargar la exhalación. Por ejemplo inspiras contando hasta cuatro y sueltas el aire contando hasta ocho…

Algunos practicantes, además de concentrarse en los tiempos lo hacen en el sonido sordo de la exhalación.

 

Técnicas de respiración para la ansiedad. Detener un ataque de pánico.

El ataque de pánico dura entre 10 y 15 minutos. Controlando la

Ataque de pánico y pensamientos catastrofistas.

En el ataque de pánico suelen dispararse pensamientos catastrofistas que empeoran los síntomas.

respiración podemos superarlo desde el inicio. Al advertir los primeros síntomas de ansiedad, antes de un ataque de pánico, suele ser suficiente la respiración abdominal. Sin embargo existe otra técnica de respiración para el trastorno de ansiedad. También adaptada del yoga y que puede ser de utilidad. Se basa también en la abdominal pero con los siguientes tiempos:

1.- Inhala lentamente, por la nariz, contando hasta cinco.

2.- Retén del aire contando, también, hasta cinco.

3.- Exhala lentamente por la boca, cuenta hasta cinco o más si fuera necesario. Aquí lo importante es soltar todo el aire despacio.

4.- Ahora haz dos ciclos a tu ritmo normal

5.- Vuelve a los pasos 1 a 3, y luego el paso 4.

6.- Repite durante unos cinco minutos.

7.- Al exhalar aire puedes optar por repetirte frases o palabras del tipo, “suelto tensiones”, “me calmo”, «relajado»…etc…

Técnicas de relajación y respiración para el trastorno de ansiedad.

Restituir el bienestar, el objetivo final de la terapia para la ansiedad.

Y hasta aquí este artículo dedicado a las técnicas de respiración para el trastorno de ansiedad. Seguiré con otros posts dedicados a la ansiedad y ataques de páncio desde distintas terapias.

Por supuesto si padeces de un trastorno de ansiedad me alegrará que te sirvan de ayuda. No obstante la mejor y más efectiva ayuda es la de un terapeuta que adapte estas técnicas a tu individualidad.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

¿Padeces de ansiedad y quieres sentirte liberad@?
¿Necesitas un tratamiento personalizado o más información?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!

¡Clic para visitas presenciales! Y También visitas online por SkypeTerapia ansiedad en Sabadell

 

coaching y psicoterapia en Facebook

 

 

 

 

 

 

Respiración y trastorno de ansiedad, respiración abdominal y relajación. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, hipnosis para hablar en público, terapia fatiga pandémica, etc…). En Sabadell y Terrassa

Yo te veo, la mirada del alma.

BLOG


Yo te veo. El poder de la presencia en la comunicación y terapia

Yo te veo. La presencia en comunicación y terapia. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

Indagar en lo nuevo y desconocido, dejarse sorprende por la vida y vivir en el presente. Consulta de terapia gestalt en Sabadell

Saludar al pasado y al futuro en el presente.

Recuerdo lo que me llevó a la terapia gestalt, hace más de 20 años. Por aquello época los libros de terapia gestalt aparecían en las librerías alternativas tipo new age, espiritualidad, cábala, brujería…

Y fue en una de esas librerías de Barcelona, a finales de los 90, cuando sucedió. Es una librería yo diría que acogedora, hospitalaria, entrañable. Me gustaba husmear entre los libros. Un día, el propietario me dijo “¿te gustan estos temas verdad?” “Por supuesto”, le respondí. “Bueno, -me dijo- , puedes venir aquí siempre que quieras, explorar, indagar entre los libros, no hace falta que compres nada”.

Con las palabras de ese librero me sentí recibido. Intuí en su actitud esas palabras que más tarde utilizaría en alguna práctica, “yo te veo”. Sólo que en aquella época yo aún no lo sabía. Un espacio repleto de posibilidades se abría ante mí.

La vía del vacío fértil repleto de posibilidades.

Un día, husmeando entre los libros vi uno que me llamó la atención. “Terapia Gestalt, la vía del vacío fértil” de Francisco Peñarrubia. Así que, como tenía permiso, cogí el libro lo abrí y empecé a explorar. Nada más empezar el libro, en la sección de notas y agradecimientos aparece una cita de Martin Buber:

“Miro a veces el fondo de los ojos de un gato.
El animal domesticado ha adquirido al precio de su ingenuidad elemental la facultad de dirigirnos esa mirada, a nosotros que no somos ya animales.
La mirada de ese gato iluminada al contacto con la mía me pregunta:

  • ¿Es verdad que te interesas en mí?
  • ¿Es que existo para ti?
  • ¿Acaso existo?

Yo te veo. La mirada del gato Buberiano

La mirada del gato de Buber parecía inquirle, ¿realmente existo para ti?

Esas palabras me bastaron para comprar el libro y, antes de una semana ya estaba empezando una formación en psicoterapia. Así, tal cual, sin más.

Creo que fui uno de los primeros en leer ese libro. Yo conocía el vacío estéril y frío, pero me intrigaba eso del vacío fértil. Y sobre todo, lo que según Buber existía en el fondo de la mirada del gato, “yo te veo pero… ¿tú me ves a mí?

 

Cultivar la presencia la conciencia interpersonal “Yo te veo”

Yo te veo, podría ser la traducción del saludo “sawubona”. La respuesta es “shikoba”, estoy aquí o existo para ti. Este es algo más que un protocolo de saludo entre algunas tribus del sur de África. Implica un saludarse de presencia a presencia.

Y digo que va más allá de un simple protocolo. No es un simple “yo te veo” como constatación de percibir una presencia física. Sería, más bien, el equivalente al “Namasté” sánscrito, algo así como «mi divinidad saluda a tu chispa divina».

Para los acostumbrados al concepto “escucha activa” , es familiar el concepto “escuchar con todo el cuerpo”. Del mismo modo, en este “yo te veo” existe esta totalidad que recibe a la totalidad de quien es visto.

En clave musical, el recibir a la persona amada en su totalidad, en la canción de Katie James, “Todo o nada”.

Yo te veo, consulta de terapia gestalt en Sabadell

Cuando una mirada dice lo que las palabras no pueden.

He incluido tres ejemplos a modo de metáfora pues aprehender lo que existe tras este “Yo te veo” no es algo que se pueda entender sólo desde el concepto. Es más bien actitud. Actitud que invita a la apertura y la curiosidad. Ahora bien… cultivar esta presencia, requiere conectar con una parte nuestra que no juzgue, que no etiquete, ni valore….

Implica estar con el otro desde el propio ser pues no puedo escuchar si me olvido de mí. «La distancia que me separa de mí es la misma que me separa de ti».

Sawabona, Yo te veo

En el «yo te veo» de estas tribus (entre ellas la potente sociedad zulú) existen varios conceptos asociados. “Eres importante para mí”, “Te valoro”. “Veo quién eres en lo más profundo de ti”. Existe también la voluntad de recibir a la otra persona en su totalidad. Reconocer sus necesidades, miedos y aprendizajes pendientes. Así como la de verlo como alguien que aporta valor a la sociedad. Desde la propia individualidad. De hecho todos somos seres individuales y únicos y, desde esta diversidad, tenemos algo importante para aportar. Sólo tenemos que recordar “quiénes somos”. Y saber que alguien deposita su confianza con presencia y nos reserva un espacio.

Terapia transpersonal en Sabadell

El saludo, «sawabona»

Todo esto es posible por la firme convicción de un lazo que lo une a todo. “Yo soy parte de ti y tú lo eres de mí”. Pero para esto se precisa ver a la otra persona de forma consciente y relajada. Ver con “mente de principiante”. Es decir con entusiasmo, curiosidad y sin per ni pre juicios.

Abrazar el alma de la otra persona con la propia para otorgarle un espacio. Y es en el espacio social donde el “yo te veo” adquiere una dimensión sanadora como veremos más adelante.

 

Shikoba, estoy aquí

 

“Cuando los hombres se saben escuchados, se vuelven débiles.
Estos momentos de debilidad son la única rendija a través de la cual puede desprenderse una gota de generosidad del granito humano.”
(Josep Pla, “El cuaderno gris”)

La respuesta a sawabona (Yo te veo) es “shikoba”. De nuevo la traducción literal ofrece una pobre perspectiva. Literalmente es “yo estoy aquí” o con otro matiz “entonces yo existo para ti”. En la respuesta existe un matiz de consuelo y aliento: “me siento aliviado al saber que existo para ti”. Es la respuesta que contiene el aliento profundo de saberse visto y aceptado.

Saberse aceptado es una necesidad humana. Creo, sin embargo, conveniente añadir un matiz que a veces no se tiene en cuenta. No es lo mismo la necesidad de ser aceptado que la necesidad de aprobación.

El ser aceptado está en el núcleo de la expresión “yo te veo”.

Shikona. Estoy aquí.

Shikona. Estoy aquí.

Es decir: “te acepto tal y como eres. Con tus luchas y miedos. Con tus contradicciones y verdades”. “Y esto es independiente de mis criterios y valores que pueden no coincidir con los tuyos”. “Te acepto por lo tanto como ser único y valioso distinto a mí y honro tu existencia”. Estas frases entrecomilladas son el núcleo de la aceptación. Cuando alguien se sabe visto y aceptado, se siente recibido tal y como es. Y se siente libre para manifestar su autenticidad.

En la necesidad de aprobación el núcleo de la actitud y conducta es otro. La persona las moldea en función de lo que cree que aprobará o no el otro o la sociedad. Es decir, se aleja de ser quien es para agradar y, en su caso, mendigar amor.

Al no saberse aceptado puede existir el impulso de caer en la necesidad de aprobación. Es una tentación difícil de solucionar, especialmente si en ella se involucra un ser amado o admirado. Sin embargo, el proceso de individuación exige no caer en esta trampa.

 

Yo te veo, estoy aquí. Recordar quiénes somos.

Ouspensky (el alumno más aventajado de Gurdjieff) escribió acerca del recuerdo de sí mismo. Describe el recuerdo de sí mismo en términos más de sensación que de pensamiento. El pensamiento suele ser una de las trampas del ego. Mientras que la sensación de sí mismo (de mí mismo) tiene que ver más con la propia autenticidad. La esencia, nuestro centro, sí mismo, self, yo superior o como se le quiera llamar.

Recordar quiénes somos, terapia gestalt y transpersonal en Sabadell

La mirada del otro («yo te veo») nos recuerda quiénes somos.

En modo parecido a Rousseau, que creía que entre los hombres, en estado natural, reinan la amistad y la armonía, los zulúes creen que somos en esencia buenos. El origen de los actos dañinos está en el olvido de quiénes somos. En modo parecido, en nuestra cultura, hacemos una diferenciación entre “quién soy” y “qué hago”.

Esta convicción es la que subyace en la aceptación incondicional del otro y, por lo tanto, de la diversidad. Habita también en el núcleo de la expresión “yo te veo”.

La Programación Neurolingüística (PNL) lo expresa de un modo algo más elaborado a través de los llamados Niveles Neurológicos. Este modelo expresa los diferentes niveles que subyacen a toda conducta humana. Se tabulan mediante esta secuencia:

Transpersonal – Identidad – Valores/creencias – Capacidades – Conductas – Entorno.

El nivel transpersonal

Tiene que ver con la realidad (generalmente sutil) con la que nos sentimos partícipes. Tiene que ver con el sentimiento de pertenencia y puede obedecer a inclinaciones de tipo espiritual como otras más pragmáticas. En el segundo caso ejemplos pueden ser la familia, colectivos profesionales, sentimiento patriótico, social etc.

La Identidad

Es el núcleo esencial, esa parte que los zulúes reconocen como el ser bueno. No es tanto quién creo que soy, ni mucho menos el “yo social”. Este yo profundo que, por arriba, mantiene un vínculo con lo transpersonal es contaminado por las creencias y valores. Las creencias beben de las experiencias de referencia que van ocultando nuestro yo real. En Gestalt hablamos de los introyectos. Conformados por mandatos sociales, parentales y educacionales de todo tipo nos dicen “lo que se debe y no hacer”.

A esta identidad profunda, antes de la contaminación de las creencias, se dirige el “yo te veo”. Y también desde ese lugar se puede responder “Estoy aquí”.

 

Cuando olvidamos quiénes somos. El poder de la comunidad.

Yo te veo, el poder de la comunidad.

El ser en comunidad

Los errores que puede cometer un miembro de la comunidad son vistos como un grito de socorro. Una petición de ayuda de la identidad nuclear de la persona que ha “cometido” la irregularidad. La actitud de fondo es “te has portado mal pero en el fondo eres bueno”. De nuevo la diferenciación de los niveles comportamiento (“portado”), identidad (“eres”).

Entonces la comunidad se une a la persona para recordarle quién es. Lo colocan en el centro de un círculo y accionan un ritual. Algunas comunidades le cantan una canción especial, tal y como expuse en mi anterior artículo: Cultivar la presencia. Terapia Gestalt y autoconciencia. Y le recuerdan todo lo que hizo de bueno.

Los rituales obedecen a la peculiar idiosincrasia de cada cultura. Sin embargo son un modo simbólico de reconectar lo terrenal con lo sutil. La persona en sociedad con su núcleo esencial para que pueda aportar a la comunidad su don.

 

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

 

www.josepguasch.com

Anterior artículo relacionado: Cultivar la presencia. Terapia Gestalt y auto conciencia

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla

 

Gestalt, hipnosis y pnl en Sabadell

 

 

 

 

 

 

Yo te veo. La presencia en comunicación y terapia. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, hablar en público, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y Terrassa

 

BLOG


Maldito 2020. Fantasías gestálticas en tiempos de pandemia

Maldito 2020. Fantasías gestálticas con el Covid-19. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) Sabadell, Terrassa y online.

No es el año quien debe cambiar, somos nosotros

No es el año quien debe cambiar, somos nosotros.

La frase convencional es que «el 2020 no ha sido un año fácil»; el covid-19 emergió con una presencia inusitada. Quizás esperemos mucho del 2021, si bien la pandemia del coronavirus seguirá viva.

El presente artículo trata sobre esto, sobre este aparentemente “maldito 2020”. Y al final propongo un trabajo basado en las fantasías gestálticas . Empecemos por sentar unas bases.

No existe tal cosa llamada tiempo. Existe, eso sí, el transcurrir de los hechos y cosas en un orden determinado. Existe el envejecimiento celular y distintas configuraciones en los cuerpos. Existen los bebés, niñ@s, adolescentes, jóvenes, adult@s madur@s, seniles y el fin del ciclo. Y aun así, sólo son nombres que ponemos.

El tiempo, como concepto, es una herramienta que utilizamos para poner orden y referenciar los hechos.

La ficción del tiempo, vivir aquí y ahora, el presente en terapia gestalt.

Si hubiera sido posible viajar en el tiempo, probablemente hubiéramos evitado escuchar hasta la saciedad «resistiré»

Y dentro de esa ficción llamada tiempo, el calendario. Una herramienta útil para fraccionar el devenir de los acontecimientos y la experiencia. También para administrarnos y ponernos de acuerdo. Pero una herramienta que no es más que una fantasía útil.

Y digo esto porque una de las frases más escuchadas antes de las últimas doce campanadas fueron “maldito 2020”. O algo parecido. Cuando decimos “maldito 2020” estamos maldiciendo la herramienta de la herramienta que hemos creado… ¡Bonita forma de creernos, sin saberlo, que así la responsabilidad de lo que sucede es de una entelequia! Pero somos la humanidad los que hemos creado esta quimera…¡Y nuestra realidad!

Y ahora habrá quien me diga…. ¡pero si es broma!. Y está bien reírnos de lo que es nuestra peculiar forma de funcionar. Pero cuidado, no vaya a ser que de tanto ir el cántaro al río…. Se rompa. O lo que es lo mismo, no vayamos a creernos nuestras propias mentiras de tanto repetirlas.

Esta es una alucinante forma de proyectar nuestra responsabilidad, la de la humanidad, sobre un desvarío…. “Maldito 2020”.

La responsabilidad no es de un año en concreto, no es del invento sino del inventor. Sea como sea que nos posicionemos ante, por ejemplo, el covid-19, atendamos a lo que podemos hacer, reivindicar y reflexionar en profundidad. Luego podemos reírnos de nuestra locura. Pero no hagamos del humor un modo de suavizar nuestra responsabilidad. De poner «perfumería barata» a lo que huele como huele.

Fantasías gestálticas ante el “maldito 2020”. Un modo creativo de inspirarnos.

Ahora

Es tan sólo esto.
Ningún borrador ni manuscrito
sobreviven para poder especular,
porque los he quemado.

Ninguna edición tiene fecha,
no distingo las impresiones
no numero ni firmo las copias
de modo que lo que sostienes, coleccionista,
no lo apreciarás.

No pongas esto en tu anaquel, crítico,
porque el papel especial se desvanece en el aire.

Lee, eso es todo; ahora es el único momento
de tomar la hostia de nuestro sacramento
antes que desaparezca.

Esto es todo lo que hay.

(Peter Goblen)

Aprovechar las oportunidades que nos ofrecen las fantasías guiadas en gestalt.

Cualquier momento es bueno para hacer realidad algunos deseos…

El ahora y la responsabilidad acerca de nuestra experiencia, son dos temas nucleares en terapia gestalt. Nuestro continuum de conciencia sólo tiene sentido ahora y desde nuestra responsabilidad. Es, de algún modo, lo que este poema transmite. Además de entender el tiempo como una construcción, una fantasía. Nos invita a no ser “coleccionistas” del tiempo simplemente a vivirlo. Y vivirlo con responsabilidad, sin proyectarla sobre un “maldito 2020”, por ejemplo.

Antes de entrar en la práctica quiero compartir un poco de teoría para saber qué terreno pisamos. Poca, muy poca.

John O. Stevens, escribió una obra nuclear en terapia gestalt El darse cuenta. En ella nos habla de las tres zonas de nuestra experiencia.

1.- El darnos cuenta del mundo exterior.

Básicamente todo lo que percibimos del mundo exterior a través de los sentidos físicos. Lo que vemos, olemos, oímos, saboreamos, y tocamos.

2.- El darnos cuenta del mundo interior.

Aquí nos remite al mundo de las sensaciones que sentimos en el momento presente. Pueden ser tensiones y sensación de relajación. Temblor o incluso el correlato físico de una emoción (nudo en la barriga, “mariposas en el estómago”, presión en el pecho). Importante destacar que en este darnos cuenta del mundo interior nos remite a las sensaciones corporales, únicamente. Bien sea en el contacto con el exterior (sensación punzante de la palma de mi mano sobre un cepillo). Bien con el mundo interior (un repentino dolor de estómago)

3.- El darnos cuenta de la fantasía.

Un buen amigo mío habla de “hacer mayonesa” cuando se refiere a este mundo. También hay quien habla de la “centrifugadora”. Básicamente es la actividad mental más allá de lo que ocurre aquí y ahora. Justificaciones, sueños, imaginar, planificar, intentar adivinar, fantasear, proyectar en el futuro…

Es algo que no es cierto ahora, si bien pudiera tener su utilidad si lo utilizáramos correctamente…. Está bien elaborar un plan de acción proyectado al futuro para tener una guía. O bien prever un escenario ante unos hechos que se avecinan difíciles de gestionar.

Pero no siempre es así, no siempre «batimos adecuadamente la mayonesa». Creo que el mínimo sentido común nos advierte cuando la centrifugadora se pasa de revoluciones… Pero a veces, aun dándonos cuenta, nos cuesta desembarazarnos de la mayonesa. ¿Qué hacer entonces? Me remito a las palabras de Stevens.

«Y sin embargo dentro de esta fantasía hay una realidad encubierta. Puedo descubrir más de esta realidad si me concentro en mi fantasía y al mismo tiempo tomo conciencia de mis sensaciones físicas, percepciones y otras actividades mientras hago esto«

La locura del papel higiénico durante el confinamiento del coronavirus

La imaginación desbocada nos puede llevar a auténticas locuras, este ejemplo creo que nos suena a tod@s

Y de esto trata el trabajo que propongo. Ahondar, mediante una de las fantasías gestálticas en el “maldito 2020”. Y si me preguntas ¿para qué? 🙄 , simplemente te diré, pruébalo y recibirás alguna respuesta

 

Empezando con la fantasía gestáltica y el maldito 2020.

Esta modalidad de intervención se traduce básicamente en atender a nuestras fantasías personificándolas. Es decir, hacer como si fuéramos cada elemento importante en la fantasía. Bien sea que se trate de un objeto, animal, persona, paisaje… Lo que sea que acapare una representatividad importante. Desde ese lugar, hablamos, nos movemos, somos esa fantasía gestáltica. Nos la mostramos a nosotros mismos. A los niños se les da muy bien hacerlo.

Vamos a hacer como si el maldito 2020 nos hablara a nosotros directamente. Una forma de hacerlo es reservar un espacio para ocupar esa personificación. Por ejemplo una silla, un cojín, o incluso un papel o marca en el suelo. Y otro espacio para representarnos a nosotros.

Empezando con la fantasía gestáltica dirigida

Ocupa su «lugar», el «maldito 2020» tal y como tú lo entiendas.

  • ¿Qué corporalidad tienes? Gestos, postura, movimiento… ¿Cómo respiras? Adopta esta corporalidad, como si fueras (eres) el maldito 2020.
  • ¿Qué emociones y sentimientos te habitan en tu fantasía gestáltica?
  • ¿Qué piensas y cómo lo piensas? ¿En qué focalizas tu atención?

Estas son solamente algunas consignas. Siéntete libre para incorporar las que consideres oportuno. Puedes recurrir a tu niño interior libre para jugar a ser. Y cuando lo tengas plenamente incorporado….

  • ¿Qué le dices (como «maldito 2020») a ese otro lugar en el que está (tú)? Es decir a esa otra silla, cojín, señal en el suelo etc… que te representa a tí.¿Qué mensaje o aprendizaje transmites?
    Aprender a ver con perspectiva. Terapia Gestalt Sabadell

    Ver las situaciones con perspectiva….

Integrando el mensaje del maldito 2020

Cuando finalices, ve al lugar de tu yo. Recibe en silencio su mensaje, sea el que sea. ¡Tómate el tiempo necesario para sentir e integrar!. Es posible, aunque no aconsejable, posteriormente, entablar un diálogo. Pero cuidado, en tu fantasía gestáltica con el maldito 2020, no justifiques, no razones, no argumentes. No entres en la «mayonesa».

Estará bien, por ejemplo, pedirle aclaraciones sobre algo que pudieras no entender. Pero nada de argumentar, debatir, etc… Todo esto es enredo en este trabajo de terapia gestalt. Cuando el o los mensaje/s que te envíe los tengas claros, sólo recíbelos. Y si no estás de acuerdo, reserva un espacio en tu interior para mantenerlo en observación no crítica. Sólo observa y, si acaso, siente.

Sé pues el maldito 2020 habla por él y (desde tu yo)escucha lo que te dice. Reaprópiate de lo proyectado en él y probablemente aprendas algo.

Seguro que si lo que te dice en tu fantasía resuena estará bien. Y si es algo que no esperabas, no lo rechaces de entrada. Deja que repose el mensaje pues probablemente sea mejor aún.

Por supuesto, este ejercicio es mejor hacerlo con un terapeuta gestalt. De todos modos no pasa nada si lo haces solo. Lo peor que puede pasar es que te dé la sensación de haber perdido el tiempo. O quizás un hartón de reír.

Ah!! Y da igual si eres “conspiranoide”, “negacionista”, obediente hasta la médula de la sumisión. Da igual si te crees una parte de la historia y la otra no. O bien te crees la otra pero no la una. Nada malo te va a pasar si lo haces sol@. No vas a quedar poseíd@ por el espíritu del maldito 2020. Porque este ya está en nosotr@s que somos quienes lo hemos construido. Recibe, pues, a tu «amigo invisible».

El humor es un recurso terapéutico de primer orden.

El humor un recurso terapéutico de primer orden.

 

Hasta la próxima, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

Artículos complementarios: Fantasías dirigidas, y psicoterapia Gestalt , Continuum de conciencia y Terapia Gestalt, El Continuum de conciencia y el darse cuenta , Término medio y darse cuenta en Gestalt Terapia, Cultivar la presencia, terapia y auto conciencia

 

¿Estás interesado en la gestalt terapia?
¿Crees que te puede ser de ayuda?
Te invito a que leas este artículo ¿qué es la terapia gestalt?
O bien contacta conmigo sin compromiso. Consulta presencial en Sabadell y Terrassa, y online

Consulta de psicoterapia gestalt en Sabadell

Consulta de terapia gestalt online por skype

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

 

 

 

 

 

Maldito 2020. Fantasías Gestálticas con el Covid-19. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc…). Presencial en Sabadell y Terrassa, también online.

Gestalt transpersonal Sabadell

BLOG


Cultivar la presencia. Terapia Gestalt y auto conciencia

Cultivar la presencia. Terapia Gestalt y conciencia. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia online y presencial en Sabadell y Terrassa. (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior)

 

Cultivar la presencia con terapia gestalt, consulta en Sabadell

La conciencia nos ofrece un reflejo de lo de exterior en lo interior.

Un aspecto importante de cualquier transición terapéutica es tomar conciencia de nuestras necesidades, carencias y virtudes… Para ello todo proceso conlleva implícita una finalidad que puede parecer algo difusa, yo la llamo cultivar la presencia. Por supuesto, la intención puede estar puesta en otro objetivo, pero sin cultivar la presencia es virtualmente imposible alcanzarlo. Esto es especialmente importante en terapia Gestalt.

Se trata de una forma consciente de habitar nuestra autenticidad, el ser que realmente somos. Sin embargo este cultivar la presencia tiene dos caras, dos aspectos. La conciencia de nosotros mismos y el saber del otro. En toda sociedad ambos aspectos están interrelacionados. Ser consciente de mí es también tener conciencia del y l@s otr@s con l@s que convivo. Del mismo modo sabernos presentes (o conocidos, respetados, valorados) en los demás alimenta nuestra conciencia. No somos islas.

Y hay unas cualidades implícitas en el ser que está en este mundo, desde este lugar. Apertura, conciencia, habitar en el presente, aquí y ahora, aceptación (no resignación), no juicio ni crítica…entre otras. Curiosidad (no chismorreo ni cotilleo), compasión (no (auto) conmiseración…) son otras cualidades importantes.

 

Cultivar la presencia, empecemos sabiendo cómo la vamos perdiendo.

Nada hay más puro e inocente que un bebé. Sin embargo esa pureza necesita un aprendizaje para adaptarse a la sociedad y crecer en ella.

A su vez, este aprendizaje va construyendo un yo social con el que enmascaramos aspectos nuestros. Algunas veces tratamos de encubrir rasgos necesarios para vivir en sociedad. Otras veces tienen que ver con costumbres sociales, familiares etc. Es un tema sobre el que hay mucho a debatir. Sin embargo, bajo una perspectiva terapéutica lo que sabemos es que nuestra autenticidad, nuestro ser profundo, va quedando sepultado. Y, lo que es peor, muchas veces ni siquiera tenemos conciencia de ello.

Los mandatos sociales nos encierran en una cárcel, la del ideal del yo. Y nuestra presencia va siendo sepultada. Creamos un personaje social con el que recorremos el camino inverso a cultivar la presencia. Y con ello perdemos auto conciencia.

Desde la terapia gestalt hablamos de los mecanismos de defensa. Y si bien este artículo no va en esa dirección echaremos una breve ojeada sólo como ejemplo:

Introyección.

Desde muy pequeños vamos “tragando” los mandatos sociales, educacionales y especialmente los parentales. “Esto no se toca”, “esto no se hace”, esto no se dice”. Hablamos de los introyectos como esos mandatos que recibimos y que, dada nuestra vulnerabilidad, ni siquiera cuestionamos. Suelen aparecer en forma de “Debería” “tendría que…” “No debo…”, “No puedo…”

Todas esas normas introyectadas nos hablan de qué podemos hacer y qué no. Así ya tenemos un primer muro que nos aparta de nosotros.

Proyección

Lo que no me permito expresar o hacer en virtud del material introyectado, lo veo en los demás. Y como suele ser un material inconsciente genera en mí una animadversión desproporcionada hacia la otra persona. Por ejemplo, de pequeño me dicen que no se puede bostezar en público. De mayor hago amistad con alguien que bosteza sin complejos. Entonces le empiezo a tener una manía que hasta yo mismo puedo (conscientemente) entender como desproporcionada. Esto es algo que oigo mucho en consulta: “Le tengo a X una manía brutal y no entiendo por qué”. Este mecanismo de evitación ya fue formulado por el psicoanálisis, sin embargo la terapia gestalt lo asume también como propio

Retroflexión

Mecanismos de defensa en terapia gestalt, consulta en Sabadell

La historia familiar en los mecanismos de defensa.

Alimentar esta animadversión desproporcionada desconcierta. Y aparece nuestro santurrón interno («¡Ay qué cosas digo, pienso», etc…! «Esto no se dice, no se piensa…» ).

Esta mala conciencia que despierta el “santurrón” interno (otro introyecto) estimula sentimientos de culpa. De tal manera que lo que no me atrevo a hacerle (reñirle, insultarle, pegarle, etc…) me lo hago a mí. Entonces me maltrato, somatizo, me dejo, no duermo, fumo, me drogo…. Etc….

Llegados a este punto nuestra esencia se ha visto zarandeada por tres mecanismos.

Confluencia

Otro mecanismo que se revisa en terapia gestalt es el de la confluencia. Básicamente vivo la vida de otra persona, olvidando mis necesidades. Confluyo cuando, vivo en el: ¿Qué te hace falta, qué quieres, que necesitas..?. ¿Quieres algo más de esto, de aquello, quieres que haga algo por ti, te puedo ayudar en algo…? Hago un especial hincapié en el vivo en el (otro)… y, como consecuencia, me olvido de mí…. Por supuesto es saludable ayudar, ser colaborativo, solidario etc… Sin embargo, el confluente se olvida de sí mismo, de sus propios límites. Está siempre presente en los demás… y nunca en sí.

Estos son solo algunos ejemplos de lo que en Terapia Gestalt, conocemos como mecanismos de evitación. Evitan el contacto con lo que es real de nosotros mismos, emociones, necesidades, dolor, lo que nos abruma… Cultivar la presencia nos ayuda a establecer ese contacto necesario con lo que es real en nosotros. Y de paso nos sirve para poner más conciencia intrapersonal por una parte e interpersonal por la otra. Dicho de otra manera, conciencia de mí y de los demás.

 

Cultivar la presencia, la auto conciencia.

Para cultivar la presencia con apertura y curiosidad, antes debemos conectar con una parte nuestra que no juzgue, que no etiquete, que no valore… en definitiva, las cualidades descritas en el primer párrafo de este artículo. Para llegar a este núcleo más profundo de la propia conciencia existen varias formas de trabajo. Yo utilizo una combinación que incluye Terapia gestalt, PNL, coaching transpersonal y trance generativo.

Seguiré en otro artículo con este aspecto del trabajo de la conciencia desde la terapia gestalt, PNL y trance generativo. Ahora te propongo trabajar con el hemisferio derecho. Cultivar la presencia desde lo narrativo.

En el libro “El Viaje del héroe” Dilts y Gilligan recuerdan las palabras de Marta Graham:

“Hay una vitalidad, una fuerza de vida, una aceleración que se traduce en acción a través de ti, y como siempre y en todo momento sólo hay un tú, esta expresión es única. Si la bloqueas, nunca se manifestará por ningún otro medio y se perderá. El mundo no la tendrá. No depende de ti determinar lo buena que es, ni si es mejor o peor que otras expresiones. Tu tarea es mantener el canal abierto.” (Marta Graham)

 

Malidoma Somé, en su libro: “De Agua y Espíritu” describe cómo en su cultura creen firmemente que venimos a este mundo con un don. Algo a compartir con la sociedad. Algo para lo que debemos «mantener el canal abierto»

 

¿Cuál es la canción de tu conciencia?

Canción del alma e identidad profunda.

Canción del alma y misión personal

En modo parecido, la poeta africana Tolba Phanen, nos relata una práctica iniciática realmente sorprendente para nuestra cultura occidental.

En su tribu, cuando una madre va a dar a luz, las mujeres se reúnen con ella en un lugar apartado del bosque. Juntas rezan y meditan para dar la bienvenida a ese nuevo espíritu. Cuando, finalmente, esa nueva conciencia encarna, alguna de las mujeres presentes empieza, apenas, a murmurar un sonido. A esa música incipiente se le van uniendo las mujeres del círculo. Sintiendo ese nuevo espíritu que acaba de encarnar. El Ritual culmina cuando finalmente se dibuja una canción. Una canción única para ese bebé. Una manera de cultivar la presencia de este recién nacido. Te invito a ver este corto vídeo explicativo:

Esa canción es el regalo que el recién nacido escuchará una y otra vez. A lo largo de los diferentes momentos de su vida, en los diferentes tránsitos. En sus aniversarios, en la iniciación a la juventud, madurez, paternidad. Y finalmente en su muerte. En ese momento, su canción es cantada por última vez, llevándose con su espíritu esa melodía.

Cultivar la presencia, recordar quiénes somos.

Sin embargo hay algo aún más hermoso en esta ceremonia. Y es que cuando esta persona, ya en su edad adulta, comete algún acto en contra de la comunidad no le castigan, ni siquiera le reprenden. Le colocan en el centro de un círculo, le rodean y le cantan su canción.

Es una forma de cultivar la presencia de su espíritu. De recordarle quién es incluso cuando no acierta a serlo. Le recuerdan que es un hijo de la tierra y que su alma es única y tiene una misión.

Para finalizar, indicarte que seguiré en otro artículo con este tema. Entre tanto te invito a dejar que aparezca….

Y tú, ¿cuál es tu canción?

www.josepguasch.com

Artículos relacionados: El continuum de conciencia y el darse cuenta, Continuum de conciencia y Terapia Gestalt, ¿Qué es la conciencia? El liderazgo del alma. Coaching generativo, Terapia gestalt en Sabadell, Lo transpersonal, Maldito 2020. Fantasías gestálticas en tiempos de pandemia.

Siguiente artículo relacionado muy especialmente: Yo te veo. El poder de la presencia en la comunicación y en terapia y también… Al cumplir los sesenta. Un sendero de vida

 

¿Te ha interesado el artículo y te gustaría a emprender un proceso personal?
Consulta presencial en Sabadell y Terrassa y online
Haz clic en la imagen y recibirás informació gratuita y sin compromiso.
Terapia gestalt transpersonal en Sabadell
Terapia transpersonal online

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

 

 

 

 

 

Cultivar la presencia. Terapia Gestalt y conciencia. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia online y presencial en Sabadell y Terrassa. (Ansiedad, hablar en público, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…)

Benestar emocional y optimismo con psicoterapia y coaching, en Sabadell

BLOG


Tratamiento para la depresión, con Gestalt, Hipnosis y PNL

Tratamiento para la depresión online y presencial. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de psicoterapia presencial y online para estados depresivos. (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

Tratamiento para la depresión en Sabadell

Sentirse superado por los hechos, un modo de adentrarse en la depresión

En mi artículo sobre El trastorno depresivo y la ansiedad, Ver Artículo expuse que ambos comparten un mismo origen. Sentirse abrumado por experiencias que la persona cree que la desbordan.

La respuesta en la ansiedad es anticiparse (en lo que casi siempre se fantasea), preocuparse y agitarse. En la respuesta depresiva está el encerrarse y aislarse.

Hoy hablaremos sobre el tratamiento de la depresión y, por supuesto, líneas maestras para enfrentar la respuesta depresiva. Pero antes quiero aclarar una cosa:

La anterior definición solamente afecta a dos tipos de trastorno depresivo, las depresiones exógenas y las noógenas. Puedes encontrar la definición de ambas en el siguiente artículo: La sombra del alma. Cuando la vida no tiene sentido.

Pues existe otro tipo de depresión (endógena) que es debida a desequilibrios hormonales y de neurotransmisores. No aparece como una respuesta a situaciones vitales. El tratamiento para la depresión endógena debe incluir (por lo menos al principio) tratamiento médico adicional al psicoterapéutico.

En cualquiera de los tres casos, la buena noticia es que la depresión se cura. Difiere en algo el proceso pero es posible salir de la depresión.
En el tratamiento para la depresión atiendo especialmente a las necesidades de cada persona en concreto. No hay nadie igual por lo que no trato con protocolos estándar. En función de cada persona suelo utilizar seis modalidades de intervernción:

Terapia Gestalt, PNL, Hipnosis, Análisis transaccional, Focusing.

Tratamiento para la depresión. El clima emocional del deprimido.

La emoción básica que afecta al deprimido es la tristeza. Pero

Tratamiento de la depresión en Sabadell

El clima emocional sombrío es una característica del estado depresivo.

esta tristeza invade de tal manera que afecta a la motivación, incluso por vivir. Aparecen, pues, la desgana, apatía, falta de energía, baja autoestima, ausencia de esperanza, pesimismo… El trasfondo emocional puede ser tan sombrío que incluso incluya ideas suicidas.

Sin embargo, es cierto que todos podemos pasar por momentos tristes. Sin embargo la respuesta depresiva se caracteriza por una estabilización permanente en el clima emocional de la persona. Puedes ver siguiendo el siguiente enlace las diferencias entre tristeza y depresión: Ver artículo

Es importante conocer esta diferencia para no caer en falsos alarmismos. La tristeza es una emoción básica y saludable cuando es expresión de la retirada para asumir una pérdida. Solamente si se instala definitivamente en la persona podemos empezar a pensar en un tratamiento para la depresión.

Síntomas del trastorno depresivo.

Si bien trataré en otro artículo los síntomas físicos y psicológicos de la depresión, añado algunos a título orientativo:

  • El deprimido siente que ha perdido la energía, y con ella la motivación incluso para vivir.
  • La capacidad de disfrute ha desaparecido dejando lugar a una apatía profunda.
  • El diálogo interno es negativo y pesimista.
  • La persona deprimida puede padecer trastornos del sueño.
  • También son habituales los trastornos alimentarios en ambos extremos. Desde una desgana extrema a los atracones compulsivos.

Síntomas de la depresión, psicoterapia en Sabadell

Los síntomas de la depresión

En general los síntomas depresivos tienen un punto central, tristeza con apatía y falta de energía. Por este motivo, en ocasiones, se ha considerado al deprimido como una persona indulgente y débil de carácter.

Sin embargo se ha demostrado que el cerebro de la persona deprimida muestra alteraciones evidentes:

  • Por un lado el segmento prefrontal izquierdo de la corteza cerebral evidencia una alta actividad en el flujo sanguíneo. Esto es sintomático de los pensamientos negativos característicos.
  • La hipófisis también evidencia un anormal flujo sanguíneo en periodos depresivos.
  • Bajos niveles de serotonina (la hormona de la felicidad)
  • Asimismo se detectan bajos niveles de ciertos neurotransmisores como la dopamina (precursor, de la norepinefrina)

Tal y como he indicado antes, utilizo diferentes modalidades de intevención en psicoterapia. Terapia Gestalt, hipnosis, PNL, análisis transaccional y focusing. Siempre en función de cada persona. A continuación las características de cada terapia, en concreto las tres primeras, en el tratamiento para la depresión.

Tratamiento de la respuesta depresiva con terapia Gestalt

La terapia Gestalt considera que tratamos con personas que tienen un problema, no que son un problema. Así, por ejemplo, preferimos hablar de una persona con síntomas de depresión antes que de alguien depresivo. Mantenemos el marco holístico de la persona como un ser único e individual.

No somos partidarios de “estandarizar” con protocolos el tratamiento para la depresión. Creemos que cada persona puede salir de la depresión utilizando sus propios recursos. Y cada uno de nosotros tenemos creencias, criterios y capacidades sutil o radicalmente distintas.

Por otro lado preferimos hablar de respuesta depresiva frente a depresión. Este término no cosifica el trastorno depresivo como si fuera algo ajeno a la persona y que, en algún momento, “la posee” (metafóricamente hablando). Por otro lado reubica la responsabilidad del proceso de salir de la depresión en la persona.

 

Algunos elementos que la terapia Gestalt contempla en el tratamiento para la depresión

Cada uno de los apartados siguientes se consideran como posibilidades a contemplar, en la valoración gestáltica. Básicamente se trata de identificar las áreas que deben ser atendidas en esa persona. A partir de ahí establecer un plan de acción.

Refrenar el impulso a la acción.

Este mecanismo, en terapia Gestalt, es llamado retroflexión. Provoca que la persona se haga a sí misma lo que no se atreve a exteriorizar. La acción deseada es bloqueada y la energía se vuelve contra ella misma. De este modo el retroflector puede volverse en el peor enemigo de sí mismo. Así, por ejemplo, si a menudo refrenamos nuestros impulsos para defendernos ante los ataques ajenos, esa energía puede volverse en nuestra contra en forma de agresión. El resultado es que nos agredimos, bien sea verbalmente o incluso físicamente.

Las somatizaciones son uno de los resultados finales de la retroflexión. Así son típicos los síntomas como cefaleas, dolor de estómago, úlceras, migrañas… Por supuesto no es así en todos los casos, pero conviene tenerlo en cuenta. Especialmente si no se identifica causa alguna que provoque estas molestias.

El suicidio es el ejemplo extremo de la retroflexión.

 

La importancia del apoyo relacional

Importancia del apoyo de amistades y personas queridas en la depresión

Importancia del apoyo relacional en la depresión.

Entendemos por apoyo como los recursos a nuestro alcance para salir de una situación difícil. En el caso del tratamiento de la depresión el apoyo relacional (amistades, parientes…) es de vital importancia.

La persona deprimida ha perdido, por un lado, la capacidad de relacionarse. Por otra parte parece dar poca importancia a las relaciones. Pero no solo eso, en no pocas ocasiones, teme “ser vista”. Y en este “ser vista” incluyo la expresión de sus sentimientos de dolor, tristeza y pérdida.

 

Asuntos pendientes

Una de las creencias más devastadoras para el deprimido es su sensación de incapacidad para salir de la depresión. A menudo esta creencia está basada en experiencias anteriores que no se cerraron adecuadamente a nivel emocional. Pueden ser, por ejemplo, traumas, duelos, pérdidas (de empleo de estatus social, de una amistad…)

Esto genera una sensación de inadecuación personal en primer lugar. Y en segundo lugar unas expectativas negativas con respecto al mundo y los demás. Como resultado la esperanza, tan necesaria para enfrentar estos procesos, se ve diluida. En mi artículo sobre el trastorno depresivo y de ansiedad adjunto algunos consejos para mantener la esperanza. Ver aquí el artículo.

Trataré en otro artículo más ampliamente el tratamiento de la depresión con terapia Gestalt. De momento valga decir que la Gestalt terapia genera un efecto vivificador en el cliente.

 

Tratamiento para la depresión con PNL

El tratamiento de la depresión con programación neurolingüística tiene algunos puntos en común con la terapia Gestalt. Uno de ellos es el concepto aceptación y responsabilidad, he anexado enlace al artículo para no repetirme

De la Gestalt también recoge el cómo se vive una experiencia más que el qué de la misma. La PNL derivó de esto, el trabajo con las submodalidades. La forma en que las experiencias son registradas y vividas (o revividas) en nuestro cerebro. Así, por ejemplo, no se vive del mismo modo un recuerdo registrado en color que en blanco y negro.

Como esta existen muchas otras posibilidades. Así, no son gratuitas expresiones como “lo ve todo muy oscuro” o “tener una mochila pesada”, “una vida sórdida” (etimológicamente sucio o con manchas)” etc.

Anexo, como antes, enlace a un artículo de mi blog que amplia este concepto: El trabajo con submodalidades

 

La PNL y la intención positiva

La importancia del beneficio secundario en el tratamiento de la depresión, consulta en Sabadell

Respetar y mantener la intención positiva de la depresión.

Existe una presuposición básica en PNL, a saber: “Toda conducta tiene (o alguna vez la tuvo) una intención positiva. Es difícil, cuando por primera vez se escucha esto, aceptarlo. Sin embargo esta presuposición va de la mano de otra: «En cada momento lo hacemos lo mejor que sabemos y podemos según nuestro modelo del mundo

A veces, estas estrategias se congelan y repiten indefinidamente a pesar de que fueron útiles en su momento. Incluso es posible que hayamos desarrollado habilidades más que suficientes para enfrentar, ahora, esta situación que vivimos en el pasado. Y, por supuesto, hacerlo de un modo más creativo, pero…. ¿conoces esta historia de un elefante?

Dicen que el domador de un circo recogió un elefante bebé. Para empezar a amaestrarlo lo ató a una estaca clavada en el suelo. Como el elefante era muy pequeñito no tenía fuerza suficiente para arrancar la estaca. Lo intentó una y mil veces, pero aún era pequeño para conseguirlo. Así pasaron los años, el pequeño elefante se transformó en un elefante adulto con el tamaño y la fuerza propia de su edad. Sin embargo, siguió toda su vida atado a esa pequeña estaca, sin atreverse a arrancarla. Y todo porque, de muy pequeño, no pudo hacerlo.

Aprendió a creer que era imposible arrancar la estaca de muy pequeño, y así siguió de mayor.

Del mismo modo, algunos niños pequeños aprenden formas de llamar la atención. Así, en algunos casos, una depresión puede ser (aunque no siempre lo sea) una forma de llamar la atención.

En mi artículo El principio de intención positiva en PNL amplío este concepto.

 

El tratamiento de la respuesta depresiva con PNL y la Transformación Esencial.

Es importante tener presente que esta intención positiva, también llamada beneficio secundario en otras escuelas terapéuticas, no siempre obedece a una intención consciente. A menudo son estrategias profundamente arraigadas en el subconsciente.

Connirae & Tamara Andreas, desarrollaron el proceso llamado La Transformación Esencial. En este llevaron el concepto de intención positiva de la PNL a su máxima expresión. Esta modalidad permite, partiendo del síntoma o síntomas, conducir al núcleo mismo del Ser. Y esto lo hace a través de los llamados estados esenciales.

Se trata de estados internos subjetivos dotados de una profunda comprensión. Desde esta comprensión el síntoma es aceptado e integrado de tal modo que es completamente transformado.

 

Los virus mentales de la depresión

Terapia de virus mentales en Sabadell

La terapia de virus mentales se utiliza contra la depresión

Robert Dilts, uno de los actuales “gurús” de la PNL desarrolló el concepto “Virus mental”. Lo definió como una parte nuestra que se desconecta tanto de nuestras intenciones conscientes como de las inconscientes. De tal modo que adquiere “vida propia” así como una intencionalidad completamente incomprensible y falta de coherencia.

Posteriormente Donald Lofland desarrolló el trabajo con los virus mentales. Disecciona la depresión como la superposición de dos tipos de virus mentales, el desencadenante complejo y el restrictivo.

Resumiendo mucho, los desencadenantes funcionan bajo la premisa de la asociación de ideas. Así un estímulo es asociado a una conducta o estado interno. Cuando esta asociación se perpetúa en contextos en los que no cumple con una función útil se desvincula de su función inicial y aparece el virus.

El virus restrictivo está íntimamente relacionado con la culpa. En su estructura previa está sostenido por guiones internos restrictivos del tipo: “No puedo”, “me cuesta mucho”, “no debería”, “tengo que”. Afectan a un núcleo muy profundo de la identidad y, generalmente, responden a mensajes parentales introyectados.

La ventaja del trabajo con los virus mentales es su claridad de formulación y pragmatismo.

 

Tratamiento para la depresión con Hipnosis

Terapias con hipnosis en Sabadell

La depresión puede tratarse con hipnosis

El tratamiento de la depresión con hipnosis adopta tres orientaciones básicas.

1.- Por un lado identificar las experiencias vividas como dolorosas y que permanecen improntadas en el subconsciente. Adquieren la relevancia de “experiencias de referencia” que son evocadas una y otra vez como un eco ante estímulos externos que, aparentemente, no tienen nada que ver.

El trabajo siguiente consiste en reimprontar (con o sin hipnosis) esas experiencias. Este trabajo de reimpronta es una resignificación que da otro sentido y dirección a lo vivido, inicialmente, como algo traumático.

2.- El tratamiento de la depresión con hipnosis recurre regularmente a la sugestión. Esta es una segunda forma de trabajo. No la recomiendo no obstante si no es en cooperación con la anterior línea de trabajo e investigación o bien con la siguiente.

3.- El trabajo con el trance generativo, también llamado hipnosis ericksoniana. Supone un avance significativo mediante el cual se establece un diálogo y cooperación entre el consciente y el subconsciente.

El subconsciente, así entendido, no es solamente un receptáculo de experiencias más o menos dolorosas. Puede ser, también, una fuente de inspiración, significado y recursos. La hipnosis en el tratamiento de la depresión facilita esta colaboración

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo,

www.josepguasch.com

¿Padeces de depresión o ansiedad y quieres sentirte liberad@?
¿Necesitas un tratamiento personalizado o más información?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!

¡Clic para visitas presenciales! Y También visitas online por Skype

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Enlace a página de contacto.

Psicoterapia y coaching online

Anterior artículo relacionado: La sombra del alma. Cuando la vida no tiene sentido

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

Si conoces a alguien que pudiera estar interesado, en esta información, siéntete libre para compartirla.

 

Icono de facebook, Josep Guasch, coaching y psicoterapia, consulta en Sabadell

 

 

 

 

 

Tratamiento de la depresión, online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de psicoterapia online y presencial (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, cómo hablar en público, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y Terrassa

Creencias limitantes en la ansiedad y la depresión, tratamiento y terapia en Sabadell

BLOG


El trastorno de ansiedad y la depresión, terapia gestalt y PNL.

La ansiedad y la depresión, trastorno de ansiedad y depresión, tratamiento online y presencial. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

La ansiedad y la depresión, consulta de psicoterapia en Sabadell

El trastorno de ansiedad y la depresión, a veces aparecen conjuntamente.

Por extraño que pueda parecer, el trastorno de ansiedad generalizada y la depresión comparten un mismo origen. En ambos casos se trata de una respuesta a circunstancias que parecen sobrepasar la capacidad del sujeto. Sin embargo las estrategias en el tratamiento pueden diferir por cuanto:

  • En el caso de la depresión los sintomas gravitan en la respuesta a aislarse, retirarse… (respuesta depresiva)
  • En el caso de la ansiedad los síntomas se centran en preocuparse, hiper-movilizarse, agitarse… (reacción de ansiedad). Fantasear en un futuro catastrófico. De aquí la importancia de la terapia gestalt y su insistencia en el presente.

En ambos casos puede existir una desesperanza en cuanto a la capacidad de adaptarse creativamente a las circunstancias. Por supuesto, en ambos casos, también, un trasfondo de creencias y actitudes limitantes y poco realistas. Ambas líneas de trabajo se contemplan en el tratmiento de la ansiedad y la depresión. Veamos algunos elementos en común que marcan la línea de la terapia en términos generales.

Mantener viva la esperanza y la curiosidad

El trastorno de ansiedad y la depresión suelen conducir a una actitud desesperanzada, como si «no tuviera arreglo«. Focalizarse excesivamente en los síntomas como una serie de problemas a resolver agrava más el problema. ¿Qué hacer entonces? ¿Por dónde empezar el tratamiento?

Mantener la esperanza es importante en cualquier proceso de psicoterapia, terapia en Sabadell
Aprender a mantener la esperanza es vital en el proceso.

Mantener viva la esperanza es importante en el trastorno de ansiedad y depresión como en cualquier otro proceso psicoterapéutico.Este será un primer paso en la terapia.

Algunas ayudas pueden ir muy bien como compartir con grupos en los que se van verificando, no solo avances, sino también recuperaciones. En este sentido neuróticos anónimos es una alternativa clásica de terapia en grupo.

Existen otras posibilidades con grupos online, como «la ansiedad se cura, un mensaje de esperanza«.

Algunos consejos adicionales para mantener la esperanza pueden ser:

  • Formúlate una imagen de ti mismo sin ansiedad y/o depresión. Ahora, en positivo… ¿Cómo te defines, cómo te ves, qué te dicen los demás, cómo te sientes? Hazlo como si lo vivieras ahora.
  • Evoca esta imagen, con todos los sentimientos asociados, cada día. Es tu objetivo. Obviamente no vas a conseguirlo de un día para otro. Pero cuando a la mente le damos una dirección, los recursos creativos emergen más fácilmente.
  • Haz ejercicio físico. El ejercicio ayuda a tu cuerpo a segregar serotonina (la llamada hormona de la felicidad).
  • Mantener los niveles de serotonina altos nos ayuda a estar más optimistas y alegres. Aunque tengas un trastorno de ansiedad y depresión, puedes conseguirlo por vías indirectas. Te sugiero que leas este artículo:

    Cómo aumentar nuestro nivel de serotonina de manera natural: 8 consejos

  • Elige tu entorno. Rodéate de personas con las que puedas hablar, compartir, reír.
  • Y, sobre todo, mantener alto el sentido del humor. El sentido del humor ayuda a relativizar nuestros problemas, es una gran teapia y es de gran ayuda.
  • Si ves que nada te trae algo de humor, dedica cada día un espacio de tiempo a reír. Bien sea viendo un programa de humor que te guste, leer chistes. O, si puedes, mejor aún, apúntate a un taller de risoterapia.
  • Dedica un tiempo a algún hobby que te guste y traiga una aire nuevo a tu vida.
  • La creatividad es un recurso excelente cuando «todo va mal». Dedícate a algo que haga surgir tu creatividad. Y si ves que estás muy bloquead@, prueba con la Arterapia.
  • A título personal, y por haberlo leído y practicado con inmejorables resultados te recomiento un libro: «La resiliencia» de Al Siebert. Plantea un programa en cinco etapas y con ejercicios prácticos que te ayudarán a «construir en la adversidad».

Hasta aquí unos consejos prácticos para mantener la esperanza durante el tratamiento de un trastorno de ansiedad y depresión.

Sé curios@, explora el mensaje del trastorno de ansiedad y depresión.

Curiosidad y esperanza para superar la ansiedad y depresión, consulta en Sabadell

La curiosidad nos ayuda a estar vivos y presentes

Podemos aprender a descubrir en los síntomas un mensaje de problemas no resueltos o necesidades no satisfechas. El principio de intención positiva favorece una actitud de curiosidad acerca de lo que subyace al síntoma. Dicho principio dice que detrás de toda actitud y conducta existe o existió en su momento, una intención positiva. En el siguiente enlace puedes ampliar este concepto: El principio de intención positiva , PNL y necesidades no resueltas.

Un tipo especial de intención positiva es la de la “ganancia secundaria”, especialmente en procesos largos. Así, por ejemplo, recibir una atención, cuidado y cariño especiales, no ir a trabajar, llamar la atención… En general estas ganancias secundarias y las necesidades no satisfechas, actuarán a modo de resistencia al cambio. El tratamiento se centrarán, pues, en la atención a los sintomas de esta resistencia. Y, por supuesto, acompañará a la terapia conseguir una solución más creativa para satisfacer estas necesidades. Por supuesto, no ya como síntomas neuróticos, sino como ajustes creativos a la realidad.

Por supuesto, valorar también los pequeños avances, aun cuando, todavía, no sean suficientes, es importante. El psicoterapeuta, desde una visión más objetiva, puede ayudar activamente a descubrir estas mejoras. Este es un aspecto importante en la terapia. A menudo, el cliente, no es consciente de las mejoras en su salud mental y disminución de síntomas.

La ansiedad y la depresión, priorizar el proceso personal al diagnóstico

Buscar información acerca de un malestar es algo normal. Pero cuidado donde se busca la información. Es frecuente indagar en internet y encontrar respuestas de todo tipo. A algunas personas encontrar un diagnóstico parece calmarles, como si al encontrarlo descartaran tener algo «raro». Sin embargo tanto la PNL como la Terapia Gestalt enfatizan la unicidad de cada persona, en primer lugar. Y, en segundo lugar, entender que el trastorno de ansiedad y la depresión son procesos en curso. La terapia, en ambos casos, no se limita a un tratamiento basado en protocolos.

Fritz Perls animaba a sus clientes a decir, «yo me deprimo» , en vez de «tengo depresión«. Iba a veces un poco más allá «yo me deprimo a mí mismo«. Probablemente pueda parecer un enfasis rebuscado, pero es esencial entender que la ansiedad y la depresión nos las provocamos nosotros mismos. Por supuesto que, en la mayoría de los casos, sin una intención consciente, pero la responsabilidad es solamente del afectado.

Las nominalizaciones de la PNL y el diálogo interno en la ansiedad y la depresión

¿Tengo ansiedad respondo con ansiedad?, consulta de psicoterapia para la ansiedad en Sabadell

No es lo mismo «tener ansiedad o depresión» que «una respuesta depresiva o de ansiedad»

En esta misma línea la PNL habla de las nominalizaciones como el proceso de sustituir un verbo por un sustantivo. Así, por ejemplo, «depresión» es una nominalización de «me estoy deprimiendo». Esto que pudiera parece poco relevante no lo es si tenemos en cuenta el impacto que en nuestras representaciones internas tienen un verbo y un sustantivo. Un verbo es algo en curso, susceptible de cambiar… y mejorar. Y precisamente por ser algo en curso, existe un sujeto responsable de ese cambio.

¿Cómo o qué hago (yo) para reaccionar con una respuesta depresiva o de ansiedad?

Por supuesto en este «cómo o qué hago» existe una toma de conciencia en la que ayuda el psicoterapeuta. Así, la terapia ayuda a la toma de conciencia del cliente y a desarrollar sus propios recursos. Y no es un tratamiento en el que alguien recomienda algo en el que la persona adopta un rol pasivo.

Un sustantivo es algo pétreo, inmodificable, el impacto sutil es pues muy diferente. Con la nominalización el posicionamiento interno es algo así como:

Me pasa esto (como si no fuera conmigo la cosa) porque algo (depresión o ansiedad) se ha instalado en mi interior”

Por supuesto que no es un diálogo interno consciente ni consentido, pero sí revela y construye.

Por eso, a menudo, hablamos más de respuesta depresiva o de ansiedad en vez de trastorno de ansiedad y depresión. Pues son, precisamente eso, respuestas de la persona a situaciones vitales que no sabe manejar.

Identificar las creencias limitantes en la ansiedad y la depresión.

El impacto de una creencia limitante no se traduce solo en una formulación lingüística. Afecta al modo en que gestionamos nuestra experiencia interna. Así, si decimos «lo veo todo negro» (respuesta depresiva), estamos por un lado generalizando («todo» es «TODO«) y por otro quitando luz y vida a nuestras imágenes internas. Restando vitalidad a nuestra experiencia de vida.

Algunas creencias perturbadoras que provocan ansiedad son del tipo:

  • Como no sé hacerlo perfectamente, no lo hago.
  • Si me alejo de casa y me pasa algo malo no podré volver.
  • Cuando digo lo que pienso me critican.
  • Si dejo de preocuparme va a ocurrir algo malo.
  • Si me lanzo a hacerlo, me equivocaré…

En general a la ansiedad y la depresión les acompaña una baja autoestima. Y de esta desvalorización se nutre toda una gama de creencias limitantes y perturbadoras. La terapia, basada en la psicología humanista, se dirige a una toma de conciencia del cliente. De este modo aprende a tomar conciencia de sus necesidades, creencias y actitudes internas. No es, pues, un tratamiento basado en etiquetas y protocolos. Tanto la terapia Gestalt como la PNL hacen un especial énfasis en atender a los síntomas como la manifestación de necesidades no resueltas.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Anteriores artículos relacionados: Tratamiento de la ansiedad con terapia Gestalt. Psicoterapia humanista., Ansiedad, psicoterapia en Sabadell con gestalt, hipnosis y pnl
Siguiente artículo relacionado: Síntomas de la ansiedad y técnicas para gestionarla.

¿Quieres mejorar tu calidad de vida y bienestar?
¿Necesitas sentirte libre definitivamente de la ansiedad o la depresión?
¿Necesitas un tratamiento personalizado o más información?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!

¡Clic para visitas presenciales! Y También visitas online por Skype

Tratamiento de la ansiedad en SabadellTerapia ansiedad online

 

Facebook Josep Guasch, coaching y psicoterapia

La ansiedad y la depresión, trastorno de ansiedad y depresión, tratamiento online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coachingy psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, etc…) en Sabadell y Terrassa

Tratamiento para la ansiedad en Sabadell, Josep Guasch, coaching y psicoterapia

BLOG


Tratamiento de la ansiedad con terapia Gestalt. Psicoterapia humanista.

Tratamiento de la ansiedad con terapia Gestalt, online y presencial. Trastorno de ansiedad generalizada. Josep Guasch, coaching y psicoterapia (Gestalt, PNL, Hipnosis, Análisis transaccional, terapia fatiga pandémica Covid-19), consulta en Sabadell y Terrassa.

Terapia para el trastorno y ataque de ansiedad, en Sabadell

El ataque de ansiedad se caracteriza, entre otros síntomas, por una sensación de haber perdido el control de la propia vida.

La definición que, del trastorno de ansiedad, hace la escuela de la terapia Gestalt, tiene que ver con la huida de la experiencia presente. Es decir la causa de la ansiedad anticipatoria está en la fantasía de futuro. La crisis de ansiedad (angustia), con sus síntomas, sí acontece en el presente. Pero es una consecuencia del pensamiento catastrofista, ponerse en lo peor.

En este artículo trato mayoritariamente del trastorno de ansiedad generalizada .

Se caracteriza por un estado anímico anclado en la preocupación por cualquier tema que deba tratar. Este estado de continua ansiedad generalizada provoca, entre otros síntomas, un cansancio general.

Otras consecuencias pueden ser dificultad para concentrarse y agarrotamiento muscular debido a la tensión continuada. Es habitual que con el tiempo, la preocupación vaya cambiando de un asunto a otro.

Tratamiento de la ansiedad con terapia Gestalt. La propuesta humanista.

La terapia gestalt propone un tratamiento natural para la ansiedad. Su estrecho vínculo con las prácticas de meditación (ahora popularizada como Mindfulness) refuerzan el contacto con la experiencia inmediata de un modo creativo. Y visitar el futuro, o lo desconocido, transformando el miedo por curiosidad, esa característica tan propia de la infancia.

El síntoma no es tanto el problema como qué hago, pienso o siento cuando aparece el síntoma.

«Exhalar e inhalar más profundamente puede transormar la ansiedad en excitación».

Con estas palabras Fritz Perls propuso un primer recurso para controlar los síntomas. Con esto no eliminamos el síntoma, pues tampoco debe ser eliminado, sólo se permite una «emergencia segura» del mismo. Así pues, el tratamiento de la ansiedad generalizada, con terapia Gestalt, propone empezar por la respiración. Pero… ¿Por qué?.

Tratamiento de la Ansiedad con terapia Gestalt. La importancia de la respiración.

La repiración es, por sí misma, un regulador de las emociones. Una respiración superficial y rápida suele acompañar a toda persona sobresaltada. Modificar la respiración clavicular/alta por una respiración profunda y abdominal es un primer paso para controlar el síntoma. Pero no sólo ayuda a controlar el síntoma.

Conciencia corporal y respiración para gestionar la ansiedad, consulta en Sabadell

La importancia de la conciencia corporal y la respiración para enfrentar la ansiedad.

La conciencia somática, es la única capaz de permanecer en el presente. Cuanto más nos habituamos a escuchar nuestro cuerpo, más nos acostumbramos al «Aquí y Ahora». ¿Y cuál es el antídoto por excelencia contra la ansiedad que siempre se proyecta hacia el futuro temido? Por supuesto, y reitero, habitar en el presente. Y una forma de permanecer en el presente corporal, es tomar conciencia de la respiración. La respiración es lo que nos mantiene en contacto con la Vida. Y la Vida no es algo que «ocurrirá» o bien «ocurrió». Lo primero es fantasía, lo segundo ya no es.

Conocí una vez un maestro de yoga que decía: «si nos acostumbráramos a tomar contacto con la respiración, sólo durante un minuto cada hora, e hiciéramos de esto un hábito, muchas cosas cambiarían».

Tratamiento de la ansiedad con terapia Gestalt. Vivir el presente

En palabras de Fritz Perls: «La fórmula de la angustia es muy simple: la angustia es la brecha entre el ahora y el después. Si están en el ahora no pueden sentir angustia, porque la excitación fluye inmediatamente hacia la actividad espontánea en transcurso. Estando alerta en el ahora son creativos e inventivos. Si están con sus sentidos alerta, si tienen sus ojos y oídos abiertos – como los niños- encontrarán una solución.»

El contacto, bien sea con el otro o con la realidad en un sentido más amplio, dispara en no pocas ocasiones la emergencia de estos elementos ansiógenos. Darnos cuenta y aceptarlos es el primer paso para amortiguar su impacto. Pero es importante tener presente que en el darse cuenta, existe un espacio de relación con lo que se vive.

Quiero detenerme especialmente aquí, y respirar con conciencia. El espacio de relación, para que sea creativo, se define como un equilibrio entre el estar con (no de un modo intelectual -disociándonos de la experiencia -, lo que Perls denominaba el «acercadeísmo» hablar acerca de algo como si fuera un «ente» separado de mí), y en mí. Este matiz es importante en el proceso. Estar con incluye la resonancia sensorial y emocional, sin embargo hay que cuidar que esa resonancia no suponga una inmersión plena y radical en la experiencia (al menos de un modo sistemático). Gracias a esta distinción, podemos empezar a darnos cuenta no sólo de lo que genera miedo, sino también de lo que evitamos.

Terapia y resistencias.

Viviendo aquí y ahora evitamos la aparición de la ansiedad, consulta en Sabadell

La importancia de vivir el presente como prevención para la ansiedad.

Alrededor de estas zonas incómodas, se construyen las resistencias y los mecanismos de defensa. Algunos de ellos inspirados en el psicoanálisis Freudiano y especialmente los aportes de Anna Freud. Señalar no obstante que la aproximación terapéutica de la terapia Gestalt es radicalmente distinta a la psicoanalítica.

Destacar dos conceptos muy importantes, para mí, que resumo en esta frase: “enfrentar desde la propia responsabilidad la aparición de las zonas del no darme cuenta en la experiencia real”. Aquello de lo que no me doy cuenta, aparece furtivamente de vez en cuando, asoma la nariz de un modo molesto, irritante incluso, pero como una “campanilla” (sí, sí como la “campanilla” que todos podamos fantasear…) que me dice que estoy ante lo auténtico, pero agazapado.

¿Qué hago ante ello?. Bien sea rendición, huida o aceptación, es mi responsabilidad. La rendición es el entregarse a la desesperación. La huida es la negación a cualquier precio. La aceptación es el estar cony escuchar.

 

Huida o evitación y rendición o claudicación no son las alternativas.

Aprender a sostener los miedos irracionales, consulta en Sabadell

Cuando aprendemos a sostener la ansiedad, esta se diluye.

“Ya te he dicho que el secreto de un cuerpo fuerte no consiste en lo que haces sino en lo que no haces. […] Señaló un arbusto grande y me dijo que fijara mi atención, no en las hojas sino en las sombras de las hojas […] Repitió una y otra vez, susurrándome en mi oído derecho, que no hacer lo que yo sabía hacer era la clave del poder. En el caso de mirar el árbol, lo que yo sabía hacer era enfocar inmediatamente el follaje. Nunca me preocupaban las sombras de las hojas ni los espacios entre las hojas…»

El texto no es mío y no recuerdo de quién es exactamente. Sí me parece obvia la influencia chamánica y la existencia de un elemento metafórico importante para relacionarnos creativamente con el trastorno de ansiedad generalizada

¿Cuáles son los “no haceres” de nuestras vidas? Muchas veces, y sospecho que siempre, la ansiedad es un mensaje de nuestra vida no vivida. En el tratamiento de la ansiedad con terapia gestalt, aprendemos formas de convivir con el síntoma. Y también de descubrir su mensaje oculto.

¿Padeces de ansiedad y quieres sentirte liberad@?
¿Necesitas un tratamiento personalizado o más información?
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Clic para visitas presenciales! Y También visitas online por Skype

Tratamiento de la ansiedad en SabadellTerapia ansiedad online

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

Anterior artículo relacionado: Trastorno de Ansiedad, psicoterapia en Sabadell, con Gestalt y PNL
Siguientes artículos relacionados: Ansiedad y depresión, terapia gestalt y PNL., Síntomas de la ansiedad y técnicas para gestionarla Técnicas de respiración y mindfulness para la ansiedad

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.


¿Estás
interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com
Web: Formulario de contacto

 

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

 

Tratamiento de la ansiedad con terapia Gestalt, online y presencial. Trastorno de ansiedad generalizada. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, Terapia fatiga pandémica Covid-19, etc…). En Sabadell, Terrassa y online.

 

Las necesidades no satisfechas, Gestalt en Sabadell

BLOG


Las necesidades del ser humano y la manipulación de los teléfonos móviles

Las necesidades del ser humano y las necesidades no satisfechas. Gestalt terapia online y presencial. Josep Guasch, coaching y psicoterapia (Terapia Gestalt, PNL, Análisis Transaccional, Hipnosis, terapia por fatiga pandémica por coronavirus) en Sabadell y Terrassa

¿Nos atrevemos a expresar nuestras necesidades?
¿Cuál es el precio de nuestras necesidades no satisfechas?

Las necesidades del ser humano en gestalt

¿Es peligroso reconocer y expresar las propias necesidades?

Las necesidades del ser humano obedecen a un fundamento básico de nuestra experiencia vital. Si tenemos satisfechas nuestras necesidades, nuestros sentimientos y estado de ánimo serán placenteros. Sin embargo, si están desatendidas nuestro sentir y satisfacción se mostrará de un modo u otro. Atender a las necesidades no satisfechas es un principio básico de la terapia Gestalt.

Por su parte, el principio de intención positiva de los comportamientos de la pnl, propone una reconciliación con nuestras conductas. Y no siempre las conductas reparan las necesidades no satisfechas.

¿Pueden conciliarse ambos modelos?

Yo creo que no sólo eso. Incluso creo que facilita la comprensión de las conductas más abyectas y de las pautas de comunicación más disruptivas. Ahora bien, para comenzar… empecemos por el principio… :mrgreen:

Las necesidades del ser humano no satisfechas y las conductas no deseadas.

Este artículo lo he titulado expresamente como las necesidades del ser humano. La psicoterapia humanista reconoce la tendencia del ser humano a la salud, el bienestar y su evolución y autorealización. Para evolucionar es preciso comprendernos, y para ello es necesario conocernos. Para conocernos debemos saber cuáles son nuestras necesidades y valores…. Y si están realmente cubiertos.

Y no me refiero a las necesidades más básicas, sino a las necesidades del ser humano que reclaman nuestra realización. Una de ellas es la de reconocernos y aparecer ante el mundo como un ser único, individual e irrepetible. En definitiva tal y como somos. Pero… para gran parte de nuestra sociedad está mal visto expresar nuestras necesidades.

¿Qué ocurre si no satisfacemos nuestras necesidades?

El psicólogo Marshall Rosenberg lo tenía claro. Todo sentimiento negativo obedece a una necesidad no satisfecha. Y no solo eso, él defendía que incluso toda conducta violenta es el síntoma de la misma carencia.

Por supuesto, si una persona alberga sentimientos de insatisfacción, esto se reflejará en su conducta

Entonces… ¿Por qué está mal visto reivindicar y satisfacer nuestras necesidades? 🙄

Las necesidades enmascaradas y las necesidades reales

Las necesidades no satisfechas, Gestalt en Sabadell

Nos bombardean desde pequeños con falsas necesidades. ¿Por qué no sabemos diferenciarlo?

Vimos en el anterior artículo El término medio y el darse cuenta en terapia Gestalt, la dificultad para conciliar nuestras tendencias opuestas. También cómo esta conciliación, debe constatarse desde otro nivel distinto a aquel en el que ocurre la confrontación. Y concluimos con ese aspecto casi elusivo de la paz entre opuestos, pero a menudo intuido. Veamos a continuación una de las formas en las que podemos rozar esta dificultad.

¿Cómo es que “necesito” hacer X cuando lo que quiero es hacer Y?

¿Te suena?. Gran parte de las necesidades son sucedáneos para satisfacer otras más profundas y no satisfechas. Por ejemplo, tengo constancia de una enferma de fibromialgia que se niega a dejar de estarlo porque así…. ¡Recibe la atención que de otro modo no recibía de su familia! Por supuesto esto no es extensivo a todas las personas que sufren esta enfermedad.Y, por supuesto también, la mayoría de las veces es un proceso del que la persona no es consciente.

¿De qué tiene hambre el adicto al chocolate, aun sabiendo cómo le perjudica?

¿Qué echa en falta el fumador cuando se retira a fumar el último cigarrillo del día?

¿Por qué razón algunas personas son capaces de pasar toda una tarde de domingo ante la tele, sabiendo que la malgastan y acabando con ese aturdimiento típico?

¿Cuáles son las necesidades no satisfechas reales detrás de esas “pseudo -necesidades? Dicho de otro modo ¿Qué beneficio secundario recibe el fumador, el adicto al chocolate, el mentiroso compulsivo…?

Por no ser este el motivo de este artículo, no expongo alguno de los modelos que existen sobre las necesidades del ser humano. Adjunto, no obstante, dos enlaces a dos de los más vigentes.

Pirámide de Maslow: Jerarquía de las necesidades de la persona

Necesidades del ser humano según la Asociación Comunicación No Violenta

Las necesidades del ser humano. Terapia Gestalt, y la intención positiva de la PNL.

PNL y terapia gestalt en Sabadell

Asunto inconcluso. La sensación de vacío que deja una necesidad no cubierta del todo.

Una forma en que la terapia Gestalt aborda el tema de las necesidades del ser humano no satisfechas, se refleja en este magnífico artículo de Celedonio Castanedo. Gestalt terapia, cerrar asuntos inconclusos.

Desde la PNL, programación neurolingüística, se presupone que toda conducta tiene, o en algún momento tuvo, una intención positiva. En el siguiente artículo trataremos esto con mayor profundidad. Valga, no obstante ahora, incidir en esta conexión. (Unos días después incluyo enlace al artículo ya en línea El principio de intención positiva en PNL)

Pero…¿por qué en nuestra sociedad está mal visto que reivindiquemos nuestras necesidades? ¿Es sólo la herencia de nuestra tradición judeocristiana? ¿Hay algo más…?

Yo estoy convencido que hay quienes lo hacen para crearnos otras artificiales que suplan el vacío que dejan las auténticas cuando no son cubiertas. La única diferencia es que las creadas lo son por puros intereses mercantilistas, los de aquellos que nos manipulan.

Adjunto un artículo que, si bien no es un claro exponente de lo citado, deja en evidencia cómo en el mundo de los negocios las necesidades humanas no satisfechas se tienen en cuenta. Claro está que hay quien lo hace con buen fin. Por supuesto, los que no lo hacen con buen fin no lo publican en internet….

Las necesidades humanas no cubiertas y oportunidades de negocio.

Y… ¡¡ahora sí!! un fragmento de “Los simuladores”. Vale, y mucho, la pena ver este contundente y corto fragmento. Venderle a alguien algo que no necesita, haciéndole creer que lo necesita. Y lo creerá en la medida que sea más infeliz. Y será más infeliz en la medida que sus necesidades y valores no estén satisfechos….

Los simuladores fragmento de la película

Ahora…. ¿alguien ve de un modo distinto ese mandato social en virtud del cuál…

Es de «egoístas» procurar por nuestras necesidades?…

… Las auténticas claro

Las necesidades del ser humano y los teléfonos móviles

Y… ¿cómo desconectarnos, aún más de nuestras necesidades reales…

…y así crear espacios de insatisfacción…

…que nos invitarán a aliviar…

…con otros («fantásticos») productos…?

Durante los últimos años se está rindiendo culto a los mensajes cortos, los vídeos no pueden exceder de dos o tres minutos, los textos “largos” no se leen…

¿Qué está pasando?

La sobreestimulación a la que estamos siendo sometidos nos obliga a “pasar de puntillas” frente a todo. Están creando falsas necesidades en tod@s nosotr@s. Antes era el ordenador y las redes sociales. Pero claro, el ordenador es un armatoste y no lo llevamos siempre con nosotros… La solución ideal, el teléfono móvil. Un cachivache pequeño, siempre a mano y siempre con nosotros…

¿Qué consiguen con eso?

No entraré en las consecuencias que en las relaciones humanas esto está teniendo (sería otro “temazo”). Sí están consiguiendo que siempre andemos distraídos… sin entrar de lleno en ningún tema… sin recapacitar sobre lo que está pasando en este mundo… en nuestra sociedad…

Las necesidades no satisfechas del ser humano.

La manipulación de las necesidades.

Nos quejamos del gobierno en facebook… pero acto seguido compartimos un chiste y después una épica frase de crecimiento personal y después…

… y así andamos y dejamos que nos obliguen a andar, distraídos. Sin emprender las acciones necesarias, sin entender ni “entrar a fondo” (con todo lo que eso conlleve de coherencia personal y dignidad)

¿Sabías que tardamos entre cinco y veinte minutos
en retomar la concentración después de una interrupción?

Las necesidades del ser humano – para concluir

Y así seguirán mientras nos dejemos. Despistándonos continuamente para distraer nuestra necesidad de saber y comprender con necesidades falsas. Como resultado de este «despiste» continuado estamos desconectados de nosotros mismos. Y por esta razón somos más receptivos a mensajes que nos ofrecen falsas esperanzas… y obviamente… somos más manipulables.

Así estamos siempre distraídos… y de paso, algunos saben qué queremos, qué miramos, qué decimos y si hiciera falta, dónde estamos… para «colarnos» lo que les interese.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

Anteriores artículos relacionados: Deseos y necesidades. La capacidad de elegir. El término medio y el darse cuenta en terapia Gestalt.
Siguiente artículo relacionado: El principio de intención positiva en PNL y las necesidades humanas.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 


¿Estás
interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 –Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Las necesidades del ser humano, y las necesidades no satisfechas. Gestalt terapia online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, adicciones , autoestima, terapia por fatiga pandémica por coronavirus)en Sabadell y Terrassa

 

El término medio y el darse cuenta en Gestalt, consulta en Sabadell

BLOG


El término medio y el darse cuenta en terapia Gestalt

El término medio. El darse cuenta en el presente, consulta de terapia gestalt online y presencial en Sabadell y Terrassa. Josep Guasch, Coaching y Psicoterapia, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Hipnosis y PNL),

El término medio - Gestalt Sabadell

El término medio no es siempre el punto central. El volatín de los equilibristas a veces, contrabalancea.

Vimos en el anterior artículo: No Mente y terapia Gestalt. El recipiente del Darse Cuenta cómo la habilidad de mantener en silencio la mente puede favorecer la complementariedad de los opuestos (polaridades). De este modo accedemos a un estado de conciencia facilitador de la conciliación. Este estado de conciencia llamado a veces término medio es donde dicen que está la virtud. Desde él podemos vivir en el “Aquí y Ahora”, el también llamado “eterno presente”, el Darse Cuenta. Para la terapia Gestalt estos elementos que nos mantienen centrados en el presente son muy importantes, pero:

  • ¿Qué es esto del término medio? Y sobre todo…
  • ¿Cómo acceder a él?

El término medio. Una metáfora cabalística

Veamos mediante una metáfora que nos viene de la cábala una comprensión del “término medio”. Vemos, en uno de los diseños más antiguos que se conservan de esta antigua sabiduría, diez esferas numeradas del 1 al 10 inscritas, y alrededor, de una figura humana.

El termino medio en terapia Gestalt.

El Árbol de la Vida y las correspondencias en el cuerpo humano.

Este diseño es el llamado “Árbol de la Vida”. Básicamente es un diagrama que a modo de holograma resume cualquier acto de creatividad. Está por lo tanto presente tanto en la “Creación del Universo” como en el proceso de concebir una idea hasta llevarla a cabo.

La esfera 1 representa Lo Divino y la esfera 10 el Plano Terrestre, lo material. Entonces, desde Lo Divino, la creación va descendiendo por las distintas esferas en orden descendente (aunque ascendente por valor numérico – 1-2-3…) hasta llegar a 10, la materia. Pero las esferas son , a su vez, un mapa de diferentes estados de conciencia.

El trabajo del cabalista consiste, en parte, en darse cuenta en qué estado de conciencia se encuentra. Y dentro de ese estado de conciencia, hallar el término medio. En esto se asemeja a la clásica orientación de la terapia gestalt. El darse cuenta tiene que ver con el estado de conciencia. El cómo, tiene que ver con si, en ese estado de conciencia, ocupa o no el término medio. Y en esto trabajaremos.

En lo que nos ocupa nos centraremos en el triángulo formado por las esferas 6 – 7 – 8 – 9

El término medio y la conexión con nuestra autenticidad

El punto 6, bajo el punto de vista cabalístico es nuestro Yo Superior. Es algo así como una conexión con lo Divino según esta disciplina espiritual. Su correlato con lo psicológico tiene que ver con lo que en terapia Gestalt se conoce como el Self.

En el paralelismo psicológico, y simplificando mucho, representa nuestra más profunda autenticidad. Aunque esta siempre está en contacto con «lo de afuera», por lo que su esencia es dinámica, y no estática. Digamos que, para la cábala, este forma el primer nivel del darse cuenta consciente.

Esta semilla de lo que realmente somos va enterrándose, a lo largo de nuestra vida, con todos los mandatos sociales y educacionales de todo tipo, de tal forma que llegada la edad adulta ya no “recordamos” quiénes somos. Digamos, simplificando, que hemos perdido el contacto con nuestros valores profundos y auténticos.

El nivel de conciencia desciende hasta la esfera 7 que se refiere a quién siento (sentimiento e intuición) que soy, y de ahí a la 8 que es quién pienso que soy (pensamiento más sensación en el sentido de percepción de la realidad mediante los sentidos físicos). Comentar que, a los simples efectos de ilustrar con una metáfora, estoy simplificando la relación , en sí más compleja, de las esferas con las funciones psicológicas, bajo el punto de vista cabalístico.

Llegados a este punto la conciencia de quién soy (tal cual soy) sufre una doble distorsión. El resultado configura una imagen de uno mismo que contiene elementos conscientes e inconscientes que se deposita en la esfera 9.

La metáfora de la Luz, dispersión y nombre.

La Cábala propone un ejemplo para entender este proceso. La esfera 6 es la luz tal cual es. Al descender al nivel 7, se dispersa (como en un prisma) en siete colores. Esta dipersión es necesaria para entender la luz desde la conciencia representada por la esfera 7. Pasa a continuación al nivel 8, que necesita poner nombres, desde este nivel de conciencia predomina el pensamiento y para ello necesitamos definir, etiquetar. Así, pone nombre a cada uno de los siete colores.

El darse cuenta en terapia gestalt, consulta en Sabadell

La Luz, el símbolo de la conciencia solar. Se descompone en colores para ser aprehendida por la conciencia humana.

Pues bien, quiénes pensamos y sentimos que somos (creencias) es un concepto plenamente aposentado en la esfera 9. Generalmente funcionamos desde este nivel, repleto de automatismos, costumbres e introyecciones de quién y cómo debemos ser y comportarnos.

Aquí la posiblidad del darse cuenta existe más como potencialidad que como realidad. Y no porque la capacidad no exista, sino porque la enterramos con automatismos.

Podemos, eso sí, acceder al nivel del pensamiento (quién pienso que soy).

El mundo del sentir, sentimiento y emoción

Nos cuesta algo más acceder al nivel del sentimiento/emoción. Aunque a menudo creemos que conocemos el mundo del sentimiento, nuestra experiencia de este dominio es bastante superflua.

Por ejemplo ante la pregunta ¿Cómo estás (ante esta situación)?, las respuestas “mal” o “bien”, son muy habituales, pero también muy indiferenciadas. Puedo sentirme “mal” y con ello estar triste, indignado, frustrado, iracundo, decepcionado, abatido, perplejo, sorprendido…. Pero también encuentro personas que, peor aún, confunden sentimientos y emociones con juicios de valor y/o moralistas.

Así suelen decir “siento que (él o ella) me ha abandonado”, lo cual es una interpretación, no un sentimiento auténtico. O bien, “siento que esto no debe ser así” (la trampa de un juicio de valor o moralista, según sea). O la trampa del sentir sobre el pensar o el juicio, no frente a la vivencia. Por ejemplo: “él es un hipócrita (juicio, sin perjuicio de que sea o no cierto) y eso me “pone de los nervios”.

El término medio y la confrontación de los opuestos

Vemos, pues, que siguiendo con el paralelismo del Árbol de la Vida, al llegar al nivel 7 nuestra conciencia ya se complica. Pues bien, la confrontación que tiene lugar entre el nivel 7 y el 8 (sentir/intuir frente a pensar/percibir) ya está distorsionada con contaminaciones, pero además no deja de ser un conflicto de opuestos. Estos opuestos tienen su origen en el nivel 6, el nivel de las cosas tal cual son. Y vemos cómo tanto uno como otro nivel tienen estrategias distintas para acceder al estado de conciencia propio del nivel 6.

Pues bien, el término medio en la polaridad 7–8, tiene que ver más con el nivel 6, que con un término a medio camino entre ambos opuestos. El término medio no es tanto el “ni negro ni blanco… Gris”, pues aunque a veces esto funcione, no siempre la respuesta está en el mismo nivel.

Entonces… ¿cómo accedemos a ese término medio,
el nivel 6 si lo tenemos ya olvidado?

El término medio. La influencia de Friedlander en Fritz Perls

Fritz Perls indicó que algunos elementos de la terapia Gestalt están presentes en otros enfoques psicológicos o filosóficos. Esto es especialmente cierto en cuanto a la obra de Friedlander y su “indiferencia creativa”. Y si bien se conserva poco de la obra de este autor, Perls lo ensalza en sus memorias. Básicamente, Solomon Friedlander, tiene en cuenta los opuestos desde una posición de neutralidad.

En la práctica se trata de que ambas partes en conflicto establezcan un diálogo que permita clarificar cada una de ellas. Para esto suele utilizarse la silla caliente, o el diálogo “perro de arriba, perro de abajo” entre otras prácticas. Una vez definidas y clarificadas ambas partes, llega el momento de la síntesis, complementarse en vez de enfrentarse… y esto no siempre es fácil. ¿Qué hacer pues?. Aquí la actitud es vital.

¿Y cuál y cómo es esa actitud de neutralidad de la que habla Friedlander?

El término medio en la cultura oriental, según Osho.

Veamos otra de las influencias en Gestalt, la meditación oriental. Esto es especialmente cierto en el concepto del estar presente aquí y ahora, el darse cuenta.

El término medio y el darse cuenta en Gestalt, consulta en Sabadell

Atestiguar, darse cuenta de lo que tiene Vida.

Osho, en su “Libro de los secretos” amplia en sus comentarios diversos sutras del Vigyan Bhairav Tantra. No se trata de un manual del ya contaminado Tantra que se practica en occidente, al que incluso ya se denomina “Neotantrismo Occidental”. Es más bien una operacionalización de los sutras a un nivel práctico, sin la obsesión por el sexo que caracteriza al sucedáneo occidental.

El sutra comentado es el siguiente: “No pongas la atención ni en el placer ni en el dolor, sino entre ellos”. Osho denuncia la típica actitud de escapar al sentir dolor y aferrarse a la felicidad cuando nos visita. Aferrarse o Escapar son dos respuestas que llevan de nuevo a la polarización. En ambos casos propone ni aferrarse ni escapar, adoptar la postura de testigo. El darse cuenta del testigo nos sitúa, automáticamente, en el término medio.

Estar “con” lo vivido pero no “en” o “en contra de”, no es ni lo uno ni lo otro, ni siquiera un término medio tal y como lo entendemos. Del mismo modo, en el “darse cuenta” existe un conciencia de que somos conscientes de aquello que conocemos y del acto de conocer. En caso contrario, o lo evitamos o nos sumergimos.

Aceptar el dolor cuando nos visite sin resignarse ni negarlo.
Aceptar el placer cuando nos visite, sin aferrarnos a él.

En palabras de Osho “Sé sólo un observador. No estés atraído, no estés repelido… Sólo una mente que no está moviéndose sabe qué es la verdad”.

Esta actitud suelen conocerla bien los practicantes de meditación budista, especialmente Vipassana.

El término medio y la «circumambulación»

Terapia gestalt transpersonal en Sabadell

La circumambulación alrededor del secreto que está en el centro.

De todos modos, advertir que cualquier intento de acercarnos al término medio, no es más que una aproximación. A veces accedemos a él, como si nos viniera dado. Pero para que eso ocurra, casi siempre hay que invertir, tiempo, energía, conciencia y apertura.

Algunos místicos occidentales acuñaron el término “circumambulación” para referirse a la aproximación a un conocimiento secreto desde distintos puntos de vista, pues acceder a él desde una enfoque lineal, es virtualmente imposible.

El concepto oriental de mandala es análogo, el recorrido alrededor de un centro necesario pero no integrado. Poco a poco, el darse cuenta va apareciendo de un modo orgánico pero no controlado desde el yo.

Siendo esto así, en el próximo artículo veremos otras “vueltas” alrededor del centro/término medio.Hasta entonces, recibe un cordial saludo.

«Danzamos en un círculo y suponemos
pero el secreto está en el centro y sabe.»
(Robert Frost)

«De no ser por el punto, el punto inmóvil
no habría danza, y sólo hay danza.»

«…música sentida tan profundamente
que no se la siente en absoluto,
pero tú mismo eres la música
mientras ésta perdura»
(T.S. Eliot)

www.josepguasch.com

¿Quieres acercarte a tu autenticidad?
¿Sentir que vives la vida que realmente quieres vivir porque…?
¿…Eres quien realmente crees que eres?
Entonces ¡la terapia Gestalt es para ti!

¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Clica en la imagen para contactar conmigo.
Visitas presenciales! Y también online

Consulta de terapia gestalt en Sabadell

Gestalt terapia en Sabadell

Anterior artículo relacionado: No mente y terapia Gestalt. El recipiente del Darse Cuenta
Siguientes artículos relacionados: Las necesidades del ser humano y la manipulación de los teléfonos móviles , Maldito 2020. Fantasías gestálticas en tiempos de pandemia

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com
Web: Formulario de contacto

 

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

El término medio y el Darse Cuenta en el presente, terapia gestalt online y presencial en Sabadell y Terrassa. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc…) en Sabadell y Terrassa

La propia identidad, la definición secreta de nosotros mismos.

BLOG


No Mente y terapia Gestalt. El recipiente del Darse Cuenta

La No Mente en terapia Gestalt, consulta online y presencial. El término medio. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior) en Sabadell y Terrassa

El estado de no mente y el fluir de la experiencia

El estado de «no mente» es fluido como el agua

La no mente o mente vacía, es un estado de conciencia, el recipiente en el que acontece el Darse cuenta.

Sólo en el silencio de prejuicios, demandas, intenciones y parloteo interno general, el descubrimiento del ser interior es posible.

Los opuestos internos suelen generar tensión. Pero esta tensión puede favorecer nuestro crecimiento personal, si los hacemos complementarios…. O generar ansiedad, estrés y bloqueos si los vivimos como contradictorios. El secreto está en el llamado término medio. Pero no es un término medio «negociado» al 50%. Este equilibrio es dinámico y sólo puede nacer desde la No-Mente.

Y esta No-Mente tiene que ver, en su esencia, con un permitir que la vida fluya sin etiquetas, juicios, perjuicios ni prejuicios. Sólo desde un darnos cuenta de lo que fluye de un modo orgánico y no manipulado puede manifestarse este término medio. Y es algo fluido y no estático.

La gestalt terapia favorece, en su praxis, un darse cuenta muy próximo al estado meditativo que favorece esta integración

<<Los seres humanos son discurso. El flujo se mueve a través de ti
tanto si dices algo como si no. Todo lo que ocurre está lleno de placer
y calidez debido al deleite del discurso que siempre está activo.>>

J. Rumi

Cambio y transformación el continuo devenir

Los seres humanos somos flujo y cambio constante. Las células del cuerpo se renuevan cada 7 ó 10 años. Las experiencias diarias nos reconfiguran tanto a nivel cognitivo como emocional y somático. Definirnos con imágenes (etiquetas rígidas, ideales del yo, patrones estereotipados, etc…), nos convierte en personajes con máscaras, que, acaso en algunos ámbitos puede tener cierta utilidad, pero también puede fagocitarnos.

Existe un popular relato «El Caballero de la Armadura Oxidada» que trata precisamente la pérdida de la identidad real tras una/s coraza/s de falsedades. En terapia Gestalt a estso le llamamos «carácter». Sin embargo, el carácter lo vemos como algo que nos inflexibiliza.

Toda definición conlleva el acto de poner límites, un acto sutil e implícito de violencia. “Si eres esto, no puede ser aquello”, “si acoto mi forma de ser y comportarme (personalidad/carácter), no podré actuar o ser de otro modo”.

No discuto que las construcciones definitorias sean necesarias. Creo que lo son para facilitar la comunicación y sepamos de qué hablamos. Así, por ejemplo, para hablar de “una mina o barrita de pigmento, encapsulada generalmente en un cilindro de madera fina, aunque también en envolturas de papel y plástico cuya finalidad es escribir”, decimos “lápiz (Definición basada en Wikipedia)

Estructura superficial y estrutura interna en una definición

La propia identidad, la definición secreta de nosotros mismos.

Quien soy y quien creo que soy (definición)

En este caso, la palabra lápiz es lo que algunos lingüistas llaman «estructura superficial«. Esta define una serie de representaciones internas mediante las cuales conocemos el objeto externo. Existe un consenso más o menos laxo, cuando escuchamos la palabra lápiz, acerca de aquello sobre lo que hablamos. En este sentido la palabra (el significante) nos remite a un significado interno (estructura interna) y nos ahorramos un montón de tiempo para definir aquello de lo que hablamos.

Ahora bien, más allá de esta función pragmática de las definiciones existen otros usos constrictivos. Así, para la terapia gestalt, la fantasía de un ego fuerte (y por lo tanto claramente definido) nos aparta de la riqueza de la experiencia. Quién soy y lo que pienso que soy (definición) son conceptos distintos. Creo, y es mi modesta opinión, que sólo un iluminado podría acaso ser y saber quién es.

«Una persona es lo que cree ser, lo que los demás opinan que es
y lo que realmente es.
Desde esa perspectiva no se pudo averiguar quién cometió el asesinato.»
(Carmen Peire)

Cómo creo que debo ser y cómo soy.

Por otra parte, los esfuerzos por conformarnos a un ideal, conlleva un temor al fracaso. La esperanza de «estar a la altura», se contrabalancea con el temor a defraudar/me. Y entramos de nuevo en los mandatos que acotan la No-Mente.

El «cómo creo que debo ser» constituye un filtro que castra mi contacto con la realidad. Sólo si mi percibir y sentir están libres de conceptos preconcebidos, mi capacidad de responder a la realidad se vuelve auténtica.

Aparecen las expectativas, y con ellas el temor al fracaso. Temor y expectativas, se alimentan mutuamente, alimentan la fantasía de un ideal y de su sombra, y nos apartan de la experiencia del momento.

Asistimos, asimismo, al surgir de los opuestos al confrontar ese ideal del yo y sus mandatos, con las preferencias del ser interno que va quedando sepultado en una maraña de mandatos de todo tipo. Y aquí empieza el «lío».

No mente y el ansia de chocolate.

El flujo de nuestras vidas es un continuo contacto entre el mundo externo y nuestro mundo interno. Es más, nuestros mundos internos se construyen mediante la confrontación de distintas partes. Así, por ejemplo, imaginemos que una parte mía quiere comer chocolate después de cenar mientras otra me invita a tomar una saludable infusión. Pero también esta confrontación interna será distinta si estoy solo en mi casa, mirando la televisión, con 5 o 6 tabletas de chocolate en la nevera, o si estoy en un retiro de meditación en plena naturaleza.

Esas son dos partes enfrentadas, pero ¿aceptarlas significa rendirse a ellas?.

El conflicto de las polaridades:

La no mente nos permite vernos con ecuanimidad, sin juicios. Desde ahí encontrar el término medio.

Mmmmmm… creo que se ha colado…¿o… no?

Por una parte el adicto al chocolate (u otra comida), cuando empieza no puede parar. Es incapaz de comer una porción razonable y detenerse en el placentero presente. Engulle con ansiedad, deprisa, casi sin tragar… y sin pensar. La conducta nos ofrece a menudo curiosos paralelismos en distintos niveles. En terapia Gestalt se conoce como Introyección a un mecanismo en virtud del cual, desde pequeños, incorporamos conceptos, ideas, patrones de conducta, prejuicios… sin “asimilarlos”.

Como el adicto al chocolate que “engulle” sin apenas saborear, el “introyector” “engulle” mandatos, juicios, “novedades”… sin detenerse a asimilarlos, a hacerlos suyos. ¿Qué más tragamos en nuestras vidas sin asimilar? (Ideas, modas, tendencias, opiniones ajenas….)

Por otra parte tenemos al “otro yo” que anhela la salud. Probablemente también desea un cuerpo conformado a la imagen supuestamente estilizada con la que nos bombardea la sociedad consumista. Es capaz de mantener dietas estrictas, durante un tiempo… pero también es quien castiga a la parte adicta. El llamado Padre Crítico Negativo en Análisis Transaccional . El Padre Crítico es un reflejo interno de las figuras parentales que tuvimos de pequeños, orientada hacia lo normativo y lo crítico.

Ya tenemos a dos partes enfrentadas.

  • ¿Existe un término medio?
  • ¿Dónde está?
  • ¿Es posible vivir en ese bucólico término medio, más allá del simple concepto?
  • ¿Realmente sólo obedece a criterios de salud ese crítico negativo?
  • ¿Es solamente un glotón el adicto al chocolate?

¿Qué calma ese dulce cuando la necesidad del placer sensorial ya ha desaparecido?

Y en eso que calma hay un anhelo, un dolor, un ansia, y eso es No-Mente y, precisamente es el Término Medio. Y no es el celebrado «ni pa ti ni pa mi, a medias». No, el Término Medio es lo que puede satisfacer esa herida que pretende aliviarse con chocolate.

No mente y el misterio del término medio.

En ese misterioso término medio debería acontecer la paz entre opuestos, pero no siempre es así. Por otra parte, el término medio no es lo que popularmente se conoce como «ni blanco ni negro, gris». Ampliaré en el siguiente artículo este concepto, pero de momento avanzamos con conceptos más globales.

Cuando el término medio es un concepto (imágenes, ideas, prejuicios del ego) y no una vivencia real no sirve para calmar el ansia. La solución siempre ocurre en un nivel distinto al que transcurre el conflicto.

Tanto el adicto al chocolate como el personaje saludable son dos subpersonalidades. Dos partes internas construidas artificialmente, así mientras una intenta saciar un tipo de hambre distinta a la física, la otra se construye en base a lo que “debe y no debe ser”.

Imaginemos estas dos partes enfrentadas y en un nivel superior una tercera. Los tres puntos forman un triángulo. En el vértice superior es donde se encuentra la solución, pues del vértice superior es de donde emanan las dos partes enfrentadas. Lo dicho, ampliaremos en el siguiente artículo este concepto.

Hallar el término medio con Gestalt y PNL, consulta en Sabadell

Los opuestos expresan una unidad de nivel superior.

Existen varios métodos para hallar la solución, metafóricamente, en el vértice superior del triángulo. Desde la terapia Gestalt como otras modalidades de intervención, por ejemplo la PNL o el trance generativo, las “técnicas” son muchas. Pero si no se aplica la actitud adecuada a las mismas, no sirven de nada. La técnica es solamente un acercamiento paulatino a la No Mente, y el secreto está en la actitud.

No Mente y el Wu Wei

Aunque la greda puede ser moldeada en un jarro,
la utilidad del jarro reside en lo que no está allí.

(Lao Tze)

Wu wei (en chino «No Acción«) «Describe un importante aspecto de la filosofía taoísta en el cual la forma más adecuada de enfrentarse a una situación es no actuar (no forzar), si bien se hace mucho énfasis en la literatura taoísta que no es lo mismo no actuar que no hacer nada. También significa «sin esfuerzo»… El Wu Wei es pues, una forma natural de hacer las cosas, sin forzarlas con artificios que desvirtúen su armonía y principio.” . Esta definición, adaptada de wikipedia, es una aproximación a la actitud en la praxis gestáltica. Yo creo que No Mente es más bien «HACER NADA«.

El concepto no mente no debemos entenderlo en el sentido de no “actividad cerebral”. Es más bien un dejar de lado los preceptos, los patrones consabidos, los juicios y creencias. Enfrentar el conflicto con mente limpia, mente de principiante, como si fuera la primera vez. ¿Y cómo se hace esto?

NO mente y no hacer nada no es lo mismo.

NO es lo mismo hacer nada que no hacer nada…

No Mente – Una práctica preliminar

Por supuesto es sólo una práctica preliminar entre otras muchas. En condiciones óptimas, hay que adaptarlas a las necesidades de cada persona, pero te invito a explorar… sin expectativas… (Wu Wei…)

Piensa por un momento en algo que te preocupe. Ahora deja que esa preocupación “descanse” en el fondo de tu mente. Es decir, ponla en “Stand By”.

Haz, ahora, una suave práctica de relajación.

Manteniendo el estado de relajación y sin ocuparte de tu preocupación, pasa a otro asunto focalizando toda tu atención en TU «mundo externo», durante unos 10 minutos. Puedes, por ejemplo escuchar música, o bien dar un paseo. Quizás dibujar o moldear algo en arcilla o practicar algo de deporte. La cuestión es focalizarse en el “mundo de fuera”.Cuando orientamos la atención hacia fuera, entramos en el terreno del simple observar. Lo más parecido a No-Mente.

Es probable que durante esta práctica aparezca alguna imagen, pensamiento, recuerdo, figura…, pero es muy importante “dejar que aparezca”, sin forzar en absoluto.

Aun cuando eso que ha aparecido no tenga nada que ver con lo que te ocupa, toma nota. Ahora imagina que eres esa figura, pensamiento, recuerdo…. que ha aparecido en tu mente. Identifícate plenamente con eso que ha aparecido.

  • ¿Cómo eres siendo eso?
  • ¿Qué sientes?
  • ¿Cómo pasan tus días…?

Hallaar el témino medio con PNL y gestalt en Sabadell

El símbolo del Wu Wei representa, como el ouroboros occidental, una serpiente mordiéndose la cola.

Y ahora… siendo eso…

…Sigue profundizando y una vez plenamente sumergido en esa figura… imagina qué opinas del problema de ese otro (que eres tú…). Toma nota de las ideas, por muy disparatadas que sean y déjalas reposar. Probablemente aparezca algo interesante.

Pero conviene saber que desde el principio se debe sostener la incertidumbre. No hay respuestas ni planeadas ni imaginadas. Incluso el silencio debe aceptarse como respuesta.

Es preciso estar siempre a la altura del azar
(Nietzsche)

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

¿Quieres acercarte a tu autenticidad?
¿Sentir que vives la vida que realmente quieres vivir porque…?
¿…Eres quien realmente crees que eres?
Entonces ¡la terapia Gestalt es para ti!
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Clic para visitas presenciales y también online!

Terapia Gestalt en Sabadell

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

Siguiente artículo relacionado: El término medio y el darse cuenta en Terapia Gestalt.
Anterior artículo relacionado: Lo transpersonal, espiritualidad y expansión de conciencia.

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

 

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

No mente en terapia Gestalt, consulta online y presencial . El término medio. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, celos, ludopatía, terapia de pareja, depresión, etc…) en Sabadell y Terrassa

 

Deseos y necesidades, consulta de PNL en Sabadell

BLOG


Deseos y necesidades. La capacidad de elegir.

Deseos y necesidades, la capacidad de elegir. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior, psicoterapia covid-19) online y presencial en Sabadell y Terrassa

Desos y necesidades, consulta de PNL en Sabadell

Deseos y necesidades, elementos de nuestra experiencia vital.

Deseos y necesidades, dos dimensiones de la experiencia vital humana que a menudo se confunden. El nivel de satisfacción (o no) de estas influyen en nuestra felicidad y crecimiento personal.

Es por esto necesario conocer las diferencias en un nivel profundamente vivencial. Esto dará una nueva dimensión a nuestra inteligencia emocional práctica, responsabilidad y capacidad de elegir.

Propongo a continuación unas prácticas inspiradas en Terapia Gestalt , PNL (Programación Neurolingüística) y (en parte) en la CNV (Comunicación No Violenta).

Una cuestión es necesaria aclarar. A menudo, en terapia Gestalt se habla de «Necesidades no satisfechas«. Yo prefiero hablar de sentimientos carenciales, un concepto más amplio y ahora veremos por qué.

Deseos y necesidades. Aclarando conceptos.

«La violencia es la expresión trágica de necesidades no satisfechas.»

Con estas contundentes palabras, Marshall Rosenberg señala el impacto que pueden tener las necesidades no resueltas. Sin embargo en su obra no distingue claramente entre deseos, necesidades y valores. A los efectos de su encomiable diseño de comunicación, es suficiente. No obstante podemos aprovechar para ir un poco más allá.

En diferentes diccionarios de psicología encontramos las siguientes definiciones, que sintetizo a continuación. Adjunto, no obstante, el enlace por si deseas ampliar conceptos:

  • Necesidad: Carencia de las cosas que son menester para la conservación de la vida por lo menos en condiciones mínimamente óptimas (la cursiva es mía). Añado la cursiva pues en terapia Gestalt el concepto necesidad es algo más específico cuando hablamos del Ciclo de necesidades de la experiencia humana.
  • Deseo: Búsqueda o intensa espera de cuanto se percibe como satisfactor de las propias exigencias y gustos.
  • Valor: Un valor es una preferencia o prioridad, interés, gusto o disgusto de un sujeto sobre un objeto, evento o situación.

Dejamos de momento el mundo de los valores para otro artículo. He traído a colación la definición para delimitar conceptos.

Deseos y necesidades. «Necesito y quiero» Un ejercicio

La capacidad de elegir, consulta de terapia gestalt en Sabadell

Necesidad y deseo.

Para distinguir las diferencias entre deseos y necesidades antes conviene delimitar qué es cada uno. Y, por supuesto, qué no. Muchas veces decimos «necesito», cuando en realidad deberíamos decir «quiero». Veamos un ejemplo práctico.

En dinámicas gestálticas es habitual realizar este ejercicio en parejas. No obstante también puede hacerse en solitario, veamos a continuación.

Escribe una lista de cosas que «Necesitas«, en primera persona, por ejemplo…

  • Necesito estudiar para ascender en la empresa.
  • Necesito comer tres veces al día.
  • Yo necesito dormir ocho horas diarias.
  • Necesito tomar un café después de la comida.
  • Necesito ver la serie de la tarde.
  • Yo necesito quedar con mis amigos los domingos
  • Necesito ver a mi pareja cada día…

Cuanto más larga sea la lista, mejor, estás revisando aspectos concretos de tu vida.

A continuación cambia el Necesito por el Quiero, así:

  • Quiero estudiar para ascender en la empresa.
  • Yo quiero comer tres veces al día.
  • Quiero dormir ocho horas diarias…/…

Lee varias veces ambas listas, cotejándolas por pares equivalentes. Hazlo atento a las resonancias emocionales.

¿Cómo te sientes al decir, por ejemplo, «Necesito estudiar para ascender en la empresa», frente a «Quiero estudiar para ascender en la empresa?

Cuando digo “Necesito” y lo que creo “necesitar” es un deseo (un quiero vehemente), me coloco en el papel de víctima, consciente o inconscientemente. … 🙄

Cuando digo quiero, asumo la responsabilidad y mi capacidad de elegir.

¿Son realmente necesidades (algo imprescindible para vivir ) o son deseos?. ¿Cuáles son necesidades y cuáles deseos? . Redefine pues las frases anteriores con el Quiero y asume tu cuota de responsabilidad. Date cuenta de tu capacidad de elegir.

Deseos y necesidades. Desear y carecer

La palabra quiero nos conduce a dos paisajes emocionales: Quiero aquello y tenerlo, o no tenerlo. Por ejemplo, puede ser tan cierto el aserto:

  • «Quiero dormir ocho horas diarias…. (Y lo hago)»… Como:
  • «Quiero dormir ocho horas diarias…. (Y no lo hago) – carencia y consecuente sentimiento carencial. No siempre a una carencia le sigue el sentimiento carencial

– Revisemos esa lista viendo lo que quiero y consigo (¡¡Bravo!!).
– Reservemos lo anterior y redefine aquello que «quiero… y no hago…» por «quiero…. y elijo hacer (o no hacer…). Por ejemplo:

  • «Quiero dormir ocho horas diarias y elijo quedarme a ver la tele hasta tarde». Seamos honest@s, la mayoría de las veces se trata de una elección.

A menudo cuando decimos «no puedo», es «no quiero» . Y es lícito si eso es fruto de una elección…. y tomamos conciencia de que es así. La capacidad de elegir implica «no querer», no «no poder». Veamos un ejemplo:

Una persona me dijo en cierta ocasión que no podía denunciar a su pareja, a pesar que le robaba y maltrataba. Durante el proceso dijo que no soportaba la idea de que la persona que amaba (o creía que amaba…) acabara en la cárcel. Las alternativas eran:

  • A: Seguir sufriendo los malos tratos y no denunciar los hechos.
  • B: Denunciar, posibilidad de cárcel y separación forzosa.

Concluyendo

Deseo y necesidad la frontera entre uno y otro.

El verdadero sentimiento de carencia, relacionado con una necesidad, no con un deseo.

Obviamente, esa persona prefería la alternativa A a la B. La verdad que subyace es que cuando digo «No Puedo» me pongo en posición de víctima (fantasía de no ser responsable).

Es, sin embargo, diferente decir, elijo no hacerlo (no quiero) por…. (la/s razón/es que sea/n). Las razones que justifican la elección serán o no discutibles, pero ya hemos avanzado un paso en la toma de conciencia.Hemos diferenciado entre deseos y necesidades.

Fritz Perls, (el creador de la terapia Gestalt) era, en este sentido, más radical. Cuando un cliente decía «No Puedo», él sencillamente le espetaba, «No diga que no puede, diga que no lo hará». Decir «no lo haré», es situarme a mí mismo en el núcleo de la causa (responsabilidad), en vez de como el efecto de un problema ajeno. Afirmo mi capacidad de elegir sin autoengaños.

Y ahora la pregunta del millón: ¿Con esto resolvemos el problema?. ¡¡Pues sí y no!!. El problema aparente no lo resolvemos, pero sí nos damos cuenta que tenemos un problema que elegimos no resolver…. Y en toda elección consciente, por nefasta que sea, siempre hay un nivel de empoderamiento distinto al de la victimización inconsciente.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

¿Quieres acercarte a tu autenticidad?
¿Sentir que vives la vida que realmente quieres vivir porque…?
¿…Eres quien realmente crees que eres?
Entonces ¡la terapia Gestalt es para ti!
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Clic para visitas presenciales! Y también online

Psicoterapia gestalt en Sabadell, la capacidad de elegir.

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

Si quieres saber algo más sobre Terapia Gestalt te invito a leer estos artículos: Terapia Gestalt; Fantasía dirigida y terapia Gestalt; Continuum de conciencia y terapia Gestalt
Siguiente artículo relacionado: Las necesidades del ser humano y la manipulación de los teléfonos móviles

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.


¿Estás
interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com Web: Formulario de contacto

 

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Deseos y necesidades, la capacidad de elegir. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, psicoterapia covid-19) Sabadell y Terrassa

 

Terapia para los celos en Sabadell

BLOG


Tratamiento de los celos. Diálogo con una persona celosa.

Tratamiento de los celos, terapia para personas celosas online y presencial. Consulta de coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

Terapia para los celos en Sabadell

Tratamiento de los celos. ¿Celos normales o patológicos?

Los celos, y especialmente los celos patológicos (celos infundados) son vividos con una gran intensidad de sentimientos de inseguridad. Existen diferentes elementos a considerar en la terapia para personas celosas. En su origen suele haber una falta de autoestima. Pero también gran parte de las creencias que sostiene la persona celosa derivan de los mitos del amor romántico. Celos y violencia de género, suelen ir de la mano, cuando el celoso es el hombre. Los celos, en las parejas jóvenes, están tomando nuevas formas en el control de redes sociales y WhatsApp

El tratamiento de los celos, bajo mi punto de vista, tiene que ver con dos grandes bloques de intervención. Por un lado revisar las creencias subyacentes para, en un segundo momento, fortalecer la autoestima, generalmente herida.

Pero también es importante dimensionar el problema en su justa medida. A título de ejemplo, presento el extracto de una transcripción de una sesión de terapia para personas celosas. Con el consentimiento del cliente y los oportunos retoques en la forma para garantizar el anonimato. Los comentarios están en cursiva. «J» (Josep) representa al terapeuta, «C» al cliente.

Tratamiento de los celos. Extractos de una sesión de psicoterapia

C- Evidentemente mi pareja ya no me quiere.

Destacar el tono catastrofista de esta primera intervención del cliente. El adverbio «evidentemente» adquiere aquí un tinte de verdad absoluta. Es habitual encontrar en las sesiones de tratamiento de los celos generalizaciones, exageraciones, pensamiento en «blanco y negro» entre otras.

J – Evidentemente, ¿para quién?

C- Pues para mí, ¡claro!.

Aquí responde con cierta perplejidad a la pregunta. Cabe destacar que a veces los terapeutas nos la jugamos con preguntas que parecen obviedades, como es el caso. Sin embargo, la «obviedad» es intencionada. Como es de esperar, aquí el cliente debe recurrir a un diálogo interno semejante a : «¿Cómo este tipo me hace preguntas tan obvias?»… y esto es ya suficiente como para que, en un nivel sutil, relacione ese deslizamiento de una afirmación genérica «Evidentemente» a la asunción de su responsabilidad acerca de su creencia. Esto lo refuerzo con una reformulación.

J- Entonces es evidente para tí (añado cierto énfasis) que tu pareja ya no te quiere.

C- Sí, claro…(baja la mirada al sueloprecede un ligero silencio y añade con voz baja ) para mí….

Este es un momento crucial, al bajar la mirada, el cliente entra en conctacto con su sentir, y esto es suficiente para explorar lo que tiene vida, el sentimiento no contaminado con las capas superficiales del lenguaje. Asume a un nivel sutil el deslizamiento de una «Verdad» con tintes absolutos a una creencia individual.

Tratamiento de los celos. Las distintas visiones y las creencias automáticas.

J – ¿Has hablado con tu pareja acerca de esto?

Procuro indagar aquí en la «versión» de la otra parte, en primer lugar a título informativo, y en segundo lugar es importante, especialmente para las terapias de inspiración sistémica, tener presente a todas las partes implicadas. Esta mirada es importante en la terapia para personas celosas.

C- Sí, y me dice que me quiere…. ¡¡Pero es que ella está siempre hablando con otros!!.

Aparece veladamente aquí algo que llamamos una «equivalencia compleja«. Es un pensamiento del tipo… «si hace X,quiere decir… Y». Traduciendo, parece como si el cliente viviera como una contradicción que ella «hablara con otros y… le quisiera a él». Reservo esta información para más adelante pues ahora decido explorar algo que ya apareció antes. Aquí la palabra SIEMPRE vuelve a ser sospechosa de Generalización y exageración. Intervengo con una interrogación, exagerando aún más…

J- Pero… ¿siempre, siempre, siempre… está hablando con otros?

C- Bueno… ya me entiendes… es un decir….

Terapia para personas celosas. Asumir responsabilidad.

Tratamiento de los celos en Sabadell

Celos y redes sociales, un problema antiguo que aparece de una nueva forma.

J- De acuerdo, es una expresión, pero me interesan los hechos concretos. Dime… ¿en qué momentos o con qué personas o en qué lugares es cuando encuentras a tu pareja hablando con otros?

El cuándo, con quién, dónde. Es importante explorar el contexto pues en este el cliente debe remitirse a los datos sensoriales, a los hechos más allá de generalizaciones e interpretaciones. Hacer «bajar» esta mirada a los hechos (y no especulaciones, fabulaciones etc…) es vital en el tratamiento de los celos.

C- Cuando voy a buscarla al trabajo. ¡Siempre la encuentro hablando con sus compañeros y siempre sonriéndoles y muy animadamente!.

El «siempre sonriéndoles y muy animadamente lo dice levantando algo el tono de voz y frunciendo el ceño». Ahora sí, aparece algo más que «mero discurso». Me limito a devolverle esta observación…

J- Has levantado la voz y fruncido el ceño al decir que habla con sus compañeros sonriéndoles….

C- Sí… es que siempre es así….

J – (Silencio….) (Con el silencio se abre un pequeño espacio de conciencia….)

C- Bueno, sí…. me molesta que hable con sus compañeros y les sonría tanto.

Existe aquí una toma de conciencia hacia lo que le molesta a él. Empieza a tomar responsabilidad sobre sus sentimientos y este punto es de vital importancia para el tratamiento de los celos.

(En este punto le devuelvo al cliente una breve recapitulación)

La recapitulación en la conversación terapéutica.

J- De modo que te molesta verla hablar animadamente con sus compañeros, y esto te hizo pensar que no te quería a pesar de que ella te dice que sí….

La recapitulación sirve para devolver al cliente mi «resumen». Al hacerlo puede o no consentir, con lo cual el trabajo seguiría. Sin embargo, tal y como aquí sucedió, sirvió para establecer la base real del proceso.

Por otra parte, añado veladamente énfasis en la frase «a pesar de que ella te dice que sí (te quiere)». Se trata de una actitud típica que aparece en las sesiones de terapia para personas celosas, la eliminación. Obviar algunos aspectos de la realidad para dirigir nuestra atención a lo que (creemos) falta.

Tratamiento de los celos. Conclusiones a la conversación.

Es importante la transición de una afirmación «Es evidente que mi pareja ya no me quiere»… al reconocimiento «me molesta que hable con sus compañeros y les sonría tanto».

En primer lugar transitamos de una supuesta verdad nefasta para el cliente, hacia un espacio en el que él se responsabiliza de lo molesto que le resulta ver a su pareja charlando animadamente con sus compañeros. Asume pues la responsabilidad de su sentir, y de su proceso. Este es el primer y crucial paso en el tratamiento de los celos.

En segundo lugar es igualmente importante definir el «estado problema» con la máxima precisión. De seguir la pista del aserto inicial «evidentemente mi pareja ya no me quiere«, podríamos entablar una conversación de rumbos insospechados. Sin embargo, al ir en busca de hechos concretos que fundamenten esta sospecha, encontramos elementos específicos a trabajar y que, casi siempre, son distintos a los que, originalmente, trae el cliente. Es habitual encontrar en las sesiones de terapia para personas celosas toda una serie de abstracciones y generalizaciones. Evidentemente, la mayoría de las veces obedecen a argumentaciones sin evidencias, celos infundados.

Este no es más que un extracto de los puntos más relevantes. El proceso siguió y acordamos darlo por concluido con un considerable avance. Aquí me he limitado a reseñar elementos importantes de una primera sesión de terapia para personas celosas.

Conocer el propio universo interpretativo en el tratamiento de los celos.

A todos nos ocurre que interpretamos acerca de lo que vemos, escuchamos y sentimos. De hecho vivimos en un universo interpretativo y (casi) es imposible escapar a esta realidad. Pero podemos adquirir conciencia de ello, y cuando las cosas se ponen «feas», volver a los hechos reales que sustentan nuestra fantasía. A menudo, desde allí, encontramos nuevos rumbos para seguir alquimizando nuestro universo interior. En todos los procesos terapéuticos este responsabilizarse es importante. Pero más aún en el tratamiento de los celos pues es otra persona la que, también, está implicada.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

¿Te consideras una persona celosa?
¿Quieres liberarte definitivamente y emprender un tratamiento de los celos?
¡Pide información, gratuita y sin compromiso!
¡Haz clic en la imagen!!

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Enlace a página de contacto.

 

www.josepguasch.com

 

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

Siguiente artículo relacionado: Celos y amor romántico. Las creencias de la persona celosa.

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Tratamiento de los celos, terapia para personas celosas online y presencial. Josep Guasch, coaching y psicoterapia, consulta en Terrassa y Sabadell.

 

Terapia ludopatía en Sabadell

BLOG


Tratamiento ludopatía. Con PNL, terapia Gestalt e Hipnosis.

Tratamiento ludopatía, terapia para la adicción al juego online y presencial. Josep Guasch, coaching y psicoterapia, consulta en Sabadell y Terrassa

Terapia para adicción al juego en Sabadell

Ludopatía y ruina económica, emocional y relacional.

«Cómo dejar de ser ludópata». A menudo escucho esta frase que encierra una clave que comentaremos en este artículo.

En el tratamiento de la ludopatía, es preciso empezar por reconocer los síntomas, no hace falta ir mucho más allá de lo evidente. El adicto al juego, cuando empieza, no puede parar; las consecuencias son obvias.

Por otra parte el sentimiento de marginación y soledad, suele acarrear la bienintencionada fantasía de intentar superar la ludopatía solo, con algunos consejos. Pero pocas veces las soluciones a la ludopatía, pasan por la soledad. Y la obsesión por el juego no es una excepción. La ayuda de la familia, es muchas veces necesaria en el contexto de la terapia de la adicción al juego.

El tratamiento de la ludopatía es efectivo aunque complejo. Contempla varios tiempos en los que la terapia se focaliza en aspectos distintos según la persona y el momento.

En mi artículo «Cómo superar la ludopatía, adicción a máquinas tragaperras» expuse una visión general de los primeros objetivos al empezar la terapia.

En este segundo artículo me referiré, más bien, a las cuestiones de fondo. Elementos que no deben obviarse en el tratamiento de la ludopatía. En caso contrario, la posibilidad de recaída, después de un periodo de abstinencia, es más amenazante.

Tratamiento Ludopatía. Cómo superar las causas y encontrar las soluciones.

La visión clásica de la ludopatía la define como un trastorno del control de los impulsos . Algo parecido a las adicciones al consumo de sustancias. Y es lo que vimos en el anterior artículo Cómo superar la ludopatía. Adicción a máquinas tragaperras.

En general la visión clínica reconoce en el ludópata dificultades para manejar sentimientos de desesperanza, estrés, culpa, ansiedad o depresión. Sin embargo otras escuelas, como la Gestalt o la PNL, van más allá. No se trata simplemente de una falta de capacidad para manejar estados de ánimo difíciles.

Subyace en el fondo de cualquier adicción, una distorsión profunda de la percepción de la propia identidad. La identidad es núcleo de la autoimagen y autoestima, contiene nuestra definición secreta que, desde pequeños, hemos ido construyendo. Por supuesto, tener en cuenta este elemento es vital en la terapia de adicción al juego.

Debe existir, pues, en el tratamiento de la ludopatía, un proceso terapéutico de fondo. En general la terapia de adicción al juego será ineficaz si no contempla esta segunda fase.

La perplejidad existencial que acosa a cualquier adicto es extrema, y suelen añadirse sentimientos de culpa, vergüenza y auto-desvaloración. Encuentro a menudo descalificaciones hacia ellos mismos por cuanto sus buenas intenciones son a menudo boicoteadas por ellos mismos. Y, evidentemente, esto genera un gran desconcierto existencial.

Esto no hace más que medrar en una autoestima o descontento vital que subyace en las causas que llevaron al juego. Esta es la segunda fase del tratamiento de la ludopatía, una terapia de fondo sin la cual es incompleta.

Terapia de adicción al juego. Nuestras distintas partes.

Es conveniente aquí recordar que todos tenemos en nuestro interior algo así como “distintas partes” con intereses contrapuestos. Por ejemplo el análisis transaccional, dibuja un Padre, un Adulto y un Niño internos. Y cada una de estas partes esconde distintos intereses, valores, creencias y visiones del mundo.

Reconciliar estas partes es tarea de toda una vida, y en el adicto existe un enfrentamiento radical entre el “adulto” y el “niño interior” herido. Según sean las circunstancias de cada cual, este conflicto se resuelve con una adicción al juego, a las drogas, al trabajo, a las compras, a la televisión…. Y así podríamos seguir. En el tratamiento de la ludopatía enseño al ludópata a gestionar por sí mismo este enfrentamiento interno.

Tratamiento ludopatía en Sabadell

Adicción al juego y niño interior herido.

Por otra parte, vivimos en una sociedad adicta. Hay quien tiene peor suerte y cae en adicciones mal vistas socialmente, pero somos víctimas de infinidad de adicciones de las que ni siquiera tenemos conciencia. Remito al lector a la obra de Anne Wilson Schaef, psicóloga norteamericana especialista en adicciones y codependencia. Su libro “Más allá de la terapia” es realmente estremecedor.

Así pues, superar la primera fase en el tratamiento de la ludopatía (como en la de un alcohólico o un adicto a la comida basura), no es una garantía hasta que no se afronta la segunda fase de la recuperación. La reapropiación del yo auténtico que se ha negado con la adicción. Y este es, por supuesto, el trabajo de toda una vida.

Y, sin esta visión, todo proceso de terapia de adicción al juego está huérfano.

Autoconocimiento y Autoapoyo, la finalidad última del tratamiento de la ludopatía.

Ahora bien, esto no implica que el cliente dependa, para siempre del terapeuta. En este caso estaríamos cambiando una adicción por otra. El paso del apoyo externo al autoapoyo es la meta de la terapia Gestalt y de cualquier terapia de adicción al juego. Aprender a lidiar con los propios procesos existenciales de un modo autónomo.

Esta es la finalidad última del tratamiento de la ludopatía. Como resultado, la persona aprende a conocerse mucho mejor y a gestionar sus estados internos, carencias y frustraciones.

Terapia de adicción al juego y el problema de los niveles complejos.

En mi artículo Comer compulsivamente y los "niveles del problema complejo"
esbozo el modelo de Paolo Baiocchi acerca del componente oculto en toda adicción. 
Este modelo es válido también en el tratamiento de la ludopatía.

Terapia rehabilitación adicción al juego en Sabadell

Autoconocimiento y rehabilitación ludopatía.

La aceptación y la reconciliación con nuestras partes en conflicto son imprescindibles en esta fase. A tal efecto, prácticas como la reimpronta, el diálogo con el síntoma o el reencuadre en 6 pasos son muy enriquecedoras. Forman parte de las escuelas gestáltica y la programación neurolingüística. Y también de una modalidad de tratamiento de la ludopatía que aspira a más que el simple «control de estímulos».

En la medida que el conflicto interno no se resuelva, no se resolverá la causa. Y si no se resuelve la causa el tratamiento de la ludopatía queda cojo pues, en el mejor de los casos, la persona tendrá que estar siempre lidiando con la compulsión a jugar. Esto, además de generar una sensación de inseguridad continuada puede conducir, antes o después a un momento de debilidad y la recaída.

Sin olvidar que para conseguir resultados óptimos en el tratamiento de la ludopatía, es preciso dejarse guiar por un terapeuta acreditado.

Así pues, la terapia de adicción al juego va dirigida a la necesaria reconciliación del adicto consigo mismo.

Pero no nos engañemos pensando que hay “adictos” ahí fuera. Por poco que interioricemos nos daremos cuenta que todos tenemos, en el mejor de los casos, tics y compulsiones adictivas.

Tratamiento de la ludopatía, terapia transpersonal y el vacío existencial

En algunos casos, aparece (una vez superada la primera fase de la rehabilitación) una suerte de vacío existencial. Una sensación difusa de falta de sentido, profundidad y dimensión en la vida. Es como si la adicción fuera una forma equivocada de encontrar una conexión más profunda.

Algunos autores, como Luigi Zoja, analista de inspiración Junguiana han escrito acerca de la adicción como un proceso seudoiniciático al que nosotros, los occidentales, recurrimos ante la pérdida de contacto con un sentido de vida, más profundo.

Las escuelas modernas de inspiración transpersonal garantizan procesos que satisfacen con garantías este anhelo interior. De entre todas yo destacaría la Terapia del niño interior, una modalidad que ofrece a la vez, una revisión biográfica, una reconciliación interna y un sentido de conexión con la esencia profunda.

Para concluir: Toda terapia de adicción al juego, como el tratamiento de cualquier dependencia, va más allá de lo aparente. Va al núcleo más profundo de la personalidad. Pues tal y como dicen en alcohólicos anónimos: El primer paso es la abstinencia. Pero no es suficiente con este primer paso. La verdadera rehabilitación no se consigue hasta alcanzar la sobriedad emocional. Este es el objetivo final del tratamiento de la ludopatía.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

¿Crees que estás enganchado al juego y te planteas la necesidad de un tratamiento para la ludopatía?

¡Puedes sentirte liberado definitivamente!
Si necesitas más información, sin compromiso y de modo gratuito:
¡Haz clic en la imagen y contata conmigo!

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Enlace a página de contacto.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas. Por ejemplo, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

Anterior artículo relacionado: Cómo superar la ludopatía. Adicción a máquinas tragaperras.

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Tratamiento ludopatía, terapia para la adicción al juego online y presencial. Josep Guasch, psicoterapia y coaching, consulta en Terrassa y Sabadell

Aceptación y responsabilidad en PNL, consulta en Sabadell

BLOG


Aceptación y responsabilidad en PNL, Psicoterapia y Coaching

Aceptación y responsabilidad en PNL; el compromiso con uno mismo, consulta online y presencial en Sabadell y Terrassa. Josep Guasch, Coaching y Psicoterapia.

Aceptación y responsabilidad en PNL, consulta en Sabadell

¿La felicidad es una quimera?

Cómo ser feliz, una de las aspiraciones humanas más elusivas. Aceptación y responsabilidad en PNL son de vital importancia. Además son dos muestras de inteligencia emocional en esta búsqueda. No hacer de la búsqueda de la felicidad un motivo de ansiedad, porque nos han casi obligado a buscar ser felices. En caso contrario, algo anda mal en nosotros con lo que nuestra autoestima queda por los suelos.

Y también nos han inducido a pensar que “nos pasan” “cosas” como la depresión, la ansiedad, las fobias, el estrés, insomnio, el TOC ,entre otras muchas…. Y todo esto tiene arreglo, claro que sí, pero nos han enseñado a buscarlo en un lugar distinto. El compromiso con uno mismo nos exige esta auto aceptación y responsabilidad.

Aceptación y responsabilidad en PNL. El compromiso con uno mismo y la herencia de la terapia Gestalt

En algún lugar dejé escrito algo así como que «somos responsables hasta de nuestras irresponsabilidades». Pero alguien o algunos, con mejor o peor intención, han masificado hasta lo que nos hacemos a nosotros mismos. Le han puesto nombre y codificado en libros innombrables (Por ejemplo el DSM IV TR).

De tal modo que andamos por la vida pensando, sintiendo y convencidos que cuando nos asalta una depresión (o algo…), es como si nos hubiera poseído un ente patológico (tipo virus, si no peor…).

Aceptación y responsabilidad en PNL van de la mano, bien sea en el ámbito de la psicoterapia, como en el del coaching. Y este concepto se debe en gran parte a la terapia Gestalt. Fritz Perls, el creador de esta modalidad terapéutica, obligaba a decir a sus clientes algo así como “yo me estoy deprimiendo a mí mismo”. Y esta frase que parece rebuscada (bajo un punto de vista gramatical lo es), tiene un sentido.

Por otra parte, para Perls el compromiso con uno mismo pasa por aceptarnos en el presente. Si evocamos de continuo el pasado, nos refugiamos en el victimismo y culpamos a lo que ocurrió y/o las circunsntacias.

Si, por otra parte, evocamos de continuo un futuro apasionante podemos utilizarlo como un refugio para evadirnos de hacer en el presente. De nuevo el compromiso con uno mismo pasa por entender ese futuro como una línea de acción. También marca unas necesidades no resueltas. Sin embargo, en el presente es donde debe aparecer esa aceptación y responsabilidad que en PNL se recoge de la terapia Gestalt. En concreto a través de una figura llamada el Metaprograma de tiempo. Vivir en el pasado, en el presente o en el futuro.

Aceptación y responsabilidad en PNL. Un ejemplo

Veamos un ejemplo típico:

“Tengo depresión porque mi novia me ha dejado”

En primer lugar, establecemos una relación de causa–efecto que no es cierta. Lo cierto es que ante la certeza que “mi novia me ha dejado”, provoco (YO) en mi interior una actividad mental que me lleva a deprimirme. Probablemente vea mi futuro afectivo muy negro (con la consiguiente tonalidad en mis imágenes mentales). O me diga cosas como “nunca más encontraré a alguien como ella”, y además en un tono de voz lúgubre y patético. Y así voy construyendo mi depresión.

Consulta de PNL en Sabadell

Asumir responsabilidad de la propia vida.

¡Cuidado! no digo que no sea normal que esto ocurra. Es normal aunque no es lógico. Y esto es lo que debería enorgullecernos en nuestra calidad de mamíferos, nuestro mundo emocional es algo distinto a lo lógico, pero no por ello “anormal”. Y tampoco algo que “nos suceda” por culpa de otros… Es aquí donde surge el compromiso con uno mismo.

Pero hay más en esta aparentemente inocente frase. Eso que se le ha colocado la etiqueta de depresión, es algo en curso, es un proceso, malsano o no, pero algo dinámico, con vida. Si digo “tengo depresión”, cosifico un proceso anímico interno, como si me hubiera tragado un monolito de mármol.

Aceptación y responsabilidad en PNL. La Nominalización

En PNL se llama a esto “Nominalización”, pero independientemente de la palabreja, el peligro que encierra es el de congelar un proceso en curso, del que yo soy el creador, dinamizador y responsable.

Donde no hay dinamismo, no hay posibilidad de cambio. Y si me convenzo a mí mismo que “tengo algo” que no me provoco yo, seguiré estando a merced de algo distinto a mí, aunque «ese algo» no exista…(A partir de aquí, cualquier cosa es posible)

¿Y por qué no se han inventado otro “trastorno de personalidad”? Una metáfora (o no…)

Propongo un nuevo trastorno de personalidad el TIDAPF, me explico…

Lunes por la mañana, una oficina cualquiera. Una discusión acalorada entre dos o más trabajadores, habitualmente del género masculino. Discuten porque el fin de semana vieron un programa en la tele (habitualmente la del bar). En ese programa 22 individuos en calzón corto corrían detrás de una pelota. Once llevaban ropa de un color, los otros once de otro.

La cuestión era que once debían meter la pelota en una llamada “portería” y los otros once en la otra. Gana quien más veces meta la pelota y menos se la hayan metido (con perdón…). ¿Divertido, no?.

Y el lunes por la mañana, muchos señores que sólo estuvieron viendo a esos veintidós de calzón corto, se debaten en furibundos diálogos o peor.. Generalmente son asalariados que para cobrar lo que cobran los de calzón corto en un mes, deben trabajar meses o años. ¿Qué ocurre en el interior de esos señores?. ¿Cómo se provocan a sí mismos, estos arrebatos de ira?

¡¡Esto sí es preocupante!! Que yo me deprima a mí mismo porque me ha dejado la novia…. Es normal, soy mamífero y necesito contacto…. Que me provoque crisis de angustia con la que está cayendo… también es normal, soy humano y necesito estabilidad. Pero lo de los que discuten por esos 22 señores de calzón corto… no sé, creo que eso… ¡¡Sí es preocupante!!

Entre tanto propongo para doctos libros el término TIDAPF (Trastorno de Ira con Descontrol y Agitación Psicomotriz Futbolera). No sé, igual pueden inventarse un protocolo de intervención. ¡¡Ah!!, y algún medicamento que podría llamarse “Fútbolprofen” o “Pelotatil”. ¿Cómo no se les ocurrió antes a las farmacéuticas?… Bueno, sospecho por qué…

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

 

Anteriores artículos relacionados: Consulta de PNL ONline y presencial; Posiciones perceptivas y empatía; El perdón y las posiciones perceptivas
Siguientes artículos relacionados: Despertar conciencia con PNL .
Las submodalidades de PNL y la Superación Personal; Cómo vivir una emoción con ecuanimidad; Círculo de excelencia personal.

Si te ha gustado y te apetece, te invito a compartir el artículo. También comentar y/o puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!: Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, también puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog. También noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica:

– Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Aceptación y responsabilidad en PNL. El compromiso con uno mismo consulta online, y presencial en Sabadell y Terrassa. Josep Guasch, psicoterapia y Coaching.

Perder peso sin milagros, de un modo razonable y con orden, Apoyo psicológico para adelgazar, consulta en Sabadell

BLOG


Adelgazar sin milagros. Conciencia y autoconocimiento.

Adelgazar sin milagros online y presencial. Apoyo psicológico para adelgazar. Consulta de coaching y psicoterapia en Sabadell y Terrassa

Es posible adelgazar sin milagros, consulta en Sabadell

¡Cuidado con los productos milagro para adelgazar!

Hemos visto hasta ahora, (adelgazar rápido…¿es posible?) cómo la dependencia (en este caso de la comida, pero es válido para cualquier otro tipo de adicción) tiene un significado de compensación para una incomodidad anterior (la necesidad original no resuelta), y cómo, a su vez, la dependencia, oculta, como una tapadera, la naturaleza verdadera de lo no resuelto. A la vista de todo esto, casi siempre el querer no es poder. La fuerza voluntad casi nunca es suficiente. ¿Qué hacer entonces?.

Siendo el desorden de alimentación una compensación a una necesidad no resuelta, la solución va un poco más allá. Es necesario un proceso de apoyo psicológico para adelgazar, y perder peso de un modo consciente y razonable.

Adelgazar sin milagros. La lucha del yo

Adelgazar sin milagros, requiere pues una toma de conciencia del propio universo emocional y de las necesidades no resueltas. Una de las posibilidades más habituales de despiste es la intervención del yo para reprimir el deseo, unilateralmente, y sin ningún otro tipo de trabajo para alcanzar lo no resuelto.

Apoyo psicológico para adelgazar. Evitar el nerviosismo y la ansiedad por pasar mucha hambre al hacer una dieta, consulta en Sabadell

Al hacer una dieta hay que evitar pasar mucha hambre

En algunos casos, como en todas las adicciones químicas (fármacos, heroína, cocaína, alcohol…) es preciso forzar periodos largos de abstinencia con fuertes redes de apoyo, pues de no conseguir la necesaria lucidez, el proceso de hallar la causa primera (profundamente enraizada y oculta en el subconsciente) es inútil.

Por suerte en los trastornos de alimentación no se alteran en la misma forma las funciones cognitivas, por lo que puede iniciarse el proceso de un modo menos traumático, aunque no por ello menos complejo. Pero salvo este detalle en la metodología de recuperación, el proceso de fondo sigue siendo el mismo.

Sin alcanzar la necesidad no resuelta y satisfacerla, la lucha del yo contra la adicción se convierte en una auténtica batalla que a menudo termina en un ir y venir entre periodos de normalización y otros de consumo incontrolado. Es aquí donde el apoyo psicológico para adelgazar es necesario. Veamos por qué motivos:

Adelgazar sin milagros; comprendiendo las fuerzas que intervienen

Adelgazar sin milagros debe ser un proceso paulatino e individual, consulta en Sabadell

Los ciclos de alegría y depresión al seguir y fracasar en una dieta

Generalmente el yo (ego), centra el “leitmotiv” de su lucha en las consecuencias de la dependencia. Y aquí asistimos a una titánica lucha entre dos fuerzas muy poderosas, el placer como anestesiante, y el poder como la inspiración narcisista del ego por restablecer el (precario) equilibrio.

Cuando el ego “consigue” reprimir el deseo, sigue un periodo de disfrute del poder, por ser más fuerte que la pulsión interna. Pero esta última permanece reprimida como el vapor en una olla a presión…, de tal forma que tarde o temprano volverá a la carga con toda la fuerza de lo reprimido.

Seguirá, pues, un periodo depresivo en el que la ingesta desmedida vuelve a dispararse. Si se consigue de nuevo que el yo vuelva a tomar el mando, con la misma perspectiva unilateral, lo más probable es que asistamos a un balanceo continuo que no hace más que acrecentar el sufrimiento, la frustración y la perplejidad del yo.

Es aquí donde el apoyo psicológico para adelgazar se hace más necesario.

Adelgazar sin milagros. Conclusiones

La satisfacción del deseo original no resuelto es lo que traerá finalmente la paz y satisfacción interna. También facilitará la readaptación de la conducta y la reestructuración de las creencias irracionales asociadas a la comida. Sin esta comprensión, los intentos siempre estarán acompañados de esfuerzo y, a menudo, de continuas recaídas.

Un pequeño resumen de lo visto hasta ahora nos facilitará la comprensión global:

1.- Estadio, el problema original o necesidad no resuelta. Suele tener su origen en la niñez, aunque no siempre. Se trata de un dolor íntimo (por ejemplo sentimiento de inadecuación, de no ser merecedor…) debido a experiencias de referencia.

2.- Nivel de la compensación. El placer (comer en exceso, beber, ir de compras…) aparece como anestesiante del dolor original, pero no es más que un sucedáneo que alivia pero no sana.

3.- Consecuencias del exceso. Los efectos son múltiples, desde económicos, de salud, relaciones, o incluso laborales en función del tipo de compensación. Es cuando el afectado empieza a tomar conciencia de que “tiene un problema”. Pueden tardar más o menos en aparecer en función de muchos factores.

4.- Los esfuerzos conscientes por dejar la adicción. Esfuerzos bienintencionados pero que al no tener presente el primer nivel, el del nivel original, difícilmente prosperan.

Adelgazar sin milagros. Un ejemplo ilustrativo.

A modo de conclusión, un ejemplo:

Desde bebés somos, necesariamente, dependientes de los cuidados del padre y de la madre muy especialmente. A medida que vamos creciendo se espera que esta dependencia vaya transformándose en independencia.

Cuidado con las dietas milagro para perder peso, suelen ser engañosas, consulta en Sabadell

A veces las apariencias engañan. ¡Cuidado con las ofertas increíbles!

Ocurre sin embargo que los requerimientos del bebé o del niño, no siempre son satisfechos tal y como él quiere. Además suelen interpretar los mensajes de los adultos de un modo distinto. Por ejemplo si ve a la madre malhumorada y no le da la comida a la hora (por estar agotada o bien ocupada) tenderá a pensar que es por culpa suya.

Unos antecedentes así pueden construir la realidad de un adulto inseguro de sí mismo y de su merecimiento de ser amado, o incluso protegido. Aquí ya tenemos la herida original.

La compensación

De tal modo que puede buscar en la comida ese alivio, esa calidez que de pequeño interpretó que no se le daba. Debemos tener presente siempre que hablamos de procesos inconscientes. El trastorno alimentario pertenece al segundo nivel.

Las consecuencias

Llega un momento (meses, años después…) en que la salud, la imagen o bien incluso la economía se puedan ver afectadas. Estamos en el nivel de las consecuencias que suele ser cuando la persona empieza a tomar conciencia de su problema. Pero, transcurridos ya unos años, el dolor original ha quedado desconectado (a nivel consciente) del desajuste en la conducta.

Esto da como resultado que lo que la persona vive como un problema, no es la auténtica dificultad, en cualquier caso un efecto. Así un atracón y las consecuencias de este u otros muchos, no es el verdadero problema, engordar sería “sólo”la consecuencia.

La lucha del yo

Llegados a este momento, generalmente, se procura afrontar la situación mediante dietas, “productos milagro”, ejercicio…. En definitiva, la lucha del yo, olvidando atender a la dificultad primera que es la que origina esta insatisfacción.

A modo de conclusión, adelgazar sin milagros es posible, pero también es un proceso en el que toda la persona debe verse involucrada. Es por esto que muchas veces es necesario un apoyo psicológico para adelgazar. Aunque no lo parezca, es un proceso de autoconocimiento.

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

¿Quieres adelgazar sin prisas ni presiones y no sabes cómo?
¿Quieres más información, gratuita y sin compromiso?…
¡¡Haz clic en la imagen!!

Enlace a página de contacto Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

 

Participa en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

 

¡¡Ah!!, y si te ha gustado no olvides compartirlo y puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

 

Anteriores entradas relacionadas: Adelgazar rápido, ¿es posible?; Adelgazar con hipnosis, psicoterapia y coaching; Comer compulsivamente y los niveles del problema complejo; Adelgazar rápido, ¿es posible?.

Siguiente artículo relacionado: Preguntas de coaching y PNL para adelgazar, enfoque y objetivo

Banda gástrica con hipnosis. Adelgazar sin dieta

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:
Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

Adelgazar sin milagros online y presencial. Apoyo psicológico para adelgazar. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Ansiedad, acompañamiento y estrategias para adelgazar, dejar de fumar, autoestima, adicciones, etc…). En Sabadell y Terrassa

Egocentrismo y solidaridad, terapia transpersonal en Sabadell

BLOG


Cuentos jasídicos. El cielo y el infierno.

Cuentos jasídicos. El egocentrismo y la solidaridad en el infierno y el cielo. Cuentos y terapia gestalt online y presencial en Sabadell y Terrassa. Consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Terapia Gestalt, Análisis Transaccional, Niño interior)

 

Cuentos jasídicos y terapia gestalt.

La metáfora, unión de lo consciente con lo inconsciente.

Los cuentos y relatos se utilizan a menudo en coaching y psicoterapia (especialmente terapia gestalt y PNL). Inspiran de un modo sutil la construcción y comprensión de nuevas narrativas. Y, por supuesto, también la revisión de las ya existentes. Los cuentos jasídicos, bajo este punto de vista, son excelentes formas de revisitar el mundo.

La metáfora accede de un modo amable y no intrusivo en los sustratos generativos del mundo interior. Como “hablando de otro” nos ilustra a menudo resonando en nosotros. Como resultado, nos sentimos más próximos a nuevas formas de sentir y actuar.

Ser iguales y diferentes es una aparente paradoja. Pero no lo es tanto cuando apreciamos el fondo/forma muy presente en terapia gestalt. Una misma experiencia interna subjetiva puede generar diferentes conductas en diferentes personas, esto parece una obviedad.

Sin embargo no nos parece tan obvio que una misma conducta, en personas distintas, pueda obedecer a distintos recorridos interiores. Y esto es así pues contaminamos la experiencia sensorial observable con nuestros contenidos conscientes o sumergidos.

De este modo cuentos, metáfora y relato tienden un puente entre lo consciente y lo inconsciente. Nos ayudan a entender lo colectivo en lo individual y lo individual en lo colectivo.

Como dice la PNL «El mapa no es el territorio». Y es por esta razón que conocer diferentes mapas (distintas narrativas) nos ofrece otras visiones del territorio. Y en nuestro aquí y ahora (término acuñado de la terapia gestalt) reconocernos mediante diferentes formas.

Egocentrismo y solidaridad, como en el cuento en la realidad

Esta es la Magia del cuento, sin duda quien lo escribió lo hizo desde un “fondo” pero la forma que emergió puede ser leída desde diferentes perspectivas. Una de las disciplinas espirituales más prolíficas en cuentos es el Jasidismo.

Egocentrismo y solidaridad en la espiritualidad jasídica.

La psicología jasídica es una fuente de espiritualidad pragmática.

De origen judío, el Jasidismo es un movimiento vinculado a la Cábala de la que hace una lectura comprometida con la cotidianeidad y muy próxima a la psicología práctica. Curiosamente y, como prueba de su compromiso con lo cotidiano, gran parte de los jasidistas, se han manifestado abiertamente en contra del sionismo.

Los cuentos jasídicos. Metáforas de Sabiduría

Una de las formas en que transmiten su sabiduría es a través de los cuentos jasídicos. Jane C. Goldberg, en su libro “El lado oscuro del Amor” nos regala este magnífico cuento Jasídico. Es una metáfora sobre el egocentrismo y la solidaridad:

“Un rabino mantuvo una conversación con el Señor acerca del Cielo y el Infierno. “Te mostraré el Infierno”, dijo el Señor, y lo condujo a una habitación en medio de la cual había una mesa redonda muy grande.

La gente sentada a su alrededor estaba hambrienta y desesperada. En medio de la mesa había un gran puchero de cocido, lo bastante como para alimentarlos a todos y que todavía sobrara. El olor del cocido era delicioso y al rabino se le hizo la boca agua. La gente sentada alrededor de la mesa sostenía cucharas con mangos muy largos.

Cada uno descubría que era posible llegar hasta el puchero para tomar una sola cucharada de cocido, pero como el mango de la cuchara era más largo que el brazo de la persona, no podía llevarse la comida a la boca. El rabino se dio cuenta de que el sufrimiento de aquellas personas era terrible.

“Y ahora te mostraré el cielo”, dijo el Señor.

Terapia gestalt Sabadell

En la leyenda los habitantes del infierno sufren por su egocentrismo mientras que los del cielo disfrutan su solidaridad.

Y así, entraron en otra estancia exactamente igual que la primera. Allí estaba la misma gran mesa redonda y el mismo puchero de cocido. Las personas también estaban equipadas con las mismas cucharas de mango largo, pero aquí estaban todas bien alimentadas y rollizas, reían y hablaban entre sí. Al principio, el rabino no pudo comprender. “Es muy sencillo, pero exige un poco de habilidad – dijo el Señor -. Aunque tienen el mismo problema, ellos han aprendido a alimentarse los unos a los otros“.

Egocentrismo y solidaridad pueden verse como una oposición de valores en la PNL. De un modo parecido, la terapia gestalt habla de conflicto de polaridades.

Ambas disciplinas no contemplan una visión maniqueista de «lo bueno y lo malo». Más bien se trata de que los opuestos no sean contradictorios sino complementarios. Del mismo modo, egocentrismo y solidaridad pueden darse la mano en distintos escenarios. Este cuento jasídico nos habla de un escenario posible.

Cuentos jasídicos un reflejo en el coaching organizacional

Por supuesto que las metáforas tienen un lugar en la realidad. Veamos un ejemplo:

Hace un tiempo un directivo me confesó que era muy triste ver cómo la empresa en la que ejercía sus funciones, no explotaba su potencial por la perspectiva interesada, egocéntrica y de “corto plazo” de muchos de los cargos organizacionales. Vemos aquí esa dicotomía entre egocentrismo y solidaridad, cada cual es libre de elegir. Sin embargo, los resultados evidentes acarrean otros inesperados.

Para mí no todos los refranes son ciertos, pero sí en este caso aquello de “pan para hoy, hambre para mañana.”

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Participa en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¡¡Ah!!, y si te ha gustado no olvides compartirlo y puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

Anterior relato: Donde confluyen los ríos – un relato de coaching transpersonal

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia? ¡Contacta conmigo sin compromiso!:

Teléfono: 615.56.45.37 Mail: jspguasch@gmail.com
Web: Formulario de contacto

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell. Página de facebook

Cuentos jasídicos, sobre el egocentrismo y la solidaridad. Cuentos y terapia gestalt online y presencial en Sabadell y Terrassa. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, depresión, etc…)

El continuum de conciencia, darse cuenta. Terapia en Sabadell

BLOG


El continuum de conciencia y el darse cuenta

El continuum de conciencia y el darse cuenta, Terapia Gestalt online y presencial. Josep Guasch, psicoterapeuta, coach, consulta de coaching y psicoterapia (PNL, Hipnosis, Gestalt terapia, Análisis Transaccional, Niño interior, psicoterapia fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa

Continuum de conciencia, terapia gestalt en Sabadell

Fluir de la conciencia, ver con ojos limpios

 

Es nuclear en terapia gestalt «El continuum de conciencia» ( continuo de conciencia) implica estar abierto a lo que aparece en nuestro «darnos cuenta». Como dijo John O. Stevens, «Lo único que tenemos que hacer es vaciar nuestras mentes y abrirnos.» Lo que emerge, lo hace desde tres espacios:

  • El mundo exterior.
  • El mundo interior.
  • La actividad mental y/o fantasía.

Examinaremos en otros artículos estos conceptos con mayor profundidad, de momento avanzaremos en otra dirección. El continuum de conciencia como forma de vivir el darse cuenta.

El continuum de conciencia: Ahora me doy cuenta de….

Una forma «operativa» de estimular el continum de conciencia fue promovida por Perls mediante la frase: «Ahora me doy cuenta de…», a continuación, el explorador relataba de qué se estaba dando cuenta relacionado con las tres zonas de su experiencia descritas anteriormente. Por ejemplo:

  • «Ahora me doy cuenta de tus ojos fijos en mí» (mundo exterior).
  • » ..»……..»…..»……»……..de mi temblor en los labios» (mundo interior/sensorial).
  • «…»……..»…..»……»……..que pienso que me juzgas con tu mirada (fantasía).

Esta es una forma de hacer presente el darse cuenta. No obstante, conviene advertir sobre el uso mecanizado de la fórmula como una asociación de ideas. Esdecir, saltando mecánicamente de palabra en palabra. Este mecanismo es más propio del psicoanálisis. El darse cuenta, en terapia Gestalt, requiere un verdadero contacto con la experiencia que aparece desde el fondo de nuestra percepción.

Por consiguiente, primero el contacto, a continuación la verbalización.

«El darse cuenta de» y los asuntos inconclusos

Practicando de este modo, se amplia y sensibiliza nuestra área potencial de acción. El “darnos cuenta de…”, por sí mismo, siempre tiende a presentarnos el asunto inconcluso más urgente. Nuestra necesidad no atendida en ese momento.También se le llama la «gestalt»abierta.

El darse cuenta y el fluir de la atención consciente.

Ojos cerrados para soñar, pero abiertos para vivir los sueños despierto.

Así, en el ejemplo anterior, el temblor de labios ligado a la mirada del otro, fantaseada como enjuiciadora, nos alerta sobre un asunto inconcluso que, en función de cada persona puede tener que ver con la necesidad de aprobación, necesidad de confianza, de afirmarse, de pertenencia, etc.…

Es por esto que el continuum de conciencia requiere ser cuidado. Y, en ocasiones, con una especial atención en lo que nos presenta para explorar más en él. Y vuelvo con esto a lo que ya he expresado con anterioridad: no se trata de “cazar al vuelo” la idea de la necesidad no resuelta y tomar nota como quien aprende una lección de historia.

Es un contacto comprometido con la experiencia sensorial y de fantasía que, a partir de aquí, puede dispararse. Vivenciar lo que surge, en vez de “tomar nota”. Llevar y dejarse llevar por lo que aparece EN LA experiencia. Sumergirse para descubrir, en vez de “surfear” por la superficie.

Desde la óptica de la Terapia Gestalt, las necesidades no resueltas son la materia prima. Alrededor se construyen nuestras insatisfacciones y malestares emocionales, conductuales y/o actitudinales.

El darse cuenta es el primer paso, no siempre el único.

El continuum de conciencia. Afirmaciones e interpretaciones.

Hemos visto que el continuum de conciencia es una puerta que puede abrirnos a una “reedición” de una experiencia. De un modo intenso, comprometido y completo (emocional, sensorial y también, para finalizar, cognitivamente). Revisitar nuestra experiencia desde lugares distintos nos da una visión más amplia y mayor posibilidad de elección.

Primero vivir y después filosofar”. La frase atribuida a Thomas Hobbes resume la esencia de la práctica con el continuum de conciencia que a lo que conduce es a la vivencia directa de la responsabilidad (y no me cansaré de enfatizar, a la vivencia, no al saber acerca de…) en el modo en que construimos nuestra experiencia.

Continuum de conciencia y terapia gestalt, consulta en Sabadell.

La experiencia antecediendo a la explicación.

Podemos así diferenciar en el anterior ejemplo dos elementos objetivos (“tus ojos fijos en mí” / “mi temblor en los labios”), hechos observables, sin más, y un conectivo entre ambas experiencias que es el mundo de la fantasía, “pienso que me juzgas con tu mirada”

¿Cómo sabes lo que crees saber?.

¿Cómo se articulan tus pensamientos para llegar a las conclusiones que llegas?.

Si bien parece una perogrullada (¡y lo es!) este primer paso es de vital importancia pues nos ayuda a distinguir los diferentes elementos de nuestra experiencia, especialmente a diferenciar lo que es fantasía (interpretación) de lo que es evidencia (hechos constatables), y cómo son nuestras interpretaciones las que condicionan nuestra conducta y actitud.

Si trasladaramos esta vivencia al lenguaje de la PNL hablaríamos de una «equivalencia compleja«. La equivalencia compleja mantiene una especie de diálogo interno del tipo «Esto quiere decir aquello«. En este caso, «me mira, quiere decir que me juzga«.

El Continuum de conciencia, a través del espejo.

La conciencia nos ayuda a descorrer el velo de las apariencias para favorecer el darse cuenta.

La conciencia nos ayuda a aproximarnos a la realidad

Para concluir, recuerdo haber leído en “Los cuatro acuerdos” la metáfora de “Espejo humeante” ese humo que nos separa a los unos de los otros. Podemos, practicando el continuum de conciencia, el darnos cuenta de ese humo, hecho de interpretaciones y creencias (a veces necesarias).

Primero observar y diferenciar los hechos, después responsabilizarnos de nuestras conclusiones. De este modo conoceremos, por lo menos, la cualidad de nuestro humo. Después decidiremos (conscientemente) seguir viviendo en él o ser espejo transparente.

Y dijo: <<Soy Espejo Humeante porque me veo en todos vosotros, pero no nos reconocemos mutuamente por el humo que hay. Ese humo es el Sueño, y el espejo eres tú, el Soñador>>. (Miguel Ruiz)

 

Hasta el próximo artículo, recibe un cordial saludo.

www.josepguasch.com

Te invito a participar en mi blog ampliando ideas, aportando sugerencias o compartiendo tus dudas en el apartado al pie del mismo.

¿Quieres acercarte a tu autenticidad?
¿Sentir que vives la vida que realmente quieres vivir porque…?
¿…Eres quien realmente crees que eres?
Entonces ¡la terapia Gestalt es para ti!
¡Pide ahora información gratuitamente y sin compromiso!
¡Clic para visitas presenciales! Y también online

Terapia Gestalt en Sabadell

Anterior artículo relacionado: Continuum de conciencia y terapia Gestalt
Siguientes artículos relacionados: Deseos y necesidades. La capacidad de elegir. Cultivar la presencia. Terapia Gestalt y auto conciencia, Maldito 2020. Fantasías gestálticas en tiempos de pandemia,

¡¡Ah!!, y si te ha gustado no olvides compartirlo y puntuar con las estrellas en el resumen que encontrarás más abajo.

¿Estás interesad@ en un programa personalizado de coaching y/o psicoterapia?¡Contacta conmigo sin compromiso!:Teléfono: 615.56.45.37 – Mail: jspguasch@gmail.com
Web: Formulario de contacto

 

Si lo deseas, puedes recibir cómodamente mi News Letter con todos los artículos del blog, así como noticias, actividades, promociones e información interesante y práctica: – Sí quiero recibir la News Letter

 

Josep Guasch, coaching y psicoterapia en Sabadell

El continuum de conciencia y el darse cuenta. Terapia Gestalt online y presencial. Josep Guasch, coach, psicoterapeuta, consulta de coaching y psicoterapia (Asertividad, liderazgo, terapia de pareja, celos, ludopatía, psicoterapia fatiga pandémica) en Sabadell y Terrassa.